Pastor: La Batiserie

Por
0
421

Aunque la semana pasada no pudimos ofreceros Firma Invitada por llevar algo de retraso toda la gente a la que tenemos trabajando en esta sección, hoy sí que os podemos ofrecer una nueva aportación.
Pastor, inquieta cyberpersona que alterna colaboraciones en Dentro de la Viñeta con la actualización de su Web Pastor dice, su blog y alguna cosilla para Dreamers.

Pastor, primero en ofrecerse voluntariamente y por propia cuenta y riesgo a “ser invitado” por nosotros, nos brinda hoy una cariñosa mirada a la teleserie camp sobre Batman que rellenó los cátodos mundiales de onomatopeyas. Y Pastor dice que la experiencia mereció la pena. Gracias, Pastor.

Adam West“Es increíble la de discusiones tontas que la gente puede tener, da igual el motivo, por ejemplo… Bat-Man. Que si Keaton, Bale, Conroy… cuando todos sabemos de sobra que solo existe un auténtico cruzado de la capa y ese es Adam West.

Todos hemos visto alguna vez (digo yo, y si no pues ya va siendo hora) la batiserie por excelencia, un total y absoluto icono camp que marcó a una generación… bueno mentira, yo no soy de esa generación y también me marcó al igual que a mucha gente, con la sutil diferencia que en mi caso es que me encantó y en muchos es un sentimiento muy cercano al odio más profundo.

Estamos en los años 60 época de triunfo de grandes series de fantasía en la televisión… Star Trek, Los Vengadores, Lost in the Space… se sirven las aventuras al día y ninguna tiene desperdicio alguno… pero todo quedaría eclipsado con la llegada del cruzado de la capa.

Todo comenzó cuando el millonario Hugh Heffner repuso las dos series anteriores (protagonizadas por Lewis Wilson y Robert Lowery en el papel del hombre murciélago) y ello llevaría al productor William Dozier, responsable de Rod Brown of the Rocket Rangers, a interesarse por la creación de una nuevo serial televisivo que comenzaría en 1966 y llegaría hasta 1968 (sin contar claro las innumerables reposiciones que ha tenido a lo largo de los años).

Antes de continuar hay que aclarar que Dozier no era seguidor de los cómics y su elección del primer villano de la serie (un genial Enigma interpretado por el tristemente fallecido Frank Gorshin) fue en un viaje en avión durante el cual leyó el número 171 de la serie, donde aparecía el Enigma en toda su gloria mofándose del dúo dinámico.

Para interpretar a los héroes de la serie se contrató a un actor llamado Adam West, que ya había trabajado para distintas producciones televisivas aunque nunca en papeles destacados, y para el papel de Robin apareció a última hora un jovencito llamado Burt Ward con gran parecido al personaje del cómic, artista de un espectáculo sobre hielo y cinto negro de Tae-kwon-do.

Pero sin duda alguna, el gran punto de la serie eran los villanos (véase como ejemplo el principio de cada episodio cuando ponían lo de Villano Invitado) interpretados por grandes actores de la época como Cesar Romero de Joker, Burgess Meredith de Pingüino, Vincent Price es Cabeza de Huevo, el director Otto Preminger como Mr. Freeze, … sin olvidar por supuesto a Lee Meriwether, Julie Newmar y Eartha Kitt las tres en el papel de Catwoman, la Mujer Gato o Gatubela elegid el que más os guste.

Price Meredith Gorshin Romero

En el apartado de secundarios tenemos por supuesto al Comisario Gordon (Neil Hamilton), Jefe O´Hara (Stafford Repp, personaje que se incluiría en los cómics), Alfred (Alan Napier con una de las mejores interpretaciones de la serie), Batgirl-Barbara Gordon (Yvonne Craig, cambiando el origen del personaje tal como luego sería en el cómic) y la tía Harriet (Madge Blake, gracias Fredric Wertham).

Ward Craig Napier Hamilton

En muchas ocasiones (la gran mayoría de hecho) muchos fans atacan esta serie ya que pierde por completo al señor de la noche, su esencia, sus motivaciones,… pero claro, hay que ponerse en la época que se rodó, pensar porqué se rodó y cuales fueron sus consecuencias.
En el momento de su salida al público la franquicia del hombre murciélago no pasaba precisamente por un buen momento de hecho, en palabras de Bob Kane, fue gracias a la serie que no cerrasen los cómics del personaje; este serial de aventuras camp, humor y autoparodia lanzó de nuevo a la fama todo lo que llevase un Bat (o Bati ) por delante ya fueran tazas, bolsas, figuras… si buscáis veréis que es impresionante la cantidad de bat-artículos que se fabricaron durante esos años (y yo soy un feliz poseedor de un pequeño Batmóvil de esa época).

Ese no es Batman”, “es una serie mala que no tiene nada que ver con los cómics”,… ya claro, ahora es cuando yo debía comentar eso del Batman cebra, las visitas guiadas a la batcueva, las trampas gigantes (elementos que fueron básicos en la serie y que de cuando en cuando siguen saliendo en los cómics de hoy en día).
Cierto es que este no es el Batman de los 40, más oscuro y detectivesco, ni el de los 90 que recordemos surgió tras Miller, Moore y Burton (Dark Knigth, The Killing Joke y Batman the movie respectivamente), tampoco es la etapa de Adams… pero si es el de los 50 y 60, donde se peleaba con alienígenas, tenía varios trajes para cada noche o cuando Thomas Wayne había usado antes un bat-traje para una fiesta de disfraces (y no es coña).

Aunque me he centrado principalmente en la serie, no debemos olvidar que también se realizó una película en la que aparecían los principales personajes (amén de los cuatro grandes villanos de la serie, Joker, Enigma, Pingüino y Catwoman).
La historia nos cuenta como el grupo de malvados deshidrata a los líderes mundiales, Batman y Robin tendrán que pelear con ellos para lograr devolver a los dirigentes políticos a su estado normal.

Más tarde surgiría la idea de una segunda película con el Joker, Mr. Frezze y Cabeza de huevo aunque nunca llegaría a más y solo podemos imaginar como podría haber sido.

Trampas gigantes, diálogos humorísticos, villanos invitados, santas palomitas de maíz Batman, el teléfono rojo (y no, no volamos hacia Moscú), onomatopeyas, …

Definir esta serie en una sola frase es casi imposible, pero los propios personajes nos han ayudado:

“Robin ¿qué es amarillo y escribe?”
“No sé Batman ¿qué?”
“Un platano bolígrafo, se trata del pingüino”.

Y recordad que los criminales son cobardes y supersticiosos, debemos ser como una criatura de la noche (que traducido quiere decir que menuda juerga me voy a meter el próximo día que haga fiesta en casa).

Nos vemos a las misma Bat-Hora, en el mismo Bat-Canal.”

Pastor 19-01-06

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments