17 claves que resumen la etapa de Daniel Ketchum en Marvel Comics

Por
23
1980

Esta semana se ha hecho pública a través del portal Bleeding Cool, el fin de la andadura de Daniel Ketchum como editor de Marvel comics, tras más de una década de servicio para la editorial. Remontándose los primeros trabajos del Ketchum para Marvel al años 2006, tras sus comienzos en títulos como Runaways de Brian K. Vaughan, Aniquilación y varias series ligagas a los personajes urbanos de la editorial, daría el salto a la franquicia mutante, de la que ha sido uno de sus principales valedores durante la mayor parte de su carrera.

Siempre cordial a la hora de gestionar las relaciones de la oficina mutante con el exterior, así como orgulloso y sin complejos respecto a su origen y sexualidad, Ketchum vino a ser lo que podríamos definir como el sucesor natural de Nick Lowe, encargándose de mantener esa consistencia interna que caracterizó a la línea mutante durante buena parte de su andadura. Daniel Ketchum era el editor que se hacía cargo de todas esas mini-series y especiales satélite que rodeaban a los títulos principal, así como a quien debemos buena parte de la continuidad que han tenido tramas como las de Magik y la última generación de cadetes mutantes, así como la progresión de guionistas como Jason Aaron, Simon Spurrier, Kieron Gillen, Cullen Bunn o Kathryn Immonen dentro de la editorial.

Todo parecía indicar incluso que la actual etapa iniciada con ResurrXiOn había recuperado buena parte de las virtudes características de su etapa junto a Lowe, y sin embargo los que creíamos que esto se traducía en un mayor peso de Daniel Ketchum en la franquicia tras superar la marcha de Mike Marts y Rick Remender -y mientras Mark Pannicia se centraba en los títulos del entorno de Hulk- ha terminado sorprendiendo a propios y extraños con la salida a la luz del cese de sus relaciones con Marvel. Sin aclaración alguna al respecto por parte del afectado o la propia editorial, es una incógnita si la salida de Daniel Ketchum de la franquicia a la que tanto ha dado tiene que ver de alguna forma con el escándalo de Ardian Syaf, si la editorial no termina de estar satisfecha con su gestión de la que ha sido la primera línea Marvel en optar por una óptica más clasicista o por cualquier otro motivo que vincule a las diferentes partes implicadas.

De una forma u otra, el apoyo a Daniel Ketchum por parte de los autores y compañeros que han trabajado junto a él no ha tardado en llegar, con nombres como los de Marc Guggenhein, Mike Carey, Christina Strain, Jordan D. White o Stuart Moore han manifestando su pesar por la noticia, a la par que celebraban lo mucho que el ya ex-editor de la línea mutante contribuyó a que sagas como La Era de X pudieran salir adelante. Mientras la especulación continúa sobre qué puede haber ocurrido para que alguien tan cercano al entorno de Axel Alonso haya podido terminar viéndose apartado de la editorial, sobre si se trata de algo puntual o el primero en una serie de cambios editoriales en las entrañas de Marvel Comics, desde nuestra parte que menos que dedicar un repaso a todo lo que ha dado de si su andadura como editor, en la que no han faltado sus puntos negros, pero tampoco las -muchas- contribuciones a destacar.

De lo menos relevante o más discutible a lo más relevante, estas son las principales contribuciones de Daniel Ketchum a Marvel resumidas en 17 puntos, y un bonus track:


Inacabados: Empezamos con este bonus track, en forma de la mancha más negra de su historial. Mejor quitarse rápido lo que duele. Y es que independientemente de si el problema de estas series estuvo ligado o no a él -no demasiado probable teniendo en cuenta de que con varios de estos autores volvió a trabajar- resulta al menos llamativo que su nombre esté vinculado a tres de las series malditas con más renombre de la casa de las ideas. New Universal de Warren Ellis, SHIELD de Jonathan Hickman y Runaways de Kathryn Immonen. Sea por la razón que sea, las tres siguen inconclusas a día de hoy. Aun habiendo pasado años desde su última entrega, siendo -junto al escándalo de Syaf- el pecado del pasado más importante en la carrera como editor de Daniel Ketchum.

17. Malas Calles: Daniel Ketchum fue editor de varios títulos del entorno urbano de Marvel pertenecientes a la línea MAX y la de toda la vida, en una época en la que este territorio solía equivaler a relatos sucios, turbios y cargados de violencia. No duró demasiado, correspondiendo su etapa como editor de este entorno a lo que podríamos denominar un período de transición, pero durante la misma se hizo cargo de la reunión de Garth Ennis y Steve Dillon en La Resurrección de Ma Gucci, los últimos arcos del norirlandés al frente de la serie de The Punisher en la línea MAX y su continuación con el arco del cartel mexicano y Puzzle a cargo de Greg Hurwitz, así como las mini-series del Exterminador de Tontos de este último. También en la línea MAX, Daniel Ketchum editó la mini-serie de Barracuda de Ennis y Parlov y el Lobezno de Jason Starr junto a Nick Lowe. También se ocupó de la versión de este último a cargo de Stuart Moore y C.P. Smith para la línea Noir, como de varios números y especiales del Caballero Luna de Charlie Houston y Mike Benson, y del Punisher de Matt Fraction, propiciando el regreso de Rick Remender a Marvel para ayudar al guionista de Ojo de Halcón.

16. Vampiros contra mutantes: Durante la época en la que todavía era el tercero en discordia del triunvirato formado por Axel Alonso, Nick Lowe y él mismo, a Daniel Ketchum también le tocó meterse en el fregado del tercer volumen de X-Men, que nació como una suerte de intento de dar cabida a team ups entre los mutantes liderados por Cíclope con diferentes franquicias del Universo Marvel. En realidad el título no dejaba de ser una suerte de cajón de sastre en el que publicar las mini-series que se les fueran ocurriendo, en un momento en el que la comercialidad de estas comenzó a ser más que inviable. Y como nexo central de todo, una macrohistoria en la que una alianza de clanes de vampiros lanzarían un feroz ataque contra el hogar de los X-Men. Ideada por Victor Gischler y con el rediseño actual de Drácula, la introducción del clan de los Perdonados y la transformación de Júbilo como principales legados, no es que la etapa de Gischler dejase una especial huella más allá de como intento disperso de relanzar la mitología de los vampiros de Marvel usando a los X-Men como plataforma. Y de previa al regreso del quinteto original con Del Primero al Último, claro.

15. Satélites Mutantes: Manifiesto de Destino, Patrulla-X Oscura, Nación X, Servir y Proteger… Algunos de los títulos de las antologías varias que surgieron alrededor de diferentes sagas clave de la etapa Fraction, y de las que como novato de la línea a Daniel Ketchum le tocó hacerse cargo. Y no se puede decir que lo hiciera mal, ya que todas ellas incluían siempre alguna trama de interés como la de El Hombre de Hielo y Mística o el intento de Alud y Camaleón de dárselas de superhéroes, por no hablar de las contribuciones de gente como David López, Gabriel Hernández Walta o el matrimonio Allred. Acompañadas también por mini-series como las de Mariposa Mental, Magneto y Tormenta con su Mundo de Distancia, el declive de este formato terminaría dando paso a series de duración más o menos prolongada, como el Gambito de James Asmus y Clay Mann, el Rondador Nocturno de Chris Claremont y Todd Nauck o la Tormenta de Greg Pak y Victor Ibañez, todas ellas editadas por Daniel Ketchum.

14. Inhumanos Vs Patrulla-X: Aunque habría que ver de dónde vino exactamente la idea de aprovechar todo el ruido que se estaba generando entre mutantes e inhumanos para abordar la nueva etapa de ambos grupos antes de buscar culpables, no se puede decir precisamente que esta etapa tuviera una recepción demasiado calurosa, o que terminase de estar bien aprovechada. Bien es verdad que a Daniel Ketchum y al editor general de la línea Marc Panniccia les tocó comerse el marrón tras la fuga inesperada de Mike Marts y Rick Remender, como que -aun con todas- ofrecieron una etapa accesible con muchos menos vaivenes que otras franquicias de la época. Pero ni la Extraordinaria Patrulla-X de Jeff Lemire y Humberto Ramos va a pasar a la historia como la más relevante cabecera estandarte de la historia de la franquicia, ni es imposible llegar al final de la saga que enfrenta a ambos grupos sin tener la impresión de que pretendían pasar página lo antes posible.

13. Marvel Prestigio: En la época en la que Marvel sacaba líneas para prácticamente todo, Daniel Ketchum se hizo cargo de varios de los proyectos a cargo de equipos creativos de primerísimo plano, incluyendo el Estela Plateada: Requiem de Joseph Michael Straczynski y Esad Ribic, Namor: En las Profundidades de este último de Peter Milligan, Logan de Brian K. Vaughan y Eduardo Risso, La Guarida del Horro: Lovecraft de Richard Corben o Nemesis de Mark Millar y Steve McNiven.

12. Supermujeres: Dentro de la visible apuesta realizada por Marvel por ampliar su oferta femenina, Daniel Ketchum ha sido una figura clave por medio de dos de los más ambiciosos proyectos que incluían supergrupos formados integramente por mujeres, pero que por diversas razones terminaron cayendo en saco roto a pesar de contar con equipos de primera línea y una aceptación considerable. Y digo diversas porque en ninguno de los casos las series fueron canceladas por bajas ventas, pero entre la polémica con la que se vio rodeado el autor de la primera y el pronto abandono de la guionista de la segunda, ni el relanzamiento de X-Men de Brian Wood ni las Fuerza V de G. Willow Wilson llegaron a ofrecer todo lo que podían haber dado de sí.

11. Utopía: Subiéndose al carro a ella sobre la marcha, Daniel Ketchum acompañó a Nick Lowe en las labores de editor de la etapa de Matt Fraction en la Patrulla-X, siendo su principal desafío la gestión del cruce de esta con los Vengadores Oscuros, así como la gestión de la trama de Emma Frost y la posterior colisión en Advenimiento.

10. Kathryn Immonen: Si hablamos de nombres vinculados a la etapa de Daniel Ketchum como editor Marvel, no puede faltar el de la esposa de Stuart Immonen, haciéndose cargo tanto de la que se puede considerar como obra precursora del actual boom de series de superheroínas de corte indie -la Gata Infernal de la Immonen junto a David LaFuente-, su mini-serie de Pixie junto a Sara Pichelli y la de Lobezno y Jubilo de esta y Phil Noto, así como los ya citados Runaways, que nunca llegaron a concluirse.

9. Astonishing X-Men: Daniel Ketchum llegó a la cabecera en plena etapa Warren Ellis y sus Cajas Fantasmas, ocupándose tanto de la gestión editorial de este arco como de Exogenético y la mini-serie Xenogénesis, dibujada por Kaare Andrews, con los conflictos humanitarios africano y el Doctor Crocodile de por medio. Tras el final de la misma, se alternarían varios equipos de primera línea entre las tramas de Armadura y Nydo, para luego dejarla en manos de Marjorie Liu, quien firmaría la segunda mejor etapa de la serie -con la venia de Joss Whedon y John Cassaday- con un momento tan mediático como fue la boda de Estrella del Norte.

8. Nuevos X-Men: Tras su primer contacto con las juventudes mutantes en la mini-serie X-23: Objetivo X, Daniel Ketchum pasaría a convertirse en el principal valedor de los mismos, primero ocupándose de los New X-Men de Chris Yost y Craig Kyle a partir de la saga de La Búsqueda de Magik, y luego de los Jóvenes X-Men de Marc Guggenheim, toda la etapa de Pícara como mentora durante el X-Men Legado de Mike Carey, así como de Generación Hope de Kieron Gillen y Jamie McKelvie o Lobezno y la Patrulla-X de Jason Aaron, Chris Bachalo y Nick Bradshaw. Ya sea en las series antología, cualquiera de las citadas o los títulos actuales de la franquicia, la presencia de los personajes de estas series es tan constante que no sería extraño que el fuera en buena parte responsable de la continuidad de los mismos.

7. Era de X: Guinda en el pastel de la tercera etapa de Mike Carey al frente de X-Men -rebautizada como X-Men Legado por aquel entonces-, el guionista de Lucifer firmaría esta suerte de homenaje a la Era de Apocalipsis, en la que la Patrulla-X se vería atrapada en un extraño evento que transformaría su realidad por completo.

6. La Saga de Magik: De vuelta a la vida justo a la vez que Daniel Ketchum desembarcaba en la franquicia, Illyana Rasputin fue otra de las grandes beneficiadas por la gestión del editor, quien se encargaría de la práctica totalidad de series por las que discurriría su trama, desde New X-Men de Chris Kyle y Craig Kyle o X-Infernus de C.B. Cebulski y Cammuncoli, para después continuar en títulos como Hellbound, la Caida de los Nuevos Mutantes de Zeb Wells, la Imposible Patrulla-X de Kieron Gillen o la Extraordinaria Patrulla-X de Jeff Lemire. Curiosamente, con la marcha de Ketchum Magik parece haber sido relegada a la periferia de la franquicia, esperemos que no sea de forma prolongada.

5. Magneto de Cullen Bunn: La última de las grandes apuesta de Ketchum fue la del guionista de The Sixth Gun y Harrow County, con lo que hasta la fecha puede describirse como una trilogía con Magneto como epicentro. Siendo su primera parte la magistral serie del mismo nombre con Gabriel Hernández Walta como dibujante, la segunda una algo más irregular Imposible Patrulla-X que -aun con todo- supo manejar su elenco de personajes hasta buen puerto y la actual X-Men: Blue que de momento ha arrancado con un excelente pie, durante estos últimos años ha venido siendo lo más destacable que ha dado la línea mutante post marcha de Nick Lowe.

4. Imposibles Vengadores: Resultado del crossover Vengadores Vs Patrulla-x, el título contó con la gestión editorial de Tom Brevoort por parte del departamento de los héroes más poderosos de la tierra, y de Daniel Ketchum por parte del de los X-Men. El resultado fue una de las cabeceras más sólidas de estos últimos cinco años de la etapa Marvel NOW!, gestionada enteramente por Ketchum y Brevoort, ya sea en las sagas iniciales de Rick Remender, como en el tropiezo de Axis, como en la entrada posterior de Gerry Duggan tras la marcha del guionista de Clase Letal por problemas personales que afectaban directamente a su familia.

3. Patrulla-X de Kieron Gillen: Ketchum estuvo también entre los que contribuyeron en el salto del guionista de Viaje al Misterio y Phonogram a la franquicia mutante, primero con la serie centrada en SWORD -con el histórico momento de Lockheed a lo John McClane-, y después como sustituto de Matt Fraction para ser el guionista que diera fin al primer volumen de la Patrulla-X, para finalmente continuar con Generación Hope y la Imposible Patrulla-X centrada en el Equipo Extinción.

2. Jason Aaron: Tras colaborar junto al guionista de Scalped en su paso por Motorista Fantasma y Pantera Negra, Ketchum fue -junto a Nick Lowe- uno de los principales valedores de su salto a la Patrulla-X, primero editando su maxi-serie Astonishing Spider-Man y Lobezno primero, y X-Men Cisma y la colección Lobezno y la Patrulla-X después, marcando el tono de una de las colecciones más singulares que han tenido los mutantes desde la marcha de Chris Claremont.

1. Simon Spurrier: El guionista británico responsable de Six Gun Gorilla, The Spire, Cry Havoc y -actualmente- El Poder del Cristal Oscuro, fue una de las grandes apuestas de Daniel Ketchum en Marvel, y bien que lo disfrutamos aquellos que nos enganchamos a sus historias. Dando sus primeros pasos en su demencial y psicotrópico anual en Punisher y con la mini-serie de Danny Ketch, Ketchum no tardó en llevarse a Spurrier a la franquicia mutante, donde el británico se hizo cargo de las historias cortas del X-Club, para luego dejarnos dos de las contribuciones más interesantes de la línea con aquel Legión que serviría de base de inspiración para la serie de televisión de Marvel Studios para Fx y sus altamente recomendables X-Force. Su último trabajo para editorial fue la mini-serie de los Marvel Zombies que en plena Secret Wars, con la que nos ofreció una de las mejores sagas del clan de los Bloodstone publicadas hasta la fecha.


Resumiendo, Daniel Ketchum ha tenido que lidiar durante la mayor parte de su carrera como editor de Marvel Comics con su rol de segunda espada de la línea mutante, ya fuera al servicio de Axel Alonso, Nick Lowe, Mike Marts o Mark Paniccia. Pero casi siempre las series que editaban solían ser no solo sinónimo de lo mejor que podía ofrecer la línea, sino que ejercían una importanle labor de cimiento, cubriendo todos esos huecos y cabos sueltos que las series centrales dejaban atrás. Sinónimo de dedicación, continuidad y cariño por los personajes, su inesperado adiós supone no solo el final de su andadura, sino también el final de la etapa que hemos vivido desde el final de la andadura de Morrison, capitalizada por el oficio de Axel Alonso, Nick Lowe y él.

Tras su abrupta marcha de Marvel será la editorial Christina Harrington la que ocupará su puesto tras haberse encargado de títulos como Lobezna, el Escuadrón Supremo, Pájaro Burlón o Hulk. Christina seguirá bajo las órdenes directas de Marc Paniccia, pudiendo desearle únicamente la mejor de las suertes y encomiarla a emplear -al menos- la misma dedicación que su predecesor Daniel Ketchum. A este, solo podemos darle la gracias por todo lo que nos ha ofrecido, y que ojalá tenga toda la suerte del mundo en su próxima aventura laboral.


Tiempo de opinión

Para que esto no se limite a ser una exposición a una banda, os dejamos con nuestra habitual encuesta de rigor, para que podáis exponer qué consideráis ha sido la contribución más destacada, por la que su paso como editor de Marvel en general y los X-Men en particular ha dejado huella ya sea para bien o para mal.

¿Cuales ha sido la contribución más relevante de Daniel Ketchum a Marvel? (elige hasta diez)

  • Imposibles Vengadores (12%, 56 Votes)
  • La saga de Magneto de Cullen Bunn (11%, 48 Votes)
  • Gestionar la transición de Jason Aaron a la Patrulla-X (10%, 45 Votes)
  • Legión, X-Force, X-Club y las series de Simon Spurrier en general (9%, 42 Votes)
  • Traer a Kieron Gillen a la Patrulla-X (8%, 38 Votes)
  • Mantener la solidez de la saga de Magik (6%, 27 Votes)
  • Mantener la presencia de las nuevas generaciones de X-Men (5%, 24 Votes)
  • Mike Carey y su Era de X (5%, 24 Votes)
  • Utopía, Advenimiento y la gran nación mutante de la Patrulla-X de Matt Fraction (5%, 22 Votes)
  • Las series inacabadas (5%, 21 Votes)
  • Barracuda, Foolkiller, la Resurrección de Ma Gucci y otras locuras callejeras (4%, 20 Votes)
  • Requiem, En Las Profundidades, Logan, Lovecraft y otras mini-series de prestigio (4%, 17 Votes)
  • Astonishing X-Men, con Marjorie Liu y Xenogenesis a la cabeza (4%, 16 Votes)
  • Las colecciones centradas en grupos de superheroínas (4%, 16 Votes)
  • Toda su aportación a la franquicia mutante en general (3%, 14 Votes)
  • NS / NC (2%, 7 Votes)
  • La etapa de los Inhumanos Vs Patrulla-X (1%, 5 Votes)
  • Las series de Kathryn Immonen (1%, 5 Votes)
  • Vampiros vs X-Men, las sagas mutantes de Gischler (1%, 4 Votes)

Total Voters: 105

Cargando ... Cargando ...
Artículo anteriorAlack Sinner
Artículo siguienteEl Caso Sorge. Un espía de Stalin en Tokio
Nací en el sur de España, aunque desde pequeño tenía la cabeza perdida entre mundos de fantasía. Descubrí los cómics a través de un baúl en casa de mis tíos, y nunca he salido de aquel cofre del tesoro. Enemigo de la nostalgia pero amante de la Historia, mis fascinación por cualquier medio de narración ha ido puliéndose hasta transformarse por pasión por el cómic en general y el universo Marvel en particular. Redactor de Zona Negativa desde 2010, es imposible mirar atrás sin pensar en este periodo compartido con vosotros como una experiencia irrepetible, de esas que dejan huella.

23
Déjanos un comentario

Please Login to comment
6 Comment threads
17 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
hammanuNight MechaDaniel GavilánAlberto RodríguezLuisru Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
hammanu
Lector
hammanu

Vete a saber si hay alguna purga fraguándose y la primera victima es este hombre. Si por mi fuera que recuperasen a Jim Shooter y que los mandase todos al paro, creo que gracias a este fue porque Millar se fue de Marvel al permitir usar los vampiros en los X-Men cuando Millar los uso en su arco de los Ultimates. Contribuyendo asi a ese cambio de look que le dieron a Drácula que es sencillamente horrible

Bats
Lector
Bats

Si no fuera porque he sufrido los mutantes de los últimos años en silencio, leyendo el articulo parecería que han hecho un gran trabajo…jujujuju
Y si, habrán habido cosas positivas, pero lo que no se puede negar es que no son la sombra de lo que fueron. y en eso digo yo que algo tendrán que ver los editores.

Bats
Lector
Bats

Daniel, el artículo es impecable, no dudo en ningún momento de todas las tareas que habrá hecho este señor, pero si estaba en el equipo de editores mutantes tendrá su parte de culpa en la situación en la que se encuentran.

Bats
Lector
Bats

Por otro lado Imposibles Vengadores me encanta!

pachinko
Lector
pachinko

No creo que sea culpa de Daniel Ketchum, cuando es algo que está extendido en toda Marvel. Las series de cabecera, las colecciones madre de las que se ramifican luego todas siempre suelen ser bastante más flojas. Siendo, a mi parecer mucho mejores series a la sombra de estas, con un perfil más bajo y mucha más manga ancha.

De todos modos Daniel tiene un currículo con unos aciertos notables, Legion, Sword, Uncanny Avengers, por poner mis favoritos y muy pocos errores de bulto.

PD:He leido matriponio imonnen y he pensado inmediatamente en “Un zuednño dendto de un zuednño.”

hammanu
Lector
hammanu

Culpa tendrá poca, otra cosa es que lo hayan “sacrificado” supuestamente para contentar ejecutivos o que se yo. Ya que tiene tanto éxitos como fracasos a nivel de critica y ventas. Me gustaría que cayera en especial Tom Breevort el cual estoy seguro que es la “sombra” de Alonso y si que tendrá que ver mucho con lo que se ha convertido la Marvel actual, pero seguro que las espaldas las tiene bien cubiertas.

Luisru
Lector

Pues echando un vistazo al listado de sus trabajos, el legado de este hombre me parece que va a quedar en nada. Sus mutantes en general han sido un desastre, y Uncanny Avengers es un experimento curioso pero al que le sigo sin ver mucho sentido. De hecho, es como un Team-Up de mutantes, Vengadores y quien pase por allí, al que le han puesto la etiqueta Avengers porque es la que vende en este momento. Y lo de las heroínas, ¿el mérito es suyo? ¿No es el precedente más claro de este movimiento de “heroínas indies” la Hulka de Dan Slott? Vamos, que casi lo único que salvo es el Rondador de Papá Claremont, y por mi asquerosa y deleznable tendencia a la nostalgia.

Rondi
Lector

Conocí al señor Ketchum en persona, coindiendo con él en dos ocasiones: Expocomic 2012 y Salón del cómic 2017, para presentarle mi novela fanfic de Spiderman (One more life) y en ambos casos su trato fue cordial y muy agradable, de hecho, me dio una serie de consejos para mejorar como escritor. ¿Por qué digo esto? Larroca, en su facebook ha escrito unas palabras bastante duras contra Ketchum; palabras que reflejan a una persona que en nada se parecen a quien me aconsejó para lograr mis objetivos…

hammanu
Lector
hammanu

Al señor Ketchum no lo conozco, pero a Larroca si que tengo entendido ya que soy de Valencia que es de agarrarlo con pinzas. Asi que no me extrañaría que hubiesen tenido algún rifirrafe sobretodo con el inacabado Newuniversal y por eso no lo trage. De hecho si mirais en el Facebook hay otros dibujantes que hablan bien de el. Por lo que sea fuera ese proyecto u otro la relación cambio y Larroca no lo traga. Esto es algo mas común de lo que parece ya que hay editores y creadores que por ciertas diferencias se hacen “enemigos” y no se quieren ni ver.
La cuestión puede ser muy subjetiva depende a quien preguntes.

Rondi
Lector

De igual modo, he tratado con Larroca en persona, en dos ocasiones también, y el trato fue cercano y cordial. Pero como tu dices, está claro que tuvieron sus más y sus menos. Un editor es quien elige si tu idea sale o no hacia adelante; y si le tiró un proyecto por la borda, es normal que no haya buena relación. Pero ya te digo que me han sorprendido mucho sus palabras. No por sentir lo que siente, si no por hacerlo público. Sencillamente, me da que pensar en cuanto a ir siempre con tres ojos y ser muy precavido.

hammanu
Lector
hammanu

Pues eso que seguramente el editor hizo valer su cargo y fastidio algo que Larroca vio equivocado o injusto. Esto es algo que poca gente sabra que paso realmente y al parecer a Larroca lo afecto. Cosas y políticas editoriales que pasan en una gran compañía como Marvel y DC donde hay mucho interés y ego en juego.