#ZNCine – Thor: Ragnarok. La redacción opina

Un aguerrido grupo de redactores opina sobre la tercera entrega de las aventuras del poderoso Dios del Trueno de Marvel Studios.

FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 
ragnarok

Dirección: Taika Waititi
Guión: Eric Pearson, Craig Kyle, Christopher Yost
Música: Mark Mothersbaugh
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Reparto: Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Cate Blanchett, Anthony Hopkins, Mark Ruffalo,Tessa Thompson, Benedict Cumberbatch, Idris Elba, Jeff Goldblum, Jaimie Alexander, Sam Neill, Ray Stevenson, Tadanobu Asano, Taika Waititi, Karl Urban, Stan Lee
Duración: 120 min
Productora: Marvel Entertainment / Marvel Studios / Walt Disney Pictures
Nacionalidad: Estados Unidos

 
Aviso de Spoilers: Este artículo dedicado a Thor: Ragnarok habla sin ningún tipo de pudor del argumento de la película y desvela importantes detalles se su trama. Si este es tu primer apocalipsis vikingo posiblemente quieras abstenerte de leer a partir de este punto.

Hace unas semanas se estrenó Thor: Ragnarok, la tercera entrega de las aventuras del personaje de la Casa de las Ideas en la gran pantalla. En Marvel Studios han querido reorientar la franquicia protagonizada por Chris Hemsworth que hasta la fecha mantenía el dudoso honor de ser la menos interesante de las propuestas de la compañía. Las producciones del Dios del Trueno palidecían ante las hazañas de mortales como Iron Man y el Capitán América o el delirio noventero de los Guardianes de la Galaxia. La estrategia en parte parece estar funcionando, el estreno del filme ha superado al de sus predecesores aunque la historia está funcionando mejor a nivel internacional que en territorio nacional. Habrá que ver su evolución a lo largo de las semanas, sobre todo teniendo en cuenta el inminente estreno esta misma semana de La Liga de la Justicia.

Thor: Ragnarok ha tenido como principal responsable de este cambio de rumbo al director Taika Waititi que siguiendo los pasos de James Gunn en la saga de los mencionados Guardianes de la Galaxia ha firmado una historia llena de un humor algo más irreverente y ha apostado por un renovado y más atractivo aspecto visual. En esta historia encontramos además a Mark Ruffalo interpretando nuevamente su doble papel de Bruce Banner y Hulk así como multitud de personajes nuevos como la villana Hela encarnada por Cate Blanchett, el Skurge de Karl Urban o la Valkiria de Tessa Thompson. De todos estos cambios, y de sus impresiones sobre el filme, nos ha hablado ya el compañero Juan Luis Daza en su crítica. En esta entrada, como ya es habitual, damos la palabra a otro grupo de redactores para tener una visión más amplia de sus resultados. ¿Y a vosotros que os ha parecido Thor: Ragnarok?

La Canción del Inmigrante, por Daniel Gavilán

 

Siendo los círculos algo tan fuertemente vinculado a la mitología nórdica, era más que adecuado que -aun siendo una saga que ha hecho con los mitos vikingos básicamente lo que ha querido- Thor: Ragnarok pusiera fin a la pentalogía del dios del trueno con uno. Más allá de la irresistible entrega con la que abraza la diversión, del chute de color y energía que inyecta al sinfín de mundos del Universo Marvel Cinematográfico, de sacar oro de un elenco en estado de gracia, brindarnos la más deliciosa villana que haya dado el cine de superhéroes y convertir al que hasta ahora era el eslabón más débil de Marvel Studios en su personaje más completo -razones que de por sí ya serían para tener el film de Taika Waititi en una consideración muy alta- si por algo destaca el film del neozelandés, es por saber tomar los mimbres dejados por anteriores entregas de la saga del dios del trueno y darles cierre con una inusitada solidez.

Abrazando sin complejos el viraje al dislate autoconsciente que ya se dejaba intuir en El Mundo Oscuro con la llegada de Chris Yost y Craig Kyle, esta suerte de Golpe en la Pequeña Asgard no solo eleva a toda su gloria lo que el duo de guionistas hicieron con su musa Kat Dennings -esta vez sin medias tintas, permitiendo que sea el protagonista y el dream team que le acompañan las estrellas de la función-, sino que se presenta con un carácter plenamente retrospectivo. Ya sea revisitando situaciones pasadas a través de guiños y paralelismos narrativos, dando espacio a los protagonistas para hablar de acontecimientos que tuvieron lugar dentro o fuera de plano, representaciones pictóricas o eludiendo flashbacks mediante argucias como un teatrillo con amplio surtido de cameos, el camino recorrido por los personajes a lo largo de la saga cobra una especial relevancia, en la película Marvel que -frente a Iron Man 3 o la vengadorizada Capitán América: Civil War– más sensación de final de saga consigue transmitir.

Así, si en anteriores entregas veíamos como el Odín de Anthony Hopkins luchaba continuamente contra un estado de salud cuando menos preocupante, Ragnarok da el paso de llevar esta situación hasta una conclusión anunciada, donde -bajo todo su humor y envoltorio de ligereza- el drama familiar continúa muy vivo. Obligando a los hermanos a pasar página para enfrentarse a sus propios demonios, el film se plantea como un choque entre la Asgard del Viejo Testamento y la Asgard del Nuevo Testamento, donde la Hela de Cate Blanchett se erige como una suerte de encarnación magnificada de las peores virtudes de ambos.

thor_ragnarok_4

Ya sea condensando el carácter altivo, desafiantemente beligerante y el nacionalismo hambriento de guerra y justicia a golpe de martillo del Thor previo a su destierro en Midgard, o el narcisismo taimado y sibilino de Loki, esta über versión de ambos sirve como detonante para que los hermanos emprendan un segundo peregrinaje de expiación, en este caso con el fin de redefinirse a si mismos, como única vía desde la que sobreponerse a la perdida. Mucho es lo que pierden ambos a lo largo de la saga -sobre todo en esta entrega- como mucho lo que han perdido los personajes que se encuentran en el camino para entre todos rehacerse, en una película en la que la aproximación temática y tonal al cosmos de Los Guardianes de la Galaxia es más que evidente.

Pero tampoco es menos cierto que Waititi, los creadores de X-23 y Eric Pearson lo hacen sin renunciar a su identidad propia, con una arrolladora energía y sin renunciar al core central de la saga del dios del trueno, por lo que cualquier sensación de James Gunn 2.0 parece venir más de que Marvel Studios ha sabido donde buscar, que por imposición de tono al primero que pasaba por allí. Con todos estos ingredientes, el espectáculo sin descanso de Hulk, un Bruce Banner al borde del ataque de nervios, el imapagable Korg de Waititi –Jar Jar hecho bien como leyera comentar por ahí-, una Valquiria con la que Tessa Thompson despeja toda crítica ofreciéndonos una de las más carismáticas heroínas Marvel hasta la fecha y la apabullante cinematografía del guipuzcuano Javier Aguirresarobe, Marvel Studios nos deja una reluciente guinda para esta saga de padres e hijos, enforma de una historia sobre el pasado y la forma en la que este nos condiciona, así como la necesidad de ser capaz de encontrarse a uno mismo para sobrevivir a la catástrofe cotidiana que llamamos vida. Todo ello, en esta aproximación gran estudio al género de Kung Fury, Turbo Kid y la cultura del videojuego retro escena a lo Golden Axe incluida, donde -más que como algo decorativo para quedar guay- la canción de Led Zeppelin termina cobrando tanta importancia, que casi podría decirse que Ragnarok tiene más de adaptación a imagen real de The Inmigrant Song que de cualquier saga Marvel.

El momento.- La escena final de Hela, todo un poema en el que el rostro de Cate Blanchett se sobra y se basta para transmitir más que otros interpretes en todas sus carreras.
El personaje.- Hela y Thor. La primera es una arrolladora fuerza de la naturaleza que rompe de forma definitiva -si es que no llevaba ya rota de hace mucho- una de las maldiciones de Marvel, para ofrecernos la más irresistiblemente diabólica villana que haya pisado el cine de superhéroes. El segundo coge al que había sido el eslabón más débil de Marvel hasta la fecha y lo convierte en uno de los héroes más completos que ha dado el género. Tan capaz de hacer frente a la adversidad tirando de sesera cual Alejandro Magno frente al nudo gordiano -o hablarte sin despeinarse de la tensión estructural de una aeronave a merced de las fuerzas geodésicas de una singularidad-, como de sobrevivir a la humillación de sabotear su propio momento épico en forma de pelotari. Temerario hasta lo absurdo, desafiante hasta más allá de sus propias posibilidades, patán, embaucador, campechano y siempre tramando cómo salir de los embrollos, un hijo absoluto de los ochenta del que seguro Indiana Jones y Jack Burton se sentirían orgullosos.
Ranking Thor.- A años luz por encima de cualquier película de Thor o con Thor. 1) Ragnarok, 2) La Era de Ultron, 3) Vengadores, 4)…, 5) Thor, 6)…, 7)…, 8) El Mundo Oscuro

 

Lo que hacemos en Sakaar, por Jordi T. Pardo

 

Había cierta unanimidad entre los aficionados sobre las primeras entregas de la franquicia del Dios del Trueno de Marvel Studios. La mayoría las consideraba las producciones más flojas de la compañía, desprovistas de la fantasía y la épica que debería tener el poderoso Thor en la gran pantalla. No somos pocos los que llegamos a imaginar unas películas que tomando la mitología de la cabecera y las mismas leyendas nórdicas podrían haber rivalizado en espectacularidad con El Señor de los Anillos. Sea porque Marvel Studios nunca lo interpretó de esta manera, porque prefirió homogeneizar sus producciones o porque el presupuesto se les quedaba corto, nunca llegó explorar la saga en todo su potencial. De una manera u otra, ni Kenneth Branagh ni Alan Taylor acabaron de encontrar el tono apropiado para el personaje; las limitaciones y condicionantes sobre la interpretación de la magia y lo fantástico eran también evidentes en los primeros años de Marvel Studios.

El cambio de orientación de la franquicia viene fagocitado por el éxito de los Guardianes de la Galaxia de James Gunn y condicionada por lo que veremos en Los Vengadores: La Guerra del Infinito. El encargado de hacer realidad la nueva visión del estudio ha sido el director Taika Waititi que trasplanta el humor de Lo que hacemos en las sombras a Asgard y su ecosistema. El resultado supera lo visto en las anteriores entregas de Thor pero resulta al mismo tiempo irregular y mal calibrada entre su sentido de humor, su drama y su épica. Si tomamos el inicio de la original Guardianes de la Galaxia y el de la presente Thor: Ragnarok veremos una similitud en tono e intenciones, con un héroe que combina estilo y humor para salir de sus respectivos atolladeros. Pero mientras Gunn maneja muy bien el ritmo Waititi introduce demasiado rápido el cambio de registro respecto a los filmes anteriores del Dios del Trueno. La batalla inicial contra Surtur es épica, mostrándonos a un Thor que al fin utiliza sus poderes en toda su extensión con un enemigo a la altura. Por contra, como ocurrirá en más de una ocasión a lo largo de la cinta, el humor a destiempo y por exceso mata el componente más dramático e introspectivo que pudiese tener la historia.

Esto hace que los personajes no acaben de estar bien caracterizados: Loki se convierte en un simple bufón que en ningún momento llega a inquietarnos o sorprendernos con sus decisiones, el Odín de Anthony Hopkins recuerda más a American Gods de Neil Gaiman que a cualquier rastro del dios de las viñetas, una Hela interpretada magníficamente por Cate Blanchett pero infrautilizada y un Thor que pierde interés cuando su compañero más verde y furioso entra en escena. Todos se encuentran atrapados en una especie de road movie espacial que lleva al espectador de un lado a otro y que funciona mucho mejor cuando se centra en la trama de Planet Hulk que cuando regresa sobre lo que sucede en Asgard donde Heimdall y Skurge no son precisamente los narradores más interesantes. Lo que está claro es que en general los actores se lo pasaron muy bien en el rodaje, se nota en las dinámicas y la complicidad de reparto y las interpretaciones del Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Mark Ruffalo, Cate Blanchett (una villano que si funciona, pero acaba haciéndose repetitiva por lo plano de sus motivaciones y poderes), Tessa Thompson (con una trama más cercana a la recientemente Angela introducida en los cómics que a la Valkiria) o Jeff Goldblum.

thor_ragnarok_5

La acción se combina con una estética colorista y siempre atractiva que en este caso se hace eso del revival ochentero que en el cine y la televisión llevamos viviendo desde hace años. La factura es todo un acierto e incluso escenarios como Asgard parece tener más vida que en anteriores visiones de la saga cinematográfica. Hay ideas estimulantes y, en general, la dirección de Waititi se hace ligera, pese a que, como ya hemos comentado, el humor lastra muchos de los momentos más importantes de la historia. Podemos mencionar la intrascendente muerte de Odín, la destrucción total de Asgard o la pérdida del ojo de Thor que suelen ser interrumpidas por esa necesidad de “quitarle hierro al asunto”. Si volvemos a poner como ejemplo Guardianes de la Galaxia en su segunda parte vimos la muerte de Yondu que se fue construyendo a lo largo del filme y tuvo un clímax que le permitió disponer de ese mínimo espacio para funcionar. No tenemos en Thor: Ragnarok nada similar pese a la supuesta gravedad de lo que se nos narra.

La cinta hubiese funcionado mejor sin su tendencia al exceso, apuntando mejor el tiro y siendo más concretos en algunos momentos. Lo dice el refrán: lo bueno si breve, dos veces bueno. Es posible un mejor balance entre drama y humor y esta es una batalla que Marvel Studios está empezando a perder en sus últimas producciones. Sus héroes no están tan asentados como para introducir un elemento paródico tan grueso porque cuando lleguen a ese punto en el que necesiten ponerse trascendentales -aunque sea por un simple momento- el espectador no lo aceptará ni le resultará creíble. Thor: Ragnarok era una película que con sus mismos elementos podrían haber resultado notable pero que con el balance que hace de esos mismos elementos se queda en un producto meramente correcto, espectacular y entretenido en parte del metraje y mediocre en otros tantos. Además, sabemos que el nuevo e interesante status quo del personaje, como sucede en los cómics, durará aproximadamente lo que dure la introducción de Los Vengadores: La Guerra del Infinito. Ha pasado antes y volverá a pasar.

El momento.- Pese a que la cinta tiene muy buenos momentos no me quito de la cabeza a la Valkiria a bordo de la nave con ese cañón gigantesco entre las piernas y sonriendo a un desconcertado Bruce Banner.
El personaje.- Hulk, aunque no necesiaramente porque sea lo mejor de la película, sino por verlo en una dinámica totalmente nueva a la que le hemos visto en las películas de Marvel Studios y otras interpretaciones anteriores del personaje.
Ranking Thor.- Está claro que Thor: Ragnarok está por delante en el ranking de la franquicia, simplemente por su visión más hormonada del personaje y su universo.

 

Rave en el Coliseo, por Miguel Ángel Crespo

 

Marvel Studios lleva tiempo aplicando la misma fórmula a sus producciones y obteniendo en general buenos resultados. Una adecuada combinación de acción y comedia salpicada con unas notas de drama y un buen montón de referencias y guiños a los cómics, todo ello pasado por el filtro de la calificación para todos los públicos, asegura que cualquier espectador encontrarán algo ajustado a su gusto cuando acuda a su sala de cine a ver la última película del estudio. No obstante, el cuidado equilibrio de esta fórmula se ha visto alterado en tiempos recientes, ya que títulos como Guardianes de la Galaxia Vol. 2 y Thor: Ragnarok se han decantado por darle una clara predominancia a la comedia. Y no a cualquier tipo de comedia, sino a una muy arraigada en las modas y tendencias particulares del momento presente, como esta incomprensible fiebre por la estética y los iconos ochenteros que estamos viviendo. Esto tiene su vertiente positiva, como bien atestiguan las cifras de taquilla, pero también su vertiente negativa.

Nada pone más en evidencia el tipo de humor que encontramos en Thor: Ragnarok que sus diálogos. Puede que sean divertidos y actuales, pero son completamente inverosímiles y muchos de ellos incluso están fuera de personaje. Sencillamente, es imposible que un inmortal asgardiano o un tirano alienígena hablen como lo haría un humano del siglo XXI habituado a la jerga de las redes sociales. Son diálogos dirigidos al público, buscando la carcajada fácil a costa de la consistencia interna de su universo de ficción. Es más, el tono burlón de la película lo acaba contagiando todo, restando severidad a los momentos de corte más dramático. No dejo de pensar, por ejemplo, que la escena final de Skurge hubiese sido muchísimo más efectiva de no ser porque desde su primera escena el personaje se presenta como un auténtico mamarracho, siguiendo la tónica general de la cinta. Desde luego este no es el Ragnarok cargado de mitología y drama épico que muchos deseábamos, sino un Ragnarok de luces de neón, música electrónica y chistes constantes.

El motivo de este cambio de tono tan radical es obvio: la tercera entrega de la trilogía de Thor viene empeñada a hacernos olvidar las dos anteriores. De hecho, la película elimina meticulosamente todos aquellos elementos que no acabaron de cuajar en sus predecesoras: Jane Foster, Odín, los Tres Guerreros… Se trata de una “limpieza” en toda regla. Sorprende eso sí que no haya ni una sola mención a Lady Sif, cuya actriz no pudo participar en el rodaje por su compromiso con la serie de televisión que protagoniza actualmente, Blindspot (lo cual nos lleva a preguntarnos hasta qué punto la importancia del rol de la Valquiria en el guión definitivo se debe a esta ausencia). En cualquier caso, Thor: Ragnarok supone un tremendo punto y aparte en el que dejamos atrás el Asgard que conocíamos y a buena parte del reparto de las anteriores películas. Aunque arriesgado, quizá este movimiento sea para bien, ya que la situación en la que encontramos a Thor y a sus compatriotas asgardianos al final de esta entrega se antoja muy interesante.

thor_ragnarok_6

Thor: Ragnarok parte de una premisa tan vieja como la más antigua de las mitologías: el hijo que debe madurar para desempeñar el papel de su padre. Sencilla pero efectiva, esta premisa marca el desarrollo del personaje de Thor durante el largometraje. La desaparición de Odín conlleva el descubrimiento de su último secreto y la liberación de Hela, la diosa de la muerte (un villano tan plano como la gran mayoría de antagonistas del Universo Marvel Cinematográfico, pero que compensa con el carisma, el estilo y la presencia de una Cate Blanchett que se lo tuvo que pasar pipa en el rodaje). Con Asgard conquistada, sus habitantes en peligro y su martillo perdido, el dios del trueno se verá obligado a asumir el manto de Odín, pero al hacerlo rechazará los métodos de su padre. Así, el Thor impulsivo y arrogante que una vez fue exiliado en Midgard alcanza finalmente la madurez. En ese sentido, poco se puede objetar a la evolución del protagonista, que acaba liberando su verdadero potencial tras perder todo lo que lo había definido hasta el momento.

La inclusión de Hulk también es otro gran acierto de la cinta, ya que funciona estupendamente en el rol de co-protagonista. Tanto el Coloso Esmeralda como su alter ego Bruce Banner se merecían una mayor presencia en el Universo Marvel Cinematográfico y me alegra comprobar que no se ha ignorado lo que se hizo con el personaje en Vengadores: La Era de Ultrón (que, como ya sabemos, no fue del agrado de todo el mundo). No obstante, pasadas las escenas ambientadas en Sakaar y los guiños a Planeta Hulk, su importancia se va diluyendo progresivamente hasta la conclusión de la película, en la que juega un papel más bien menor. Por suerte no sucede lo mismo con la otra gran incorporación de Thor: Ragnarok, la Valquiria, un personaje que acaba siendo mucho más relevante de lo que podíamos sospechar y que incluso cuenta con su pequeño arco argumental propio (en el que acaba asumiendo de nuevo su rol de guerrera asgardiana tras haber huido de él durante años). En cuanto al último personaje principal, Loki, observamos pocos cambios: sigue siendo el mismo bribón traicionero, taimado, carismático y divertido de siempre, por lo que verle en pantalla vuelve a ser todo un placer. El reparto se completa con unos cuantos secundarios esperpénticos que ayudan a reforzar el tono de comedia excéntrica, destacando el estrafalario Gran Maestro interpretado por Jeff Goldblum; un personaje que parece ideado para convertirse en meme de internet. Cualquier similitud con el Gran Maestro de los cómics es inexistente, pero las risas con él están aseguradas.

Respecto al apartado visual, en especial en todo lo referido al diseño de escenarios, criaturas y vestuario, hay que reconocer el mérito de Thor: Ragnarok en su propósito de desplegar un imaginativo espectáculo repleto de color y personalidad. Sólo Guardianes de la Galaxia y quizá la futura Pantera Negra pueden competir en este aspecto con el cierre de la trilogía de Thor. Mención aparte se merece su estupenda banda sonora, quizá entre las mejores del estudio. Además de contar con la presencia del mítico tema de Led Zeppelin, que suena en momentos clave muy escogidos, el estilo escogido resulta tan potente como distintivo. En las composiciones de Mark Mothersbaugh se intuye la influencia de los sintetizadores de Jean-Michelle Jarre, combinando ese punto retro tan acorde con el tono del largometraje con una energía muy actual. Al mismo tiempo, la banda sonora deja espacio para referenciar melodías ya conocidas por el público, como el tema de Hulk en Vengadores: La Era de Ultrón y los temas principales de Thor y Thor: El Mundo Oscuro. Los que se hagan con el disco encontrarán incluso la versión completa de la jam session del Gran Maestro, un tema que debería sonar en todas nuestras noches de fiesta a partir de ahora.

Hay que entrar en el juego que nos propone Thor: Ragnarok y dejarse llevar por su humor tontorrón, su colorida estética y su pegadiza banda sonora para disfrutar de esta propuesta de Marvel Studios. Si esperas ver un drama épico o un fiel acercamiento a la mitología nórdica esta no es tu película. De hecho, si lo que buscas en un fiel acercamiento a la propia mitología presentada en los cómics de la Casa de las Ideas, esta no es tu película: lo primero que salta por los aires con su apuesta por la comedia descarada es la fidelidad a los personajes originales. En cambio, si lo que buscas es un entretenimiento sencillo y carente de pretensiones aquí lo encontrarás en abundancia. Personalmente, habría preferido una mezcla algo más equilibrada de los componentes de la fórmula de Marvel Studios, con algo más de severidad en los momentos dramáticos y un tono general menos desenfadado. Sobre todo, habría preferido unos diálogos menos cercanos al público y más apropiados a los personajes. Sin embargo, en última instancia pasé un muy buen rato con la película y, salvo un par de chistes que me parecieron poco afortunados, me reí mucho. Como entretenimiento ligero es estupenda, sin duda, pero me quedo con ganas de algo con más “sustancia”. Afortunadamente, el estreno de Pantera Negra está ya muy cerca.

El momento.- Cualquier escena que tenga a Hela en pantalla es un disfrute, pero su combate mano a mano contra Thor es uno de los momentos álgidos de Thor: Ragnarok. Necesitamos más villanos que disfruten de su maldad tanto como Hela.
El personaje.- La Valquiria es la gran sorpresa de la película. No esperaba gran cosa del personaje y resulta que funciona a la perfección en todas sus facetas, tanto en la cómica como en la orientada a la acción. Además, su trasfondo funciona y deja con ganas de más.
Ranking Thor.- Thor: Ragnarok está años luz por delante de Thor y siglos luz por delante de Thor: El Mundo Oscuro.

 

Apocalipsis en clave de humor, por Nacho Teso

 

La franquicia de Thor es probablemente la más criticada de cuantas forman parte del Universo Cinematográfico Marvel. Yo mismo soy crítico con, por ejemplo, el nudo de Thor, pero he de confesar que en su día disfruté de Thor: El Mundo Oscuro, si bien hace tiempo que no he vuelto a ver ninguna de las dos. No obstante, el consenso general parecía ser que la saga necesitaba un revulsivo para su tercer entrega, y eso es lo que ha hecho Taika Waititi en esta Thor: Ragnarok.

Sin lugar a dudas, este final de trilogía destaca por el viraje total hacia el humor. Se deja de lado la épica en la mayor parte de momentos, pero no se pierde la teatralidad que impregnaba a los dos primeras películas. El resultado es un producto mucho más entretenido, pero considero que no logra alcanzar la excelencia en ningún momento. Thor: Ragnarok se disfruta, pero no llega a las cotas de calidad de Guardianes de la Galaxia, Los Vengadores, Capitán América: El Soldado de Invierno o Capitán América: Civil War.

thor_ragnarok_3

No voy a criticar a Ragnarok por su humor más de lo que critico La era de Ultrón o Doctor Extraño. No siempre logran atinar, pero son divertidas cuando lo consiguen. En todas ellas hay momentos que veo menos apropiados para el humor, y sin embargo es la mecánica por la que optan para avanzar la historia. Momentos como la destrucción de Asgard merecían cierta solemnidad. Si bien de primeras el título de Ragnarok me resultaba grande para la película, si nos ponemos a aplicar esa idea de cerrar el círculo y destruir conceptos para verlos renacidos a los personajes y sus arcos argumentales, parece más apropiado.

En el fondo esa es la clave con la que hay que entender la película, sumándonos a esa corriente de nuevos tiempos y nuevos métodos que nos da. Será esto lo que defina que nos guste o no, más allá de lo genial que es la Valquiria de Tessa Thompson, la Hela de Cate Blanchett, el Hulk de Mark Ruffalo, el Loki de Tom Hiddleston y, claro está, el Thor de Chris Hemsworth.

Divertida sin ser excelente, entretenida a pesar de quedarse corta en algunos momentos, lo que compensa con el Evento Principal de Hulk vs Thor o toda la batalla final. Consigue que la franquicia se revitalice a ojos de los aficionados, que verán en adelante a Thor como un personaje a tener mucho más en cuenta. Un acierto a pesar de sus desaciertos.

El momento.- Cualquiera que tenga que ver con Loki reaccionando a la aparición de Hulk.
El personaje.- Hela, que consigue más en una sola película que personajes como Los Tres Guerreros en toda la trilogía. Valquiria en segunda posición. El resto de personajes están asentados desde hace años.
Ranking Thor.- Thor: Ragnarok, Thor: El Mundo Oscuro y Thor.

 

Martillo en piloto automático, por Pedro de Mercader

 

Jamás terminaré de entender el proceder de los estudios que contratan personas que han demostrado en sus obras previa algo de personalidad para encorsetarles y pedirles que hagan, precisamente, lo contrario a lo que han hecho: obras carentes de riesgo, que son puro convencionalismo. O lo que es lo mismo: encorsetarles.

Hay una lista de directores independientes que se han quedado por el camino, y algunos pocos que han logrado salir airosos. Taika Waititi podríamos incluirlo perfectamente en el segundo grupo. Y es que Thor Ragnarok es precisamente eso: una película para salir del paso. Se consume bien, entra bien, pero es completamente anodina.

En el momento en que se anunció que este director iba a encargarse del cierre, era de esperar el completo cambio de tono que finalmente se ha dado. Y nos ha entregado una obra mediocre, con un tono que, tal vez, choca con lo que se nos cuenta.

thor_ragnarok_2

Es una película cimentada en el carisma de unos actores que ya tienen tomada a sus personajes. Nunca hemos visto un mejor Thor, ni un mejor Loki, ni un mejor Hulk… Aunque, por otro lado, por mucho que lo intenten con todas sus fuerzas Blanchett y Goldblum, sus personajes son tan completamente excéntricos y unidimensionales que carecen de completo interés.

Por otro lado, tanto la amenaza del Ragnarok como del Planeta Hulk está construido de una forma completamente efectista. Es una película que ignora cualquier planteamiento de profundizar mínimamente en todas las consecuencias de lo que los personajes hacen, o en las reglas del juego de los distintos mundos que se nos plantean. Lo sustituye por cinco chistes (con mayor o menor fortuna) por minuto.

A nivel guion, a pesar de los errores que he señalado, funciona respecto a la coherencia argumental, y hay una labor de construcción razonablemente bien llevada. No se puede decir así del montaje, con un raccord emocional de los personajes totalmente descuidado. Y además está conducido a un ritmo frenético, que a veces no le vendría mal pisar el freno para que el espectador digiera algo de lo que está pasando. Por el contrario, Ragnarok parece empeñada en saturar al espectador cueste lo que cueste. Tal vez es la estrategia para que éste ignore sus carencias.

Thor: Raganarok es un cierre carente de épica, que saca a relucir lo que todos nos olemos: que Marvel va en piloto automático. Sabe lo que hace, se siente cómoda y sigue produciendo churros que, a pesar de todo, siguen funcionando. Veremos en qué queda esto en el largo plazo.

El momento.- Ver a los asgardianos pelear al son de Inmigrant Song.
El personaje.- Loki, siempre Loki.
Ranking Thor.- Ragnarok, Thor, El Mundo Oscuro. Aunque que encabece la lista, no hace que sea una buena película.

 

Armageddon Nórdico, Comedia y un Toque de Verde., por Raúl Gutiérrez Martínez

 

Ya está aquí. La última de las trilogías individuales vengativas ya se ha cerrado, dejando el camino libre y expedito a lo que será el gran cierre de la Fase 3, Avengers: Infinity War.

La realidad es que pese a ser Thor uno de los personajes de la franquicia más reconocibles e icónicos ha sido con diferencia el que menos suerte ha tenido en el cine. De esta forma, la primera de sus cintas, titulada simplemente “Thor” era una película de transición que conseguía el aprobado pero que no era recordable por nada más allá de por ser la presentación oficial de nuestro ricitos de oro favorito antes de su obligada participación en Los Vengadores.

Poco después llegó Thor: El Mundo Oscuro, segunda parte en la que ni el villano (ese Malekith que quería destruir Asgard “because of reasons”) tenía sentido o un carácter definido, Natalie Portman como Jane Foster nos confirmaba que sobraba por todos lados, y la película no acababa de encontrar su tono a medias tintas entre el humor y el drama shakesperiano.

Y en esta tesitura llega Ragnarok, tercera y última parte de la trilogía en la que quedaba en manos del Director Taika Waititi demostrarnos que Thor podía dar mucho de sí mismo en solitario o por el contrario, confirmarnos que nadie era capaz de llevar al rubiales al estrellato marvelita en la gran pantalla.

Pues bien, mi opinión es de esas que coincide con la crítica generalizada y que difiere de la que la mayoría de mis compañeros y del público está mostrando en esta casa (sin que eso sea nada malo, pues las opiniones son como los cómics, todo el mundo prefiere uno distinto), y es que considero que Ragnarok es la película que con diferencia, devuelve la dignidad a Thor, aunque sea a costa de reírse de él y de lo que otros han hecho antes con el personaje.
Y es que, desde su inicio estamos ante una pura y simple comedia. Y sí, todos sabemos que el general las películas de Marvel Studios hacen un uso muy reconocible del humor en prácticamente todas sus cintas, pero son más bien películas de acción con toques humorísticos. En el caso de Thor: Ragnarok, se invierten los papeles, pues estamos ante una película de humor con toques de acción, y eso no tiene por qué ser malo.

A aquellos a los que no les gusta el cambio, les diría (sin ningún tipo de acritud) que dejen de lado el concepto particular que tengan del personaje y que se limiten a disfrutar, pues descubrirán entonces que el humor era el lavado de cara que Thor necesitaba, viendo que el drama le hacía flacos favores al personaje. Y no, Thor no es ni torpe ni tonto porque una pelota le de en la cara, sino un personaje que como todos nosotros, comete errores.
En cuanto a los comparsas oficiales de la película todos ellos son brillantes. Tenemos un Loki que hace lo mismo de siempre pero que se entrega mucho más al humor y a reírse de sí mismo, ofreciéndonos un tira y afloja constante con Thor, que hace las delicias del espectador.

thor_ragnarok_7

Hulk, por su parte es lo que todos esperábamos y más: Brutalidad desmesurada para soltar las carcajadas de cualquiera, con un Mark Ruffalo que nos ofrece un Banner que, dentro de su tragedia, también nos arranca más de una sonrisa.

Por último, Valkyria es la gran sorpresa de la película, primero por estar ante un personaje nuevo que funcione tan bien pese a no tener un background detrás (lo que cada vez se hace más difícil en Marvel Studios) y segundo porque nos dibuja a un tipo de personaje femenino al que no estamos acostumbrados, alejado de todo tipo de tópicos machistas.

En lo que respecta a la villana, Hela resulta estar a la altura de la película, pues por fin tenemos un villano con carisma en Marvel, algo que parece que a este tipo de películas le cuesta , al tener muy pocos malosos de altura.

Finalmente, no puedo terminar sin decir que Ragnarok es divertida, colorida como lo están siendo el resto de películas de esta fase, y también muy personal e independiente (como también lo están siendo la mayoría de cintas de la fase 3), sin que su humor suponga faltar el respeto a ningún personaje icónico, ni una forma de decirnos que es la única manera de hacer películas de empijamados, sino simplemente la visión (en este caso acertada) que el director ha querido ofrecernos de su parcela de este gigantesco universo.

El momento.- Realmente cualquiera en los que sale Hulk, junto con la revelación de que Thor no es quien es gracias a Mjolnir.
El personaje.- Hulk sin duda alguna. Incluir al Goliath Esmeralda en la saga de Thor ha sido todo un acierto.
Ranking Thor.- 1. Ragnarok 2. Thor 3. El Mundo Oscuro.

 

Thorbellino psicodélico, por Sergio Fernández

 

Vaya por delante que cuando estaba sentado en mi butaca compases antes de que comenzara Thor: Ragnarok tenía tres claros condicionantes. Para empezar, la controvertida elección del neozelandés Taika Waititi en la dirección de la cinta había llamado poderosamente mi atención. Lo que hacemos en las sombras, esa parodia de los docudramas y del cine de vampiros, se convirtió desde el primer visionado en unas de mis comedias favoritas de los últimos años. Por otra parte, la saga de Thor en la gran pantalla no había conseguido engancharme y no me ruboriza afirmar que incluso es el único Vengador que me ha hecho bostezar en una sala de cine. Para finalizar, el trailer presentado meses antes de su estreno ya nos mostraba con esa estética kitsch tan particular que en esta tercera entrega nos íbamos a encontrar con una cosa totalmente distinta a lo visto hasta entonces.

Finalizan los títulos de crédito, sigo sentado en mi butaca y voy procesando lo que acabo de ver. Al comenzar la película ya nos dejan bien claro por donde van a ir los tiros. La dirección, el guión, los actores… absolutamente todo está al servicio del humor. Tanto es así, que la cinta corre el riesgo de rozar la autoparodia y, si bien en el prólogo me choca que ante la presentación de un personaje tan poderoso como Surtur se abuse de este tono y en los primeros compases de la película sigo descolocado, finalmente me relajo, me dejo llevar y disfruto de la película.

La química entre el reparto es fenomenal, destacando sobremanera a la dupla Thor-Hulk/Banner y, como siempre, a Loki (Tom Hiddelston merece un spin-off) por separado. Sin embargo, teniendo un reparto tan descomunal como este (Mark Ruffalo, Anthony Hopkins, Cate Blanchett, Jeff Goldblum, Benedict Cumberbatch o Idris Elba) es una pena que el guion no les ofrezca más registros que mostrar. Nuevamente el tono unidimensional de la película hace acto de presencia. “El horror, el horror…” decía el coronel Kurtz en Apocalypse Now. “El humor, el humor…” es lo que masculla parte del público al terminar el visionado.

thor_ragnarok_1

No se puede negar que Thor: Ragnarok entretiene muchísimo. Dejando de lado La Tierra, la historia se divide en dos planetas. Por una parte, en Asgard tenemos la amenaza de Hela (el único personaje sin discurso cómico de la cinta), magníficamente interpretada por Cate Blanchett secundada por un, muy poco aprovechado, Karl Urban en el papel de Skurge. Por otra parte, Thor (un Chris Hemsworth que al cortarse la coleta, siguiendo el simil taurino, no sabemos si implica el cierre de la saga) acaba por accidente en Sakaar donde se reencontrará con Hulk en un trasunto de coliseo romano (¡Lástima de Planet Hulk! Otra bala más gastada…) y conocerá al amanerado Gran Maestro (un divertidísimo Jeff Goldblum). La acción hace acto de presencia en todo momento y, salvo momentos puntuales en los que se abusa del CGI, el resultado es más que satisfactorio.

Voy camino de casa y sigo dándole vueltas a mis sentimientos encontrados. Es cierto que he disfrutado con Thor: Ragnarok, pero la epicidad que podían haber conseguido con el evento apocalíptico brilla por su ausencia. Marvel vuelve a poner el piloto automático alienando al Dios del Trueno para convertirlo en un mundano superhéroe más. En vez de explotar las fortalezas del personaje, deciden meter en la coctelera todo aquello con lo que les ha ido bien en los últimos tiempos, destacando sobremanera Guardianes de la Galaxia, y regarlo con un cambio de look lisérgico (el uso de colores saturados puede que espante a más de uno). Pese a disponer de todos los ingredientes necesarios para fabricar un filme que atraviese las puertas del Valhalla, Marvel sigue la ley del mínimo esfuerzo y desaprovecha la oportunidad.

Me acuesto en la cama. Thor: Ragnarok es una película de consumo rápido con la que han querido dar un necesario lavado de cara a la franquicia. Sin embargo, el cambio (más allá de lo estético) es mucho más conservador de lo que pueda parecer en un primer momento y, al igual que hacen con los colores, saturan al público con chistes o gracietas continúas (los cuales algunos funcionan y otros no tanto). Marvel tiene a la gallina de los huevos de oro, de eso no hay duda. Pero no debiera acomodarse tanto en su sillón si quiere seguir manteniendo ese estatus más allá de la Fase 3. Gozar de tantos y tan buenos personajes no sirve de nada si se dedican a unificar caracteres. La saga de Capitán América es un ejemplo del camino a seguir. El humor y la acción están al servicio de la historia y gracias a ello, sus personajes salen mucho más reforzados y nuestro recuerdo es imperecedero. Thor: Ragnarok, al igual que Asgard, comienza a desintegrarse en mi memoria mientras cierro los ojos y… ya estoy dormido.

El momento.- Toda la parte del Rock&Roll final en Asgard con Hela y Thor desatados y la llegada de Valquiria, Hulk y Loki que se suman a la fiesta. Por otra parte, la breve aparición del Dr. Extraño potencia al personaje y genera uno de los momentos más divertidos de la película.
El personaje.- Hulk/Banner porque es un 2×1 y un 4×4. Mark Ruffalo necesita muy poquito para dotar al gigante esmeralda de todas las capas que este posee.
Ranking Thor.- 1º Thor: Ragnarok, 2º Thor: El Mundo Oscuro, 3º Thor

 

¡Es la hora de la encuesta!

¿Qué te ha parecido Thor: Ragnarok?

View Results

Cargando ... Cargando ...

  Dirección: Taika Waititi Guión: Eric Pearson, Craig Kyle, Christopher Yost Música: Mark Mothersbaugh Fotografía: Javier Aguirresarobe Reparto: Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Cate Blanchett, Anthony Hopkins, Mark Ruffalo,Tessa Thompson, Benedict Cumberbatch, Idris Elba, Jeff Goldblum, Jaimie Alexander, Sam Neill, Ray Stevenson, Tadanobu Asano, Taika Waititi, Karl Urban, Stan Lee Duración:…

Valoración Final

Daniel Gavilán - 8
Jordi T. Pardo - 6.5
Miguel Ángel Crespo - 8
Nacho Teso - 6.8
Pedro de Mercader - 5.5
Raúl Gutiérrez - 7
Sergio Fernández - 6.7

6.9

Digna

En términos generales, en la redacción han visto Thor: Ragnarok como una producción entretenida y con aciertos interesantes en comparación a las anteriores entregas de la franquicia. Pero, pese al posistivo cambio de tono, ciertos excesos y carencias lastran el resultado final y no permiten calificarlo de notable. Los nuevos fichajes y la factura visual de la cinta son de lo mejor de la película pero su sentido de la aventura queda entorpecido por un guion irregular y un sentido del humor que juega en contra de las escenas más épicas.

Vosotros puntuáis: 6 ( 33 votos)
Compartir
Artículo anterior#ZNGames Syberia
Artículo siguiente#ZNSeries – Inhumanos

Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Mi obsesión por las novelas de misterio y aventuras facilitó mi acercamiento al cómic con los Clásicos Ilustrados que adaptaban historias como El Escarabajo de Oro o La Isla Misteriosa. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-man y Dragon Ball. Descubrí las posibilidades del medio con autores como Alan Moore, Neil Gaiman o Kurt Busiek desarrollando mi ecléctica pasión por la viñeta: cómic estadounidense, europeo, manga y webcómics. En la actualidad, colaboro como reseñista y articulista en esta, mi segunda casa, hablando de cómics y cine.

Nací en el sur de España, aunque desde pequeño tenía la cabeza perdida entre mundos de fantasía. Descubrí los cómics a través de un baúl en casa de mis tíos, y nunca he salido de aquel cofre del tesoro. Enemigo de la nostalgia pero amante de la Historia, mis fascinación por cualquier medio de narración ha ido puliéndose hasta transformarse por pasión por el cómic en general y el universo Marvel en particular. Redactor de Zona Negativa desde 2010, es imposible mirar atrás sin pensar en este periodo compartido con vosotros como una experiencia irrepetible, de esas que dejan huella.

Murciano. 33 años. Psicólogo. Lector de todo tipo de tebeos desde niño, pero sobre todo de Marvel. Interesado en la forma en la que el cómic refleja el mundo real y transmite ideas relacionadas con problemáticas sociales. Feminista. Preocupado por la integración y la diversidad, tanto dentro como fuera del cómic.

Empecé con series animadas como ‘Spider-Man y sus Asombrosos Amigos’ y el ‘Spider-Man’ de los 90. En las viñetas, mis primeros números fueron unos ‘Marvel Team-Up’ de Bill Mantlo, Chris Claremont y John Byrne. A eso le siguió Gerry Conway en ‘Amazing Spider-Man’, con la muerte de Gwen Stacy. El asunto continuó con los ‘X-Men de Claremont’ desde que se afianzan en Australia, y fui creciendo acompañado del ‘Ultimate Spider-Man’ de Bendis, cuyos ‘Nuevos Vengadores’ me abrieron al resto del actual universo Marvel. La Casa de las Ideas es mi sitio, y actualmente disfruto del ‘Spider-Man de Slott’, el ‘Deadpool de Duggan’, ‘The Mighty Thor de Aaron’… y de cualquier buena serie que me haga recordar por qué disfruto con esto de los cómics.

Pedro de Mercader. Barcelonés de nacimiento (noviembre, 1992) hasta que me picó una araña y me fui a habitar a mundos imaginarios. Mi pasión desaforada por los cómics, el cine y los videojuegos me hizo estudiar comunicación audiovisual y creció en mí una necesidad por intentar contar historias en cualquier medio posible y hablar sobre las narraciones ajenas. Quise ser Tony Stark y me quedé en Jarvis. Gaiman, Miller Moore, Morrison, Brubaker y Hickman (entre muchos otros) son mis guías. Estaba perdido en el espacio, hasta que mi nave hizo un viaje interdimensional y acabé en este lugar amigable. Salvo por Annilihus.

Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis… mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.

Bilbao (1982). Licenciado en Sociología. Soy, desde que tengo uso de razón, un amante empedernido del Cine gracias a Hitchcock y Kubrick. Criado en Corleone, visité la puerta de Tannhäuser como tripulante de la nave Nostromo. Tras una breve etapa en Tatooine y Mordor decidí regresar a Twin Peaks, desde donde disfruto de mis otras pasiones: los cómics, la música y los videojuegos.

Leave a Reply

15 Comentarios en "#ZNCine – Thor: Ragnarok. La redacción opina"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Marcos Martín

Vaya por delante que la peli me gustó aunque al verla en VO creo que algunos puntos me los he perdido, así que esperaré a verla en español. Pero hay una cosa que vi bastante clara. La evolución que le faltan a los personajes en el cómic la estamos viendo en el cine, y ojalá se contagie.

Aviso de Spoiler

Me refiero a que hemos visto jubilarse a Odin y a Thor heredar el trono perdiendo el ojo en el camino. Sólo le falta el brazo del Destructor y el sueño de Jason Aaron (y mio) se verá cumplido.

Visto esto, me pregunto si Marvel se dirige hacia una renovación de sus SHs en la gran pantalla. Por ejemplo, parece que Robert Downey Jr. y Chris Evans tienen sus pelis contadas como Iron Man y Capitán América. Es ley de vida, se hacen mayores y alguien debe tomar el manto que dejan, así que auguro un ciclo de legado con algunos de los personajes más importantes.
Y es que lo que siempre se ha evitado en el cómic, por lógica se deberá imponer en el cine: la jubilación. Dudo mucho que reinicien franquicias de Iron Man, sino que alguien seguirá los pasos del tío Tony.
La pregunta ahora es ¿Se atreverá Marvel a hacer lo mismo en el cómic? Con la reciente publicación de esos cómics con título de Legado no sé si van a por ello es tan solo un globo sonda para ver como se lo toma el personal. Yo por mi parte me alegraría de que dieran el paso.

batlander

A mi me ha gustado bastante. Mi ranking seria:

Ragnarok
Mundo Oscuro
Thor

Aunque tampoco creo que sea un primer puesto muy meritorio viendo las peliculas siguientes. La primera cada vez me parece mas una convencion de cosplay y la segunda, aunque no es una maravilla, al menos tiene algunos grandes momentos.

Como breve analisis, decir que me han gustado mucho bastantes escenas y que me he tronchado de risa con otras tantas. Pero creo que tiene dos errores gordos. El primero es que el paso por Planeta Hulk es demasiado abrupto. No puedes pasar de ver aparecer a Hela y (reaparecer) a Odin a estar en un planeta de zumbados supercolorido y luego volver a la pelicula inicial de la misma manera. No pega y queda artificial.
El segundo es el humor. Esta claro que se han basado en Guardianes de la Galaxia (sobre todo la 2) y, de hecho, tiene algunos momentos de sobresaliente. Pero ademas de que es algo que ya me cansa un poco despues de tanta pelicula de Marvel Studios (se les ha ido la olla al extremo contrario de Batman VS Superman), en Thor Ragnarok la concentracion de humor y “humor” es tan alta que indigesta. Por poner un ejemplo, el trato que le dan a Surtur, aunque la escena mole y sea dibertida, creo que sobra totalmente.

Espero que cuando llegue Thanos en La Guerra del Infinito la cosa se modere (y bastante) para que quede algo potable.

PD: No me meto en temas de caracterizacion para no armar jaleo. Pero joder, Heimdall con rastas???? En serio???

Jack

Gracias por las opiniones. A mi me gustó, pero creo que fue algo irregular. Tengo pendiente verla en VO cuando pueda que dicen que mejora la cosa. Por un lado me encanta Hela, creo que es la mejor villana de Marvel, a falta que de ver a Thanos en acción. Por otro eché en falta mayor participación de Hulk en la batalla final,

Aviso de Spoiler

aunque tiene un buen golpe cuando se lanza contra Surtur.

Con respecto al humor, para mi algo excesivo. Pega en Sakaar pero creo que menos en las escenas del Doctor Extraño y Asgard. La primera escena de Surtur se me hizo pesada aunque luego mejora mucho. En fin, buena película que pudo ser mejor. Y buen final que cambia el status quo.

sparkyal

Después de ver el trailer mi pensamiento fue “vaya patochada de película, ¿dónde está la dignidad de Thor?”. Acabaré viéndola pero en la tele.

AlbierZot

Coincido sobre todo en destacar que es el mejor Thor hasta la fecha, el único que no parece un cabeza hueca. Han tenido que alejarse del estereotipo para devolvernos al mejor Thor. Hasta Extraño está exultante y súper medido, entre distante e incómodo pero generoso. Al igual que Odín, cuya presencia recuerda tanto a los personajes de Gaiman. Claro que lo mejor que se puede decir de la peli, si no la has visto, es: vHela. (sorry)

ultron_ilimitado

Siempre he creído que la crítica suele ser justa con Marvel y que el hecho de que película tras película crítica y público alaben las películas de Marvel no se debía más que al hecho de que estaban haciendo las cosas bien. Pero con esta empiezo a dudar de si los conspiranoicos que dicen que Marvel tiene comprada a la crítica no tienen algo de razón. Solo así se comprendería que una película decente y entretenidilla reciba tantos halagos de crítica y público (brillante, arriesgada, osada, impactante son adjetivos que he leído por ahí) cuando no tiene absolutamente NADA de especial ni novedoso.

Humor absurdo, algunas escenas de acción espectaculares y un argumento muy simple. Incluso entregándose a la propuesta de Marvel sobre el personaje en esta película la cosa no llega al nivel de otras producciones de corte similar. De hecho, incluso aceptando que hayan convertido la película en una comedia, no es una especialmente graciosa. Con las dos de Guardianes me tronchaba, esta se veía constantemente que intentaba ser graciosa, pero salvo por un par de golpes (nunca mejor dicho) conmigo al menos fracasaba totalmente en esa empresa.

Y todo esto, como digo, asumiendo y dando por buenas las intenciones con las que se enfoca la peli. Si uno se para a pensar cómo le hubiera gustado que fuera una película de Thor titulada Ragnarok y ve que en su lugar le han metido una comedieta casi autoparódica le entran ganas de llorar. Donde uno se imaginaba una historia épica y dramática aderezada con el humor y los momentos ligeros marca de la casa, obtenemos exactamente lo opuesto.

Me hubiera gustado un Thor heroico eliminando el tono de autoparodia, más cercano al Capi de Chris Evans que al Iron Man de RDJr (o más bien al Drax de Bautista). En definitiva algo más cercano al Ragnarok de Michael Avon Oeming que a los Guardianes de Gunn. Un Surtur y una Hela que dieran miedo. Un Skurge que no fuera un cretino. En su lugar, Surtur es un diablo de opereta y Hela, lejos de ser la villana que acabe con la maldición de los villanos Marvel, no tiene mucha más complejidad que el malo promedio. El Gran Maestro me sobra (y más de la forma en que está retratado) como en general toda la trama relacionada con Planeta Hulk (por mucho que mole la pelea con Hulk, que es cierto que lo hace).

Sobre la banda sonora puramente instrumental, pues tenemos el problema típico de Marvel. Nada con sifón. Intenta ser novedosa con el aspecto ochentero de sintetizador, pero lo cierto es que es imposible recordarla una vez que ha pasado por tus oídos. La mejor parte es cuando vuelven usar el tema de Patrick Doyle.

Para mí la diferencia entre lo que es y lo que podría haber sido queda perfectamente simbolizado en el cambio de tipografía con el que fue presentado el título y en lo que se convirtió después, con ese aspecto de haber sido creado con el Wordart de Word 2003. Ese es el cambio que me hizo empezar a sospechar que la peli iría por derroteros que no me iban a hacer gracia. Está claro que en algún momento del proceso, Marvel decidió dar un viraje a lo que tenían pensado en un principio.

Y luego un par de cosas, no me gustan nada los cambios y la situación en la que queda Thor. Por mucho que pueda ser una gran evolución que Thor demuestre que es un héroe también sin el martillo, visualmente me resulta mucho más espectacular y versátil el uso de Mjolnir, que le permite posibilidades de combate mucho más vistosas (y volar) igual que al Capi su escudo, no en vano para mí la mejor escena de la película es la lucha inicial en Muspelheim al ritmo de The inmigrant song. Así que a mí personalmente, aunque lo veo complicado, me gustaría que Thor recuperara su martillo, su ojo y su pelo (y de paso un uniforme más parecido al de las anteriores películas). También me hubiera gustado que no se hubieran pasado por el arco del triunfo el final de La era de Ultrón en el que Thor parte en busca de respuestas a su visión (esa en la que Heimdall profetiza que les destruirá a todos).

Finalmente, y en esto ya sé que estoy prácticamente solo, no me gusta que hayan despachado la relación con Jane Foster, pero ya que parecía inevitable debido al nulo interés de Natalie Portman, lo que es criminal y de vergüenza es que no hayan usado a Sif como sustituta lógica y en su lugar hayan usado una Valquiria que ni es Valquiria ni es nada, aunque hayan tenido la decencia de que no sea Brunilda. En teoría Jamie Alexander no estaba disponible porque estaba rodando Blindspot, pero lo cierto es que lo único que le ofrecían era un miserable cameo y si hubiera tenido un papel destacado se las hubieran apañado.

Así que en conclusión, a pesar de que la peli en sí no es mala y es entretenida, está muy lejos de ser la peli que Thor se merecía, y lejos de las mejores películas del UCM. Mi ranking de Thor: 1-Thor: El mundo oscuro, 2-Thor, 3-Thor:Ragnarok.

Y para poner en contexto, mi ranking global del UCM:

17-Iron Man 2, 16-El increíble Hulk, 15-Iron Man 3, 14-Dr. Extraño, 13-Thor:Ragnarok, 12-Spiderman: Homecoming, 11-Guardianes de la galaxia vol.2, 10-Ant-Man, 9-Capitán América: El primer vengador, 8-Thor, 7- Thor: El mundo oscuro, 6-Guardianes de la galaxia, 5-Iron Man, 4-Vengadores: La era de Ultrón, 3-Capitán América: Civil War, 2-Capitán América: El soldado de invierno, 1-Los Vengadores.

batlander

Veo que coincidimos bastante en el analisis de la pelicula. Igual me ha gustado un poco mas porque fui a verla un poco en plan cachondeo despues de ver el primer trailer (que me parecio horrible por cierto). Pero tienes razon en muchas cosas. La valquiria sobra y se echa de menos a Sif (y a los 3 guerreros tambien, que para lo que hacen podrian haberselos ahorrado).

En el tema de lo que te esperas de Ragnarok y lo que terminas viendo tienes toda la razon. Al fin y al cabo es una historia epica de la que bebe un montonazo de fantasia heroica. Poniendolo en perspectiva, que hubiese dicho la gente de un Señor de los Anillos realizado de forma similar? La respuesta esta clara.

Pau

Coincido mucho con tu opinion ultron , ya califique la pelicula en la entrada de su critica , como parodia de thor. Mas cercana a scary movie que a scream. Coincido en el rankng de pelis de thor pero hecha esos vengadores la era de ultron para atras en la lista general jeje. Para mi ,que se me podria incluir en los conspiranoicos , esta bien ver que hay quien piensa que Hela es una villana sin mas , que los guerreros estan desperdiciados y que no es ni la mitad de graciosa de lo que la pelicula se cree que es. Sin hablar de que a priori no voy a ver Thor para reirme. Hace poco lei el 1 del indigno Thor , tiene un brazo que no se ni de que es, es indigno,no tiene martillo pero es Thor .Es epica esta bien escrita y tiene interes. Me gusto. Con esto quiero decir que perdono y me como cosas facilmente ,pero ni por esas me convence esta peli.

Linkin Boy

A mí me pareció aburridísima y excesivamente autoparódica. El tan cacareado sentido del humor me pareció digno de un patio de colegio; esperaba y esperaba esos chistes descacharrantes que prometían las críticas y no llegaron por ningún lado.

Compararla con ‘Guardianes de la Galaxia’ me parece un flaco favor hacia las películas de James Gunn. Gunn tenía bajo control que el tono cómico de sus películas no se desmadrara y se tragara al drama, mientras que aquí han apostado por el (supuesto) humor y éste ha arrasado con todo.

La peor película que ha parido Marvel (con diferencia). Peor trago me he llevado porque ‘Lo que hacemos en las sombras’ me pareció divertidísima.

Dereck

No la he visto pero por lo que he leído es solo una payasada que no hace mas que pasar de largo lo que es el personaje de Thor con el fin de hacer algo divertido. Y su publico no le interese nada lo que hagan con el.

Diomedes

Yo ya puse mi opinión en la critica de la peli. No se muy bien como tomarmela, por una parte me resulto super entretenida, lo pase muy bien en el cine y me pareció bastante espectacular, pero por otro lado es cierto que el humor es excesivamente intrusivo y dado el material con el que juegan (Surtur, Hela, Planet Hulk) podia haber dado bastante mas de si.

El destrozo que le hacen al Universo del protagonista es digno del de los comics. Al menos al personaje no le arrastran por el fango como Aaron y con lo de “Eres el Dios del Trueno, no el de los martillos” le demuestran que su poder y valor no vienen del martillo sino de él mismo, todo al contrario del proceso de hundimiento de Aaron en los comics. Pero al final el destrozo persiste…..sus amigos, muertos la mayoria, Asgard destruida, Odin muerto, buena parte de su pueblo igual, su martillo destrozado, el personaje tuerto……en fin es un cambio bestial del estatus quo del personaje.

Es super cantoso que con un universo con cien mil posibilidades como el que tiene el de Thor, que puede llevar desde amenazas cosmicas a guerras de ejercitos en plan ESDLA, historias de elfos, enanos, orcos, gigantes, magia, su Padre como Dios del Conocimiento, su Madre como la Madre Tierra…..pues los mediocres de sus escritores lo unico que se les ocurra casi cada vez es cargarse Asgard y ese mundo y limitarle a un rol superheroico cutrón, de tener que “aprender de la humanidad” y “darse cuenta que los dioses son el mal/falibles”. Y una vez lo hacen pierden esa carta y se reduce todo. Y asi una y otra vez desde hace años y años. Y ya a alguno como Aaaron se le va la pinza del todo y hacen que la Foster le quite el martillo.

Volviendo a la pelicula, la banda sonora apenas la recuerdo y cuando la recuerdo es cuando salen los temas de la primera película, visualmente es muy espectacular, los actores están muy bien todos….geniales Loki, Hela, Thor, Hulk, lo poquito que sale Odin, Heimdall…..no así la Valkyria, personaje bastante innecesario, bastante mal desarrollado y del que solo se salva la escena del flashback que es visualmente increible. Pero como es mujer y minoría étnica pues hay que aplaudir su personaje con las orejas.

Hay incongruencias en como se presenta a los personajes…por ejemplo es penoso que Loki que es un dios de la hechiceria se vea impotente frente a los truquitos de un todavia novato Strange, o que un Thor capaz de liarse a tortazos con Hulk y este ya desprendiendo electricidad por los dedos sea dominado con prácticamente un táser hipercargado.

En cuanto a su posicion con las otras de Thor, pues a mi la verdad me gustaron las anteriores. La primera me parece una pelicula de introduccion de personaje de manual, con buenas interpretaciones, produccion, una banda sonora perfectamente reconocible, la tipica historia de caida de gracia y redención, conflictos familiares y emocionales, dialogos con sentimiento ……el unico fallo es que el combate final es flojo porque Loki se sabe que no es rival de Thor y si triunfa lo unico que pasa es que los gigantes de hielo mueren cosa que al espectador le importa bastante poco. La segunda, el Mundo Oscuro, es peor…..tiene una parte asgardiana bastante buena y una de las mejores escenas de todas las peliculas Marvel (muerte y entierro de Frigga….increible), un final inquietante… pero queda ensombrecida por la olvidable parte “humana”, los graciosillos becarios o el hecho de que Thor prácticamente lo arruine todo con su estúpido plan cuando el plan bueno era el de su padre…aún asi es una pelicula disfrutable. Esta pues irregular, mas divertida y espectacular que El Mundo Oscuro pero a costa de cargarse el universo del personaje, mas arriesgada y rompedora pero lo mismo quemandolo todo por el camino, con mejores escenas de accion (y como no, con Hela, Surtur, Fenris y Hulk) ….pero podia haber sido mas y el humor ya digo intrusivo. Hay momentos genuinamente tristes como la muerte de Odin en Noruega (el Hogar…) o la destrucción de Asgard como unica manera de frenar a Hela, pero incluso esos poco después tienen que ser rotos con algun chascarrillo.

De verdad era tan difícil versionar el Ragnarok de Simonson ? Hacer asi desaparecer a Odin y destrozar la ciudad de Asgard pero dejando la dimensión intacta, a los secundarios (Balder, los Tres Guerreros, Sif) vivos? Darnos un combate entre ejercitos bestial contra las hordas de Muspelheim?

En fin, entretenida y espectacular, pero desaprovechada y quiza demasiado destructiva con el status quo del personaje. Y demasiado humor para unos acontecimientos que son, vistos objetivamente, apocalipticos.

ultron_ilimitado

Sobre lo de Strange tengo que decir que es probablemente la mejor aportación de la película. A Thor y su universo la peli lo deja por los suelos, pero curiosamente con Extraño he visto más de mago y hechicero supremo en la escena en esta película que en toda su propia película.

Aegon

Tan solo por el tratamiento visual (tanto la construcción de elementos visuales Kirbynianos como el ENORME trabajo en los planos) esta película merece todos mis respetos.

En ese sentido ha habido un progreso muy grande.

El Sustituto

No ire a verla porque no pago por ver estas cosas, la vere gratis cuando la echen por television. Ya me he quedado lo suficientemente decepcionado con este tipo de pelis como que para volver a caer en este abismo de peliculas que lo que estas deseando es que se acaben. Thor tiene una mitologia rica y fascinante y sueño despierto con La Saga de Surtur y las demas historias que plasmo Simonson soberbiamente. Esta clarisimo que jamas sucedera. Directores y guionistas son lo de menos, La que origina la historia es un gigsntesco entramado industrial, por lo que no le importa respetar historias y personajes. Mientras de pasta seguiran asi y cuando el publico generalista se canse quizas y solo quizas se tomen en serio a personajes con un grandisimo potencial.

alfredo

sencillo: a ver la edición pirata que me bajaré por la red! si Spiderman homecoming me pareció muy respetable con su humor e ideas(claro parker es un adolescente, tiene humor el chico!!) si civil war me aburrio y el soldado de invierno me pareció buena hasta ahi, es por esas cosas que la bajaré por internet esta peli de Thor.
Siendo que las dos primeras de Iron man, Thor las vi en el cine y me gustaron cuando me llego el turno de ver las otras(Iron man 3, Captain america, avengers etc) me parecieron tan pobres que no me dieron ganas de verlas en el cine sus secuelas….
Yo no creo que mejoren pero…es Marvel, es Disney y tambien manejan a Star Wars como así a Dumbo ;P .

wpDiscuz