Zona Manga – Hayao Miyazaki dibujará manga de samuráis

Por y
40
478

El 1 de septiembre el mundo se levantó con una terrible noticia. Según Koji Hoshimo, presidente de la compañía de animación japonesa Studio Ghibli y antiguo directivo de la división japonesa de Disney, Hayao Miyazaki se iba a retirar de la industria después de una longeva y aclamada etapa en la animación japonesa. Las especulaciones sobre los motivos de su marcha no se hicieron esperar y el propio Miyazaki tuvo que comparecer ante los medios de comunicación una semana después para aclarar su decisión. Y lo que hizo no fue más que acrecentar las dudas.

Hayao Miyazaki es una de aquellas personas que de tanto en tanto le da por anunciar su retiro, de manera que cualquier noticia de este tipo debe ser tomada en perspectiva. En su conferencia, avisó que se iba a retirar, pero lo que afirmó fue que “no voy a hacer más películas de larga duración“. Es más, dijo “soy libre, quiero trabajar durante otros 10 años“, por lo tanto, Miyazaki dejó bien claro que no se iba a retirar, como muchos medios ya habían anunciado. El director añadió, ante la insistencia de la prensa sobre su próximo trabajo, que “hay otras cosas que quiero hacer, pero no anime“. ¿Por qué? “Cada director de anime tiene una manera muy diferente de enfrentarse a su trabajo. Pero no puedo evitarlo, envejezco. Ya no soy capaz de dedicar tanto tiempo en concentrarme en el trabajo. Pensé que sólo podía seguir haciendo las cosas si las hacía a mi manera, así que deduje ‘ya no puedo hacer películas enteras de anime’ “.

Para hacer una película animada se necesita un storyboard. Algunos directores lo hacen basándose en los trabajos de los demás y dejan todo el dibujo a otros. Miyazaki hacía los guiones, escribía, comprobaba el trabajo de sus animadores y lo redibujaba él mismo si lo que veía no era de su agrado. Por eso necesitaba centenares de miles de dibujos por película. Miyazaki participaba, de una manera u otra, en todos.

Así que esta vez es definitivo. Miyazaki se retira por viejo, pero… solo de la animación. Toshio Suzuki, veterano productor del Studio Ghibli, anunció en un programa de variedades de la NTV conocido como Sekai-ichi Uketai Jugyō que creía que Miyazaki “va a hacer una serie manga. Desde siempre, a él le gusta dibujar sus cosas favoritas. Lo desestresa“. Masaaki Sakai, el conductor del programa, le preguntó si Miyazaki estaba haciendo manga de samuráis, y Suzuki respondió: “eso es lo que está dibujando ahora. Se enfadará si hablo demasiado No hablemos más de esto“.

Y eso es todo por ahora, pero nosotros seguiremos la noticia aquí o en nuestra sección de noticias del Mangazine (¡¡¡no olvidéis echar un vistazo a esa publicación imprescindible!!!). Para que la espera no sea tan pesada, os dejamos un trailer de la última película de Miyazaki:

Una pequeña restrospectiva de la obra de Hayao Miyazaki

“Me gusta la expresión “posibilidades perdidas”. Nacer significa estar obligado a elegir una época, un lugar y una vida. Existir aquí, ahora, significa perder la posibilidad de ser otras innumerables personalidades potenciales.”

El pasado 1 de septiembre, Koji Hoshimo, presidente de la compañía de animación japonesa Studio Ghibli, anunciaba para disgusto de muchos aficionados de la animación japonesa la retirada de su compañero Hayao Miyazaki como director, compareciendo este unos días después en rueda de prensa para confesar que este adiós respondía a su necesidad de “ser libre y hacer algo diferente a la animación”. Hoy ya sabemos cuáles son estos caminos que pretende recorrer Hayao Miyazaki pero, ¿somos conscientes de lo que hemos dejado atrás? El popular director, ilustrador, mangaka, guionista y productor, nacido durante la Segunda Guerra Mundial, en 1941, ha estado ligado al anime desde principios de los años sesenta trabajando como diseñador y animador para Toei Animation en todo tipo de historias: Wanwan chushingura (1963), Okami shōnen Ken (1963), Shonen Ninja Kaze no Fujimaru (1964), Gulliver’s Travels Beyond the Moon (1965), Taiyō no Ōji: Horusu no Daibōken (1968), Sally la bruja (1968), The Wonderful World of Puss ‘n Boots (1969), Flying Phantom Ship (1969) y Himitsu no Akko-chan (1970). El primer encargo como director le llegaría a Hayao Miyazaki con la serie Lupin III (1971), adaptando junto a su compañero Isao Takahata y Masaaki Osumi el popular manga creado por Kazuhiko Kato, firmando hasta quince capítulos de la misma y combinando su labor en esta producción con trabajos menores en Animal Treasure Island (1971), Ari-Baba to yonjuppiki no tozoku (1971) y Sarutobi Ecchan (1971).

Posteriomente, en las películas Las aventuras de Panda y sus amigos (1972) y The Rainy-Day Circus (1973) Hayao Miyazaki se estrenaría como guionista, asumiendo una experiencia que en el futuro cercano le llevaría a afrontar sus proyectos más personajes dirigiendo su primera serie de televisión de creación propia, Conan, el niño del futuro (1978), y también su primera película, El castillo de Cagliostro (1978). No dejaría tampoco de participar con Isao Takahata en algunas producciones de Nippon Animation, en títulos tan emblemáticos como Heidi (1974), Marco (1976) y Ana de las Tejas Verdes (1979), al lado de otros encargos como 3000 Leagues in Search of Mother (1976), Rascal, el mapache (1977), Ironman 28 (1980), Super Agente Cobra (1982) o su inolvidable interpretación perruna de Sherlock Holmes (1982). Esta última, así como su regreso a Lupin III, en una segunda etapa de la serie, rodando la película El castillo de Cagliostro (1979) bajo el seudónimo de Teruki Tsutomu, serían sus últimos trabajos de animación para televisión antes de centrar toda su atención en la producción de sus propias películas con la fundación en 1985, nuevamente al lado de Isao Takahata, del popular y exitoso Studio Ghibli. No obstante, los orígenes de este estudio parten del éxito de Nausicaä del Valle del Viento (1982), un manga creado por Hayao Miyazaki publicado originalmente en la revista Animage, una historia que su autor tardaría doce años en concluir pero que sería adaptada al anime mucho antes por él mismo siendo reconocida como la primera película del Studio Ghibli.

Opening español de Sherlock Holmes

Desde este momento, el nombre de Hayao Miyazaki empezaría a ser conocido como sinónimo de animación, por la calidad de sus películas, rebosantes de imaginación y habitualmente con potentes mensajes antibélicos, medioambientales y sociales tan apreciados en Japón como en el resto del mundo. La primera de sus incursiones, bajo el paraguas del recién nacido Studio Ghibli, sería El castillo en el cielo (1986), inspirada en Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift, embarcándose pronto Hayao Miyazaki en su siguiente película, Mi vecino Totoro (1988), uno de los grandes éxitos de la compañía que la daría a conocer en numerosos paises y convertiría a su protagonista en su mascota oficial. Luego llegarían Nicky, la aprendiz de bruja (1989) y Porco Rosso (1992), una producción de gran carga política basada libremente en The Age of the flying Boat, un manga de Hayao Miyazaki, y que originalmente iba a ser un cortometraje para mostrar en los vuelos de la compañía aérea Japan Airlines. No obstante, el verdadero fenónemo comenzaría con la siguiente producción de este director, La princesa Mononoke (1997), una cinta ambientada en el Japón medieval, con elementos sobrenaturales y un potente mensaje a favor de la comunidad entre el hombre y la naturaleza. La historia se llevaría todos los premios y reconocimientos japoneses habidos y por haber, consiguiendo también una gran proyección internacional y consagrando a Hayao Miyazaki como un director de culto.

“Las almas de los niños son los herederos de la memoria histórica de las generaciones anteriores”.

Pero esto sólo era el principio, con El viaje de Chihiro (2001) Hayao Miyazaki volvería a romper esquemas, y la taquilla japonesa, una fábula fantástica que le otorgaría a su creador el espacio merecido, logrando alzarse con prestigiosos reconocimientos como el premio Óscar a la Mejor Película de Animación -el primer y único anime en lograrlo hasta la fecha – y el Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Tan sólo unos años después, El castillo ambulante (2004), basada en la novela del mismo título de Diana Wynne Jones, tomaría el relevo, reflejando en ella Hayao Miyazaki su propia visión de la guerra de Iraq, un polémico tema que no evitaría a la película volver a reventar la taquilla en Japón, mientras era reconocida con el León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia, se paseaba triunfante por Festival de Cine de Sitges y obtenía una nueva nominación a la Mejor Película de Animación en los premios Óscar que le sería arrebatado por Wallace & Gromit: La maldición de las verduras de Nick Park y Steve Box. En los últimos años, Hayao Miyazaki nos ha ofrecido su propia versión del cuento de La sirenita de Hans Christian Andersen en Ponyo en el acantilado (2008), trabajo con el que se quedaría a las puertas de una nueva nominación en los premios Óscar, y la que sería su despedida de la dirección, Kaze Tachinu (2013), basada en un manga del mismo nombre de Hayao Miyazaki a su vez inspirado en la novela El viento se alza de Tatsuo Hori sobre el histórico ingeniero aeronáutico Jirō Horikoshi.

mononoke_princesa_hayao_miyazaki
Escena de La princesa Mononoke de Hayao Miyazaki

La reconocida vena pacifista de Hayao Miyazaki, tan visible en muchas de sus producciones, ha hecho que su despedida deje un halo reivindicativo y cierta polémica política por el contenido de la historia de Kaze Tachinu la cual su director y creador defendió criticando la intención de cierta parte del gobierno japonés de permitir que Japón vuelva a tener un ejército nacional al que la constitución actual del país se opone. No hay que olvidar tampoco el trabajo realizado por Hayao Mizayaki, durante su estancia en Studio Ghibli, en otras facetas de la animación, como la producción, ayudando a financiar las obras de su compañero Isao Takahata, Recuerdos del ayer (1991) o Pompoko (1994), las de otros directores como Susurros del corazón (1995) de Yoshifumi Kondo o Arrietty y el mundo de los diminutos (2010) de Hiromasa Yonebayashi -con guiones de Hayao Miyazaki-, Haru en el reino de los gatos (2002) de Hiroyuki Morita o Cuentos de Terramar (2006) que supondría el debut en la animación de su mismo hijo Gorō Miyazaki. En definitiva, una carrera llena de talento, un director irrepetible que ha sabido conjugar la portentosa fuerza de su imaginación con la intensidad de las imágenes de sus producciones, con una carga onírica y mágica habitualmente abrumadora, y sumando a ello un trasfondo lleno de intenciones, sentimientos y emociones de carácter tan personal como universal.

¿Cuál es la mejor película de Hayao Miyazaki para Studio Ghibli?

  • La princesa Mononoke (37%, 110 Votes)
  • El viaje de Chihiro (24%, 72 Votes)
  • Mi vecino Totoro (11%, 33 Votes)
  • Porco Rosso (10%, 29 Votes)
  • El castillo ambulante (7%, 22 Votes)
  • Nausicaä del Valle del Viento (6%, 18 Votes)
  • El castillo en el cielo (2%, 7 Votes)
  • Ponyo en el acantilado (2%, 6 Votes)
  • Kaze Tachinu (0%, 1 Votes)
  • Nicky, la aprendiz de bruja (0%, 0 Votes)

Total Voters: 298

Cargando ... Cargando ...

40 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Elric
Elric
Lector
12 noviembre, 2013 21:53

La Princesa Mononoke y El viaje de Chihiro, dos obras maestras absolutas, y maravillosas

Antoine
Antoine
Lector
12 noviembre, 2013 22:01

No te olvides de Nausicaä del Valle del Viento, para mí la mejor.

samanosuke
samanosuke
12 noviembre, 2013 22:17

Todavía tengo tarea pendiente con Miyazaki y Ghibli, para mi vergüenza… Me quedo con El Viaje de Chihiro, que me sigue pareciendo magnífica a todos los niveles por más que la vea. La Princesa Mononoke también es una obra maestra, pero la última vez que la vi no me entusiasmó tanto, tengo que programar otra revisión por si me cogió con el día tonto, así que me quedo con la ganadora del Oscar.

Alejandro Ugartondo
Autor
12 noviembre, 2013 22:18

Me es imposible ecoger sólo una. Me encantan todas sus películas y cada una de ellas tiene algo especial. Supongo que si tuviera que decidirme sólo por una sería por la Princesa Mononoke o el Viaje de Chihiro, aunque Totoro y Porco Rosso estarían muy cerca.

Y su versión manga de Nausicaa me parece una grandísima obra, por lo que ya estoy eperando con ansia su manga de samurais

Luis Javier Capote Pérez
Autor
12 noviembre, 2013 22:27

Porco Rosso y todas las series de mi infancia.

P. D. Que-ri-do-Les-tra-de-te-he-vuel-to-aen-ga-ñar.

Elric
Elric
Lector
12 noviembre, 2013 22:28

No me olvido, Antoine, ya sabes que me encanta toda la filmografía del maestro, pero me quedo con esas dos. 😉

Mathieu
Mathieu
Lector
12 noviembre, 2013 22:31

Pues me parece un notición. Su genio trabajando con total libertad puede dar algo grande.

elrulo
elrulo
Lector
12 noviembre, 2013 22:57

Miyazaki = Genio
Me es imposible escoger una película suya, todas tienen momentos inolvidables y transmiten la esencia de los clásicos. Una gran pérdida para el cine y seguramente una enorme ganancia para el manga.

Khonshu
Khonshu
Lector
13 noviembre, 2013 1:37

Me es muy difícil decidirme entre Nausicaä, Mononoke y Porco Rosso, las 3 que más me gustan del maestro, pero es que el resto de su filmografía también es una maravilla.

Las que más me gustan son las que plantean un conflicto directo. Me fascina esa visión de Miyasaki en la que no existe realmente el mal, ya que los antagonistas son seres tan tridimensionales como los héroes, con sus razones para obrar como lo hacen. Y defino a sus protagonistas de auténticos héroes porque este director siempre logra que lo sean, no por su fuerza, sino por su convicción y valentía ante la adversidad. Sus personajes siempre resultan solemnes y memorables sin caer en la ñoñez.

De hecho, me habría gustado ver cómo habría abordado ghibli los mitos heroicos ocidentales modernos. Algo tipo Señor de los Anillos o Superman. por eso me hice ilusiones con Terramar y me llevé un chasco.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
13 noviembre, 2013 10:28

Pues pese a que no tuvieron malos resultados, El Viaje de Chihiro y el Castillo Ambulante se quedaron lejos de reventar taquillas. Lo cierto es que en Japón las pelis de Ghibli de esos años (Princesa Mononoke, Chihiro, El Castillo Amulante) no tienen la fama que tienen en Occidente, parecen más de nuestro gusto que del suyo. Ellos son más del estilo Totoro (es una auténtica locura la popularidad que tiene allí). Sin ir más lejos, Ponyo en el Acantilado, que es más de ese estilo, consiguió recaudar más que Chihiro y El Castillo Ambulante.

http://www.boxofficemojo.com/genres/chart/?id=anime.htm

Isabel López
13 noviembre, 2013 13:44

Debo ser la única persona a la que Miyazaki no le parece para tanto, Totoro me parece lo más sobrevalorado de este mundo y lo único que me ha gustado ha sido el Castillo ambulante, merito de la señora Diana Wynnes Jones por la historia, que lo que es la película como tal no era nada del otro jueves. Vamos, si Miyazaki no fuese japonés no habría ese fanboyismo que hay por él.
Ahora podéis lincharme.

Mr. X
Mr. X
Lector
13 noviembre, 2013 13:49

“Ahora podéis lincharme.”

¡Me apunto a tirar la primera piedra!

Thorin_II
Thorin_II
Lector
13 noviembre, 2013 14:00

Recuerdo que en el instituto me pusieron El viaje de Chihiro y me encantó, gran pelicula sin duda

samanosuke
samanosuke
13 noviembre, 2013 14:01

Totoro me parece lo más sobrevalorado de este mundo

Es lo único con lo que concuerdo en tu comentario. Porque lo de que sea japonés, no lo entiendo, por esa regla de tres en Occidente tendríamos que venerar a tantos otros que ni de coña tienen su reconocimiento (como Satoshi Kon, por ejemplo).

Miyazaki y el Studio Ghibli están donde deben estar, en lo más alto, y lo han demostrado varias veces. Ojalá Pixar llegue un día al mismo lugar, que últimamente se están poniendo demasiadas trabas para hacerlo.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
13 noviembre, 2013 14:06

¡¡porco rosso¡¡

Isabel López
13 noviembre, 2013 15:47

Ojo, que Pixar también me parece sobrevalorado, sino que me expliquen que tiene Up de peliculón si fuera de los minutos iniciales es un coñazo lleno de topicazos. La mejor película de Píxar es Wall-E, el resto es animación cuidada pero nada en especial.

Y sí, sigo diciendo que si este señor se llamase Antonio Martínez no tendría tanto bombo, que siempre se valora mejor lo que viene del País del Sol naciente. Eso es como el cine de terror en el que se supone que son maestros, pues a mi que me perdonen, pero la gran mayoría de lo que hacen son bodrios peores de los que hacemos aquí -ojo, hablo del terror-, o con la música y el amor desaforado de muchos por el J-Pop cuando es básicamente el Pop de aquí cantado en japonés.

Asociamos Ghibi con algo de calidad de cabeza, como Pixar, luego nos ponen Totoros y Rayos Mcqueen.

Y samanosuke, Satoshi Kon me parece mucho mejor que el Miyazaki, pero tiene menos campaña de marketing… Ahora me podría poner a desvariar sobre porque creo que son tan famosas estas y Pixar -que viene de Steve Jobbs, el rey del marketing- y tal, pero vamos, que se resume mi opinión en que se le tiene endiosado de una manera tremenda.

Javié
Javié
Lector
13 noviembre, 2013 15:49

La mejor película de Píxar es Wall-E, el resto es animación cuidada pero nada en especial.

jajajaja, te metes con UP y te gusta WALL-E que adolece justo de lo mismo, principio épico, quizás el mejor que he visto en animación, y desarrollo coñazo hasta decir basta.

Isabel López
13 noviembre, 2013 15:52

Javié, la evolución humana hasta ser obesos que no pueden moverse, la despreocupación total y la idea de ser absorbidos por la tecnología me parece más interesante que un viejo dando vueltas quejándose del reuma, perros que hablan y un niño al que su padre no va a ver los partidos de baseball…

Ocioso
Ocioso
Lector
13 noviembre, 2013 16:03

Completamente de acuerdo. A Up le faltaban ametralladoras y tías en bolas.

Mr. X
Mr. X
Lector
13 noviembre, 2013 16:19

“Ocioso
ha comentado el 13 noviembre, 2013 a las 16:03h
Completamente de acuerdo. A Up le faltaban ametralladoras y tías en bolas.”

Y mi vecino Totoro ganaría con una subtrama de yuppies psicópatas cocainómanos.

Antoine
Antoine
Lector
13 noviembre, 2013 16:22

Isabel López ha comentado: Ojo, que Pixar también me parece sobrevalorado, sino que me expliquen que tiene Up de peliculón si fuera de los minutos iniciales es un coñazo lleno de topicazos. La mejor película de Píxar es Wall-E, el resto es animación cuidada pero nada en especial.

Imposible estar más en desacuerdo con esa afirmación. Si todo el cine que se hace fuera como el que hacen en Pixar, el mundo sería un lugar mejor.

Joer: la trilogía Toy Story o Los Increibles, … ¿Sobrevalorado?

samanosuke
samanosuke
13 noviembre, 2013 16:23

Up debería haber sido un corto de 10 minutos, eso sí es verdad. Desde ahí va todo para abajo… Pero me da igual, por ver esa maravilla de introducción como si después me ponían Dragon Ball Evolution.

Hasta Chuck Norris lloró con Up, eso es asín.

samanosuke
samanosuke
13 noviembre, 2013 16:25

Dicho esto, y dado que también te metes con Pixar, sólo me queda decir: ¡eso no me lo dices en la calle!

Isabel López
13 noviembre, 2013 20:25

Te lo digo en la calle y en mitad de un Salón del Manga si hace falta. Es más, vamos a resolverlo en a guantazos, tu campeón será del estudio Ghibi, Totoro. El mio de alguien más modesto, Akira Toriyama, Arale.

Isabel López
13 noviembre, 2013 20:26

Por cierto, los Increíbles me parece decente a secas, pero Cars I y II, Aviones y demás morralla… Sigo prefiriendo mil veces a El Rey León, La Bella y la Bestia y hasta Enredados.

Ocioso
Ocioso
Lector
13 noviembre, 2013 20:28

Isabel López ha comentado: los Increíbles me parece decente a secas

¡Eso no me lo dices en la cama!

Isabel López
13 noviembre, 2013 20:33

¡Y saltando en ella con un sable láser en la mano!

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
13 noviembre, 2013 20:45

Me descuido cinco minutos y venís a darle cera a Ghibli o Pixar, pá’ mataros. Que vale, Totoro no es para tanto, hasta ahí llego. Pero lo de que Los Increíbles es sólo decente es para pistolas al amanecer. ¿Y UP no es para tanto o es que estábamos acostumbrados a mucho? Ay, que me voy acordando de Mononokes, Chihiros y Toys Storys y me voy encendiendo, lo dejo no sin antes decir que le hagáis caso a frankbanner71, que habéis pasado de él: PORCO ROSSO.

Khonshu
Khonshu
Lector
13 noviembre, 2013 20:55

Ya está, Isabel López nos acaba de confirmar que tras su seudónimo se esconde un tío. Que a una fémina no le gusten ni Ghibli ni Pixar va contra todo lo que sabemos de la evolución humana.

Incisos:

-Aviones no es de Pixar. Es una Carsexplotation de Disney. Que no digo que Pixar no tenga cosas menos buenas, pero nunca cutres como Aviones.

Ocioso
Ocioso
Lector
13 noviembre, 2013 21:00

Las tías no son frikis por mayoría aplastante. Por otro lado a las tías les encanta Pixar y eso otro que decís.
Isabel es una friki. Es una entre un millón. Para mantener el equilibrio universal no pueden gustarle estas cosas.

Isabel López
13 noviembre, 2013 21:05

Yo es que soy más de los Happy Three Friends que de Totoros y juguetes que hablan. O eso o que soy un tio, como me siento cada vez que me dejan un Cosmopolitan.
Una cosa, si Ghibi y Pixar son gustos femeninos, soy más hombre que vosotros.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
13 noviembre, 2013 21:35

“Yo es que soy más de los Happy Three Friends ”

Me voy de Basauri.

Cowa33
Cowa33
Lector
13 noviembre, 2013 22:25

Para Isabel López y sin animo de ofender.

No me gusta juzgar antes de conocer ni mucho menos criticar.

Pero me gustaría saber a tu juicio que estudios y sobretodo que peliculas son las mejores o las que si deberian aparecer en la lista de visionado obligatorio. Superando a las ya mencionadas, claro.

Debo decir en mi contra que Ghibli y Pixar son de lejos mis estudios favoritos.
Mi eleccion es La Pricesa Mononoke.

Isabel López
13 noviembre, 2013 23:14

Cowa33, pensar en películas por estudios me parece una tontería enorme, sin animo de ofender también. Luego si te fijas en eso es como los que de Marvel no soportan DC y viceversa. Los estudios no dejan de ser la máquina que aporta material, no la obra.

Javié
Javié
Lector
14 noviembre, 2013 0:11

Es curioso con Los Increíbles me pasó algo extrañisimo, la vi la primera vez y la odie a muerte, en foros, redes sociales, con amigos, no la soportaba, luego la volví a ver otra vez y otra y otra, y después de unos cuantos visionados a terminado por enamorarme.

Y el comienzo de WALL-E es sencillamente espectacular, la sensación de soledad que transmitía era brutal, una pena que no se haga animación para adultos, porque cuando empiezan con las carreras, los secundarios tontos y la musiquita uno ya se pone de los nervios.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
14 noviembre, 2013 16:33

Paren las maquinas!!!!!!

¿Se habla de Miyazaki y no voy a dejar mi opinión? Por favor… 😉

Vamos por partes:

Miyazaki me encanta desde que era pequeño. Tiene un lenguaje cinematográfico universal que hace que conecte facilmente la gente con su obra. Mi primer recuerdo es con la serie de Sherlock Holmes que me encantaba y me tenía totalmente enganchado. Luego ya vendría Heidi y Marco… y algunos años más tarde por la TV local de Cataluña, Conan “El Niño del Futuro”.

La 1ª película que ví de Miyazaki fue “Mi Vecino Totoro” y me enamoró. Decir que está sobrevalorada -aunque respeto la opinión- es quedarse en la superfície de la historia, ya que tiene varios niveles de lectura o visionado. La 2ª que ví fue “Lupin: El Castillo de Cagliostro” y ahí ya me tenían totalmente rendido a sus pies. A partir de ahí el resto es historia.

A mí personalmente me gustan todas por diferentes motivvos, pero si tengo que elegir una por la “madurez” de guión, animación, de implicación de Miyazaki… sin duda alguna sería “La Princesa Mononoke”. Pero es por poner un TOP 1, porque realmente Porco Rosso, Mi Vecino Totoro, Nicky, Nausicaa, etc… todas ellas tienen voz propia.

Además, con Miyazaki es de las pocas cosas con las que coincído con mi mujer -a nivel de frikismo, claro :-)) -que nos encanta a los 2. De hecho a mis hijas les encanta Totoro, Panda y Sus Amigos, Heidi, Porco Rosso, Nicky, Ponyo, etc… Así que en mi casa Miyazaki está considerado casi un Dios 😉

¿Sobrevalorado? Para nada. Ha hecho cine de animación de calidad y con argumentos muy buenos y que siempre tienen una moraleja intrinseca a la historia y sus protagonistas. Y eso se puede ver claramente en películas como “El Viaje de Chihiro” y “Nicky la Aprendiz de Bruja”.

¿Por ser japonés se le valora más que si fuera español? Lo lamento, pero ese razonamiento me parece una tontería. Se valora la obra y no de donde procede. En este caso se ha citado a Satoshi Kon anteriormente, y la verad, después de ver TODA la filmografía de este autor, a mi no me gusta especialmente, salvo tal vez Perfect Blue y Tokyo Godfathers. Milennium Actress no estaba mal… pero Paprika no me gustó. ¿Satoshi Kon sobrevalorado? No, simplemente es que no comprendo ni he conectado con su obra.

Y luego ya que habéis metido a Pixar de por medio, yo soy también bastante incondicional de las películas de Pixar, y no porque sean de la marca “Pixar” sino porque ha coincidído que me han gustado las que han hecho. Para mí las mejores son “Los Increíbles” y “Ratatouie” que el tramo final es de OSCAR con la reflexión que hace el crítico sobre si mismo y el resto de críticos. Y Pixar tiene películas brillantes como UP -genial película de aventuras- trilogía de Toy Story, Bichos, Cars, Brave, Monstruos S.A, etc… Para mí la más floja de Pixar es sin duda “Cars 2” que adolece de un argumento flojo y muy estirado.

Y ya que citas al “Rey León” para mí es una horterada de película -aunque en mi casa les encanta- y cada vez que la ponen me voy del comedor. Es que no puedo con ella, para mí es la película más empalagosa, hortera y pretenciosa que tiene Disney con diferencia.

Pero todo es cuestión de gustos.

Y aunque no sea de Miyazaki -pero sí del Studio Ghibli- recomiendo “Arriety” que tiene una historia muy buena y una banda sonora ACOJONANTE.

Isabel López
14 noviembre, 2013 16:52

Si Up es una pelicula de aventuras genial y El Rey León es una horterada, lo siento, yo no respeto para nada la tuya XD

Elokoyo
Elokoyo
Lector
14 noviembre, 2013 17:03

Como dije, todo es cuestión de gustos 😉

Y aunque no respetes mi opinión, da igual, El Rey León sigue siendo la película más mojigata e infantiloide de Disney

XD

Pero a todo esto: ¿para tí cuales son las películas de animación a reivindicar?

Isabel López
14 noviembre, 2013 17:11

Mojigatos son los de Pixar, que dan asco con las moralinas que meten descaradas, en Brave la arruina totalmente, en el resto las hace poco disfrutables.

Una pelicula mucho mejor que todas las de Pixar: Como entrenar a tu dragón.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
14 noviembre, 2013 17:21

Como entrenar a tu Dragón, me gusta mucho… mira coincidímos… pero compararla con las de Pixar es hacerle un flaco favor, ya que hay que reconocerle que a veces le falta un poco de ritmo -ser un poco más dinámica- pero así y todo me gusta mucho.

Va, venga… 1 de 1… dí otra.