#ZNSeries – The Mandalorian. Segunda Temporada.

John Favreau y Dave Filoni afianzan The Mandalorian como una de las series más atractivas de la pequeña pantalla, cuya segunda temporada alcanza el olimpo de la franquicia Star Wars

Por
16
2180
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de la segunda temporada de The Mandalorian, por lo que si no quieres que te revienten las sorpresas como si fueses Alderaan, mejor no sigas leyendo.

Dirección: Jon Favreau, Peyton Reed, Bryce Dallas Howard, Carl Weathers, Dave Filoni, Robert Rodriguez, Rick Famuyiwa, Peyton Reed.
Guion: Jon Favreau, Dave Filoni, Rick Famuyiwa.
Música: Ludwig Göransson.
Reparto: Pedro Pascal, Gina Carano, Giancarlo Esposito, Sasha Banks, Carl Weathers, Timothy Olyphant, Horatio Sanz, Omid Abtahi, Mark Kubr, Barry Hanley, Michael Biehn, Rosario Dawson, Temuera Morrison, Katee Sackhoff.
Duración: 8 episodios.
Productora: Lucasfilm / Walt Disney Pictures. Distribuida por Disney+.
Nacionalidad: Estados Unidos.

“Todo el mundo cree que quiere libertad, pero en realidad todos quieren orden.”

Nos las prometíamos muy felices con la llegada de Disney + a nuestros hogares, pero, reconozcámoslo, el año se despide y la sensación es de expectativas no satisfechas. Huracán COVID mediante, los estrenos llegaron a cuentagotas y el catálogo más adulto procedente de FOX se incorporará en 2021. Tuvo que ser la franquicia galáctica por excelencia, el clavo ardiendo al que agarrarse por parte de los usuarios de dicha plataforma. La séptima temporada de Star Wars: The Clone Wars resultó ser maná caído del cielo, mientras que The Mandalorian ha conseguido el mérito de convertirse en uno de los nuevos buques insignia de la compañía de Mickey Mouse. Resulta paradójico y catártico a la vez que, tras el descalabro argumental de la última trilogía cinematográfica, hayan tenido que ser producciones televisivas quienes situasen nuevamente en el buen camino a la maltrecha saga.

Si la primera temporada sorprendió a propios y extraños, la segunda ha supuesto su consolidación. Lo difícil no es llegar, lo difícil es mantenerse. John Favreau y Dave Filoni, tanto monta, monta tanto, han conseguido desde el respeto más absoluto y con una pasión propia del fan más acerrimo, una historia episódica que destaca por su sencillez. Allí donde sus hermanas mayores se dieron de bruces por culpa de su pretenciosidad y grandilocuencia, en The Mandalorian se apostó por todo lo contrario. Filoni y Favreau se dieron cuenta de que estos no son tiempos para la mística. El ridículo y sonrojo provocado por la trama de Star Wars: El ascenso de Skywalker puso de manifiesto recuperar el espíritu más puro de La guerra de las galaxias.

En esta nueva tanda de ocho capítulos, la trama no ha podido ser más simple. Mando busca a algún Jedi que pueda hacerse cargo del pequeño Grogu (por fin conocemos su nombre) ¿Ha sido esto un problema? En absoluto. Las virtudes de The Mandalorian se cuentan a manos llenas y al finalizar el último episodio nos queda una sensación de vacío gracias a lo sorprendentemente emocional que ha resultado ser este viaje. Una road movie (en este caso serie) galáctica que en su segunda temporada nos ha dejado postales para el recuerdo. Aunque Tatooine siempre parece tener su cota de protagonismo, se agradece que sigamos descubriendo nuevos mundos poblados de extrañas criaturas y singulares habitantes. El género de aventuras clásicas, más en peligro de extinción que el lince ibérico, da un golpe encima de la mesa demostrando cual es la senda a seguir. This is the way.

Resultaba complicado pensar que nos íbamos a recuperar de la muerte de Kuiil, un personaje que llegó para no quedarse y a quien echamos mucho de menos. Sin embargo, las traviesas mentes de Favreau y Filoni nos habían preparado una buena. El extraordinario entresijo creado tanto en Clone Wars como en Rebels sirvió como sustentador principal. Calienta, que sales. Ahsoka Tano y Bo-Katan hicieron el camino inverso, de la animación a la acción real. Como no podía ser de otra forma, Rosario Dawson (Daredevil) y Katee Sackhoff (Battlestar Galactica) han resultado ser elecciones pluscuamperfectas. Este ir y venir de personajes en la serie ha sido un acierto total. Aunque la historia gire alrededor de esa extraña pareja formada por Mando y Grogu, lo cierto es que, como ya ocurría en las series de animación, el universo se expande gracias a la cantidad (y calidad) de secundarios que van surgiendo.

A la altura del citado espíritu aventurero están las escenas de acción. Más allá del beskar y las habilidades de Mando, las peleas resultan tremendamente terrenales. Los golpetazos están a la orden del día y da la impresión de que el sudor debe estar corriendo a borbotones por debajo del eterno casco. No es que en The Mandalorian la fuerza o los Jedi no estén presentes, pero su cota de protagonismo es el justo y necesario. La serie corría el riesgo de volver por los viejos derroteros de siempre, pero, haciendo un mero cambio de perspectiva, consigue que su efecto final funcione sin arrollar todo a su paso. Luke, tú eres mi master.

Mención aparte merece la vuelta de Boba Fett. Nunca un personaje había conseguido tanta popularidad haciendo tan poco. La llegada de Clone Wars ayudó a profundizar en el background del célebre cazarecompensas, pero ha sido en The Mandalorian donde han conseguido explotar todo su potencial. Temuera Morrison (Aquaman), el verdadero rostro de los clones, retorna a la franquicia galáctica y lo hace tirando la puerta abajo. Hasta ahora, no habíamos visto repartir estopa con tanta contundencia y quebrar los equipajes de los stormtroopers con tanta facilidad. Tras muchos años de dimes y diretes, Boba Fett tendrá serie propia. La escena post-crédito de esta segunda temporada mandaloriana, haciendo las veces de tráiler, nos dejó el mejor regalo navideño posible. El universo Star Wars no se crea ni se destruye, únicamente se transforma. Disney ha pisado a fondo el acelerador sabedor de que los próximos taquillazos se recaudan directamente en nuestros hogares. El libro de Boba Fett es una pieza más del colosal puzle que los herederos de George Lucas están preparando minuciosamente. Rangers of the New Republic, Ahsoka, Andor u Obi-Wan Kenobi son algunas de las series que amenazan con monopolizar nuestra atención. ¿Tanto irá el cántaro a la fuente que acabará rompiéndose?

Además de Favreau y Filoni (quien, por cierto, vuelve a realizar un cameo como piloto de la Nueva República), viejos conocidos de la franquicia se volvieron a poner detrás de las cámaras. Bryce Dallas Howard (Jurassic World) se redimió después de haber dirigido el, probablemente, capítulo más flojo de la primera temporada con un asalto al carguero capaz de rivalizar con la escena más potente de Han Solo: Una historia de Star Wars. El sempiterno Apollo Creed, Carl Weathers, duplicó sus prestaciones golpeando en la interpretación, pero también en la dirección. No fue el único debutante. Dos pesos pesados de la industria cinematográfica como son Robert Rodríguez (Abierto hasta el amanecer) y Peyton Reed (Ant-Man) también pusieron su particular granito de arena filmando dos de los mejores episodios de toda la serie.

No fueron estas las únicas novedades del nuevo arco. Además de Dawson, Morrison y Sackhoff otros nombres de primerísimo nivel prestaron sus servicios como secundarios de lujo. Timothy Olyphant, Michael Biehn o Titus Welliver (protagonista de la muy recomendable Bosch) son claros ejemplos de como Star Wars sigue siendo un caramelo la mar de apetecible para quienes forman parte de la industria. No nos engañemos, The Mandalorian cuenta con un diseño de producción que ya quisieran para sí la mayoría de las películas que llegan a salas de cine. La bella factura técnica continúa embelesando a nivel visual y los breves combates espaciales, destructor imperial incluido, son tan espectaculares como los de la gran pantalla. Todo esto acompañado de la partitura del compositor sueco Ludwig Göransson, quien ha hecho suya la serie con su peculiar estilo, dotando de identidad propia a la producción alejándose del gran John Williams y sucedáneos.

No podemos seguir hablando de nombres propios y no centrarnos en su protagonista. Pedro Pascal (Wonder Woman 1984) ha conseguido crear uno de los personajes más carismáticos en la historia de la franquicia teniendo el rostro cubierto el 99 % del tiempo. Din Djarin, nombre real del mandaloriano, destaca por sus fuertes convicciones, sí, pero también por el amor incondicional que profesa por Grogu. En esta segunda temporada, Mando hará lo que sea necesario con tal de que el personaje más adorable (y glotón) de toda la galaxia encuentre su verdadero camino. Un destino en el que, parece, no estarán juntos. En el otro lado del ring nos encontramos a Gus Fring Giancarlo Esposito (The Boys). Si bien su Moff Gideon prometía ser un rival que estuviese a la altura de las circustancias, lo cierto es que ha terminado por ser un villano un tanto descafeinado para lo que estamos acostumbrados en estos lares. Su ejercito de soldados oscuros (que parecen sacados del videojuego Killzone) tampoco acaba de tener la rotundidad que se le espera. Sin embargo, el hecho de que se mencione de pasada al gran almirante Thrawn, abre la puerta a la esperanza de tener unos duelos más épicos de cara a futuro.

The Mandalorian no inventa la rueda, ni lo pretende. Sus creadores, como si de leales soldados imperiales se tratasen, se han puesto al servicio de la serie para dar lo mejor de sí mismos sabiendo que Star Wars es algo que trasciende a cualquier ego. The Mandalorian es un western espacial que tiene claras influencias del cine de samuráis y que recoge a la perfección el espíritu de la trilogía original. Precisamente, el giro final con la aparición de Luke Skywalker (más allá del controvertido CGI) cierra el círculo de manera magistral. Espectacular cuando tiene que serlo, su segunda temporada pone de manifiesto el valor canónico de las series de animación. Ver a Ahsoka Tano y Bo-Katan dándolo todo en acción real es un sueño hecho realidad. Sigamos soñando. Ahora solo toca despedirnos hasta la llegada de la próxima pieza de este mastodóntico puzzle espacial. I´ve spoken.

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de la segunda temporada de The Mandalorian, por lo que si no quieres que te revienten las sorpresas como si fueses Alderaan, mejor no sigas leyendo. Dirección: Jon Favreau, Peyton Reed, Bryce Dallas Howard, Carl Weathers, Dave Filoni, Robert…
Dirección - 8
Guión - 6
Reparto - 7.5
Apartado visual - 9
Banda sonora - 8

7.7

This is the way

Decía Gilbert Keith Chesterton que la única simplicidad que vale la pena de conservar es la del corazón, la simplicidad que acepta y goza. Filoni y Fravreau hicieron de esta máxima un mantra para crear una de las mejores aventuras episódicas de nuestro tiempo. La segunda temporada de The Mandalorian sirve para conectar elementos gestados en series de animación. Disney salta al hiperespacio con un proyecto que se atisba colosal.

Vosotros puntuáis: 9.58 ( 200 votos)
16 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro Ugartondo
Autor
21 diciembre, 2020 15:42

Yo espero que Disney siga una estrategia bien planificada con todas las series que han anunciado. Si las van escalonando y cada una de ellas tiene su propia identidad dentro de un marco común consensuado, creo que podrían conseguir replicar el éxito que consiguieron con el MCU, salvando las distancias en cuanto a medios y recursos. Aquí tengo la duda de si existe el equivalente a Kevin Feige para mantener todo esto en orden.

Respecto a la segunda temporada de The Mandalorian, comparto la valoración aunque con un poco menos de entusiasmo. Para mi la gran pega es la falta de sensación de peligro para los protagonistas. Según la serie, da la impresión que juntado a cuatro pistoleros puedes asaltar con éxito cualquier base o destructor imperial (hasta en cuatro ocasiones en los 8 episodios de esta temporada) y con enemigos tan así es difícil crear verdadera tensión. En este sentido la primera temporada estaba más lograda

E̷l̴i̵a̶s̷v̷!̵l̴3̶
E̷l̴i̵a̶s̷v̷!̵l̴3̶
Lector
En respuesta a  Alejandro Ugartondo
21 diciembre, 2020 22:01

Dave Filoni podría ser su Kevin Feige para SW, y todo indica si están haciendo justo eso.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  E̷l̴i̵a̶s̷v̷!̵l̴3̶
22 diciembre, 2020 13:43

Lo que está claro es que Favreau arrancó el UCM y acaba de re-arrancar el Universo Star Wars.

Y no es casualidad. Su facilidad para presentar conceptos repletos de “Lore” haciendo al tiempo que sean respetuosos y atractivos a espectadores casuales es digno de elogio. Algún día se le pondrá en el lugar que merece.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  Duma
22 diciembre, 2020 13:46

Y councido en que Filoni tiene ese espíritu Feige necesario para construir el mundo compartido. Ashoka es su capricho (confirmado como guionista de la serie) y se le nota mucho interés es integrar las series de animación en este universo el acción real.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
22 diciembre, 2020 12:12

Supongo que ya se habrá dicho muchas veces pero lo diré también yo: así tenían que haber sido las secuelas. Mira y aprende, J.J Abrahams.

Yo que no soy fan incondicional de Star Wars lo he flipado, no quiero pensar cómo se habrán sentido los fans más hardcore de la franquicia.

Si el último episodio lo proyectaran en cines por 3 euretes yo me iba a verlo.

M0ng0
M0ng0
Lector
22 diciembre, 2020 12:37

Ojalá nunca hubiera habido ninguna de las dos trilogías DE MIERDA que se marcaron después de la original, primero Lucas y después Disney y Star Wars se hubiera centrado en cosas como Rogue One o The Mandalorian…

Duma
Duma
Lector
22 diciembre, 2020 13:50

Esto no lo he leido en ningún sitio creo (a lo mejor es ya una teoría extendida) pero…

Aviso de Spoiler

¿La referencia a que ya tenían lo necesario de Grogu y la idea presentada en el EpIX sobre Snoke no resulta muy evidente?

A lo mejor es una idea mía absurda.

Otra cosa para los expertos en animación de SW, Bo-Katan no aparece en historias sobre Mandalore pre-Imperio? Qué edad tiene entonces? Tiene aspecto humano en la serie y normalmente las edades se suelen respetar dentro de la especie.

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Duma
23 diciembre, 2020 13:57

Como haces para poner los spoilers?? es que quiero publicar mi comentario pero no quiero arruinar las sorpresas por si alguien aun no ha visto la temporada.

Duma
Duma
Lector
En respuesta a  Carlitos
23 diciembre, 2020 14:22

spoiler entre [] para empezarlo y /spoiler entre [] para terminarlo.

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Duma
23 diciembre, 2020 14:28

Gracias

Pedro Luis
Pedro Luis
Lector
22 diciembre, 2020 16:42

Guerra de las Galaxias nunca ha sido una gran franquicia de película al menos en sus 9 episodios principales (Rogue One es mucho mejor que cualquiera de ellas), pero en series tanto animadas como en El Mandaloriano es muchísimo mejor. El último episodio tiene una sorpresa increíble.

Carlitos
Carlitos
Lector
23 diciembre, 2020 13:55

Una temporada bastante buena que deja en evidencia aun más si cabe a la última trilogía. Como dicen en otro comentario: te llegan a importar más un matrimonio de ranas que cualquiera de los protagonistas de los episodios VII al IX.

Como punto flaco decir que el de “Los Pollos Hermanos” como villano me ha decepcionado.

Last edited 8 meses atrás by Carlitos
Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Carlitos
23 diciembre, 2020 14:37

Como puntos a favor:

Aviso de Spoiler

El capítulo de Ashoka me parece el mejor, la actriz que han elegido es un acierto total. Así es como se hace un personaje femenino fuerte e interesante y no la Mary Sue que nos dieron con Rey.

El regreso de Boba Fett. Por fin se le hace justicia al personaje y además tendrá su propia serie. Lo único que espero es que Temuera Morrison se ponga en forma o para las escenas de acción le busquen un doble. Se nota la edad (60 años) y que esta gordo. La primera vez que se pone la armadura la lleva petada.

La aparición de Luke, sin palabras. Por fin vemos al Luke Skywalker que todos esperábamos en el episodio VIII (incluido Mark Hamill). Una escena que me ha recordado mucho a la de Darth Vader en Rogue One. Ambas escenas valen mucho más que toda la nueva trilogía junta. Me gustaría seguir viendo más a Luke y Sebastian Stan sería un buen sucesor de Mark Hamill.

ipso_facto
ipso_facto
Lector
24 diciembre, 2020 18:44

Quiero romper un lanza a favor de la 2º trilogía, la que componen los episodios I. II y III, y que dirigió George Lucas. Es cierto que no está a la altura de la trilogía original y que en ella se cometieron muchos fallos (¿alguien dijo Jar Jar Binks? ¿alquien dijo Anakin Skywalker en el episodio I?), pero también tiene momentos para el recuerdo: la carrera de vainas del episodio I, Darth Maul (un villano tan bien diseñado como mal aprovechado), la evolución de Anakin hacia el lado oscuro, el diseño de vesturario de Padmé Amidala, la descripción de nuevos mundos como Naboo, Kashik, Coruscant, Geonosis, Kamino… y algunos diseños como el de los kaminianos y los geonosianos, la pelea de Obi Wan contra Jango Fett, Christopher Lee como Conde Dooku, Yoda haciendo de saltimbanqui, casi todo el episodio III… Lucas tenía muy claro de donde quería partir (la crísis política de la República) y a dónde queria llegar: la caida de la república y el surgimiento del imperio, utilizando como hilo conductor la caida de Anakin y la ascensión de Darth Vader en el lado oscuro.

De hecho, The Mandalorian actua como perfecto puente entre la trilogía original y la de Abrams, sin renunciar a muchos de los elementos tratados en las tres trilogías. Incluso se llega a mencionar el alto nivel de midiclorianos de Grogu.

Lo de Abrams y Johnson ya es harina de otro costal, no solo porque el primero no muestra ni un ápice de imaginación en su propuesta (repite con el Imperio, repite con la Estrella de la Muerte, repite con el Emperador…), sino porque además se empeñan en contradecirse mutuamente. Jhonson puso mucho empeño en tirar por tierra todas las premisas planteadas por Abrams en el episodio VII, y de la manera más irrespetuosa (hacia el espectador en general y el fan en particular) posible. Pero luego vino de nuevo Abrams a hacer lo mismo y volver a recuperar sus ideas iniciales pasando por encima de las aportaciones de Johnson.

Los episodios I, II y III, con sus fallos, al menos mantienen una coherencia y una cohesion respecto a la saga original. La última trilogía es un despropósito sin imaginación alguna y que pretende ganarse la adesión del fan a base de espectacularidad pero sin corazón. Y para colmo tanto Rey como Finn son insoportables. John Boyega ya lo es como persona (sus declaraciones son de un impertinente que tira de espaldas), pero es que el personaje de Finn es un insulto a toda la saga: Luke, Anakin, Obi Wan, todos ellos tuvieron que pasar por un largo entrenamiento para llegar a dominar la disciplina Jedi. Y ahora viene Rey y por su cara bonita coge un sable laser y ya es una experta espadachina, y se monta por primera vez en el Halcón y ya es la mejor piloto de la galaxia… Por ahí no paso, señor Abrams!!!