#ZNSeries – Las 12 series (y más) de 2021

Hacemos un repaso a las series que la redacción ha seguido durante el pasado 2021. Las producciones que a nuestro juicio han sido las más interesantes del año

En Zona Negativa nos pasaríamos el día viendo series. Eso de hacer reseñas y artículos está muy bien, pero está realmente mal pagado y nunca llueve a gustos de todos. ¡Pero el mundo de la televisión es mágico! Somos los hijos catódicos de un medio que nos lo ha dado todo: aventuras, humor, drama, modelos de masculinidad tóxica, mujeres sexualizadas y todos los anuncios publicitarios que podamos soñar. Por todo ello nos complace presentar… ¡nuestro artículo con las series más destacadas del 2021 según la redacción de Zona Negativa! Sí, has leído bien, las nuestras, y si no coinciden con las tuyas solo podemos lamentar tu mal gusto. Pero si tienes opinión, conservas funcionalmente tus dos manos (o al menos una), tienes un ordenador y una conexión a internet, puedes dejarnos tus comentarios y/o amenazas de muerte en la parte de abajo. No sirve para absolutamente nada, pero da una sensación de transparencia democrática de lo más elegante. ¡Vamos al turrón, serieadictos!

Nuestras series preferidas en 2021

12- The White Lotus

the-white-lotus-series

El verano es una de las épocas más especiales del año, ésa donde nos bronceamos al sol, descubrimos el primer amor, nos preocupamos por la salud de Chanquete y sí, donde nos quedamos casi sin contenidos originales que ver en televisión, y es que la temporada estival no suele ser objeto de grandes estrenos y, si los hay, pasan sin pena ni gloria a la espera de las grandes apuestas del otoño. No fue ese el caso con The White Lotus, una de esas series por las que casi nadie apuesta y que, gracias al boca-oreja, terminó convirtiéndose en uno de los fenómenos del año auspiciada por diversos factores: su ambientación vacacional, el descarnado retrato de las clases sociales en el marco de un resort de lujo y una inteligentísima versión del whodunit planteada desde el primer episodio pero sin girar abiertamente sobre ello, ascendieron a The White Lotus de un entretenimiento adulto propio de HBO a una serie con muchísima más miga de la que aparentaba. Y, para rematar sus virtudes, contaba con unos escasos seis episodios con los que poder verla prácticamente del tirón una vez terminó su andadura en agosto, lo que la hacía ideal tanto para ir comentando cada episodio en redes sociales como para hacer un buen maratón veraniego.

Pero quizás el punto más fuerte de esta The White Lotus, creada, escrita y dirigida por Mike White (actor y guionista de, entre otras, esa joya a mayor gloria de Jack Black llamada School of Rock), sea su espectacular reparto, que condensa y canaliza toda la mala baba que destila el brillante libreto de la serie. Y es que el reparto coral formado entre otros por Alexandra Daddario, Sydney Sweeney (a la que podemos ver actualmente en la segunda temporada de Euphoria), Jake Lacy o Steve Zahn formaba un equipo colosal de personajes retorcidos y caóticos al más puro estilo Succession; aún así, entre todos estos nombres destacaban especialmente dos: los de la genial Jennifer Coolidge en un papel impresionante (cómo olvidar ese viaje en barco para deshacerse de las cenizas de su madre) y, sobre todo, el Armond de un estratosférico Murray Bartlett, cuyo personaje se precipitaba en un descenso hacia la tragedia y la locura que casi convertía el lujoso resort tropical en una suerte de Overlook desternillante y tragicómico. Tal fue el éxito de The White Lotus que, a pesar de ser planteada como una serie limitada, ya tenemos confirmada una segunda temporada en un nuevo hotel de lujo con el más que posible regreso de la mencionada Jennifer Coolidge y con un nuevo reparto con nombres como los de Michael Imperioli (el inmortal Christopher Moltisanti de Los Soprano), Aubrey Plaza (Legion) o F. Murray Abraham (Amadeus), y que en la que con suerte podremos veranear el próximo 2023.

¿Quién la ha visto?: La inclusión de The White Lotus en nuestros listado de lo mejor del año viene instigado principalmente por nuestros compañeros Samuel Secades y Tristan Cardona y es toda una indirecta a El Jefe que lleva ya varios años sin darnos vacaciones. Ahí estamos, a sol y sombra sacando reseñas y artículos a destajo, sin ver las pagas extraordinarias correspondientes -¡ni las ordinarias!-, compensarnos las horas extra y, menos aún, darnos algún día -aunque sea- de «asuntos personales». Si le mencionamos esto último siempre responde con un «para asuntos personales mis…».

11- Rick y Morty

rick-morty-series

Da la sensación de que, con el paso de los años, Rick y Morty ha ido perdiendo gas. Para muestra este humilde ranking en el que ha entrado porque sus benévolos creadores han decidido ampliar hasta la docena las series seleccionadas. En un año en el cual se han echado en falta producciones de mayor calidad, puede sorprender que una serie llamada a convertirse en un icono de la ciencia ficción televisiva no tuviese el reconocimiento deseado.

La espera entre temporadas y la irregularidad, si comparamos la calidad, de los diferentes capítulos pueden ser dos de las principales causas que respondan a lo planteado en el primer párrafo. No obstante, la quinta temporada de esta serie de Adult Swim nos ha vuelto a dejar momentos para el recuerdo. Tanto el descacharrante primer capítulo (Mort Dinner Rick Andre) como el último (Rickmurai Jack) se sitúan en el particular olimpo de mejores episodios creados por Dan Harmon y Justin Roiland.

Precisamente, ese episodio final sirvió para responder algunas de las preguntas clave que desde el comienzo de la serie se han planteado sus fieles seguidores. Los acidísimos diálogos de Rick y Morty combinan con las tramas más locas que nos podamos imaginar con un sentido del humor, marca de la casa, siempre presente. A personajes secundarios que aparecen de Pascuas a Ramos como Persona-Pajaro se les van sumando otros que amplían su mitología hasta el infinito. Esperemos que en 2022 vuelva con más fuerza que nunca. Recordad las palabras de Rick Sánchez: “Las bodas son básicamente funerales con pastel.” Wubba Lubba Dub Dub!!!!

¿Quién la ha visto?: Para Sergio Fernández, Samuel Secades y Raúl Gutiérrez no hay duda que Rick y Morty sigue siendo una de las mejores series animadas y una de las mejores series -así en general- de los últimos años. Y están dispuestos a batirse en duelo con quién se atreva a pensar lo contrario. De hecho, consiguieron desarrollar su propio Interceptor de sueños -como el que aparece en la serie- y en su intento de condicionar al resto de redactores de votar este año por esta producción, lo único que lograron es darnos unas buenas migrañas y, mucho peor, provocarnos sueños eróticos recurrentes con David Hasselhoff durante todo un mes. El caso es que a algunos al final nos gustó…

10- Solo asesinatos en el edificio

solo-asesinatos-edificio-series

Toda una sorpresa la serie de Hulu que en España hemos podido ver dentro del catálogo de Star, pertenciente a Disney Plus. Solo Asesinatos en el Edifico es un proyecto creado por John Hoffman y Steve Martin que también cuenta en la producción ejecutiva con sus dos co portagonistas, Martin Short y Selena Gómez. Cuatro profesionales que han dado forma detrás y delante de las cámaras a una de las series más divertidas, adictivas y carismáticas del pasado 2021. Un homenaje al sunbgéhero whodunit, a las novelas de Sherlock Holmes o Agatha Christie; pero con la mirada en la actualidad y el mundo de los podcast, sobre todo los pertenecientes a la vertiente «true crime» que tantos seguidores arrastra a nivel internacional. Aunque los guiones están repletos de ingenio, inventiva y diálogos afilados es la química entre el trío protagonista el mayor hallazgo de Solo Asesinatos en el Edificio, gracias a la convergencia entre la veteranía de Short y Martin con la frescura de Gómez consiguiendo componer pasajes que alternan la carcajada con el dramatismo. Una producción para toda la familia que ya ha confirmado para su segunda temporada la presencia de la gran Shirley MacLaine, un fichaje de primera para una serie de primera.

¿Quién la ha visto?: Solo asesinatos en el edificio se cuela en nuestro listado de lo mejor del año después de la insistencia de Juan Luis Daza y Edu Sesé. Se habían emperrado en qué esta serie tenía que estar en la lista y no hubo manera de hacerles entender que está votación es democrática. Pero ya sabéis, en Zona Negativa somos muy amoldables con nuestros principios, y más cuando tus compañeros empiezan a acosarte y seguirte a todas partes gritando: «¡Vótala! ¡Vótala!». Así pues, al final cedimos. Ahí tenéis una metáfora de cómo funciona el capitalismo liberal, su corrupción inherente y la intromisión de las grandes corporaciones en los asuntos de Estado. ¡De nada!

9- Loki

loki-series

Con Loki tenemos un caso muy curioso dentro de la primera hornada de series de Marvel Studios y Disney+ con la que hemos disfrutado de lo lindo este pasado 2021, y es que tras un espectacular arranque con WandaVision (quizás la mejor valorada hasta el momento) y un pequeño bajón en la forma de Falcon y el Soldado de Invierno, Loki nos trajo de nuevo, y con más fuerza que en el caso de la Bruja Escarlata, el lado más mágico, sobrenatural y cósmico del Universo Marvel, todo ello encabezado por el carismático Tom Hiddleston retomando el papel del Dios del Engaño que tan buenos resultados le dio en las dos primeras Fases del MCU convirtiéndose en uno de los personajes favoritos por el gran público. No defraudó sin duda en esta Loki, una serie mucho más alocada y caótica que sus predecesoras y que no sólo servía para conocer mejor a un Loki sustraído de su propio tiempo, sino para sentar las bases de la mismísima creación del Multiverso, el eje temático de esta nueva Fase del MCU en la que estamos inmersos y que cumplía la promesa de hacer saltar por los aires las reglas preestablecidas del orden en el Universo Marvel (como más tarde vino a confirmar la más que notable What If…?). Para ello, Hiddleston se vio acompañado de manera inmejorable por una némesis gemela como la Sylvie de Sophia Di Martino, una nueva Loki que perseguía venganza a través del tiempo y las realidades, y por un Owen Wilson que llegaba al MCU a pasárselo en grande con su burocrático personaje. Cómo olvidar los cliffhangers de la serie, con aquella impresionante aparición de los Lokis alternativos como aquel Richard E. Grant ataviado con los ropajes clásicos del personaje y toda una revelación en la serie, con un arco breve pero emocionante a más no poder.

Y no sólo eso, sino que Loki nos presentó a uno de los grandes adversarios de cara al futuro del MCU como es el Kang el Conquistador interpretado de manera divertidísima por un destadado Jonathan Majors (Lovecraft Country) y a quien veremos como el villano de Ant-Man y la Avispa: Quantumania. También detrás de las cámaras sentó cátedra esta Loki, con el guionista Michael Waldron (que venía de la escuela de Dan Harmon con créditos en Community o Rick y Morty) encargado también de escribir la esperada Doctor Strange en el Multiverso de la Locura que podremos ver en unos meses, o con una sencillamente espectacular banda sonora que estuvo a cargo de Natalie Holt y que nos dejó quizás las mejores partituras hasta la fecha en el MCU. Con una segunda temporada ya confirmada (aunque con la ausencia de la directora de la primera tanda de episodios, Kate Herron, que confirmaba hace unos meses que no volvería para la nueva temporada) no podemos esperar a embarcarnos con nuestro Loki y todos los Lokis que quieran apuntarse a una nueva ronda de acción multiversal a cargo de nuestro asgardiano adoptivo favorito.

¿Quién la ha visto?: Loki ha sido una de las series que Samuel Secades, Nacho Teso, Mònica Rex y Edu Sesé más han disfrutado durante el pasado 2021. La historia en realidad les suena familiar porque en Zona Negativa hace años que tenemos organizada una especie de Agencia de Variación Temporal como la que aparece en esta producción. En este caso, es una entidad que se dedica a rastrear redactores disidentes de la web y sí para ello tiene que modificar su futuro, hacer que rompa con su pareja, perder su trabajo o ser arrestado injustamente, «nuestros Hombres de Negro» se encargan de ello.

8- Them

them-covenant-series

Está claro que las producciones de Jordan Peele han removido algo en el imaginario colectivo y han supuesto un cierto revulviso para el cine de terror ofreciendo nuevas perspectivas y temáticas que no habían sido hasta ahora exploradas en el cine estadounidense. El efecto Déjame Salir también se ha trasladado a la pequeña pantalla en los últimos años con propuestas como Lovecraft Country, Casa Ajena y la presente Them. Esta es la más redonda de las propuestas mencionadas y la que mejor ha sabido captar y explorar esa tendencia que se ha dado en llamar «black horror».

Sus creadores reflexionan sobre el racismo y la desigualdad de clase planteando un terror íntimo, surrealista y con imágenes visuales realmente potentes que la acaban por definir como una sórdida y oscura fábula social. Lo hace además subvirtiendo los clichés y planteamientos habituales de las películas de terror clásicas y adoptando a la vez ideas y recursos del cine de James Wan, Mike Flanagan y el propio Jordan Peele. Un viaje absorbente el que nos propone esta primera temporada de una serie creada por Little Marvin y la productora Lena Waithe que está ideada como una antología en la que cada temporada nos contará una historia diferente. Si mantiene la calidad media de esta primera tanda de episodios, nosotros estamos ya abonados a ella.

¿Quién la ha visto?: Them: Covenant es una producción que ha maravillado a nuestros compañeros Juan Luis Daza, Jordi T. Pardo y Mònica Rex. Aunque la mala experiencia de la familia protagonista les recuerda a cuando se apuntaron a unas convivencias con otros redactores de la web y que El Jefe organizó de cara a mejorar nuestra dinámica y trabajo en equipo. La actividad principal era aprender algo de la geología de la zona y hacer unas pequeñas prospecciones para pasar el rato. Pero ni fueron pequeñas, ni echamos el rato. Nos deslomamos de lo lindo trabajando para una empresa minera con la que El Jefe había llegado a un acuerdo y que nos dejaba en poco más que régimen de esclavitud.

7- Cobra Kai

cobra-kai-series

Pegar Primero. Pegar duro. Sin piedad. Si una serie como Cobra Kai ha logrado que esta máxima se haya popularizado por encima del tradicional mantra «dar cera, pulir cera» que Pat Morita popularizó en los años ochenta interpretando al señor Miyagi, algo deben haber hecho bien sus responsables. En la redacción somos conscientes de las limitaciones de esta propuesta, de los vaivenes de sus personajes y la manera en la que se está alargando el chicle en manos de Netflix… ¡pero qué serie más entretenida y divertida!

Cobra Kai es una de esas series que pese a sus debilidades, funciona por su planteamiento ligero y por unos personajes realmente carismáticos. No pretende otra cosa que hacer pasar un buen rato al espectador y echar disimuladamente la mirada atrás para seducirnos con su nostalgia. Las películas de Karate Kid tenían una intención similar, no eran grandes producciones, pero especialmente la primera nos atrapaba por sus escasas pretensiones y una sencilla historia de superación y madurez. Cobra Kai no había estado en años anteriores en nuestras listas con lo más destacado del año -pese a haber recibido siempre votos- pero este ha conseguido colarse por la puerta grande. ¿Podrá optar el próximo año al pódium…?

¿Quién la ha visto?: Cobra Kai ha sido esa serie que han disfrutado a lo grande Juan Luis Daza, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez e Igor Álvarez durante el pasado año. El único problema es que nuestros compañeros tienen un discusión abierta por dilucidar quién es más gilipollas: Johnny Lawrence o Daniel LaRusso. El enfrentamiento verbal, como no podía ser de otra manera en este manicomio, ha dado paso a uno más físico y nuestros compañeros se han dividido en dos facciones que han jurado acabar con sus adversarios. Los que pierdan no podrán volver a reseñar nunca más. Les iremos informando sobre novedades al respecto, pero esta premisa seguro que se alargará al menos un año más.

6- Ojo de Halcón

ojo-halcon-series

Después de la trascendencia dramática de WandaVision, la acción high tech de The Falcon & The Winter Soldier, los viajes temporales de Loki y la polifonía animada de What If…? Disney Plus y Marvel Studios decidieron despedir el primer año de series pertenecientes a la Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel con un proyecto mucho más humilde y apegado a un perfil urbano. Ojo de Halcón llegaba como una serie navideña en la que la inspiración en la genial etapa de Matt Fraction y un nunca suficientemente reconocido David Aja se amalgamaba con un tono a lo Jungla de Cristal (Die Hard, John McTiernan, 1988) que le sentaba como un guante a este primer encuentro entre Clint Barton y Kate Bishop. Con el shorwrunner Jonathan Igla detrás del desarrollo de la propuesta y la magnífica labor en la realización por parte de cineastas como Rhys Thomas o Bert & Bertie la sencillez de Hawkeye la convirtió en una de las mejores series de esta nueva hornada por parte de la división audiovisual de la Casa de las Ideas con el excelente trabajo de la pareja protagonista, la aparición estelar de la Yelena Belova de una impagable Florence Pugh y la presencia del Kingpin de Vincent D’Onofrio que, junto a la aparción del Matt Murdock de Charlie Cox en Spider-Man: No Way Home, confirma la inclusión del Daredevil de Netflix en el UCM y puede que la de más personajes de aquellas series en un futuro próximo.

¿Quién la ha visto?: Un de las series que más disfrutaron Juan Luis Daza, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez, Igor Álvarez, Nacho Teso, Mònica Rex y Edu Sesé el pasado año fue Ojo de Halcón. Ha sido una manera de redescubrir a este personaje y, en algunos casos, desarrollar su gusto por el deporte de la arquería. Pero claro, resulta que eso de los arcos y las flechas es más caro de lo que parece, así que cuando algunos de nuestros compañeros le solicitaron a El Jefe apuntarse a unas clases de tiro y hacer una inversión de material, este se presentó al día siguiente con una diana de esas con bolas de velcro.

5- Arcane: League of Legends

arcane-series

Cada vez es más habitual que los videojuegos más populares tengan sus adaptaciones ya sea en salas de cines o como series de plataformas streaming. Si bien hasta el momento la calidad de estas versiones solía dejar bastante que desear (desde Super Mario Bros hasta Assassin’s Creed), lo cierto es que la tendencia parece estar cambiando. Antes de que llegue a carteleras Uncharted (protagonizada por Tom Holland) o que la adaptación de The Last of Us (con el responsable de Chernobyl, Craig Mazin, como cabeza más visible) haga lo propio en HBO Max, un título de Netflix sorprendió a propios y extraños.

Aunque League of Legends había ido cosechando millones y millones de seguidores por todo el mundo desde la fecha de su lanzamiento (en el lejano 2009), nadie podía prever viendo el apartado gráfico de este videojuego que nos encontraríamos ante una de las producciones televisivas más espectaculares de 2021. Arcane lleva el universo de LoL a la pequeña pantalla y lo hace expandiendo su mitología pero, sobre todo, poniendo énfasis en su apartado audiovisual. Con la gente de Riot Games embarcada en el proyecto, Christian Linke y Alex Yee fueron los responsables de dar forma a una adictiva trama que giraba alrededor de la lucha de clases.

La rica ciudad de Piltover y los bajos fondos de Zaun tienen una frágil alianza que está destinada a ser volada por los aires. A través de Vi y su hermana Powder comprobaremos la evolución de la situación con el paso de los años. Intrigas palaciegas, ciencia, alquimia, tráfico de drogas, magia, traiciones, muerte… todos estos elementos tienen cabida en una de las mayores sorpresas del año. Las escenas de acción son de lo mejorcito que podéis ver en animación, innovando en cada capítulo con momentos que os dejarán con la boca abierta. Hailee Steinfeld (Kate Bishop en Ojo de Halcón) presta su voz a Vi y los Imagine Dragons compusieron Enemy, tema principal de la serie. No se puede pedir nada más.

¿Quién la ha visto?: Les ha molado mucho Arcane: League of Legends a nuestros compañeros Sergio Fernández, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez y Mònica Rex. Aunque era de esperar, porque la de veces que se han retrasado reseñas y artículos en nuestro planning este año porque teníamos a esta fauna enganchados al videojuego. Lo malo es que en la oficina no tenemos tantos ordenadores actualizados y los muy listos no sueltan los buenos ni echándoles aguarrás encima. Mientras, a los demás nos toca trabajar en los ordenadores con Windows 98. Este texto lo hemos acabado de escribir en uno de estos ordenadores hoy mismo, pero lo empezamos a redactar el lunes de la semana pasada.

4- Mare of Easttown

mare-easttown-series

Diez años después de que triunfase en la pequeña pantalla con Mildred Pierce, consiguiendo tanto el Emmy como el Globo de Oro por su excelente trabajo, Kate Winslet repitió jugada haciéndose con los mismos galardones gracias a Mare of Easttown. Más allá de su indudable calidad, de tener como protagonista a la oscarizada actriz británica y de ser ambas producciones de HBO, los parecidos de ambas miniseries se quedaron ahí. Creada por Brad Ingelsby, Mare of Easttown supo combinar con acierto la clásica investigación policial y un dramón familiar de los que hielan la sangre.

La sempiterna Rose de Titanic encarnó en esta ocasión a Mare Sheehan, una mujer separada de apariencia dura que sigue lidiando cada día con fantasmas del pasado. Concretamente, el suicidio de su hijo mayor fue el hecho determinante para dar volquete a su vida. Mare vive con su madre, su hija y su nieto (único recuerdo en vida de su hijo fallecido). Sus problemas en casa se compaginan con su trabajo como detective en un pequeño pueblo de Pennsylvania. Habitualmente, la rutina es quien manda y los líos que tiene que deshacer apenas tienen trascendencia, pero todo cambiará el día que descubran el cuerpo sin vida de Erin McMenamin (Cailee Sapeny).

Resulta que la joven Erin, que había sido madre recientemente, fue asesinada y una pléyade de sospechosos parecen llamar a la puerta de Mare. Como suele ser habitual, la tranquila e idílica vida del pueblo esconde oscuras sombras que irán saliendo a la luz con el transcurso de los episodios. Además de Winslet, la serie cuenta con un excelente reparto compuesto por Jean Smart, Julianne Nicholson, Guy Pearce y Evans Peters. Si aún no os habéis puesto con su visionado, os prometemos que sus siete capítulos no os durarán demasiado. Imprescindible.

¿Quién la ha visto?: Mare of Easttown ha sido el pelotazo del pasado año en opinión de Sergio Fernández, Samuel Secades, Jordi T. Pardo, Mònica Rex y Tristan Cardona. Estos seriote de adivina el asesino siempre tienen buena acogida en la redacción, aunque cuando pasa en la realidad y nos encontramos a algún redactor que ha expirado por razones desconocidas sobre su mesa -cosa más habitual de lo que podría parecer- todos se lavan las manos. Y decimos lo de lavarse las manos literalmente, porque todos sabemos que la salubridad en los baños y cocinas de la empresa no han pasado una inspección rutinaria en su vida. Por suerte, estas defunciones nunca se llegan a notificar a las autoridades, para algo tenemos el destructor grande papel en el despacho de El Jefe.

3- Invencible

invencible-series

En la redacción hemos disfrutado mucho este año de las adaptación de Amazon Prime Video de la obra de Robert Kirkman, Cory Walker y Ryan Ottley. Tanto es así que no hemos echado de menos una posible adaptación a imagen real, porque probablemente hubiese sido imposible que esta mantuviese la misma fidelidad al material de partida que ha demostrado esta serie. Invencible siempre fue un cómic que Kirkman y compañía plantearon en términos casi de sitcom superheroica, de ahí ese homenaje en los títulos de cada recopilatorio a series clásicas de la pequeña pantalla. Así que este era el formato ideal para contar esta historia, la que podía permitir replicar su estructura y tener el espacio suficiente para su increíble galería de personajes secundarios.

Si además en su versión original contamos con las voces de Steven Yeun, Sandra Oh, J. K. Simmons, Gilllian Jacons, Zachary Quinto, Seth Rogen, Mahershala Ali, Mark Hammill, Ezra Miller, Jon Hamm, Djimon Hounsou o el mítico Reginald VelJohnson, nos damos cuenta de la dimensión y cariño que se ha puesto en esta producción. Invencible no podría haber tenido mejor presentación en sociedad de cara al gran público. Además, para los que ya conocíamos la obra previa, su primera temporada de ocho episodios nos ha dejado tan impactados como cuando leímos los primeros números del cómic… ¡y nos comimos ese giro del copón! Esperemos que esta serie tenga un largo recorrido y podamos disfrutar de todas las aventuras y personajes que ya pudimos conocer en el cómic.

¿Quién la ha visto?: Invencible ha sido una de las series preferidas de la temporada para Juan Luis Daza, Sergio Fernández, Samuel Secades, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez, Igor Álvarez, Mònica Rex y Edu Sesé. Lo han flipado tanto que en la hora del recreo -sí, lo seguimos llamando así en la oficina- se dedicaban a jugar a darse hondonadas de hostias pensando que eran viltrumitas de pura cepa. En este casos, Raúl Gutiérrez se suele meter mucho en el papel y acaba mordiendo así que siempre sale alguien dañado. Y encima no puedes demandarlo… ¡el abogado de empresa es él!.

2- Misa de medianoche

misa-medianoche-series

Con Misa de Medianoche tenemos que reconocer que nos encontrábamos ante una nueva apuesta segura de la mano de Mike Flanagan. Y es que hablar de Flanagan es hablar de uno de los grandes nombres del género de terror contemporáneos, y que ha tenido el inmenso talento para conquistarnos tanto en las salas de cine como en los salones de nuestras casas. Tal fue así con obras tan interesantes en la gran pantalla como Oculus, El Juego de Gerald o la maravillosa Doctor Sueño (sobre todo en su versión extendida), y cómo no en la pequeña pantalla con propuestas sobresalientes como The Haunting of Hill House o The Haunting of Bly Manor. Esa forja de un universo personalísimo a la hora de entender el drama y el terror como elementos entrelazados en la trama y lo sobrenatural como metáfora le han labrado a Flanagan no pocas decepciones y bostezos entre una parte de la audiencia que no comulga (guiño, guiño) con el tempo pausado de su narrativa, sus largos monólogos o sus personajes detallados con escuadra y cartabón. El caso de Misa de Medianoche podría entenderse como una culminación de su hoja de ruta, con una historia y unos personajes que podrían haber salido perfectamente de la pluma del maestro Stephen King (y eso es un gran piropo) y una serie que se paladea lentamente como la mejor de sus novelas.

La historia de Misa de Medianoche, con la fe y la eucaristía como catarsis colectiva de una pequeña comunidad pesquera aislada de la civilización, pivota sobre temas como la muerte, la culpa, la redención y hasta el sentido de la vida, pero sobre todo destila un amor incondicional, como en la obra previa de Flanagan, por sus personajes: y es aquí donde vuelve a brillar de manera espectacular la elección de un nuevo reparto coral con actores fetiche de Flanagan como su propia esposa, Kate Siegel, un irreconocible Henry Thomas o esa estrella en redes sociales (y fan-cast soñado como Reed Richards en los próximos 4F cinematográficos) Rahul Kohli, pero sin olvidarnos de nuevas y brillantes incorporaciones como las de Zach Gilford (que nos regala la mejor escena de la serie y junto a Siegel el final de un episodio más demoledor de los últimos tiempos) y, sobre todo, un Hamish Linklater como el Padre Paul y una Samantha Sloyan como Bev Keane que ya han pasado por méritos propios a la galería de grandes personajes televisivos que se quedarán en nuestras retinas durante mucho tiempo. Por suerte para nosotros, la fórmula de Mike Flanagan sigue convenciendo a Netflix, y ya tenemos en marcha el rodaje de su nueva serie, ni más ni menos que la adaptación de La Caída de la Casa Usher, donde volveremos a ver a parte del reparto de esta Misa de Medianoche como los mencionados Siegel o Kohli, anteriores colaboradores de Flanagan como Carla Gugino o nuevas incorporaciones tan potentes como las de Mark Hamill o Frank Langella. Como diría Fry, cada vez que en la redacción vemos un nuevo proyecto de Mike Flanagan en el horizonte no podemos más que exclamar: Shut up and take my money!

¿Quién la ha visto?: Nuestros hermanos y hermanas Juan Luis Daza, Sergio Fernández, Samuel Secades, Jordi T. Pardo, Igor Álvarez, Mònica Rex y Edu Sesé dan gracias por la bendición que ha sido la primera temporada de Misa de Medianoche. Una serie que refleja la misma espiritualidad y devoción que ellos profesan por El Jefe, un ser de luz que nos muestra el camino día a día y pone en nuestras manos las palabras que nuestras reseñas y artículos necesitan en cada momento. Estos chistes que estás leyendo ahora mismo no podría ser tan ingeniosos sin su inspiración y su buena guía. ¡Alabado sea!.

1- WandaVisión

wandavision-series

Ciertamente a pocos habrá cogido por sorpresa que WandaVision, torpemente rebautizada en España como Bruja Escarlata y Visión por problemas legales, haya conseguido el primer puesto dentro de este Top en el que la plana mayor de los redactores de Zona Negativa han votado las mejores series del pasado año. Las adheridas al Universo Cinematográfico Marvel debutaban en Disney Plus con una propuesta osada, original y nada acomodaticia que de manera harto desconcertante recorría cuarenta años de historia de las sticom estadounidenses con Wanda Maximoff y Vision como protagonistas. Con un misterio que se iba desvelando poco a poco, un equipo de secundarios elegidos con precisión analítica, guiños tanto a las comedias más icónicas de la televisión norteamericana como a hechos pasados de producciones previas de Marvel Studios y una disección al escalpelo de la psicología de sus personajes WandaVision se convertía en una pieza de culto y una de las mejores producciones salidas de la factoría de Kevin Feige que nos malacostumbró con respecto a las otras ficciones que la sucedieron en Disney Plus nunca llegando a hacerle sombra. Un brillante Paul Bettany y una superlativa Elizabeth Olsen como epicentro de una historia sobre dolor, pérdida, sueños rotos y sobre todo tristeza, porque ¿qué es la pena, sino amor perseverante?

¿Quién la ha visto?: WandaVisión ha maravillado -o tal vez deberíamos decir «marvelizado»– a nuestros compañeros Juan Luis Daza, Sergio Fernández, Samuel Secades, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez, Nacho Teso, Mònica Rex y Edu Sesé. Lo que ellos no saben es que su realidad también es una farsa, se levantan cada día pensando que son simples reseñistas y articulistas pero la verdad es mucho más cruda… ¡son divulgadores manipulados mentalmente por Zona Negativa! Ellos creen tener una personalidad única e intransferible, pero en realidad son una mente colmena con un único y ambicioso plan de dominación mundial… ¡no puntuar por debajo del 7,4 ninguna obra para así favorecer las prácticas capitalistas de las grandes editoriales!
Pero todavía no hemos acabado…
Unos datos de escasa importancia…

 ¡Por el poder de Linares! Quien es ese hombre, que me mira y me desnuda. Una fiera inquieta que me da mil vueltas y me hace temblar… El príncipe Daza recordó sus tiempos mozos blandiendo la espada del poder y alegró el día a Kevin Smith siendo el único miembro de la redacción que seleccionó Masters del Universo: Revelación entre lo mejor del año. Te revelaremos algo, Juan Luis. Tal vez, y solo tal vez, estés muy equivocado.

 Cada vez que toca un poco fondo, cada vez que el tiempo vuela, Sergio Fernández Atienza visita una cárcel para sentirse mejor. No es de extrañar que tras pasearse por Alcatraz y Kilmainham Gaol escuchando a Calamaro, disfrutase cual alcaide corrupto con el visionado de Condena. “Ojalá entre rejas dejara de contar esos chistes tan malos” se oye en la sección de cine. “Verdaderamente, sus chistes son un crimen contra la humanidad” afirma Raúl López.

 Mientras el resto de la redacción vive en núcleos urbanos relativamente importantes, Samuel Secades lo hace apartado de la civilización. Precisamente por esto, no es de extrañar que eligiese I Think You Should Leave (with Tim Robinson) como lo mejor del año. La serie es una selección de sketches en la que el protagonista y sus invitados provocan que la gente quiera marcharse a toda costa. Acariciando a su perro Cooper con risa villanesca, Samuel piensa que nunca iremos a visitarle. Tiene razón.

 Panic gira alrededor de un grupo de adolescentes que compite en un peligroso juego en el que pueden tener la oportunidad de escapar de su pequeña ciudad rural. “La historia de mi vida” dice Jordi T. Pardo mientras recuerda su fuga de Badalona. No es de extrañar que esta serie acabara en su top, aunque él terminase viviendo en Sant Boi del Llogrebat. El juego de la alcachofa. Detrás de sus ojos, Mònica Rex llora emocionada.

 ¿Y si Raúl Gutiérrez no fuese el único integrante de Zona Negativa que hubiera votado What if…? entre lo mejor del año? ¿Y si la serie hubiese merecido la pena? ¿Y si Raúl en vez de abogado hubiese presentado El Precio Justo? ¿Y si utilizase la llave de doquiera para visitarnos por la noche como Freddy Krueger pero con las uñas cortadas? ¿Y si en un juicio dijera salude a mi abogado, el que tengo aquí colga… ¡Se levanta la sesión!

 A pesar de que Igor Álvarez Muñiz nos lleva dando la turra varios años para que veamos The Expanse, solo Diego García Rouco ha terminado poniéndose con su visionado. “No aguantaba más” afirma entre sudores fríos el bravo redactor de Barakaldo. A Igor le gustan las emociones fuertes, solo así podemos entender que acompañando a la citada serie de ciencia ficción, The Nevers y The Witcher (¿¿¿WTF???) hayan acabado en su top.

 Cada semana, Nacho Teso se mete en la única cabina telefónica que resiste en todo Madrid intentando viajar a través del continuo espacio-tiempo. “Llévame solo hasta Zaragoza” implora mientras forma una cola fuera de la misma que no se veía desde los años ochenta. Cuando vuelve a casa, entre lágrimas reserva un billete de tren mientras ve en bucle Doctor Who. La mejor serie de todos los tiempos para nuestro compañero más dulce. Nunca es tardis si la dicha es buena

 “¿A quién quieres más, a papá o a mamá? pregunta insidiosamente Edu Sesé a Alana mientras a papi se le cae la baba. Y tú, Edu, ¿A quién quieres más, a One Piece o a Ataque a los Titanes? Si te vas a meter con alguien, hazlo con uno de tu tamaño… Forever (and ever) te lleva demasiado tiempo esperando…

 El veterano detective Cardona se sirve un vaso de whisky, enciende un cigarro y recuerda las mejores producciones de 2021. Para hacer más fluido este texto, prescindimos de su narración en primera persona. Aunque El caso Hartung fuese una auténtica castaña, a Tristan le gustó casi tanto como The Good fight, La asistenta, Halston, The one o La Serpiente. En su defensa diremos que, como lee tantos cómics, no tiene tiempo para ver (buenas) series.

Succession, tercera temporada”. Y como esos futbolistas que se marchan del terreno de juego malhumorados, Enrique Doblas suelta aquello de “no haré más declaraciones” dejándonos con la duda de si la serie protagonizada por Brian Cox es la única que vio el último año o si, de todo lo que vio, es la única que merece la pena hablar. Enrique Doblas, votante perezoso.

 No sabemos si los Reyes Magos vienen de oriente, pero con la selección de Pablo Gómez no tenemos ninguna duda. En el Top-10 de Pablo aparecen ocho series japonesas y una coreana. A la espera de recibir el cinturón negro por su fidelidad, Sensei Gómez asegura que en el país del sol naciente le consideran un acreditado serial killer. No tenemos ninguna duda.

 ¿Pensabais que únicamente algunos de nuestros comentaristas llevaban un hater en su interior? Pues estabais muy equivocados. Cuando huelen sangre, los redactores de Zona Negativa afilan sus colmillos. Hay varias series que han hecho méritos para ser quemadas en la hoguera, pero, por votación popular, estas han sido las finalistas. En el puesto número tres aparece La casa de papel. Esta serie española, que podéis ver en Netflix, parece haber robado el buen gusto de los espectadores. Un escalón más arriba, consiguiendo el subcampeonato de la mediocridad, nos encontramos Detrás de sus ojos, thriller psicológico que provocó marejada de bostezos en el hogar de los Rex. Por último, la serie más odiada por el conjunto de la redacción ha sido… Y, el último hombre. La serie de Hulu, que fue cancelada al de pocas semanas de su estreno, coge todo lo bueno del cómic creado por Brian K. Vaughan y Pia Guerra y, como si del propio Yorick Brown se tratase, lo hacen desaparecer. La agente 355 ya se ha encargado del showrunner.

 Esto es todo, amigos. Nuestras vidas están conectadas, un destino ligado al siguiente. Cada uno de nuestros actos, es una respuesta a un acto anterior. Causa y efecto, no es otra cosa que una causa sin fin. Todo está conectado a lo demás. El año que viene volveremos con más, pero ha llegado el momento de que dejemos a nuestr@s compañer@s descansar. ¡Hasta la próxima!

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Knopfler
Knopfler
Lector
31 enero, 2022 21:50

Madre mía… Si Loki está entre lo mejor del año… qué mal año ha tenido que ser.
Jo, no meter a Succession y a Chapelwaite y meter antes a Loki o a Ojo de Halcón… qué duro…

xavi martin
xavi martin
Lector
En respuesta a  Knopfler
31 enero, 2022 23:49

cada uno tiene sus opiniones, por aquí Loki gustó, pues hay que respetarlo

AlbierZot
AlbierZot
Lector
31 enero, 2022 23:46

De las destacadas coincido con Wandavision, Loki y Cobra Kai. A bote pronto añadiría Chapelwaite, La Sangre Helada, Evil t3 o Black Summer t2

Raku
Raku
Lector
31 enero, 2022 23:58

Apenas veo series últimamente, pero muy mal se tuvo que dar el año para que Loki esté en el Top 9. Mira que la premisa de la serie daba juego (Doctor Who a la Marvel, ¿cómo no va a dar juego? ¡De ahí sale petróleo sin esforzarse!), pero no, se quedó en un quiero y no puedo.

Y hablando de Doctor Who, muy buena la última temporada. Aún a pesar de flojear un poco al final.

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
1 febrero, 2022 1:02

Totalmente de acuerdo con el nro 1. No vimos mucha serie este año, me encantó la de Alex de la Iglesia (quizás a nosotros nos llegó tarde).

Luisru
Luisru
Lector
1 febrero, 2022 9:42

Una serie maravillosa, quizás la mejor del año, que nadie parece haber votado y que os recomiendo es la británica It’s a sin, que, por cierto, ya que se menciona en el texto, es de Russell T. Davies, responsable de la mejor etapa del Doctor Who moderno.
Una serie maravillosa, quizás la mejor del año, que nadie parece haber votado y que os recomiendo es la británica It’s a sin, que, por cierto, ya que se menciona en el texto, es de Russell T. Davies, responsable de la mejor etapa del Doctor Who moderno.
Y no sé qué tenéis contra Loki, yo creo que es una traslación bastante decente del espíritu whovian a Marvel. ¿Que no es redonda? No lo es, pero es de lo mejorcito que podían haber hecho con el personaje.

Last edited 10 meses atrás by Luisru
kursal
kursal
Lector
1 febrero, 2022 9:52

De las que he visto, coincido en que la mejor ha sido Wandavision. Por todo, por innovadora, por salirse de lo ya visto (y de lo esperado), por los homenajes a años y años de comics (esa fiesta de Halloween, ese Visión blanco), por la ilusión de los viernes por la noche, por los comentarios y el debate que aquí surgía cada semana, por los actores (enorme enorme Elizabeth Olsen, y eso que en las pelis no había destacado) y porque, tengo que confesarlo, en el último capítulo se me cayó una lagrimita cuando Wanda y Vision están en el cuarto de los gemelos y se despiden de ellos (no la he soltado ni cuando el Vengadores Reuníos de Endgame…).
Y también coincido con algunos comentaristas: Loki fue una graaaan decepción. Rozando el suspenso.

M0ng0
M0ng0
Lector
1 febrero, 2022 10:54

Misa de medianoche para mi es la número 1 indiscutible del año. Seriaza!!
De las de Marvel, la de Ojo de halcón me resultó entretenida. El resto, bastante peñazo.

Last edited 10 meses atrás by M0ng0
Volta
Volta
Lector
1 febrero, 2022 22:09

Estoy con Samuel Secades, I think you should leave ha sido uno de los mayores regalos televisivos del año. También disfruté Midnight Mass y sobre todo el descubrimiento de Inside nº9, que recomiendo totalmente.