#ZNIndie Mercado USA: lo más vendido de la década

Hacemos un repaso a las ventas que nos ha dejado esta década en el mercado estadounidense.

Por y
5
1657

Datos, datos, datos. Pocas cosas dan tanto gustito y morbo como conocer las estadísticas sobre las cosas que nos gustan. ¿Qué editorial vende más? ¿Qué superhéroe es el más seguido por la gente? ¿Cómo le fue a aquel evento tan chulo? Desgraciadamente en España no tenemos por el momento ninguna fuente fiable y completa de este tipo de cosas, no hay muchas maneras de tener una visión clara del mercado más allá de Whakoom o de hablar con nuestros libreros habituales. Sin embargo, en la Tierra de la Libertad y el Hot-Dog tenemos a Diamond, la todopoderosa distribuidora por la que pasa la práctica totalidad del mercado comiquero usamericano. Es cierto que existen algunas vías de venta alternativas (sin ir más lejos, la joven editorial TKO se está saltando este modelo de distribución) y que el cómic digital tiene cada vez más protagonismo en las ventas, pero las estadísticas de Diamond siguen siendo una fuente fidedigna del comportamiento del lector. Es por ello que tras conocer de la publicación este pasado mes de enero de las listas (una para grapa y otra para recopilatorios) de los cómics más vendidos entre 2010 y 2019, vuestro equipo de redacción indie favorito se ha lanzado a repasar los títulos y las cifras y a analizar los interesantes datos que de ellos se pueden extraer. Hablaremos de Marvel y DC, porque somos así de magnánimos, pero pondremos la lupa en todo ese mercado independiente que se encuentra en un momento tan floreciente. Sin más dilación, preparaos para recorrer los greatest hits de la década. ¡Vamos allá!

La década en grapas

La grapa es un formato con sus lagunas y con más de un detractor, como ya ha demostrado nuestro reciente podcast sobre los formatos de publicación del cómic, pero a pesar de todo continúa siendo el modelo más mítico y puro de consumo de cómic, especialmente el superheroico. Y el cómic más vendido de la década es… [redoble de tambores]

El flamante vencedor de la década de los 2010

Star Wars #1 (2015), de Jason Aaron y John Cassaday se erige como vencedor de estos diez años liderando el ranking total. Tras la compra de Lucasfilm a manos de Disney, la compañía del Ratón dio luz verde a una nueva tanda de series encuadradas dentro del universo galáctico publicadas por Marvel, y a la vista de los resultados no fue un movimiento tonto. Star Wars sigue moviendo masas a su alrededor a pesar de su última, ejem, trilogía, y atrayendo a sus fans hacia cualquier producto nuevo relacionado con ella. Tal es su atracción que la saga mete hasta un total de 10 títulos en el ranking, tanto de la serie principal (hasta el número 4) como otras series tales como el Darth Vader de Gillen y de Aaron, la Princesa Leia de Waid o el Lando y el Poe Dameron de Charles Soule. El resto del top 5 viene ocupado por números ilustres como el Detective Comics #1000, el Amazing Spider-Man #1 post-Superior Spider-Man de Dan Slott, el inicio de las Secret Wars de Jonathan Hickman y otro número histórico como el Action Comics #1000.


A pesar de que los primeros puestos están repartidos, si miramos la lista completa Marvel se alza como reina absoluta de la década. Frente a los 25 títulos de su eterna rival DC, la editorial de Spider-Man le gana sobradamente la partida alcanzando una suma de 67, aupada no solo por la mencionada franquicia de Star Wars, sino por tres pilares fundamentales: la araña, los mutantes y los eventos.

Peter Parker sigue siendo uno de los personajes más queridos del fandom, y eso se nota en las cuentas. Spider-Man no solo cuenta con dos títulos en el top 10 de ventas, sino que logra meter hasta 11 números dentro de los 100 más vendidos de la década, que alcanzan los 15 si incluimos series prima-hermanas como Venom, Black Cat o Spider-Gwen. Nuestro arácnido favorito es un pilar insustituible de Marvel, y tan solo el todopoderoso Batman consigue acercarse con 9 series. La persecución la continúan los X-Men, que llegan a estar presentes en 7 ocasiones sin contar con eventos. Los mutantes han vivido una larga temporada con calidad cuestionable que ha hecho sufrir a sus fans, pero ellos han estado ahí con cada inicio de etapa, desde la de Brian Wood a la actual de Hickman y su HoX/PoX, pasando por Bendis o Rossenberg. ¿Pero por qué no incluirles los eventos en sus cuentas? Porque ese desde luego es un tema que merece otro párrafo aparte.

Si a algo estamos acostumbrados a estas alturas es a que Marvel nos inunde con eventos a cascoporro, y como consecuencia hace tiempo que la ilusión y el interés por estos hitos editoriales se levantan cada vez menos. Sin embargo, ateniéndonos a los datos, el último gran evento a nivel de seguimiento fue la Secret Wars de Jonathan Hickman y Esad Ribic. La macrohistoria en la que los universos marvelitas colisionaban estuvo en boca de todos y acumula hasta siete entregas dentro de los 100 más vendidos. Sumado al regreso de Star Wars, hizo de 2015 un año fantástico para Marvel cuyo éxito no ha podido replicar.

Es precisamente a partir de ese año cuando la eterna rival coge aire. De los 25 títulos que mete DC en el ranking, la gran mayoría se acumulan a partir de 2016, año en el que con la llegada de Rebirth la Distinguida Competencia consigue vencer a los marvelitas en número de obras, cosa que no lograría desde 2011 y su inicio de los New 52 que tanta polémica trajera. Tanto el propio evento comandado por Geoff Johns como el inicio de las nuevas etapas mandarían ese año en la lista de ventas y verían la llegada a las páginas del Cruzado de la Capa del guionista más laureado del momento: Tom King. El escritor volvería a entrar entre los más vendidos dos años después con la mediática batboda, además de con su presencia en el número 1000 de Detective Comics. Curiosamente, su celebradísimo Mr. Milagro se queda fuera del top a pesar de sus infinitos premios y su incuestionable calidad.

Merece por supuesto una mención especial un nombre, y ese es Scott Snyder. El guionista neoyorkino puede gustar más o menos, pero es un auténtico superventas y el único miembro de DC que consigue meterse entre los guionistas con más títulos en el top frente a la predominancia de la plantilla marvelita. Además de con su recordada etapa al frente de Batman junto a Greg Capullo, el autor mete en puesto de honor a los arranques de sus etapas en la Justice League y de All-Star Batman y a sus eventos Metal y su spin-off de El Batman que ríe.

¿Y qué es del indie? – Top 300

Hemos visto el top 100 y lo que nos deja el indie es bastante poco, y no es de extrañar: si nos fijamos en las ventas mensuales los productos de estas editoriales tienen suerte si suben de la mitad para arriba de la tabla, situándose la mayoría de ellas en los últimos puestos. Se tiende a llamar a Imagela tercera gran editorial” porque consigue rondar el 7/8% de las ventas, aunque hay meses que se quedan en el 5 (frente al 35/40 que tienden a tener las dos grandes), pero estas listas nos aclaran ciertos detalles, como que esas ventas de Image se basan más en unas pocas de sus series, y no en que la mayoría de productos tengan éxito. Por ello, nos vamos a extender hasta el top 300 de la década a fin de poder sacar algo más de jugo. Aun así, si de verdad quisiéramos estudiar en mayor detalle lo que vende este tipo de cómic más bien nos tendríamos que alejar de listas anuales, ir a las mensuales y empezar por las posiciones de abajo. Es por eso que, si esperábamos encontrar sorpresas dentro del mercado de la grapa, mejor olvidarse. Pero vamos por el principio.

En el puesto 6 de las obras más vendidas de los últimos diez años tenemos el número 1 de Bravest Warriors: Tales Holo John, publicado por BOOM! Studios. ¿Qué es esto?, pues ni más ni menos que la adaptación al cómic de una serie de dibujos animados que se emite por internet, creada por Pendleton Ward, conocido por su otra gran obra para el medio televisivo, Hora de aventuras.

Tras esta llega el turno de IDW, que logra poner una de sus series en el séptimo puesto, pero sin una gran diferencia con respecto a lo anterior, ya que se trata de un cómic de Orphan Black, la serie de televisión que duró 5 temporadas y que podemos ver actualmente en Netflix.

Volvemos a BOOM! Studios en la décima posición y seguimos con las obras sacadas de los medios audiovisuales, Big Trouble in Little China/Escape From New York, un cruce escrito por Greg Pak con dibujos de Daniel Bayliss que une dos películas dirigidas por John Carpenter en los años ochenta, Golpe en la pequeña china y 1997 Rescate en Nueva York. Parece que hacer que los dos famosos personajes, interpretados por Kurt Russell, se encuentren cara a cara genera más interés que el cómic independiente en Estados Unidos.

Tenemos que ir al número 14 de la lista para encontrar un cómic de estas características que no sea un producto audiovisual, allí podremos ver el número 100 de Los Muertos Vivientes, colección que se hizo famosa por, ejem, su serie de televisión. De la misma manera, los puestos 18 y 19 los ocupa también la serie de Robert Kirkman, con sus números 115 y 132 respectivamente. Está claro que The Walking Dead juega en otra liga con respecto a lo que a indie se refiere.

Otra serie que repite en el top de ventas es Spawn. Si alguien pensaba que estaba muerta ¡nada más lejos!, la serie de Todd McFarlane consigue alzarse gracias a su número 300, que llega al puesto 34, pero no solo eso sino que generó tal interés que el 301 entró en el 84, cerrando las obras independientes que entran en el top 100. Spawn, famosa en los noventa, tuvo su serie de dibujos y su película. Tendrá también otra más, o eso se supone.

Pero hay más vida después del 100, si aumentamos la lista vemos que entran más series de estas… ¿o no? Pues lo cierto es que no, del 101 al 300 solo hay tres cómics que hayan vendido lo suficiente como para rivalizar con Marvel y DC, de dos de ellos ya hemos hablado, son los números 150 y 192 de Los Muertos Vivientes, que entran en las posiciones 154 y 294 respectivamente. No deja de ser curioso que un número redondo, el 150, venda más que el penúltimo y que el último no esté en la lista. La serie que aparece aquí por primera vez es una de Mark Millar, The Magic Order, con su número 1 en el puesto 149. ¿Hace falta decir que esta será adaptada a televisión por Netflix?. Por lo menos puede presumir de ser la única sin producto audiovisual, de momento, que está en esta lista, si bien también se habló de que parte de su éxito en las listas de ventas se debió a una estrategia de distribución a bajo precio en su estreno.

El cómic independiente en Estados Unidos ha pasado una buena década en un sentido cualitativo y las ventas no le han ido mal, en el sentido que se pueden mantener, aunque no se puede comparar con la de las dos grandes. Por lo menos nos quedan los tomos.

El tomo es indie

Pues sí, amigos, porque cuando pasamos al ranking específico para ediciones recopilatorias (esto es, principalmente tomos y omnibuses) nuestro corazoncito indie se llena de orgullo y dicha. Las trompetas suenan y el confeti se va despejando hasta dejar a la vista al ganador de la década, que es…

Los Muertos Vivientes devoran a todo el que se pone por delante.

The Walking Dead Vol. 1, de Robert Kirkman y Tony Moore, sujeta el trofeo y lo mordisquea como Nadal. La serie de zombies por excelencia se alza con el número uno y saca a pasear un auténtico rodillo sin piedad. Porque The Walking Dead no se conforma con llevarse el gato al agua, no, el bebé de Kirkman se hace con tres puestos en el top 10 y un total de, atención, 28 volúmenes entre los 100 más vendidos de la década. Guau. Los zombies copan más de la cuarta parte de la lista y son el ariete principal de Image Comics, que lejos de vivir de una única franquicia se convierte en la editorial líder con un total de 51 títulos, consiguiendo darle la vuelta a la tortilla con respecto a la predominancia superheroica de la grapa.

Así es, el fenómeno Image es una realidad y no solo vive de la tele. Porque sí, es evidente que más allá de su indudable calidad, la obra de Kirkman está especialmente aupada por el exitazo de su adaptación televisiva, que a pesar de haberse convertido en un auténtico muerto viviente a imagen y semejanza de las criaturas que salen en ella, sigue atrayendo a muchísima gente frente a la pantalla. Sin embargo, hay una serie con unos resultados tan impresionantes como los zombies: Saga. La serie de Brian K. Vaughan y Fiona Stapless, el clásico moderno que ha ganado premios hasta aburrir incluso a los fans, se las ha apañado para arrasar de igual manera sin necesidad de contar con el plus de popularidad de contar con una adaptación, únicamente con su calidad. Hablamos no solo de que iguale a TWD con tres tomos entre el top 10, sino de la tremenda gesta de introducir sus nueve tomos (oséase, la serie completa) entre los 100 más vendidos. Ante esta demostración de músculo, solo queda sitio en el top 10 para el bronce de La Broma Asesina (no sabemos cuál de sus ediciones), un sexto puesto para Watchmen, un séptimo para Civil War y un décimo para El Retorno del Caballero Oscuro.


Repasar el resto de títulos de Image es básicamente repasar los nombres más ilustres de la editorial, series que han marcado época y que solemos usar como recomendación para conseguir que se acerque al cómic gente poco afín a los supers. Comenzando por Paper Girls, que demuestra que Vaughan es un auténtico superventas, tenemos titulazos como Monstress, The Wicked + The Divine, East of West, Sex Criminals, Chew, Rat Queens, Descender y Wytches, con mención especial a Rick Remender, que consigue meter hasta tres trabajos con los primeros tomos de Deadly Class, Black Science y Low. Un auténtico catálogo de ensueño de una era difícil de repetir.

Más allá de la i latina, dentro del indie encontramos una lista pequeña pero importante de títulos comandados por el Scott Pilgrim de Brian Lee O’Malley, que aporta a Oni Press tres tomos dentro del ranking. Las franquicias televisivas siguen dando rédito con ejemplares tanto de Rick y Morty de la citada Oni Press como de Adventure Time de BOOM! Studios y Serenity de Dark Horse. Además, IDW y Dark Horse aportan dos grandes clásicos modernos como son Locke&Key y The Umbrella Academy, que casualmente han recibido sendas series de Netflix recientemente.

Y aunque entramos en la subcampeona de la categoría no nos alejamos del indie, porque DC sigue contando con los réditos de una marca que sigue vendiendo cantidades importantes aunque pasen los años, porque quién no va a acercarse a ese tótem que es Vertigo. El sello editorial de DC que tantas alegrías y obras maestras ha dado al medio y que tan tristemente hemos visto fallecer hace poco sigue vivo en las tiendas y sus clásicos siguen copando las listas. El bardo de Northampton, como no podía ser de otra forma, aparece por duplicado con dos series que no necesitan presentación: Watchmen y V de Vendetta. Junto a él cabalga Neal Gaiman con hasta tres tomos de su Sandman, seguido de una dorada cohorte integrada por la Fábulas de Bill Willingham, el Predicador de Garth Ennis, Y el último hombre del reincidente Vaughan y la Transmetropolitan de Warren Ellis. Como no podía ser de otra manera, hay títulos que no pasan de moda nunca y siguen atrayendo a las nuevas generaciones una y otra vez, algo que se puede ver perfectamente en la distribución de los años de publicación de la lista.

Como veis, el siglo XX sigue muy presente a día de hoy entre los más vendidos gracias a las imperecederas obras que DC nos regaló en su momento, con especial foco en esos finales de los 80 donde la tríada formada por los citados Gaiman y Moore más Frank Miller y sus dos eternos retratos de Batman harían historia en el medio cambiándolo para siempre. Precisamente el Murciélago es el superhéroe con más presencia en el ranking, con un total de 13 títulos que dejan pocas dudas sobre cuál es el héroe más famoso del mundo. A las citadas obras de Alan Moore y Frank Miller se suman los míticos trabajos de Jeph Loeb con Tim Sale (El Largo Halloween, Victoria Oscura) y Jim Lee (Silencio), además de la Tierra Uno de Geoff Johns y, una vez más, la etapa de Snyder y Capullo, que consigue meter hasta cuatro entregas. Se suman a Batman los inicios de New 52 de Flash, Escuadrón Suicida y la Justice League, además de otras obras importantes como Superman Rojo, Kingdom Come y el Superman Tierra Uno de Straczynski, junto a las Flashpoint y La Noche Más Oscura de Geoff Johns, otro superventas de la editorial, que junto a Snyder manda en el ranking de guionistas si no tenemos en cuenta a las dos bestias que lo lideran.

Como contrapartida, llama la atención la casi ausencia de Marvel en el siglo XX, que a nivel de ventas solo ha conseguido perdurar con ese Guantelete del Infinito aupado por el fenómeno internacional que ha supuesto la Infinity War del UCM y un omnibus de las historias clásicas de Deadpool, una presencia que llama la atención incluso teniendo en cuenta el potencial de ventas que siempre ha tenido el Mercenario Bocazas, que repite presencia con el Deadpool kills the Marvel Universe y el primer volumen de la etapa de Gerry Duggan. Sorprende una presencia tan reducida de Marvel con solo 10 títulos en total, teniendo en cuenta su tremenda superioridad en la grapa. Además de los mencionados, encontramos otras obras notables como El Viejo Logan, el inicio de Ms Marvel, el Ojo de Halcón de David Ajá y Matt Fraction y los títulos galácticos del Vader de Gillen y Larroca y la serie principal de Star Wars. Todo ello capitaneado por el superventas de Civil War de Mark Millar.

Conclusiones

Lo que más salta a la vista frente a estos resultados es algo muy evidente: los hábitos de los lectores cambian según sus aficiones. La grapa vive en manos del género pijamero, y los seguidores de los superhéroes se mantienen fieles a su cita mensual para mantenerse al día con las aventuras de sus personajes favoritos. En cierto modo, y ya desde mi punto de vista como lector, seguir a Marvel y DC es como una pequeña adicción, un tren que nunca frena y del que no te puedes bajar si no quieres quedarte atrás en cuanto a la actualidad de lo que le sucede a los Parker y los Wayne de turno. Sería interesante conocer los datos de venta digital, porque un consumo de estas características encaja perfectamente con ese formato y un modelo de suscripción como el que ya ofrecen las dos grandes o Comixology.

Por el otro lado, las enormes diferencias que se observan al pasar al tomo dejan entrever que el lector indie es más dado a esperar y a consumir sus series de arco en arco. Esto no deja de ser algo lógico cuando tenemos en cuenta que la manera de escribir hace muchos años que se enfoca hacia tramas de 4-6 números, y que leer una grapa de una historia de este estilo es un triste chupito que sabe a poco. Yendo más allá, a uno le surge la pregunta: ¿tiene sentido la grapa en las historias de corte independiente? Me viene a la mente Crowded, una reciente serie de Image que debido a sus malos resultados anunció que continuaría exclusivamente mediante tomos, eliminando su cadencia mensual. ¿Es posible que este pueda ser el futuro para muchas series? Desde luego, viendo su potencial de ventas dentro de este formato, no sería descabellado.

Así es el mercado USA y así os lo hemos contado, queridos lectores. Esperamos que este humilde análisis os haya resultado interesante, no dudéis en compartir vuestras impresiones con nosotros. ¡Larga vida al cómic!

Artículo anteriorShi 4 Victoria
Artículo siguienteDinastia de X y Potencias de X, una visión en conjunto
Madrileño desde 1991, en los estudios me fui por los números mientras en casa me quedaba con las letras. Me crié pidiendo al Círculo de Lectores con mi madre y oyendo a mi padre hablar de Marvel, siempre con una peli de Disney en bucle. Fui niño con Mortadelo, adolescente con Spider-Man y adulto con Garth Ennis. Intento descubrir una cosa nueva cada día, y vivo con la ilusión de guionizar un cómic, escribir un libro y tocar un instrumento, aunque al final suela quedarme viendo vídeos de gatos. En mis otros ratos libres participo en un podcast de cine, pero esa es otra historia.
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
3 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Lord_PengallanPepeparkerVansalth Recent comment authors
Recientes Antiguos
Vansalth
Lector
Vansalth

Pues resulta curioso este análisis, gran artículo y gran repaso a la década.
Algunas cosas ya se sabían (o al menos podían intuirse): Image arrasa en tomos a las dos grandes. El público de indie pasa de grapas y espera a los tomos para leer arcos completos.

Una cuestión que llama la atención es cuando llegamos a los tomos más vendidos a nivel superheroes: es común encontrar bromas y despiporre cuando ECC reedita la Broma Asesina una y otra vez, así como Watchmen, y se está empezando a hacer extensible este jolgorio a cada nueva edición de Panini de Civil War. La cuestión es que cuando se repasan los tomos más vendidos de la década los tres que aparecen son precisamente estos tres entre los superheroicos. Por tanto, al parecer, sí, son necesarias más ediciones de Watchmen, la Broma y Civil war, porque es lo único que la gente compra de Marvel y DC.

Lo más curioso es la paliza que le mete Marvel a DC a nivel de grapas… para luego ser apalizada por DC a nivel de tomos. ¿A que puede deberse esto? ¿Sabe manejar MArvel mejor el hype para que sus lectores vayan a por las grapas? ¿Envejecen mejor las historias de DC, pero su actualidad interesa menos?

Pepeparker
Lector
Pepeparker

Qué buen artículo! DC vende muchos más tomos que Marvel , porque las grandes historias superheroicas de toda la vida están en DC . Image vende muchos más tomos que las dos porque su público y sus historias están más cómodos con este tipo de publicación además de que los lectores de Marvel y DC ya han comprado los cómics en grapas, no van a volver a comprarlos en TPBS. Marvel vende muchas más grapas que nadie porque se publicita como nadie,sabe crear una necesidad imperante en el comprador y gran parte de su público no es objetivo. Compradores que evolucionan o dejan la afición, viendo el pobre balance de la filial de Disney en cuanto a la venta de tomos. Lo que está claro que hay mercado para todos y que las especulaciones de cierre de DC Comics o Marvel Comics son absurdas, antes adoptan el modelo de Image en cuanto a costes de producción y ganancias con respecto al autor. Imaginaos a Aarón costeandose su propio Batman, se forra más que con Scalped! Jajajaja

Vansalth
Lector
Vansalth

“Antes adoptan el modelo de Image en cuanto a costes de producción y ganancias con respecto al autor”.

Si crees que DC o Marvel va a ceder los derechos de autor de personajes como Batman o Spiderman al primero que llegue…

Pepeparker
Lector
Pepeparker

No digo que vayan a ceder los derechos de Batman , digo que el Batman de Aaron ,pongamos que se llame ” BaThor el martillo murciélago” los costes de producción así como los beneficios se repartan más al estilo que hace Image. Sé que es improbable pero pasará antes que cerrar la editoal ,es lo que digo. Igual que antes ATT le da los derechos a Marvel para que le hagan los cómics, antes que cerrar. Porque los cómics darán poco dinero pero es la base del merchan, series , videojuegos y películas que es donde está la pasta. Además de que aunque los cómics importen a 4 es una decisión muy impopular cerrarlos y afectaría al resto de negocios. Por cierto pagaría por ese BaThor jajajajaja

Lord_Pengallan
Lector

El asunto está en que se necesita una cantidad x de ingresos al mes. Eso en tomos es muy complicado de conseguir porque no se puede saber cuánto venderá un tomo atrasado en tal mes ni cuánto venderá el 1º tomo de una serie. La grapa sigue en EEUU en las editoriales que para nada les sirve (por lo visto a todas menos a Marvel) porque es insustituible. Esto deja claro que las ventas de lo digital son irrisorias -o alguien cree que si Batman vendiese en digital más que en papel DC no lo anunciaría?- seguramente porque se pueden conseguir gratis. La mayoría de la gente que lee digital no lo hace para coleccionar o seguir la actualidad.