#ZNGames The Last Guardian

Por
6
1001
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Desarrolladora: Team ICO
Plataformas: PS4
Idiomas: Textos en castellano

 

El poder de la amistad

Me veo en la obligación de dar ciertas advertencias antes de meternos de lleno en el análisis de un título que ha despertado interés, hype y se ha hecho de rogar durante lustros. La primera de ellas es casi una disculpa, pues hay varias maneras de enfocar este análisis. Se ha leído mucho esta semana en según que medios especializados que The Last Guardian es un juego sobre la amistad, sobre el vínculo animal-hombre, una poderosa alegoría sobre el cuidado de la naturaleza y que, como tal, sobrepasa el medio en que este mensaje se abre paso. También se ha leído mucho la palabra sensación. Demasiado. Sin ánimos de entrar a spoilers y tirar piedras sobre mi propio tejado adelantando que el juego va a tener buena nota, debo decir que voy a dar una de cal y otra de arena. Y mi enfoque del análisis intentará quedarse en el centro, en lugar de dejarse arrastrar por las sensaciones, maldita palabreja, ni de caer en el ámbito hater.

La segunda advertencia, es que no me gustan Ico ni Shadow of the Colossus. Me aburrieron, me perdieron y me confundieron. Y no, no soy un inculto, ni soy una piedra sin sentimientos, ni nada de eso. Asumidlo, hay juegos que a ciertas personas no. Simplemente, no. Y esas personas no tienen ninguna carencia emocional. Dicho lo cual, podemos empezar por la parte mala, si gustáis. Pero antes, una resumen de la historia para los que vivan en Malasia.

Despertamos en una cueva junto a una enorme bestia, mitad pájaro gigante, mitad perro, encadenado y con un bozal. La narración transcurre siempre en términos de flashback, con la voz adulta del muchacho al que controlaremos explicándonos lo que sucedió entre él y la bestia. Una bestia a la que empezaremos alimentando, más tarde liberando y posteriormente casi domando para huir juntos del complejo laberíntico de torres y catacumbas en que nos encontramos, sin que haya más explicaciones que las que cada uno pueda extraer. Cómo nos gusta últimamente la narrativa emergente, a mí el primero. A medida que avanzamos y huimos, la bestia y el niño crearán un vínculo que les llevará a ser casi hermanos, defendiéndose continuamente el uno al otro, apoyándose y ayudándose sin palabras, como solo un humano y un animal pueden llegar a comunicarse. Y es que la belleza de la bestia, el arte del juego al crear escenarios de una claridad y una soltura que rozan la misma realidad, ayudan a que el cuento del que somos protagonistas respire con vida propia. En esto, el equipo de Fumita Ueda sabe perfectamente lo que se hacía, y lo hicieron bien. Muy bien. El juego no pasa de un plataformas con ciertos puzzles en los que usaremos a la bestia, Trico, como apoyo, pero no necesita más. La alegoría es clara, bella y para recordar.

Y partiendo de esta base, hemos esperado 9 años para verlo en movimiento.

Una de cal…

The Last Guardian es la clase de juego que supe que conmigo no tenía mucho que hacer. Por fortuna, me equivoqué, pero eso unos párrafos más abajo. No le voy a perdonar al buen Fumito Ueda que se olvide de que esto es un videojuego, y le importe tres narices que la mayoría de mecánicas estén rotas hasta el nivel de la desesperación. El personaje protagonista salta mal, impreciso, se mueve ortopédicamente y la mitad de las cosas que hace no sirven para nada. Trico nos hace caso a ratos, las ordenes que podemos darle son muy imprecisas y la mayoría de las veces tendremos que intentarlo todo tres y cuatro veces para hacerlo lo que hay que hacer y avanzar. Se ha dicho, ahora, que esto está pensado adrede. Que la IA de Trico nos ignora en ocasiones para hacerlo más realista, como hacen los animales. Pues no me lo creo, no me lo creo en absoluto. Si este juego lo hubiera sacado otro estudio, como Ubisoft por ejemplo, ya estaríamos poniendo el grito en el cielo por el enésimo juego que sacan con graves problemas de bugs. Pero no, es Fumito Ueda, así que nos creemos que la IA del animal no está rota, es que es así. Porque en una historia en un reino mágico con bestias aladas, el realismo es nuestra máxima prioridad. Ya. Por otro lado, el juego es divertido, lo cierto es que sí. No te sueltan en un mapa gigante sin saber qué hacer, es bastante pasillero e intuitivo y esto se agradece, porque realmente tenemos la sensación de avanzar hacia algo, de huir de algo y que algo nos será revelado. Y así es. Algunos puzzles son demasiado sencillos y el juego no brilla por ser un reto jugable, pero tampoco es para pusilánimes.

A nivel gráfico, algunas cosas son impresionantes y otras vergonzosas. Las texturas de escenarios no pasan de la Playstation 3, mientras que Trico y el niño gozan de un realismo apabullante. El plumaje de Trico es colosal, con una animación en sus movimientos que lo dotan de vida como pocas veces hemos visto. La banda sonora es sencilla, pero preciosa, obra de Takeshi Furukawa y con una orquestación maravillosa.

Pareciera que Fumito Ueda, director y creador del juego, no se hubiera preocupado en 9 años de darle al juego unas mecánicas jugables y de olvidarse de que estamos un videojuego, y no ante una película o un poema o un cuadro. ¿Os suena esta queja? Es la misma que todas las reviews de los juegos de David Cage hacen. Pero a Ueda no se la hacemos, que las sensaciones son increíbles. Esto me mosquea. Este doble rasero. Como videojuegos, The Last Guardian tiene graves carencias.

…y una de arena…

Pero, no he podido evitar que me haya encantado el juego. No sabría explicarlo. Hay algo con Trico, hay algo con el escenario, hay algo en su sencillez y en la belleza de su entorno, en la inocencia con que nos meten de lleno en la relación con el animal. Y es que el juego no te obliga a llevarte bien con Trico, eres tú mismo el que desarrollas una unidad con el animal a medida que avanzáis juntos. Una relación tan especial que hacia el final se convierte en un vínculo indestructible. Sí, está bien cerrado, bien hecho, bien conseguido. El juego es bello allí donde otros juegos no pasan de divertimento, de regalo para los ojos, es trágico allí donde otros juegos solo ven giros de historia. Es sencillo allí donde otros juegos buscan la complicación. The Last Guardian es una OBRA DE ARTE, así en mayúsculas, sin ser perfecta, sin ser precisa, sin ser la más grande, lo es. Ha conseguido no solo gustarme, sino emocionarme y desesperarme, encandilarme y mantenerme en tensión. Ha conseguido de mí todo lo que creo que pretendía, y aún me ha dejado con ganas de darle otra oportunidad a sus hermanos mayores, Ico y Shadow of the Colossus. Trico es la inocencia personificada y el juego nos lanza un poderoso mensaje: en el año en que los videojuegos parecen mirar hacia la amistad por encima de todo, este juego nos habla de la amistad sin palabras, de la belleza de la naturaleza y de la simpleza del amor hacia nuestros amigos animales.

  Desarrolladora: Team ICO Plataformas: PS4 Idiomas: Textos en castellano   El poder de la amistad Me veo en la obligación de dar ciertas advertencias antes de meternos de lleno en el análisis de un título que ha despertado interés, hype y se ha hecho de rogar durante lustros. La…

Valoración

Gráficos - 8
Jugabilidad - 7
Historia - 9
Sonido - 9

8.3

Valoración

Un juego que se olvida de que es un videojuego. Bello y lleno de magia, pero que debería haber hecho mejor los deberes en cuanto a mecánicas.

Vosotros puntuáis: 8.68 ( 5 votos)

6
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
2 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
batlanderFranPilgrimDreadstar_TFEAlberthor Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Alberthor
Lector
Alberthor

Yo soy de los que disfrutaron mucho de ICO y shadow of the colossus, sintiendo, precisamente, todo lo que pones de bueno en este last guardian. Sería la única excusa para comprarme una play 4, pero no va a suceder en medio plazo, pero sí sé que no quiero dejar pasar la oportunidad de jugar este juego. El que sony liberase la compañía sigue siendo uno de mis sueños húmedos.

Con tu análisis me han entrado más ganas de catarlo jajaja

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Alberthor, yo he jugado a este juego, y le he echado un par de horas en casa de un amigo.

Si este juego sería la única razón para comprarte una PS4, yo te diría que te ahorraras el dinero, que sale entre 355 y 399 euros, que se dice pronto.

Al igual Franciso Miguel Espinosa, opino que Trico no actúe así porque está programado de esa forma. Lisa y llanamente no te obedece, o hace lo que le viene en real gana, y termina siendo tedioso hasta límites insospechados.

El juego consiste en ir avanzando, sin mayor consecuencia. No hay misiones secundarias, no hay objetos coleccionables.

Simple y llanamente resolver puzzles y avanzar, unas veces a la derecha, otras a la izquierda, pero es avanzar a fin de cuentas.

Pasillero a más no poder.

La cámara funciona mal, su funcionamiento es engorroso, y eso en un juego que consiste en observar el medio que te rodea para deducir cómo resolver el siguiente puzzle y seguir avanzando, es una sentencia de muerte para la deseada jugabilidad.

Entre Trico y la cámara, te pones de los nervios.

Y por último, lo más grave para un juego que ha tenido ¡¡10 años de desarrollo!!, que empezó a gestarse para PS3 y que técnicamente es de PS3 (texturas, fondos, movimientos de los personajes) tiene unas brutales caídas de frames, que hace que el juego se congele durante unos segundos.

Según han contado en varios foros, en la PS4 Pro no se produce ese problema… aún cuando desde Sony habían asegurado que la aparición de la Pro no iba a suponer ningún problema, ni diferencia en cuanto a jugabilidad de ninguno de sus juegos en ninguna versión de la consola que los usuarios tenían.

Todo esto no quita para que el juego tenga su encanto. Aún siendo un juego de una generación anterior (mal portado a PS4) visualmente tenga su encanto… pero éste no le llega ni a la suela de los zapatos a Shadow of the colossus (no podía ser de otra forma, porque ese juego sí es mítico).

Por todo ello, no te recomiendo que pierdas dinero y tiempo con este juego.

Alberthor
Lector
Alberthor

Agradezco de veras el consejo, pero me refería ha comprarlo cuando ya la play vaya por la 6 o la 7 y la encuentre tirada de precio de segunda mano, aunque ponía a medio plazo porque con la de críticas que escucho y leo de la consola, no me extrañaría verla en un año o dos rebajada.

En cuanto a lo de avanzar, eso no me molesta, ICO y Shadow eran así, pero es la inmersión en esos mundos lo que a mí me cautiva. Jugaba con un amigo al Shadow (bueno, el miraba jajaja) y siempre se quejaba de lo mismo, que si deberían poner criaturas pequeñas para ir matando entre colosos, que si niveles al personaje, un mundo más pequeño… Personalmente eso no me parecía negativo, me encanta cabalgar por el mundo de shadow simplemente cazando lagartos de cola blanca o recogiendo la fruta. Disfruto con esas chorradas, pero entiendo a quien le aburre y por lo mismo sé que este last guardian me gustará, pero tranquilo, no pienso pagar un dineral sólo por jugarlo

FranPilgrim
Lector
FranPilgrim

Si te gusta el juego, y tienes alguno más en PS4 que te llame la atención, tira a por él.
Si has jugado a ICO y SotC, ya sabes de los males que adolece, pero también de lo que le hace tan especial.
Mi favorito del año, de lejos. Y a mi parecer más redondo que ICO, y a la altura de SotC (ese juego que salió en PS2 corriendo a 20 fps, y que nadie le importó eso en su momento porque el juego era una maravilla en los aspectos que sí hacen especial a un juego).
Y no, no hay misiones secundarias, ni coleccionables insulsos, simple y llanamente porque el juego no los necesita. Al igual que en ICO no había, o de camino para matar a un coloso tenías que escalar una puñetera torre para ver las actividades del área.
Lo dicho, si de verdad te gustaron ICO y SotC, este sigue la estela, y quedarás igual de encantado con él.

Alberthor
Lector
Alberthor

Gracias FranPilgrim, creo que pensamos igual respecto a los juegos de esta compañía, tú con la ventaja de haber jugado este último

batlander
Lector
batlander

A mi me encantaron tanto Ico como SotC. Cuando salieron tenian ese halo de novedad, encanto y originalidad que tienen ahora juegos indies como Limbo, Braid o Journey pero siendo juegos completos. Y no hablo de sentimentalismos, Ico al principio me parecio una m… (un niño pegando a sombras con un palo no emociona de primeras…) pero segun iba jugando mas, mas me iba metiendo en el juego. Me gusto mucho los puzzles que habia y lo bien que estaba realizado todo al final. Con el de los colosos lo mismo. Fallaba un poco un mundo tan vacio pero cada coloso nuevo era una maravilla.

Este aun no lo he probado y supongo que me esperare a alguna oferta o 2ª mano. De todas formas he visto analisis de todo tipo. Que directamente le ponen un 10 y otros mas criticos como el de aqui mismo (aunque la nota luego sea alta). Yo creo que ni lo uno ni lo otro. A mi estos juegos seimpre me han gustado mucho y me parecen muy especiales. Por tanto, no haria una critica demasiado dura pero tampoco le pondria un 10 por narices. Porque ojo, depende de que medio sea, ese 10 es para casos muy concretos, no creo que los pros y contras de este juego den para un 10 ni de broma.