#ZNGames Playstation VR, Segunda Parte

0
488
Segunda parte: Los juegos

Habiendo analizado ya el hardware y las prestaciones de Playstation VR, no nos queda más que centrarnos en los juegos. De lanzamiento, las gafas de realidad virtual de Sony cuentan con un catálogo bien surtido pero con sus más y sus menos. Además, las Playstation VR viene acompañadas de un disco de demos donde se podrán probar muchos de estos juegos. De lo más interesante a lo más anecdótico, os presentamos aquí un análisis de los juegos más interesantes que hemos podido probar en el nuevo periférico de Playstation 4.

Playstation VR Worlds

ls_getaway_06_logo_1445974805

La gente de Playstation, en colaboración con London Studio, pone a nuestra disposición una curiosa manera de acercarse a la tecnología de realidad virtual. En Playstation VR Worlds nos encontramos una serie de “experiencias” de mayor y menos complejidad. Algunas de estas son los demos que ya pudimos probar en pasadas ferias y eventos, ofrecidos aquí por completo. Inmmersion nos invita a abandonar el mando y dejarnos deleitar por un viaje a la profundidad de los océanos. Doblado al castellano, como todos los juegos de esta colección, una narración nos acompañará en este descenso de tres niveles en los que podremos disfrutar de la recreación digital de la flora y la fauna de los arrecifes marinos y sufrir el ataque de un tiburón. La música es un elemento clave en esta especie de cortometraje de realidad virtual que sirve más que nada para hacer gala del poderío gráfico y las posibilidades de la realidad virtual. Como juego no tiene gran complejidad, pero como experiencia quita el hipo. Una factura interesante y una buena manera de empezar en estos territorios aún por explorar. En London Heist, quizás el más conocido de estos juegos, tendremos que utilizar el control Move, aunque se agradece que la mayoría de juegos que precisan de este control tienen una adaptabilidad bastante potable al mando inalámbrico, por lo que tampoco es que sea absolutamente esencial tenerlo. Una trama de gángsters, disparos y situaciones límite en lo que supone lo más videojuego de este conjunto y el más largo sin duda. Aquí sí que nos resultará fácil perdernos en esta realidad inventada y digital, sintiéndonos en una película de Brian de Palma o Nicolas Winding Refn. En VR Luge deberemos hacer uso de nuestra cabeza para esquivar coches y obstáculos a medida que descendemos por una carretera llena de peligros sobre una tabla con ruedas. Una modalidad de deporte de riesgo cuya sensación de velocidad está muy bien conseguida. Scavenger’s Oddiseyes un curioso juego de acción y saltos donde controlamos a un alienígena dentro de un traje antigravedad que deberá buscar entre la chatarra de una nave destruida. Un concepto curioso que llega a resultar realmente adictivo, aunque tanto cambio de espacio y gravedad puede llegar a marear bastante si es la primera vez que usáis las gafas. Unos gráficos llenos de color y vida y un sistema de apuntado basado en el movimiento de nuestra cabeza que hacen del juego un shooter bastante elaborado pero sencillo al mismo tiempo. Otro de los juegos que componen la colección es Danger Ball, un sencillo minijuego parecido al pong en que tendremos que hacer uso, una vez más, de nuestra cabeza para derrotar al enemigo. Todos estos juegos tienen una duración variada, desde los pocos minutos de Inmmersion hasta la rejugabilidad de London Heist y sus escenarios que suman unas dos horas de juego.

VEREDICTO: 8

Driveclub VR

dcvr_010_1471363130

Sin duda uno de los alicientes más claros para jugar en realidad virtual. A las geniales estadísticas y buenos resultados que ya obtuvo Driveclub ahora hay que añadirle la posibilidad de estar dentro del coche. Aunque, evidentemente, hay una espectacular bajada de gráficos con respecto al original, la sensación de estar dentro del coche, poder mirar por los espejos retrovisores y ver a los coches que nos pisan los talones, la espectacularidad de algunos paisajes sumado a la gran cantidad de coches, modos de juego y escenarios disponibles. Una lástima que no haya gran diferencia en los cambios de clima, de nublado a despejado, pues las limitaciones gráficas apenas ayudan a distinguir las variaciones. Uno de los juegos que más se pueden disfrutar con Playstation VR.

VEREDICTO: 9

Batman Arkham VR

batman-arkham-vr-screen-01-ps4-eu-15jul16

Aquí es donde nos ponemos serios. Dejando de lado la simple espectacularidad de vernos inmersos en un mundo digital, Batman Arkham VR no solo hace gala de unos gráficos espectaculares, sino que realmente sabe cómo hacernos sentir el Caballero Oscuro. Partiendo de la sencilla trama de que Robin y Nightwing, nuestros compañeros en la lucha contra el crimen, han desaparecido, y plagado de referencias a los anteriores juegos de Rocksteady sobre el cruzado enmascarado, este juego de investigación adapta las mecánicas para ofrecer una experiencia única. Desde la primera escena, en que seremos testigos de cómo asesinan a nuestros padres a la salida del cine en la consabida escena de obertura de la saga de Batman, hasta la reconstrucción de crímenes, el uso de gadgets o las visitas a la batcueva. Todo en este juego da la sensación de hacernos partícipes del mundo de Batman, tomando el control por primera vez en primera persona del cruzado y disfrutando de una gran cantidad de secretos. Si bien la duración es muy escueta, apenas una hora, y se echa mucho de menos el doblaje en castellano, este es un juego sublime con el que aprovechar nuestras recién estrenadas Playstation VR

VEREDICTO: 8

Until Down: Rush of Blood

untildawnrob_screen_ps4_004_1465878307

La llegada de Until Dawn a Playstation 4 fue una grata sorpresa y muchos fans esperan una segunda parte o alguna especie de spin-off. Por ahora, tenemos esta incursión de su universo en el mundo de la realidad virtual. De la mano del famoso psiquiatra que nos acompaña en momentos clave de la aventura, nos metemos de lleno en este tren de la bruja desde el que tenemos que disparar a varios elementos. Una suerte de viaje de Alicia por el País de las Pesadillas que nos depara algún susto de los buenos, pero que se aleja demasiado de lo visto en su homólogo y que nos hace preguntarnos qué aporta realmente al universo del juego. Si bien es cierto que la narración es buena y algunos escenarios nos van a hacer temblar de verdad, no aporta mucho y se queda en un simpático mata-mata de terror con algunas imágenes potentes pero nada más. Se puede jugar con mando inalámbrico, aunque en este caso sí que recomendamos los Playstation Move, ya que la calibración del mando para disparar dará muchos errores.

VEREDICTO: 6

EVE Valkyrie

screenshot_amongstthewreckage2_1434427282

Si hay un solo juego que ya merezca la inversión en Playstation VR, para mí es EVE Valkyrie. Un multijugador de naves espaciales que incluye además una pequeña campaña para un jugador y que hace las delicias visuales más espectaculares que hemos visto en el nuevo dispositivo de la consola de Sony. Es maravilloso perderse en mirar al infinito, los planetas y mares de meteoritos, pero también es una locura lanzarse al combate contra las naves enemigas sorteando los disparos y esquivando los obstáculos en un frenesí de acción como pocas veces vamos a ver. La realidad virtual encaja tan bien con este juego que es difícil convencer a nuestro cerebro de que no estamos realmente en el espacio exterior luchando por la supervivencia. Nos hubiera gustado mucho un doblaje al castellano, pues a veces es difícil pilotar la nave y seguir las conversaciones, y además un poco más de libertad de movimientos por el escenario, pero en su conjunto es un juego que no se hace para nada corto, con muchas opciones a nivel multijugador y con un acabado técnico que muestra a las claras las posibilidades de esta tecnología. Una delicia para los sentidos y uno de los juegos más recomendables de esta primera hornada de VR.

VEREDICTO: 9

Here They Lie

heretheylie_screen_ps4_004_1465877831

Este prometedor juego de terror es, por desgracia, el que da la nota negativa al conjunto de los muy interesantes juegos que hemos podido probar de esta primera tanda de Playstation VR. Here They Lie tiene buenas ideas y goza de una ambientación muy trabajada, dejándonos espacio para movernos “libremente” por los escenarios. El problema de este juego radica en dos factores esenciales para la experiencia de realidad virtual: los gráficos, que parecen sacados de una PSONE, son realmente mediocres y se ven raros con las gafas puestas, con los bordes de los objetos llenos de sierras de diente, poca definición en las texturas y unos efectos pobres. El principal problema con este juego, sin embargo, es el mareo. La cámara nos permite movernos hacia la dirección en la que miramos, y aunque esto parezca algo muy positivo pues no hace sentirnos por completo dentro del mundo del juego, tras quince minutos tuve que parar de jugar por los mareos que me provocó, hasta que el punto de que casi tuve que vomitar. Y esto no es una exageración. Ni con juegos de naves en los que puedes girar sobre ti mismo, ni en los juegos de coches en que vas a toda velocidad, con Here They Lie sufrí por primera vez los mencionados malestares propios que puede llegar a causar la realidad virtual. Una sensación muy desagradable que me hizo no poder terminar de jugar el juego.

VEREDICTO: 3

Conclusión

Esta primera hornada de juegos tiene mucho de minijuego, de “experiencias” o como queramos llamarlo, pero no me parece algo malo. Sinceramente no contemplo ahora mismo la posibilidad de jugar un The Witcher 3 o un Fallout 4 con las gafas puestas durante tres o cuatro horas seguidas. Esto es más un complemento para vivir experiencias cortas que de otro modo no vivirías: le veo más aplicación en el mercado de recrear lugares (dar paseos por la Luna, bajo el mar) o experiencias de deporte extremo y conducción que en intensas campañas llenas de narrativa, habilidad y largas horas de duración. De momento lo que hay me ha gustado mucho y tengo muchas ganas de ver hacia dónde evoluciona este medio lleno de posibilidades, pero hay que tomarse las cosas con calma y no pedirle peras al olmo. La realidad virtual acaba de nacer y todavía tiene muchísimo camino por delante, pero el que se compre estas o cualesquiera otras gafas pensando en pasar largas horas enchufado a mundos digitales, que se olvide. No es ni sano ni tan divertido. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Eso sí, hay que empezar a bajarse de la moto con los precios: pagar 20 euros por una experiencia de una hora no es el camino a seguir si queremos que esta tecnología se instaure entre los consumidores.

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame