#ZNGames Resident Evil 7: Biohazard

Por
3
943
 

Título: Resident Evil 7: Biohazard
Desarrolladora: Capcom
Plataformas: PS4/ Playstation VR/ Xbox One/ PC
Idiomas: voces y textos en castellano

 

Bienvenido a la familia

Lo confieso: soy de los que se dejó llevar por el hype al jugar la demo The Beginning Hour. Fue inevitable. Llevaba mucho tiempo esperando un Resident Evil que mereciera la pena, que innovara, que se dejara de probar fórmulas que ya hemos jugado cientos de veces y volviera a sus raíces. A los juegos que me ponían la piel de gallina cuando no tenía ni diez años y jugaba en mi PSOne. Tenía que jugar con mi madre, otra forofa de la saga, porque me daba demasiado miedo jugarlo solo. Sí, la saga Silent Hill se encargó de suplir esa falta de survival horror, al menos hasta que ella misma también se fue malogrando. Y, de la nada, aparece este demo y el trailer con un aire tan La Matanza de Texas que era imposible no venirse arriba. Con el juego ya en las manos y habiéndole echado suficientes horas, ha llegado el momento de dejar constancia por escrito si ha superado el filtro o no. Y vaya por delante que este es un análisis muy subjetivo, pues el terror cada uno lo vive a su manera y su relación con la saga de Capcom es, de igual modo, intransferible.

Ethan acude a la granja de los Baker, situada en lo más profundo de Louisiana, al recibir un email de su mujer pidiéndole ayuda. La misma mujer que desapareció tres años atrás. La misma que parece tener una relación muy especial con la granja de los Baker. Una familia que, enseguida descubriremos, están rodeado de miseria, podredumbre, pesadillas y graves problemas psicológicos.

Hasta aquí podemos leer si no queremos caer en el spoiler. Así, de primeras, no parece para nada el inicio de un Resident Evil. ¿Alguien recuerda dónde dejamos la saga, allá por la sexta entrega? El mundo se caía a trozos y los personajes clásicos salvaban el mundo, convertidos ya en poco menos que superhéroes. Y ni hablemos de las películas, la eterna saga protagonizada por una cada vez menos creíble Mila Jovovich. Pero entonces, ¿Resident Evil 7 sucede en la misma saga en la que Chris Redfield echaba a puñetazos una roca en un volcán al final de la quinta entrega? Pues sí. Pero tranquilos, todo tiene explicación. Solo que deberemos recorrer una auténtica pesadillas para comprenderlo. El punto de partida de esta séptima entrega propicia el encontrarnos, por fin, ante un survival horror. El propio director del juego definía este concepto como “la posibilidad de enfrentarte y sobrevivir al horror”, y no podría estar más de acuerdo. La primera hora del juego ya sienta sus bases y nos pone en situación de lo que nos vamos a encontrar; y es que la granja de los Baker esconde secretos, trampas y esqueletos en el armario. Si bien al principio nos dará la sensación de estar completamente perdidos, este punto de partido, que es una verdadera locura hasta que llegamos a la granja, deja muy claras sus intenciones: tenernos todo el rato en tensión. Y lo consigue, con creces.

No es que estemos hablando de terror puro (salvo que lo juguemos en realidad virtual y de eso hablaremos más adelante), pero sí de un estado de tensión que nos hará dudas de cada paso. Los enemigos son pocos, pero suponen un reto y aparecen de la forma más inesperada, y la familia al completo nos perseguirá como maníacos. Pero no os esperéis no reconocer vuestra saga, pues este me ha parecido el más Resident Evil de cuantos han aparecido en los últimos años. Y a continuación, os explico por qué.

Un montón de conocidos

Aunque los personajes y el escenario sean nuevos; aunque hayamos pasado de la tercera a la primera persona, el juego se siente como un Resident Evil. Quizás muchos críticos aleguen: “¿por qué no llamarlo de otra forma?”. Bien, ¿y por qué sí? Tenemos nuestros queridos baúles, nuestras hierbas verdes para curarnos, tenemos los monstruosos enemigos finales, tenemos las armas, tenemos la tensión y tenemos la gestión de inventario. Además tenemos referencias al pasado de la saga y tenemos los puntos de guardado (sustituidos esta vez por grabadoras, en lugar de máquinas de escribir), entonces, ¿por qué no íbamos a llamarlo “Resident Evil”? No creo que sea cierto que el juego funcione igual sin estar enmarcado en la saga, pues realmente continúa con esta, pero también supone una evolución dentro de la misma: no se limita a volver al pasado, pues para eso ya tendríamos el reciente Resident Evil Origins (remasterización del primero y el capítulo zero, aparecidos originalmente en Gamecube); Resident Evil 7 decide ir un poco más allá, tanto a nivel jugable como en la historia. Estaremos desorientados gran parte del juego, preguntándonos si tal o cual cosa sucederá como solía suceder en la saga. Y a veces sí, y a veces no.

A nivel de mecánicas, lo más obvio es el cambio a la primera persona, que por otra parte le sienta estupendamente. Los personajes son nuevos, así como muchas de las armas que utilizaremos. También habrá un sistema para “comprar” algunos objetos, aunque está limitado a pocos objetos y a un área determinada del juego. Vuelven las llaves, las tarjetas, los puzzles y el huir de un enemigo que te persigue constantemente; pero también aparecen la exploración, la toma de decisiones y la profundidad en combinar objetos para fabricar munición, objetos de salud y objetos completamente nuevos.

La variedad de enemigos, como ya he mencionado, es bastante escasa, no lo vamos a negar. Pero son más que suficiente para tenernos con el corazón en un puño. Como ya pasara en otros survival horror clásicos, y así a bote pronto me viene a la cabeza Silent Hill 2, la escasez de enemigos pero la atmósfera de continuo peligro ayudan a generar angustia en el jugador. La ambientación está muy bien conseguida, pero de nuevo es difícil hablar de ello sin caer en el spoiler. Bastará decir que la única localización no es la casa y que avanzaremos por escenarios diferentes, bien diseñados y llamativos.

La historia de los Baker y cómo encaja todo esto en la saga es fascinante, y descubriremos gran parte de la trama gracias a nuestros viejos conocidos, los documentos y las fotos para coleccionar y ampliar el universo, pero también gracias a una novedad: las cintas de video. En estas nuevas partes jugables descubriremos retazos de la historia de los Baker y su relación con los demás invitados inesperados, con su propia familia y con Mia, la mujer del protagonista, a la que pretendemos salvar. Gracias a estas informaciones, la familia como personaje y villano adquiere un nivel de realismo que, para el final del juego, nos hará temerles y quererles a partes iguales.

La tecnología del horror

Resident Evil 7 viene con un añadido la mar de jugoso: la realidad virtual. De momento solo en Playstation VR se puede jugar la historia completa en realidad virtual, lo que añade un plus increíble. No voy a mentiros: yo no he jugado todo el juego en realidad virtual, porque me daba miedo. Sí, lo admito. En su versión normal, es decir, en pantalla, el juego tiene un atmósfera de tensión y varios sustos muy bien logrados, pero en realidad virtual esa tensión pasa a ser verdadero terror. Incluso pese al notable downgrade que sufre, lo que hace que algunas partes no se disfruten bien, la inmersión en la historia es total y nos llevaremos más de un susto. Por eso es aconsejable jugar esta modalidad en ratos cortos. Y, si como yo hay algunos que prefieren no verse sometidos al horror, también se pueden escoger partes concretas para jugarlas en esta modalidad y disfrutar de tal grado de inmersión. Quizás los menos acostumbrados a la realidad virtual se mareen, pero los que ya llevan un tiempo jugando no deberían ni rastro del temido motion sickness.

Si lo jugamos en pantalla, el juego luce espectacular. Es cierto que algunas texturas, sobretodo en lo referente al fuego, no están todo lo conseguidas que nos gustaría; pero las luces son una maravilla y en general el modelado de personajes y el diseño de arte son sobresalientes. La banda sonora también está muy a la altura de las circunstancias, y el doblaje en castellano ayuda a no distraerse de los elementos más terroríficos del juego, sobretodo al jugar Playstation VR.

Superando el hype

A estas alturas, puedo decirlo sin ningún miedo: Resident Evil 7 ha superado con creces su propio hype. Estamos ante una aventura fresca, llena de matices, de buenas ideas, de influencias del cine que me han encantado y una atmósfera como pocos juegos de la saga. No estamos hablando de un intento de volver a los orígenes, sino de un verdadero paso adelante, arriesgándose, tomando decisiones que los más intransigentes tildarán de copias, pero que a mí me han parecido muy acertadas. Sí, el juego bebe de muchas influencias, y no estoy pensando precisamente en aquel con el que siempre se lo compara, P.T., con el que no comparte más que la perspectiva, sino de grandes del género como Alien Isolation, al que también se criticó en exceso. ¿Por qué? Pues porque tocar las sagas de siempre, las que han acumulado millones de fans a lo largo de generaciones, siempre es tema de controversia. Pero la alternativa está clara: tirar siempre de nuevas IPs y no continuar las sagas clásicas. Yo, sinceramente, no quiero eso: quiero que mis sagas favoritas cambien, evolucionen, se prueben a sí mismas.

Y esto es lo que hace Resident Evil 7.

Si queremos sacarle alguna pega: algunos dirán que es corto. Lo rebatiré diciendo que si lo juegas en realidad virtual tiene una duración adecuada y que jugarlo en sus niveles más difícil y adquiriendo todos los coleccionables amplía bastante la experiencia. En su nivel más bajo de dificultad es cierto que es muy fácil pasárselo sin casi morir. Por otro lado, la falta de enemigos puede ser frustrante en ocasiones en que nos gustaría ver más. Pero son pegas que no desmerecen lo más mínimo la experiencia.

La saga más famosa de los survival horror se pone a prueba a sí misma y pasa con nota. Un juego atrevido, lleno de grandes momentos, que engancha y con un guión formidable lleno de referencias el terror cinéfilo que más nos gusta. Un juego que habla por sí solo y un interesante punto de partida para un nuevo porvenir en Resident Evil.

  Título: Resident Evil 7: Biohazard Desarrolladora: Capcom Plataformas: PS4/ Playstation VR/ Xbox One/ PC Idiomas: voces y textos en castellano   Bienvenido a la familia Lo confieso: soy de los que se dejó llevar por el hype al jugar la demo The Beginning Hour. Fue inevitable. Llevaba mucho tiempo…

Valoración

Gráficos - 9
Jugabilidad - 9
Historia - 9
Sonido - 9

9

Valoración

Una aventura con la que los fans de la saga y los neófitos lo pasarán en grande. El motivo para adquirir Playstation VR y para volver a confiar en la saga que tantas alegrías nos ha dado en el pasado.

Vosotros puntuáis: 9.06 ( 2 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
batlandersibaixAlberthor Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Alberthor
Lector
Alberthor

Pues no esperaba gran cosa, pero gracias a este pedazo artículo habrá que darle “un portunidad”

sibaix
Lector
sibaix

Juegazo me ha durado 12 horas y he vuelto a sentir un Resident Evil tras las cagadas del 4,5,6, coincido plenamente con el articulo.

batlander
Lector
batlander

Pero de verdad tiene algo que ver con la saga? Es que tal y como lo anuncian no se ve nada claro.

Yo de primeras esperare a alguna rebaja. No digo que sea malo, pero le tengo muchas dudas y aun tengo juegos que pasar.