ZN 20 Años – Los Reyes Elfos de Víctor Santos

Mucho más que el taller de aprendizaje de Víctor Santos.

Por
2
682

Cuando nos propusieron hacer un artículo para el aniversario de la web al ver que tenía que ser de una serie que hubiera nacido con posterioridad a la página, no tuve ninguna duda: Los Reyes Elfos de Víctor Santos. Conocí la serie cuando ejercía de moderador del foro de cómic español de dreamers y allí se daban cita desde aficionados hasta autores noveles que hoy están consagrados. Allí Víctor nos enseñó alguna página y la serie me cautivo, así que cuando apareció el primer número de la mano de 7 Monos, la compre y la sorpresa fue enorme. Entre los fallos de la juventud se dejaba ver un enorme talento, así que me hice seguidor tanto de la serie (con sus distintos cambios de editorial) como de Víctor. Hace dos años tuve la enorme suerte de entrevistarle para Zona Negativa y me dije que tendría que hacer un artículo sobre Los Reyes Elfos en el futuro, y ahora ha llegado el momento. Espero que haga justicia a la serie y al autor.

Los Reyes Elfos

Genesis y referentes

Cuando en el año 2000 apareció el primer número de Los Reyes Elfos el cómic en España estaba en una situación precaria. La desaparición de las revistas había dejado sin especio a los autores consagrados, no digamos ya a los más jóvenes. Es cierto que El Jueves y El Víbora todavía existían, pero con una línea editorial muy marcada en las que no cabían todas las propuestas. El único atisbo de esperanza había sido la apuesta por la grapa de editoriales como Planeta, pero había fracasado estrepitosamente. Sin embargo, había autores y pequeñas editoriales que todavía creían que era posible reflotar el cómic nacional.

Es en este contexto cuando en 1998 en Valencia un grupo de jóvenes autores (Manuel Bartual, Jordi Bayarri, Manuel Castaño, Sergio Córdoba, Jesús Huguet, Joan Marín, Juan Pedro Quilón, Nacho Sanmartín y Víctor Santos) decide crear 7 Monos. Una asociación nacida para poder tener más presencia para conseguir que sus trabajos pueden ser distribuidos a nivel nacional. Dos años después de la creación del sello aparece el primer número de los dos que componen El señor de Alfheim, la historia que se convertiría en el prólogo de la saga de Ehren Heldentodsson con sus tres actos: La Emperatriz del Hielo, La Espada de los Inocentes y Hasta los dioses mueren. Una serie en la que durante 12 años vimos crecer a Víctor Santos como autor hasta alcanzar el nivel de calidad que imprime a cada una de sus páginas.

La primera aparición de Alfheim

Los Reyes Elfos es una serie de fantasía épica en la que Víctor Santos demuestra que se puede hacer una serie de este género sin hacer un pastiche de la obra de Tolkien o de Conan. Su influencia en el género marco los ochenta y noventa, en los que se sufrió una invasión de productos derivados de calidad más bien escasa. Entre ellos destacan los derivados del juego de rol Dugeons & Dragons como Drangolance o Reinos Olvidados que se limitaban a replicar los tópicos presentes en El señor de los anillos y los personajes arquetipicos de partidas de rol. Las obras de autores como David Eddings, Tad Williams, Robert Jordan o Terry Goodkind seguían mirando en exceso a Tolkien y centrados en el público juvenil. Y en el cómic que se podía ver todo venía del Conan de Marvel y de Frazzeta, salvo los que llevaban del mercado francobelga que eran de carácter más juvenil. Pero entre estos autores se colaban novelas de Michael Moorcok, Fritz Lieber o Poul Anderson, que demostraban que había otra forma de hacer fantasía con protagonistas menos estereotipados e historias más complejas y oscuras que debajo de los dragones y las espadas hablan de la condición humana. Ellos son los precursores de fantasía oscura y adulta de Martin, Abercrombie, Erikson o Sapkowski que es la que domina el mercado ahora pero que en aquella época solo empezaban a asomar por las librerías. En Los Reyes Elfos se pueden ver la influencia de estos autores, sobre todo de los libros La Espada Rota y La saga de Hrolf Kraki de Poul Anderson que al igual que en la obra de Santos mezclaba la historia de Europa con la mitología escandinava. Pero también se aprecia la idea de los héroes como peones de los dioses que tan bien definió Moorcock. Algo que sin duda es Ehren, además tanto él como el Caballero Oscuro son Eihneri, un concepto que recuerda a otro gran concepto de escritor inglés: el Campeón Eterno. Aunque lo que más destaca es la capacidad del valenciano para replicar la sensación de tragedia y de inevitable lucha contra un destino marcado que vemos en los Eddas. Pero en Los Reyes Elfos también hay influencias del western, la historia principal tiene mucho de western crepuscular, o del noir, Gliren es una femme fatale de manual. Es un compendio de todo lo que le gustaba a Víctor Santos, pero es mucho más que esos homenajes, es una serie muy bien escrita y en la que no hay nada accesorio.

Diseño de los personajes principales obra de Víctor Santos para una serie de animación que nunca vio la luz.

En Los Reyes Elfos se pueden ver todos los referentes en los que Víctor Santos se fijaba para construir su estilo propio. Es un trazo en el que hay una mezcla de influencias del manga y del cartoon pero con un dinamismo que bebe directamente de los cómics de superhéroes. En los primeros números se puede ver mucha influencia del manga sobre todo en los diseños de los personajes. Pero las mayores influencias de sus inicios son autores que trabajaban para el mercado americano como Miller, Kirby, Timm, Mignola, Toth y por encima de todos Matt Wagner. Con él comparte las ganas de que cada trabajo sea una evolución del anterior, nunca conformarse con un estilo y estar siempre en constante cambio para obtener unos resultados cada vez mejores. Los Reyes Elfos es su Grendel, una obra en la que con el tiempo ha dejado los lápices en manos de otros autores. Quizás la única diferencia es que Santos hace tiempo que no siente la necesidad de volver a ella. A estas influencias iniciales ha ido incorporando las de autores de todas las nacionalidades que trabajaban en blanco y negro como Goseki Kojima, Osamu Tezuka, José Muñoz, Paul Grist, Will Eisner o Alberto Breccia, entre un sinfín de autores. Es una serie en la que le vemos experimentar y buscarse a sí mismo. Todas las influencias han servido para que tenga un estilo muy personal y sus páginas se reconozcan al primer vistazo, algo que no todo el mundo puede decir.

Todos los personajes de Víctor Santos interconectados

Hemos hablado de los referentes de la obra y ahora toca hablar de qué es lo que aporta al género. Son unos elfos a años luz de los quasi divinos de Tolkien, son falibles y se dejan llevar por sus pasiones. Como ya hemos dicho Los Reyes Elfos integran su historia con la del mundo real en el que vivimos creando una historia alternativa. Algo que se puede observar sobre todo en las historias cortas donde los descendientes de Ehren y el Caballero Oscuro seguirán con su lucha a través de los tiempos. En la historia Los cuentos perdidos, aparecida en el recopilatorio de Dolmen, Víctor Santos integra en un único universo de ficción a todos sus personajes de los distintos trabajos realizados como guionista. También destaca por la épica de la historia y que las líneas entre bien y mal son más difusas según pasan los arcos argumentales. Los blancos y negros solo existen en los dibujos, el resto de personajes son grises. Como pasa en la vida real, donde todos tenemos que lidiar con nuestras contradicciones. El Ehren del primer arco nunca haría, ni justificaría algunas de las cosas que pasan en Hasta los dioses mueren. Vemos cómo va renunciando a sus principios para salvar a su pueblo y al final a sí mismo, eligiendo constantemente el mal menor, algo que le acerca al Caballero Oscuro. Ambos son dos caras de la misma moneda y Ehren acaba por estar muy cerca de convertirse en él, pero le salva el amor a Dreide y a su hija Anna. Esas relaciones sirven para aumentar la épica gracias a la mezcla de drama y romanticismo. Las relaciones entre padres e hijos es otro de los pilares de la serie, las decisiones que toman los personajes las heredan sus descendientes, desde Heldentod a Anna pasando por Ehren, todos deben lidiar con lo que hicieron sus ancestros. Otra de las grandes aportaciones de la serie con respecto a la fantasía épica que se hacía cuando apareció es la representación de las mujeres. Todas las que aparecen son mujeres fuertes e independientes y no necesitan que ningún hombre, o elfo, las salve. Glirenn, Dreide y Anna son tres personajes perfectamente definidos y que son vitales para la historia no elementos decorativos. Algo que siempre es de agradecer. La religión y la mitología son otro de los temas importantes que trata la obra, vemos como el cristianismo acaba por arrasar con el resto de creencias, algo que conecta la historia con la realidad no solo histórica sino la actual.

Yo soy Ehren Heldentodsson. Fui llamado príncipe. Fui llamado traidor. Fui llamado errante. Y ahora me llaman rey.

Personajes

Ehren Heldentodsson

Nacido en el año 80 d.c.

Es el protagonista de la serie. Le conocemos como exiliado de Alfheim, en su juventud provocó un conflicto diplomático con los elfos negros, pero pronto pasa a convertirse en su rey y única esperanza. Los dioses de Asgard Vali, Thor y Tyr le ayudan, aunque muchas veces le usan como un peón de un juego superior. Debe luchar contra la progresiva pérdida de poder de los Elfos ante el avance imparable del cristianismo. Según pasa el tiempo debe tomar decisiones cada vez más complicadas y que le obligan a renunciar a sus principios. Algo que le liga inexorablemente al Caballero Oscuro.

Glirenn

Nacida en el año 94 d.c.

Es una elfa oscura que en su juventud fue una rehén en Alfheim como parte de los tratados de paz entre las dos facciones de elfos. Su aventura sentimental con Ehren hizo saltar por los aires la paz haciendo que los elfos negros se apartasen del resto de raza de Faerie. Como resulta de su aventura Ehren acabo exiliado y ella de vuelta al reino de los elfos negros que está situado entre la tierra y otra dimensión. Los elfos negros siguen teniendo magia muy poderosa. Glirenn acabó convertida en la Emperatriz del Hielo, pero todavía no ha conseguido olvidar su primer amor. Es la femme fatale de la serie que ayuda a Ehren, pero por un precio que supone una de las primeras renuncias que debe hacer.

Dreide

Nacida en el año 105 d.c.

Es la embajadora de los elfos de Eire en la corte del rey Heldentod. Una guerrera nata, pequeña pero tan letal como cualquier hombre o elfo. Leal y valiente nunca abandona por peligroso que sea el momento. Fiel compañera de Ehren se convierte en su reina y juntos tienen a hija Anna. El amor por ellas hace que se salve del Caballero Oscuro. Vive sus propias aventuras en su one-shot.

Anna Ehrensson

Nacida en el año 441 d.c.

Es la hija de Ehren y Dreide. Ha heredado los mejores rasgos de su madre y al igual que ella es una gran guerrera, pero resulta ser más fuerte que sus padres. Desde niña ha visto como su mundo se enfrenta a la destrucción y tiene que ver su final y el de sus seres queridos. Es la gran esperanza de los elfos y acaba por ser una de las pocas supervivientes. Al final de la obra debe tomar una dolorosa y difícil decisión que decidirá el futuro de su padre. Es la principal protagonista del último arco de la serie.

Jurgen Ulf

Nacido en el año 393 d.c.

Es un humano que trabaja como mensajero para los dioses nórdicos. Es muy misterioso y posee habilidades y conocimientos que exceden a los de su especie, siempre que puede trata de ayudar a Ehren y su familia, salvándoles muchas veces la vida.

Trata de mediar en la guerra entre los habitantes de Faerie y los humanos, pero no lo consigue ya que el conflicto es inevitable, acaba apoyando a los elfos en sus últimos momentos. Al final de la serie se convierte en el compañero de aventuras de Anna tras ser manipulado por última vez por los dioses.

Caballero Oscuro

Su fecha de nacimiento es un misterio al igual que su pasado.

Dueño de la espada Blödorn es un poderoso hechicero que quiere la destrucción de los elfos. Al igual que Ehren es un Eihneri y ambos están condenados a enfrentarse. Es en lo que Ehren se puede convertir si renuncia del todo a sus ideales, más su reverso que su enemigo. Ejecutor del destino. Adivino. Viajero entre los mundo y guerrero inmortal. A quién hasta los dioses temen.

Los Reyes Elfos. La Saga de Ehren Heldentodsson

Edición nacional/ España:Dolmen Editorial

Guión:Víctor Santos

Dibujo:Víctor Santos

Formato:cartoné, 456 Páginas

Precio:29,95€

Prologo: El señor de Alfheim

Es una historia que sirve para presentar a alguno de los personajes principales de la serie. La historia comienza en el año 430 d.c. las barreras mágicas que protegían Faerie del mundo de los humanos están cayendo. Ehren, un príncipe elfo errante exiliado, se encuentra con el dios Vali que le da la orden de volver a su hogar como pago a la ayuda que le presto en el pasado. Alfheim se encuentra amenazada por un ejército de trasgos dirigidos por un hechicero y todas las razas de elfos han acudido allí para ayudar en su defensa. Pero los pecados de Ehren no han sido olvidados y casi nadie quiere oír sus consejos. Solo le apoyan su antiguo maestro Skoll, su amigo de la infancia Laginleif, el emisario Loch y la emisaria Dreide, que le advierte que alguna de las facciones de los elfos conspira contra él. Tras derrotar a los elfos del sur que tratan de asesinarle Ehren consigue derrotar al líder de los trasgos, con la ayuda de los elfos negros. Sin embargo, la batalla ha tenido un alto coste ya que el rey Heldentod muere en lucha contra el hechicero que comanda a los trasgos. Ehren como legitimo heredero asciende al trono y se convierte en rey elfo.

El señor de Alfheim es una obra primeriza y se nota en algunos aspectos, pero también es una obra tremendamente ambiciosa, con un autor que da lo mejor de sí mismo en cada viñeta. Algo que es de agradecer. Es un cómic en el que pasan muchas cosas en muy pocas páginas y a veces da la sensación de estar las viñetas amontonadas, pero se ve un enorme interés por la narrativa y por explorar las posibilidades que da el lenguaje del cómic. La influencia del manga es enorme sobre todo en los diseños de los personajes.

La ambición no está presente solo en la parte narrativa, sino que también está presente en la parte argumental. Aunque se trata de episodio menos complejo de la saga, se pueden ver muchas de las características primordiales de la obra. Y sobre todo se ve que la obra ya tenía una estructura clara porque se van viendo elementos que posteriormente serán muy importantes en la obra como Glirenn o la desaparición de la magia. Un aperitivo de lo que estaba por llegar.

Primer Acto: La emperatriz de hielo.

En el año 436 d.c. un misterioso manco llega a Alfheim para advertir al rey Ehren sobre un ejército de unas criaturas que no pueden morir liderado por un caballero vestido con una armadura negra y dorada. Ehren acude con sus tropas para comprobar in situ los estragos que el ejército enemigo está causando en el reino. Mientras están en la fortaleza del enano Grimmerson se produce una batalla en la que comprueban de primera mano la imposibilidad de vencer a un ejército así. Además, el Caballero Oscuro derrota con facilidad a Ehren. Sus amigos consiguen salvarle, pero tras consultar con el Dios Vali, llegan a la conclusión que la única solución pasa por conseguir la ayuda de los elfos negros. Así que Ehren acompañado de Skoll y Dreide viaja a su reino. Allí descubre que Glirenn se ha convertido en la emperatriz y que su ayuda tiene un precio muy caro. Finalmente, con su ayuda y la de Jurgen Ulf consiguen derrotar al ejército y al Caballero Oscuro, pero descubren que no tan fácil de matar como parece.

En este acto se nota el tiempo pasado y la evolución con respecto al anterior además de que tiene más páginas para desarrollar la historia algo que se ve en la narrativa que menos acelerada. La historia es mucho más ambiciosa y tiene esa épica que siempre dan las amenazas imposibles de superar. Se presentan dos personajes básicos para comprender la saga: el Caballero Oscuro y Jurgen Ulf. El primer es el antagonista de Ehren, el espejo que le muestra en lo que puede convertirse. Y el segundo es un aliado que otorga una dimensión más cercana a la serie al ser el único humano que aparece en la historia que no lucha contra los elfos, pero más adelante se convierte en la conciencia de Ehren.

Además de la dualidad entre Ehren y el Caballero Oscuro se introduce otro de los elementos clave de la serie: cuanto perdemos de nosotros mismos cuando renúncianos a nuestros principios para conseguir nuestros objetivos. Algo a lo que Ehren se debe enfrentar durante toda la serie. En este tomo lo vemos en el trato que debe hacer para conseguir la ayuda de Glirenn, todas esas renuncias le van acercando a la oscuridad. Lo que es una pena es que el resto de la serie se olvide de Glirenn, ya que es un personaje que no acaba de explotar del todo.

Sé quién eres, Ehren Heldentodsson. Estuve presente el día de tu nacimiento. Y conozco la fecha y circunstancias de tu muerte. Veré crecer a tus hijos y caer a tu pueblo.

Segundo Acto: La espada de los inocentes

Estamos en el año 449 d.c. los elfos han llegado a un acuerdo con el rey Lohengrimm cabecilla de los reinos humanos para sellar unos acuerdos para la convivencia de ambas especies. Para ello acuden al palacio donde años atrás el rey Heldentod firmó un tratado con los reinos humanos. Como nuestra de buena voluntad Ehren lleva la espada Blödorn que perteneció al Caballero Oscuro. Durante la primera noche tanto los elfos como los humanos son atacado por Hrimthursar, atraido por la espada. En ese momento aparece Jurgen Ulf, para explicarles los orígenes del Caballero Oscuro. A pesar de que el rey humano tiene la firme intención de llegar a un acuerdo, es obligado por su hijo y los cristianos a traicionar a los elfos y reclamar la espada. A pesar de que Ehren consigue salir victorioso es una victoria pírrica puesto que los hombres aprovechan para declarar una guerra total a los elfos.

En esta historia conocemos por primera vez a Anna la hija de Ehren y Dreide, un personaje clave en la conclusión de la saga. Y por primera vez se introducen a los reinos humanos en la historia, además por fin se sabe porque la magia y el poder de los dioses nórdicos están remitiendo en Faerie. La culpa está en la perdida de seguidores ya que casi todos los humanos se están convirtiendo al cristianismo. Algo que provoca la guerra entre ambas razas, incapaces de tolerar las creencias ajenas.

Por fin conocemos el origen y destino del Caballero Negro que lo ligan de manera casi simbiótica a los de Ehren. Un Ehren al que le vemos renunciar a más principios para proteger a los que ama y a su reino. Al final de la historia le vemos vestir una armadura negra muy similar a la de su enemigo. Pero lo peor está por llegar.

Gráficamente Víctor Santos sigue creciendo a pasos agigantados, el dominio que tiene del blanco y negro le permite crear algunas secuencias fantásticas. Su influencia del cartoon está cada vez más atenuada y sus personajes se vuelven más estilizados.

Primero, la guerra total. Luego, la oscuridad eterna.

Tercer Acto: Hasta los dioses mueren

En el año 490 d.c. la guerra entre los humanos y los elfos está a punto de acabar. El enorme número de los humanos a inclinado la balanza a su favor, a pesar de los esfuerzos de Ehren por evitarlo. Alfheim está bajo asedio y es cuestión de tiempo que el último bastión de los elfos caiga. En los cielos llueven diosas ya que ha comenzado el Ragnarok. Por si todo esto fuera poco el Caballero Oscuro vuelve para saldar cuentas con Ehren.

Este último arco supone un cierre perfecto a la historia de Ehren que Víctor Santos había construido durante siete años. Todas las historias previas tenían como objetivo llegar a este final. Una historia que conjuga a la perfección que dota al cómic de épica y drama con la acción trepidante. En cada una de los arcos anteriores la historia se ha tornado cada vez más oscura, con un pesimismo creciente. El protagonismo de la obra se desplaza de Ehren hacia Anna y el Caballero Oscuro. Y sin duda Anna es el gran descubrimiento de este arco. Una protagonista femenina que brilla con luz propia, y que merecía serie propia. Debe crecer rápidamente para al salvar a su padre del destino que tenía marcado, en el último gran gesto romántico de la saga. Pero que le sirve para entrar en el circulo vicioso de heredar los problemas de sus mayores.

Gráficamente el salto de calidad desde El señor de Alfheim es enorme. Aquí Víctor Santos ha ido limando todos los defectos de sus anteriores trabajos y ha consolidado ese estilo único que le ha llevado al éxito en el mercado americano, sin renunciar a su propia voz. El estilo se vuelve mucho más oscuro de acuerdo con la historia. Y se ve como su dominio del lenguaje del cómic le permite componer diseños de páginas cada vez más arriesgado pero que funcionan a la perfección.

Un cierre por todo lo alto que supone la consagración de uno de los autores más importantes de nuestro país en los últimos 20 años. Los mismo que celebramos en Zona Negativa, esperemos que en los próximos veinte años Víctor Santos nos regale obras de la calidad de Los Reyes Elfos.

Bueno Anna, de un modo u otro todos servimos al destino.

Recopilatorios de historias cortas y Spin Offs

Además de la saga principal Víctor Santos ha realizado varias historias cortas como autor completo, además de tres tomos de historias cortas dibujadas por otros dibujantes y tres spin-offs de personajes de la serie.

La Doncella y los Lobos

Es un one-shot de 24 páginas editado por 7 monos en 2001.

Contenía las siguientes historias cortas de Víctor Santos: La doncella y los lobos, Mercancías, El precio de Rusalka, Elfos sobre mi tejado además Con elfos como éstos… de Castaño y Bartual.

En 2005 Dolmen lo reedito añadiendo algunas historias cortas que habían aparecido en especiales como de Dude y 7 monos. Tiene 64 páginas. Las nuevas historias son: La estratagema Sigfrido, Un guerrero que camina solo, En la cima, El legado sangriento y Siempre hacía el Norte.

Estas historias tambien aparecen en el recopilatorio de la saga publicado por Dolmen en 2013.

Historias de Faerie 1

Un volumen de 114 páginas editado por Dolmen en 2006.

Incluye historias guionizadas por Víctor Santos (salvo la primera que está escrita por Michael Avon Oeming y dibujada por Víctor Santos) y dibujadas por Quim Bou, Kenny Ruiz, Carla Berrocal, Fermín Solis, Víctor Rivas, Norberto Fernández, Joan Fuster, David LaFuente y Sergio Córdoba.

Obtuvo varios premios: Premio del público al mejor guión en el Salón de Barcelona (2007), Premio Expocomic al mejor guión (2006) y Premio Expocomic a la Mejor Obra (2006).

Historias de Faerie 2

Un volumen de 132 páginas editado por Dolmen en 2008.

Incluye historias guionizadas por Víctor Santos (salvo la primera que está escrita por Mike Carey y dibujada por Víctor Santos) y dibujadas por Enrique V. Vegas, Sergi Sanjulián, Sergio Bleda, Sagar Fornies, David Rubín, Eduardo Ocaña, Pere P. Pérez, Emma Ríos y Vicente Cifuentes.

Historias de Faerie 3

Un volumen de 128 páginas editado por Dolmen en 2011.

Incluye historias guionizadas por Víctor Santos (salvo la primera que está escrita por Mark Buckingham y dibujada por Víctor Santos) y dibujadas por Dani Cruz, Jesús Alonso Iglesias, Gerard Sanz, Mike Bonales, José Domingo, Jordi Bayarrí, Ken Niimura, Rafa Vargas y Roc Espinet.

Glirenn, la reina de los elfos negros

Es un spin-off de 68 páginas publicado por Dolmen en 2009. Formado por dos historias, la principal con guion de Víctor Santos y dibujo de Vicente Cifuentes y una historia corta obra del creador de la serie como autor completo.

En ella se nos cuenta el ascenso al poder de Glirenn después de volver de Alfheim. Lo hechos son anteriores a El señor de Alfheim.

Dreide

Es un spin-off de 68 páginas publicado por Dolmen en 2009. Formado por dos historias, la principal con guion de Víctor Santos y dibujo de Vicente Cifuentes y una historia corta obra del creador de la serie como autor completo.

En ella se nos cuenta la vuelta de Dreide a su Eire natal para ayudar a la diosa celta Morrigan en su lucha contra Dagda que pretende destruir a los cristianos con la ayuda de un demonio. Un cómic que sirve para conocer la mitología celta e irlandesa.

La Hija de la Tormenta

Es un spin-off de 56 páginas publicado por Aleta en 2016. El guion es de Víctor Santos y el dibujo de Sergio Córdoba.

La única relación que tiene con la serie principal es el protagonista, pero no se hace ninguna mención a los sucesos, ni a los protagonistas. Estamos ante un western en clave de fantasía, en la que Jurgen debe proteger a una niña de sus enemigos.

Enlaces de interés

Reseña de La Emperatriz de Hielo.
Reseña de Historia de Faerie II.
Entrevista con Víctor Santos por David Fernández.
Entrevista con Víctor Santos por Toni Boix.
Entrevista con Víctor Santos por Diego García Rouco.
Podcast de Zona Negativa dedicado a Víctor Santos.
Blog de Víctor Santos.

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Diego García RoucoRaúl López Recent comment authors
Recientes Antiguos
Raúl López
Admin

Excelente artículo Diego. ZN siempre ha tenido una relación especial con el trabajo de Victor Santos, no somos pocos – entre los que me incluyo – que nos tiramos de cabeza con cada nuevo trabajo que publica. Ver sus primeros pasos en Los Reyes Elfos es un auténtico regalo, y este artículo el perfecto complemento.