ZN 20 años – 20 años, 20 tebeos por Koldo Azpitarte

Koldo Azpitarte se suma al aniversario recomendandonos una obra por cada uno de los veinte años.

Por
1
1777

Por Koldo Azpitarte

Hace ya algún tiempo, Raúl me pidió una colaboración con motivo del 20 aniversario de Zona Negativa. Mi primera reacción fue de incredulidad: ¿han pasado ya 20 años desde que empecé a escribir sobre tebeos? Tras superar el shock y notar cierto sudor frio en mi espalda (me hago viejo y dentro de poco los más jóvenes empezarán a mofarse de mis gustos viejunos si no lo hacen ya), respondí educadamente a Raúl comprometiéndome a realizar un texto … y me olvidé de ello (algo lamentablemente clásico en mí) .

En las Jornadas de Avilés, cierto ilustre colaborador de la página me recordó que la celebración se acercaba. Ya tenía la idea de lo que quería escribir, así que, confiado, le dije que ya estaba medio hecho.

Esta semana ha empezado la celebración y con la fecha de entrega soplándome la nuca (no sé escribir de otro modo) he terminado de redactar este ambicioso artículo sobre los 20 tebeos más significativos de estas dos décadas de Zona Negativa.

Ambicioso y con prisas….No parece la mejor combinación y sin embargo, creo que en este caso le puede beneficiar, ya que cuando pensamos demasiado las cosas a veces nos dejamos guiar por lo políticamente correcto y no por lo que realmente pensamos o sentimos.

He redactado una selección de los 20 tebeos que más ME han impactado en estos 20 años. No son los mejores tebeos de estas dos últimas décadas sino los que, por motivos a veces absolutamente subjetivos, más significan para mí. No es un canon sino una especie de crónica sentimental.

Sé que parece poner la tirita antes de la herida pero odio las listas de lo mejor del año o de lo mejor de la década. Siempre me hacen sentir mal cuando no coinciden con mis gustos personales.

1999. PARACUELLOS 3 (Carlos Giménez)

El 1999 se publicó la tercera entrega de Paracuellos. Había leído las dos primeras entregas en mi tierna adolescencia y me parecían maravillosas. De hecho, me siguen pareciendo algunos de los mejores tebeos de la Historia del Comic (así, sin matices). Acogí con entusiasmo la aparición de esta tercera entrega, que endulzaba un poco la terrible historia de la infancia del autor y durante años la tuve en el altar de las obras maestras. Hoy en día, releída con algo de distancia emocional, creo que es sensiblemente superior a las siguientes entregas de la serie (demasiado alargada para mi gusto) pero definitivamente peor que las dos primeras. Paracuellos 3 sigue siendo una buena obra y supuso el rescate de un autor esencial de nuestra historieta, razón más que suficiente para abrir en esta selección.

2000. BLACKSAD (Juan Díaz Canales / Juanjo Guarnido)

El gato antropomórfico supuso una revolución a varios niveles. Por una parte insufló de vida nueva a un formato, el álbum francés, en claro declive (es la única serie de álbumes de verdadero éxito creada en el siglo XXI). Por otra parte, fue la punta de lanza que abrió el mercado francés a autores españoles (tanto dibujantes como, ojo, guionistas). Creo que nunca podría haber publicado cuatro álbumes en Francia como guionista si no llega a ser por el éxito de Blacksad y por ello pedí humildemente a Juan Díaz Canales que nos hiciera el prólogo de la edición española de Cara de Ángel. Curiosamente con la primera entrega de Blacksad, me quedé hipnotizado por el magistral dibujo de Juanjo Guarnido, mientras que el guión me pareció más “simple”. Releído hoy en día sigo pensando que el dibujo de Juanjo es maravilloso pero aprecio más el trabajo de Juan en el guión, trabajo que en sucesivas entregas alcanzaría la excelencia.

2001. MAUS (Art Spiegelman)

Aunque ahora Maus sea un superventas, un longseller en toda regla, no tuvo un camino fácil. Quienes en 1989 compramos la primera parte de la obra editada por Norma, tuvimos que esperar más de una década para poder leerla completa en castellano. De hecho, acabé comprándome la segunda parte en inglés antes de que la edición completa en castellano de la mano de Planeta viera finalmente la luz en castellano. Ahora la edita Mondadori y es lectura recomendada en institutos. Es evidente que su aproximación al holocausto judío (y a las siempre complejas relaciones paternofiliales) lo hacen idóneo como plataforma de revisión y debate pero muy al margen de sus valores pedagógicos es una obra maestra del cómic y una de las responsables de que la novela gráfica se haya abierto camino en librerías conquistando a un público diferente al clásico lector de tebeos desde la infancia. Es una obra que me sigue emocionando como el primer día y eso es verdaderamente extraordinario cuando uno ya sabe qué va a leer.

2002.PERSEPOLIS (Marjane Satrapi)

Podemos considerar a Persépolis como la hija de Maus por más de un motivo. Ambas son obras en blanco y negro dibujadas con un estilo no realista ni de estética amable. Ambas dejan de lado la experimentación gráfica y la composición creativa para centrarse en la historia que quieren narrar. Ambas son autobiográficas…

Marjane Satrapi narra su pasado en Teheran durante la revolución islámica y el enorme valor de esta obra se ve subrayado y potenciado por ofrecernos tanto el punto de vista de una mujer como la labor de una autora de comic. Si Maus supuso el inicio de la era de la moderna novela gráfica, Persepolis abrió de nuevo las puertas de la historieta a las mujeres, quienes en estas dos últimas décadas han protagonizado un enorme crecimiento demográfico tanto como autoras como en el papel de lectoras. Debo reconocer que pese a reconocerle todos sus méritos y la enorme influencia que ha ejercido sigue sin ser una obra que me apasione. De hecho, La Ascensión del Gran Mal (una de las grandes influencias de Satrapi, según ella misma reconoce) de David B, era mi elección inicial para este año… pero sopesando todos los factores, creo que lo justo es que Persepolis ocupe dicho lugar.

2003. BARRIO LEJANO (TANIGUCHI Jiro)

No voy a dármelas de especialista en Manga. Es fácil de deducir tras leer mi selección, que ignora vilmente varias obras maestras niponas. TANIGUCHI Jiro es el autor de manga ideal para los fans de la novela gráfica y por ello fue uno de los pocos autores de manga que están entre mis favoritos. Su ritmo placenteramente pausado y reflexivo lo hace ideal para un tipo de historia que deja espacio al lector para navegar por sensaciones y sentimientos. Quizá por eso triunfó en Angulema primero y en España después.

Barrio Lejano es la historia de cómo un ejecutivo japonés vuelve a su pueblo natal y acaba reviviendo momentos de su juventud. Mitad viaje interior, mitad recuerdo nostálgico, TANIGUCHI es un maestro a la hora de enseñarnos a bucear en nuestro pasado para encontrar las respuestas a nuestros problemas del presente.
Historia evocadoras dibujadas con un bellísimo trazo.

2004. BLANKETS (Craig Thompson)

Blankets es una obra autobiográfica que uno sólo acaba de creerse cuando conoce a su autor. La enorme sensibilidad que destila la obra, su romanticismo casi naif y un dibujo tan preciosista como adecuado hicieron de esta obra un éxito tan improbable como inesperado. Creo que buena parte del éxito tuvo que ver con su especial conexión con el público femenino pero también contribuyó a la consolidación de un nuevo tipo de lector masculino menos interesado de fantasías testosterónicas que en historias de amor. De nuevo estuve dudando entre esta obra y otra igualmente editada por Astiberri, Píldoras Azules. Esta última trata sobre una relación amorosa en la que el protagonista se enamora de una seropositiva. Ahora que el VIH es una enfermedad crónica que rara vez lleva a la muerte, uno no puede más que intuir la angustia y sufrimiento asociadas a esta enfermedad hace un par de décadas. Pese a que tanto gráfica como argumentalmente, Pildoras Azules merecerá estar en este listado por méritos propios, la influencia que tuvo sobre el mercado Blankets hace que me decante por esta obra como la más relevante del 2004.

2005. MODOTTI (Angel de la Calle)

Angel de la Calle es uno de los pocos autores a los que primero conocí en persona como uno de los organizadores de las Jornadas del Comic de Avilés o de la Semana Negra de Gijón. Cuando Modotti vio la luz en los años 2004 y 2005, tuve ocasión de comprobar que su enorme altura intelectual y férreo compromiso político ( razones ambas para admirarlo) eran trasladables a la historieta (razón para envidiarlo y hasta odiarlo un poco).

Modotti narra la vida de la fotógrafa y revolucionaria de origen italiano de la primera mitad del convulso siglo XX y con ella aprendemos a entender una época fundamental de nuestra historia. No es una obra de trazo amable (la plumilla crispada de Angel está ante todo al servicio de la narración) ni usa atajos para llegar a su objetivo, por lo que su lectura requiere de un lector activo y motivado pero la recompensa que este obtiene, compensa con creces la dedicación requerida. Y con los años gana , como el buen vino.

2006. BONE (Jeff Smith)

Habrá quien recuerde la edición en grapa de la editorial Dude, que llegó a publicar dos tercios de la obra, pero sin duda fue la edición en libro a todo color de Astiberri la que catapultó a la obra de Jeff Smith como uno de los escasos longsellers para todos los públicos de este siglo XXI. Bone es una fantasía que bebe sin tapujos de El señor de Los Anillos pero que goza de un maravilloso sentido del humor, del amor y de la ternura de la que la obra de JRR Tolkien carece completamente. Es por ello por lo que puede ser disfrutada por igual por niños y mayores y por lo que yo la he usado en varias ocasiones como obra cob la que iniciar a jóvenes lectores en el mundo del cómic. Si tienes un niño (o niña) de ocho a doce años y quieres hacerlo lector de cómics, es una de esas obras que no fallan.

Lo peor de Bone es que podría haber continuado durante mucho más números, narrándonos nuevas aventuras de los primos que dan nombre a la serie. Es probable que si algún día Jeff Smith retoma su creación, ya nada sea lo mismo pero mientras tanto seguiremos suspirando por nuevas aventuras de unos personajes tan originales como entrañables.

2007. ARRUGAS (Paco Roca)

Arrugas es probablemente el mayor éxito del tebeo español del siglo XXI… y sin embargo no es un tebeo español. Al menos no lo es en el sentido más puramente comercial del termino, ya que se trata de una producción de Delcourt. Eso significa que los más de 60.000 ejemplares vendidos en España hasta la fecha no han hecho tan rico a Paco como se merece. Paco Roca se ha transformado con los años en un buen amigo y fruto de nuestras muchas conversaciones nació Senderos, un libro-entrevista en el que repasamos su carrera (o más exactamente los inicios de esta).Allí hay una extensa sección dedicada a esta obra.

Baste decir que Arrugas triunfó entre un público no necesariamente lector de comics que sin embargo supo apreciar la enorme sensibilidad con la que se aproxima a la vida en las residencias de ancianos y al Alzheimer.

Desde que apareció Arrugas, ha habido infinidad de obras que tratan de experiencias más o menos personales con la vejez o la enfermedad. Es evidente que hay un público que busca este tipo de contenidos pero pese a los muchos intentos, Arrugas sigue siendo el espejo en el que todas se miran.

Mi madre y mi suegra leen a Paco. No leen tebeos. Leen a Paco. Para mí eso es ilustrativo de un grado de genialidad al alcance de muy pocos.

2008. ALL STAR SUPERMAN (Morrison/Quitely)

Veo que este listado me esta quedando un poco gafapasta, así que voy a tratar de equilibrarlo un poco. No me gusta mucho Morrison. Me parece un autor a menudo demasiado críptico y pese a haber disfrutado con la Doom Patrol o Los Invisibles, me gusta más en los New X-Men o en la presente obra, probablemente la mejor historia de Superman jamas escrita (con el permiso de Alan Moore y su ¿Qué fue del Hombre del Mañana?)

Como lector del Superman de Novaro, es decir, del superman clásico de Wayne Boring, las historias de este All Star Superman me retrotrae a ese espíritu de maravilla en el que cada capítulo era un auténtico reto para la imaginación. All Star Superman es la quintaesencia de la naturaleza de Superman. No reinventa ni actualiza nada, sino que se limita a destilar su naturaleza más pura, lo que lo distingue de otros muchos personajes superheroicos. Una obra atemporal y magnetica que se relee con el mismo placer hoy que cuando vio la luz por vez primera.

2009. EL ARTE DE VOLAR (Antonio Altarriba /Kim)

Antonio Altarriba nos narra la vida de su padre en un relato duro y descarnado. Desde la infancia en un pueblo de Zaragoza hasta sus ultimo años en una lúgubre residencia de ancianos, pasando por la inevitable guerra civil y postguerra. Un relato afilado que llega al corazón del lector y que consagró a Altarriba como uno de los mejores escritores de historietas contemporaneos. Personalmente me gusta más El ala Rota, que narra de un modo más fluido y friccionado la vida de la madre de Altarriba y que por tanto viene a ser una especie de segunda parte de la presente obra pero su impacto y repercusión no son comparables.

2010. LOS MUERTOS VIVIENTES (Robert Kirkman/ Charlie Adlard)

Como nos estábamos poniendo un poco demasiado serios, vamos con una obra de género puro y duro. Los Muertos Vivientes es durante al menos la mitad de su recorrido una obra de enorme pulso narrativo, que nos transmite la angustia de la lucha por la supervivencia de un grupo de humanos en un mundo plagado de zombies. Que en pleno siglo XXI el autor optara por una edición en comic book en blanco y negro es cuando menos una apuesta arriesgada y su imparable éxito dice mucho a cerca de la escasa conexión con la realidad de los formatos en los que se comercializa todavía hoy en día el tebeo americano.

Transformado en una serie de televisión de enorme éxito de público, Los Muertos Vivientes inauguraron la era Netflix de los tebeos, una nueva etapa en la que cualquier obras independiente de género publicada parece tener el secreto deseo de cortejar a los ejecutivos televisivos. De un modo no deseado, ha cambiado el paradigma de la obra de autor, ya que ha propiciado que creadores independientes puedan llegar a ganar grandes cantidades de dinero si la suerte les acompaña.

Pero si esta obra está aquí es porque ante todo es un gran tebeo, una obra de género modélica que sabe crear la tensión y el desasosiego con muy pocos elementos.

2011. EL HEROE (David Rubin)

Como el propio Rubin explica, El héroe fue una última apuesta a la desesperada para lograr vivir del cómic. Viviendo de los ahorros obtenidos dirigiendo un largometraje de animación, Rubín dedicó cuatro años a crear esta historia de 550 páginas en las que nos narra su particular versión del mito de Hercules, metiendo en la batidora Kirby, Tezuka, Steranko y mil influencias más para crear una historia tan original como propia. Obra de autor y de género a la vez, supuso la confirmación de un artista de proyección cada vez más internacional que sin embargo no renuncia seguir siendo un autor profundamente implicado con la realidad que le rodea.

2012.SAGA (Brian K . Vaughan/ Fiona Staples)

Como unos modernos Romeo y Julieta en un mundo perdido que bien podría ser del universo Star Wars, las aventuras de Alana y Marko ( y Hazel) nos muestran que la fantasía con elementos de ciencia ficción es un terreno tan fértil como lo sea la imaginación del escritor que concibe la historia.

Pese al aparente clasicismo de su planteamiento inicial la serie es una obra moderna que sorprende continuamente al lector tanto por sus giros argumentales como por lo original de muchos de sus personajes, motivo por el que su popularidad no ha hecho sino crecer desde que debutó.

Curiosamente y pese a que el escritor fue tentado por los cantos de sirena de las series de televisión ( trabajó en la serie Lost), este ha defendido en más de una ocasión que Saga no es susceptible de ser adaptada en forma de serie.

2013. LOS SURCOS DEL AZAR (Paco Roca)

¿Otra vez Paco roca? Puede que alguno de vosotros piense que dos obras de un mismo autor en 20 años es demasiado. Y os equivocáis: es poco. De hecho, obra como El invierno del dibujante o La Casa merecían figurar en sus respectivos años y me he resistido por una mezcla entre economía de esfuerzo y pudor absurdo.

Los surcos del Azar marca un nuevo punto y aparte en la obra de Paco Roca porque esta vez consigue crear una obra de ficción completa con apariencia de documental en la que la ficción sirve par cercarnos más la verdad y hacerla más creíble.

Es probable que el mayor enemigo de Paco Roca a la hora de ser reconocido como el genio que es, sea lo fácil que parece lo que hace.

2014. OJO DE HALCON (Matt Fraction/ David Aja)

Matt fraction ya había demostrado su talento en obras previas como Iron Man y sin duda David Aja era uno de los más prometedores discípulos de Mazzuchelli pero pocos podíamos imaginar que de la mezcla de dos autores talentosos iba a salir la mejor obra de Marvel de las ultimas dos décadas. La capacidad de Aja para elevar a la genialidad las sugerentes propuestas de Fraction acabaron por exprimir los limites de la narrativa como pocas veces se había visto en un comic mainstream.

Releído hoy en día resulta aun más evidente su excepcionalidad y nos hace lamentar aun más el giro conservador que la compañía ha tomado de la mano de Cebulski.

2015. EL ARABE DEL FUTURO (Riad Satouff)

El Arabe del futuro es como Persepolis pero bien hecho. Con esa rotundidad se expresaba un amigo cuya identidad mantendré en secreto por lo políticamente incorrecta que pudiera ser dicha afirmación. Sin embargo, he de decir que, al igual que sátrapa, Satouff narra su infancia en Libia, Siria y Francia y el enorme choque cultural que para este supone ser un niño rubio e hijo de un afrancesa en el convulso oriente próximo de los años 70 y 80. Una obra excelentemente dibujada y narrada en la que el autor consigue equilibrar de un modo magistral comedia y tragedia y nos muestra una realidad poco conocida para el lector occidental.

2016. LA VISIÓN (Tom King / Gabriel Hernandez Walta)

Siempre he sido fan de La Visión, desde mi más tierna infancia. Tom King y Gabriel Hernandez Walta han logrado el milagro de sintonizar a aquel niño que adoraba al androide que se enamora de Wanda con el adulto que disfruta con la reflexión a cerca de lo que realmente nos hace humanos que subyace en esta serie.

Plenamente integrada en la continuidad del universo Marvel, de la que toma abundantes referencias y personajes y al que dona un nuevo y maravilloso miembro (Viv Visión), La Visión nos muestra a un King deudor de Moore tanto en estructura como en espirito y a un Walta cuyo trazo marca no sólo la estética de la obra sino también algo más profundo y cercano al propio estado de animo de la obra.

Tom King se volvió a acercar al blanco en Mr. Milagro pero si una obra ha de pasar a la historia será esta ( y desde luego, nunca ese sufle que se desinfla por momentos y que responde al nombre de Batman).

2017.JUPITER (Daniel Torres)

Me hubiera gustado que La Estrella Lejana pudiera entrar en este listado, ya que es uno de mis tebeos favoritos de todos los tiempos pero Jupiter, la conclusión de las Aventuras de Rocco Vargas, es una buena sustituta. Con esta obra, Daniel Torres culmina una saga de ciencia ficción que empezó siendo postmoderna y autoconsciente y ha acabado siendo clásica en el mejor de los sentidos. Jupiter recupera al mejor Torres tanto como artista como sobre todo como escritor y lo hace con un personaje que llevaba varios álbumes perdido, lo que da aun más mérito a este capitulo final.

2018. UNIVERSO (Albert Monteys)

Pocos dudarán a estas alturas de que Albert Monteys es uno de los mayores genios vivos de la historieta española. Calavera Lunar o Carlitos Fax ya daban una idea de lo que podía hacer con la ciencia ficción pero Universo deja a estas obras previas como meras anécdotas. Universo es una obra de ciencia ficción maravillosa que encadena varias historias breves que podría haber firmado Fredrick Brown y las une formando un todo en el que es difícil decir que historia es mejor.Yo tengo mi favorita: La Cristina del mañana, pero claro, estando casado con una Cristina, me tenía ganado desde antes de empezar a leerla.

Universo es especial porque pese a ser una obra de género (ciencia ficción) y perfectamente asequible para un lector casual, se resiste a ofrecer lo que seria más fácil (humor) y profundiza en luna reflexión distópica del futuro de la humanidad tan infrecuente como necesaria dado los tiempos que vivimos.

Universo es un soplo de aire fresco hasta para lectores tan maleados como el que suscribe.

2019.EL INMORTAL HULK (Al Ewing/ Joe Bennet)

Quería terminar con una obra no demasiado seria, con una obra de género pura y dura. Me encantan los tebeos de superhéroes y llevo décadas leyendo los de Hulk (La Masa para los más veteranos). Disfruté con la etapa de Bill Mantlo y volví a hacerlo con la de Peter David pero hace años que no terminaba de volver a encontrarme a gusto con el personaje, en especial desde que empezaron a proliferar los hulks de segunda división.

Al Ewing viene ahora a poner un poco de orden en el título y transformándolo en una oscura historia de terror firmemente enraizada en sus orígenes, ha conseguido darle un nuevo aire a un personaje que parecí francamente agotado. Es probablemente el título mensual de grapa que leo con más interés desde su relanzamiento y aunque el nuevo Daredevil también tiene buena pinta, aun es pronto para pensar en que vaya a destronar al bueno de Hulk.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Igor Álvarez Muñiz Recent comment authors
Recientes Antiguos
Igor Álvarez Muñiz
Autor

Fue un placer charlar contigo Koldo. Para ir tan apurado te ha quedado muy bien la lista, menos por lo de King, ya sabes.
Un abrazo enorme!