X-O Manowar 1 al 3: Soldado

Analizamos el primer arco argumental de X-O Manowar por Matt Kindt y Tomás Giorello que publica Medusa Cómics en España en formato grapa.

Por
3
2428

Hace ya tres meses que Medusa Cómics irrumpió en el mercado de nuestro país con algo que parecía arriesgado: grapas de la editorial Valiant, la maniobra inicial de ponerlas a un euro hizo que se agotaran en muchos sitios pero sobretodo nos mostró que, a pesar de que el precio posterior sería un poco (muy poco) más elevado que el de otras editoriales, la calidad de la edición lo merece y así lo hemos manifestado muchos lectores. A la hora de elegir el contenido, al igual que otros hicieron en el pasado, parece que lo más acertado es apostar por el que podríamos llamar el superhéroe bandera de la editorial, es decir, X-O Manowar. Es lógico sobretodo si tenemos en cuenta que da comienzo un nuevo volumen que marca un punto y aparte con lo escrito anteriormente, la sorpresa nos la llevamos todos al saber que se iba a publicar con una distancia mínima (solo un mes) con respecto a la edición en su país de origen.

No en vano X-O Manowar fue el personaje más famoso de la editorial creado por autores de primera fila: Jim Shooter, Steve Englehart, Bob Layton y Barry Windsor-Smith, aguantó su serie hasta que cerró Valiant Cómics en los noventa, siguió aguantando cuando esta se convirtió en Acclaim y, tras el cierre de esta última, la compra y la conversión en Valiant Entertaiment, en 2012 esta serie fue la primera en relanzarse solo que ahora vez partiendo de cero.

A la serie actual de Medusa le precede un volumen compuesto de 50 números más unas cuantas apariciones en eventos diversos en los que se cuenta como Aric de Dacia, un combatiente visigodo en plena lucha con los romanos, es secuestrado por una raza extraterrestre pero logra liberarse y hacerse con una armadura muy poderosa. El compañero Mariano Abrach nos lo contaba aquí hace unos años y nos daba una palabra que define perfectamente lo que son las historias de este personaje: épicas. Pero dejemos de hablar del pasado, este nuevo volumen rompe con lo anterior, no es que lo deje de lado, es simplemente que no nos hace falta conocerlo para empezar a leer estos tres primeros números que, como decía antes, suponen un punto y aparte, lo de antes existe pero ahora toca cambiar de escenario.

Empecemos con el dibujo de estos tres números que corre a cargo de Tomás Giorello, dibujante argentino al que se le conoce especialmente por su trabajo en Conan por lo que ya ha demostrado que la épica la maneja bien. El dibujo cumple la función principal que todo buen cómic nos pide, es un dibujo que narra perfectamente lo que va pasando, no nos perdemos en las batallas y eso es muy importante, pero también es un dibujo que pega muy bien con lo que se quiere contar, tiene un toque oscuro y sucio que va con la temática de un planeta en guerra constante. También es importante la labor de otro argentino, Diego Rodríguez que ejerce de colorista completando el dibujo con una serie de colores algo apagados que, de forma muy acertada, aportan la atmósfera necesaria.

El guión recae sobre Matt Kindt cuya carrera es de sobra conocida por estos lares (recientemente hemos visto Ether por aquí) y se desarrolla principalmente en Dark Horse y DC (tanto su universo superheroico como en Vertigo) pero desde 2013 viene trabajando en varias colecciones de Valiant con resultados bastante positivos, pero lo cierto es que este primer arco argumental de X-O Manowar le viene como anillo al dedo, su trabajo es de lo mejor.

Soldado” es una historia en tres actos que nos cuenta el regreso de Aric a combate, la historia puede resultar algo típica pues se nota que bebe de muchos elementos clásicos, en definitiva se trata de un extraño que quiere mantenerse ajeno a la guerra pero el mundo no le deja y resulta ser un combatiente excepcional. Este planteamiento inicial sumado a un mundo de ciencia-ficción y a la historia que sabemos que arrastra el personaje lo hace muy atractivo para el lector tanto con solera como que se inicia con este primer número.

Los autores convierten a Aric en el granjero que quiere que le dejen en paz, que vive con su pareja y que guarda un secreto, vale, todos sabemos que ese secreto es la armadura viviente de X-O Manowar, pero el simbolismo se marca perfectamente, su relación con la armadura es mala, no la quiere y eso nos intriga, pero está claro que se la acabará poniendo, ¿acaso no es lo que pasa siempre en este tipo de historias?, pero da igual, aquí lo que importa es el motivo.

Podríamos decir que el protagonista se ve obligado por el ejercito a luchar en una guerra que ni le va ni le viene, de hecho es considerado un bicho raro, no es su planeta y no deja de ser un extranjero, pero en realidad Kindt no muestra que Aric ponga mucha resistencia es como si en cierta manera quisiera demostrar que Aric lleva la batalla en su interior y una parte de él la necesita, de hecho esa necesidad se mostrará en varias ocasiones. Tras una dura batalla en la que nuestro héroe demuestra su valía y en la que sus compañeros lo elogian admite necesitar “una última vez” la armadura a lo que ella responde “Por supuesto que me necesitas”. El primer número sienta las bases, ¿qué nos queda ahora? pues su ascenso.

No veremos la armadura al completo de momento pues Aric forja con ella un anillo y utilizará sus poderes de forma puntual como para frenar una bomba o sacar su espada de energía en un momento en que está desarmado. El simbolismo del anillo está tan claro que hasta la propia armadura le dice que su relación es como la de un matrimonio, no se pueden separar porque se aman y se necesitan, por mucho que él se resista en realidad la guerra no se la da ella, la lleva Aric dentro o eso afirma la armadura. En definitiva esta es la historia de un hombre atrapado en una guerra que ni él sabe si quiere luchar.

A diferencia del primer número, Kindt se toma las cosas con mucha más calma, sigue siendo una serie donde prima la acción al más puro estilo de la ciencia-ficción clásica, pero ahora ya se nos explica que el planeta Gorin está siendo arrasado por su clase dominante, los Cadmios, unos guerreros sádicos a los que plantan cara los Burnt, cazadores y comerciantes, y los Celestes, en su mayoría agricultores, las referencias a la época clásica de la que viene Aric son más que evidentes, no deja de ser una repetición de su lucha como visigodo contra el ejercito romano. También se presenta al clásico elenco de secundarios para una misión suicida, los hermanos forzudos, la femme fatale, el traidor a su raza y el experto en tecnología, todos ellos dirigidos por Aric para destruir un par de objetivos según los planes de un capitán que no le tiene mucha simpatía.

Da gusto, todo sea dicho, que los autores no se enrollen en una macrosaga para destruir dos torres, en el mismo número se presenta todo y se acaba la misión gracias a que Aric desobedece a sus superiores trazando su propio plan. Por desgracia esto le lleva a que al concluir en vez de mandarlos de vuelta a casa les den la orden de continuar y capturar al presidente enemigo, por mucho que el protagonista siga afirmando no querer luchar.

De eso trata el tercer y último número de este primer arco argumental, donde prima la acción en la mayoría de las páginas. A pesar de las pocas palabras, Kindt y Giorello logran crear muy buena química entre los personajes a la vez que los definen bastante bien, sin mucha profundidad, pero para ser tres números muy movidos su trabajo es digno de elogio.

El equipo falla en su misión de capturar al presidente por culpa de su capitán que, sin importarle mucho la vida de sus hombres, decide bombardear la ciudad. Nuestros protagonistas salen bien parados y regresan a su campamento donde pasa lo que todos teníamos claro desde el principio, el general de su ejercito destituye de forma agresiva al capitán y pone a Aric en su lugar, dando paso al siguiente arco que veremos en septiembre: “General”. Está claro cuál es el destino de Aric, lo dice su publicidad, pero aquí lo que importa no es el final sino el camino, como bien están demostrando sus autores.

Hace ya tres meses que Medusa Cómics irrumpió en el mercado de nuestro país con algo que parecía arriesgado: grapas de la editorial Valiant, la maniobra inicial de ponerlas a un euro hizo que se agotaran en muchos sitios pero sobretodo nos mostró que, a pesar de que el precio…

X-O Manowar: Soldado

Guión - 9.3
Dibujo - 9.1
Interés - 9.3

9.2

Sobresale

El personaje bandera de Valiant demuestra todo su potencial a manos de dos magníficos autores que crean la mejor serie de la actualidad de la editorial. Compra segura.

Vosotros puntuáis: 9.18 ( 5 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
javipalPauZombieSquirtle Recent comment authors
Recientes Antiguos
ZombieSquirtle
Lector
ZombieSquirtle

Cada número de esta serie se me hace extremadamente corto, en parte es por que es muy muy buena tanto a nivel de guión como de dibujo. Espero que le vaya muy bien a Medusa con el universo Valiant, en lo poquito que llevan están haciendo las cosas muy bien, a seguir así.

Pau
Lector
Pau

Coincido en que la serie tiene una premisa que conocemos ,pero se disfruta mucho. Muy interesante el enlace al articulo sobre los anteriores numeros , para mi que no conocia al personaje viene muy bien.

javipal
Lector
javipal

Sabéis si estos nuevos tomos en grapa son un reinicio de la saga o continúan después del tomo 50 USA? Un saludo.