Viuda Negra: Las Cosas que Dicen de Ella

Por
8
1659

MAX: Viuda Negra

Ella y yo tenemos esa relación especial… la clase de relación que uno querría tener con una mujer de ese calibre.

Nos encontramos cada cierto tiempo, nos entregamos el uno al otro con pasión desmedida y después dejamos que todo transcurra con normalidad, fluyendo, hasta nuestro siguiente encuentro. Y son tan esporádicos que siempre lo cogemos con ganas.

¡Ay, qué malpensados sois, demonios de tanarak! Me refiero a la singular relación que mantengo con la Viuda Negra. Y mucho me temo que nuestros encuentros son, meramente, en el papel de los cómics que protagoniza ella y que yo devoro con ilusión.

Siempre la he considerado una heroína diferente, distinta a todas cuantas pueblan el prolífico Universo Marvel. Quizá debido a que ha jugado en casi todos los bandos posibles. Ha sido estrella del otro lado –villana para nosotros, claro–, jugadora del nuestro pero, al mismo tiempo, siempre moviéndose entre sombras, entre matices de gris en los que el blanco y el negro no existen con certeza absoluta. Situada en el filo de la navaja, haciendo equilibrios en una cuerda floja moral con el peligro de perder su misma alma en caso de caída.

Natasha Romanova ha sido espía de la extinta URSS, villana para los americanos y heroíona después, esposa, amante, campeona, compañera de héroes callejeros, vengadora, jefa de supergrupos… pero de lo que no cabe duda es de que resulta una mujer tremenda y un personaje interesante por sus cuatro –benditos y maravillosos– costados.

De femme fatale de los sesenta, ha pasado a vestir traje de cuero negro y convertirse en centro de atención actual. Ofrece múltiples posibilidades que sólo necesitan de alguien capaz de aprovecharlas.

Todas esas cosas y muchas más, son las cosas que dicen de ella –chiste inevitable–.

La historia

No es la primera –ni será la última– historia que vemos de esa Tasha que, como comentaba antes, se mueve en un mundo de escalas de grises que se nos escapa a la inmensa mayoría. Intereses políticos y económicos se intercambian entre las capas inferiores de una sociedad ignorante que, mientras tanto, vive feliz. Una suerte de promesa de alegría desmedida para todo buen amante de la conspiranoia. ¿O quizá hay más realidad de la que aparenta a primera vista…? A estas alturas, ya no me extraña nada.

Nuestra pelirroja favorita –con permiso de la extinta Jean Grey– llegará, sin comerlo, ni beberlo, a encontrarse inmersa en una situación que le conducirá a explorar tierras cubanas y americanas, mostrando que la podredumbre alcanza a capitalistas y comunistas por igual. De hecho, es excusa sin ecuanon para que las fronteras de idealismos y maneras de hacer política se disuelvan hasta volverse prácticamente irreconocibles. Paradójicamente, será una hija del comunismo, actual residente americana, quien creará más de un quebradero de cabeza a esos singulares personajes que controlan el cotarro, amparados en la sombra, con total impunidad.

Casualmente –como sólo puede suceder en un cómic, en una película o en un buen libro–, Tasha se encontrará con alguien de su pasado que motivará la participación de la Viuda en el caso, destapando todo el asunto y, como no podía ser de otro modo en nuestra temperamental mujer, encargándose de terminar con ello en primera persona.

Espionaje, viejos conocidos, venganzas, promesas por cumplir, apariciones de aliados como Nick Furia o, algo más circunstancial, Daredevil y viejos enemigos se dan la mano en este relato magníficamente orquestado por Richard K. Morgan, Sean Phillips y Bill Sienkiewicz.

La edición española

Desde mi punto de vista, ha resultado un acierto ofrecer esta serie recopilada en un solo tomo. Lecturas tan complejas no pueden esperar de un mes para otro sin que se te olviden detalles y tengas que releer todo lo anterior.

En la línea de los tomos MAX de Marvel, muy utilizados por Panini para ofrecernos las aventuras de Frank Castle o el remozado Escuadrón SupremoSupreme Power–, nos ofrece tapas de cartón blando con solapas informativas, marca páginas recortable y separación entre números con las portadas originales y una breve introducción de Óscar Estefanía.

Doce euros, que no es precisamente un precio reducido, pero que sí merece la pena gastarse en la Viuda Negra: Las Cosas que Dicen de Ella.

Los autores

Richard K. Morgan es un escritor y guionista inglés de ciencia ficción y fantasía muy poco conocido por estos lares aún pero cuya calidad literaria viene avalada por su obtención del Premio Philip K. Dick en 2003 por su novela Carbono Alterado (Altered Carbon, 2002). Además, ha escrito otros libros, como Broken Angels (2003); Woken Furies (2005); Leyes de mercado (Market Forces, 2004); Black Man (2007). Para el maravilloso mundo de la historieta, ha realizado dos trabajos fundamentalmente, uno de ellos del que hablamos precisamente hoy: Black Widow: Homecoming (Viuda Negra: Hogar, Dulce Hogar, 2005) y Viuda Negra: Las Cosas que Dicen de Ella (Black Widow: The Things They Say About Her, 2006).

Sean Phillips es el dibujante de esta entrega de las aventuras de Natasha Romanova. De origen británico, ha trabajado como dibujante y entintador tanto para Marvel como para DC. Es especialmente conocido por sus trabajos en obras como Sleeper, WildC.A.T.s, Batman y Hellblazer, todas ellas publicadas por DC Comics. La mayoría de los trabajos de Phillips en la industria británica todavía tienen que ser publicados en forma de libro, pero es sobre todo conocido por su trabajo como co-creador de Devlin Waugh para la revista Juez Dredd y Straitgate en Crisis, ambos escritos por John Smith. Phillips, también ilustró varios episodios de Juez Dredd en la revista 2000 AD. Hoy en día se encarga de dibujar Criminal, junto a Ed Brubaker.

El nombre real de Bill Sienkiewicz es Boleslav (William) Felix Robert Sienkiewicz y es originario de Pensilvania. Asistió a la Newark School of Fine and Industrial Arts en Nueva Jersey. Su trayectoria resulta imponente… tanto que no puedo listarla toda aquí, pero baste decir que ha trabajado para todas las editoriales de cómics habidas y por haber. Con frecuencia, Sienkiewicz utiliza estilos como la pintura al óleo, el collage y la mimeografía para crear sus espectaculares páginas. Su trabajo está claramente influenciado por los estilos expresionista y abstracto. Ha trascendido creando escuela, de tal modo, artistas como Dave McKean, Ashley Word o Kent Williams entre muchos otros, se han visto influenciados por su trabajo.

Su primer trabajo dentro de Marvel fue un número de Los 4 Fantásticos, que lo llevó a conseguir la tarea de dibujante regular del Caballero Luna. Su estilo gráfico poco convencional y el uso del collage le convirtieron en artista de culto dentro de la industria, a pesar de las escasas ventas de la serie. Con el traslado al sistema de venta directa de la cabecera, Sienkiewicz recibió una mayor libertad creativa cuyo cenit alcanzó en la historia Hit It (Moon Knight #26). Después llegaron los Nuevos Mutantes, junto al escritor Chris Claremont. Allí, sus desconcertantes cubiertas, así como el diseño de los personajes, lograron captar la atención de una buena parte del público. Ha realizado portadas para Rom, El poderoso Thor, Transformers y la versión comiquera de El Retorno del Jedi. También realizó la adaptación al cómic de la célebre película: Dune. Poco después, también se animó a escribir en una historia escrita para Epic Illustrated: Slow Dancer. Y retomó los lápices para ilustrar la miniserie de ocho números Elektra: Asesina, junto a un Frank Miller que se hacía cargo del guión. Esta serie le granjeó el Premio Kirby al Mejor Artista y el prestigioso Premio Yellow Kid por “unir las sensibilidades artísticas norteamericanas y europeas“. Ha trabajado para DC en Batman, Aquaman y multitud de series más.

Ha colaborado con los mejores, entre los que se incluye Alan Moore, con el que realizó la novela gráfica Brought to Light. Escribió e ilustró la miniserie Stray Toasters, en la que un psicólogo criminalista que investiga una serie de asesinatos, lo que le consiguió la aclamación de la crítica. De regreso con Moore, crearon los dos primeros números de Big Numbers, un ambicioso proyecto que jamás pudo completarse. Finalmente, cabría destacar que ha ilustrado clásicos como Moby Dick (Classic Illustrated).

Mi valoración personal

Merece la pena comprarlo, buscar un rato de asueto y leerlo de principio a fin. Vais a ver a Natasha como no la habíais visto nunca, palabra. Es mucho más que frialdad y espionaje, en este cómic, se convierte en una peligrosa soldado ciega de ira y con ansias de venganza. Sin duda alguna, una auténtica Viuda Negra, despiadada y letal.

Lejos de estos números quedan las muñequeras con trucos, los trajes de licra, los superpoderes impresionantes y los métodos edulcorados de la mayor parte de sus congéneres. Aquí Natasha es la mujer sin escrúpulos que debe hacer un trabajo que nadie desea para que el resto podamos seguir viviendo en la feliz ignorancia.

Desde la zona alta del Malecón, en Cuba, informó Iván para Zona Negativa.

8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
AvengersForever
16 junio, 2009 13:03

Disfruté mucho con el primer volumen. Una historia muy bien llevada y con una tensión genial. Lo que no me gusta para nada es el dibujo, el trato sucio e impreciso no me va.
Estuve dudando en comprarme este segundo número, pero si es la mitad de bueno del primero, seguro merece la pena.

Por cierto, gran reseña, felicidades.
Ánimo

aparrilla
aparrilla
Lector
16 junio, 2009 14:22

Para mi gusto este tomo es bastante inferior al primero de Morgan…
si ya el primero tenia un argumento un poco rebuscado y para mi gusto pelin absurdo…en este le sumamos a una degeneracion del argumento y del tratamiento de personajes (la viuda negra es una jodida loca psicopata, daredevil un imbecil y furia un viejo borracho y acabado ?¿) un dibujo fracamente horrible..
un sean philips q debe haber dibujado con los pies y un Sienki q lo ha entintado con los muñones ..”ayudados” por un coloreado espantoso…

que hay cosas peores si, pero yo sinceramente no lo recomendaria en absoluto

alfeizar
alfeizar
16 junio, 2009 14:47

¿Soy el único al que le choca un rostro demasiado jovencito para Natasha?
 
Será cosa del Ligthing ese que se hacen los famosos….

sierra
sierra
Lector
17 junio, 2009 13:22

en teoria, la viuda negra ya tiene sus añitos… como

sierra
sierra
Lector
17 junio, 2009 13:23

40 o mas

Alex Cruz
Alex Cruz
Lector
22 junio, 2009 4:31

sssssss, la viuuuda negra. Pregunta: Si la Viuda Negra Natasha Romanova era espia de la URRS, que hacia de guililla con Matt Murdock tantos años en vez de estar espiando.