Vertigo Express: Balance de una entrevista

Por
16
113

De las muchas novedades anunciadas por David Hernando en nuestra última entrevista a propósito de la línea Vertigo, ha sido la línea Vertigo Voices la que más ríos de píxeles ha hecho correr a lo largo y ancho de la tebeosfera. Una decisión controvertida que es necesario evaluar en frío y con detenimiento. Sin embargo, analizándolo todo con perspectiva, este proyecto no puede desligarse de otro igualmente anunciado en dicho documento y que apenas ha tenido repercusión: la línea cartoné prevista para Vertigo. Con el ánimo de echar un ojo a estas iniciativas –y al resto de lo anunciado– y debatirlas estamos aquí hoy.

Lo que habría que decir al respecto de ellas en primer lugar es que ambas surgen con una misma voluntad: dar salida al ingente fondo de one-shots, miniseries, novelas gráficas y pequeños productos que la línea Vertigo de DC Comics ha producido a lo largo de sus más de quince años de historia. No es la primera vez que en esta sección de Zona Negativa hacemos hincapié en ello: personalmente dediqué un especial a glosar la mayor parte de estas obras (en el que, por cierto, fui asistido estupendamente por nuestro lector Clavos) y a lo largo de estos años que llevo con vosotros siempre he insistido en el hecho de que era la asignatura pendiente de Planeta a nivel de contenidos. Seleccionar, editar y publicar todas estas pequeñas joyas en todo un mar experimental de material prescindible era necesario; y también era necesario dejar de hacerlo como se venía haciendo hasta ahora; esto es, sin orden ni concierto. La solución escogida por David Hernando para solventar el problema es interesante, entraña no pocos riesgos, y se basa en dos líneas nacidas para la ocasión:

  • Libros cartoné Vertigo. Usados antaño en momentos puntuales (las minis de Muerte, Los Leones de Bagdad o Silverfish, entre otras) la apuesta de David Hernando pasa por darles mayor regularidad de cara a un objetivo: “recuperar series antiguas del sello en un formato acorde con el reconocimiento que atesoran, ya sea por autores, contenido o una mezcla de ambas”. O en otras palabras: productos con un reclamo evidente (bien sea su calidad o su autor). En este sentido se han publicado las Historias de la guerra de Ennis, en diciembre sale Skreemer, y en el pasado Hablando con Hernando se anunciaron Enigma y Uncle Sam.

  • Vertigo Voices. Una línea nueva que toma el nombre de una ya existente en USA, pero con la que guarda pocas similitudes (por no decir ninguna). Formalmente apenas se distingue del proyecto anterior: tamaño comic-book, cartoné y disparidad en el número de páginas (y consiguientemente en el precio). A nivel de contenidos, la diferencia es sustancial: si allí se recoge material de forma individual, aquí se recogerán varias “historias que por sí solas no forman un único volumen” agrupándolas en base a su autor; una característica que se erige como principal criterio de unión y como reclamo comercial. En la entrevista se hablaba de un Kill Your Boyfriend/The Mystery Play y de dos volúmenes dedicados a Paul Pope (presumiblemente con Heavy Liquid y 100% junto a otras pequeñas historias).

Esto es lo que sabemos. ¿Cómo lo interpretamos? Yo lo hago de la única forma posible: Vertigo Cartoné (llamémosle así) para historias con previsiones de venta aseguradas en solitario; Vertigo Voices para historias que por separado no tengan aseguradas unas cifras de venta determinadas. Así de simple y así de duro… estamos en crisis y el propio Hernando ya nos anunciaba las líneas maestras de la política de Planeta DeAgostini para combatirla en otras respuestas de la misma entrevista: ofrecer aquello que más demanda tenga y promover siempre que se pueda el integral, que al parecer es lo que mejor está funcionando con el material minoritario. Todo lo demás es muy bonito, pero la cuestión de fondo es claramente esa.


Vertigo Cartoné: Material seguro

¿Golpe al aficionado de toda la vida? Sin ninguna duda en ciertos casos. ¿Premeditación para estafarlo? Yo creo que no; simplemente hay que asegurar unas ventas y hay que crear un fondo de material propio. Si hubiera ganas reales de estafarlo, Skreemer (ya editada por Zinco, aunque relativamente difícil de encontrar) o Enigma (que se puede encontrar aún a muy buen precio en casi cualquier lado editada por Norma) no saldrían por separado… y conste que hablamos de un autor como es Peter Milligan que sería idóneo para sacarlo en los Vertigo Voices tal y como los han planteado. Y sin embargo, saldrán en volúmenes unitarios ¿Por qué? Porque es material que el aficionado que entiende busca y compra por sí mismo.

Sin embargo en el otro extremo tenemos a Kill Your Boyfriend (un divertimento gamberro) y The Mystery Play (una pequeña joyita minoritaria), dos obras ya publicadas con anterioridad y aún fáciles de encontrar –El Misterio Religioso de Zinco la compré este mismo verano sin calentarme mucho la cabeza–, que siguen haciendo caja sin que Planeta vea ni un duro a pesar de tener los derechos, y que en función de como funcionó bajo mi percepción y la de mi librero Sebastian O –también de Morrison y de la misma quinta– no se habrían comido muchos colines. Paralelamente tenemos Heavy Liquid –un caramelo también relativamente minoritario que lo tendrá muy difícil, pese a sus extras, para batir a una edición de Norma Editorial absolutamente tirada de precio– y la muy esperada 100%.

Como digo, no creo que haya ninguna gana de estafar al lector. Simplemente hay ganas de sacar material, venderlo, no salir a mar abierto en plena tormenta y, de paso, constituir una biblioteca propia y autónoma sin definirse en función de lo que hicieron otras editoriales. En base a esto, analizar si los recopilatorios/antologías que constituirán los Vertigo Voices son una buena o una mala decisión viene de la mano de los criterios con que se realicen las ediciones. Si la voluntad es meter títulos a granel por la coincidencia de guionista o dibujante, iremos por muy mal camino. Si todo tiene un sentido más profundo, puede quedar una cosa muy bonita y perdurable.

Y en este sentido como lector de la línea, como poseedor de tres de los cuatro títulos que se barajan para integrar la primera remesa de Vertigo Voices, como aficionado que compra sus ejemplares mes a mes sin recibir ni una copia de prensa (no porque lo vea mal, ojo, sino porque suelen llegar tarde y me gusta informar al lector rápidamente) y como redactor que no tiene actualmente ninguna vinculación con la editorial, el material que veo más carente de sentido es, justamente, el que no tengo necesidad ni intención de comprar: ese Kill Your Boyfriend/The Mystery Play que es una unión algo bastarda de dos títulos que no comparten nada más que guionista y que no deberían salir juntos sin nada más que los ligue. Si se añadiera Sebastian O tendríamos los tres primeros proyectos de pequeño calado que Morrison hizo en Vertigo (y tardaría bastante en hacer otros de similares características), pero tal y como se proponen ahora su sentido es mínimo.


Mata a tu novio y The Mystery Play,
nuevo formato Vertigo Voices

¿Futuro de los Vertigo Voices? Puede ser muy bueno… Face, The Eaters, Girl, True Faith, Pride & Joy, Hell Eternal, Tainted… son todas obras atractivísimas de extraordinarios autores como puedan ser Milligan, Ennis o Delano que probablemente no verían la luz de no ser por iniciativas como ésta. Algunas ni Norma cuando le dio por sacarlo casi todo las quería (Hell Eternal, con lo buenísima que es, la editó Recerca). Y para que se queden en el limbo, mucho mejor es verlas en la calle englobadas dentro de una biblioteca por autores. Eso sí, el concepto clave tiene que ser lo primero; y el concepto clave no es otro que el criterio de inclusión.

Un primer riesgo: El aficionado de toda la vida como damnificado

Lo dije el otro día en los comentarios, lo he dicho hoy y me reafirmo: no creo en absoluto que Planeta se proponga estafar al aficionado de toda la vida a la línea Vertigo. Pero lo que es indudable es que tanto la falta de continuidad con respecto a anteriores editoriales (algo que casi no se está dando en los tomos, por ejemplo) como la falta de continuidad en sus etapas editoriales (colecciones mensuales, tomos anunciados que se retrasan sine die, líneas que no llegan a consolidarse) pueden hacer que el aficionado de toda la vida a la línea se sienta como la víctima colateral de una política hasta ahora muy dada al cambio.

A este respecto, hay dos detalles de considerable interés a tener en cuenta. El primero sería el meritorio y fructífero empeño de David Hernando a la hora de “cerrarlo” casi todo durante este 2009, muy bueno a la hora de cumplir con buena parte de los compradores de Planeta DeAgostini pese a los reveses forzosos, como no concluir American Virgin. Pero el segundo, que sería la otra cara de la misma moneda, vendría de la mano de la respuesta que dio el propio editor a la pregunta de qué le respondería a los lectores de la colección regular de The Sandman que se sintieran traicionados al ver su falta de continuidad; una respuesta que podría aplicarse ahora a los descontentos con la línea Vertigo Voices: “Entiendo que un lector que siguiera la serie en un formato no pueda acabarla en el mismo y se sienta “traicionado” por decirlo de alguna manera, pero es que aquella edición no funcionó y cerró, sin opción a replantearla. Ahora, meses después, se plantea de otra manera con todos los cambios que ha habido. Simplemente esta nueva edición sustituirá a la anterior”.

Comentario

The Sandman: ¿Innovación positiva?

El hecho es que la voluntad de una editorial por realizar sus propios productos y el empeño de un editor por sacar adelante su visión de una línea como es Vertigo son loables, necesarios y legítimos. Pero la fidelidad del aficionado de toda la vida no debería basarse en la novedad pura y dura (que probablemente le satisfaga) sino también en la recuperación del fondo editorial y la consideración hacia su bolsillo. Máxime cuando todos estamos en crisis, cuando hoy en día hay medios legales y cada vez más usados para la importación (previews, compra por internet) y cuando el dominio del inglés está cada vez más extendido.

Además, en este sentido el cambio de modelo de mercado, aún incipiente, cada vez se irá haciendo más patente: el principal valor que ofrecerán las editoriales patrias no será, como hasta ahora, la importación y puesta a disposición de un determinado material traducido, sino que se basará cada vez más en la fidelidad artística e idiomática. O en otras palabras: buena reproducción, perfecta adaptación de la rotulación, fiel labor de traducción. No respetar los cambios de tamaño y grosor de las fuentes, o no ofrecer una adaptación de justicia de unos diálogos es a todas luces un mal camino que se ha de que corregir con mano dura.

Ahora bien, igualmente cierto –y nuevamente funcionando como la otra cara de la moneda– es que en este nuevo modelo de mercado la innovación resultará un bien igualmente importante: no ofrecer algo que pueda comprarse antes fuera; sino ofrecer algo mejor que lo que pueda comprarse fuera. Una innovación que, eso sí, deberá hacerse con cabeza. En este sentido, sólo la evolución de la propia línea Vertigo Voices o la edición que se prepara de The Sandman nos dirán si más allá de los puntos que se indican en el párrafo anterior, las ediciones patrias resultan efectivas a la hora de ofrecer al aficionado valores intrínsecos y genuinos.

Un segundo riesgo: La disparidad de formatos

A la hora de organizar una línea editorial, como en casi cualquier faceta de la vida, el orden es cuestión de sistemática. Evaluando los formatos y las líneas actuales dentro del sello Vertigo, e incorporando las novedades mencionadas en el último Hablando con Hernando, tenemos que la estructura española del mencionado sello quedará tal que así:

  • Rústica periódica: Para series regulares actuales y en activo.
  • Rústica unitaria: Para series regulares actuales canceladas en USA y Vertigo Visions.
  • Rústica a tamaño bolsillo (Biblioteca de Lucien): Para series regulares pretéritas de bajo interés.
  • Cartoné unitario (Vertigo Voices/Vertigo Cartoné): Para el rescate del fondo editorial.
  • Cartoné “tochal”/Ediciones especiales: Para series equivalentes a grandes clásicos.

A esto habría que añadir el futuro formato de la línea Vertigo Crime (a la que le dedicaré una entrevista especial cuando salga, de ahí su ausencia en las preguntas del Hablando con Hernando) y un “nuevo” y misterioso formato que se ha anunciado para material como The Alcoholic y The Nobody (novelas gráficas).

Personalmente pararía, unificaría y simplificaría, pues la creación de líneas con poca o ninguna periodicidad o la tendencia a ser muy variable en cuanto a formatos lo único que causa es confusión. Ediciones especiales, cartoné, rústica y bolsillo delimitan perfectamente tanto las intenciones como la naturaleza de la obras, y son suficientes para estructurarlo todo y mantener un orden de cara al aficionado.

16 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
J Calduch
J Calduch
14 noviembre, 2009 20:54

**»…la creación de líneas con poca o ninguna periodicidad o la tendencia a ser muy variable en cuanto a formatos lo único que causa es confusión.»

Completamente de acuerdo, y me recuerda algo que me chocó en las declaraciones de la entrevista,donde decía sobre la biblioteca de Lucien:

**»Al lanzarlo de golpe permite centrar la atención sobre ese producto, recordar a la gente por qué la sacamos dentro de Lucien como parte de la recuperación de material antiguo.»

A lo que como lector digo que lo contrario, el hecho de que llegue una sola vez a la librería hace que su vida en las estanterías de novedades sea breve y que se olvide con bastante facilidad. Cuando llega material nuevo uno no suele valorar el espíritu de la línea para comprender la filosofía tras un formato, simplemente interesa o no, y el precio se ajusta o no; y en base a eso se compra. Esto es posiblemente más patente en DC que en Vertigo, hoy. Lo que pasa es que antes era una cuestión de si tal material me interesa o no, ahora además de eso hay que esperar a ver en qué formato sale. En mi caso odió el cartoné porque su única razón de ser es subir el precio de una forma desmesurada, de siempre. Me revienta que material que se vendería muy bien en rústica te lo metan en cartoné para clavar un poco más. A veces entro en el juego y a veces no. Si fuera rústica entraría siempre. Que no les dé por pasar Fábulas a cartoné un día de estos, por lo menos.

Cannonball
14 noviembre, 2009 21:15

José, pero es que nadie obliga a PdA a reeditar Heavy Liquid, no hay una demanda para justificar su reedición.

De hecho, su inclusión en una futurible antología lo único que va a lograr es minimizar los compradores potenciales, no tiene sentido a nivel de marketing. 

Gaeta
Gaeta
14 noviembre, 2009 21:37

A mí me pasa un poco lo mismo que a Calduch; creo que el uso del cartoné se ha generalizado de forma que encarece un producto tontamente. A veces (aunque no sea Vertigo) pienso que nunca me habría comprado los álbums de La Mazmorra si en lugar de los 8€ que valen por ser en tapa blanda, hubiesen costado los 12 o 13 que cuestan los cómics de tapa dura.

Con Vertigo me pasa lo mismo; ¿quién se va a comprar The Mistery Play/Mata a tu novio por, no sé, 15 € al ser en cartoné, cuando lo puedes encontrar saldado por 5 €? Aparte de lo de unir dos historias tan diferentes entre sí como estas dos, que sólo tienen en común a Grant Morrison.

Lo de Vertigo Visions, La biblioteca de Lucien, etc. etc. me parece una mamarrachada: 1 -porque no tienen continuidad entre ellos; 2- porque no sirven para el librero para reponer una colección porque no están numerados. No le veo ninguna utilidad, más que al editor le parezca un nombre molón.
Y el balance del año (aunque sea en otro post) a mi me parece pobre: nos quiso vender la moto hace un año, y la compramos… y no cumplió. El panorama de Vertigo me parece bastante triste en lo que ha llevado el 2009 (solo series regulares… de ventas aseguradas, claro), dejando de lado lo que son las nuevas iniciativas Vertifo (Cairo, las series nuevas, etc.).

Yo no le compro la moto del 2010, lo siento. No necesito que sigan haciendo experimentos con las series (¿qué va a hacer con Predicador, sacarlo todo en un solo volumen? Bueno, eso ya lo anunció Miralles al principio de su época y nunca se realizó). ¿No sería mejor que sacase series en TPB, más asequibles para probar si te gusta o no?

mariano
mariano
Lector
14 noviembre, 2009 22:22

Pues como aficionado de toda la vida me cago en Vértigo Voices. Se abre la veda.

Antoño Retoño
Antoño Retoño
14 noviembre, 2009 23:04

Creo que una editorial puede optar por diferentes formatos a la hora de editar sus cómics, pero siempre que no caigan en lo rocambolesco e innecesariamente «innovador».

La nueva forma de publicar Sandman me parece un completo sinsentido. Y ni me convencieron las explicaciones que dio Hernando en su día, ni me han convencido sus nuevas justificaciones.

Distanciarse de la edición de Norma no es motivo suficiente para agrupar los números de cualquie manera.

Cannonball
15 noviembre, 2009 11:37

Es que yo no estoy en contra de que PdA reedite HL (es su dinero y que pueden hacer con él lo que quieran), el problema es que la solución de las antologías penaliza al lector fiel del sello, al que le preocupa principalmente su bolsillo.

Y si el volumen de usuarios que demandan a sus libreros HL es tan alto (y mira que es fácil de encontrar, no hace falta ni salir de casa), que lo reediten por separado, que tiempo para que acabe volando de las estanterías siempre hay

Juan
Juan
15 noviembre, 2009 11:53

Pese a que me llamen pesado, sigo creyendo que Heavy Liquid y 100% saldrán por separado. En los comments del último HH dejé una cita de la propia entrevista donde, yo al menos, entiendo que no están cerrados a sacar más de un tomo por autor y como ejemplo cita las dos obras de Pope.

Por cierto, José, estos análisis me encantan. Ojalá hubiera más sobre todas las líneas y el mercado español en general, hablando de cara editorial, sellos, etc. Me gustan mucho.

Clavos
Clavos
15 noviembre, 2009 12:53

Como no estaba muy convencido con respecto a esto de Vertigo Voices, le he dado un vistazo a una base de datos que me hice con todo lo publicado por Vertigo, y he sacado los títulos susceptibles de acabar en esta colección, para ver si conseguía ‘editar’ en mi mente los tomos que podrían formar la línea. Al final he pasado un poco de agruparlos en dos o tres para que formen un volumen, pero así quedaría la lista de títulos posibles, por autores más o menos prolíficos dentro de Vertigo. Además he apostado dónde acabarán otros títulos del fondo que no se adaptan a lo pensado para Vertigo Vocies:

JAMIE DELANO: uno de los autores que más tomos podría aportar, con Tainted, Ghostdancing, 2020 Visions, Hell Eternal y Cruel and Unusual. Outlaw Nation seguramente iría a parar a la Biblioteca de Lucien o a un integral. De editarse, claro está.

GRANT MORRISON: realmente queda poco por lanzar del escocés; Flex Mentallo sigue siendo impensable, y El Asco espero que acabe editado en cartoné en 2010. Tiene también una pequeña etapa en La Cosa del Pantano junto a Mark Millar, que supongo que acabaría en un (muy) hipotético tomo de Biblioteca de Lucien dedicado al segundo.

PETER MILLIGAN: el que más material podría aportar: The Extremist, Rogan Gosh, Face, Tank Girl, Egipto, Los Carnívoros, Girl, The Minx, Pop! Londres, y no sé si algo más. Espero que tanto The Extremist como Egipto acaben en solitario y en cartoné, de todas formas.

GARTH ENNIS: Diosa, Pride & Joy, True Faith y la Brigada del Rifle. Igual Ennis tiene la suficiente fama como para editarle todo en solitario, como me da que harían con las dos miniseries de la Brigada del Rifle.

RICK VEITCH: su eternamente esperada Cosa del Pantano (Lucien), Can’t Get No (cartoné) y Army@Love (integral).

STEVEN T. SEAGLE: mmm, tanto La Casa de los Secretos como Crusades son carne de integral/Biblioteca de Lucien. Por aquí queda descolgado el one-shot Vertical.

KYLE BAKER: Por qué odio Saturno (cartoné). Undercover Genie y Moriré a Medianoche si podrían conformar un Vertigo Voices.

JOHN NEY RIEBER: un autor poco conocido, y un tanto mediocre para mi gusto, pero tiene bastante material inédito dentro de Vertigo, sobre todo relacionado a Los Libros de la Magia, su obra más representativa: Books of Faerie, el crossover de Los Libros de la Magia y Hellblazer, Tell Me Dark, Shadows Fall, Mythos, y una miniserie de Sandman Mystery Theatre. No veo nada editado de él en el futuro próximo de todas formas.

J.M. DEMATTEIS: totalmente inédito en Planeta, con la reverenciada y ansiada Moonshadow (cartoné unitario, por favor), pero además tiene Mercy, The Last One, Seekers Into the Mystery y Blood: A Tale.

ED BRUBAKER: un Vertigo Voices con La escena de Crimen y Prez (horror), y el necesario integral de Deadenders.

WARREN ELLIS: Orbiter en cartoné.

BRIAN AZZARELLO: El Diablo y Sgt. Rock.

MIKE CAREY: dos Sandman Presenta, Creo en Frankie y God Save the Queen.

BILL WILLINGHAM: Proposition Player y los 3 Sandman Presenta que conforman el Taller Tales.

HOWARD CHAYKIN/DAVID TISCHMAN: varias cosas, mediocres todas: Pulp Fantastic, Angel y el Mono y Barnum!. American Century, integral.

Me dejo fuera historias cortas dentro de antologías o números dispersos dentro de series regulares.

Clavos
Clavos
15 noviembre, 2009 17:06

Ok xD:

TED McKEEVER: como artista completo: Industrial Gothic, Junk Culture y Faith. Como dibujante, The Extremist (con Peter Milligan) y Toxic Gumbo (con la musa de la no wave Lydia Lunch). Me parece un autor interesante, pero quizá demasiado minoritario por su sordidez y oscuridad.

Por cierto, Norma va a editar ‘Brooklyn Dreams’, obra de J.M. DeMatteis editada en su día por Paradox y que parece que se reeditó en Vertigo. Esto vuelve a reabrir el tema de según qué materiales pueden editar otras editoriales, viendo el caso de Mr Punch (Norma), Una historia de violencia (Astiberri) o aquellas miniseries que sacó Recerca…

Solo
Solo
16 noviembre, 2009 15:36

Vamos a ver señores unas cuantas cuestiones sobre Planeta: 
¿Tan difícil es respetar los formatos americanos, las líneas editoriales y el color?.
¿Por qué dividir la linea vértigo en un montón de sublíneas con nombres estúpidos y de tamaños diversos?
¿Por qué no pueden respetar los cómics y a los lectores?
¿Por qué Planeta se empecina en sacar serie de las que no tiene el material? 
¿Por qué ese afán de editar colecciones con tan mala reproducción (escaneados)?
¿Por qué sus «traductores» no saben castellano?
¿Por qué utilizan un papel tan malo lleno de pliegues e incluso cortes?
¿Por qué agrandar cómics como los Batman de Neal Adams?
¿Por qué empequeñecer los showcase y venderlos bastante más caros que los americanos?
¿Por qué tiene que hacer falta una lupa para leer los textos de los cómics europeos reducidos de tamaño?
Por que las ediciones reducidas de tamaño como los nuevos titanes , legión de superheroes son más caras en proporción que los cómics a tamaño humano?
Creo que este año le caducan los derechos de Dc, a ver si hay suerte y alguna editorial que respete a los cómics y a sus lectores y no crea que reducir, ampliar, quitarles el color e inventarse líneas que no existen en los Estados Unidos se haga con ellos.

Ivan
Ivan
Lector
16 noviembre, 2009 16:35

Desde mi punto de vista:
A mi me encanta Vertigo, me gustan los tpbs en rustica.
¿Que quiere mejorarlos? Fantástico. Que en las portadas incluya los títulos, odio las portadas «peladas». Quedan fatal. Un artículo si quieren y ya está. No hay que innovar más.
Mi apoyo a la rústica y a las series, cuanto más baratas mejor (prefiero historias de la guerra en 2 tomos de 18 euros que en uno de 35)
A mi me encantan las ediciones que hizo planeta de Sandman Mystery Theatre y Shade. Series completas a su tamaño, rápidamente y a buen precio.
Vertigo Voices es una idea nefasta. Estoy rotundamente en contra de mezclar series. Me parece una aberración. Da igual que haya material anterior o no.
Las series no se mezclan, ni por personajes, ni por guionistas, ni por editoriales ni por coloristas. Cada serie en su sitio.
>Y lo de Recerca fue una asociación con Norma creo.
Lo de Recerca fue como lo de Starman de Dolmen. Norma tenía los derechos de DC, pero no exclusivos. Si algo no lo sacaba norma lo podía sacar otro. Pero si norma decía que lo sacaba, tenía que sacarlo.
Por eso Recerca o Dolmen pudieron sacar material de DC