Veneno 1-4

Eddie Brock trata de conciliar ser tanto Rey de Negro como padre, pero un hecho inesperado le separa del mundo y Dylan tendrá que ser el nuevo Veneno.

Por
2
1447

Edición original: Venom vol. 5, núms. 1 a 4 USA (Marvel Comics, 2021-2022)
Edición nacional/España: Veneno, núms. 1 a 4 (Panini Cómics, 2021-2022)
Guion: Al Ewing y Ram V.
Dibujo: Bryan Hitch y Bryan Hitch.
Entintado: Andrew Currie.
Color: Alex Sinclair.
Traducción: Santiago García.
Realización técnica: Forja Digital.
Formato: Grapa. Nº 1 48 pp. (5,00 €), nº 2 24 pp. (3,00 €), nº 3 24 pp. (3,00 €) y nº 4 24 pp. (3,00 €).

Nuestros lazos como familia son irrompibles. Siempre seremos Veneno.

«Hay una parte de mí que nunca se apartará de ti. Porque somos Veneno.»

Anteriormente en Veneno, Knull — el dios de los simbiontes — fue liberado y atacó distintos mundos hasta que llegó a la Tierra y estalló la batalla. Todos se dispusieron a luchar mientras Eddie encerró a su hijo para mantenerlo a salvo. Por desgracia, todo se complica hasta el punto de que Knull llega a controlar a tres Celestiales y acaba con la vida del Vigía. En su plan, Eddie se entrega a Knull para salvar la Tierra, pero él le arrebata el simbionte, le tira al vacío y asegura querer a Dylan. Veneno ruega a Knull que salve la vida de Eddie, pero éste se niega y lo absorbe. Mientras, Dylan se conecta a la colmena, pero el simbionte le pide que deje de hacerlo o lo encontrarán. Justo en ese momento, vio cómo Eddie era atacado por Knull. Al final, Eddie cayó al suelo gravemente herido. Por suerte, Eddie tenía un resquicio de vida y Spiderman pudo salvarlo y lo llevó a las dependencias de los Cuatro Fantásticos, dónde lo conectan a soporte vital. Justo después, Namor se une a ellos y Spiderman trae a Dylan al edificio.

Tras unas ayudas entre héroes para defenderse los unos a los otros, Iron Man usa Extremis para separar su cuerpo de la colmena tras una lucha y une un simbionte a Eddie, pero éste sigue conectado a la colmena y lo ataca. Por suerte, Dylan acaba con el simbionte, pero su padre se queda sin pulso. Reed acaba descubriendo a través de los datos que Fantasma dio a Eddie que el poder de Dylan viene de otro mundo, relacionado con la luz y la oscuridad. Entretanto, Dylan libera al Capitán América y Knull encuentra y agarra a Dylan Brock, pero Thor lo ataca, aunque es empalado por la Necroespada. En el momento que Knull busca atacar a Dylan, vemos llegar al ser opuesto de Knull — el dios de luz —, que es ni más ni menos que Estela Plateada.

Mientras todo esto ocurre, la consciencia de Eddie Brock llega a la colmena y allí una voz le guía para que pueda despertar. Al seguir caminando encuentra a Rex y le enseña otros que están siendo poseídos por los simbiontes de Knull y le revela a Eddie que su consciencia está atrapada como un códice, por lo que ambos son libres de moverse. Eddie le pide ayuda para volver a su cuerpo, pero le responde que éste está muerto. Sin embargo, sí podría reunirse con Veneno y destruir la colmena desde dentro. Además, Rex le presenta uno de sus nuevos reclutas, siendo uno de ellos Anti-Veneno — Flash Thompson —. Al saber que Dylan puede lastimar a Knull, acaban cayendo en la cuenta de que no están en una colmena real, sino en un purgatorio de códices y que con cada ataque podrían abrirse grietas para entrar en la colmena de Knull. Al empezar su plan, Flash lanza una bomba y los simbiontes liberados le engullen, pero acaba siendo liberado en el mundo de los vivos como un dragón blanco. De pronto, Rex se transforma en Knull y éste clama venganza por lo que ha hecho.

Saliendo todo según su plan, Eddie quitarle a Knull a Veneno y unirse a su simbionte y, siendo un códice, consigue volver al mundo de los vivos para luchar con los héroes y el dragón-Flash. Estela Plateada abre paso al Señor de la luz y Eddie se descompone hasta revivir en su propio cuerpo, lo que Reed describe que la fuerza enigma ha sido resuelta y que Eddie es el nuevo Capitán Universo. Por desgracia, el dragón-Flash acaba cayendo al suelo, pero Flash Thompson resucita y sale de su tumba.
Posteriormente, Estela Plateada y Knull se enfrentan y Norrin convierte su tabla en una espada. Pese a la charla, no tardaría mucho en llegar Veneno con Mjolnir y pedir la espada de Norrin para fusionarla y crear el arma definitiva y así acabar con el Celestial, la Necroespada y Knull. Cuando todo termina, el dios de la luz le dice que las voces que escucha ahora son las de la colmena. Ahora es el Rey de Negro. Sin embargo, tuvo que quitarle a Dylan sus poderes y convertirle en un humano normal para que la oscuridad de Knull no lo destrozara.

Tras un tiempo como deidad siendo el Rey de Negro, casi omnisciente y omnipresente, la gestión de su poder le ha envejecido mucho y vemos cómo Dylan es incapaz de controlar su ira, lo que va a más cuando su padre está ausente. Además, Eddie deja caer a todos los héroes posibles de la posible amenaza que puede ser El Hacedor y el consejo de Reeds mientras que Dylan acaba teniendo una pelea seria y termina convirtiéndose en el nuevo Veneno para protegerse de Jack O’ Lantern. Al volver a casa, Eddie ya lo sabía y le da su beneplácito para ser Veneno, porque juntos son Veneno y juntos son más fuertes, en familia o unidos a su amigo.

Aviso de Spoilers: A continuación se va a hacer un breve resumen del arco argumental. Salta hasta el próximo párrafo si quieres evitar los spoilers.

En el presente arco argumental, Eddie Brock disfruta de sus patrullas galácticas para salvar a otras especies de piratas, pero una misión sale mal y un simbionte de ojos rojos mató a la tripulación, asustó a uno de sus simbiontes y amenazó a Eddie con que su tiempo en el trono se acabaría y no lo vería venir. En la Tierra, Dylan sigue mostrando signos de enfado porque su padre está muy ausente. A las dos de la mañana, su padre le pide que recoja sus cosas y él no se lo toma bien, pero, en el mismo momento, recibe una llamada de Eddie diciendo que no confíe en la persona de la casa, que coja sus cosas y se reúna con él en un motel porque están en peligro. Mientras, Eddie intenta conectar con la espiral y recibe múltiples mensajes del futuro, donde ve a Kang, Locura y al ejército yendo a por Dylan. Al volver en sí, Dylan está llegando pero un misil impacta en el motel y la vida de Eddie Brock llega a su fin. Por suerte, Veneno cubre a Dylan de los daños y ambos se unen llenos de ira para vengar a Eddie. En un mundo lejano, Eddie se recompone en una masa negra de simbionte y es recogido por Meridius, que afirma ser un amigo, afirmando que está en el Jardín. Ya en el Trono Ausente, unos agentes le entregan a Meridius los restos de Eddie y él dice que ésto ya pasó antes.

Posteriormente, Dylan y sus simbiontes siguieron el consejo del mensaje de voz de Eddie y fueron a la Cafetería Max por si pudieran encontrarse con Archer Lyle, un viejo contacto, pero no hubo suerte y Durmiente sugirió tirar el móvil. Al ver que lo rastreaban, Dylan siguió el consejo de Veneno y se metió en un callejón para atacar a unos militares, pero no pudo con ellos y Archer le rescató en el último momento. Mientras, Drake Carlton le afirmó al senador Krane que están dándolo todo contra la amenaza simbionte y contra Veneno. Krane le aseguró que sí jugaba bien sus cartas se verá con la Fundación por la Vida en el centro de las decisiones políticas sobre simbiontes en años venideros.

Pasados unos días, en la base de la Fundación por la Vida, Drake Carlton destacó al Sr. Carson que creían saber algo sobre los simbiontes hasta que llegó Knull, lo que les hace replantearse todo y que ahora solo pueden asegurar que son organismos cambiantes adaptativos que evolucionan y se adhieren a un huésped. No obstante, deja caer qué pasaría si un simbionte cambiaría si recibiera el suficiente maltrato. Después, le presentó la Armadura Punta de Lanza. Por otro lado, mientras Archer informa a Dylan sobre el Trono Ausente y la gente involucrada que lleva a Exodynamics, Veneno sufre al no oír su propia voz ni la de Eddie. Por momentos pensaba en abandonar a Dylan, pero siempre decidía quedarse a su lado porque era todo lo que quedaba de su padre. Cuando Archer decidió el plan de ataque, Dylan dejó a Veneno atrás para ir solo con Durmiente, algo que no sentó bien al Klyntar porque sabía que el recuerdo de Eddie persistía.

Al llegar a Exodynamics, Archer traicionó a Dylan y Durmiente y los guardias los incapacitaron para llevarlos a Alchemax. Al instante, Veneno sintió el rastro de Durmiente y su adrenalina, por lo que no dudó en rescatar al simbionte y Dylan. Por desgracia, se encontró con Punta de Lanza, quién le asestó varios golpes fulminantes, aunque pudo escapar saltando en una furgoneta. Mientras, en un centro de investigación de Alchemax, Dylan sufría por los experimentos y no dejaba de pedir ayuda a su padre. Poco después, unos simbiontes rompieron los tubos herméticos y se unieron para formar a Eddie Brock y así hablar con Dylan. Eddie afirmó que Kang se equivocó, que podría arreglar las cosas y se asombró al saber de la traición de Archer, pero, antes de desaparecer, le pidió a Dylan que confiara en Veneno porque siempre le buscará y nunca le defraudaría.

Liberado y con un gran valor, Dylan atacó a los científicos con un extintor e intentó rescatar a Durmiente, pero fue rodeado por soldados. Sin embargo, ellos no esperaban que Veneno saliera de una escotilla de ventilación y se uniera con un Dylan Brock sediento de venganza. Una nueva forma más salvaje de Veneno había nacido. Finalmente, en las oficinas de Carlton, Meridius le pidió que siguiera sus consejos a rajatabla, ya que forma parte de algo inevitable, como Liz. Tras ello, Meridius le pidió a la bestia simbionte Locura que fuera a por Veneno.

Se acabaron los spoilers de la trama

En general, estamos ante un arco argumental inicial bastante potente que sienta muy bien las bases de todo lo que está por venir a través de incógnitas vistas en la mente de Eddie Brock, el simbionte rebelde, los misteriosos Meridius y Locura, el choque por ganar terreno armamentístico entre Alchemax y Fundación por la Vida, y, cómo no, el nuevo camino que va a tomar Dylan Brock y que va a ser totalmente distinto a su padre, ya que parte de una base completamente distinta y su fusión final con Veneno es por un motivo totalmente diferente. Ahora bien, entrando un poco más en detalle, explorar la historia de Eddie Brock como Rey de Negro explorando el espacio para salvar otras vidas — por Al Ewing— resulta interesante por cómo se maneja, pero es el giro de guión tanto en el espacio como en la Tierra lo que nos deja más en shock, ya que Eddie Brock es un hombre que, aparentemente, es casi omnisapiente, como vimos en Veneno 31 (200 USA). Y es ahí con la introducción de Meridius cuando nuestro interés empieza a aumentar, pues es un ser que parece ser «amienemigo». Por otro lado, la trama de Dylan llevada por Ram V acaba llamando más la atención conforme pasan las páginas y vemos que ocurren acontecimientos que no cuadran y que el mismo personaje tampoco es capaz de entender, por lo que confía en su instinto y en Durmiente. No obstante, pese a su inocencia, fallos y reticencia a estar con Veneno por recordarle a su padre, es gracias a Eddie que llegamos a un gran cambio al final del último número. Un cambio tanto en Dylan y Veneno que los definirá de aquí en adelante como huésped, anfitrión y amigos. Aprenderán a confiar sin dudar el uno en el otro, además de en Durmiente. Por último, cabe mencionar que el plan de Fundación por la Vida resulta llamativo a largo plazo por ver cómo pueden desarrollar esa idea contra Veneno y más al ver quién está detrás. Por desgracia, Alchemax queda reducida a ser la empresa mala de turno y Liz la que lleva el peso de ser una torturadora que cree que el fin justifica los medios.

En cuanto a los personajes, Eddie Brock es un personaje que goza de su posición como Rey de Negro salvando a todos los seres que pueda y restituyendo el honor de los simbiontes como héroes de la galaxia en vez de monstruos. No obstante, aunque quiere ayudar a Dylan, también es consciente de sus fallos como padre al no estar el tiempo que necesita al lado Dylan y lo descubre cuando es demasiado tarde para arreglarlo. Por suerte, aunque acaba en el Jardín, puede manifestarse para aconsejar a su hijo y que pueda tomar buenas decisiones en momentos críticos. Dylan tiene mucha rabia contenida por las ausencias de su padre por sus labores como Rey de Negro, pero después de un suceso extraño que envuelve a su padre y su caída, Dylan empieza a echarle de menos y a quererle mucho más que antes. Ahora, Veneno es quien se lleva la peor parte porque Dylan le recuerda a su padre. Sin embargo, con el paso del tiempo, Dylan comete fallos por culpa de ser demasiado inocente y, entre los consejos de su padre y entender al simbionte, Veneno y él mejoran su dinámica y eso se ve reflejado en su nueva simbiosis. Durmiente sigue a Dylan a todas partes y, aunque tiene un rol más bien secundario, no deja de aconsejar a Dylan o ayudarle ya sea golpeando enemigos o usando sus poderes para pedir ayuda a otros aliados. Veneno se siente solo y aislado al no unirse a menudo con Dylan porque le recuerda a su padre, y como no puede oír a Eddie, su propia voz o la colmena, se frustra más. Lo mejor de todo es que el simbionte ha desarrollado un cierto paternalismo por Dylan al haber estado tanto tiempo con Eddie y siente que no puede dejar a Dylan solo y toma decisiones tal y como las haría Eddie al no estar él. Por eso, pese a los rechazos, Veneno siempre está ahí para ayudar a Dylan y rescatarlo, lo que al final acaba teniendo resultado en ambos y acaban entendiéndose. Meridius es un amienemigo bastante misterioso del que poco podemos hablar, pero parece estar relacionado con todo lo que sucede, con el Trono Ausente, el misterioso Jardín y parece tener unos objetivos bien claros tanto para Dylan, Veneno, Eddie y otros personajes. Archer Lyle se nos muestra como una antigua compañera de Eddie, con un buen guiño a Terminator, que ha investigado al Trono Ausente e intenta ganarse la confianza de Dylan, pero pronto revela sus verdaderas intenciones. Liz Allan cree estar haciendo lo correcto al torturar a Dylan porque cree que salvará vidas con su experimento con su ADN, el códice y los simbiontes, pero no acaba siendo otra forma de escenificar que el fin justifica los medios, pues Dylan está sufriendo demasiado y ella lo sabe. Drake Carlton sigue directrices de Meridius, pero intenta ganarse la confianza del senador Krane por sí mismo para que la Fundación por la Vida pueda tener más poder de decisión en las políticas contra simbiontes. Esto, sin duda, le beneficiaría, porque Drake tiene no solo un gran interés por aprender de los simbiontes, sino de Veneno y lo que podría pasar si torturas lo suficiente a un simbionte y cómo podría cambiar. Punta de Lanza aprovecha la ocasión de portar la armadura y seguir las órdenes de Drake para hacer el suficiente daño a Veneno y también vengarse por el daño que le hizo.

Sobre el ritmo, Al Ewing ofrece unos tiempos muy atractivos, enganchando al lector/a con misterios, teorías, suspense y algunos giros de tuerca. Por otro lado, Ram V se diferencia al entregarnos un road trip con Dylan Brock, Veneno y Durmiente, donde la trama va más despacio, pero hay un buen desarrollo de personajes, se fomentan los misterios y acaba teniendo viñetas de acción y momentos impactantes.

A nivel artístico, Bryan Hitch aporta un dibujo excelente que no baja en ningún momento de calidad, por lo que podemos afirmar que su diseño de personajes es, simplemente, muy destacable, con un gran nivel de detalles y unos fondos que no dejarán indiferente a nadie. Como podréis apreciar en las imágenes, llegamos a tener dibujos especialmente buenos e incluso algunos impactantes por lo que representan en ese momento en la trama. Esperamos que el dibujante siga muchos números en esta cabecera.

En definitiva, estamos ante un inicio prometedor de Veneno donde alternamos entre la vida y catástrofe del Rey de Negro Eddie Brock y el viaje singular de Dylan como el nuevo Veneno y su fiel amigo Durmiente mientras otros enemigos acechan al joven con fines misteriosos.

Lo mejor

• El inesperado giro de Eddie Brock.
• El misterio que rodea a Meridius.
• La evolución de Dylan y Veneno a lo largo del arco argumental.

Lo peor

• Que las historias de Eddie y Dylan se alternen puede ser un inconveniente para algunos lectores, ya que la trama puede dejarte en momentos muy importantes y hasta que se retome puede pasar un tiempo

Edición original: Venom vol. 5, núms. 1 a 4 USA (Marvel Comics, 2021-2022) Edición nacional/España: Veneno, núms. 1 a 4 (Panini Cómics, 2021-2022) Guion: Al Ewing y Ram V. Dibujo: Bryan Hitch y Bryan Hitch. Entintado: Andrew Currie. Color: Alex Sinclair. Traducción: Santiago García. Realización técnica: Forja Digital. Formato: Grapa.…
Guión - 8
Dibujo - 8.5
Interés - 8.5

8.3

¡Fantástico!

Un inicio de etapa con un potencial tremendo y un equipo creativo que puede dar a Veneno lo que necesita para dar lo mejor de sí tanto para Eddie Brock como para Dylan y Durmiente.

Vosotros puntuáis: 9.06 ( 2 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Vielmehr
Vielmehr
Lector
8 junio, 2022 19:17

Muy bueno, realmente muy bueno. Qué ganas de leer ya el nuevo número de hoy que tiene a Ewing retomando la trama de ciencia ficción más dura.

xavi martin
xavi martin
Lector
En respuesta a  Vielmehr
8 junio, 2022 21:51

Efectivamente, acabo de leerlo y Ewing esta de maravilla, la ciencia ficcion de esta etapa le sienta perfecto, y lo mismo con la historia de Ram V. Ambos encajan perfectos en esta serie.