Sara, de Garth Ennis y Steve Epting

La nieve se tiñe de rojo en la nueva obra de Garth Ennis y Steve Epting. Una sensacional historia bélica con la que Panini Cómics da el pistoletazo de salida al catálogo de TKO Studios.

Por
5
4229

Edición original: Sara #’s 1-6 USA, TKO Studios.
Edición nacional/ España: Panini Cómics.
Guion: Garth Ennis.
Dibujo: Steve Epting.
Color: Elizabeth Breitweiser.
Traducción: Eduardo López Lafuente
Formato: Cartoné, 152 págs.
Precio: 22,00 €.

Y finalmente llegó. Desde que comenzara sus andanzas en 2018, el interés que ha despertado TKO Studios ha sido tan grande como la desazón que nos producía la sensación de que tardaríamos en ver sus obras publicadas en nuestro país. La joven editorial levantada por Tze Chung y Salvatore Simeone se presentaba con un número de series muy reducido y de gran calidad, pero su modelo de distribución directo a tiendas sin pasar por Diamond parecía augurar una expansión de su catálogo más lenta de lo habitual mientras se asentaba en suelo yanqui. Sin embargo, tremenda fue nuestra alegría al descubrir hace unos meses que dentro de las novedades de Panini Cómics de noviembre se encontraba una de sus obras más destacables, Sara, y mayor aún al constatar que para el mes siguiente tendríamos también Sentient en español. Un magnífico regalo de final de año con el que parece claro que Panini, que además de haberse hecho con los derechos de TKO comenzará a publicar en 2021 a AWA, se ha decidido a meter una nueva marcha en su plan editorial de cómic estadounidense independiente. ¿Y qué podemos hacer nosotros, sino regocijarnos ante tan emocionante panorama? Pues por supuesto, reseñaros todos estos grandes estrenos. Así que sin más dilación, hablemos de la primera obra de TKO en nuestra tierra: Sara, de Garth Ennis y Steve Epting.

La publicación de series que ha llevado a cabo TKO hasta la fecha ha sido con un formato muy particular, el de las autodenominadas “olas”. Esto es, más o menos una vez al año desde su fundación ha lanzado cuatro series nuevas de una tacada, siempre con los rasgos distintivos que han abrazado, tales como limitarse a historias autoconclusivas de seis números que a su vez, al más puro estilo Netflix, se publican de manera simultánea tanto en grapa como en tomo. Si estáis interesados en conocer más sobre la editorial y sus series, podéis echarle un ojo al especial que les dedicamos hace escasas semanas.

En concreto, Sara fue una de las cuatro series que componían la primera ola de TKO, que serviría como carta de presentación de la editorial. Y como podréis imaginaros, fue además el mayor atractivo de su recién estrenado catálogo. Entre esa remesa podíamos encontrar también otro nombre ilustre como el de Joshua Dysart, pero es innegable que un dúo formado por dos figuras consagradas como Garth Ennis y Steve Epting tenía todos los galones para convertirse en el protagonista principal de la editorial. Y por supuesto, semejante pareja no defraudó.

Sara nos lleva hasta el gélido invierno de 1942 en la estepa siberiana. En plena II Guerra Mundial y con Leningrado sitiada por el ejército alemán, un grupo de francotiradoras soviéticas lucha una batalla a un ritmo muy distinto. Ocultas entre los árboles y la nieve, como silenciosos ángeles de la muerte, estas mujeres se encargan de atacar los convoyes germanos y frenar el avance de las tropas nazis en suelo ruso gracias a sus fugaces y precisos disparos. Pero Sara, la más letal de todas ellas, comienza a cuestionarse las bondades de la Madre Patria.

Garth Ennis es un autor que, a pesar de su indiscutible estatus de leyenda del cómic, genera sentimientos muy diferentes entre los lectores. Es común que el guionista norirlandés se prodigue en gamberrismo y casquería por doquier, y ese rasgo suyo tan característico que podemos ver en obras como The Boys o Jimmy’s Bastards suele dividir a los lectores entre los seguidores incondicionales de sus barrabasadas (entre los que me encuentro) y a los que sus macarradas les genera cierta pereza. Aquí sin embargo, para tranquilidad de los segundos, no encontraremos nada de eso. El Garth Ennis de Sara no tiene espacio para las risas o las pollas de goma, no. Lo que aquí encontramos es la versión más solemne e implacable del escritor, esa con la que nos deslumbra en sus brutales retratos de Frank Castle o en su reciente A walk through hell. Historias en las que la violencia y el horror forman parte del espectáculo, pero sirven para un cometido mayor de la historia y nunca son simples fuegos artificiales.

Es además un Garth Ennis sumergido en su género favorito: el bélico. El autor ha dejado claro en infinidad de ocasiones su enorme pasión tanto por el componente histórico como el técnico de la guerra, y no solo lo hemos visto insertarlo en la mayoría de sus obras, como el pasado de El Castigador en Vietnam o el de Carnicero en Las Malvinas, sino que se ha prodigado durante la última década en series puramente bélicas. Así, hemos podido disfrutar de su vastísimo conocimiento del arte de la guerra en obras como Battlefields (que está reeditando la resurgida Aleta) o Dreaming Eagles, su trabajo para Aftershock que Planeta publicará próximamente en España.

Sara es otra incursión más en un género que conoce a las mil maravillas y al que sabe sacar un jugo extraordinario, consiguiendo un perfecto equilibrio entre fidelidad histórica y épica narrativa. Porque la historia que aquí nos cuenta Ennis nace de un caso real: el de Liudmila Pavlichenko, una soldado soviética que sembró el terror entre las filas nazis durante la II Guerra Mundial y que, con 309 bajas confirmadas, es considerada uno de los francotiradores más letales de la historia. El guionista de Predicador sustenta su relato sobre el perfil de esta destacada mujer, pero en lugar de realizar una biografía, la adapta libremente sobre el personaje ficticio de Sara para llevar la narración hacia los parajes que más le interesan.

¿Y cuáles son esos parajes? Por supuesto, la humanidad de aquellos que combaten las guerras. Es un hecho que Ennis maneja a la perfección la épica más primitiva de la guerra y sus emociones más primarias, pero en sus historias siempre hay una mayor profundidad, un mensaje con más calado que el de la simple exaltación de la lucha. Sara combate sin escrúpulos por su vida, pero también sufre en silencio la furia contra un régimen, el suyo, que no parece que vaya a ofrecerle a su pueblo menos horrores que los que les trae el enemigo. Así, el norirlandés deja patente en su relato el clásico dilema de los soldados que mueren y matan por gobiernos y naciones para los que sus vidas no valen un centavo, y la única glorificación para la que queda lugar es para el individuo, el guerrero calado de barro hasta los huesos que antes que por ninguna patria lucha por ver salir el sol un día más.

Por supuesto, esto es solo parte del atractivo de la obra, porque su espectacularidad está garantizada. Los emocionantes momentos de acción e intriga, clásicos de las historias de francotiradores, vienen desarrollados por un Steve Epting que seguro sorprenderá poco a los lectores que lo conozcan. El artista de Velvet, Capitán América o Los Vengadores vuelve a lucir su estilo realista lleno de espectacularidad que le otorga esa apariencia cinematográfica a sus obras, como si de una superproducción se tratase. Epting maneja con un pulso magnífico tanto las grandes escenas de acción como los silenciosos ataques de las francotiradoras, cuyo ritmo tan diferente es de las primeras. Se nota además que Ennis no es el único que goza de conocimientos sobre la guerra, sus arsenales y sus vestimentas. El artista consigue dotar de un profundo realismo a la obra, siempre acompañado por la magnífica labor de la veterana colorista Elizabeth Breitweiser, y su espectacular escenografía casi nos hace sentir el vaho brotando de cada gélida viñeta.

Sobre la edición elegida por Panini para la obra, mis sensaciones están enfrentadas. El trabajo es fantástico, con una encuadernación en cartoné típica de lo que podemos encontrar en el catálogo indie USA de Panini (además de esa cubierta de tacto gomoso que ya usaron para Die y que no puedo dejar de acariciar). La nota negativa es el precio, claro. Los 22 euros del tomo se justifican por el uso de un tamaño mayor del habitual (18,3×27,7 frente a 17×26), pero es inevitable preguntarse si con el elevado precio que ya han alcanzado los tomos es necesario encarecerlo aún más con este formato (que insisto, es de una factura intachable).

Como un disparo que rompe el silencio, Sara te alcanza en el pecho y te derriba antes de darte cuenta. El estreno de TKO en nuestro país es una contundente obra firmada por dos grandísimos autores que saben perfectamente cómo sobrecogernos y al mismo tiempo fascinarnos con el horror y la épica de una guerra que, pasen los años que pasen, sigue sirviendo de inspiración para incontables relatos en los que cada gota de sangre se vende cara.

Edición original: Sara #'s 1-6 USA, TKO Studios. Edición nacional/ España: Panini Cómics. Guion: Garth Ennis. Dibujo: Steve Epting. Color: Elizabeth Breitweiser. Traducción: Eduardo López Lafuente Formato: Cartoné, 152 págs. Precio: 22,00 €. Y finalmente llegó. Desde que comenzara sus andanzas en 2018, el interés que ha despertado TKO Studios…
Guion - 9
Dibujo - 9
Interés - 9

9

Certera

TKO Studios desembarca en España con un épico relato bélico en el que el patriotismo empequeñece frente a la humanidad de sus personajes. Una obra en la que el espectacular arte de Steve Epting se conjuga con la mejor versión de Garth Ennis.

Vosotros puntuáis: 8.62 ( 13 votos)
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro Ugartondo
Autor
23 diciembre, 2020 13:58

Excelente cómic y uno de los mejores de Ennis en el género bélico y eso es decir mucho. Es curioso como un autor puede cambiar tanto de registro de una obra a otra y aun así ser reconocible.

Y el trabajo de Epting es descomunal.

Es curioso que menciones lo de Liudmila Pavlichenko. Sin saber que este cómic está basado en esta figura histórica, cuando leí Sara enseguida pensé en las semejanzas con su historia. Aunque el caso de Pavlichenko es sustancialmente diferente ya que ella fue un juguete roto en manos del aparato de propaganda del partido comunista que la usó sin reparos tanto dentro como fuera del campo de batalla. Hay una interesante película rusa que trata sobre su vida y su relación con Eleanor Roosevelt

sibaix
sibaix
Lector
23 diciembre, 2020 17:04

Lo tengo en la pila de lectura pero no tardare le tengo ganas.

comprarcomics
comprarcomics
Lector
23 diciembre, 2020 19:51

Lo acabé ayer, y sin duda, no me emocionaba tanto (Obviando Predicador) desde Heartland. Brutal, grande Ennis! <3

Grijaldo
Grijaldo
Lector
28 diciembre, 2020 12:04

Una joya de cómic, otra más del irlandés, y van ya unas cuantas.
Y genial el dibujo de Epting, se agradece alguien de su nivel porque muchas de las historias de Ennis no van acompañadas de dibujantes destacados.

Eso si, como bien apuntas, un pelín caro el tomo eh? Me han dolido los 22 pavazos lo mismo que un balazo de las rusas hay que joderse.