¿Me estás escuchando?

Vuelve Tillie Walden con una historia donde lo real y lo fantástico se dan la mano para hablar sobre la superación, de la mano de Ediciones La Cúpula.

Por
0
858

Edición original: Are you listening?, First Second Books.
Edición nacional/ España: Ediciones La Cúpula.
Guion y dibujo: Tillie Walden.
Formato: Rústica con solapas.
Precio: 29,50 €.

Después de haber hecho repaso de sus anteriores obras publicadas en España, reseñamos por fin ¿Me estás escuchando?, el último cómic de la autora estadounidense Tillie Walden. Desde que la artista de Austin reventara el panorama internacional con su magnífica autobiografía Piruetas y se convirtiera en la persona más joven de la historia en hacerse con un premio Eisner, Walden ha pasado a ocupar una posición especial en la industria del cómic y a generar una gran expectación con cada nuevo trabajo que lanza. Así, tras esa personal space-opera que es En un rayo de sol, la artista vuelve a la carga con otra obra donde los géneros se difuminan y los traumas y la identidad sexual vuelven a ocupar el sillón principal.

¿Me estás escuchando? fue estrenada en septiembre de 2019, como sus dos anteriores trabajos, en la editorial First Second Books, pero no sería hasta este mismo mes pasado cuando por fin nos llegaría a nuestro país de la mano de Ediciones La Cúpula. Un estreno que se retrasó dos meses debido al parón de distribución provocado por el estado de alarma, pero que gracias a ello ha coincidido casi a la vez con la publicación de las nominaciones a los premios Eisner 2020, en los que Walden se ha hecho con un total de tres nominaciones, Mejor Álbum Gráfico, Mejor Autor Completo y Mejor Rotulista. Un nuevo éxito rotundo que en un mes veremos si se traduce en alguna nueva estatuilla para la autora. De momento, hablemos de su cómic.

Bea es una adolescente tejana de 18 años que está huyendo de su hogar. No sabemos por qué, pero sabemos que no piensa volver aunque sus recursos sean más que limitados. Sin embargo, el azar la lleva a cruzarse con Lou, una mecánica de 27 años que está lidiando con la prematura muerte de su madre y que viaja sola para encontrarse con su tía. Lou es vecina de Bea, y aunque no saben mucho la una de la otra, terminan viajando juntas por las desiertas carreteras sureñas compartiendo reflexiones, confidencias y silencios. Sin embargo, cuando se encuentran con un gato perdido, su viaje comenzará a volverse más extraño, intentando encontrar un pueblo que no aparece en los mapas mientras unos siniestros trabajadores de la Oficina de Asistencia en Carreteras les siguen la pista de cerca.

¿Me estás escuchando? es un paso más con el que Tillie Walden continúa creciendo como autora, una obra más experimental donde la sensibilidad y el intimismo que tanto definen su bibliografía se entremezclan con una fantasía de aspecto onírico que de algún modo sirve como fusión entre sus dos anteriores obras. Es un cómic en cierto modo extraño que podría pillar al lector con el pie cambiado si no lo lee con la actitud adecuada. Lo que comienza como un relato cotidiano sobre los traumas y los vacíos de dos personas a las que el destino pone en el mismo camino, casi de imprevisto va mutando en un poema visual donde el sueño y la realidad se abrazan sin que queden claras sus fronteras, en lo que podríamos definir como realismo mágico. Es un contraste de enfoques que a cierto tipo de lector podría sacar de la lectura si no está concienciado, por lo que recomiendo acercarse a este cómic con la mente abierta y dispuesta a dejarse llevar por la magia. ¿Me estás escuchando? se abraza a este enfoque para desnudar a sus protagonistas, ya sea mediante la simple exposición con el intercambio de diálogos y silencios entre ellas o mediante el simbolismo del que se vale su autora para convertir en última instancia todo el viaje en una gran metáfora con aroma a sueño.

Las mismas protagonistas dan la impresión de funcionar igualmente como metáforas de la propia autora en distintas etapas de su vida. Bea, una adolescente en conflicto con su entorno e incapaz de hacer pública su orientación sexual por miedo al rechazo, nos recuerda en gran medida a la Tillie que conocimos gracias a Piruetas. Por otro lado, Lou es ya una mujer adulta que vive su sexualidad abiertamente, pero que a pesar de ser muy buena en su trabajo y vivir una época de efervescencia laboral, a veces siente que le falta algo más. No es descabellado pensar que la mecánica represente a la Tillie Walden de la actualidad, sumida en un momento profesional y creativo sin igual que, quizás, haya podido llegar a superar en cierto momento a la autora.

El arte de Walden sigue la estela de lo que conocemos de ella. Con su habitual estilo limpio y simple, la artista nos va conduciendo por la deriva mágica de su historia a través de composiciones en las que el color sigue teniendo una importancia total. Esta es la obra en la que más variedad de tonalidades encontramos, pero aun así seguimos encontrando un trabajo en el que todos van de la mano de un color dominante, generalmente el morado y el naranja. Gran parte de lo mucho que transmiten las páginas de sus cómics se debe a la magnífica colorista que es Tillie Walden, aunque sea con un estilo menos mainstream. A nivel de detalle no encontraremos sorpresas: el estilo de la autora no es uno de grandes despliegues técnicos, y es algo que se nota especialmente en esos coches caricaturescos que encontramos durante toda la obra. Su gran punto fuerte, como siempre, es su narrativa y su gran capacidad para transmitir emociones con una viñeta, especialmente en aquellas carentes de diálogo. Hay momentos en los que los silencios entre Bea y Lou nos cuentan más de ellas que sus conversaciones, y hay momentos en los que casi podemos sentir esa típica introspección en la que todos entramos mientras vamos en coche y miramos por la ventanilla al paisaje en movimiento.

Hay un elemento que además me gustaría mencionar y es el curioso y efectivo manejo que hace Walden de sus pequeñas escenas de tensión y suspense. Los hombres no suelen tener mucho protagonismo en la producción de la autora estadounidense, y en esta ocasión su presencia es verdaderamente siniestra. Los agentes de la Oficina de Asistencia en Carretera se erigen como villanos, en una especie de metáfora de los prejuicios que pretenden evitar que avancemos en nuestro camino, y una vez más nos dejan ver cómo Walden consigue sintetizar perfectamente las emociones que quiere transmitir al lector con muy poco despliegue técnico, ya sea con un rostro carente de ojos o con uno en el que los ojos son todo lo que se aprecia. Es quizás una parte menos destacada de la obra, pero me ha dejado con unas ganas tremendas de ver lo que podría hacer esta autora con una historia de terror.

En definitiva, ¿Me estás escuchando? es una piedra más en la selecta bibliografía que nos va dejando su creadora. Tillie Walden se vuelca en su relato más onírico y poético, en una historia en la que las fronteras entre lo que es realidad y lo que es sueño se difuminan mientras acompañamos a sus protagonistas por las inhóspitas carreteras de Texas en busca de un pueblo que, al igual que nuestro futuro, no figura en los mapas, pero seguimos buscando sin cesar.

Edición original: Are you listening?, First Second Books. Edición nacional/ España: Ediciones La Cúpula. Guion y dibujo: Tillie Walden. Formato: Rústica con solapas. Precio: 29,50 €. Después de haber hecho repaso de sus anteriores obras publicadas en España, reseñamos por fin ¿Me estás escuchando?, el último cómic de la autora…
Guion - 8
Dibujo - 8.2
Interés - 8

8.1

Tillie Walden vuelve a sorprender con una historia íntima de superación donde la fantasía se abraza con lo cotidiano.

Vosotros puntuáis: 8 ( 3 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments