Los hombrecitos. Primeras historias (1967-1970)

Por
0
642
 

Edición original: Alerte à Eslapion-sous-Rajevols (Spirou nº 1534-1547), Les évadés (Spirou nº 1559-1573), Le petit homme qui rit (Spirou nº 1586-1600), Le coq en pâte (Spirou nº 1614-1622), Des Pâques pour deux enfants (Spirou nº 1616) y Des souris et des petits hommes (Spirou nº 1642-1662). Dupuis 1967-1970.
Edición nacional/ España: Los hombrecitos. Primeras andanzas 1967-1970 (Dolmen, 2014).
Guión: Albert Desprechins.
Dibujo: Pierre Seron.
Color: Sin especificar.
Formato: Tomo cartoné 192 págs.
Precio: 29’95€.

 

El merecidísimo éxito de la reedición por parte de Dolmen Editorial de la obra cumbre de Peyo, Johan y Pirluit, a la que desde aquí nunca nos cansaremos de alabar, produjo una ventura inesperada: la aparición subsiguiente del sello Fuera Borda, consagrado a recuperar material del semanario Spirou que, por las circunstancias más diversas, no había encontrado aceptación suficiente en nuestro país, pese a sus cualidades incontestables. Gracias a esta iniciativa, hemos podido disfrutar ya de las primeras entregas de Natacha y de Quena y el Sacramús. Le toca ahora el turno al volumen inaugural de Los hombrecitos, con historias publicadas entre 1967 y 1970, obra de Pierre Seron a los lápices y Albert Desprechins a los textos.

El descubrimiento de un meteorito provoca una asombrosa epidemia en el tranquilo pueblo de Rajevols: quienes lo tocan ven reducida su talla a escasos centímetros de altura. Para sobrevivir en tan menguada condición, deciden exiliarse de la sociedad y construir bajo el parque del castillo de Eslapión una sociedad avanzada tecnológicamente que los cobije y proteja de los “grandes”. Esta es la premisa de Los hombrecitos, que bebe tanto de Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift (1726) o El increíble hombre menguante (película dirigida por Jack Arnold en 1957 adaptando la novela homónima de Richard Matheson publicada un año antes) como de los pitufos de Peyo, presentados en sociedad en 1958 en el curso de La flauta de seis pitufos, protagonizado por Johan y Pirluit, y serializado en la misma Spirou. Las peripecias de estas personitas, de índole más bien casera (nada que ver con las hazañas de Átomo o el Hombre Hormiga, los superhéroes de DC y Marvel, respectivamente), conjugan el humor, verbal y de situación, con la aventura fantacientífica de corte familiar, al estilo del film Cariño, he encogido a los niños (Joe Johnston, 1989), por hacernos una idea… y salvando las distancias, naturalmente.

Este primer integral publicado por Dolmen incluye las historias Alerta en Eslapión (1967), Los fugitivos (1968), El hombrecito que ríe (1968), El gallo en su salsa (1969), Pascuas para dos niños (1969) y Ratones y hombrecitos (1969-70), traducción esta última que pasa por alto el homenaje del título a la obra del nobel norteamericano John Steinbeck. Todas ellas inéditas hasta la fecha en castellano.

Antes de continuar con el análisis debo señalar un problema grave, comentado profusamente desde la aparición del tomo en los puntos de venta a fines de 2014. Ante la imposibilidad de acceder a los materiales de reproducción originales, la editorial recurrió a escaneados legibles pero claramente inferiores a las prestaciones que se exigen a una edición de estas características. Solo la primera historia, Alerta en Eslapión, tiene una nitidez y un colorido que podemos calificar de “buenos”. El resto de las páginas, en mayor o menor medida, sufre las deficiencias típicas de esta práctica: falta de definición, colores empastados, oscuridad, pérdida de detalles, etc. Desde la editorial informan que era esto o dejar inéditos los orígenes de la serie y confirman que los siguientes volúmenes cumplirán con los estándares esperables en esta clase de producto. En cualquier caso, recomiendo al lector potencial echar un vistazo previo a las páginas y decidir sobre la conveniencia o no del desembolso.

Los
Los “grandes” y, más específicamente, el ejército, son los enemigos naturales de “los hombrecitos”… junto a los roedores

Una lástima el percance, porque el contenido es muy bueno. En su debut con serie propia, Seron se revela un émulo aventajado de Franquin, con una calidad gráfica notabilísima en un chaval que acababa de cumplir los 25 años. Hay tropiezos, claro, ineficacias propias del aprendizaje. Como señala el especialista Rodolphe Lachat en los extras: “el universo de los hombrecitos está muy poco definido. Todo gira alrededor de Renaud, o más bien del Sr. Renaud, como respetuosamente le llaman. A los muchos personajes secundarios que le siguen les falta consistencia ¡e incluso nombres!” A esto habría que añadir que el relato queda construido alrededor de una única anécdota, sin subtramas, con un esquema fijo. Estas apreciaciones deben entenderse como una descripción y no como quejas a un inicio dubitativo, pues siempre sale un gag a punto o una situación exprimida gráficamente a la perfección que, junto a un ritmo sin desmayo, salvan cualquier debilidad. Las historietas reunidas en este tomo invitan a seguir la lectura y me atrevería a decir que son un cebo inmejorable para atrapar a los niños en nuestra querida afición. No en vano Seron estuvo 40 años al frente de Los hombrecitos hasta que decidió dar carpetazo a sus andanzas en 2010.

Las páginas albergan de media entre siete y nueve viñetas, en distribución muy variada, con preferencia por los planos generales que permiten incluir detalles del fondo y mover a muchos personajes a la vez. La dinámica, en tanto movimiento y expresividad, es uno de los puntos fuertes de Seron: figuras y objetos acostumbran a desplazarse velozmente de un lado a otro, con un contagioso frenesí. En lo que concierne al guion de Desprechins reinan los juegos de palabras y referencias a la cultura popular (como los soldados de marcha cantando la canción de Blancanieves y los siete enanitos, por ejemplo, en la primera historieta). También se percibe una tímida intención de ir construyendo biografía, juegos metatextuales incluidos. Las historias no se siguen, pero sí contienen referencias a hechos pasados y una ilación superficial, que se irá incrementando con el devenir de la serie.

La selección del sello Fuera Borda, hasta la fecha, se muestra de lo más afortunada. Los hombrecitos merece también encontrar, por fin, su público. Como suele decirse: “lo mejor está por llegar”.

  Edición original: Alerte à Eslapion-sous-Rajevols (Spirou nº 1534-1547), Les évadés (Spirou nº 1559-1573), Le petit homme qui rit (Spirou nº 1586-1600), Le coq en pâte (Spirou nº 1614-1622), Des Pâques pour deux enfants (Spirou nº 1616) y Des souris et des petits hommes (Spirou nº 1642-1662). Dupuis 1967-1970. Edición…

Review Overview

Guion - 7
Dibujo - 7
Interés - 7

7

Vosotros puntuáis: 6.1 ( 1 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]