Look back, de FUJIMOTO Tatsuki

Por
2
3823

Edición original: Look back ( ルックバック) (Shueisha, 2021)
Edición nacional/España: Look back (NORMA Editorial, 2022)
Guion: FUJIMOTO Tatsuki
Dibujo: FUJIMOTO Tatsuki
Traducción: Judit Moreno
Realización técnica: Barbaink
Género: Slice of life/Drama
Formato: Rústica. 144 páginas. 8€

Look! Mira al frente y echa la mirada hacia atrás, pero mira también dos veces antes de cruzar.

«- No me mola nada dibujar manga. Lo chulo es leerlo, y punto.
– Entonces, ¿por qué lo haces?»

Si hay algún autor que se ha abierto su hueco en la escena de publicaciones a base de tajazos de motosierras en llamas a una velocidad aberrante ese es FUJIMOTO Tatsuki. Habiendo puesto el pie con el peculiar Fire Punch y siguiendo con el reconocido y hacedor de fandom Chainsaw Man, el cual tiene la esperada adaptación al anime a la vuelta de la esquina para terminar de atravesar las masas de otakus.

La visión más intimista de FUJIMOTO Tatsuki es una de sus marcas de la casa y algo que no explotan en tanta medida muchos autores. Sin entrar en el manga de ensayo como el de NAGATA Kabi o KIKUCHI Mariko quizás el que más se le acerque sea ASANO Inio. Como obra emotiva Look back funciona con creces, pero además el hecho de que quite la venda de lo costoso que es la vida del artista y la dedicación del proceso de creación la vuelve una obra ejemplar e incluso diría didáctica para todo aquel que busque prosperar en este mundo competitivo y atado a críticas constantes del público.

Look back

La trama de la obra es sencilla a la par que efectiva. Dos chicas que publicaban en la gaceta escolar semanal una tira manga terminan por colisionar sus vidas, Fujino que es una persona sociable y con aptitudes para el humor envidia la capacidad artística de Kyomoto, quien no sale de casa por un enorme temor a las personas.
Desde el nombre de las dos protagonistas que combina la las dos primeras y las dos últimas sílabas para dar el apellido del autor, a incluso el número de historias cortas previas a la serialización, Fujimoto nos abre una pequeña ventana a su vida como mangaka.

Así con Look back se hace más íntimo el nexo lector-autor cuando la historia discurre y se siente que frases como “Tiene que ser aburrido estar todo el día sentada dibujando” o “A mí no me mola nada dibujar manga” las ha podido decir con convicción en momentos donde los ánimos aflojan, para luego salir corriendo bajo la lluvia a ponerse a dibujar un storyboard con los nervios a flor de piel y la glándula suprarrenal inyectando adrenalina por un tubo.

Look back
¡¡¡I’M SCREAMIN’ IN THE RAIN!!!

Aviso de Spoiler

Una de las partes finales de la obra sufrió un pequeño cambio de ultima hora en un diálogo. En concreto la escena del ataque a la universidad de arte, debido a en parte a su parecido con el incidente de Kyoto Animation donde una persona acusando de plagio de ideas incendió parte del edificio saldándose con 36 fallecidos, y en parte por no estigmatizar la problemática de las enfermedades mentales haciendo ver violentos a todos los que la padecen. El cambio fue mínimo y no altera la intención de la escena ni cambia la trama lo más mínimo.

Fujimoto-sensei ha tenido como asistentes a verdaderos portentos actuales, que han saltado ya de la escena japonesa para haber inundado nuestro país (alguno con adaptación al anime ya en emisión). Entre ellos encontramos a ENDOU Tatsuya, autor de Spy x Family, TATSU Yukinobu, autor de Dandadan y KAKU Yuji, autor de Jigokuraku y actualmente publicando también Ayashimon (quien comparte más el estilo artístico de su senpai). Todos ellos como es evidente dejaron de trabajar con Fujimoto para dedicarse a sus proyectos personales,

Aviso de Spoiler

cosa que puede ser el origen de una escena dolorosa como ocurre en el tramo final de la obra cuando Kyomoto decide dejar de publicar la serie con Fujino para estudiar bellas artes y volverse mejor dibujante.

Look back

Anunciada la publicación de las obras cortas que fueron previas a la serialización de Fire Punch para junio-julio de este año, no me sorprendería que también lo hiciesen con la última obra autoconclusiva que publicó hace unos días solamente, Adiós, Eri, extremadamente recomendada (y que si tenéis interés está en Manga Plus para su lectura gratis antes de que la quiten como Look back) que trata de la edición y creación de un film, una obra de la que ya había avanzado que usaría la figura de la femme fatale. Fantásticas noticias para los que le tenemos un cariño especial a este autor que enreda con su dibujo de estilo sketch y sus tramas que, a poco que leas, ya habrás sobrepasado el horizonte de eventos y no tienes escapatoria.

Obra corta que deja buen sabor de boca pese a toda la tragedia que le encanta exprimir hasta la lágrima y esa sensación de calidez y una sonrisa de melancolía. Si os gusta el estilo de dibujo de este hombre y no os importa que se sustituyan las batallas por escenas de calma y reflexión, Look back es una buena oportunidad para la introspección y el dejarse mecer por una historia de pasión y amistad creadas por y para el manga.

Lo mejor

• La estructura argumental parece que te lleve de la mano.
• Llena las escenas sin diálogos, mostrando en lugar de contar.

Lo peor

• Se hace una lectura corta.
• Puede echar para atrás el estilo de dibujo del autor.

Edición original: Look back ( ルックバック) (Shueisha, 2021) Edición nacional/España: Look back (NORMA Editorial, 2022) Guion: FUJIMOTO Tatsuki Dibujo: FUJIMOTO Tatsuki Traducción: Judit Moreno Realización técnica: Barbaink Género: Slice of life/Drama Formato: Rústica. 144 páginas. 8€ Look! Mira al frente y echa la mirada hacia atrás, pero mira también dos…
Guión - 8.8
Dibujo - 7.1
Interés - 8.4

8.1

Introspectivo

Una lectura amena y que llega de forma sencilla hasta la patata, con solo dos personajes que llenan las escenas de esa humanidad que no abunda en los mangas de acción.

Vosotros puntuáis: 7.66 ( 8 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Vielmehr
Vielmehr
Lector
15 abril, 2022 3:50

Los últimos one shot de Fujimoto son un pedacito hermoso de arte. Look Back me pegó en el alma con Kyomoto y Goodbye Eri fue simplemente demasiado bueno. Si ese hombre se lanzara a hacer solo one shots y no más Chainsaw Man me sentiría contento.
Qué hermoso leer a un autor mientras está en su mejor momento.