Spy x Family nº1, de Endo Tatsuya

Un espía, una asesina a sueldo y una esper forman una familia... Reseñamos uno de los mangas más destacados del año.

Por
0
1223

Spy X Family 1 portada

Edición original: Shueisha.
Edición nacional/ España: Editorial Ivrea.
Guion: ENDO Tatsuya.
Dibujo: ENDO Tatsuya.
Formato: Tomo rústica con sobrecubierta.
Precio: 8,00 €.

“El padre… espía. La madre… asesina a sueldo. La hija… esper. Padre, madre e hija formaron una familia ficticia, cada uno para su propio beneficio”.

Hay veces que, en el mundo del cómic y del manga, se atrapa el relámpago en la botella. Se encuentra una fórmula mágica que, sencillamente, funciona como un engranaje perfecto. En el caso de Spy x Family, el secreto del éxito está descrito en la cita de más arriba. Es su sinopsis, es la base de todo y es sensacional.

Spy x Family es una comedia absurdamente ridícula y delirante, pero al mismo tiempo muy bien pensada, diseñada y ejecutada. Partiendo de tópicos del mundo de los espías (el agente que se disfraza y solo se centra en el trabajo, dos países en guerra fría, misiones que requieren de gadgets divertidos, etcétera), ENDO Tatsuya sabe que el interés de la obra reside en sus personajes. Desde ellos crece todo, abarcando tanto las inevitables escenas de acción como los momentos de humor.

Tenemos a Loid, el padre espía. Él arranca la trama al tener que formar una familia para acercarse a un alto cargo de un país rival. Adopta a Anya, la hija esper capaz de leer mentes. Es esa capacidad la que le lleva a decidir que su vida será más emocionante si vive con un espía. Finalmente, Yor, la madre asesina a sueldo que no quiere que sospechen de ella por estar soltera. Cada uno tiene sus propios motivos, que esconden a los otros, para aceptar este singular acuerdo. Solo Anya tiene todas las piezas del puzzle… pero no puede descubrirse a sí misma.

El resultado es una familia disfuncional, un terreno digno de siembra para el mejor humor. Los secretos de cada miembro llevan a una red de mentiras que se estira según requiera la trama de cada capítulo. Para esto es esencial que las expresiones y el estilo funcionen, y por suerte lo hacen. ENDO Tatsuya ofrece un trazo fino y bien definido, centrado en sus personajes y expresiones. Su dominio del timing es evidente en cada broma del tomo, que funcionan perfectamente en una primera, segunda y tercera lectura. No se olvida, eso sí, de viñetas más detalladas y hermosas, perfectas para destacar los momentos más cuquis.

Y es que otra de las caras de este manga es el amor. Porque, sí, esto es una historia de amor familiar. De gente que se junta por motivos diferentes, pero con una verdad central fuera de toda duda: se quieren los unos a los otros. No se reinventa aquí la fórmula: poco a poco se van formando conexiones y se deja entrever que, por mucha misión que haya, el padre va a proteger a la hija, la madre va a proteger al padre y la hija va a mover cielo y tierra para salvar a sus falsos progenitores. En medio de una jungla de conspiraciones, estados en guerra y asesinatos, ENDO Tatsuya no olvida lo importante – incluso si Loid, Yor y Anya no son plenamente conscientes.

Las escenas de acción, eso sí, brillan con luz propia. Sacan el lado más salvaje del mangaka, que asilvestra su trazo para crear auténticos monstruos dentro de un mundo realista. Del mismo modo que mencionábamos el timing de las bromas, cabe destacar el timing cuando vuelan los tiros y las patadas. Loid y Yor están a un nivel físico por encima del resto, y las páginas y viñetas se adaptan a ello. Mientras en el resto de la historia podemos seguir sin problemas a nuestros protagonistas, cuando entran en faena parecen ir dos pasos por delante del lector. Nos toca atraparles, seguirles e intentar alcanzarles mientras danzan alrededor de sus enemigos, tan despistados como quienes estamos al otro lado de la página. Los momentos de impacto destacan por su espectáculo, dejando claro el poderío físico. Los personajes se alargan, se estiran y se deforman de una forma inhumana y coherente a partes iguales. Sencillamente exquisito.

Spy x Family no deja nunca de dar más. La trama de fondo siempre se tiene en cuenta, y los nuevos personajes que se van introduciendo en la historia orbitan en torno a ello. Es por eso que todos incluyen un giro, una idea central que les hace únicos y memorables. No hay individuo que se presente en esta serie que se pueda olvidar a corto plazo. Bajo ese mismo prisma de “ocultar al resto quién soy realmente”, las revoluciones no hacen sino aumentar con el paso de los capítulos, aprovechando al máximo las virtudes de la serie.

Spy x Family, de ENDO Tatsuya, es una de las mejores series del año. Lo es porque ofrece acción y mucho humor, sí. Pero, por encima de todo, porque tiene mucho corazón. Los miembros de la familia se sienten plenamente vivos y humanos. Es fácil entender sus comportamientos y, a pesar de las sangrientas profesiones que practican, la coraza cae muy rápidamente. Los traumas no se nos ocultan, se nos señalan para que no perdamos nunca de vista quiénes son realmente, para que les entendamos. Para que sintamos que la familia Forger es la oportunidad que hasta ahora nunca habían tenido. Y para que queramos que esa oportunidad tan inesperada la puedan aprovechar al máximo.

Edición original: Shueisha. Edición nacional/ España: Editorial Ivrea. Guion: ENDO Tatsuya. Dibujo: ENDO Tatsuya. Formato: Tomo rústica con sobrecubierta. Precio: 8,00 €. "El padre... espía. La madre... asesina a sueldo. La hija... esper. Padre, madre e hija formaron una familia ficticia, cada uno para su propio beneficio". Hay veces que,…
Guión - 9
Dibujo - 9
Interés - 9

9

Nota final

Una obra 100% recomendada para cualquier tipo de lector. Mucho humor, sí, pero sobre todo mucho corazón.

Vosotros puntuáis: 8.36 ( 8 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments