Globos de oro: Avatar triunfa

Por
89
160

La pasada madrugada ha tenido lugar en Estados Unidos la 67ª ceremonia de entrega de los Globos de Oro, o el reconocimiento que la prensa extranjera acreditada en Hollywood otorga a lo que cree lo mejor del año. Principal baremo de los Oscars –que se celebrarán el 7 de marzo previo conocimiento de las nominaciones el día 2 de febrero–, este año han decidido apostar seriamente por amplificar ese megalómano proyecto de James Cameron que ha dividido a crítica y público a lo largo y ancho del globo, al tiempo que no han dado muchas sorpresas en lo que al resto de galardones se refiere. En el campo de la televisión, victoria de Mad Men y derrota de 30 Rock –o Rockefeller Plaza– frente a ese soplo de aire fresco que ha constituido Glee.


A un click, la lista de nominados; aquí y ahora, la lista de ganadores y la valoración de los premios.

Cine

  • Mejor película (Drama): Avatar
  • Mejor película (Comedia): Resacón en Las Vegas
  • Mejor película de animación: Up
  • Mejor película extranjera: La cinta blanca (Michael Haneke)
  • Mejor director: James Cameron (Avatar)
  • Mejor guión: Jason Reitman, Sheldon Turner (Up in the air)
  • Mejor banda sonora: Michael Giacchino (Up)
  • Mejor canción: The Weary Kind (Crazy Heart)
  • Mejor actriz (Drama): Sandra Bullock (The Blind Side)
  • Mejor actor (Drama): Jeff Bridges (Crazy Heart)
  • Mejor actriz (Comedia): Meryl Streep (Julie & Julia)
  • Mejor actor (Comedia): Robert Downey Jr. (Sherlock Holmes)
  • Mejor actriz secundaria: Mo’nique (Precious)
  • Mejor actor secundario: Christoph Waltz (Malditos Bastardos)

A Hollywood le gusta reconocer por encima de todas las cosas la espectacularidad y la megalomanía bien entendida vehiculizada a través de proyectos de (controvertida) calidad, y es por ello –y también por la anodina competencia de este año– que los galardones a la mejor película dramática y al mejor director han ido derechitos hacia Avatar. La película de James Cameron no sólo representa la concepción del cine como espectáculo supremo sino que además ha contribuido tecnológicamente al avance del Séptimo Arte, ha reestructurado la industria de la distribución y exhibición para que vuelva a ser obligatorio pasar por taquilla para ver películas y ha conseguido con ello unas cifras de recaudación estratosféricas que están a un paso de batir todos los récords (poco le falta para alcanzar a Titanic). A buen seguro repetirá en los Oscars y se llevará, de paso, una miríada de premios técnicos para engrandecer su leyenda.


Frente a ella… pues lo esperable. Otro taquillazo como Resacón en Las Vegas en el apartado de comedia, la conciencia cotidiana hecha celuloide de la temporada premiada en el terreno del mejor guión (Up in the air), Up como reina indiscutible de la animación, la durísima y soberbia La cinta blanca mejor película extranjera –aunque yo reivindico Un prophète, a mi gusto superior– y los premios actorales a su aire, desconectados de las grandes producciones y focalizados en pequeñas propuestas. Con dos agradables excepciones, debo decir: el merecidísimo premio a Robert Downey Jr. al mejor actor de comedia por Sherlock Holmes y el enésimo reconocimiento a Christoph Waltz por su perfecto papel de Coronel Landa en Malditos Bastardos (el único Oscar que tengo absolutamente seguro). Voy a tomarme un vaso de leche ahora mismo en su honor…

Televisión

  • Mejor serie (Drama): Mad Men
  • Mejor serie (Comedia): Glee
  • Mejor miniserie/tv movie: Grey Gardens
  • Mejor actriz (Drama): Julianna Margulies (The Good Wife)
  • Mejor actor (Drama): Michael C. Hall (Dexter)
  • Mejor actriz (Comedia): Toni Collette (United States Of Tara)
  • Mejor actor (Comedia): Alec Baldwin (30 Rock)
  • Mejor actriz en miniserie/tv movie: Drew Barrymore (Grey Gardens)
  • Mejor actor en miniserie/tv movie: Kevin Bacon (Taking Chance)
  • Mejor actriz secundaria: Chloë Sevigny (Big Love)
  • Mejor actor secundario: John Lithgow (Dexter)

En televisión este año se ha optado por seguir alabando las maravillas de Mad Men y por destacar el refrescante musical de instituto con aire indie que constituye Glee sobre una propuesta como es 30 Rock que ya estaba cayendo en la reiteración y el agotamiento. En el terreno de las miniseries o películas para televisión el gato al agua se lo ha llevado, como estaba cantado en todas las quinielas, Grey Gardens, anodina película de la HBO centrada en las excéntricas tía y prima de Jackie Kennedy/Onassis. Y ya en el campo actoral, respaldo absoluto a Dexter premiando tanto a un Michael C. Hall que atraviesa momentos muy duros (aunque con muy buen pronóstico, todo sea dicho) como a esa bestia parda que siempre ha sido, es y será John Lithgow.


Todo ello enmarcado en un período de transición como ha sido el pasado año 2009 y apunta a ser el primer semestre de 2010. Las grandes propuestas que movían audiencias han acabado, y la nueva edad de oro de la televisión conocerá su fin con la serie que, en el imaginario popular, todos recordamos en el comienzo del asunto: Perdidos. Después de su final allá por mayo, a saber… o vemos una inmediata edad de plata con el cumplimiento de las expectativas que están generando Boardwalk Empire, Treme y Canción de hielo y fuego o mucho me temo que nos espera una catódica travesía por el desierto de la que saldremos, no cabe duda, antes o después.

89 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
twitertwilight
twitertwilight
18 enero, 2010 9:37

Era de esperar. Me agrada.

Alberto benavente
18 enero, 2010 9:38

Televisivas: Contento por Dexter por el lado actoral y The God Wife o Glee  pero decepcionado con nuevo Globo a Alec Baldwin o Mad Men como mejor serie drmática.

En lo cinematográfico parece pesar mas el dinero en general que la calidad en particular, si exceptuamos a Waltz, Briges y alguno mas.

Alberto benavente
18 enero, 2010 9:39

Oh, y Ricky Gervais, como siempre, inmenso. Que tio, oyes. Recomiendo ver el Tonight Show del jueves pasado para verlo aún mas suelto y metiendo mas cizaña si cabe con el tema Conan/Leno(que tambien tuvo su representación en la gala).

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 9:41

Habra que meter el cheque a los Globos de Oro en el presupuesto de la peli de Avatar.

Alberto benavente
18 enero, 2010 9:53

Por cierto, ya están online para descargar. 😉

menglo
menglo
Lector
18 enero, 2010 10:42

¿Avatar mejor drama?¿Contra quien competia?

Juanma
Juanma
Lector
18 enero, 2010 10:59

Hombre, en la tele, la edad de oro de las series empieza con los Soprano. Perdidos, haciendo una correspondencia con el cine, sería Avatar.

menglo
menglo
Lector
18 enero, 2010 11:00

Es que me imagino,Avatar ganadora del Oscar 2010 a la mejor pelicula despues de esto,y me daria mucha lastima.

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 11:06

“Perdidos, haciendo una correspondencia con el cine, sería Avatar.”
Algo alargado y tedioso que no lleva a ninguna parte?

marc
marc
Lector
18 enero, 2010 11:12

nadie duda en el tema Hans Landa. todo un sorpresón.
del tema televisivo, me da pena que Lost se vaya de vació y puestos a ser frikis (que mejor web para ser friki)… un premio para “Sheldon”, ¿no?

John Space
John Space
18 enero, 2010 11:29

Mejor película (Comedia): Resacón en Las Vegas”
Globos de Oro, a la lista negra… Ah, no, que ya estaban.

Raúl Martin
Lector
18 enero, 2010 11:55

Me alegro mucho por los premios a Dexter. Creo que el mejor valor de esta serie es la calidad de sus actores. Aunque en esta cuarta temporada considero que han conseguido el excepcional buen nivel de la 2ª T. (para mi gusto, la mejor)a nivel de argumento. Coincido en que las series de TV se han deshichado un poco; aunque con propuesta como Dexter, Los Tudor (¿a nádie le gusta?) o Bored to Death, todavía vale la pena darse una vuelta por la programación americana.

Por cierto, voy a salir del armario para proclamar que estoy ABSOLUTAMENTE RENDIDO a Star Wars The Clons Wars. Creo que se trata de la mejor serie de ciencia ficción y aventuras de la actualidad. Por no decir el mejor producto de SW después de la primera trilogía.

Animal Man
Animal Man
Lector
18 enero, 2010 11:56

Excelente. Por supuesto, gane lo que gane “Avatar” y la critique favorablemente quien la critique favorablemente, a los que nos haya gustado seguiremos estando agilipollados por los efectos especiales, no tendremos criterio, no sabremos distinguir lo bueno de lo mediocre y nos empecinaremos en defender lo indefendible. Lo curioso es que si no hubiera ganado ninguno, estos mismos premios hubieran sido el no va más cuanto al criterio cinéfilo actual y hubieran demostrado lo terriblemente equivocados que estábamos.

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 12:09

“a los que nos haya gustado seguiremos estando agilipollados por los efectos especiales,…” pero no sigas hombre, que si lo dices tu todo no voy a tener nada que postear.

Animal Man
Animal Man
Lector
18 enero, 2010 12:29

“Pero no sigas hombre, que si lo dices tu todo no voy a tener nada que postear.”

No, si ya lo dijiste tú, sólo estaba recordándolo. 🙂

Juanma
Juanma
Lector
18 enero, 2010 12:32

También empecé a ver los Soprano en Canal +, pero en la cuarta o quinta temporada empecé a cansarme de esperar, y empezó mi fiebre de descarga de series. En mi panteón particular brillan The Wire y The Office (la británica), seguidas por el resto de series que has mencionado, a las que añadiría Hermanos de Sangre. En general se nota que la HBO marca el ritmo, aunque saque cosas como True Blood. A ver si remonta ahora con Treme, y The Pacific.

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 12:34

Asi me ahorras repetirme xD.

Animal Man
Animal Man
Lector
18 enero, 2010 12:38

A mandar. 😀

jorgenexo
jorgenexo
18 enero, 2010 12:46

Lo triste del tema es que ya no es necesaria una férrea disciplina para mantener a las masas bajo el yugo del pensamiento único, ahora se adoctrinan solitas, siguen felices, contentas y obedientes los dictámenes de los líderes de opinón y sólo muestran un mínimo de personalidad precisamente cuando se les hace ver que son víctimas voluntarias de la mediocridad calculada con la que nos bombardean a diario desde los diferentes medios de comunicación.
En fin… Tampoco es que pille por sorpresa: bodrios previos de cercano nivel tuvieron en su momento espectaculares reconocimientos por parte de la industria hollywoodiense (Bailando con lobos, Braveheart, Gladiator… todas las misma historia, todas basadas en la ley del mínimo esfuerza argumental, tan del agrado del gran público), pero es que Avatar deja a las citadas obras a la altura de La montaña mágica.
Al final, es todo un tema de pasta: la productora de Almodovar tiene pasta para que nominen a la fallida (por no decir penosa) “Los abrazos rotos” pero para poco más, mientras que la de Cameron tiene pasta para que la nominen, la premien, se califique universalmente como la revolución del séptimo arte y para que el día que le den el Oscar a mejor peli sea el “Avatar day” por los años venideros.
Y, Torralba, excelente tu observación  “a nivel dramático, ninguna de ellas habría aguantado un asalto frente a los cinco primeros minutos de Up, todo sea dicho”: totalmente de acuerdo, pero lamentablemente apoya mi tesis de que los bodrios argumentales que nos venden no responden a incapacidad por parte de los guionistas de Hollywood,  sino a una estrategia de mercado perfectamente orientada al gran público de hoy en día.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
18 enero, 2010 13:05

Una pena que haya ganado Avatar, pensaba que esta vez era de Tarantino seguramente… y los Oscar no estoy tan seguro que gane Avatar, puede que hagan un reparto como el año de Crash y Brookeback Mountain, y se repartan Malditos Bastardos y Avatar los premios de mejor pelicula y director, y supongo que se lo darian a QT. En cualquier caso estara entre esas dos y punto. Lo de Downjey Jr es de coña, no me cansare de repetirlo, para mi es el mejor actor ahora mismo y desde hace mucho tiempo deberia ser considerado asi. No tuvo suerte antes porque sus papeles eran mucho menos conocidos, pero no es cierto lo de que solo se le dan bien los papeles de borracho o yonqui yuppie. De hecho, haciendo de Stark y de Holmes tampoco es que se le ponga a Stark de borracho o a Holmes de cocainomano de una manera descarada, es muy sutil y casi ni se nota. En Iron Man para nada, ademas. Lo de Resacon en las Vegas como mejor comedia me parece muy inesperado e inmerecido, la verdad.
Y Los Soprano es la mejor serie de la historia de la TV, fue malo que acabara porque para mi ninguna se le ha acercado ni por asomo. Perdidos para mi es muy distinta pero es una serie que echare de menos cuando acabe y que seguro que a todos los que la seguimos nos decepcionara su final por esperarlo con tanta ansia, pero es la unica que se le acerca a los Soprano para mi gusto en nivel. 

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 13:18

“De hecho, haciendo de Stark y de Holmes tampoco es que se le ponga a Stark de borracho o a Holmes de cocainomano de una manera descarada, es muy sutil y casi ni se nota.”
Creo que hemos visto peliculas distintas.
“No tuvo suerte antes porque sus papeles eran mucho menos conocidos,” Has visto A Scanner Darkly? Asesinos natos? U.S. Marshall? interpretar a Chaplin es hacer un papel menor? Air america junto a mel gibson? has visto Zodiac y el papel que hace en zodiac? Pero si le echaron de Ally McBeal, en la cual entró para ser el novio de ally, por yonki. No tuvo suerte antes porque ha sido un colgado siempre y eso le ha costado mucho, no porque no tenga peliculas o papeles buenos.

John Space
John Space
18 enero, 2010 13:26

“Asesinos natos? U.S. Marshall? interpretar a Chaplin es hacer un papel menor? Air america junto a mel gibson? has visto Zodiac”
Zodiac, pase, pero las demás no son para echar cohetes. Sobre todo Asesinos natos, que hace pensar que Tarantino homenajeaba al Frank Miller actual…

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 13:28

No hablaba de calidad, hablaba de peliculas conocidas.

jorgenexo
jorgenexo
18 enero, 2010 13:29

El mejor papel de Downey Jr, es el de “Después de una noche”, en mi humilde opinión. Y el de Wesley Snipes seguramente también (curiosamente). Lo que no quita para que haga de Tony Stark de puta madre, pero la complejidad de unos y otros papeles dista notablemente.

Rolo
18 enero, 2010 14:00

me parece genial que premien a Hall y a Litgow, tremenda temporada dieron esos dos con la serie, que bueno que hayan reconocido el tremendo valor que tiene Dexter como serie, con un final de temporada que te deja frio

JackHawksmoor
JackHawksmoor
18 enero, 2010 14:13

Me referia antes de Chaplin, esta claro que tuvo su reconocimiento ahi, pero que ya antes hacia buenos papeles. Para mi Asesinos Natos es patetica, pero mira, John, no tiene nada que ver con QT. El planteo la historia y presento el guion a Stone, que es el director. Stone hizo lo que le dio la gana y QT no queria aparecer ni como guionista de la pelicula en los creditos, solo puso “historia por” para cobrar… enterate antes de hablar mejor, porque Tarantino detesta la pelicula mas que tu seguramente, le jodieron una idea. Y aun asi Downey Jr en toda esa mierda lo hace bien.
PD: Que buena es Scanner Darkly! Y Zodiac otro peliculon, la mejor pelicula de 2007 y del propio Fincher.

John Space
John Space
18 enero, 2010 14:16

Estás que te sales hoy, Jack.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
18 enero, 2010 14:25

Lo que tu digas, tio.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
18 enero, 2010 14:27

Tu solo hablas para dar criticas negativas y por mucho que te lo diga nunca te mojas con tus propios y exquisitos gustos, es curioso. Ya van 5 veces que te lo digo. Tu estas en tu linea, como siempre, asi que no te sales, estas en la media, mantente.

Dr. Fleming
Lector
18 enero, 2010 14:48

A TOPE con Mad Men. La mejor serie de estos momentos.

Sigan hablando de cosas “de género”, sigan :P.

derek johns
derek johns
Lector
18 enero, 2010 15:23

Una pena que gane avatar! encima de que es un afano tremendo ferngully, pocahontas y delgo!

jorgenexo
jorgenexo
18 enero, 2010 16:06

Pues yo tengo muy buen recuerdo de Asesinos Natos, mira. Woody Harrelson y Juliette Lewis en estado, como decían antes, de gracia y un trasfondo que era tan válido hace 10 años como hace 60 (como en la penosa penosa penosa “Enemigos públicos”) como ahora mismito. ¿Un “poco” salido de madre? Pues sí, como “Carretera al infierno”, que también es bastante de mi gusto.
Osea, Torralba, que se te saltaron las lágrimas con la escenita de marras de Up, ¿eh? A mí no me pasaba desde que Elliot y los chavales se elvaron con sus bikes sobre la barricada que les había puesto la pasma…

jorgenexo
jorgenexo
18 enero, 2010 16:17

Si llego a tener una cucharilla de café a mano durante su visionado, me saco los ojos allí mismo. Y qué desperdicio de reparto, joder, qué desperdicio…

silfredo
silfredo
18 enero, 2010 16:17

De estos premios comento un par de cosas que se ha dicho a gritos en internet, la primera que la pelicula de la ex-mujer de cameron es mucho mejor que avatar, y la segunga que si el coronel de malditos bastardos no gana el galardon al oscar de mejor pelicula se producira el mayor tongo desde que Martin Landau le robo el oscar al mejor actor secundario a Samuel L. Jackson en pulp fiction, ya que aunque hay disparidad de opiniones en cuanto a la peli de tarantino sobre si es una tomadura de pelo o no, pero lo que se coincide es que Walls se mea en todo el reparto (y en varios idiomas pa colmo), de hecho en Cannes le premiaron al mejor actor (ni siquiera al mejor actor secundario, sino al actor principal)

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 16:25

Hay alguien que le haya gustado Enemigos publicos? realmente le gustó a Christian Bale tener un papel tan secundario y que le usaran en la promocion de la pelicula como coprotagonista? porque si sale media hora… debe dar gracias.-1 punto para Michael Mann.

Phantomas
Phantomas
Lector
18 enero, 2010 16:26

Pregunta/recomendación; yo es que Mad Men no me he puesto a verla por pereza, de verdad, no sé pero no me llamó la atención al principio y ahora me da pereza. ¿Qué me estoy perdiendo exactamente?

Por otro lado, yo antes que los Tudor me quedo con Roma como serie “historica”. Arggh, ahora veo que José ya la ha mencionado. Yo Dexter es que despues de la 2ª temporada deje de verla, creo que tampoco daba para mucho más el tema…

Por ahi mencionan también a True Blood, serie con un planteamiento y un inicio muy interesante pero que en mi opinión degeneró mucho de mitad de la primera temporada en adelante. Reconozco que estoy viendo la 2ª temporada pero más como entretenimiento menor que con autentico interes… Una decepción puesto que podría haber sido algo cojonudo.

Y de cara al futuro me llama la atención poderosamente Canción de Hielo y Fuego, aunqne también me da bastante miedo como puede quedar la adaptación de la saga, por cantidad de personajes, situaciones y volumen de la misma. Y por cierto, ojala Martin se deje que tocarse los huevos y saque el siguiente libro de una maldita vez, que a este paso deja la saga inconclusa…

jorgenexo
jorgenexo
18 enero, 2010 16:31

Ojito con Martin Landau, que en Ed Wood lo borda y merece el reconocimiento universal por su presencia en las míticas series “Misión imposible” y, sobre todo, “Espacio 1999”. Que el Jules de Jackson es mucho Jules, pero interpretar a un decadente Bela Lugosi a las órdenes del peor director de cine de la historia con la clase que lo hizo Landau no es moco de paco, chaval.

zape
Lector
18 enero, 2010 16:43

Bueno, de los premios no digo nada por que este año al fin he conseguido mi objetivo de no ver ni una sola de las películas nominadas, excepción hecha de Up, que es, efectivamente un prodigio que pone limpiamente el nudo en la garganta en varias ocasiones, realizada, escrita y planificada con una sutileza, tanto formal como dramática, portentosas.
Más allá de esto (y de ratificar las excelencias de una cuarta temporada de Dexter, voy por el sexto capítulo así que a callar todos, que parece haber resucitado tras la ramplona anterior merced a un John Lithgow superior), mostar mi disconformidad con la opinión generalizada sobre Enemigos públicos; tiena más de lo que se le concede, lo malo es que sus mejores ideas no están exáctamente en un argumento que se descalabra al final sino más bien en su planteamiento formal en relación a su plantamiento dramático. Aquí mejor explicado
Por ciero que la tercera entrega entrevistadora está maquetandose en este mismo instante y evolucionando en constante work in progress

La masa
La masa
18 enero, 2010 16:43

Nosotros, la masa informe sin personalidad que babea, elegimos como nuestros representantes  a John Space y Jorgenexo.

Tras leer sus comentarios bien argumentados, respetuosos, fundamentados y basados en los múltiples ejemplos que de caracter científico ornan y orlan sus detallados panegíricos, los nombramos representantes de Nos, poseedores de la Verdad Eterna, y nos reconocemos indignos de hollar los foros que ellos hollan.

A su vez creemos que John Space es uno y trino, omnipresente en los foros infinitos, dotado de la gracia divina de la ironía que no cansa, hálito del humor fino, maná contra el aburrimiento y gurú del rastro del mercat de San Antoni.

¡Sigamos a la calabaza!

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
18 enero, 2010 16:54

Oh, un fan de Buenafuente.

jorgenexo
jorgenexo
18 enero, 2010 17:00

Masa, tienes 1 strike.

John Space
John Space
18 enero, 2010 17:20

Stark, ponte la armadura Hulkbuster, que hay tajo.

zape
Lector
18 enero, 2010 18:25

Desde luego su Dillinger no tiene nada que hacer contra el de Oates y Milius, que es sin duda, la mejor película de John Ford sin John Ford de la historia. Coincido además en que Mann fuerza la historia para que cuadre con su obsesivo existencialismo noir (mejor expresado en Collateral, por ejemplo) y que en ocasiones confunde estilización con esquematismo, pero aún así no creo que sea una película a despreciar alegremente. Tiene cosas interesantes y un esfuerzo muy importante de adecuación(por contraste) entre dramaturgia y formalismo, un esfuerzo probablemente fallido pero así y todo, elogiable.
Roma es mucha Roma, los Tudor es un culebrón con mucha clase y un guión fantástico que aprieta hechos históricos con una alegría desprejuiciada (y que refleja con mucho verismo lo que debía ser la vida cortesane e intrigante, por cierto) pero Roma es más, es shakesperiana y bárbara a partes iguales, con una construcción de personajes apabullante y una fiereza que acojona. Encima desborda autenticidad sin caer en el historicismo, manteniendo siempre el pulso entre la aventura y la tragedia.

Silk Spectre
Silk Spectre
18 enero, 2010 18:28

¡¡¡Amigos, sin ánimo de de desdecir a nadie pero creo que es bien sabido generalmente que la edad de oro de la tele empieza con Twin Peaks!!!    ¡¡¡Y también que no sabemos cuándo acabará,  dados los estrenos que se anuncian  (viene de camino hasta una de Scorsese y se han estrenado cosas como Misfits, genialidad británica muy al hilo de las temáticas de esta página)!!!

Y True Blood es un esperpento… maravilloso. Una comedia más que otra cosa, genial en su particularísimo (y difícil) registro. Pudo ofrecer ciertas dudas a estos respectos en la primera temporada, pero ni por asomo en la segunda (que recomiendo del tirón, encarecidamente). Salu2!!!   

 

Zetchbell
Zetchbell
18 enero, 2010 19:05

Ya Sabía yo que la Masa soltaba hostias como panes, pero no argumentos como panes de buenos 😉

El ego de Cameron debe estar a punto de explotar XD

zape
Lector
18 enero, 2010 19:07

¡Uhmm!, no creo que Twin Peaks fuera tanto como precursora, fue muy influyente por su rareza (Expediente X tiene su toque, pero Doctor en Alaska lo tiene todavía más), que nacía apradójicamente de su mirada la pasdo de la televisión, un cruce imposible entre The twilight zone y Peyton Place, que buscaba superar la vulgaridad (consciente) de su planteameineto de base  por el método de apìlar toneladas de extrañamiento, humor autoconsciente, ingenuidad retorcidad tipicamente Lynch y un montonazo de tópicos dados la vuelta. Todo hasta el desenlace del crimen es una obra maestra (cierto que Lynch nunca quiso resolver tal crimen y fue forzado a hacerlo, su intención original era que ese se diluyese, que los espectadores llegaran a olvidarlo entre un paisaje/paisanaje que era todo ambiente, atmósfera y excentricidad), pero la segunda saga (que no temporada) es una calamidad sin mayor sentido que es levantada en un último capítulo apoteósico, probablemente la obra cumbre de Lynch como director, cerrada con un final de verdadero impacto. Aprovecho para reivindicar esa preculea injustamente ninguneada que es Fire walk with me, superior a todo el Lynch de la época y a la altura de los mejores momentos de la serie, y para recomendar un libro de Andrés Hispano espléndido sobre el director que sacó Glénat hace años ya, “David Lynch. Claroscuro americano”.

John Space
John Space
18 enero, 2010 19:37

Ah, Doctor en Alaska… Una de esas hermosas incursiones en el realismo mágico con que Hollywood nos obsequiaba de vez en cuando. La película _Un tipo genial_ (_Local hero_) es otro ejemplo de ello. Lástima que no las hagan con más frecuencia.

zape
Lector
18 enero, 2010 19:43

Hombre Local hero tenía más del pintoresquismo amble/ácido de la ealing que de realisamo mágico o lo que sea en que derivase semejante merenguenado cursi.

John Space
John Space
18 enero, 2010 19:46

No conozco mucho de la Ealing, lo siento. Y de cursi, nada. ?Qué tenía de cursi?

RoQ
RoQ
18 enero, 2010 20:12

¿Avatar drama? W.T.F. y encima le gana a los bastardos?? los gringos estan jodidos del cerebro

Martin
Martin
18 enero, 2010 20:45

Una lástima, Inglorious Bastards era sin duda la gran merecedora, pero bueno, era un poco de esperarse el triunfo de Avatar, probablemente producto de una gran campaña de prensa ( si no ponemos desconfiados, porsupuesto )

De “Enemigos Públicos” salí con una sensación agridulce, claro que no me pareció la peor película que ví, pero me resultó bastante mediocreo. Eso sí, buenas actuaciones ( excepto Deep, que no me gusta como actor ) , una muy buena fotografía, y excelentes efectos especiales ( me refiero a los disparos impactando en los cuerpos, muy bien logrados. )

Saludos a todos.
Me encanta Frank Miller.

Phantomas
Phantomas
Lector
18 enero, 2010 20:45

José, yo sumaria a esa lista las 2 primeras temporadas de Galactica que creo que comparten epoca con el final de Los Soprano y que también me parecen sobresalientes 😉

Silk Spectre
Silk Spectre
18 enero, 2010 21:00

Galactica es irregular sobre todo por su final, pero cuando raya alto (y lo hace muy a menudo) tiene nivel de obra maestra. Supongo que las más grandes, de entre las que se vienen diciendo, han sido SOPRANOS y WIRE.   

zape
Lector
18 enero, 2010 22:00

No hombre John, lo cursi es lo que ha terminado por dar el realismo mágico, no Local hero que es un título entrañable. pues si no conoces nada de la Ealing te la recomiendo porque será un descubrimiento, en especial las cosas de Alexander Mackendrick, la más conocida El quinteto de la muerte, la menor pero agradable y con muy mal idea El hombre vestido de blanco y mi favorita suya, Whysky a go go, la primara que hizo sobre los desvelos de una islita escocesa que ve cortado su suministro de agua de fuego en plena 2ªGM.En realidad todo lo que hizo este hombre es notable, la crudísima Chantaje en Broadway o la infravalorada anti-comedia a No hagan olas, destacando para mi sus títulos infantiles Sammy huida hacia el Sur y sobre todo Mandy, sobre una niña muda y cercana a algunos postulados del free-cinema o esa escalofriante obra maestra que es Viento en las velas. Sin duda este hombre es, junto a Hayao Miyazaki el director que mejor a comprendido y plasmado la mentalidad infantil, con toda su belleza, su absurda lógica y su compleja forma. Es uno de mis directores favoritos no se si se nota.
Volviendo a la Ealing pues…Ocho sentencias de muerte con Alec Guinnes interpretando precisamente a 8 personajes distintos, una de Charles Crichton (el de Un pez llamado Wanda), Oro en barras, con de nuevo Alec Guinnes de pacífico contable dispuesto a limpiar el trasporte de oro que controla día tras día. Y alguna otra menor tipo Pasaporte para Pimlico. En cualquier caso la Ealing significa hoy una mannera de hacer comedia, euilibrando costumbrismo, ambilidad, un puntín de vitriolo y mucha, mucha humanidad, títulos tan simpáticos como Despertando a Ned o incluso los trabajos de la Ardman mantienen la llama.

John Space
John Space
18 enero, 2010 22:17

No recuerdo si vi El quinteto… En cualquier caso, sigo tus consejos.

Juanma
Juanma
Lector
18 enero, 2010 22:56

Jose, apunta para las series futuribles The Pacific, que con que se acerque a Hermanos de Sangre, ya será de lo mejor del año. Y coincido con Doctor en Alaska, aunque la serie perdió bastante en cuanto el médico se hizo ermitaño en el bosque. Pero la cantidad de personajes memorables que posee la serie es increíble. De hecho, si empecé a ver los Soprano, fué porque leí que el creador había estado implicado en Doctor en Alaska.

juan-man
juan-man
Lector
18 enero, 2010 23:43

José, me alegro de que cites Doctor Who, que estoy ahora empezando la “era Tennant” y tragándome mis palabras de “lo de Eccleston es insuperable”. A ver qué tal con Matt Smith en el papel y Steven Moffat a los mandos, pero desde luego, es una de las grandes. Y aprovecho para recomendar Skins, serie británica del canal E4 que demuestra lo que se puede hacer en cuestión de ficción sobre adolescentes (que no necesariamente “para adolescentes”).

Y zape, de acuerdísimo (¿existe eso?) en lo de Twin Peaks: Fire Walk With Me. Lástima de un guión cercenado, como es habitual en Lynch, que nos habría permitido conocer a la práctica totalidad de los personajes de la serie en esa última semana de vida de Laura Palmer. Al final, pese a que se notan un tanto los tajos, uno de los grandes trabajos incomprendidos de Lynch. Aunque, la verdad, yo no soy muy objetivo con él, que me encanta incluso Inland Empire y creo que en eso estoy en inmensa minoría.

Como dijo alguien por ahí arriba, en cuanto a series, también merece mucho la pena Clone Wars, con una primera temporada algo titubeante pero muy divertida, y una segunda que está a la altura de algunos de los mejores momentos de la saga.

Como diría Sabina, “qué charla te he dao, mañana hablas tú”…

juan-man
juan-man
Lector
18 enero, 2010 23:45

Y, por cierto, este año se estrena “Sherlock”, una nueva versión del detective de moda para la BBC, escrita también por Steven Moffat. La gran esperanza de las series, empiezo a pensar, está a este lado del charco, más allá del Canal de La Mancha.

zape
Lector
18 enero, 2010 23:54

De acuerdérrimo, juan-man. Es un trabajo de una sordidez, de una desesperación…bestiales. al contrario que la serie que esta llena de fugas y de humor esta precuela es todo pesadilla, todo es negrura y horror.

juan-man
juan-man
Lector
19 enero, 2010 0:22

Aunque, la verdad, también me encantaban esas fugas y humor de la serie, todo sea dicho, y ni siquiera me molestó especialmente ese último tramo, a pesar de reconocer el bajón respecto a lo anterior. Y qué capítulo final, con ese “¿dónde está Annie?” al que se aludiría luego en la película.

Por cierto, zape, acabo de redescubrir tu blog, con el que tenía una cuenta pendiente desde que cambié de ordenador y perdí mis “favoritos”, y estoy repasando tus artículos y opiniones sobre Paul Naschy, a quien tuve la suerte de dirigir. ¡Qué gustazo es leerte, cohone! Añadido quedas, de nuevo, a mis visitas obligadas en la red.

Parábola Durden
Parábola Durden
19 enero, 2010 0:23

José, y a las grandes series mencionadas, yo añadiría Deadwood. Obra maestra que retrata el oeste como sólo contadas películas han sabido (de los incontables western que se consideran obras maestras y cuya gran mayoría están sobrevalorados). Para mí solo tendría por delante The Wire y Los Soprano. Y por ese orden. Mi santísima trinidad de las series.

Coincido cntigo en lo de ‘edad de plata’ y tal. Las mjores se han ‘ido’.

Pero estoy bantante en desacuerdo con lo de enemigos públicos. ¿Que “el ritmo es pausado y algo irregular”? Cierto. ¿Que le falta brío? Discutible pero no se puede dar un no rotundo. ¿Que la comparas con Heat y te descojonas? Muy cierto. Pero… ¿que “Nunca he visto una puesta en escena más pobre”? Por favor, José. dime que como mínimo estás exagerando llevado por el momento. Lo único que nunca se le puede reprochar a Mann es el grado de perfección, de detalle, técnica, preciosismo y de control que se exige a sí mismo en cada plano, en la puesta en escena. Siempre digo lo mismo: búsquenme un color, o un objeto de un color determinado, que desentone en el conjunto ‘armónico-visual’ de un plano cualquiera de Michael Mann o Wong kar wai. Es prácticamente imposible. Y aquí los gustos tienen poco que ver. Son cuestiones estéticas y patrones que cualquier ojo o buen gusto agradece y entiende. Y seguimos… ¿’típico esquema de auge y caída del gángster’? Sí, sigue ese esquema, pero es que se trata de un biopic, y si no hubiera seguido ese esquema sí que hubiera salido descontento de la sala por serle infiel a la historia habiéndose propuesto la meta contraria. Y típico?? Si es que precisamente ese ritmo pausado que mencionas, esa letanía, ese tiempo que Mann nos da para que degustemos las imágenes y sólo ‘pensemos con la vista’, eso es lo que la diferencia de cualquier esquema típico. Es típico como cualquier biopìc, nunca como esquema cinematográfico. Desde mi opinión. Ahí sí que puedes encerrar cierta contradicción en la crítica, José.
De los tiroteos, punto y aparte. Ni digo nada. Los mjores de occidente (en Oriente está el gran Johnnie To).
Si es que sólo por lo acertadíiiiiisimo del reparto esta peli es mjor que muchas. (Cuando llegan los agentes de apoyo, y se bajan del tren, sólo se ven las piernas y luego se muestran esos caretos duros, clásicos, Kirbynianos… Sabes que son la polla de duros solo con verles la mirada.)
Luego la música es insuperable. (Tb como todas las OST de sus pelis. No sé cuántas veces habré escuchado Last Nite de Heat).
Y etc.etc.etc. Una peli no sólo se hace con la historia o el buen ritmo. El cine oriental está plagado de joyas y casi todas adolecen de estas dos características. El problema es si no hay una buena historia y tampoco hay otras cosas. Como Avatar. Pocahontas me gustó en su momento. Que se lleve el globo de oro me parece una broma de mal gusto.

PD. Reconozco que para el público en general enemigos públicos es una peli muy criticable. Quizás es que amo demasiado esa época y el noir clásico, y sólo con ver a Depp unos segundos tumbado en la cama, con la sobaquera todavía puesta y cn Am I blue sonando de fondo para mí está justificado el precio de la entrada. O ese guiño que hace cuando Baby Face Nelson imita a James Cagney. En fin, una maravilla. Peliculón.

zape
Lector
19 enero, 2010 0:42

Muy agradecido juan-man, y ya me contaras cómo, cuándo y dónde dirigiste a naschy, tenía fama de no ser precisamente el hombre más facil del mundo.

Parábola, Enemigos públicos no es que sea noir clásico precisamente, entre otras cosas porque es imposible, el noir retrataba su época, no en vano se le ha llamado el “neorrelismo americano”, lo que hace Mann es reproducir un canon juegando a la recreación mitómana/cinéfila de una memoria colectiva sobre el cine y el pasado. Pero eso no es clásicismo es ilusión de clasicismo. Enemigos… es una película moderna por completo, desde su forma estética hasta su discurso sobre la mitopoética americana. Un film muy ambicioso que supera las habilidades de Mann, un grandísimo formalista pero un dramaturgo mediocre. Con todo es de albar el intento y no se la puede desdeñar totalmente.

zape
Lector
19 enero, 2010 0:44

¡Ah!, juan-man, no te pierdas la entrevista-saga a Aguilar es mi greatest hits particular.

juan-man
juan-man
Lector
19 enero, 2010 0:48

De momento estoy repasando los “Naschys”, pero me iré poniendo al día con tu blog en general y, por supuesto, con los “Aguilares” en particular. Para no spamear más de la cuenta, te dejo un comentario en el blog contándote la peripecia naschyana y los links para que puedas ver el resultado.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
19 enero, 2010 12:36

Enemigos Publicos por lo que prometia me parece indefendible, y es una pelicula del monton. Mann no volvera a su nivel. Lo de Avatar me parece una verguenza, no entiendo como ha arrasado asi en los Globos de Oro.
La Edad de Plata de la TV para mi vino antes con la serie Twin Peaks y luego XFiles. Y Twin Peaks los ultimos capitulos, como han dicho por ahi, por obligacion de produccion quedaron asi y Lynch no se pudo sentar en dos meses. Las mejores de su epoca. Pero la verdadera Edad de Oro fueron esas series que las cadenas españolas curiosamente patearon el culo en España con horarios pesimos o nula promocion. Perdidos, Los Soprano, Roma, Mujeres Desesperadas, The Wire, Gallactica, …
Esas para mi son impresionantes, y Roma fue victima por ser tan explicita, pero de inmensa calidad. Y tambien debo decir, sinceramente, la gente que pone alguna por encima de Los Soprano, creo que no la han visto y simplemente han oido criticas excelentes y se apuntan al carro. Ninguna serie se le acerca para mi gusto, quien no la haya visto gracias a la Sexta o no tener el Plus, pues que la vea y si es en VO mejor. Si la hubieran puesto en el horario de Prison Break por ejemplo, todo el mundo imitaria el “No se, Tony” de Silvio y la mueca correspondiente o el “Fancuuuul” del mismo Tony, incluso algunos se teñirian las sienes como Paulie. No he visto una serie donde desarrollen mejor a los personajes(impresionante Chrissy en las ultimas temporadas compartiendo protagonismo con Tony), te cuenten como es la mafia moderna en realidad en un ambiente muy logrado, una violencia realista y seca que no se ve venir, una BSO magnifica, el reparto es el tipico que suele hacer de gangsters spaguetties en las pelis de Scorsese, Gandolfini se sale siempre y a veces hasta cae bien(en las primeras temporadas al menos), la aparicion de Steve Buscemi… joder, me podia tirar asi hasta mañana. Y muy de acuerdo con lo que se ha dicho, Perdidos es el Avatar de las series, pero en algunos momentos ha tenido mucha calidad y no solo fuegos artificiales.
Y lo de Deadwood no tiene nombre… la dejan en miniserie.

zape
Lector
19 enero, 2010 14:43

Ayer se escacharró esta conexión y no pude seguir con el rollo así que lo recupero ahora tal cual:

Efectivamente Pretty Boy Floyd murió unos pocos meses después (su caza es de lo mejorcito de la peli y muestra la firmeza de carácter y la determinación de Purvis con una sequedad magistral y la banda sonora con Ten Million Slaves ayuda lo suyo, ciertamente). Otra cosa que no me gusta de esta película (que vuelvo a repetir que me parece interesantísima en muchos aspectos) es la excesivamente lujosa reconstrucción de época y la fijación con situar al personaje en Chicago dando golpes en bancos gigantescos, cuando la realidad (o la autenticidad tan bien plasmada por Milius) es que eran gangsters rurales que operaban en bancos pequeños de villorrios poco vigilados, lo que provocaba mucha actividad y botines pequeños. Vuelta a Milius y a su acertado aire crepuscular/western, que resulta perfecto para esta época tan fascinante que fue el final de la América salvaje, unos años en los que la modernidad colisionó brutalmente con el pasado que se resistía a desaparecer. Estos forajidos románticos fueron los últimos outlaws, la estirpe de los hombres que forjan la mitología de Norteamérica, un panteón de individualistas dioses paganos con pistola que reafirman a la comunidad desde esa misma individualidad rampante.

zape
Lector
19 enero, 2010 16:50

Hay tienes razón, en las dos cosas, mann adapta lo histórico a su interes dramático (aunque eso no me parece mal) y se confunde a convertir la canción el el tema de los robos, que por si es una buena idea al sunrayar el toque western pero resulta reiterativo y sobre todo equivocado cuando ya lo habías usado antes. loq ue ocurre es que el pretende igular a ambos personajes mediante la música, representando así una equivalencia, el ser los últimos de una estirpe.

zape
Lector
19 enero, 2010 17:02

La tercera entrega de la ya celebérrima entrevista está saliendo en este mismo momento. Hala, toma exclusiva.

John Space
John Space
19 enero, 2010 17:16

zape, tu blog me interesa tanto que quisiera poder leerlo en papel. Qué palo, ?no?

zape
Lector
19 enero, 2010 17:47

Pues que más quisiera yo, John, ya me han aconsejado que me promocione por periodicos, revistas y donde sea amndando muestras a diestro y siniestro. Ojalá… como curiosidad ya son varios los que me han preguntado si soy profesional..y se me está subiendo un poco el pavo on yanto halago ciertamente. Bueno, me tengo que marchar a cumplir con unos recados ya veré esta noche la receoción del asunto, yo creo que esta tercera está muy bien , con cosa personales muy interesantes y alguna algo durilla.

Sputnik
Sputnik
Lector
19 enero, 2010 18:05

Leída la tercera parte de la entrevista a Aguilar. Gracias mil.
Por cierto, que sí: a mí también me cundiría una edición en papel, más que nada porque tanta densidad en una pantalla de ordenador cansa mucho.
 

jorgenexo
jorgenexo
19 enero, 2010 18:51

¿Aquí no le gustan a nadie Firendes, Fraser, Seanfield, Murphy Brown, Sigue soñando, Búscate la vida… o sólo estamos hablando de series de más de 20 minutos de duración por capítulo, es decir, obviamos sitcoms? Porque yo si he disfrutado de la tele, realmente ha sido con las sitcoms, que en los 90 tuvieron su edad dorada (quién me iba a decir a mí, hablando de los 60), sin menospreciar a mucho de lo por aquí comentado.

jorgenexo
jorgenexo
19 enero, 2010 18:56

Firendes… Friends, quería decir.

Parábola Durden
Parábola Durden
19 enero, 2010 18:58

Zape, José, estoy de acuerdo con muchas de vuestras opiniones acerca del film. Aún con esas, sigo pensando que es una gran película y que el enfoque de Mann no es tan desacertado como lo pintan.
Coincido cn José en que Mann no debería haber utilizado el ‘ralentí’ para remarcar la intensidad del Momento, y que quizás pegaba la sequedad y el visto y no visto de las ejecuciones de Scorsese, como menciona. Pero tb hay que ser justo cn Mann; Scorsese tenía una banico de personajes protagonistas y seudoprotagonistas (en Infiltrados) para cargarse y el director de la infravalorada Corrupción en Miami sólo tiene uno (con el resto no se profundiza ni se intenta). Como indicaba mi mayúscula, es el Momento, y si hubiera ordenado otro tipo de secuencia quizás el sabor agridulce que se le queda a gran parte del público sería aún mayor y más extendido. Pero sí; se pliega, hinca un poco la rodilla en ese punto.
Pero, por otra parte, no coincido en absoluto en que Mann intenta dar la sensación de que Dillinger es el último. Es que pienso y pienso y ese enfoque yo no lo encuentro en ninguna parte. Ninguna. Se quiere dar la sensación de urgencia en su captura, de intolerancia, de importancia dado el gángster que es, pero jamás se menciona o se alude a su condición de último de una especie. Para nada. Es el enemigo público, el más buscado, pero que se omitan a  muchos otros no quiere decir que no sigan dando la lata por ahí. De hecho, los que aparece y se carga Mann son miembros de la banda u otros criminales con nombre de la época, tampoco intenta dar la sensación de que ellos son los últimos. Se puede ver un halo de caída, de finalización de una época, pero nunca se matiza ni se insinúa la condición mencionada de Dillinger. No era ni fue el último.

Respecto a lo de que no es noir clásico; por supuesto que no. Pensé que se entendería que es lo que pretende Mann (a pesar de la técnica siempre vanguardista de la que hace gala), no lo que consigue. Simplemente por la imposibilidad atemporal que conlleva el clasificativo: classic noir.
Lo de sí los bancos eran más rurales o pequeños y no tan majestuosos como los mostrados… Bueno, sí, en la mayoría de las ocasiones, pero me parece una nimiedad. Licencias invisibles como esa se toman a miles los directores, y son de las que menos molestan o las que pasan más desapercibidas. En cualquier caso, me cuesta creer que a alguien le guste o le deje de gustar la peli pq los bancos no eran buenas recreaciones o no eran las acertadas.
En resumen, grandes aportaciones de José y zape. Coincido en puntos y en otros no.
Ah, y Nasty letter es el mjor tema de la OST. QUé manera tiene el crescendo de esa guitarra de implicarnos.