Avatar: La próxima sombra, de Jeremy Barlow, Josh Hood y Wes Dzioba

Hablamos de Avatar: La próxima sombra, una pequeña historia que ocurre justo después de los eventos de la primera película.

Por
1
1994

Edición original: Avatar: The Next Shadow (Dark Horse Comics, 2021)
Edición nacional/España: Avatar: La próxima sombra (Panini Comics, 2022)
Guion: Jeremy Barlow
Dibujo: Josh Hood
Color: Wes Dzioba
Formato: Cartoné. 88 páginas. 18,00 €

PREFACIO

Esta primera parte es una introducción bastante personal en la que hablo de mi relación con Avatar a lo largo del tiempo. Si queréis leer directamente la reseña del cómic, id a la sección de “Reseña”.

Como le ocurre a muchísimas personas, mi relación con la saga Avatar siempre ha sido un tanto distante. Hablo de saga porque así hemos de referirnos a ella hoy en día, pero lo cierto es que hasta hace muy poco tiempo Avatar era una película, individual, autoconclusiva, y ya está. Está claro que eso ha cambiado.

Recuerdo ir al cine a ver Avatar en 2009. Lo viví como una especie de evento. Media familia se juntó para ir al centro comercial Neptuno de Granada, ponerse unas gafillas que a los niños nos hacían mucha gracia y experimentar juntos lo que se vendía más como una experiencia sin igual que como una pieza cinematográfica al uso.

Al finalizar la sesión, recuerdo una alegría e ilusión general entre la gente. La película había gustado. Igual no había gustado por tener una historia profunda, diálogos impactantes o ideas originales; igual nos habíamos quedado más embobados con el revolucionario CGI y el 3D que otra cosa; pero sea cual sea la razón, como experiencia funcionó y se nos quedó marcada en la memoria.

Todos recordamos aquel día en que media familia se juntó para ver Avatar en 3D en el Neptuno, y el inusual bullicio que había en el cine cuando llegamos, y los bocatas que nos comimos después, y el juego de Los Simpson para la PSP que se compró mi prima en el Game, y hasta cómo volví a casa en el asiento derecho de atrás del coche de mi tío. Todos recordamos aquel día con detalle y cariño.

Y sin embargo, este diciembre, ante la llegada de Avatar 2, cuando alguien propuso el evidente y nostálgico plan de volver a juntarnos en familia para ir al cine a ver la secuela, 13 años después… a todos nos daba pereza. Al hablar sobre la película, incluso parecía que en realidad a nadie le había gustado especialmente la primera. Sí, todos recordábamos el día que pasamos juntos y cómo nos asombró el 3D; pero nadie recordaba lo más mínimo de la película en sí; y si íbamos a ir al cine, querían verla en 2D; y “la vin, tres horas y pico de Turbopitufos, qué palo”.

Estas reacciones de desgana ante el estreno de la secuela no eran algo exclusivo de mi familia. Al conversar con otros conocidos o darme una vuelta por Twitter, vi que muchísimas personas lo estaban viviendo de forma similar. Una sola secuela de “tres horas y pico” ya le estaba dando pereza a la gente, pero es que encima se propagaban por doquier las noticias de que hay planeadas otras tres entregas, más un videojuego, más decenas de cómics… En medio de la avalancha de contenidos que nos arrolla cada día, cuando puedes sentarte en tu salón y disponer de entretenimiento virtualmente infinito, ¿por qué iba a invertir la gente tanto tiempo, dinero y esfuerzo mental en una franquicia colosal si la película original ni siquiera les gustó especialmente?

Pero entonces fui al cine y me callé la boca.

Porque mirad que siempre me ha dado igual la primera película y que me daba muchísima pereza ver la segunda. Y aun así, cuando salí del cine hace unas semanas, lo hice lleno de entusiasmo. Tanto, que de pronto la idea de haya otras tres entregas, un videojuego o decenas de cómics me parecía hasta apetecible.

Los motivos de que me gustara tanto esta secuela no los voy a detallar ahora, que para desgranar pelis ya están aquí mis estupendos compañeros de la sección de cine. El caso es que, como consecuencia del entusiasmo que me hizo sentir, ahora he querido acercarme a los cómics de la franquicia. Lo hago con curiosidad, aunque también bastante escepticismo. Si estáis en una situación similar a la mía y os interesa saber si los cómics de Avatar valen la pena, esa es precisamente la pregunta que voy a intentar responder.

RESEÑA

Pocas semanas tras los eventos de Avatar 1, Jake Sully intenta construir una nueva vida para los miembros de su tribu. Pretende hacerlo en colaboración con los humanos que se quedaron en Pandora bajo la premisa de construir una nueva y mejor vida juntos. Sin embargo, pronto descubrirá que ser el líder de un clan no es para nada una tarea sencilla, que la arrogancia tiene un precio y que las heridas que dejó la guerra no son fáciles de ignorar para ninguno de los bandos. Y sobre todo, que no podrá resolver los conflictos entre Na’vi y humanos si no resuelve primero el que existe en su interior.

Publicada originalmente por Dark Horse Comics para el mercado norteamericano, Avatar: La Próxima Sombra es una miniserie de cuatro números escrita por Jeremy Barlow, con dibujo de Josh Hood y colores de Wes Dzioba. Este diciembre, con motivo del estreno de Avatar: El sentido del agua, Panini Cómics la ha traído al mercado español en un tomo de tapa dura.

Primero hablemos de los artistas implicados. Josh Hood es un guionista sin muchos trabajos relevantes en cuanto a creaciones propias se refiere. Sin embargo, dado su puesto de editor asociado y escritor en Dark Horse Comics, estamos hablando de un auténtico especialista en escribir cómics de franquicias. De sus dedos han salido guiones para universos como los de Alien vs. Predator, Star Wars, Hawken o Mass Effect. Puede que no se trate de uno de los nombres más reconocidos de la industria, pero su currículum (especializado además en la ciencia ficción) resulta sin duda suficiente para poder confiar en que esta persona sabe cómo poner una palabra detrás de otra.

Por otro lado tenemos a Josh Hood, principalmente conocido por trabajos menores en Marvel y también habituado a trabajar con franquicias gracias a su paso por los cómics de Star Trek. De nuevo, un nombre que puede generar cierta confianza, aunque quizás no tanto entusiasmo.

En general, los cómics basados en franquicias no destacan por su calidad. Se entiende que en muchos casos son productos generados más desde la perspectiva del merchandising que del arte, sin pretensiones de atraer a lectores que no estén familiarizados con la franquicia en cuestión y sin poder contar historias especialmente relevantes para su universo porque eso se reserva para “productos mayores”. Suelen ser cómics limitados en muchos sentidos y por eso parece lógico no tener expectativas muy altas hacia ellos.

Avatar: La próxima sombra es un cómic que sin duda padece de algunos de estos “males”. Para empezar, se trata de una historia de bastante poca importancia para la franquicia. Tampoco amplía la información que conocemos de su universo de forma significativa ni introduce muchos conceptos nuevos. La historia que se cuenta es original, eso sí, y tiene a Jake Sully como protagonista, llegando incluso a desarrollar un poco al personaje. Sin embargo, la relevancia general de la historia es escasa y la propia escala de la trama es muy contenida. Cuando uno piensa en Avatar, piensa en una historia enorme y épica, en una escala masiva en todos los aspectos (hasta en la duración). Aquí tenemos todo lo contrario. Una historia cortita, con pocos escenarios y prácticamente sin acción. Más que una historia independiente, parecen unas pocas escenas extra de la película original.

Una vez dicho todo esto, lo cierto es que personalmente he disfrutado este tomo. El motivo principal de ello es que, obviando lo comentado, estamos ante un cómic razonablemente bien escrito y dibujado. El ritmo de las escenas, sobre todo, es lo bastante bueno como para hacer que la lectura fluya (ayudada por la breve longitud del cómic) de principio a fin.

El guion ofrece diálogos interesantes, conflictos atractivos y algún que otro adorno literario que le sienta bien a la obra y le otorga un toque algo más personal. El dibujo, sin llegar a deslumbrar, presenta suficiente solidez narrativa y expresividad como para cumplir bien con su cometido.

Este cómic no tiene una historia enorme y llena de épica que se acerque a la escala de las películas. Tampoco revela mucha información relevante sobre el universo de Avatar o sus personajes. Sin embargo, su ejecución está lo bastante cuidada como para ser una lectura más que capaz de hacer pasar un buen rato a quienes tengan especial interés en la franquicia. Si ese no es vuestro caso, este cómic no es para vosotros.

Aparte de este tomo, Panini publicó a principios de 2022 otro cómic de la franquicia bajo el nombre de El destino de Tsu’Tey. De él os hablaremos las próximas semanas. No obstante, el plato principal todavía está por llegar, y es que este enero se publicará la primera parte de Avatar: El terreno elevado. Este cómic narrará lo que en un principio iba a ser Avatar 2, la primera concepción que James Cameron le dio a su película y que más tarde se acabaría descartando. Una idea que finalmente cobrará vida en la forma de un cómic que sirve de precuela para El sentido del agua. En este caso sí es de esperar, por tanto, una historia mucho más ambiciosa, con información muy relevante para el universo… y los Na’vi luchando en el espacio. Turbopitufos espaciales. No puedo esperar.

Lo mejor

• Aunque no deslumbre, es una obra bastante sólida en su ejecución.
• Cuenta con Jake Sully como protagonista y ofrece un poco de desarrollo para el personaje.

Lo peor

• El precio puede resultar un poco elevado para lo que es y el número de páginas.
• No es muy relevante para el universo de la franquicia.

Edición original: Avatar: The Next Shadow (Dark Horse Comics, 2021) Edición nacional/España: Avatar: La próxima sombra (Panini Comics, 2022) Guion: Jeremy Barlow Dibujo: Josh Hood Color: Wes Dzioba Formato: Cartoné. 88 páginas. 18,00 € PREFACIO Esta primera parte es una introducción bastante personal en la que hablo de mi relación…
Guion - 7
Dibujo - 7
Interés - 6

6.7

Contenida

Una historia muy contenida y sin mucha relevancia para el universo de Avatar, aunque bien ejecutada. Hace méritos suficientes para contentar a quienes estén interesados en la franquicia, pero no mucho más.

Vosotros puntuáis: 3.04 ( 1 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Eddie Brock
Eddie Brock
Lector
16 enero, 2023 12:31

Curioso lo de tener películas asociadas a sensaciones. Me paso algo parecido pero para bien. En el sentido de que cuando fui a ver Avatar fue con mi novia en aquel entonces su hermano y su sobrino. Y ahora hemos ido los mismos, pero ya estoy casado formalmente, fuimos además con mis dos hijos de 11 y 8 años y otra sobrina de 12 años que se añadió por eso de ver el 3d en cine oír primera vez. Al salir del cine de Avatar 2 pensé, hemos ido los mismos que al ver Avatar más los nuevos miembros de la familia, tonces por el lado familiar han ido bien las cosas.