Fábulas: La otra vida de los cuentos

Por
56
6965
 

Edición original: 2002/2015; Vertigo (DC Comics).
Edición España: I Norma editorial (dic. 2003); II Planeta/ECC Ediciones (abr. 2006/-); III ECC Ediciones (may. 2012/-).
Guión: Bill Willingham.
Dibujo: Mark Buckingham (principal), Lan Medina et al.
Entintado: Steve Leialoha (principal) et al.
Portadas: James Jean, Joao Ruas.
Rotulista: Todd Klein.
Color: Daniel Vozzo, Lee Loughridge, Sherilyn Van Valkenburgh.
Precio: Rústica: 9,95-14,95 € aprox. Edición de lujo: 24,95 €

 

La carrera editorial de Fábulas ha sido un auténtico camino de éxitos. Pilar actual básico, junto a Y, el último hombre y 100 Balas de la línea Vertigo, la serie que hoy nos ocupa es sinónimo de calidad, popularidad y buenas ventas. Ningún producto del sello, desde The Sandman, había gozado de una repercusión tal capaz de generar series regulares derivadas a partir de la principal. Este eco también ha alcanzado a una crítica rendida a los pies de una obra que acapara premios y elogios, así como a una blogosfera que aumenta la resonancia de la serie mediante foros, artículos y merchandising.

Creada y guionizada por Bill Willingham y dibujada por un equipo de artistas en el que sobresale la regularidad de Mark Buckingham, la cadencia editorial de Fábulas en USA es puntualmente mensual y sin sobresaltos desde su aparición en 2002, habiendo alcanzado a día de hoy el número 66 de la colección regular, el 15 del exitoso spin-off Jack de las Fábulas y el noveno tomo recopilatorio. El final de la serie está lejos hoy en día, en tanto en cuanto el guionista ha afirmado que “mientras las ideas y las ventas le acompañen” la serie seguirá en activo. No obstante, Willingham también afirmó en su día para Comic Book Resources (al poco tiempo de su salida al mercado), que tenía previsto un final para su obra; es decir, que conocía el principio y el final de la peripecia vital de sus protagonistas, pero no cuántas historias permitirían las ventas introducir entre ambos.

De momento, parece que muchas más.

Paralelamente, la andadura de Fábulas en España también ha venido marcada por la regularidad y –algo realmente reseñable en nuestro país– por la coherencia y unicidad en su formato. En diciembre de 2003 Norma Editorial comenzó la publicación de la serie con el primer tomo recopilatorio USA, Fábulas: Leyendas en el Exilio, al que le siguieron dos tomos más antes de perder los derechos de DC. Planeta DeAgostini optó, como excepción a su política para con Vertigo, continuar la publicación exclusivamente mediante tomos recopilatorios retomando la serie donde la dejó su antecesora (obviando el último tomo, un tanto bizarro), sin lanzar una edición de números mensuales. Además, para ser aún más exclusiva, Fábulas se convirtió en la primera serie del sello Vertigo para la que Planeta rescató sus primeros números en tomo, mediante un único volumen que recogió toda la etapa de Norma Editorial. La calidad de los tomos es excelente dentro de la rústica, si bien se echa de menos un mayor grosor y consistencia en la cubierta. Los números publicados son los siguientes:

Fábulas: Leyendas en el exilio (#1-5 USA). Dibujado por Lan Medina. Entintado por Craig Hamilton y Steve Leialoha. Color por Sherilyn Van Valkenburgh. Publicado por Norma Editorial, actualmente está descatalogado. Estos números recibieron el Premio Eisner 2003 al mejor arco argumental y a la mejor serie nueva (“serie revelación”, por así decirlo). No obstante, una curiosidad: este arco, típico de una novela de Agatha Christie, estaba planificado para constituir un arco intermedio dentro de la colección. Sin embargo en Vertigo pensaron que era una excelente carta de presentación para Fábulas y convencieron a Willingham de publicarlo en primer lugar de cara a ganar lectores.

Fábulas: Rebelión en la granja (#6-10 USA). Dibujado por Mark Buckingham. Entindado por Steve Leialoha. Color por Daniel Vozzo. Publicado por Norma Editorial, actualmente está descatalogado.

Fábulas: El último castillo (#11-13 USA; especial “El último castillo”). Tomo bizarro creado por Norma Editorial para la edición española y que partía la edición de TPBs americanos en dos. Planeta DeAgostini optó por obviarlo al retomar la edición, considerando que nunca existió y continuando a partir del tomo inmediatamente anterior. El material correspondiente se encuentra, por tanto, ya reeditado y disponible.

Fábulas: Leyendas en el exilio [bis] (#1-10 USA). Tomo publicado por Planeta DeAgostini en la Expocómic 2007 con la voluntad de unificar la edición de Fábulas en castellano y recoger todo el inicio de la serie publicado por Norma Editorial (descatalogado). Tras la salida al mercado de este tomo, el lector no precisa comprar ningún volumen de la etapa de Norma Editorial. 256 páginas. 15,95 €. Reseña.

Fábulas: Una historia de amor (#11-18 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Lan Medina, Linda Medley y Bryan Talbot. Entintado por los propios dibujantes (excepto Lan Medina) y Steve Leialoha. Color por Daniel Vozzo. Publicado por Planeta DeAgostini. 192 páginas. 12,95 €. Reseña.

Fábulas: La marcha de los soldados de madera (#19-21; #23-27 USA; especial “El último castillo). Dibujado por Mark Buckingham, Craig Hamilton y P. Craig Russell. Entintado por los propios dibujantes (excepto Craig Hamilton) y Steve Leialoha. Color por Lovern Kindzierski y Daniel Vozzo. Publicado por Planeta DeAgostini. 240 páginas. 14,95 €. Premio Eisner 2005 al mejor arco argumental.

Fábulas: Las crueles estaciones (#22; #28-33 USA). Dibujado por Mark Buckingham y Tony Akins. Entintado por Steve Leialoha y Jimmy Palmioti. Color por Daniel Vozzo. Publicado por Planeta DeAgostini. 168 páginas. 11,95 €.

Fábulas: Tierras natales (#34-41 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Lan Medina y David Hahn. Entintado por Steve Leialoha, Dan Green y David Hahn. Color por Daniel Vozzo. Publicado por Planeta DeAgostini. 192 páginas. 12,95 €. Premio Eisner 2006 al mejor arco argumental. Este número contiene además la historia a partir de la cual aparece el spin-off Jack de la Fábulas.

Fábulas: Las mil y una noches (y sus días) (#42-47 USA). Dibujado por Mark Buckingham y Jim Fern. Entintado por Andrew Pepoy, Jimmy Palmioti y Steve Leialoha. Color por Daniel Vozzo. Publicado por Planeta DeAgostini. 144 páginas. 11,95 €.

Fábulas: 1001 Noches de Nieve (Fables: 1001 Nights of Snowfall). Tomo autoconclusivo cronológicamente situado antes del inicio de la serie y que narra las aventuras de Blancanieves cuando ejerció de embajadora en el País de las Fábulas Orientales. Este especial está concebido para leerse justo después del volumen anterior, y en él hay un baile de artistas considerable con dibujantes de la talla de Charles Vess, Brian Bolland, John Bolton, Michael Wm. Kaluta, James Jean, Tara McPherson, Derek Kirk Kim, Esao Andrews, Mark Buckingham, Mark Wheatley o Jill Thompson. 144 páginas. 12,95 €. Reseña.

Fábulas: Lobos (#48-51 USA y mapas de Villa Fábula y La Granja). Dibujado por Mark Buckingham, Shawn McManus y Bill Willingham. Entintado por Steve Leialoha, Shawn McManus, Andrew Pepoy y Bill Willingham. Color por Lee Loughridge y Daniel Vozzo. Publicado por Planeta DeAgostini. 128 páginas. 9,95 €. Reseña.

Fábulas: Hijos del Imperio (#52-59 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Michael Allred y otros muchos artistas invitados. Entintado por Steve Leialoha, Andrew Pepoy y otros artistas invitados. Color por Lee Loughridge, Laura Allred y otros artistas invitados. Publicado por Planeta DeAgostini. 200 páginas. 12,95 €. Reseña.

Fábulas: El Buen Príncipe (#60-69 USA). Dibujado por Mark Buckingham y Aaron Alexovich. Entintado por Aaron Alexovich, Mark Buckingham, Steve Leialoha y Andrew Pepoy. Color por Lee Loughridge. Publicado por Planeta DeAgostini. 240 páginas. 14,95 €. Reseña.

Fábulas: La Gran Guerra (#70-75 USA). Dibujado por Mark Buckingham y Niko Henrichon. Entintado por Mark Buckingham, Steve Leialoha, Andrew Pepoy y Nicho Henrichon. Color por Lee Loughridge y Nicho Henrichon. Publicado por Planeta DeAgostini. 192 páginas. 14,95 €. Reseña.

El Arte de Fábulas, por James Jean (Fables covers, by James Jean USA). Volumen especial sin ningún desarrollo argumental dedicado a recopilar las portadas de la serie a cargo de James Jean –hasta el número #75 USA–. Incluye bocetos y comentarios del artista, y es más una curiosidad destinada a los seguidores acérrimos de la colección y del estilo del autor que un tomo de obligada lectura. 208 páginas. 30,00 €. Un vistazo en Los Diarios de Villa Fábula.

Fábulas: Las Edades Oscuras (#76-82 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Peter Gross, David J. Hahn y Mike Allred. Entintado por Peter Gross, David J. Hahn, Andrew J. Pepoy y Mike Allred. Color por Lee Loughridge y Laura Allred. Publicado por Planeta DeAgostini. 176 páginas. 14,95 €. Reseña.

El gran cruce de las Fábulas (Fables #83-85 USA, Jack of Fables #33-35 USA, The Literals #1-3 USA). Crossover entre Fábulas y Fábulas presenta: Jack tanto en las series regulares de ambas colecciones como en la miniserie creada ad hoc de título Los Literales. Guión de Bill Willingham y Matthew Sturges. Dibujado por Mark Buckingham, Tony Akins y Russell Braun. Entintado por Dan Green, Jose Marzan Jr. y Andrew J. Pepoy. Color por Lee Loughridge y Daniel Vozzo. Publicado por Planeta DeAgostini. 224 páginas. 20,00 €. Reseña.

Brujas (#86-93 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Jim Fern y David Lapham. Entintado por Daniel Green, Craig T. Hamilton, David Lapham, Steve Leialoha y Andrew J. Pepoy. Color por Lee Loughridge. Publicado por Planeta DeAgostini. 192 páginas. 16,95 €.

Rosa Roja (#94-100 USA). Guión de Bill Willingham y Mark Buckingham con motivo especial del número #100. Dibujado, entintado y coloreado por Mark Buckingham, Bill Willingham, Adam Hughes y otros artistas invitados. Publicado por Planeta DeAgostini. 248 páginas. 20,00 €.

Supergrupo (#101-107 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Eric Shanower y Terry Moore. Entintado por Steve Leialoha, Andrew J. Pepoy, Richard Friend y Terry Moore. Color por Lee Loughridge. Último número publicado por Planeta DeAgostini. 152 páginas. 12,95 €

A partir de enero de 2012 la serie pasa a ser editada por ECC Ediciones, editorial de nuevo cuño que sustituye a Planeta al frente de los derechos de DC Comics/Vertigo en nuestro país. Se mantienen diseños y formato en esta nueva andadura, aunque a partir de mayo de 2012, con motivo del Salón del Cómic, se inicia desde cero una nueva edición de lujo de la serie: tomos en cartoné con sobrecubierta, con un primer volumen que consta de 264 páginas (10 números USA) y cuesta 24,95 €. La periodicidad de esta nueva edición es semestral. Sea como fuere, la edición en rústica sigue su curso sin solución de continuidad con respecto al último tomo de Planeta:

Heredar el viento (#198-113 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Adam Hughes, P. Craig Russell y Ramón F. Bachs. Publicado por ECC Ediciones. 144 páginas. 12,95 €.

Cachorros en la Tierra de los Juguetes (#114-121 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Shawn McManus y Steve Leialoha. Publicado por ECC Ediciones. 176 páginas. 15,95 €.

Blanca Nieves (#122-129 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Gene Ha y Shawn McManus. Publicado por ECC Ediciones. 176 páginas. 15,95 €. Reseña.

Camelot (#130-137 USA). Dibujado por Mark Buckingham y Barry Kitson. Publicado por ECC Ediciones. 176 páginas. 15,95 €.

Felices para siempre (#138-144 USA). Dibujado por Mark Buckingham, Eric Shanower, Russ Braun, Steve Leialoha y Tony Akins. Publicado por ECC Ediciones. 152 páginas. 14,50 €.

Por otra parte, el comienzo de la publicación del spin-off Jack de las Fábulas (co-escrita por Willingham y Matthew Sturges) en nuestro país tuvo lugar con motivo del Salón del Cómic de Barcelona ’08, y la serie está analizada en un artículo aparte. Asimismo, cabe destacar que la colección ha conocido otros spin-offs puntuales publicados en España (como Fábulas presenta: Cenicienta, miniserie de seis números a cargo de Chris Roberson y Shawn McManus; su secuela a cargo de ECC Ediciones, Fábulas presenta Cenicienta: Las fábulas son para siempre; Fábulas: Hombres Lobo en el corazón de América, también a cargo de ECC Ediciones); una segunda serie regular derivada, de nombre Fabulosas (Fairest en el original), también publicada por ECC Ediciones; e incluso novelas en prosa como Peter & Max: A Fables novel (publicada por ECC Narrativa).

Para terminar la larga introducción, comentar que en diciembre de 2008 se anunció que la cadena estadounidense ABC produciría un episodio piloto de una hora con la ambición de trasladar la colección de Willingham a la pequeña pantalla. Posteriormente, Willingham mencionó que el proyecto televisivo se abandonaba, algo que luego pasó a ser lógico dados los parecidos que plantearía con la serie Once upon a time y, secundariamente, también con Grimm (de hecho, el autor comparó su colección con la primera de las series en esta entrevista para CBR). Empero, el proyecto de adaptación visual podría tener una segunda vida en el cine: tras unos primeros rumores en 2008, en 2013 The Hollywood Reported sorprendió con la noticia de que Warner Bros tiene pensado llevar la obra a la gran pantalla con el director Nikolaj Arcel (responsable de Un asunto real) al frente del proyecto.

NOTA: Tras más de diez años de recorrido editorial, diversos spin offs e incluso cruces con otras series del sello (como The Unwritten), el 1 de noviembre de 2013 el propio Bill Willingham se encargó de anunciar que Fábulas concluiría en su número #150 USA. La colección derivada que se publicaba paralelamente a la serie madre en esos momentos, Fairest, también cesaría su publicación, poniendo fin a todo el universo creado por el autor.

Argumento

Las fábulas y personajes de los cuentos y el folclore popular existen, y habitan sus propios mundos; mundos paralelos comunicados entre sí a través de “puertas”. Siempre han vivido apartados, dejando que sus historias fluyeran libremente para enriquecer el imaginario de nosotros, los “mundanos”. Su vida era plácida hasta que, hace ya varios siglos, empezaron a ser perseguidos. Un ejército cada vez más grande y vasto, comandado por un emperador conocido únicamente como El Adversario, está conquistando mundo tras mundo, ganando batallas contra las fábulas y acumulando todos los conocimientos y artefactos mágicos que encuentra a su paso. Los que no se someten son esclavizados o ejecutados.

Sin embargo, algunas de estas fábulas han encontrado una salida: emigrar a un mundo libre de magia y fantasía, pero tranquilo y calmo. El nuestro. Nuestra realidad les ofrece un lugar donde poder establecerse como refugiados, donde camuflarse y pasar desapercibidos, donde comenzar de nuevo. Tras cruzar y sellar las puertas para evitar la llegada aquí de su misterioso enemigo, estos supervivientes se establecen en dos sedes del estado de Nueva York. La primera es un lujoso centro residencial en pleno corazón de la ciudad, Villa Fábula, donde las fábulas de apariencia humana establecen el gobierno provisional. La segunda, una granja a las afueras donde animales parlantes pueden campar a sus anchas sin miedo a llamar la atención.

Este cómic cuenta su historia: cómo fueron expulsados, cómo llegaron aquí hace más de doscientos años, cómo cuidan su anonimato entre nosotros, cómo están organizados, cómo promulgaron una amnistía para integrar a todos los supervivientes independientemente de sus delitos pretéritos y, sobre todo, cómo intentarán luchar –haciendo frente a enemigos y traidores– para poder algún día volver a lo que ellos llaman las Tierras Natales. Su hogar.

Personajes principales

Este es quizás uno de los cómics de protagonismo coral más profuso en personajes que se hayan visto. La firme voluntad de Willingham de crear un universo propio para todas las fábulas y cuentos lo precisa. Así, entre los habitantes de Villa Fábula tenemos a personajes muy conocidos como la Bella y la Bestia, Cenicienta, Papamoscas (el príncipe con forma de rana al que hay que besar) o Caperucita Roja. Otros son más específicos, como el Rey Cole (leyenda británica de origen celta) o simplemente menos conocidos, como el Dr. Swineheart (del cuento de los hermanos Grimm Los Tres Cirujanos de Guerra). Sin embargo, el guionista no se ha quedado ahí, incorporando a lo largo de la colección a personajes de libros (Edmundo Dantés), árabes (Simbad) y, próxima y presumiblemente, orientales. En este enlace podéis encontrar una lista de todos los personajes que han ido apareciendo en Fábulas, así como fichas para saber de qué imaginario popular proceden.

Ahora bien, sí podemos encontrar un conjunto de personajes centrales poseedores de un protagonismo más destacado que los eleva de la categoría de “secundarios”, si bien algunos de ellos adquieren dicho protagonismo bien avanzada la serie. Lo que está fuera de toda duda es que los personajes favoritos de Willingham son Blancanieves y el Lobo Feroz, como él mismo reconocía con las siguientes palabras para CBR: “son los personajes centrales y, por tanto, los que más tiempo he pasado diseñando al principio y a los que les he dado consiguientemente más historias.” En todo caso, ahí va una lista de protagonistas más o menos destacados:

Blancanieves. Sacada directamente de los cuentos de los Hermanos Grimm Blancanieves y Rosa Roja y Blancanieves y los siete enanitos, “Blanca” –como la llaman sus más íntimos conocidos– es una de las principales protagonistas del cómic en tanto en cuanto es la responsable de la administración de Villa Fábula y teniente de alcalde (alcaldesa en la sombra, más bien, dada la ineptitud del alcalde Rey Cole). Ex-esposa del Príncipe Encantador, Blancanieves es una mujer fuerte y curtida que ha dejado atrás su inocencia para sobreponerse y liderar la comunidad de exiliados. Sin embargo, bajo esa apariencia se esconde una mujer sensible que vive para, algún día, encontrar la felicidad en la vuelta a casa. Su relación de amor-odio con el Lobo Feroz es una de los mejores subargumentos que se han visto en un cómic. Una curiosidad: hasta ahora se niega a hablar de su aventura con los enanos.

El Lobo Feroz. Hijo de una loba y del Viento del Norte (lo que le confiere su capacidad de soplar tan fuerte), procede de diversas interpretaciones de cuentos de la tradición oral como Caperucita Roja o Los Tres cerditos. “Feroz” es otro de los personajes de gran relevancia en la mayoría de los arcos argumentales: habiendo ayudado a numerosas fábulas a exiliarse, se benefició de la amnistía general para con los crímenes cometidos en las Tierras Natales al llegar a Villa Fábula, lugar donde –gracias a su capacidad de mutar a voluntad en forma humana– tiene el cargo de sheriff y jefe del servicio de espionaje. Hombre de palabra, es rebelde e independiente y posee pocos escrúpulos con los enemigos de los exiliados, pero su fidelidad para con la causa y los habitantes de la comunidad siempre está fuera de toda duda. Su espíritu libre le llevó a participar en las guerras mundiales, y a inspirar el mito del licántropo entre los “mundanos”.

Príncipe Encantador (o Azul). Divorciado de Blancanieves, La Bella Duermiente y Cenicienta, nuestro Príncipe Azul no es tan encantador como lo pintan los cuentos. Emisor de feromonas capaces de hacer temblar a cualquier mujer, es un ególatra engreído que gusta de engatusar a mundanas cual gigoló para sobrevivir y mantener su vida de lujos. Su ambición no tiene límites pero, contra todo pronóstico, cuando colma sus perspectivas de gobierno resultará excepcionalmente competente y eficaz. Actualmente es uno de los activos más importantes de Villa Fábula (muestra de que la evolución de los personajes en este cómic es constante).

Chico de Azul. Procedente de una canción para niños, este personaje es toda una sorpresa. En Villa Fábula es un joven ayudante de oficina, algo taciturno y aficionado a tocar la trompeta. Pero detrás de este aspecto inofensivo se esconde uno de los más grandes héroes de las Tierras Natales, hábil mago y mejor espadachín. Cuando decide, por amor, abrir una puerta y regresar a los peligros de su mundo de origen da lugar a una de las mejores epopeyas fantásticas de espada y brujería que se recuerdan desde El Hobbit, y que se recoge en el tomo de Tierras Natales (sin ninguna duda, mi arco argumental favorito). Tras esta peripecia sus conciudadanos, que veían en él a un becario sin iniciativa, lo reverenciarán como el héroe que siempre fue.

Frau Totenkinder. De poca relevancia en los primeros arcos argumentales, Frau Totenkinder es la líder de la comunidad mágica de Villa Fábula. Bruja inteligente y de gran poder, se acogió a la amnistía al llegar a nuestro mundo para pasar a ser una integrante aparentemente inofensiva de la comunidad de exiliados, vendiendo a las fábulas más pudientes algunos encantamientos y hechizos de glamour (necesarios para que los exiliados no humanoides posean una apariencia adecuada en la ciudad, de forma que no tengan que vivir en la Granja). Sin embargo, cuando llega la hora de la batalla, se revela como la última y más poderosa línea de defensa. Su identidad (no explicada hasta bien entrada la serie) es muy conocida, siendo quizás su personaje el más temible para los niños que conocemos su cuento de origen.

Jack Horner. Es tal vez el personaje más prolífico en el mundo real, pues en nuestro imaginario ha comprado legumbres que alcanzaban las alturas más remotas, matado gigantes, jugueteado con el invierno (como Jack Frost), inspirado la calabaza de Halloween (como Jack O`Lantern) o compartido andanzas con una tal Jill en una canción popular inglesa. Juguetón, granuja y estafador, pero también valiente y carismático, Jack es el crápula más grande de Villa Fábula. Sus múltiples andanzas lo llevarán a buscar (como otras fábulas) sitio entre los mundanos. Las hazañas de Jack entre nosotros a partir de su egresión de la comunidad de exiliados es la base del spin-off de Fábulas: Jack de las Fábulas, de próxima publicación en nuestro país.

La Granja. Regentada por la antaño díscola Rosa Roja (hermana de Blancanieves), la Granja es un terreno anexo a Villa Fábula al norte de la ciudad. Acoge a la mayor parte de las fábulas no humanas incapaces de pagarse un hechizo de glamour, al tiempo que sirve de retiro, penitenciaría y almacén de armamento pesado. Los contrastes con sus compatriotas urbanitas reflejan en el cómic el viejo conflicto de la lucha de clases, si bien todos ellos se unen siempre sin vacilación ante los ataques externos. Entre sus habitantes más ilustres están la reivindicativa Ricitos de Oro, Los Tres Cerditos, Los Tres Ositos, Shere Kahn, Bagheera y un largo etcétera.

El Adversario. Cabeza visible de un gran imperio, El Adversario y todas sus huestes de magos, orcos y trolls están fundamentados claramente en Sauron, el Señor Oscuro del Anillo. Cabe destacar, sin embargo, que los “reinos sometidos” son extremadamente calmos, con una arquitectura de corte renacentista, mayoría de habitantes de forma humana y un cuerpo burocrático muy desarrollado. Además, el ejército opresor incluye a otras fábulas de diversa naturaleza, como la bruja Baba Yaga (procedente del floclore eslavo) o la Reina de las Nieves (de un cuento de Andersen del mismo nombre). La ambición y maldad de su Señor, sin embargo, no tiene límites, y entre sus planes más próximos está el sometimiento de las fábulas árabes y la conquista de ese reducto de exiliados –nuestros protagonistas– que ha escapado a la conquista de las tierras europeas. Por cierto, una curiosidad: la identidad del Adversario es uno de los secretos mejor guardados de la colección durante los primeros arcos de la misma, pero inicialmente el personaje que al final se esconde bajo su nombre iba a ser otro del que finalmente aparece en la colección. Si queréis saber cuál era la primera opción, seguid el enlace (ojo, hay spoilers masivos).

Habla el autor

¿De dónde nace la idea de un cómic como Fábulas? Uno podría pensar que en su génesis está la voluntad de sorprender y llamar la atención de la audiencia mediante la traslación a un sello para “lectores adultos” de los cuentos populares de siempre. Pero no. La voluntad es la de mantener vivos a estos personajes en un mundo cada vez más mediatizado por los videojuegos, el cine y las grandes epopeyas de espada y brujería, al estilo del Señor de los Anillos, las Crónicas de Narnia, Dragonlance y demás. Willingham lo reconoce sin paliativos: “siempre he amado a estos personajes de la mitología y el folclore y siempre los he usado en las historias que he escogido contar. Desde las historias de superhéroes hasta las de terror, siempre han estado entre bambalinas, de forma que era cuestión de tiempo dedicarles todo el protagonismo”.

Ahora bien, es innegable que si bien los personajes que ha “adoptado” son de dominio público (nadie tiene que pagar por su uso), sí tienen una fuerte presencia en el imaginario colectivo como para introducir cambios, aunque Willingham es muy claro a este respecto: “Para mí es fácil hacerlo porque, simplemente, no me preocupo por ello […]. Personalmente no me interesa la obra de ningún autor que se pregunte cuánto puede desviarse”. En todo caso, posee una explicación más elaborada para justificar su caso ya que más o menos viene a decir que, ya que se está basando en el folclore y los mitos populares y que estos han ido cambiando a medida que se han ido contando de generación en generación, lo único que ha hecho ha sido contribuir a que se transmitan de otra forma; es decir, continuar la cadena de cambios de las historias originales. Sólo que, en vez de cambiar las historias en sí, las ha continuado.

De lo que no hay ninguna duda es de que Fábulas se enmarca dentro de una corriente de revisitación de estas historias, con un referente claro en la novela Wicked, Memorias de una bruja mala de Gregory Maguire, una puesta al día en clave adulta y sociopolítica del mundo de El Maravilloso Mago de Oz, con gran éxito en USA (musical incluido). El propio Willingham admite que la serie fue aprobada por DC justo a la par que comenzaba la promoción de Shrek, película con la que Fábulas también guarda algunos puntos en común. Esta “fiebre” es explicada por el guionista de la siguiente forma: “Tal vez todos nos hayamos cansado de la Disneyficación de nuestros cuentos de hadas y queramos de vuelta sus viejas, oscuras y siniestras versiones. En mi caso he usado material de antes de que estas historias se adaptaran a una sociedad más delicada, [pero al mismo tiempo] he forzado el análisis de estas viejas historias por parte de puntos de vista modernos”. Según el autor, algunos ejemplos serían el hecho de que El Príncipe Encantador fuera el galán final en varios cuentos (lo que sugeriría adulterio o divorcio de relaciones previas), los celos de Rosa Roja para con su hermana o la frustración sexual de un siempre niño Pinocho. Estos cambios citados son los que precisamente mejor acogida han tenido en USA. En especial los más sorprendentes para el autor son los casos de Barba Azul y El Príncipe Encantador, “retratados como dos canallas bastardos, cada uno a su manera” que aún así han caído bien a todo el mundo (cómo sólo los “buenos villanos” pueden hacer).

Otras influencias. Asimismo, Willingham también admite otras referencias, tal y como reflejan estas palabras: “En el arco argumental que tiene lugar en la Granja podemos ver influencias de ‘Rebelión en la Granja’, ‘El Señor de las Moscas’ o ‘Siete días de mayo’. Básicamente la serie puede verse influenciada por cualquier cosa que me interese”. Precisamente los primeros arcos de la serie son en los que a mi juicio más se observan los bandazos en el género de la historia, algo que también admite el autor: “Tenemos una historia de asesinatos, seguida por un thriller político, un “robo sofisticado” [en este contexto es la mejor traducción de ‘caper story’] una historia de amor en cuatro partes y, por último una larga historia de espionaje”.

En todo caso lo que más problema le da a Willingham es lo que él llama “balancear” la parte mágica de la historia con los aspectos humanos/realistas. Esto requiere tener que trabajar enormemente con los personajes principales. Precisamente por eso, Blancanieves y el Lobo Feroz son sus favoritos: “Ejemplifican perfectamente la premisa fundamental de esta serie, en la que ambos son personajes completamente diferentes a los que eran en los cuentos originales. Ellos han mutado a nuevos personajes a través de una evolución estratificada justificada y comprensible basada en todo lo que les ha ocurrido desde que los conocimos hasta su aparición en la serie. Por supuesto que los lectores no conocen cada acontecimiento que les ha hecho cambiar, pero yo sí y, eventualmente, lo iré revelando”. Como vemos, es esta humanización la que permite ese “balance” del que hablábamos al comenzar el párrafo: la humanización de un personaje mágico como forma de hacerlo creíble; realista.

Equipo creativo. Uno de los aspectos que hacen a Fábulas especial es el hecho de tener un equipo artístico distinto para cada arco argumental; una elección personal que Willingham hace y explica a la perfección: “Tiene dos ventajas incuestionables sobre hacerlo con un solo artista. La primera es que lleva un cierto tiempo dibujar cada número de la serie, y hacer un buen trabajo lleva aún más tiempo […] Y nosotros queremos que Fábulas salga mensualmente. Así que, con múltiples dibujantes, podemos darle a cada uno el tiempo que necesite para completar su arco argumental, mientras otros trabajan simultáneamente en diferentes arcos. En un mismo momento, podemos tener tres o cuatro dibujantes trabajando en diferentes historias. Segundo, así puedo trabajar con varios dibujantes excepcionales, en vez de hacerlo con uno solo”.

De lo que no hay duda es de que tenemos Fábulas para rato“cada historia implica nuevas preguntas que introducen nuevas historias y así hasta que todo se sale fuera de control. Tengo más ideas para arcos argumentales de Fábulas de las que podría hacer en una vida, y sólo acabamos de empezar. La parte fácil del trabajo: cobrar los cheques. La más difícil: todo lo demás”.

Análisis conceptual

De todas las frases de Bill Willingham que pueden leerse en las entrevistas que le hacen los medios especializados, hay en concreto dos que suponen el pilar fundamental de esta magnífica serie que es Fábulas. La primera de ellas, citada en el apartado anterior, es la siguiente: “Siempre he amado a estos personajes de la mitología y el folclore y siempre los he usado en las historias que he escogido contar” (Bill Willingham). Seamos sinceros ¿quién hoy en día cuenta a sus hijos los cuentos que nos contaban a nosotros de pequeños nuestra abuela o nuestra madre? Peor ¿quién los recuerda todos sin acudir a alguna obra de consulta a leerlos?

Es innegable que la sociedad está cambiando: internet, videojuegos, películas, dibujos animados algo descerebrados o hasta nuestro medio (el cómic) son factores que –unidos a la incorporación de la mujer al mercado laboral, la sobresaturación en la jornada de trabajo o la despoblación de las áreas rurales– están condicionando una forma distinta de vivir la infancia. Hoy en día, la mayor parte de los niños la viven solos. Nadie tiene tiempo para ellos ni para narrar esas viejas historias que nos solían susurrar antes de acostarnos y que implicaban a niños diminutos, muñecos de madera, lobos que soplaban y abuelitas desvalidas. Pero es que además, muchos de nosotros las hemos olvidado y en muy pocas casas hay ejemplares de los cuentos de Andersen o los hermanos Grimm. En efecto, una cultura que era de transmisión netamente oral se está perdiendo por esa falta de tiempo y de memoria que hace a las tradiciones desvanecerse en las arenas de la historia para no ser desenterradas jamás.

Por si fuera poco, una nueva mitología está sustituyendo a la antigua: El Señor de los Anillos (una obra que antes no se leía por su densidad hasta los trece o catorce años) se ha popularizado mediante las películas; Matrix es nuestra trilogía generacional; Harry Potter es todo un fenómeno y niños de apenas nueve años disfrutan del Halo 3 en su flamante Xbox 360. Incluso si alguien les contara ahora, hoy en día, algún cuento de ese imaginario popular clásico, lo más probable es que el chaval estallara en una carcajada ante lo pueril de la materia. Las propias películas de Walt Disney, último bastión de Aladino o Blancanieves son hoy en día pasto de una infografía mucho más competitiva que introduce de paso guiños para los adultos acompañantes de turno.

¿De qué modo salvar pues, nuestros recuerdos? Mediante la revisitación. Lo que no puede subsistir se reformula. Como en el Gatopardo, todo debe cambiar para que todo siga igual. Y Fábulas, bastión de la revisión de los cuentos clásicos de hadas en el mundo del cómic, es además un brillante ejercicio metaliterario en el que los personajes de siempre se ven obligados a abandonar su mundo (las historias clásicas) ante al avance de un misterioso y omnipresente ejercito invasor formado por orcos y remedos del agente Smith (los nuevos fenómenos de masas) y venir a parar a un mundo donde, más adultos y complejos, viven nuevas aventuras (su renacimiento ficcional y real para un público que ha crecido). Si yo fuera Willingham ya sabría exactamente cómo acabar Fábulas: destapando la tapadera de Villa Fábula y haciendo a los mundanos ayudar a los exiliados a vencer al ejército del Adversario y retornar a sus hogares. El final poético. La justicia perfecta.

Pero he dicho que había dos frases que condicionaban esta obra, y la segunda (al menos para mí) es ésta: “Siempre quiero saber qué pasa después en cualquier historia que leo” (Bill Willingham). En otras palabras, lo que no evoluciona está muerto. La vida no tiene fin y, cuando lo tiene, unos creen que todo se acaba y otros piensan que se pasa a una vida mejor. En cualquier caso, algo distinto. Pero si el arte imita a la vida (o al revés), ¿cómo es posible que las obras de arte que se desarrollan temporalmente acaben? No sabemos qué le ocurre a Edmundo Dantés cuando parte al final de El Conde de Montecristo ni sabemos qué ocurre con Travis Bickle después de salvar a una jovencísima Jodie Foster. Tampoco sabemos a dónde cabalgan Jesse y Tulip al final de Predicador ni qué aventuras correrá Christopher Chance después del último número de Blanco Humano, cuando se aleja taciturno de su casa. Tampoco sabemos qué ocurre el día después de la caída de la sociedad fascista de V de Vendetta.

Cualquier final en un libro, una novela, un cómic o una película es falso y rompe la credibilidad de la historia. Permite hacerla redonda, hacer que signifique algo; es cierto. Pero también destruye toda la ilusión de existencia de sus personajes. Sólo la creación constante de historias nuevas e imprevisibles puede imitar a una vida en la que no se pueden ni anticipar acontecimientos, ni repasar las páginas ni rebobinar y reproducir de nuevo. Así que, si realmente amas a un personaje y tienes inventiva, simplemente lo mantienes ahí, imaginando nuevas peripecias, haciéndole avanzar existencialmente a medida que uno mismo crece.

Lo que hace Bill Willingham en Fábulas es mantener vivos aquellos personajes que ama, evitando romper su ilusión de existencia dejándolos sin aventuras que vivir. Y sinceramente, espero que lo siga haciendo mucho tiempo. Como poco, entretiene. Como mucho, mantiene con vida para otros con menos inventiva que él personajes que nunca deberían morir.

Aspectos técnicos

Hay dos o tres expresiones que nos permiten catalogar y definir el aspecto técnico de una serie como Fábulas, en la que la precisión se hace extremadamente difícil en tanto en cuanto existe una frecuente permutación en el equipo artístico y gran longevidad en cuanto a periodo de publicación se refiere. A nivel compositivo podemos decir que la serie tiende a ser ecléctica y clásica a la vez. Es ecléctica porque no hay ningún tipo de viñeta predominante, pudiéndose encontrar cualquier tipo de formato: viñetas cuadrangulares, viñetas redondas, paginas sin viñeta (el personaje sobre un fondo blanco no delimitado), viñetas a una sola página, viñetas panorámicas, etc… No obstante, el estilo suele permanecer homogéneo entre arcos argumentales dibujados por el mismo autor (pero no necesariamente en arcos distintos). Valgan como ejemplo las dos páginas que vemos a continuación, dibujadas ambas por Mark Buckingham, una con una composición regular y la otra con profusión de superposiciones.

Partiendo de esta base también podemos afirmar que la composición es clásica: aunque el formato de viñeta varía y condiciona evidentemente el formato de la pagina, éste no suele destacar excepto en contadas ocasiones. Es decir, la disposición de las viñetas entre sí suele atender a cánones clásicos con respeto al espacio interviñeta (de color, o incluso levemente historiado) y pocas veces hay en la composición de página recursos que descoloquen o aturdan al lector, si bien sí pueden llamar frecuentemente su atención.

El conjunto compositivo se hace así muy funcional (se usa lo que hace falta cuando se considera necesario para crear un efecto), con la única concesión estética de intentar semejar esos libros pesados de cuentos y hechizos presentes en la imaginería popular, que ambienta todas sus historias en un ambiente pseudomedieval. Esta forma de componer el diseño de página otorga a la obra una cohesión mucho más compacta que otras (como The Sandman o Promethea) que prescinden del criterio funcional para distribuir las viñetas en base a criterios estéticos o experimentales. Bajo esta perspectiva se encontrará que la composición en mayor medida que el propio dibujo es lo que hace compacta a una obra serializada: todos los volúmenes de Fábulas guardan entre sí parentesco; todos recrean formalmente el mismo universo ficcional, característica que en aquellas otras obras no se intuía tan claramente.

Donde el análisis se hace ya imposible es en el dibujo, aunque también en esto puede verse intención. Partamos del hecho de que cada lector se imagina a las fábulas a su imagen y semejanza a partir de una base más o menos común de origen literario u oral (por ejemplo, a nadie se le ocurriría imaginarse a Blancanieves rubia o a Cenicienta morena). Si el cómic sentase claramente un canon a partir del cual imaginar a las fábulas, esa representación comenzaría a ser equivalente entre los distintos lectores, rompiéndose en cierta medida el carácter etéreo y universal de las mismas.

Así pues, tenemos que, siguiendo la analogía, la base común a partir de la cual se recrean los personajes del cómic es el dibujo de Mark Buckingham, contribuyendo el resto de los dibujantes a aportar un estilo propio que, por una parte, haga patente ese carácter etéreo y cambiante de los mitos del folclore y, por otra, haga imposible que la obra asiente una imagen mental clara de las fábulas en el lector. Pero es que, incluso el dibujo de Mark Buckingham difiere entre sí y, a poco que lo analicemos, vemos que cumple una función similar.

Buckingham define a los personajes a partir de su ropa, su expresión general (asociada a rasgos generales de la personalidad), su cabello y sus proporciones anatómicas. En las características faciales sin embargo se muestra muy original. Como otros dibujantes, se centra en los rasgos principales (ojos, nariz, cejas, boca) usando una línea precisa para luego opcionalmente añadir detalles cuando gusta (arrugas, sombras, barba). Pero sin embargo, cuando pasa de un plano medio a un primer plano, no aumenta el grado de detalle o lo deja igual, sino que cambia esos detalles e incluso los rasgos principales, haciendo imposible aprehender fisonomía alguna. El personaje en el cual esto se hace más patente es en el Lobo Feroz. Estoy seguro de que es imposible para cualquier lector imaginarse su aspecto… sí… sabemos que es un tipo trajeado informalmente con gabardina, pelo lacio y largo y de complexión más o menos atlética (e incluso esto cambia). Pero… ¿cuál es el grosor de su nariz? ¿hasta donde llegan sus cejas? ¿cómo son sus ojos? Lo más que se puede decir de él es que parece eternamente enfurruñado.

Mención aparte merecen un Daniel Vozzo en estado de gracia con una paleta inspirada y luminosa y, especialmente, el portadista James Jean. Artista e ilustrador educado en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, Jean ha trabajado para las publicaciones de mayor prestigio a nivel mundial (incluyendo Rolling Stone, Time Magazine o el New Yok Times) y, desde su graduación en 2001 ha conseguido, entre otros premios, tres Eisners consecutivos y dos Harveys (también consecutivos) por su trabajo en Fábulas, Batgirl o Runaways. Su dominio de la composición y la tipografía, su exquisita elegancia estilizada para con formas y volúmenes, y un uso del color muy selectivo, hacen que su trabajo siempre sea soberbio. Como muestra, además de las cubiertas de los TPB que he ido “soltando” a lo largo del artículo, os dejo estas dos portadas que Willingham escogió como sus favoritas en una entrevista realizada por Wizard Universe a propósito del número 50 de la colección (en la página de Jean podéis ver todas las de la serie):

Por cierto… aunque más abajo os dejo multitud de enlaces en los que se analizan las diversas curiosidades que a modo de easter eggs se encuentran en las portadas, cabe decir que la capacidad de Jean para conceptualizar el tema central de cada número es enorme. Más allá de una simple imagen, capta no sólo lo que ocurre en el episodio, sino también lo que transmite y evoca. Esto es posible porque siempre realiza sus creaciones –y así lo exige– a partir de un guión completo del número para el que va a realizar la portada. ¡Ahora ya sabéis su secreto!

Valoración personal

Cuando hablamos de Fábulas, debemos darnos cuenta de que estamos ante uno de los cómics más brillantes de los últimos años. No ya sólo porque todo en él esté extremadamente cuidado, que tenga un dibujo sobresaliente o que goce de los servicios del (a mi juicio) mejor portadista de todo el sello Vertigo, sino porque los personajes están excepcionalmente bien construidos y la historia atrapa y maravilla por igual. En efecto, Fábulas compone un mundo ficcional cohesionado que amalgama coherentemente todos los referentes que el guionista decide incorporar.

Cierto es que los primeros tomos me resultaron fallidos en su intento de desarrollar estilos narrativos de distintos géneros: Willingham centraba su esfuerzo durante estos números en crear la atmósfera que deseaba imprimir al arco argumental en cuestión, lo cual redundaba en unos personajes algo estereotipados y unas tramas demasiado simples e inconexas entre sí. Sin embargo, a partir de “La marcha de los soldados de madera”, cuando el cómic se centra en lo que debería haber sido desde el principio su componente natural (fantasía heroica clásica con tintes épicos y modernos), la historia cobra una fuerza enorme y los personajes comienzan a tener que afrontar sus actos, sus decisiones y su pasado, evolucionando número a número sin sentar ningún tipo de statu quo estático.

Es a partir de este tomo cuando vemos arrancar además una línea clara de lo que será el argumento principal de la serie –la guerra contra el Adversario–, apenas esbozada en los números anteriores. Las tramas que antes resultaban inconexas se transforman así en peripecias vitales que desarrollan aspectos concretos de los personajes; dejan de ser “diversas historias con los mismos protagonistas” para convertirse en adornos de un tapiz mayor. Este nuevo desarrollo de los acontecimientos alcanza su clímax más alto en el periplo del Chico de Azul por las Tierras Natales en el tomo del mismo nombre, sin duda la mejor historia hasta ahora de toda la colección.

El único y gran peligro de esta serie es que le pase lo mismo que a Hellblazer: que se disperse tanto en su narrativa, que ese “tapiz” se haga tan grande, que llegue un momento en que las historias vuelvan a ser inconexas y la trama principal irrelevante. De momento no es así: cada tomo refuerza el mundo épico que Willingham ha creado para nosotros, volviéndolo complejo y fascinante.

Páginas recomendadas

Sin duda uno de los mejores contenidos que pueden encontrarse en la web sobre Fábulas es esta visita guiada del propio Mark Buckingham en la exposición que sobre su trabajo se hizo para el Expocómic 2007 de Madrid. El vídeo fue realizado por mi compañero David Fernández y los chicos de Freeki.es en una colaboración conjunta con Zona Negativa. Es una auténtica gozada y os recomiendo que no os lo perdáis (va subtitulado, así que no hay excusa posible). Además, se recupera una entrevista en castellano que David realizó tiempo ha para nuestra página. ¿Se puede pedir más?



Aquí os dejo, surgida de los comentarios y totalmente desconocida para mí hasta el momento, una impecable y completísima fuente de información sobre Fábulas en castellano, bautizada como Diarios de Villa Fábula. Hay de todo: biografías de los autores, fichas de cada personaje de la serie, sinopsis de los tomos publicados tanto en España como en EE.UU., y un blog de actualización diaria con todas las novedades respecto a la publicación. También incluye la galería de originales más completa que he visto acerca de Fábulas en cualquier idioma. Tanto si eres un incondicional del mundo que Bill Willingham ha creado como si este artículo te ha dejado con ganas de más, no dudes en visitar estas referencias obligadas en castellano a cargo de Héctor Gómez. OJO CON LOS SPOILERS.

Otro clásico de esta sección son los enlaces a artículos sobre la serie en las principales páginas de consulta: guiadelcomic (muy buena información, pero poca vigencia de los enlaces), Wikipedia en inglés (muy interesante por sus apartados) y Comic Book Database. Este último link posee entradas para cada número y tomo de la serie. Y lo mismo para la serie de nuestro amigo Jack: Wikipedia en inglés y Comic Book Database.

Entrevistas a Willingham a raíz del comienzo de publicación de la serie en Comic Book Resources: 1 y 2, largas y tremendamente interesantes. Otra muy instructiva es la entrevista que le hicieron en Wizard Universe a propósito del número 50 de la colección.

Tres páginas de referencia. La primera es la comunidad oficial Fabletown, un foro en internet altamente especializado donde debatir acerca de la serie y en el que Willingham gusta de meterse a conversar con los lectores de vez en cuando. La segunda es una página que Jose A. Serrano recomienda en su reseña sobre Fábulas y que no puedo sino suscribir tras haber realizado mi propia búsqueda en internet: Fables, Fairy Tales, Stories and Nursery Rhymes, en la que explorar los cuentos e historias originales en los que nacieron los personajes del cómic. Y finalmente la tercera es Clockwork Storybook, definida en su subtítulo como “The online home of Bill Willingham and Matthew Sturges” ¿No hace falta más no?

Hipótetico casting para una serie/película sobre Fábulas (en dos partes: 1 y 2) publicado en la sección ZN Casting por Juanjo Palacios.

Y para terminar una buena recomendación de obligada visita: la página oficial del portadista de la serie James Jean, desde la que se tiene acceso a las portadas originales de cada número y las cubiertas de los tomos (piezas realmente exquisitas que he procurado repartir a lo largo de la reseña). También resultan indispensables su blog y la página The Art of James Jean. Y para redondar el tema de las portadas, atentos a los cinco especiales que le dedicó Héctor Gómez en Los Diarios de Villa Fábula (1, 2, 3, 4, 5) o al Top de Juanjo Palacios en esta misma web.

También en Zona Negativa

Reseña de Leyendas en el Exilio y Rebelión en la granja aparecida en un Vertigo Bazar (sección de pequeñas reseñas dedicadas a un solo tomo).

Reseña de Una historia de amor realizada por Sergio Robla para esta misma página.

Reseña de 1001 Noches de Nieve a mi cargo, y avance publicado en Zona Negativa por Sergio Robla a propósito de la edición USA de la misma.

Fábulas vol. 8: Lobos, Fábulas vol. 9: Hijos del Imperio, Fábulas vol. 10: El Buen Príncipe, Fábulas vol. 11: La Gran Guerra, Fábulas vol. 12: La Edad Oscura, Fábulas vol. 13: El gran cruce de las Fábulas y Fábulas vol. 19: Blanca Nieves.

Última actualización de este artículo: 13 de noviembre de 2013

56
Déjanos un comentario

Please Login to comment
53 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
29 Comment authors
NicolásWalnaisMirianalanAlan Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Frank Einstein
Lector

Y además sobre una serie que lo merece y maravillosamente bien escrito y reflexionado. Felicidades, José.

Lestat6996
Lector
Lestat6996

Mi más sincera enhorabuena, me ha costado un poco menos porque leo muy rápido XD. De los mejores artículos que he leído nunca aquí en Zona Negativa.

Antoño Retoño
Lector
Antoño Retoño

Enhorabuena, José. Has escrito un artículo impresionantemente completo e interesante.

Para mí, Fábulas es una de las mejores series que pueden leerse actualmente, y tu análisis no hace sino justificar esta opinión.

Gracias por el esfuerzo que debe haberte supuesto escribir un artículo tan extenso.

Phantomas
Lector
Phantomas

Yum, yum… Un artíulo sobre la que es, posiblemente, mi serie favorita actual.

Voy a leermelo y luego vuelvo

YOGUR
Lector

Pues me lo he leído enterito jejeje 😉

Lo primero de todo, felicitarte porque me ha parecido un artículo soberbio, entretenido, contrastado y trabajado. Creo que no te has dejado aspecto alguno de análisis de la serie.

Y lo segundo decirte que suscribo al 100% cada una de tus palabras. Fábulas es una de las mejores series que se publican en la actualidad y es una maravilla la lectura de cada tomo que aparece por estos lares. Y esperemos que haya ‘cuerda’ para rato.

Salu2 desde la nevera ;P

Alejandro Ugartondo
Autor

Estoy un poco atrasado en la lectura de la serie, ya que me quedé en los tomos publicados por Norma, pero después de este artículo no me va a quedar más remedio que ponerme al día.

Y felicidades por el artículo. Me encanta esta serie dedicada a analizar series en profundidad.

Daniel P
Lector
Daniel P

No me lo he leído entero, pero le he echado un vistazo detenido, sobre todo a la parte del argumento y los personajes.
Siempre me ha llamado la tención esta serie, pero no acababa de decidirme a comprarla. Y cuántos más tomos salían más me costaba dar el paso.
Los de Planeta deberían darte comisión, José, porque tu artículo me ha provocado bastante gusanillo por leerla. Sólo espero poder conseguir de segunda mano por ahí los primeros números de Norma, para empezar por el comienzo de la historia.

Bueno, en cuanto pueda me leeré el artículo completo como aperitivo.
Un saludo!

Argggh..!!
Lector
Argggh..!!

No he sido capaz de leerlo del todo, solo lo que me interesaba… al estar trabajando uno no puede estar una hora sentado sin teclear… (al menos yo no).
Pero quiero leerlo y lo malo, es que quiero hacerlo desde el principio. Y los dos primeros números veo que están descatalogados ¿no?
Una verdadera lastima… porque has conseguido que me interese por dicho comic del todo (antes solo tenía curiosidad)… pero necesito empezar desde el principio… Soy así de particular oye.
Aun así, impresionante artículo. Prometo leerlo entero en cuanto tenga un rato libre largo.

Raúl López
Admin

Soberbio, espectacular, impresionante, se me agotan los adjetivos Jose, lo dicho muy buen trabajo una maravillad e artículo 🙂

Por cierto creo que para el Expocomic Planeta va a recopilar en un tomo los dos primeros volumenes… 😉

Juanjo Palacios
Lector

Excelente artículo José.
Había oído que estaban intentando llevar Fábulas a la pequeña pantalla. Cuando conocí a Mark Buckingham le pregunté sobree el tema y dijo que aún se estaba negociando, pero no se en que habrá quedado el tema.

mithras
Lector
mithras

Impresionante articulo, me ha encantado… lo he puesto en mi web (citándote por supuesto).

Phantomas
Lector
Phantomas

Primera puntualización:

Norma publico tres tomos. El tercero incluia la mitad del TPB “Una historia de amor” y el prestigio “El último castillo”.

Sigo leyendo…

Ander
Lector
Ander

Yo quiero comprarme los dos primeros volúmenes, pero están descatalogados, ¿no??

¿Dices que se reeditan en Diciembre????

gracias

nightwing80
Lector

Excelente artículo, José. Un buen análisis bien documentado.
Es una de mis series favoritas. Desde pequeño me han gustado los cuentos y sus personajes y, la verdad, es que la versión de Buckingham y compañía es una auténtica delicia. Coge lo esencial de cada personaje y lo presenta de una manera moderna y atractiva al lector actual.
Recomiendo Fábulas al 100%! ;D

Antoño Retoño
Lector
Antoño Retoño

Sí que existe un tercer tomo de Norma, pero que nadie se lo compre porque todos los números que incluía fueron publicados posteriormente por Planeta (siguiendo el orden de los TPB USA).

Juanjo Palacios
Lector

De lo de la teleserie de Fábulas no se más que lo leí hace un par de años en alguna entrevista, y como no se ha sabido más será que no ha salido adelante. De todos modos a ver que serie de tv aguanta el presupuesto para adaptar esto decentemente.

Phantomas
Lector
Phantomas

Como voy leyendo a trozos el artículo (genial, como siempre José), dado el poco tiempo, hago otros pocos comentarios al respecto de la parte de los personajes:

1. Entre los personajes de literatura, los de “El libro de la selva” tienen cierta relevancia, y además, están tratados de forma muy interesante

2. No recordaba lo de que Blanca no quiere contar su historia con los enanitos (que por cierto, creo que todavia no han aparecido). Eso me hace pensar que Willingham puede hacer una historia interesante con eso…

3. Para mi Jack es un personaje fantástico, pero discrepo en tu valoración de que sea el más crápula de Villa Fábula. Para mi ese es el Principe Encantador. Aunque es cierto que ha adquirido bastante responsabilidad en los últimos números.

4. Aparte de la evolución que cita José ( como uno de los puntos fuertes de la serie, el otro (a mi parecer) es el “realismo” de las vidas de los personajes de ficción. Aquí realmente no hay “buenos” y “malos”, todos los personajes tienen defectos (y virtudes) que en algún momento se ponen de manifiesto. Y además, las acciones de cada uno de ellos tiene repercusiones, no sólo para su futuro sino también para el de los demás lo que hace que esa evolución tanto en personalidad como en estatus de los personajes sea lógica y creible.

PD: Creo que mi arco favorito, hasta ahora, es el de “La marcha de los soldados de madera”

Juanjo Palacios
Lector

La historia de Blancanieves con los enanitos se cuenta precisamente en el nuevo tomo de diciembre, 1001 Noches de Nieve (que debiera haber sido traducido como 1001 Noches de Nevada, porque vaya mierda de traducción nos han colado).

Phantomas
Lector
Phantomas

Rápidamente…

1. Bagheera me sorprendio bastante… Y sinceramente, espero mucho de ese futuro encuentro entre Mogwli y Feroz

2. Sí, pero Encantador en los… ¿3? primeros tomos es de un amoral que asusta. No puedo quitarselo tan fácilmente.

4. Sí, está claro que hay bandos, pero a lo que refería es que los personajes de Fábulas son mucho más reales que los personajes de otros comics, no sólo de SH sino también de Vertigo, en el sentido de que cada uno tiene algún defecto propio (como todos) que le hace imperfecto. Incluso los personajes principales como Feroz tienen ciertos comportamientos contrarios a los valores éticos tradicionales (el secreto que le enseña a Bestia cuando renuncia a sheriff). Y la relación entre el Adversario y su primogénito humaniza (en el más amplio sentido) a ambos personajes…

Por cierto, me has dejado de piedra cuando me he dado cuenta de que, efectivamente, deje mis ejemplares de los cuentos tradicionales en la casa de mis padres (aunque yo todavia no tengo hijos, y eso me disculpa en parte). Aunque discrepo en que la versión clásica (no descafeinada) no pudiera interesar a un chaval.

Phantomas
Lector
Phantomas

Dejo los aspectos técnicos y la valoración pendientes de tener otro rato el fin de semana o el lunes…

fletcher
Lector

Grandioso articulo, por la extension, pero esta noche, a la vuelta del trabajo lo leere tranquilamente…

Esta es una seria, del cual solo he leido el primer arco y el gran 1001 nights of snowfall, pero me es muy desconocida, nunca me he podido ponerme en serio con ella, pero mas por el miedo a que se convierta en el nuevo Hellblazer de Vertigo…prefiero las series Vertigo con un final, un objetivo a contar, no como una idea y contar y extender la idea original…

Fletcher!!

PD:gran articulo Jose!

PD 2: POR UNA MUERTE DIGNA PARA JOHN CONSTANTINE!!!!

Toni Boix
Autor

Enhorabuena José, un artículo ameno a la par que tremendamente ilustrativo.

Me ha gustado especialmente tu análisis conceptual y el de los detalles técnicos y comparto tu valoración de las distintas etapas de la serie, también me ha robado el corazón a partir de La Marcha de los Soldados de Madera.

Sobre tu juicio acerca de los habitos paternos con respecto a la lectura de cuentos, como padre que les ha leído cuentos o cómics casi cada noche a sus hijos desde que nacieron, puedo decirte que otra diferencia que marca nuestra infancia de la de ahora es el mayor número de productos disponibles para esa infancia.

El mundo editorial tiene un dinamismo propio que le obliga a generar nuevas obras constantemente y eso oculta un tanto muchos de los cuentos clásicos. No es que no se les lea a los niños, sino que la oferta es muy amplia y diluye la presencia de nuestra fábulas. Cuando yo era niño mi madre me explicaba repetidamente un limitado set de cuentos. Eso hoy en día no suele ser tanto así… y no por gusto de los niños, que sí que gustan de esa repetición.

Luis Carlos
Lector
Luis Carlos

Yo como aficionado a los juegos de rol no puedo pensar en el juego de rol de Changeling: el ensueño (descatalogado hace poco, pero que podeis ver en la web de el umbral de Arcadia), o de ese videojuego para Playstation 3, el de Folclore.

Tambien me acuerdo de aquella miniserie de TV que salia en T5 hace varios años, el septimo reino, o la pelicula de “el secreto de los hermanos Grimm”….¡y lo que me he reido con Shreck tercero (para mi la mejor de las tres)! ¿Alguien vió a Drew Barrymore de cenicienta en “para siempre nunca jamas”?

Y sinceramente creo que la moderna mitologia (Tolkien como el gran maestro o nuevo pantocrator) es mejor que la anterior (¿o eso no es progreso?). Las mujeres de las nuevas historias no solucionan sus problemas gracias a una hada madrina que en plan “deux ex machina” le resuelva la vida…(casarse con un principe azul del que apenas conocen).

daravar
Lector
daravar

Muchas gracias José.
Me encanta Fabulas y me parece excelente tu trabajo

chacal
Lector
chacal

E leído tu articulo (entero TODITO) y como los anteriores te FELICITO leer zona es bueno para mi pues aquí encuentro lo ultimo sobre comic.
Pues esta en mi lengua el español leer neswara o dc comic marvel.com o cualquier pagina en ingles se me dificulta no soy muy ducho pa las lenguas extranjeras… dejando de lado mi dislexia lenguil a veces no capto la diferencia entre mondo comic, comiquero u otro blog definido pa los comics pero ya van DOS VECES en que me he quedado babeando primero el articulo:
Y EL ULTIMO HOMBRE soberbio
Ahora este no recuerdo si tu José hiciste el primer artículo pero este ta pa chuparse los dedos como que deberías pedir una lana a la editorial pues le abriste el apetito por comprar esta historieta a todos tus compatriotas.
Tu le das otra perspectiva a la zona enseñándome que no solo se trata de hablar de una revistita y poner las imágenes de tal y vuala listo esta un articulo hecho…
Es comentario no es (como dirían en mi país) un cebollazo pero en la zona se me han abierto la perspectiva un ejemplo “el eternauta” no savia de el y aquí me lo enseñaron y se ve bueno que sigan asiendo artículos de esta calidad pues no solo hablan de comic sino amplian la cultura comiquil

Sire
Lector
Sire

Estupendo artículo José, de verdad.
Es una serie que me llamaba mucho la atención pero que no podía empezar al no encontrar los tomos de Norma. Suerte de Planeta, pero la verdad es que me costará aguantar hasta diciembre…
Quería preguntar en general a sus seguidores si tiene muchas semejanzas con The Sandman. Lo siento, pero es una serie que nunca dejará de encantarme a nivel argumental (por lo que he visto, creo que Fábulas es superior en el apartado gráfico, o es mi opinión. Me encanta james Jean pero no me toquéis a Dave McKean, jeje). En mi humilde opinión, Gaiman conseguía ser sombrío, poético, tierno, fantasioso y humano a la vez. Y sus personajes eran fantásticos y muy profundos, dios. Muerte, Hob, Matthew,…etc.
No sé, quiero saber si después de leer un capítulo de Fábulas puedes pensar en él durante un rato, que es lo que más valoraría a un cómic.
Muchas gracias

Sire
Lector
Sire

Wow!
Viva la magia de la web! es la primera vez que escribo en un foro y ya veo que funciona!
Como buen lector de cómics me encanta probar cosas nuevas e intento no compararlas con The Sandman, que en mi opinión es una historia inigualable con sus defectos y virtudes. Pero claro, después de leer el artículo vi que el argumento y el mundo de Fábulas podría tener cosas en común y quería informarme bien. Aunque ya veo que la disfrutaré bien, jeje.
Haré como bien tu dices, leerla como algo nuevo, a ver si me adentro bien en su mundo…jeje
Muchas gracias por la respuesta, José.

jj
Lector
jj

Para quien no tenga los tomos de Norma y quiera conseguirlos pongo las tiendas donde los tienen ahora mismo.

Madrid.

Atlántica cómics (tienda)

Fábulas: leyendas en el exilio
Fábulas rebelión en la granja

Elektra (tienda)

Fábulas el último castillo.

No quiero dar publicidad a ninguna tienda, solo informar de cómics descatalogados y donde se pueden conseguir.

Un saludo.

chacal
Lector
chacal

José e leído el link donde aparecen todos tus artículos (o por lo menos algunos creo) me llamo la atención uno “LOS BLOG Y YO” (hecho el 14 de junio) es un articulo muy reflexivo e interesante.
Al leerlo me encontré cosas que en su momento NO LAS REFLEXIONE y que anexo aquí:
ADVERTENCIA no deseo crear polémicas o enseñarles a desatar el nudo gordiano del por que escribe alguien (sea blogger, escritor de comics, de libros o alguna tarea del cole).
Tú das 4 puntos que son:
¿Para quién escribo?
¿Para qué escribo? ¿Qué le saco a ser blogger?
¿Qué importancia creo que debe darse un blogger a sí mismo?
¿A quién se debe un blog de cómics?
El primer punto:
En primera el escritor desea expresarse inconsciente o muy consiente de la idea, tema o giro literario en el que se exprese es una necesidad innata de los humanos al escribir brotan las palabras libremente
El segundo punto:
Se divide en dos
¿Para que demonios escribo?, ¿mi opinión es NECESARIA? ¿Lo que escribo a alguien le importa? O ¿esto dejara una huella en el lector?
Creo que lo ultimo es redundante, es la ultima idea que se le viene a la cabeza al escritor, la primera ni se le cruza asta después, la segunda es necesaria para el escritor el apuntar un objetivo concreto se crea ESA NECESIDAD (que se puede convertir en NECEDAD) y la tercera se convierte en la mas importante. Dejando de lado el que sea tu trabajo lo que tu hacer es una apresación personal de un tópico determinado (en este caso José los benditos comics) en este un tema que uno domina (no creo que hables de las 1000 formas de hacer espárragos) el tema se posesiona del escritor haciéndolo reflexionar hasta limites (dependiendo de cada tío) extremos (por medio de leer las 24 hrs. un mismo mamotreto o conseguir alguna bibliografía del tema en el Internet).
Eso de sacar algo de ser un escritor, eso no lo puedo contestar recuerda José que yo estoy de este lado
El tercer punto.
La importancia es de cada quien y que se lo crean los demás pues ese es el problema de la gente.
Te la pongo así el preguntarle a Jorge Luís Borges si sacaba algo de ser escritos no va a ser la misma respuesta si le preguntas a “Juan de las pitas” o a un” John Doe” x la importancia radica en su trascendencia en la historia.
Ahora El cuarto punto:
Pongo textual tus apuntes
“Un blog de cómics se debe a la idea que surge en la mente de quienes lo fundan cuando lo hacen, y a la evolución que sigue esa idea a lo largo de su desarrollo. Y, sobre todo, a los lectores que ven algo bueno en esa idea”.
El que escribe (ósea Yo) les agradece el o las personas que desarrollaron esta idea y la siguen desarrollando este rollo tan largo se centra en lo siguiente:
… se debe a tan solo una persona sea su servidor o a los miles de fanáticos que leen a diario esta pagina desde Argentina hasta México y llegando a la madre patria el desarrollo del tema en cuestión (los comics) nos nutre o como alguien dijo (o escribió) como me gustan estas discusiones de señores sobre personas que se visten con mallas.
La literatura que me formo cuando niño siguen en pie en mi mente y seguirá hasta que me muera. El tierno sentimiento de las mocedades de todos los que leemos este blog esta presente aquí sea superman o wolverine, gambit o robin el héroe en cuestión. Sea jack o stan o jim el autor que presiono el gatillo de mi imaginación pues bendito sea por desarrollarme en este imaginario colectivo que son los comics, las historietas o como le llamemos. El mundo, dimensión o tierra que se me presente es parte de mi, sea un guerrero esmeralda dando de palos a los X o al tipo vestido de hojalata sea una crisis que se prolonga al infinito donde los malos sobre salen y los buenos se vuelven malos sea un tipo peinado como artista roquero y que es amo del sueño o algún reino que regresa con poderosos dioses Y sea el ultimo hombre o el primero sean magos constantes en sus desventuras pues siempre están aquí.

Héctor
Lector

¡Genial la reseña!

Sólo discrepo en lo de que el Príncipe Azul esté asumiendo responsabilidades, a mí me sigue pareciendo un inepto, del nuevo trío del gobierno de Villa Fábula, sólo se libra Bestia.
Y el mejor arco argumental es el que actualmente está en curso en la edición en inglés. Sencillamente genial.

Y espero no hacer demaisdo spam si os dejo un enlace que igual os es de interés: fabulas.awardspace.com

Manuel
Lector

Excelente reseña, felicitaciones por el trabajo tan documentado y los enlaces a esta genial obra.
No conocía tal comunidad de fans en torno a este comic. Alguien sabe el precio de la edicion de PLANETA que sacará en diciembre?
Saludos!

Mari
Lector
Mari

Primero quiero felicitar el análisis de la saga Fables, ya que me parece importante darle seriedad al estudio del cómic, lo que definitivamente apoyará su difusión. He leído que varias personas desean conseguir los tomos que ya están fuera de catálogo. Aunque no es lo mismo que tener el libro, a algunos les puede interesar que los primeros tomos hasta “Las crueles estaciones” se encuentran en formato virtual en este blog dedicado al cómic http://comics.vox.com/

Alan
Lector
Alan

esta muy buena la investigacion.
yo descubri esta serie mientras buscaba sobre “Y, the last man” en una pagina la vinculaban con esta serie, entoces averigue un poco y lei el primero y me gusto mucho, segui leyendo y cada vez me encantaba mas, ya voy por el buen principe (mas o menos el numero 69 O 70), ahora no quiero leer mas porqeu tengo miedo qeu se me acaba y quedarme sin lectura de fabulas, es como dice carlos trillo en el ultimor ecreo que uno aveces tiene mirdo de llegar la final porque entonces es cuando de verdad se hace realida un final pero que si uno no lo lee nunca llegara de verdad ese final sino que quedara hasta donde se haya llegado, ami me pasa algo parecido. Hojala (no se como se escribe) no termine nunca fabulas, es la mejor histoireta extranjega que lei hasta ahora.
gracias por la info, me sirvio bastante.
 

alan
Lector
alan

yo vivo en buenos aires argetnina y a veces en la librerias especializadas se puede encontrar algun qe otro tomo importado de españa, lastima qe a un precio bastante elevado por el cambio de EURO a PESOS ARGENTINOS, asi es como el unico tomo qe pude comprar hasta ahora es el de LAS MIL Y UNA NOCHES DE NIEVE peor aun precio de 80$ qe para un lector promedio como yo es muy caro, peor creica qe este tomo lo vale.
pero para mi cumpleaños me regalaron bastante dinero y tenia pensado comprar el priemr tomo de LEYENDAS EN EL EXILIO, qe deberia recopilar el ptimer arco argumental junto con REBELION EN LA GRANJA y UNA HISTORIA DE AMOR ( qe tambien deberia incluir EL ULTIMO CASTILLO) . es asi la neuva edicion verdad???
pero por alguna apgina lei qe la nueva reedicion de este tomo con los tres primeros arcos argumentales tambien incluia la primera novela de fabula ( no el pequeño cuento al final de leyendas en el exilio) sino una nvoela qe creo qe se llama PETER Y MAX,  ademas incluia una nueva historia dodne el autor crea un puente entre los hechos sucedidos en la histortieta y los suscedidos en las nevelas ( esta y las proximas).
solo me gustaria saber si es verdad la existencia de esta edicion y si se podra conseguir en mi pais.
desde ya muchas gracais.

Mirian
Lector

Muchas gracias por tu esfuerzo al ir actualizando este artículo, me permite estar un tanto al día de la serie y pasarme por la librería a preguntar por los nuevos números. Lo he nombrado en mi blog, por si quieres ver que todo esté en orden.
Un abrazo.

Walnais
Lector
Walnais

No sé si habiendo pasado tanto tiempo desde que se publicó este artículo alguien podrá responderlo… He empezado a adquirir la serie y he visto que hay una serie de tomos que no incluyen números de la serie, sino especiales de la misma, como el de Lobos, por ejemplo. Mi pregunta es… Puedes leer estos especiales fuera de la serie, o es mejor leerlos llegados a determinado punto? Hay alguna guiía de lectura específica?

Nicolás
Lector
Nicolás

Hola! He topado con este articulo y me ha encantado. Muy bien escrito.
Quiero comprar las fábulas, pero es imposible conseguirlas desde el principio. En planetacomic.net faltan muchos tomos de la serie regular. ¿Alguna sugerencia?
 
Saludos!

Nicolás
Lector
Nicolás

José, muchísimas gracias. Parece que combinando un poco esas tiendas voy a poder hacerme con los tomos. Una vez más gracias por la atención y rapidez.
 
Saludos!