Daytripper

Por
22
8148
 

Guión: Gabriel Ba, Fabio Moon
Dibujo: Gabriel Bá, Fabio Moon
Color: Dave Stewart
Formato: Libro cartoné, 248 págs. a color. – 25€
Planeta DeAgostini

 

Aunque disfruto con el género superheroico como el que más, las obras que realmente me llenan son aquellas que hablan de la vida, historias basadas en las relaciones humanas y que sean capaces de conseguir que empatice con los personajes, ya sea por haber vivido situaciones parecidas o por querer vivirlas. No quiero que se me malinterprete, no me estoy refiriendo tan solo a historias con un transfondo amoroso como podría ser por ejemplo la excelente y muy recomendada Blankets, sino a historias que consigan transmitirme emociones porque el escritor y/o el dibujante tengan una sensibilidad especial algo que no nos engañemos, rara vez se encuentra en los comics de capas y mallas. Imaginaos cual sería pues mi sorpresa cuando leí unas declaraciones de los creadores de esta obra que hoy os quiero recomendar, los hermanos brasileños Fabio Moon y Gabriel Ba en las que indicaban que por encima de todo, su obra Daytripper trataba sobre ‘la vida‘, con esta declaración de intenciones tan simple y a la vez tan compleja consiguieron no solo captar mi atención de inmediato sino una vez leido hacerme decir que nos encontramos ante una de las mejores historias publicadas en los últimos años.

Daytripper como os decía trata de la vida y para ello se apoyan en las vivencias de un cronista de necrológicas llamado Brás de Oliva Domingos, recogiendo en cada uno de los diez capítulos que componen la obra un momento clave en su vida, desde momentos tiernos de su infancia pasando por su primer y loco amor, su primer hijo o un emotivo momento a modo de retrospectiva donde nos habla de la relación difícil con sus progenitores, especialmente su padre. Esta serie de relatos no siguen un orden cronológico en su vida, va saltando en la línea temporal de su vida para al final encontrarnos ante lo que bien podría ser un repaso desordenado por un album de fotos de momentos importantes vividos.

Bras de niño jugando

Las novelas gráficas en las que predominan las relaciones humanas no es que sean las más cuantiosas pero si que es un género que se ha tratado y en muchas ocasiones con un notable éxito, la diferencia estriba en esta ocasión en que cada uno de estos pequeños pasajes termina siendo un alegato a cuan valioso es ese regalo que nos ha tocado en suerte que es la vida, una vida que a veces nos puede dar golpes como bien nos enseñan los autores, esa es la forma en la que nos demuestran que tenemos que dar gracias por ver un nuevo amanecer, que tenemos que disfrutar de los momentos que se nos presentan porque no sabemos cuando dejaremos de poder disfrutar de ellos. Y es que no nos engañemos, a pesar de ser nuestro bien más preciado y podemos intentar guiarlo hacia donde creemos que queremos ir en ocasiones la vida nos da un reves sencillamente para demostrarnos de que no estamos en posicion de decidir, que la vida a veces viene como viene y hay que intentar jugar la partida con las cartas que a uno le vienen intentando disfrutarla al máximo.

Este momento más o menos dramático con el que culminan casi todos los capítulos de la obra enfatizan los momentos felices que también se nos muestran consiguiendo que ese saber agridulce, esa alegría por el momento feliz vivido y esa tristeza que te embarga cuando ves como su vida se rompe en mil pedazos hace que casi sin quererlo temas por que le sucedan cosas buenas para que todo quede en la más absoluta nada, pero hay, acaso esto no es la vida, el vivir momentos bonitos, unos momentos que por una mala decisión, un acto erroneo o simplemente por unos factores que escapan a nuestra comprensión se pueden ver truncados hasta parecer que la vida – tal y como querríamos que fuese – se nos escapa entre los dedos de las manos.

Sin lugar a dudas uno de los momentos más bonitos de la vida.

Si una vez releida la obra e inmerso en intentar explicar cuan grandiosa y maravillosa es esta historia me preguntarais si la afirmación de que Daytripper trata sobre la vida como afirman sus autores, os afirmaría rotundamente que si, sin lugar a dudas es la mejor descripción que se le puede hacer, Daytripper trata sobre una vida emocionante, la de Brás de Oliva Domingos, una vida que podría ser la de cualquiera de nosotros o incluso sin que lo sepamos un reflejo de relatos vividos por sus creadores o su entorno, una vida que puede ser maravillosa si somos capaces de darnos cuenta de lo afortunados que somos por habernos despertado hoy, a fin de cuentas hay muchos que hoy ya no lo han podido hacer.

Daytripper es una obra maravillosa, de esas que te capturan desde la primera página tanto por como se cuentan las cosas a nivel narrativo como a nivel gráfico, es de ese tipo de historias que te enriquecen como persona, que te dejan una sensación agradable cuando has terminado la lectura como si te hubiesen dado una importante lección sobre lo que es la vida y como tenemos que aprovecharla al máximo.

No querría hacer distinción en esta obra entre guión y dibujo, para mi funciona como un todo, la historia como podreis suponer por mis palabras ha conseguido emocionarme hasta cotas insospechadas, pero el dibujo es tan bonito, tan acorde al guión, tan cargado de sensibilidad, de momentos maravillosos ocultos, de mil y una interpretaciones que por primera vez en mucho tiempo me atrevo a decir que nos encontramos ante la obra perfecta en cuanto a equilibrio de guión y dibujo. De hecho, esta buena sintonía existente entre ambos hermanos les ha llevado incluso a que en determinadas secuencias fuese Gabriel quien se hiciese cargo de los lápices en vez de su hermano Fabio, esto por ejemplo se puede ver en determinadas secuencias oníricas del noveno capítulo como el mismo Gabriel confirmó en la entrevista que mi compañero David les hizo hace un par de meses.

Si delicioso es el dibujo de todas y cada una de las viñetas las cubiertas son una autentica obra de arte, y están al servicio de la historia para enfatizar determinados momentos que nos vamos a encontrar en dicho capítulo algo de agradecer pues hoy en día tiende a primar la cubierta espectacular aunque no venga a cuento con lo que dentro se puede encontrar. A continuación os mostramos tres de las diez cubiertas, para que os detengais tranquilamente en sus detalles.

Las cubiertas de Daytripper, un elemento muy importante de la obra.

Por último me querría detener en la edición que Planeta De Agostini ha realizado de esta obra, estamos hablando de un diseño exterior muy cuidado, un volumen en tapa dura con un diseño muy atrayente usando como cubierta la ilustración del primer número, sin lugar a dudas una de las más bellas, cada una de las cubiertas están publicadas al inicio de cada episodio, esto es un detalle más importante de lo que parece pues como os decía anteriormente en este caso la portada es una pincelada de lo que vamos a encontrar a continuacion y por tanto forma parte de esa historia. Eso si, si tuviese que poner una pega a la edición sería que no contiene ningun tipo de extra, ni articulo introductorio ni bocetos ni algo tan jugoso como podría haber sido una entrevista a los autores. Lo que podría haber sido una edicion perfecta para una obra perfecta se ha quedado en una edicion de notable alto que no es poco.

Cubierta del primer número de Daytripper

Como a estas alturas podreis suponer, para mi Daytripper ha sido sin lugar a dudas una de las lecturas más satisfactorias que he tenido en los últimos ¿meses? ¿años?, una obra que ha conseguido emocionarme, preocuparme, disfrutar, reir, soñar y sobretodo junto al protagonista preguntarme por muchos ¿Y si…? Es de ese tipo de obras que ganan mucho con una segunda y tercera lectura para detenerte en esos detalles que en la anterior lectura se te pasaron por alto que son muchos, pero aun más, como os decía al inicio de mi texto es una obra que nos demuestra que la vida es maravillosa, que hay que disfrutar al máximo de los momentos felices que vivamos, olvidar pronto los malos momentos y construir un futuro con el único objetivo de ser feliz – siempre y cuando el destino nos lo permita – y es que como me decía una persona muy sabia hace unos días “El futuro es un gran interrogante“.

LINKS DE INTERÉS

 Comenzamos la sección de enlaces remitiéndonos a la presencia directa de los gemelos brasileños en la red de redes: blog oficial, cuenta de Flickr, Fotolog, Twitter (1 y 2), Facebook (1 y 2), MySpace (1 y 2), blog de 10 Pãezinhos (donde se serializa la tira Quase nada) y bio/bibliografía. Y si alguien quiere comprar un original de los trabajos en los que han participado Bá y Moon, nada mejor que pasar por el espacio que les reserva la web The Beguiling.

 Continuamos con una serie de links centrados en Daytripper, obra recientemente publicada en España: cuenta de Facebook dedicada a esta serie limitada, prepublicación del primer capítulo por parte de Planeta DeAgostini Cómics, entradas de su blog centradas en este tebeo, contenidos del blog de Vertigo relacionados con su desarrollo (incluídas referencias al proceso de preparación de las portadas, las influencuas literarias y un texto de “despedida”); y entrevistas publicadas en Newsarama y Comic Book Resources.

 Llega el turno de ofreceros una recopilación de entrevistas: para Comic Book Orange (vídeo), The Comics Journal (extracto de retrospectiva), Comic Book Resources (a todo el equipo creativo de Pixu 1 y 2), The Wall Street Journal, RT Book Reviews (vídeo), Comicdom (retrospectiva), Alter Ego Comic Cast (podcast), Brokenfrontier (acerca de Sugarshock); y unas cuantas centradas en The Umbrella Academy, publicadas en la web de Dark Horse, Fanboy Confidential, Comics Bulletin y Comic Book Resources.

 Y para finalizar recuperamos las entrevistas que pudimos realizar a diferentes autores mencionados por Fábio Moon y Gabriel Bá durante la entrevista: Jeff Smith (1 y 2), Terry Moore, Mike Mignola, y Paul Pope.

Artículo anteriorCráneo Rojo en estado puro
Artículo siguienteFlashpoint: los equipos creativos de los tie ins
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
22 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ricardo
Ricardo
Lector
4 marzo, 2011 11:24

Joder, dan ganas de dejar lo que uno esté haciendo y salir corriendo a comprarla (y leerla).

Mathieu
Lector
4 marzo, 2011 12:57

Muy bueno, muy bien narrado y un gran dibujo. Una lectura muy agradable (aunk al inicio, y siendo de vertigo, uno se cree que la cosa tomara tintes magicos y… en fin, magia hay. Comprobarlo por vosotros mismos.)

nachof
nachof
Lector
4 marzo, 2011 13:38

Como ya comenté por encima cuando se dijo que salía esta novedad, una obra excelente, tanto a nivel de guión, como de dibujo. Hubo capítulos que realmente me emocionaron, como hacía mucho tiempo que ningún cómic lo hacía. No sé qué es mejor, si el guión o el dibujo. Estoy completamente de acuerdo contigo en lo que dices que la conjunción guión-dibujo es perfecta y no se puede distinguir, diferenciar uno del otro.
 
El único pero a tu reseña es que me parece que de alguna manera estás “destripando” la historia cuando hablas de los finales de los capítulos. Creo que deberías ponerlo como spoiler o suprimir esos comentarios. También es verdad que explicar lo que hace la obra sin hablar de lo que ocurre en cada capítulo es difícil. Pero también es cierto que el lector debería poder sorprenderse, sobre todo con el final de los 2 primeros capítulos, hasta que se dé cuenta, por sí mismo, de lo que ocurre.
 
Todo aquél que no lo haya leído, que lo compre, YA, y a disfrutar con su lectura.
 
Saludos.

Huckleberry
Huckleberry
4 marzo, 2011 14:14

El dibujo es impresionante. El guión, a grandes rasgos, está bien. El comic, en mi opinión, es agradable de leer y esconde alguna perla deliciosa. Pero, vamos, que no me parecio tan tan bueno. NI de coña.
De hecho, para mí, tiene la colección de diálogos más ñoños, preparados y poco creíbles que he leído en mucho tiempo. Es casi como un libro de autoayuda versión comic. Gustara a los que les gusta Paulo Coelho. Y a nadie debería gustarle Paulo Coelho. Demasiada metafísica barata en demasiados tópicos edulcorados.
Para leer sobre las “cosas de la vida” vale mil veces más acercarse a Los combates cotidianos, por ejemplo.

transmetropolitan
4 marzo, 2011 14:22

Joder, sí que habrá que comprarlo entonces…

jorgenexo
jorgenexo
4 marzo, 2011 15:05

Tíoooooo… Yo también detesto a Coelho, a muerte. Y a Bucay. Si hay algo de ellos en este tebeo, pese a la inmejorable crítica realizada por RL, como que pasando. Casi he estado a puntito de ir a comprármelo cuando salga del curro, en mi semanal visita a la tienda. Gracias, Huck.

Madrox
Madrox
4 marzo, 2011 15:38

Mucho mejor que las novelas de Coelho. Porque a Coelho le falta el acompañamiento gráfico que tiene este tomo, totalmente embriagador. jorgenexo, te lo recomiendo. Ni pienses en Coelho, te estás perdiendo una grata lectura. Todo lo que se diga de esta obra, es poco. De largo, de lo mejor que se publicó el año pasado (¿y no está en las nominaciones del salón? Incomprensible. Se merece estar nominado al menos).

José Torralba
4 marzo, 2011 16:24

No estoy de acuerdo, Huckleberry… comparto tu detestación (y la de jorgenexo) por los libros de Coelho y Bucay, pero no creo que Daytripper esté cerca de ellos. A los dos primeros se les notan demasiado las costuras, amén de ser literariamente mediocres e ideologicamente toscos en su espiritualidad superficial de opereta. Efectivamente, huelen a libro de autoayuda ficcionalizado o no, con un trasnochado y oportunista aire New Age además.
 
Esto a mi entender juega en otra liga y no sólo por el apartado gráfico. En primer lugar no es tan amable; en segundo tiene personajes mejor construidos –con luces y sombras, además–; en tercero acude a una ficción que no pretende ser grandilocuente (mas sí profundamente vital, lo cual no es malo); y en cuarto me remite más a Laura Esquivel o Machado de Assis que a Coehlo & Co. Dicho lo cual, sí que es cierto que el optimismo final puede asquear a quienes prefieran una mirada más cínica a la vida y el ser humano, pero eso no quiere decir que no esté bien llevado. A mí me gustó mucho. Y lo dicho: los gurús del buen rollito me repatean también a mí.

¡Un saludo!

nachof
nachof
4 marzo, 2011 16:45

Yo tampoco estoy de acuerdo con Huckleberry. Coello y Bucay son dos autores que me dan urticaria, que me provocan movimientos incontrolables de mi zona intestinal, y desde luego no es lo que me provocó Daytripper.
También es cierto que coincido con José en que el final no me acabó de convencer. Yo soy más de otro tipo de finales, no con ese optimismo. Pero qué se le va a hacer. Con ese espíritu, la mayor parte de los libros, cómics y películas (sobre todo estas últimas) no me dejan a gusto.
Saludos.

jorgenexo
jorgenexo
4 marzo, 2011 19:19

Tarde: ya me  he hecho con la ración de grapas mensual, se quedará para la próxima semana. Vaya, no sabéis cuánto agradezco ver que no estoy sólo en mi anticohelibucaysmo, anda que no las he tenido gordas al respecto con sus incondicionales… La verdad es que ya sólo por lo beatlemaniano del título me viene llamando la atención hace tiempo.

nachof
nachof
Lector
4 marzo, 2011 20:00

jorgenexo, tendremos que abrir una suscripción popular para que los anticoelhos-bucays se den de alta y rajemos de ellos.

Huckleberry
Huckleberry
4 marzo, 2011 20:07

Hombre, yo personalmente sí le veo un punto Coelhobucaico al tomo. No solo por el final, si no también por el dramatismo exagerado, los diálogos (a mi parecer) postizos, la voz en off con tono literario perfumado, las moralinas de “cada segundo cuenta”, etc. Yo sí le veo las costuras a la historia. Se las veo tooooodo el rato. Pero, oye, igual es cosa mía. Igual tengo un problema (mi psicólogo dice que, de hecho, tengo más de uno).
Admito, eso sí, que Daytripper tiene cosas buenas: sobre todo el dibujo, que es impresionante, y las portadas, que son para enmarcar. Además tiene un capítulo (el de su infancia) que me parece muy chulo. Acabo de pensar que igual las ñoñerias se digieren mejor cuando las protagonizan niños. No sé.
En conclusión: no digo que sea mala compra, Jorgenexo. Simplemente, no me parece, ni de lejos, la maravilla que ha deslumbrado a otros. Vamos, que te lo puedes leer tan tranquilo prestado de la Biblioteca y a otra cosa mariposa.
 

Number H
Number H
Lector
5 marzo, 2011 13:02

Yo lo compre porque lo recomendaron por aqui.- Como compra semi-obligada.- Y no es el tipo de material que me gusta y me aburri bastante, y tarde hasta en leerlo , porque me resultaba tedioso.-
Eso si entiendo lo que los recomiendan porque es un comic, fuera del mainstream que suele haber en la librerias. PEro es como, sin faltar, una de esas peliculas que me suele recomendar mi amigo gafapasta.-

marc
marc
Lector
5 marzo, 2011 13:16

Pues number H, yo también me lo compré porqué lo recomendaron aquí, y me pareció una muy buena compra. Es una de las mejores lecturas de los últimos meses, aunque no disfruté tanto como con Planetary por ejemplo. Y para acabar de meter cizaña, a mi sí me gusta el Coelho!!

Dick Dastardly
Dick Dastardly
5 marzo, 2011 18:13

Pues yo no he leido a Coehlo así que no puedo juzgar, pero si que le veo muchos puntos en común con Borges y el realismo mágico, y no me explayo demasiado por no destripar esos finales; el que se lo hay leído ya sebe a lo que me refiero… No me acaba de perecer una obra maestra, pero si una fantástica “opera prima” y de las lecturas más frescas y honestas que se pueden encontrar. Dos autores a seguir sin duda.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
5 marzo, 2011 18:33

Eso si entiendo lo que los recomiendan porque es un comic, fuera del mainstream que suele haber en la librerias.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
5 marzo, 2011 18:38

Eso si entiendo lo que los recomiendan porque es un comic, fuera del mainstream que suele haber en la librerias.
Pues no sé a qué libería vas tú, porque hay cientos de cómics ajenos a universos superheroicos.

uno que pasaba
uno que pasaba
Lector
6 marzo, 2011 14:31

Muy de acuerdo con lo que dice Huck. A este cómic le falta un poco de alma. Le falta entrar más en el meollo y no quedarse en lo superficial, en lo formal. Yo también le veo todo el rato las costuras. Se ve demasiado fácilmente cómo el autor intenta contar lo que quiere contar. En cualquier caso, un muy buen cómic. Yo desde luego he leído cómics que me han gustado bastante más en los últimos años: Wilson, Asterios, Dios en persona, Alec (Ba y Moon deberían fijarse en la vitalidad de esta obra), Ombligo sin fondo, All Star Superman, S., Fun Home…

Animal Man
Animal Man
Lector
6 marzo, 2011 19:31

¡¡Viva, podré unirme a un grupo Anti-Coelho y Bucay!! ¡Con las ganas que tenía! 🙂
A “Daytripper” le echaré un vistazo, que la reseña me ha dado qué pensar. Gracias.

dennel
dennel
7 marzo, 2011 22:58

Que hay algunos diálogos que no suenan realistas, sí, porque comprime historias en una grapa y ahí tiene que meter truquitos. Para mí el ùnico problema real es que una vez ves el modus operandi pierde fuerza. No está estructurado como una historia al uso y eso tiene ventajas pero también inconvenientes. Un tebeo notable en mi opinión, pero notable justito y muy difícil de aconsejar a alguien salvo qeu lo conozcas muy bien. Aconsejo leerse un capítulo a boleo antes de pagar.
Yo tambien me apunto al antibucaysmo, el otro no he tenido el disgusto de leer nada de él. Aprovecho para antirrecomendar a Bernabe Tierno 😛

TigreHobbes
TigreHobbes
Lector
20 marzo, 2011 11:22

Has conseguido despertar mi atención… Esta semana cae. Me apetece una desintoxicación pijamil.