#ZNGames Crónica Madrid Games Week 2015

Por
0
241

O de cómo hay que cosas que molan, cosas que no molan y cosas que deberían molar, se podría llamar este reportaje. El pasado fin de semana estuvimos en el Madrid Games Week 2015, la mayor feria de videojuegos de España, donde se dan cita las novedades del sector, conferencias con profesionales, se anuncia alguna exclusiva y juega mucho, mucho. Esta es, pues, una breve crónica de lo que fue este fin de semana de gamers.

La gran ausencia, ¿alguien no entiende el marketing?

Lo primero que me llamó la atención al entrar en la MGW 2015, organizada en Ifema y aprovechando dos de los gigantescos pabellones del complejo, es la ausencia de Xbox. Ningún stand de la consola negra de Microsoft, salvo algunos monitores con juegos de coche que se usaban en algunos de los campeonatos y que, con toda seguridad, no se encargó Microsoft de que estuvieran allí. Esta estrategia por parte de los magnates de Windows sorprende: “ey chicos, que llevamos vendidas casi 10 millones de unidades menos que PS4, ¡deberíamos dejar de ir a ferias y promocionarnos en los países donde nuestras ventas se resientan más!” No es ningún secreto que en lo que a consolas de sobremesa se refiere, en España somos muy de Playstation. Es por esta misma razón que uno esperaría una fuerte presencia y campaña de marketing por parte de Xbox para tratar de arrebatarle ese terreno a su principal competidora. Pero no. La estrategia de los de Microsoft fue esconder la cabeza y dejar que pasara el chaparrón. Una verdadera lástima porque muchos nos quedamos con las ganas de probar el Forza Motosport 6. Sin embargo, se convoca la Fanfest Xbox 2015, donde se abrirán las oficinas de Microsoft España en el mes de Noviembre para que más de 4.000 jugadores prueben las novedades de la consola. ¿Estrategia acertada o suicidio empresarial? Por mi parte, llevaría mi producto a donde lo puedan ver los que prefieren a la competencia y no le abriría las puertas solo a la gente que ya me compra. Pero es una opinión.

La realidad virtual ahora se llama Playstation VR.

gaming-the-london-heist-02

Hemos probado la realidad virtual de Sony y nos ha gustado. Nos ha gustado mucho. Project Morpheus ahora se llama Playstation VR, y aunque en el cambio de nombre el gigante ha salido perdiendo, lo que hemos podido disfrutar es un verdadero salto generacional. Para las gafas de realidad virtual de la consola de sobremesa hemos podido probar el juego The London Heist, desarrollador por Sony, donde se nos narra una historia de gángsters. El juego es un first person shooter sin demasiadas complicaciones; lo bueno viene cuando te pones las gafas, agarras los dos mandos move y te sumerges en su mundo. Ya no eres un jugador: ahora eres el personaje. Ya habíamos probado prototipos de realidad virtual, como Oculus Rift y Lakento MVR, pero estas experiencias más o menos entretenidas han quedado muy eclipsadas por Playstation VR. El demo, de pocos minutos de duración, nos metía en la piel de un gángster que está siendo interrogado por un trabajo que salió mal. La increíble atención al detalle de que hace gala el juego sumado a la maravillosa tecnología de las gafas hacen posible una experiencia única: realmente vives el juego. Giras 360 grados la cabeza y puedes ver cada detalle del escenario; la profundidad de campo está increíblemente bien trabajada. Pequeños detalles, como que nos acercan un teléfono móvil y hasta que no lo cogemos y nos lo acercamos a la oreja no oímos la voz al otro lado de la línea… En Playstation VR hay mimo y hay saber hacer y la experiencia ha sido mucho más placentera que la que ya pudimos disfrutar el pasado año con Oculus Rift y un juego de coches cuyo motor de luz cegaba e impedía jugar. Uno de los aciertos de la feria que todo el mundo debería probar. ¿Estamos ante el futuro de los videojuegos?

Nintendo y Super Mario pisan fuerte

El stand de Nintendo fue sin duda uno de los favoritos de la feria. Super Mario Maker hizo las delicias de los jugadores en una gigantesca pantalla donde se explicó el mecanismo de juego y algunos atrevidos desarrollaron en directo varios niveles para después jugarlos. Se repartieron premios y se ganaron el favor del público. Al margen de la gran estrella, los juegos de Wii U y 3DS dieron mucho que hablar, con novedades como Disney Infinite 3.0 o Yo-Kai Watch. Otro punto positivo para el gigante nipón es que su stand me pareció el mejor organizado, con mayor cantidad de consolas y las colas no se hacían eternos. Resultaba una gozada caminar entre aquel mundo de color, de decoración fantástica, y perderse entre tanta novedad.

Sin duda, Nintendo se conoce esto de las ferias y se ha llevado por goleada el favor del público con la cantidad de exclusivos y de novedades que aún están a meses vista y que ya hemos podido disfrutar.

Assassins Creed juega contigo

assassins-creed-6-gameplay

Assassins Creed Syndicate, lo nuevo de Ubisoft para la imperecedera saga, se vistió de gala en este fin de semana. A parte de poder probar el juego, que desde ya os digo que es un sobresaliente, se lucieron con la posibilidad de dar un salto de fe desde tres metros de altura y caer en una gigantesca colchoneta; hacerse un tatuaje no permanente con la insignia de Syndicate y llevarse en exclusiva una bonita chistera. Todo esto acompañado de una decoración magnífica con ambientación de la época, figuras exclusivas de las ediciones de lujo de los episodios anteriores y actores disfrazados como nuestros asesinos y templarios favoritos.

La experiencia con Assassins Creed Syndicate fue más que positiva. Si bien el motor gráfico es un calco de Unity, con pequeñas mejoras como el tratamiento de partículas (los choques entre carruajes se hacen muy realistas al ver astillas de madera saltando por todas partes), la recreación del Londres victoriano es un acierto en toda regla. A esto hay que sumarle algunas novedades jugables como la posibilidad de conducir carromatos de caballos y de utilizar un gancho para subir a los tejados de los edificios, al más puro estilo Batman. Escuetos, sí, pero se agradece después de tantos títulos y tantas expansiones que se incluyan novedades jugables. El sistema de combate también parece más pulido, como ya pudimos apreciar en Unity, si bien seguimos echando en falta una mayor soltura en los movimientos y menos abuso del modo sigilo.

Assassins Creed Syndicate parece que viene con ganas de comerse a su antecesor y acallar las críticas contra la saga.

Atracciones, Bandai Namco y Zona Retro

Una de las cosas más interesantes, y que venimos viendo desde la pasada edición, es todo lo que tiene que ver con el entretenimiento derivado del videojuego. Esta edición del Madrid Games Week ha estado especialmente lleno de cosas que hacer para el visitante profano: tirolina y rocódromo por parte de Sony; salto de fe de Ubisoft, Star Wars Battle Pod, una recreativa donde tenemos que destruir la Estrella de la Muerte, de la mano de Bandai Namco, zombis e incluso un escenario de láser tag. Mención aparte merecen la gente de Ecombat con su Battlefield Laser Combat, una experiencia de combate con armas en vivo por un escenario realmente grande y fabulosamente decorado donde, por equipo, deberemos enfrentarnos a los rivales y acabar con ellos, utilizar botiquines y coger munición como si de un Call of Duty se tratara. Una maravilla para disfrutar con los amigos.

Dark-Souls-3

En el stand de Bandai Namco pudimos disfrutar de muchas novedades a las que estamos deseando echarle el guante. Tales of Zestiria, un jrpg que tiene mucho en común con la saga Star Ocean y el reciente Ni no kuni, nos dejó muy buen sabor de boca. Sin duda, la gran estrella del stand (un stand que, por cierto, era de los más fabulosos de la feria solo por el gigantesco dragón Shenlong de Dragon Ball) fue sin duda Dark Souls III. Creo que ningún crítico que se precie ponderará lo suficiente las virtudes de la saga Souls, iniciada hace ya cinco años por Demon’s Souls y elevada al Olimpo por Hidetaki Miyazaki. Pudimos probarlo y pudimos disfrutar con él: un gran acierto por parte de Bandai Namco dejar el demo preparado para que tuviéramos suficiente nivel y buenas armas y no morir a los dos segundos de empezar. Disfrutamos de un Souls maduro, a otro nivel, lleno de referencias a la saga e imbuido del espíritu medieval y de horror a que nos tienen acostumbrados. No podría asegurar si fue cosa del nivel en contrato que me tocó jugar, pero vi bastante parecido estético con Bloodborne, cosa que me gustó menos. Pero en general creo que Dark Souls III va a ser un juego que sentará cátedra cuando salga el próximo año.

Justo en frente, Star Wars Battlefront sacaba pecho con un gran caza imperial, modelo J.J. Abrams, que nos invitaba a probar las virtudes del nuevo juego masivo online. Y menudas virtudes, aparte de los increíbles gráficos, la jugabilidad es espectacular. Si bien seguimos echando en falta un modo campaña y esto le resta muchos puntos a un juego que podría ser sobresaliente y se ha quedado, tras probarlo, en entretenido.

Y tras disfrutar de los placeres de Namco y Star Wars, solo nos queda hablar de la zona indie y retro. Gamelab Academy e Made in Spain Games nos brindaron la oportunidad de disfrutar de algunos de los realizadores patrios más prometedores como Missing Translation de AlPixel Games o The Guest, de Team Gotham. Además de las ponencias que organizaron sobre el mundo del videojuego y la presentación, por primera vez, de un libro en la feria: la novela transmedia con videojuego incluido Infernorama.

Y para terminar, la zona retro donde pudimos comprar juegos antiguos, consolas, disfrutar de la exposición de máquinas antiguas y jugar a recreativas como en los 80s y 90s. Todo un deleite que no se puede dejar pasar en ningún acontecimiento gamer.

En definitiva, este MGW 2015 ha sido más grande, más variado y más intenso. Algunas novedades nos han pillado por sorpresa y otras las veníamos esperando, pero una cosa ha quedado clara, otro año más: el mundo del videojuego sigue viviendo su edad dorada.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments