Comic Barcelona – Entrevista a Xermánico

Charlamos con Xermánico en el 40 Comic Barcelona de su obra y experiencias de trabajo.

Por , y
1
728

Durante la celebración del 40 Comic Barcelona, de la mano de ECC Ediciones, pudimos disponer de unos minutos con el dibujante Xermánico, (Madrid, 1986, aunque se crio en A Guarda, Pontevedra) para poder plantearle algunas cuestiones sobre su s inicios y sus diferentes experiencias de trabajo con guionistas tan dispares como RAM V y Grant Morrison. La entrevista fue breve ya que, por problemas de agenda, no pudimos disponer de más tiempo.

ZN: Por empezar desde el principio, te has formado en la escuela Joso…

XERMÁNICO: Si, yo llegue a la Escuela Joso después de estudiar Bellas Artes. Estudie en Salamanca, luego un año en Lisboa y luego a la Joso.

ZN. Y ya desde el principio con el objetivo de…

XERMÁNICO: Si, si, de antes. Yo con 14 años me dio muy fuerte con el manga. Es algo que nos ha pasado a muchos de nosotros. Con 16 años empecé a ir a unas clases en Vigo, unas de fin de semana con dos dibujantes locales, Norberto y Jacobo Fernández, que son de Vigo, y ya con 18 años era el típico niño empollón que iba a estudiar una filología o algo así, pero se me cruzó un cable y si mi aspiración en la vida era dibujar cómics, pensé, tendré que estudiar algo parecido y acabe en Bellas Artes en Salamanca. Al acabar la carrera estaba verde todavía, con evidente claridad, y vi que una muy buena opción era estudiar en la Joso. Algo de lo que no me arrepiento porque la Joso forma muy bien.

ZN: Y de alumno has migrado a la figura de profesor.

XERMÁNICO: Si, en C10 en Madrid. Al final tuve que dejar de dar clases porque soy padre y compaginar dibujar cómics a tiempo completo, profesor a tiempo parcial y padre, es un imposible. Me dio pena. El equipo es muy bueno, dejándome a mi aparte, el resto de profesores es gente muy valiosa. Lo digo muy en serio.

ZN: Y que diferencias ves de ser primero alumno y luego profesor.

XERMÁNICO: Es que a mi eso de hablar mucho me tira y me gustaba enseñar y poder explicar a los alumnos. Dar clase, si funciona, es muy gratificante porque la final hay un punto muy empático. El alumno de dibujo está en un punto emocional muy similar a la que tú tuviste como alumno. Si tú le puede guiar para que llegue donde quiere llegar profesionalmente, puede ser tremendamente gratificante. En ocasiones he estado más orgulloso de los éxitos de algún alumno mío, que son sus éxitos, que no merezco ningún mérito, que con los propios.

ZN: Nos vamos al mercado americano. Empezaste con los videojuegos…

XERMÁNICO: El primero fue Duke Nuken, para luego pasar a Ubisoft, el sello que tiene en Francia, Lex Deus Royaumes, dónde hice una adaptación de Might & Magic Heroes IV y la serie no cuajó, no funcionó bien y solo se hizo un álbum. Y de ahí a DC para hacer más adaptaciones de series de televisión.

Xermánico

ZN: ¿Eres jugador?

XERMÁNICO: La ironía es que los juegos que me ha tocado adaptar no los he jugado. El Might & Magic es muy buen juego, pero nunca lo había jugado, ni el Duke Nuken que tampoco lo tenía muy dominado. Cuando me tocó dibujar Injustice, acabé comprándome una videoconsola y el propio videojuego para tenerlo todo más controlado.

ZN: En Injustice has trabajado con Buccellato, Taylor y varios equipos creativos, por ser una serie muy heterogénea. Has estado en varias temporadas. ¿Cómo logras encontrar el tono en estos casos?

XERMÁNICO: Las series tienen una progresión y un desarrollo y el trabajo del guionista no solo está condicionado por su propia forma de escribir, sino por la situación que se encuentra en la serie. Tom Taylor hizo un trabajo muy, muy bueno en las primeas temporadas y hace un desarrollo de personajes enorme. El éxito de Injustice es precisamente eso, que tenemos un desarrollo de personajes que no los hace estáticos emocionalmente. Lo que pasa que cuando entra Brian Buccellato, los personajes ya están plenamente construidos y han llegado al punto en el que deben estar y apenas pueden ya moverse. Buccellato hace unas cuantas apuestas interesantes, con ideas que me gustaron mucho, pero si es cierto que su margen de maniobra no fue el mismo que tuvo Tom Taylor. Algunos críticos fueron muy injustos con Brian en ese sentido.

ZN: El juego de la comparación.

XERMÁNICO: Si, eso es. Fueron crueles. Al igual que el trabajo de Taylor es bueno y la gente lo vio y lo supo valorar, el trabajo de Brian no estuvo nada a mal y hubo gente que no supo ver que había un esfuerzo y una intención en desarrollar un parte de la historia que, en las anteriores, con más éxito, no daba para más.

ZN: En la anterior entrevista hablamos de Wonder Woman. Es un personaje que nos comentaste con el que disfrutas mucho trabajando…

XERMÁNICO: Yo los superhéroes de DC los había leído, pero Wonder Woman no es el que más he leído. Cómics importantes del personaje, pero no una saga competa de 40 entregas. Lo que ocurre es que, a la hora de dibujar, personalmente, puede haber una diferencia entre lo que dibujo de forma diaria y lo que puedo dibujar sacando partido a mis ideas. WW fue una sorpresa en se sentido. El tono de la serie, los temas y como los trata, me resultaron profundamente cómodos. Los editores y los guionistas confiaron en mi criterio en algún momento y realmente es un punto de inflexión en mi carrera. Es cuando creo de verdad que esto puede funcionar de verdad.

ZN. Tu trabajo en LJO se te ve muy cómodo.

XERMÁNICO: Me gusta mucho cuando los guionistas tienen ideas un poco estrambóticas y necesitan desarrollarlas.

ZN: Hablaremos de Morrison en breve.

XERMÁNICO: (Risas) Claro. RAM V tuvo ideas muy buenas, con historia antigua, mitología, fantasía, con un punto irónico y literario y eso me hizo disfrutar mucho más. Hay dibujantes que lo que más les gusta dibujar es a Batman cayendo de un edificio o un Superman volando, pero a mí, aunque también puedo llegar a disfrutarlo, disfruto más de otros detalles. Desarrollar y diseñar el Merlín que aparece en la JLO, Aldara, la caballero, dándome una descripción con los adjetivos fuerte, valerosa, que vive en la actual Turquía, pero es bizantina de origen turco, y que esté relacionada con la magia, forma el crisol para mezclar todo con armaduras bizantinas, que tenga un carácter fuerte, pero hermoso, que lo sexy no se coma al carácter, que haya emoción en su diseño. Todos esos matices los disfruto mucho. Saldrá mejor o peor, ese es otro tema, pero lo disfruto mucho.

ZN: ¿Qué tal con RAM?

XERMÁNICO: Es muy agradable. Confió mucho en mí. Cuando un guionista no confía en ti te da todo masticado, para que no te salgas de la línea. En el caso de RAM hay muchas cosas que me comentaba. A ti que te parece si hacemos esto y si se te corre algo mejor vamos por ahí. Y eso es algo que agradezco mucho.
ZN. Eso hace que se note en el resultado final.

XERMÁNICO: RAM hace muy buenos trabajos y sabe sacarle partido incluso a las 10 páginas de historia de complemento de la LJ. Uno puede pensar que no dan para mucho, y yo el primero, y me encontré con un cómic muy disfrutable.

ZN. Bueno, pensamos que es lo mejor de la grapa mensual.

XERMÁNICO: Gracias. Como persona y dibujante, tengo un lado pedante y pesado. Me dicen vamos a dibujar un castillo medieval o unas ruinas medievales y me entra la alegría y quiero que sean muy exactas, lo que hace que disfrute mucho en ese sentido. Luego, por ejemplo, como esta muy relacionado con la magia y la mitología, podía jugar muchísimo con adornos laterales, la ambientación. No es un cómic basado en lo rítmico, como en la sensación de magia en general. Daba mucho juego.

ZN. Le das importancia a lo que hay detrás el personaje.

XERMÁNICO: Eso es una cuestión cultural. Como lectores y creadores, hay criterios y uno de esos criterios de la producción americana es que el centro de la historia es humano. Todo lo demás es importante porque nos agarra a la tierra, pero lo que mueve la historia es lo humano. Sin embargo, hay otro enfoque que es diferente, en el que el entorno es lo que hace que la historia tenga sentido. Yo como dibujante de figuras no destaco dentro de los dibujantes de DC Comics. Hay grandes dibujantes de figuras, pero yo aposté por los fondos porque asientan la historia y la hacen más creíble y mas emocional. Los japoneses piensan que un buen fondo no solo agarra la historia, sino que le aporta el tono emocional a la misma. Cuando Akira Kurosawa, pone al malo mirando a cámara, con una casa ardiendo al fondo, esta haciendo un retrato emocional del personaje y lo esta anclando a su entorno. Evidentemente yo no llego a es nivel de sofisticación, no me voy a pasar de listo, pero va por ahí el tema.

ZN: Tienes tiempo para poder poner esa atención a los fondos.

XERMÁNICO: Ya en WW di a entender que el trabajo que yo hago, para que tenga el valor que puedo aportar, necesita un poco más de tiempo que el de otros dibujantes. Por talento y por enfoque, no puedo ir a la misma velocidad de otros dibujantes mucho mejores que yo. Después de la pandemia, hubo un grado especial de empatía desde los editores. Yo tengo un niño pequeño en casa y no puedo dibujar páginas a la velocidad de antes, pero si la queréis igual de bien, puedo ir un poco más lento. Los editores fueron proclives a ello y estoy trabajando con unos tiempos, que, sin ser de vago, me permite tener vida y hacer las paginas con calidad. También es cierto que ahora trabajamos en digital y eso facilita mucho las cosas.

ZN: Nos vamos a meter en el jardín de Morrison. Trabajaste con él entre sus dos temporadas en la serie de Green lantern. ¿Cómo es trabajar con una mente que parece que no sigue los mismos patrones que el resto?

XERMÁNICO: Los guiones de Morrison son excelentes y muy evocadores. Escribe mucho y lo hace muy bien. Son guiones muy difíciles de leer, porque usa un inglés menos plano, muy elaborado y a la hora de desarrollarlos es complicado porque es muy evocador, muy exigente y con muchas ideas. Si bien mi relación con él fue perfecta y me agradeció el trabajo, me lo pasé genial haciendo el cómic, si creo que su guion tenía un potencial mayor del que yo pude desarrollar. Los cómics de Liam Sharp, el dibujante de las dos temporadas, trasmiten un extra que mis páginas no llegaban a transmitir.

ZN: Tus diseños de los seres infernales son muy espectaculares también.

XERMÁNICO: Los seres infernales que aparecen en ese cómic fueron descritos milimétricamente por Morrison. Podéis pensar que vaya ideas tiene Xermanico, pero no, desarrollé visualmente una descripción detallada. Cuando yo leo este monstruo va a ser un aparato digestivo flotante con una boca dentada que genere pavor, me quede de piedra. Lo que pasa que como describe tan bien, no sufrí mucho, aporte alguna idea para que encajase mejor, pero Morrison tiene una visualización muy interesante de lo que quiere, por lo que en este caso ejecute lo que estaba pidiendo.

ZN: No te quites merito…

XERMÁNICO: Obvio, si no sabes dibujar tampoco va a salir. Lo que quiero decir es que hay guiones más abiertos y más cerrados. El guion de Morrison en los puntos clave, tenía muy claro que quería y lo que tenía que hacer yo, además de muy bien descrito, lo que es de agradecer.

ZN: Frontera Infinita es donde trabajas con Joshua Williamson, que se ha convertido en el nuevo arquitecto del Universo DC. ¿Cómo afrontas estar en medio de lo que es el primer paso a un cambio global dentro del universo de ficción de DC?

XERMÁNICO: Todos los trabajos que hago mi necesidad, a veces lograda o no, es transmitir las emociones precisas al lector. Que todo quede claro. No es tanto lucir una página, sino que la sensación general de la historia sea la que queremos. En ese sentido los lectores dirán, pero yo me lo pasé muy bien al pedirme cosas cósmicas muy gigantes y divertidas de dibujar. Yo me lo he tomado, no como un trabajo que es un puntal arquitectónico de la creación de la editorial, sino como una obra que genere las emociones que debe dar en cada momento.

Artículo anterior#ZNCine – Crítica de Todo a la vez en todas partes, de Dan Kwan y Daniel Scheinert
Artículo siguienteServicio Informativo del Cómic Independiente USA #479
Mi primer coqueteo serio con los comics puede datarse en el año 1988, en Zaragoza, concretamente en el recreo del colegio, mirando el primer número de la serie Millenium de DC. Aquello lo cambió todo. Quería tener el segundo número y el tercero... y como dice el dicho: el resto es historia. 5000 comics después y toda una vida entre viñetas seguimos a pie del cañón.
Cordobés del 77, afincado en Barcelona y biólogo de profesión. Me gusta entender el mundo en viñetas desde pequeño. Fogueado con Ibáñez, Hergé y compañía, terminé enamorado, a la vez, de los mutantes Claremont y los adolescentes de Wolfman. Luego Zinco terminaría de conquistarme con crisis, ligas, legiones, Miller, Moore, Morrison, Gaiman... Tras los apabullantes años noventa terminé apartándome un poco del cómic, pero con el tiempo me volvió la locura. Con la madurez he sabido ampliar mis gustos, filias, críticas… y de hecho en los últimos años lo que más me gusta es la teoría e historia de los cómics.
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, vino lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos.
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Drury Walker
Drury Walker
Lector
12 junio, 2022 8:33

Pues sera breve, pero bien aprovechada!

Espero que DC le trate como se merece, que siga motivado y que ECC publique lo que tiene inedito.

Saludos!