Buffy cazavampiros, 8ª temporada, vol. II y III

Por
15
546

Para paliar el retraso acumulado en el comentario de la continuación canónica de las aventuras de la cazavampiros más popular de todos los tiempos, esta semana reseñaremos los dos últimos tomos publicados por Norma Editorial. Dos tebeos en los que podemos comprobar de primera mano cómo esta octava temporada alcanza un ritmo notable, planteando el regreso de un personaje secundario que desde un primer momento caló hondo entre los incondicionales del “buffyverso”, así como “una serie de catastróficas desdichas” que sacudirán a nuestros protagonistas. Una buena ración de aventuras, humor, acción y drama que al menos a quien escribe estas líneas, ha servido para anestesiar la profunda decepción padecida tras el visionado de Dollhouse, nuevo producto televisivo creado recientemente por Joss Whedon. Sin más dilación, entremos en materia…

Post de referencia: Buffy Cazavampiros, Temporada 8, volumen I: El largo camino a casa.

Buffy Cazavampiros, 8ª temporada volumen II: No tienes futuro

Edición original: Buffy the vampire slayer, season eight #6-10; Dark Horse Comics.
Edición España: septiembre de 2008; Norma Editorial (Colección made in Hell).
Guión: Brian K. Vaughan y Joss Whedon.
Dibujo: Cliff Richards y Georges Jeanty.
Entintado: Andy Owens.
Color: Dave Steward.
Formato: tomo recopilatorio de 136 págs. encuadernado rústica.
Precio: 13,00 €.

El arco argumental recopilado en este tomo, titulado No tienes futuro, cuenta con la inestimable colaboración de Brian K. VaughanRunaways, Y, El último hombre, Ex Machina– como guionista invitado. Acompañado por el habitual Georges Jeanty a los lápices, el escritor neoyorquino aprovecha la oportunidad para recuperar a uno de los secundarios que calaron más hondo entre el fandom: Faith Lehane. Interpretado por la actriz Eliza Dushku en la pequeña pantalla, este personaje desempeñó desde un primer momento un papel en claro contraste con el de Buffy Summers, presentándose como una “cazadora” torturada por un trasfondo vital realmente accidentado. Desde la cuarta temporada de la serie televisiva, protagonizó diferentes apariciones tanto en Buffy, Cazavampiros, como en su spin-off Angel, oscilando sus motivaciones e intenciones entre la siempre confusa línea que separa el bien y el mal. Pese a su buen fondo, esta alma torturada y vulnerable sirvió como contrapunto de Buffy, puesto que por su dudosa –y voluble– moralidad, representaba la personificación de en qué se podría haber convertido la protectora de Sunnydale en caso de haber errado en sus elecciones, o en el supuesto de no haber contado con el incondicional apoyo de su familia y amigos. Pero Faith también representa el afán de superación y redención, el aprovechamiento de segundas oportunidades como medio a través del cual alcanzar la redención y la expiación de pecados pretéritos.

Partiendo de esta atractiva caracterización –descrita a la perfección por Segio Colomino en el artículo integrado en la edición española–, Vaughan nos sumerge en una historia en la que Lady Genevieve –“Gigi”–, “cazadora” perteneciente a esferas aristócratas, emplea sus habilidades para fines muy alejados de los que se le presuponen. Ante tal situación, Giles se ve obligado a recurrir a Faith para pedirle que, tras infiltrarse en el círculo íntimo de Gigi para liquidarla. Pero con lo que no contaba Giles es con la posibilidad de que, por comprender la animadversión que siente por Buffy, Faith pudiera empatizar con su futura víctima…

Una premisa entretenida y sencilla, que sirve para recordarnos los rasgos de esta anti-heroína televisiva que, pese a su rebeldía innata, ha sabido reconducir las vicisitudes padecidas para afrontar un evidente proceso de maduración. En el apartado gráfico, Georges Jeanty continúa evidenciando un nivel más que aceptable, gestionando con acierto el incuestionable handicap de tener que ceñirse a los ragos faciales de unos personajes que los lectores tienen muy presentes. Adortunadamente, en lugar de decantarse por una opción hiperrealista, Jeanty opta por tomar los rasgos más característicos para adaptarlos a su propio estilo.

Comentario

Brian K. Vaughan realiza un trabajo correcto, sin alardes ni estridencias debido en buena medida al hecho de que Joss Whedon ejerce como productor de esta octava temporada, delimitando los temas y argumentos que cada guionista debe tratar. Pero de todos modos, la impronta personal de Vaughan queda patente, por ejemplo, en la inserción de numerosas referencias y menciones culturales, que van desde la comiquera Little Nemo in Slumberland, a la televisiva Dr. Who, pasando por las cinematográfica o 1998: Recate en Nueva York, o las musicales Amy Winehouse y Arctic Monkeys. Tan solo algunos ejemplos de lo que el lector se puede encontrar en las páginas de este tebeo…

Se completa el tomo con la historia corta titulada En cualquier lugar menos aquí, en la que el mismísimo Joss Whedon retoma los guiones para ofrecernos un episodio unitario que, ilustrado por Cliff Richards, se centra en la visita de Buffy y Willow a un demonio llamado Sephrilian, quien podría solventar las numerosas dudas que rodean a la misteriosa organización conocida como Crepúsculo. Pero más allá del punto central de la trama, este tebeo sirve para profundizar, por una parte en la relación de amistad entre Buffy y Willow, y por otra en las circunstancias que propiciaron la conversión de Dawn en una gigante adolescente.

Buffy Cazavampiros, 8ª temporada volumen III: Lobos a las puertas

Edición original: Buffy the vampire slayer, season eight #11 a 15; Dark Horse Comics.
Edición España: enero de 2009; Norma Editorial (Colección made in Hell).
Guión: Joss Whedon y Drew Goddard.
Dibujo: Georges Jeanty.
Entintado: Andy Owens.
Color: Michelle Madsen.
Formato: Tomo recopilatorio de 136 págs. encuadernado en rústica.
Precio: 13,00 €.

Tras el anterior arco argumental –No tienes futuro–, eminentemente centrado en la figura de Faith, la trama de Lobos a las puertas retoma el hilo de los sucesos relativos a Crepúsculo, la misteriosa organización que trae de cabeza a nuestros protagonistas. O al menos los retoma de forma tangencial, pues pese a darnos pistas relativas al desarrollo de los acontecimientos que sin lugar a dudas se sucederán en próximas entregas de esta colección, en este tomo tendremos la oportunidad de emprender un viaje rumbo al “País del Sol Naciente”: Japón. En esta ocasión, Drew Goddard toma el relevo de Brian K. Vaughan como encargado de plasmar y enriquecer las ideas de Whedon, haciendo gala de su amplio bagaje en el campo de la ficción dentro de la pequeña pantalla para narrar una historia preñada de instantes cómicos, emotivos y dramáticos. Y es que pese a su juventud –acaba de cumplir 34 años–, Goddard ha formado parte del staff de productores y guionistas de películas como Cloverfield / Monstruoso, o la inminente The cabin in the Woods –que él mismo dirigirá, contando con la ayuda de Whedon a los guiones–, además de series televisivas de tanto renombre como Alias, Lost y, como no podía ser de otro modo, Buffy, Cazavampiros y Angel.

Pero antes de centrarse en el arco argumental titulado Lobos a las puertas, Joss Whedon escribe una historia titulada Un bonito atardecer, centrada en la localización de una posible guarida de vampiros, circunstancia que llevará a Buffy a protagonizar una incursión en dicho territorio, contando con la colaboración de Satsu, una de las integrantes más prometedoras del escuadrón de cazadoras. Una vez allí, se toparán con quien parece estar tras la organización Crepúsculo, personaje que lejos de aclarar la situación, siembra más preguntas en la mente de la cazadora. Una buen preludio de lo que está por venir, esbozado por un Whedon que parece tener las ideas realmente claras…

Dejando a un lado esta historia unitaria, el grueso de la trama desarrollada en este recopilatorio, la historia escrita por Drew Goddard, se centra en tres vampiros tremendamente poderosos, cuya aparición propiciará que Xander solicite ayuda a un viejo amigo: Drácula. El enfrentamiento con los vampiros se trasladará a Japón, donde se librará una cruenta batalla, de consecuencias insospechadas…

Dejando a un lado una secuencia que en lugar de por las connotaciones que los sectores más rancios podrían calificar de “políticamente incorrecta”, debería valorarse por el ritmo y el sentido del humor con el que se desarrolla, la valoración de este tomo está condicionada por una sensación muy subjetiva experimentada durante su lectura: por fin han logrado capturar la esencia de la serie televisiva. Bien es cierto que en anteriores entregas se apreciaba un notable esfuerzo por parte de los equipos creativos para trasladar al lector la fidelidad al concepto y al tono de la serie televisiva, pero a mi juicio, ha sido en las páginas de Lobos a las puertas donde realmente se ha logrado sacar el mayor de los partidos a la alquímica mezcla de humor, acción, aventuras, comedia y drama tan característica de la obra magna de Whedon.

Comentario

Además de continuar generando ingentes cantidades de misterio en relación al “asunto Crepúsculo”, Goddard desarrolla frentes abiertos en anteriores entregas, como la relación entre Renee y Xander, o las consecuencias implícitas en el “despertar” de Buffy narrado en El largo camino a casa. Pero es que además, se las apaña para explotar la comicidad del encuentro entre Xander y Drácula –impagables las intervenciones del personaje creado por Bram Stoker–, para explorar las preocupaciones de Buffy, y para incluir instantes cargados de violencia y dramatismo que, en contraposición con el tono medio de la serie, impactan sobremanera. Pero lo más disfrutable y gratificante es el modo en el que el guionista juega con las reglas no escritas de la ficción para sorprender al lector: en unas ocasiones, sigue a rajatabla los convencionalismos inherentes a la ficción “whedonesca” –por ejemplo: desarrollos argumentales que aparentemente tienden a un final feliz, suelen derivar en desenlaces dramáticos–, pero en otras, los retuerce para propiciar el asombro del lector. Y pese a excesos puntuales, atribuibles a la libertad de un medio como el cómic frente a la televisión, sale victorioso en su propósito, firmando el mejor tebeo publicado hasta la fecha de esta “octava temporada” de Buffy, Cazavampiros. Un arco argumental que, sin lugar a dudas, alterará el status quo de algunos de los protagonistas, además de abrir nuevos frentes argumentales cuyo abordaje se antoja realmente interesante.

En cuanto a Georges Jeanty, poco cabe añadir respecto a la valoración de su trabajo en el anterior tomo recopilatorio, pues cumple sobradamente su función. Aunque puestos a buscar una pega, tal vez se adivine cierta dejadez en la realización de unos fondos que en ocasiones, brillan por su ausencia.

En definitiva, dos tomos que a buen seguro harán las delicias de los incondicionales del “Buffyverso” –como he comentado en líneas precedentes, especialmente Lobos a las puertas–, y que debido a la mitología desarrollada durante siete temporadas de la serie televisiva, probablemente prive a quienes no las hayan visionado de buena parte del factor nostálgico y empático necesario para disfrutar plenamente el desarrollo y desenlace de determinadas secuencias.

Enlaces de interés


Whedonesque: Weblog oficial de Joss Whedon.
Página web oficial de Georges Jeanty.
Página web oficial de Dark Horse Comics.
Página web oficial de Norma Editorial.
Reseña de Buffy Cazavampiros, Temporada 8, vol.1: El largo camino a casa.
Reseña de Astonishing X-Men: El Don.
Reseña de Astonishing X-Men: Peligroso.
Reseña de Astonishing X-Men: Desgarrada.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

15 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sir Ocelote
Sir Ocelote
28 febrero, 2009 13:53

Magnífica reseña, David. Lo cierto es que ,tras las (creo yo) comprensibles dudas iniciales la 8ª temporada de Buffy está demostrando ser una más que digna continuación de la serie original. Para mi gusto todavía no ha terminado de alcanzar el nivel de los mejores momentos de la versión televisiva (aunque el listón estaba muy alto, todo hay que decirlo) pero coincido en que este “Lobos a las puertas” es un paso tal vez decisivo hacia ello. Sin duda el mejor arco hasta el momento. Y no es que los otros fueran malos, ni mucho menos, pero lo cierto es que no pasaban de entretenidos. Y a Buffy (y a Whedon sobretodo) hay que pedirle mucho más.

Por otra parte, lo único que sigo echando de menos es la presencia de un secundario tan importante y carismático como Spike. Es una pena lo del conflicto de derechos entre los personajes del Buffyverso porque Spike me parece un personaje muy necesario en el elenco de secundarios de la serie. Algo falta sin él. Y para colmo en el Ángel de IDW se está desperdiciando al personaje. Bueno en realidad en esa colección se está desperdiciando todo el potencial de los personajes de Whedon. ¡Cosa más mala por Dios! Y peor dibujada imposible.

WWfan!
WWfan!
28 febrero, 2009 15:40

Sobre Dollhouse… ¿A alguien le ha entusiasmado alguna vez un primer episodio de Whedon?, porque a mí no.
Su fuerte son los diálogos, la construcción de personajes y los continuará.
Démosle tiempo…

WWfan!
WWfan!
28 febrero, 2009 16:09

A ver cómo evoluciona. Y si es malo, pues es malo, pero este hombre tiene para mi al menos mi confianza en que pueda ir a mejor…

Andy
Andy
28 febrero, 2009 16:15

Pues…a mi me gustó Dollhouse…no de por si, sino por lo que puede llegar a ser. Ya en el primer episodio habia pistas de que van a pasar cosas grandes y de que hay cosas por descubrir, y eso con whedon siempre son buenas noticias…
Bueno, al menos hasta que la cierren en el capitulo 6.

Maesemediarock
Maesemediarock
28 febrero, 2009 16:34

Las primera temporada tanto de buffy como de angel eran bastante malas, pero leugo mejoraron un monton. Con firfly eso no paso y ya casi desde el principio estaba muy bien pero la cortaron y no se sabe lo ke podria haber dado de si con mas de 2 temporadas. Y la nueva no ha empezado muy bien y siendo de la fox no creo ke le den mucho margen. Aunke lo bueno eske ya ha completado los 13 capis, la temporada entera y con final, asike si la cancelan no kedara colgada, ya veremos.

Dellius
1 marzo, 2009 4:29

En el ultimo dibujo, por que no arreglaron ese brazo?

IvánN Díaz
1 marzo, 2009 11:48

Yo aún tengo esperanzas con Dollhouse… a versi no me equivoco!

Y aprovechando que paso por aquí… ¿Alguien se ha pillado el Omnibus de Buffy publicado por Norma? Es que al mío le faltan páginas (a partir de la 272 hasta más o menos la 290) y no sé si será cosa de mi ejemplar o de la tirada…

Sir Ocelote
Sir Ocelote
1 marzo, 2009 13:11

Uhm, Iván me temo que va a ser cosa de tu ejemplar, eh? En mi caso (lo he ido a comprobar a la carrera por que aún no había llegado a esa parte y  me temía lo peor XD!) mi ejemplar está completo y no le falta ninguna página. 

Por cierto, que es este un material que, sin ser sobresaliente ni mucho menos, me parece francamente recomendable. Comics entretenidos y revisitaciones -por lo que he leído hasta ahora vaya- de momentos concretos de la continuidad del Buffyverso con bastante buen tino. Recomendable entretenimiento pese a que (creo) que no forma parte del canon oficial.

IvánN Díaz
1 marzo, 2009 13:26

Gracias Sir Ocelote!

Tendré que cambiarlo…

Estoy de acuerdo contigo en que las historias están francamente entretenidas y que, sin ser ninguna maravilla, se leen con bastante interés y no desagradan. Y el formato no me disgusta. Pensé que iba a ser más frágil.

Spornock
Spornock
1 marzo, 2009 21:44

Vaya, precisamente hace un par de semanas quedé con Sergio Colomino (el encargado de los artículos de la serie) y hablamos sobre los que ya había hecho… ya le diré que se pase por aquí a ver lo que decís de él, jeje.

IvánN Díaz
2 marzo, 2009 0:18

Pues saludos a Sergio que es amiguete xDDD

IvánN Díaz
2 marzo, 2009 0:18

PD: aún no he visto el 3er capítulo de Dollhouse, ya te comentaré, David!