Batería de Reseñas #07

Por
25
389

Bienvenidos a esta nueva hornada de la Batería de Reseñas. Esta vez tocan los tomos de Marvel y el Ultimate Iron Man, que no pude analizar la primera semana: prometí que iría aquí, y como uno es pobre pero honrado – ya se sabe que las desgracias nunca vienen solas – pues aquí está. Este mes, Pantera Negra viaja a un mundo en blanco y negro – tanto literal como figuradamente -, Nova se encuentra con un viejo personaje y con un perro soviético, concluye Aniquilación con un conflicto a gran escala en Aniquilación: Conquista, vuelven los Marvel Zombies (no, los de los salones no, los que muerden) y Spiderman se enfrenta a un poseso místico con ayuda de un escuadrón de vagabundos. Así pasé yo mi fin de semana… pero eso es mejor dejarlo para otro momento. Ahora, a las reseñas. Que las disfrutéis.

Aniquilación: Conquista
Edición original: Annihilation: Conques #01-06
Guión: Dan Abnett y Andy Lanning
Dibujo: Tom Raney

ANIQUILACIÓN: CONQUISTA

Enhorabuena. Abnett y Lanning han puesto el punto final de Aniquilación con estilo, clase y un toque a cine de ciencia ficción delicioso. Todas las piezas que se han ido diseminando – con mayor o menos fortuna – durante las distintas miniseries confluyen aquí, haciendo su particular aportación a una conclusión épica, grandiosa, y rebosante de acción y sorpresas. Lo sorprendente de todo esto es que, pese a su gran magnitud y sus múltiples implicaciones, es una historia sumamente accesible y atractiva desde el primer vistazo: engancha durante la presentación a base de puro espectáculo, ideas creativas y una conseguida sensación de “más grande que la vida”, y pese a eventuales bajones de ritmo hacia la mitad de la miniserie, el final está a la altura. Incluso puede leerse por sí misma – y eso es mucho decir para una miniserie de la que derivan tantas otras – aunque muchos aspectos se disfrutan más si se sabe qué hay detrás.

La fórmula ganadora de una gran historia cósmica suena sencilla en teoría, pero muchos son los que se quedan en el camino: lo que debería resultar un peligro para toda la galaxia se reduce a villano de opereta, la acción resulta descafeinada o mundana, la jerigonza espacial densa y mal aprovechada suplanta a la originalidad y la inventiva. No obstante, nuestra pareja de guionistas se sienten como pez en el agua rodeados de estrellas, combates a escala gigantesca y amenazas imposibles, y son capaces de llevar esa teoría a la práctica con una naturalidad apabullante. Aniquilación: Conquista tiene todo lo que le puedes pedir a una historia de aventuras, de superhéroes y de ciencia ficción. Hay heroísmo, hay acción, hay tragedia, hay sorpresas, hay giros, hay desesperación y esperanza, villanos imparables y héroes irredentos, acción por todas partes y una buena dosis de esos enormes robots que tanto nos gustan a todos.

Pero vamos a ponernos con los fallos, que sé que lo estáis deseando. En primer lugar, al intentar cerrar todos los frentes, algunos reciben un mejor trato que otros. Hay algunas partes que son mucho, muchísimo más interesantes que otras; por lo que en ocasiones la miniserie puede resultar descompensada. Se nota cuando se lo están pasando bien, cuando quieren que una pieza juegue un papel fundamental o impresionante, y cuando quieren finiquitarla y pasar a cosas más interesantes. Es comprensible, no obstante, ya que si hubiesen sido capaces de atar todos los cabos y cerrar todas las tramas con un mismo nivel de altísima calidad no sólo estaríamos ante una obra recomendada para cualquier lector de superhéroes, sino ante una referencia.

En segundo lugar, la historia se ve achacada por el conocido síndrome de “buen comienzo-buen final-puntos intermedios flojos”. El comienzo es una presentación sumamente eficaz si excusamos las referencias que pueden perderse de no haber leído otras series, y el final está a la altura de la épica: por desgracia, algunos momentos resultan un poco más lentos, con una dirección menos clara o más insípidos. No son malos, no son aburridos en absoluto, pero si los comparamos con la vibrante intensidad de los últimos episodios o con los tambores de guerra de los inicios (o con el imparable torrente de acción e ideas de Nova, por citar otros trabajos) puede echarse en falta algo más de intensidad o emoción.

El dibujo de Tom Raney es sumamente satisfactorio, y posiblemente su mejor trabajo hasta la fecha. Todas las escenas tienen un alto grade de detalle y muestran cada escena con el mayor impacto y crudeza. Las batallas resultan épicas y grandiosas, como tiene que ser, y su manejo de los planos explosivos impulsan aún más la espectacularidad de la saga. En ocasiones hay una cierta falta de dinamismo en los personajes, pero es perdonable: el conjunto tiene un aspecto francamente bueno que complementa la obra a la perfección.

Marvel Zombies Civil War #01
Edición original: Marvel Zombies Vol.2 #01-05
Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Sean Phillips

MARVEL ZOMBIES CIVIL WAR #01

La primera miniserie de Marvel Zombies fue un producto sorprendente, divertido y con un estupendo toque irreverente. Su falta de sutileza (¿Y quién la necesita? Son zombies, por amor de Dios) se veía compensada con un momento impactante o extremadamente bestia cada dos páginas, o con paladas de humor negro. Por desgracia, poco queda de aquello en este segundo volumen. La frescura ha desaparecido, pero no esto no es enteramente culpa del guión: simplemente, Marvel Zombies es un chiste de una sola idea, y todos los chistes hacen menos gracia cuando ya te los sabes. Lo que en su momento era gracioso ahora sólo resulta un poco simpático, y lo que en su día fue asombroso o escalofriante ahora sabe a visto. Si le quitas el impacto y la diversión a una serie de estas características, estarás quitando las dos columnas fundamentales sobre las que se asienta.

Tampoco ayuda el hecho de que el guión se tome más en serio a sí mismo y trate temas algo más profundos (pero no mucho) o desde una perspectiva un poco más seria. Por no decir que muchas de las buenas ideas ya se quemaron en el primer volumen, la mayoría de personajes han muerto y sólo queda un reducido elenco de secundarios no muy interesantes con los que trabajar. Por todo ello, este segundo volumen transmite la impresión de una escopeta que habiendo gastado todos los cartuchos, ha sido cargada por perdigones. Sabe a poco, y lo peor es que tampoco podría haberse mucho mejor con el material del que disponía.

Como guinda, es simplemente imperdonable que con lo bien que gestiona Kirkman las situaciones post-ataque zombies (ya sabéis, los supervivientes se organizan, surge una estructura y un orden, se piensa en el mañana), ésta esté tan mal conducida. Ha demostrado que sabe hacerlo, pero aquí no se nota en absoluto. La mayor parte del contenido resulta aburrido y estirado, hasta confuso en ocasiones. El hecho de que intente añadirle una mayor profundidad a la “enfermedad” resulta superfluo, y nadie se plantearía nada sobre su cura o evolución si la historia fuese sólida.

Todo lo anterior no significa que este segundo volumen de Marvel Zombies esté exento de momentos impactantes o de algunas buenas conversaciones. Algo hay de eso. Pero el primer volumen echó el resto, dejando sólo migajas para su predecesor, que resulta soso y descafeinado: no es socarrón, no es atrevido, y se toma demasiado en serio a sí mismo. Ni siquiera cumple con las expectativas a nivel argumental, y hasta el dibujo de Philips resulta algo más feo y descuidado si cabe. En suma, un trabajo muy poco recomendable: a esta vaca ya no le queda ni una gota de leche.

Nova #02
Edición original: Nova #08-#12 y Nova Annual #01
Guión: Dan Abnett y Andy Lanning
Dibujo: Wellinton Alves, Mahmud A. Asrar, Lebs Jr. y Paul Pelletier

NOVA #02

Algún día mi compañero Juanjo Palacios y yo encontraremos al inventor de portadas como la de este tomo y le invitaremos a una copa de Absolute con desatascador de tuberías.

Abnett y Lanning se han ganado el puesto de “gurús cósmicos” Marvel, y con trabajos como este Nova, es fácil entender por qué. Esta pareja de guionistas entiende a la perfección qué es lo que hace que las historias espaciales funcionen, cómo hacerlas divertidas y cómo sacarles todo el partido. Cada página de Nova es una nueva sorpresa, un nuevo concepto impresionante, un emocionante peldaño de una historia que va subiendo de tono hasta una épica conclusión. Suena grande, ¿verdad? Espera a leerlo.

En primer lugar, Nova (la serie) es divertida. No divertida como un chiste, divertida en el sentido de que no tienes que esperar seis números hasta que aparezca algo original: aquí hay algo simpático, asombroso o emocionante cada pocas viñetas. Si vas a escribir una historia en el espacio, lo mínimo que tienes que hacer es aprovechar que has roto las cadenas de un entorno mundano y anodino para dejar volar la imaginación y escribir situaciones imposibles o personajes descacharrantes como un perro soviético cosmonauta que habla y lanza descargas de energía al ladrar. Escribir una historia en el espacio con la misma temática, argumento y recursos que una historia en la Tierra es un desperdicio de tiempo y de esa bonita técnica de Photoshop que se utiliza para pintar nebulosas.

En segundo lugar, Nova es emocionante. No emocionante como el final de la Tumba de las Luciérnagas o algo así, emocionante en el sentido de que te mantiene pegado al asiento, sofá o superficie en la que estés sentado mientras lo lees. Tiene un equilibrado sentido del drama y la tensión, sabe mantener el interés y crear una permanente sensación de peligro. Trucos tan sencillos como tener una amenaza a plena vista, pero dormida, sólo para activarla en un momento crítico sirven para formar una atmósfera de impredecibilidad deliciosa.

En tercer lugar, Nova juega a lo grande. Retomando la idea de cuales son los aspectos a cuidar al escribir una historia cósmica, uno de los pilares es que cuanto mayor es el escenario, es de recibo que mayores sean los planes, los argumentos y las amenazas. Las historias espaciales suelen tener varios actores, muchas personas implicadas y densas redes de relaciones y motivaciones: Nova prefiere centrarse en unos pocos personajes – por lo que resulta más accesible y permite una mayor conexión con éstos – pero respeta que las amenazas sean cada vez más grandes y asombrosas. Y no sólo en el sentido físico.

Y por último, Nova está muy bien dibujada. Un dibujo acertado, detallado, versátil. Desde pasillos cerrados y claustrofóbicos a grandes espacios abiertos con robots gigantes luchando a muerte: todo tiene un aspecto fantástico, alienígena, ideal para lo narrado. Desde zombis espaciales a fugas a la velocidad de la luz, con la tensión y emoción intactas; a la altura de la fértil imaginación de los guionistas y manteniendo siempre un alto nivel de calidad.

Si buscas una lectura potente, muy entretenida y que aprovecha todas las ventajas que ofrecen las historias en el espacio, Nova es para ti, seas iniciado o veterano – gracias a su logrado equilibrio entre novedades y uso de elementos del pasado y referencias-. Siempre tiene algo nuevo y refrescante, mantiene viva la esencia de gran aventura heroica y el guión es vibrante y ágil. Una compra de lo más recomendable, y el más claro ejemplo de por qué Abnett y Lanning están donde están.

Pantera Negra #06
Edición original: Black Panther Vol.4 #31-34
Guión: Reginald Hudlin
Dibujo: Francis Portela, Andrea DiVito y Cafu

PANTERA NEGRA #06

El hecho de que los buenos estén conectados a una especie de máquina (o de planta, como en el caso de Mongul) que manipula sus mentes y los embarca en viajes oníricos por si propia vida es una premisa que puede dar lugar a reflexiones interesantes sobre el personaje, o a confusas historietas sin demasiada coherencia, o con apenas dos aspectos interesantes rodeados de sinsentidos. Pantera Negra, o al menos el primer número que compone este recopilatorio, cae en la segunda categoría. Puedes encontrarle algún significado a algunos de los pasajes narrados… pero seamos sinceros, a todo puede encontrársele un significado, incluso a 24 páginas en blanco. En cualquier caso, no sirve ni para analizar al personaje, ni para aventurar futuros acontecimientos, ni para nada. Es un número inane y prescindible con un dibujo medio aceptable.

A partir de éste, sin embargo, es cuando las cosas empiezan a ir cuesta abajo y sin frenos. Por contar la premisa brevemente: Pantera y amigos llegan a un planeta Tierra dominado por skrulls que han adquirido la apariencia de gángster de la Prohibición – metralletas Tommy incluidas – y que llevan a sus prisioneros (oh, originalidad) a una arena de gladiadores en las que enfrentarlos con monstruos. Muy tópico, muy aburrido, y una triste excusa para que Pantera combata a un par de bichos y los derrote a base de ser más listo, más ágil y mejor estratega. Es conveniente recordar qué hace a Pantera distinto de cualquier otro héroe a la hora de combatir, pero así no tiene gracia. Es un recurso manido y burdo que si alguna vez fue divertido, ya no lo es.

Pero me estoy desviando. El caso es que una facción de los Skrulls se opone a la facción gángster, ¿y qué forma adoptan? La de personas exclusivamente de raza negra, inspirados por la reclamación de derechos de este colectivo a cargo de personalidades como Martin Luther King.

Esto es un fastidio. Un error. Una cagada.

En primer lugar, ¿por qué Hudlin considera que sólo porque Pantera sea negro hace falta darle un componente racial a la historia? Ésta era aburrida y tópica con sus gángster Skrull y su arena de los gladiadores, pero introduciendo este elemento resulta aburrida, tópica y directamente estúpida. Es por basura como ésta por la que Pantera sigue siendo para Marvel negro primero y héroe después: porque se considera más importante darle una capa de “debate” o “reflexión” racial de baratillo a algunas de sus historias, en vez de centrarse en qué lo hace único e interesante como personaje. Independientemente de su pigmentación.

Por lo tanto, tenemos una bonita historia en la que Pantera, Ororo y sus compañeros apoyan a un montón de Skrulls negros contra un montón de Skrulls… blancos. Ése es el problema de jugar la carta racial: haces que el color de la piel tenga prioridad sobre otros aspectos. Si todos fuesen Skrulls, o todos negros, o todos blancos, a todos mestizos, estaríamos hablando de “buenos” contra “malos”. Pero estamos hablando de un grupo de sólo negros buenos matando a los sólo blancos malos. Imaginaos un segundo la escena. Imaginad que en vez de Pantera y Ororo, quien viajasen a esa Tierra fuesen Reed y Sue. Que en vez de a Martin Luther King se hubiesen encontrado a George Washington como líder de unos Skrulls exclusivamente blancos, inspirados por la independencia de los americanos frente a los británicos. Que los malos en vez de gángster blancos fuesen gángster negros a lo Public Enemy. Y ahora, en un ejercicio de abstracción, imaginad el pitote mayúsculo que se hubiese montado con un comic en el que George Washington y Reed Richards encabezan un ataque de blancos buenos contra negros malos.

Y así está la cosa. Los buenos trazan el plan mientras Pantera y la Cosa sobreviven en la arena de los gladiadores, los buenos ganan, etcétera. Nadie tiene personalidad, nadie tiene una motivación profunda, el plan es simple, no transmite emoción en ningún momento y todo en general es un gran despropósito. Que la serie que una vez fue escrita por el magnífico Christopher Priest haya acabado convertida en esto es como ver el lienzo de la Gioconda usado como trapo para fregar suelos. Comentaría el dibujo pero, ¿para qué? Los cuatro números que componen el tomo podrían estar dibujados por Quitely, David, Jiménez y Pacheco y el resultado sería el mismo. Comprad otra cosa. Cualquiera.

Spiderman #24
Edición original: Amazing Spider-Man #555-557
Guión: Zeb Wells
Dibujo: Chris Bachallo

SPIDERMAN #24

¿Quieres una historia sencilla pero eficaz sobre Spiderman? Este número es para ti. Por una parte, es necesario advertir que no vas a encontrar nada innovador, nada rompedor o ni tan siquiera algo medianamente profundo. Es una historia de Spiderman contra una amenaza seudo-mística a la que tiene que vencer con una combinación de ingenio, buena voluntad y bocatas de nudillos. Punto. Sin embargo, está escrita con bastante clase, tiene muchas escenas muy simpáticas y bastante emoción hacia el final del arco.

La presentación es adecuada, aunque la inclusión de Lobezno resulta muy forzada. Ahora bien, entre ambos hay una interacción muy divertida, y Spiderman hace el análisis más acertado de la falta de cuidado del canadiense que se ha leído en años. También echa mano de algunos recursos que refuerzan la impresión de que esta serie hace mucho que puso el piloto automático, pero es una presentación que cumple: hace que la premisa resulte aceptablemente interesante, tiene bastantes buenas líneas de diálogo y buen ritmo.

El desarrollo sigue el mismo esquema: aventura superheroica contra amenaza desconocida con muchas pinceladas de humor y eventual caracterización del protagonista. Como en muchas otras ocasiones, el trasfondo místico de la amenaza resulta un poco superfluo y pretencioso, máxime cuando más adelante se revela que puede ser derrotada por medios bien terrenales. De todas formas, justo antes del final tiene una sorpresa que no os dejará indiferentes.

El dibujo de Bachalo es, curiosamente, muy apropiado. Los enemigos tienen un buen aspecto, quizá un poco descuidado, pero bueno. Los efectos de nieve y frío están muy bien conseguidos, la narración es buena y el grado de detalle alto; pero siempre dentro de unos niveles de “Bachalismo” aceptables. Su Lobezno sigue teniendo algunas expresiones faciales cuestionables y a veces se le escapa su vena más satura-viñetas, pero el dibujante hace un buen trabajo que se compenetra bien con el guión.

Spiderman con el piloto automático, pero bien escrito. Es el mejor resumen que se puede hacer de este arco. Hay un villano, hay que derrotar al villano mediante el procedimiento habitual, y mientras tanto hay varias viñetas de humor, caracterización y diálogos divertidos. Una historia arquetípica del trepamuros, pero es considerablemente mejor que su anterior estatus. Échale un vistazo si eres fan del personaje, o de historias de este tipo.

Ultimate Iron Man 2 #01
Edición original: Ultimate Iron Man Vol.2 #01-02
Guión: Orson Scott Card
Dibujo: Pasqual Ferry

ULTIMATE IRON MAN 2 #01

Cuando se anunció que Orson Scott Card iba a escribir Iron Man, creó un revuelo considerable. El primer volumen dejó fríos a muchos lectores cortesía de una historia normal y corriente con algunas ideas no muy originales, o su limitada aportación al personaje Ultimate. Este segundo volumen podría ser, por lo tanto, una suerte de absolución del guionista ante los aficionados al Hombre Hierro. Por desgracia, la oportunidad no ha sido muy bien aprovechada. Estos dos números son, por escribir un resumen a brochazos, la aventura en Oriente Medio de Tony y Jim en armadura. Las ideas originales y creativas no ya sobre Tony o su armadura, sino en torno a los secundarios, el desarrollo argumental o los detalles del guión brillan por su ausencia. El lugar de Tony podría ser fácilmente reemplazable por cualquiera, no sólo por su falta de originalidad como personaje o su personalidad simple, sino porque su amplio abanico de poderes consiste, en la práctica, en lanzar rayos. Un número de Hipervelocidad, por poner un ejemplo, tiene más imaginación con respecto al uso de la armadura de Iron Man que los dos números aquí recogidos. Esta falta de creatividad, como ya he mencionado antes, se contagia a todos los órdenes del cómic: todo resulta soso, aburrido y plano.

Eso, cuando no entramos en estereotipos, como agentes del gobierno en plan Men In Black – y tomados con la misma seriedad, por mucha cara de póker que pongan – talibanes traidores y tipos histéricos porque una empresa disponga de un robot armado que salva vidas cuando otras muchas fabrican minas antipersona, que no salvan a nadie y causan mucho más sufrimiento que el juguete gigante de Tony. Es difícil tomarse en serio un comic así… ¡pero el problema es que lo intenta! Entre parida y parida, mete una secuencia que quiere ser impactante o espectacular. No lo consigue. En cuanto a la historia en sí, puede tener su miga en el futuro, pero de momento resulta aburrida y corriente. Si en vez de su propia miniserie este arco fuese parte de números de relleno antes de la llegada del próximo guionista nadie se sorprendería demasiado. Hay bastante mejor material sobre Iron Man, y sobre superhéroes este mismo mes… ni os cuento.

Quizá el aspecto más positivo de la serie sea el bonito dibujo de Ferry. Que, por desgracia, está desaprovechado. Caramba, si te ponen con un dibujante de la altura de Ferry para tu miniserie, lo mínimo que puedes hacer es escribir un montón de tecnología alucinante y casi psicodélica para que pueda poner sus lápices a cien por hora y sacar chispas. No mandar a Iron Man y Iron Man 2 (alias Máquina de Guerra) a lanzar rayos contra los talibanes, o un montón de viñetas de conversación inane y vacía. Lo que hay lo dibuja muy bien, como era de esperar: muy claro, muy detallado, brillante, espectacular, con ese estilo tan distintivo que parece hecho para dibujar tecnología de otros planetas. Una pena desperdiciar así su talento.

Y ahora un comentario rápido a tomos que no son novedades, pero merecen una valoración breve. Tormenta Galáctica es una conclusión esperable a un arco argumental interesante (no mucho más) con un dibujo variable. Si te ha gustado hasta ahora no te decepcionará. Y luego están el Thor de Simonson y el Daredevil de Bendis, ambas obras muy recomendables y consideradas etapas clave de los respectivos personajes. El recopilatorio de Daredevil es sensiblemente inferior al anterior, pero sigue siendo francamente bueno. Y esto ha sido todo por esta semana: espero que os hayáis pasado un rato entrenido. Sed felices, y nos vemos la semana que viene.

25 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raul Lopez
Admin
21 octubre, 2008 8:09

A mi es que con Aniquilacion me da una pereza enorme ponerme con las miniseries, me compré el primer volumen y me gustó bastante pero no se que tal serán los otros dos tomos intermedios y claro si compro el ultimo con la miniserie central pues lo mismo me pierdo parte del mapa…

Baltimore Defender
Baltimore Defender
21 octubre, 2008 9:13

Con respecto a la idea que tan poco te ha gustado de un planeta Tierra dominado por Skrulls, en plena Prohibición y donde hay una arena de Gladiadores… pues sólo por eso me quiero comprar el tomo y he leído la reseña: es un mundo que apareció en un arco de Fantastic Four y que siempre me ha parecido una pasada: un skrull secuestra a La Cosa y se lo lleva a ese planeta, donde todos los skrulls están pirados por los años 20, lo lanzan a la arena y hala, a darse de piñazos hasta que, cinco números después, van a buscarle sue, crystal, johnny y reed. Acojon***nte, vive diso: consultar vuetros FF #90-94 (Los 4 F BM 12). Puro Kirby, demuestra ahí que Stan pintaba poco o nada… Saludos!!

Baltimore Defender
Baltimore Defender
21 octubre, 2008 9:13

Con respecto a la idea que tan poco te ha gustado de un planeta Tierra dominado por Skrulls, en plena Prohibición y donde hay una arena de Gladiadores… pues sólo por eso me quiero comprar el tomo y he leído la reseña: es un mundo que apareció en un arco de Fantastic Four y que siempre me ha parecido una pasada: un skrull secuestra a La Cosa y se lo lleva a ese planeta, donde todos los skrulls están pirados por los años 20, lo lanzan a la arena y hala, a darse de piñazos hasta que, cinco números después, van a buscarle sue, crystal, johnny y reed. Acojon***nte, vive diso: consultar vuestros FF #90-94 (Los 4 F BM 12). Puro Kirby, demuestra ahí que Stan pintaba poco o nada… Saludos!!

Alberto Morán
Alberto Morán
21 octubre, 2008 9:21

Precisamente porque es un recurso tan manido (incluso en DC, ahí está la niña del Terrific original) no merece la pena, entre otras muchas razones. Creo que, por una cantidad de dinero parecida, es MUCHO mejor probar Nova – que es original, divertido y alucinante – que Pantera Negra sólo porque eche mano de ideas viejas y las deforme.

Parasiempre
Parasiempre
21 octubre, 2008 9:39

Totalmente de acuerdo con lo de NOVA. Impresionante serie.
También sigo Black Panther y, aunque disfruté mucho con Cristopher Priest, El Hudlin me está gustando bastante también. De hecho, ayer me leí el tomo inmediatamente anterior al que le haces la reseña. Tan mal pinta este número?.

Allavengers
Allavengers
Lector
21 octubre, 2008 10:49

Raúl yo como me he enganchado a Nova, sólo me pillo los tomos guionizados por Abnnet y Lannig, o sea Aniquilación 1 (miniserie nova) y 4 (miniserie central), y Aniquilación conquista 4 (miniserie central).

Aún no lo he leido pero espero-confio-rezo para que sea suficiente (no tengo yo ya cuerpo para tie-ins prescindibles).

Antoño Retoño
Antoño Retoño
21 octubre, 2008 11:10

Lo mejor para disfrutar de Annihilation Conquista es leerse el número de prólogo (que está muy bien), la miniserie de Star Lord (que además sirve de avance para la próxima serie de los Guardianes de la Galaxia) y la miniserie central (y bueno, también los números de Nova, pero esos los dejo aparte porque tienen peso suficiente por sí mismos).

¿Problema? Que es imposible conseguir el Prólogo y la miniserie de Star Lord sin tragarse una gran cantidad de morralla incluida en los tomos de Panini (que lamentablemente, siguen la misma estructura de los TPBs americanos). De hecho, Star Lord ha quedado repartida entre los tomos 2 y 3, creo recordar (imperdonable).

josecles
josecles
Lector
21 octubre, 2008 12:12

Mi rincon fávorito Marvel ha sido siempre su rama cósmica. Desde Jim Starlin hasta ahora. Me algré bastante cuando Marvel decidió potenciar está línea, y mas cuando estoy viendo lo bien que lo están haciendo.
En cuanto a la crítica de Pantera Negra, estoy de acuerdo en lo del primer núm del tomo, el de Sicoman como villano, no me gusto nada y es aburrido de cojones, sin embargo con el resto del núm no. Me parece bastante entretenido, si es verdad que lo de los gladiadores se ha hecho antes, como casi todo, pero no me parece mal la forma en la que aquí se le saca patido, y con momentos bastante buenos, como cuando Pantera ajusta cuentas con su captor, después de haberle advertido de hacia donde le llevarían sus actos. En cuanto a lo de imaginate que tal personaje hubiera sido negro en vez de blanco y otro blanco en vez de negro…. etc. Tampoco hay que mirar lo políticamente correcto de las cosas siempre, yo soy blanco, y no me he sentido ni remotamente identificádo ni ofendído por la história del tomo en ese aspecto, a mi la verdad es que si me ha gustado. Hace poco me leí toda la étapa de Reginald en la Pantera. Me gusta la relación de T,challa y ororo y el rollo social y político que tiene la colección, la relación y situaciones que se dan entre Pantera y otros soberanos del universo Marvel como Doc Muerte, Namor etc, así como la teología del culto Pantera. Aunque a veces Reginald parece que pierde el rumbo de la colección, como el tomo de los zombis, que es una patata, y la saga de los heroes negros en algunos momentos. Tampoco me gusta el baile de dibujantes que tiene la colección y la verdad es que la étapa de Prist era mejor. Sin embargo y pese a todo, es una colección que me deja un buen sabor de boca y pienso seguir haciendo.

Phantomas
Phantomas
Lector
21 octubre, 2008 12:39

Raúl, para mi la única miniserie de Aniquilación: COnquista que me ha parecido realmente buena es la de Starlord, tanto en guion como en dibujo. La pena es que la parten entre los tomos 2 y 3, no saben nada…

kaos baggins
Lector
21 octubre, 2008 13:22

aniquilacion conquista me ha dejado un sabor muy bueno en todas sus partes, miniseries, la principal y los episodios de nova, especialmente los de nova

al contrario que a phantomas, la de starlord es la unica que me ha decepcionado (la termine de leer por orgullo personal, y mira que me gusta giffen, pero esta se me hizo de un soporifero…..)

de nova, el unico punto debil son las portadas, para mi gusto varian entre desafortunadas y horrorosas, y no solo por la version española, es que no me gustan los dibujos de casi ninguna
ahora, la historia es muy buena, con multitud de giros imprevisibles (la serie regular, el annual en cambio tiene un tufo a relleno que asusta)

I´m with a skrull!
I´m with a skrull!
Lector
21 octubre, 2008 13:58

Las portadas de nova malas.
En serio? las de Adi Granov? te parecen malas?????
Amazing

Alberto Morán
Alberto Morán
21 octubre, 2008 14:05

Más que malas, me parecen pin-ups (Juanjo hizo un post sobre ellas). Estéticamente bonitas, pero con nula relevancia con respecto al contenido. No dicen nada, no anticipan nada y no interesan: sólo es el personaje posando.

Darío
Darío
21 octubre, 2008 14:49

Este arco de Amazing Spiderman es bastante más malo de lo que se dice aquí. Ni clase, ni entretenimiento ni nada de nada. Es el Spiderman de nadie, o el Spiderman castrado de Quesada…

aire, aquí no hay nada que ver.

I´m with a skrull!
I´m with a skrull!
Lector
21 octubre, 2008 18:15

Una cosa es que las portadas no hagan referencia al contenido (muy buen post Juanjo x cierto) pero eso no hace que sean horrorosas, y menos de un ilustrador tan cojonudo como adi granov, supongo que es cuestion de gustos, pero a mi si me interesa mas tener una portada llamativa que una portada que me destripa el interior del comic, ademas si vienes siguiendo los numeros anteriores que la portada te indique lo que va a pasar dentro no me termina de parecer relevante. Me parece bastante peor esos ilustradores que realmente no cuentan nada en sus paginas que son tan solo personajes posando con globos de texto alrededor, pero ya digo, es cuestion de gustos.

Parasiempre
Parasiempre
21 octubre, 2008 19:03

Las portadas de NOVA son estupendas.

Parasiempre
Parasiempre
21 octubre, 2008 19:45

Me gustan mucho las portadas de NOVA.

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
22 octubre, 2008 0:25

A ver Alberto, las portadas en muchas ocasiones (por no decir siempre) no las elige el ilustrador. A el le comentan lo que quieren por portada, una idea general, y el realiza varios bocetos, 3 o 4, los que pidan, en base a esa idea, entonces los editores ven los bocetos y deciden cual es el que ellos consideran mas apropiado, aqui no es llegar, hacer un dibujito bonito y que te paguen por el, no es tema de que el ilustrador sea mas o menos profesional o “mejor” o “peor” en ese aspecto, sigue al fin y al cabo siendo un mandado, vamos, es que me resulta sorprendente que llegues a dudar de la calidad de granov como ilustrador cuando es un dibujante que le da vueltas y vueltas a gente como Lee o Madureira, y no estoy hablando de que sea un estilo distinto, estoy hablando de tecnica.

lato
lato
22 octubre, 2008 2:19

el ultimo numero del tomo de pantera negra lo dibuja un español “Cafu” , dibuja el primer numero del siguiente tomo tb.

gorgas
gorgas
22 octubre, 2008 23:09

“A el le comentan lo que quieren por portada, una idea general, y el realiza varios bocetos, 3 o 4, los que pidan, en base a esa idea, entonces los editores ven los bocetos y deciden cual es el que ellos consideran mas apropiado, aqui no es llegar, hacer un dibujito bonito y que te paguen por el, no es tema de que el ilustrador sea mas o menos profesional o “mejor” o “peor” en ese aspecto, sigue al fin y al cabo siendo un mandado”

Está claro: como los que eligen la portada son los editores, el dibujante no tiene responsabilidad sobre como está dibujada, es un currito que hace lo que le dicen.

particularmente, Granov me gusta, hace portadas bonitas de ver; pero entiendo perfectamente que a alguien no le diga nada. Con las opcines que tiene un dibujante para hacer una portada, el eligir siempre al personaje posando me parece bastante soso. Si es que muchas veces me pongo a mirar las portadas de los comics que componen un tomo, y ninguna me llama la atención.

saludos

I´m with a skrull!
I´m with a skrull!
Lector
23 octubre, 2008 13:03

Desde luego no se que os pensais que es el mundo de hacer ilustraciones, pero se basa en una cosa, hacer lo que te piden, rara vez te llega un cliente y te dice “haz lo que quieras”, porque el haz lo que quieras es un ponte a hacer bocetos como un gilipollas a ver cual le llega a parecer mas interesante, y puedes hacer 7 bocetos e igual ninguno le gusta, si a ti te dicen dibujame al personaje posando, le dibujas posando, haces 2 o 3 bocetos o los que tengas contratados o acordados con el cliente de forma que ya tienes una idea fija y pierdes menos tiempo, que son pin ups? por supuesto que lo son, que no dicen nada? pues que le vamos a hacer, es lo que te piden y no vas a decir no no, “es que como es el personaje en una pose y no dice nada prefiero no hacerlo”, hombre seamos realistas, en serio, que trabajos teneis que veis tan facil hacer las cosas o negarse a hacer las cosas por no estar de acuerdo?

gorgas
gorgas
23 octubre, 2008 20:39

Con el debido respeto, estoy hasta los cojones que se equipare a los artistas con prostitutas, como si no les quedara otro remedio que dedicarse a eso de los dibujitos y hacer lo que les manden “los conspiradores en la sombra”. No me creo que a Granov, por poner el ejemplo del que estamos hablando, le obliguen a dibujar practicamente siempre la misma portada… o a Bagley en Ultimate Spiderman. O si se prefiere el ejemplo contrario, las portadas de Silent War si que sirven para “abrir boca”; por lo que no creo que los editores de Marvel exigan un tipo determinado de portada.

saludos

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
24 octubre, 2008 0:40

Con el debido respeto, trabajo con editoriales, y hasta ahora no he encontrado quien me diga “haz lo que te plazca” es mas bien, esto es lo que queremos, a ver que haces, entonces segun eso vuelvo a lo que dije de bocetos y etc, no voy a repetirlo de nuevo, no es necesario creo, asi que si, casi te puedo afirmar que cuando dependes de unas directrices, eres la puta del editor de turno o el cliente de turno, porque el te paga por lo que quiere que hagas, no por lo que tu le sugieras hacer, porque al fin y al cabo el cliente es el jefe, o tu le dices a tu jefe el trabajo que tienes que hacer? porque en serio, dime cual es ese trabajo porque tambien quiero, por cambiar de aires basicamente.

gorgas
gorgas
24 octubre, 2008 13:03

Estas más informado que yo, por lo que supongo que tendrás razón en mayor o menor medida. Aún así, no sabemos con seguridad cual es el modelo exacto de trabajo de Marvel con respecto a las portadas (yo por lo menos no lo se); y ya te digo que se me hace dificil de creer que un dibujante no tenga nada de libertad creativa.

saludos

Sergio Robla
Admin
24 octubre, 2008 14:01

Es que de “nada” a “toda” hay un abismo…