Batería de Reseñas #22

Por
6
114

Esta semana en la Batería de Reseñas, toca analizar algunos comics en grapa de Panini, no sin antes recordar una vez más a los interesados por Invasión Secreta que pueden echar un vistazo a la extensa cobertura de Alberto Benavente de tan magno acontecimiento para leer reseñas y análisis pormenorizados. Aquí, por otra parte, veremos cómo están llevando Millar y Hitch el relanzamiento de Cuatro Fantásticos, cómo se lo está pasando Christos N. Gage con los Thunderbolts, y si un especial de X Force puede mejorar la serie regular. A leer.

Los Cuatro Fantásticos Nº17
Edición original: Fantastic Four #560
Guión: Mark Millar
Dibujo: Bryan Hitch

LOS CUATRO FANTÁSTICOS Nº17

Millar sigue haciendo las cosas bien, escribiendo una historia entretenida y con alguna que otra sorpresa, aunque con uno de los sus fallos más recurrentes: algunas situaciones o conceptos se usan de una forma totalmente efectista, sin más propósito que el de ser impactantes o impresionantes. Esto no está mal, y ayuda a darle a su etapa un aire grandioso muy adecuado para los 4 Fantásticos, pero estaría bien que indagase un poco más en lo que va presentando, en vez de limitarse a “dejarlo ahí” para que nos asombremos. Es curioso lo resistente que es éste hombre al cambio, y como los fantasmas de viejas series suyas vuelven a la carga una y otra vez con cada nuevo proyecto.

En cuanto al desarrollo, hay premisas que avanzan correctamente (cataclismo), otras que siguen un desarrollo más típico pero con algunos buenos giros (mujer invisible) y otras que avanzan un poco, pero no lo suficiente (Hulk). No es equilibrado, pero los aspectos positivos y bien realizados compensan con holgura a los negativos. Sigue haciendo de 4 Fantásticos una serie entretenida, con alicientes, y con varios puntos que consiguen mantener el interés. Los diálogos y la caracterización son aspectos menores y se nota: no tienen el mismo acabado ni le hacen justicia al guión… pero quizá porque no resultan tan necesarios. Esta es una historia de asombro, que se basa en las situaciones impactantes y los conceptos chulos.

El dibujo de Hitch sigue estando a la altura de las circunstancias, pero cuando pincha, pincha en lo de siempre: posturas forzadas, anatomía rara, caras feas. Dibuja multitudes y panoramas desolados como nadie, pero cuando llega el “cara a cara” se desinfla bastante. Salvados estos pequeños defectos, apoya muy bien la historia, tanto en las escenas panorámicas como en los momentos de acción, con mucho detalle y espectáculo. Notable, en general.

Thunderbolts Nº16
Edición original: Thunderbolts #124
Guión: Christos N. Gage
Dibujo: Fernando Blanco

THUNDERBOLTS Nº16

Se nota que Gage está disfrutando con esto. Está llevando las relaciones entre los Thunderbolts al límite, y las situaciones resultantes son poco menos que grandiosas. El primer número prometía, pero también resultaba tibio en algunos puntos. Aquí no pasa eso. Una vez puestas todas las cartas sobre la mesa, Gage las juega llevándolas al extremo, con toda la violencia posible. Sin embargo, esta violencia no resulta gratuita o sin sentido, sino que siempre forma parte de uno de los varios sub-argumentos (algunos más interesantes, otros menos, pero todos tienen perspectiva de continuidad y un propósito dentro de la historia) que ayudan a que la serie mantenga varios puntos de interés.

Por otra parte, va mostrando cual será la idea central de unos de los personajes clave de aquí a lo que queda de Invasión Secreta, y aunque es una motivación divertida, es histriónica y exagerada… lo cual, dentro del personaje que se ha ido escribiendo desde que empezó la nueva etapa de la serie, encaja perfectamente. No obstante, las “formas” quizá sean demasiado exageradas, incluso un poco – bastante – ridículas. El resto de personajes también van desarrollando sus propias historias, cortesía de los sub-argumentos, y aunque algunos siguen siendo tan anodinos como hasta ahora, otros van desarrollando actitudes o relaciones nuevas que los hacen algo más interesantes. Como se dejaba entrever al principio, Gage está decidido a buscar el equilibrio entre los Thunderbolts.

También hay bastante acción, como no podía ser de otro modo, aunque está bastante poco inspirada. Con la excepción de una muerte ingeniosa – y que no suele verse a menudo -, todas las peleas son del montón, poco inspiradas, y si ningún momento de tensión. El interés está tan centrado dentro del grupo que el resto recibe poca atención y menos esmero, reduciendo la temible invasión a malos genéricos a los que dar una paliza, que es justo lo que no necesitaba. Si buscas un buen crossover con Invasión Secreta mejor que mires por otra parte, porque aquí no lo vas a encontrar. Aquí la Invasión proporciona abundante carne de cañón, y una motivación adicional para un personaje.

El dibujo es bastante mediocre cuando no directamente malo, poco detallado y estéticamente desagradable. Los personajes tienen un aspecto rarísimo y una fisonomía que no se mantiene de viñeta a viñeta. Los rostros, tanto masculinos como femeninos (especialmente estos últimos) son decididamente malos, y una narración mejorable resta intensidad a muchos momentos impactantes o con intención de transmitir algo al lector. Y algunos diseños, como el traje desgarrado de Piedra Lunar, son directamente ridículos. Lejos de reforzar el guión, empeora el producto final.

X Force Nº07
Edición original: X Force: Aint no dog
Guión: Charlie Huston y Jason Aaron
Dibujo: Jeff Palo y Werther Dell’Edera

X FORCE Nº07

A veces los números únicos son una oportunidad para desvincularse de la serie principal y contar algo distinto a lo que se recoge en ésta mes a mes, o a tratar los mismos temas desde una perspectiva que quizá no encajaría en la serie madre. ¡Pero eso no le pasa a Aint’ no dog, faltaría más! ¡No le pasa en absoluto! Lo que tenemos aquí no es algo que intente separarse en lo más mínimo de la serie regular de X-Force, o que intente mejorar lo que allí se narra, sino un sub-producto que no llega a “del montón”.

¿Qué tenemos en la serie regular de X-Force? Mutantes con cuchillas (o cochillos) cortando carne a kilos. ¿Qué tenemos en este número único? A Lobezno, haciendo buen uso de sus cuchillas para cortar carne a kilos. Carne, por supuesto, aburrida y genérica, en forma de fanáticos religiosos que ya hemos visto millones de veces cuya única caracterización es gritar “¡matar, matar!”. Es tan tonto, tan ridículo y tan aburrido que no merece ninguna consideración.

Puestos a analizar esto con una mayor perspectiva, ¿para qué están saliendo productos así? ¿En qué se beneficia el mundo del comic de superhéroes, entendido como forma no ya de cultura, sino de entretenimiento? No aporta nada nuevo. No innova sobre algo pasado. No es sorprendente. No es divertido. No es original. No entretiene. Es ver a Lobezno soltando más palabras malsonantes (¡mira, para mayores!) mientras es chulo y corta a gente. Es imposible justificar el pago de más de veinte céntimos por este completo despropósito. Al final hay una historia de Sendero de Guerra, pero es la típica historia corta sobre cómo vive un guerrero el combate, con todos los tópicos imaginables, y contradiciendo la actitud de Lobezno de hace unas pocas páginas.

En X-Force queda la excusa de que el apartado gráfico es llamativo. No es así en la serie que nos ocupa. El dibujo es feo, soso, aburrido y poco detallado. La acción es caótica y confusa no en el buen sentido, entendida como un remolino furioso que transmite energía, sino en el malo, como un montón de garabatos y salpicaduras. El grado de detalle es muy bajo en personajes y entornos, la narrativa es descuidada y ramplona. Y cuando menos hablemos del dibujo del complemento sobre Sendero de Guerra, mejor. Baste decir que no sabe dibujar a una persona en una posición normal. Ni eso. Alejaos de este número, hay demasiados comics buenos en el mercado como para plantearse usar el dinero en… esto.

Y eso es todo por esta semana. Nos vemos la siguiente, con comics en grapa de Planeta. ¡Hasta entonces!

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl López
Admin
5 mayo, 2009 8:19

Tan solo apuntar que si no ha surgido ningún problema este número de X-Force contiene un articulo mío con comentarios/entrevista a Christopher Yost analizando su etapa donde además desvela algunos detalles del rumbo que tomará la serie.

Erik Lensherr
Erik Lensherr
Lector
5 mayo, 2009 8:45

Bueno , al menos el mes que viene continuamos con la coleccion regular….que esa si es de categoría….lástima que las ” pinturitas” de Clayton Crain son algo confusas, cuando no borrosas directamente….pero como tengo entendido que pronto se incorporarán a la serie Mike Choi y Sonia Oback, pues miel sobre hojuelas…..

juanky
juanky
5 mayo, 2009 11:28

hola buenos dias ¿ areis un comentario por el savage dragon de dolmen ?
bueno que paseis buen dia adeuuu

Alberto Benavente
5 mayo, 2009 11:34

Juanki, po zi. Estamos en ello.

Raul Lopez
Admin
5 mayo, 2009 11:50

Si y con alguna sorpresa relacionada a modo de concurso… estamos trabajando en ello 😉

John Space
John Space
12 mayo, 2009 13:42

“Es tan tonto, tan ridículo y tan aburrido que no merece ninguna consideración.”
Es… el regreso de los 90.