Zona Manga – Mangazine #4 – Recordando la Shônen Mangazine, Patlabor, Ataque a los Titanes, Bakuman y Golgo 13

¡Bienvenidos a una nueva entrega de Mangazine! Hoy es un día de bienvenidas y despedidas porque damos por finalizada nuestra primera temporada de Zona Manga e iniciamos, de manera immediata, la segunda. Estos meses hemos estado experimentando soluciones y formatos para acercaros las novedades japonesas de la manera más efectiva posible y, tras evaluar el funcionamiento de las diferentes secciones, hemos decidido continuar con la política de publicación de monográficos, pero también queremos dar más salida y visibilidad a las noticias. De manera que esa sección saldrá fuera del Mangazine a partir de… bueno, de la semana pasada, porque somos así de molones. Hoy incluimos noticias en esta revista por última vez, pero ya tanteamos el sacarlas fuera hace unos días. Así que a partir del mes que viene… Mangazine volverá pero completamente remozado y actualizado para la nueva situación. Y, además, también incluiremos más reseñas y secciones en Zona Manga… Estad atentos a nuestros análisis de las novedades, que seguro que no os dejarán indiferentes.

Y ahora, vayamos a por los contenidos de hoy:

zn_destacado_mangazine_630x250
Mangazine por Mario Chaparro.
Podéis hacer click para agrandar.

Tabla de contenidos

1. Shônen Mangazine. Nuestra revista de manga de los 90, por Oriol Estrada

2. Noticias España, por Alberto de Sosa

3. Noticias Japón, por Julio C. Iglesias

4. Reseña de Golgo 13 de Takao Saitô, por Jordi T. Pardo

5. Reseña de Bakuman de Tsugumi Ōba y Takeshi Obata, por Enrique Ríos

6. Links de interés

7. Y nosotros somos…

1. Shônen Mangazine. Nuestra revista de manga de los 90, por Oriol Estrada

En los años 90, la publicación de manga estaba en fase de experimentación. Dragon Ball había sido un éxito de ventas incomparable (y con el tiempo, hemos visto que irrepetible), así que no estaba del todo claro qué tipo de manga querían los lectores, ni en qué formato. Esto nos llevó a la odisea de los formatos, pero también a la de títulos que no duraban ni dos días. Fue en este momento cuando Planeta quiso hacer una apuesta fuerte por “japonesizar” nuestra forma de leer manga. Como sabréis, los tomos a los que estamos acostumbrados aquí no son la forma original de publicación (en la mayoría de casos), ya que casi todo manga se ha publicado antes en una revista, con periodicidades semanales, quincenales, mensuales o bimensuales, y lógicamente, junto a otros títulos. Con la cantidad de lectores de manga que hay, y aún más los que había en los 90 en Japón, el formato revista es rentable, y algunas revistas cuentan sus tiradas por millones.

La iniciativa de Planeta se llamó Shônen Mangazine (nótese el “manga” de Mangazine), y aunque no llegaba ni por asomo al grosor habitual de las revista de manga niponas, el espíritu era parecido: periocidad quincenal, papel de baja calidad para abaratar costes, y varios títulos de temáticas y estilos dispares. Quizás esto último lo diferenciaba un poco de la tendencia de las revistas japonesas de estratificar el mercado y ofrecer contenidos de estilo similar en cada publicación, pero debemos suponer que la intención era ofrecer variedad para atraer, de entrada, a cuanto más público mejor. En la Shônen Mangazine había el típico shônen, pero también obras de humor, obras shôjo, e incluso seinen; todo bien mezcladito. Estamos convencidos de que muchos de los títulos que se publicaron no hubiese prosperado jamás de editarse de forma individual, pero al ofrecer algunos títulos llamativos junto a otros más atípicos, quizás lo que se estaba intentando era darle al lector una visión de lo que se podía encontrar en el vasto mundo del manga, y quizás educar sus gustos hacia una mayor heterogeneidad.

Los dos primeros números de la Shônen Mangazine (1995).
Los dos primeros números de la Shônen Mangazine (1995).

Los principales ganchos que tenía Shônen Mangazine eran títulos como 3×3 Ojos (que ahora tanto se reivindica), Gun Smith Cats, Ah! Mi Diosa, Compiler de Kia Asamiya, e incluso Sobrevivir a la nueva era glaciar de Jiro Taniguchi (obra post-apocalíptica de un por entonces desconocido autor, y que ahora conocemos por otro tipo de historias, quizás con menos acción y fantasía – ¡reedición ya!). Los títulos que consideramos “arriesgados” eran los de toque más humorístico o dramático. ¿Qué pasa contigo… bebé? de Chika Tomisawa nos contaba la historia de un yakuza que moría y se reencarnaba en un bebé, pero mantenía los recuerdos y la conciencia de su pasado mafioso, con las divertidas consecuencias que esto provocaba. Hello!, de Makoto Kobayashi, era la historia universitaria mojigata que, entre otras cosas, tenía que convivir en su apartamente con un fantasma… virgen. Y una de las obras más sorprendentes era Dr. Koh, de Junichi Nojo, una especie de Black Jack moderno y mucho más “serio”, que le daba ese punto dramático a la publicación.

La revista no quería quedarse únicamente en la publicación de manga, quería ser una referencia entre los lectores, así que se adjuntaba también una sección de noticias y varios artículos, al más puro estilo Manga Manía. Muy destacable la sección cronológica que firmaba Alfons Moliné, en la que hacía un repaso de la historia del manga y el anime en el Estado Español, desde la primera proyección de un anime en el Festival de Cine de San Sebastián de 1961, hasta “nuestros días” (es decir, 1995). Un festival de datos impresionantes, y que quizás ahora somos capaces de valorar como es debido (al menos aquellos que tenemos cierto interés en “nuestra historia del manga”).

La cronología de Alfons Moliné.
La cronología de Alfons Moliné.

Algunos de los títulos que publicaba la revista venían precedidos de cabeceras en solitario, y otros llegaron a publicarse en tomo un tiempo después, aún así, la propuesta no terminó de cuajar. Estaba claro que nuestro mercado no estaba preparado aún para según qué aventuras. Después de 24 entregas (con cambios de formato y periodicidad), Shônen Mangazine se despedía para siempre de los quioscos. Pudo haber más de una razón. La revista costaba 550 pesetas (es decir, algo más de 3 euros), pero si ahora eso sería un muy buen precio, por entonces era una cantidad que no todos los chavales se podían permitir de forma quincenal, y menos si querían seguir comprando otros manga. Además, había mucha gente que se quejaba de la calidad del papel (en relación con el precio), sin tener en cuenta que no es lo mismo publicar una sola licencia que cinco o seis.

Pero, más allá del precio y el papel, quizás el principal motivo fue la falta de madurez del mercado del manga. El interés por los cómics japoneses estaba en pleno boom, era algo que sin duda iba in crescendo, de forma imparable, pero el lector quizás aún no estaba preparado para ir más allá de Akira Toriyama y Masamune Shirow, en su cabeza el manga era una cosa y no le interesaba para nada leer historias de humor, amor o historias de corte más adulto y realista. Las editoriales japonesas pensaban que los de Planeta estaban locos con esa propuesta, y acertaron. Fueron precisamente algunas de esas historias más “atrevidas” las que cayeron después del cambio de formato y precio (32 páginas más, y 695 ptas. – ¡más caro aún!), dejando a muchos lectores huérfanos por el camino. Para compensar se publicaron un par de “Extras” para contentar a los fans de Sobrevivir a la nueva era glaciar, Hello! o Dr. Koh, pero quedaron inconclusas de todas formas.

Algunos vivíamos en un espejimos por aquella época, realmente pensábamos que en pocos años íbamos a poder disfrutar de parte de la cantidad y variedad de títulos que existía en Japón. Pensábamos que el público tenía tanto interés por el manga diferente y original como teníamos nosotros. De hecho, en muchas de las revistas y fanzines se hizo un gran esfuerzo por educar al lector en ese sentido, por intentar moldear sus gustos para que aceptaran dar oportunidades a aquellos manga que se salían de las fórmulas de Dragon Ball o Video Girl Ai. Norma Editorial también lo había intentado, y los medios les habían apoyado mucho, con la publicación de Gamma, el hombre de hierro, pero llegó a duras penas a los 11 números (apenas unos dos tomos). La masa de lectores de manga de los noventa obligaron a la prensa y a las editoriales a poner los pies en el suelo, esto no es Japón.

Los años pasaron, y es cierto que el mercado del manga creció como pocos se atrevieron a predecir. Por supuesto no se llegaba a la cantidad de publicación de Japón, ni tampoco a la variedad, pero las librerías especializadas estaban ya a rebosar de manga. Planeta pensó que quizás era el momento de recuperar viejas ideas, y en mayo de 2009 publicó el primero número de B’s Log Cómic (títulos feos donde los haya). El número de páginas y el diseño se asemejaba mucho más a las revista de manga japonesas, y se volvían a incluir artículos parecidos sobre manga. Pero el resultado fue incluso más catastrófico, llegando a la friolera cantidad de 4 números. Pero es que en este caso se había apostado por títulos mucho más discretos, por no decir auténticos desconocidos, y en un mundo en el que muchos lectores se mueven exclusivamente por los grandes bombazos, está claro que pocos se interesaron lo más mínimo por B’s Log Cómic.

Así pues, ¿es imposible que funcione una revista de manga al estilo japonés en nuestro mercado? Por ahora todo indica que sí. El lector de manga es muy selectivo, y gracias a Internet aún lo es más. Lo de apostar por cosas nuevas, lo de dejarse sorprender, es algo que no parece motivar a mucha gente, y prefieren ir a los valores seguros, a lo que leen sus amigos. Pero también es cierto que hace un par de años, pocos habríamos apostado porque se publicaran cosas como I am a Hero o Thermae Romae, o que Tezuka fuese objetivo de lujosas ediciones de varias de sus obras. Y sí en Estados Unidos se puede publicar una versión reducida de la Shônen Jump, ¿quién sabe? Pero seamos realistas, dejémonos de romanticismos, porque el auténtico futuro de la publicación de manga no está en el papel. Aunque fue bonito mientras duró.

Volver al Índice General

2. Noticias España, por Alberto de Sosa

Durante este mes de enero las editoriales se han mantenido bastante calmadas y, salvo un par de nuevas licencias, el panorama nacional no se ha movido mucho. Sin duda la guinda se la ha llevado la editorial ECC debido a su anuncio de que traerá Paradox y Gyo, obras del maestro del terror Junji Ito, y que tras los anuncios de La canción de Apolo (Osamu Tezuka) y Crows (Hiroshi Takahashi) se está ganando un bonito hueco en las estanterías de los lectores más exigentes. Desde Zona Negativa les animamos a que continúen por este camino que tanto nos encanta.

Como ya hicimos un post aparte comentando la noticia, queda fuera de lugar volver a hacer un extenso análisis en esta sección. Sin embargo, os remitimos a la entrada para que le echéis un vistazo.

Lo que sí merece la pena comentar es…


¡¡¡La noticia del mes!!!
Más Toriyama a la vista


Este mes tenemos Akira Toriyama por partida doble, y es que Planeta, editorial que posee todas las licencias del más alto exponente del shônen en nuestro país, ha anunciado recientemente que sacará al mercado dos nuevos tomos relacionados con el conocido autor. Pasamos a comentarlos a continuación.

Cowa-kanzenban-planeta-420x600Cowa! Edición Kanzenban: Pese a que Planeta ya editase esta serie en el 99, el próximo mes de abril estará disponible en tiendas la edición definitiva de esta serie, recopilada en un tomo de proporciones similares a las nuevas ediciones de Dr. Slump o Teatro Manga. El precio será también el estándar para estas ediciones, es decir, 10,95€, y contará también con páginas a color.

Tras finalizar Dragon Ball, Akira Toriyama deseaba crear una obra que estuviera alejada de la serie que tanto éxito le diera, tanto en los aspectos gráficos como en los puramente temáticos. Prefigurada temáticamente, en Go! Go! Ackman (Incluida en Teatro Manga 3), Cowa! estrena un estilo de dibujo muy peculiar de Toriyama para una historia sobre un curioso vampirito realmente hilarante y divertida. El buen aficionado a Toriyama encontrará reminiscencias del humor de Dr. Slump y el neófito simplemente pasará un buen rato.

Fuente: Omega Center.

Dragon-Ball-Compendio-1-Planeta-427x600Dragon Ball Compendio #1: Guía de la historia y el mundo: La segunda licencia de Toriyama se trata esta vez de un compendio sobre Dragon Ball, concretamente el primero de una serie de cuatro volúmenes a modo de enciclopedia sobre el universo de la serie. Vendrá bajo el título que hemos adjuntado anteriormente y se publicará simultáneamente en catalán y castellano. Por ahora se desconce el precio, pero sí sabemos que tendrá un total de 352 páginas en unas dimensiones de 183x257mm.

Versión combinada y actualizada del Daizenshuu 2 y Daizenshuu 4, que abarca la historia de este manga legendario y aspectos varios de Dragon Ball. Así, este libro de 352 páginas contiene información acerca de Dragon Ball y Dragon Ball Z, un breve seguimiento a Dr. Slump, así como también material gráfico usado por el autor para crear sus ilustraciones. Esta entrega también incluye una nueva entrevista con Akira Toriyama, además de la reimpresión de la vieja entrevista del Daizenshuu.Título original: Dragon Ball Chozenshuu 1.

Fuente: Deculture.es.


Volver al Índice General

3. Noticias Japón, por Julio C. Iglesias

Robots reales en Patlabor: The Next Generation

Patlabor Kuratas

Desde que la web eiga.com filtrase las primeras imágenes sobre el rodaje del live action de Patlabor, la expectación no ha hecho más que crecer. Y es que en dichas capturas se podía ver que, junto al mítico AV-98 Ingram, uno de los grandes protagonistas del manga de Masami Yûki, había un robot de verdad. Se trata del Kuratas, fabricado por Suidobashi Heavy Industry. Aquí podemos ver al robot de la compañía en acción.

Hay que destacar del Kuratas que es un mechas real en varios sentidos puesto que, además de su relativa autonomía de movimiento, está diseñado para ser tripulado. Mamoru Oshii, responsable de la película en imagen real –como lo fuera de sus más famosas versiones animadas-, declaró que al disponer de un auténtico robot iban a prescindir de gran parte de los efectos digitales. El Kuratas se vende por cien millones de yenes, unos setecientos mil euros. Se ha liberado algún vídeo promocional de la película.

[Vídeo Película]

The Next Generation: Patlabor es más un proyecto que una sola película. Mamoru Oshii ha planificado una especie de precuela dividida en siete episodios de unos 48 minutos cada uno que se comenzarán a proyectar desde el 5 de abril de 2014. La película al completo vería la luz en 2015. Hay que destacar que este filme no sería una continuación de los antiguos anime de la serie, sino un arco argumental completamente nuevo, que constituiría la “tercera generación” de Patlabor. The Next Generation estaría ambientada en el Tokio de 2013, en un contexto de recesión que asfixiaría a la Policía Metropolitana de la capital. La primera y segunda sección de robots policía han tenido que ser desmanteladas por los recortes…

Patlabor 4

Fuente: ANN


PREVIA DE LA VERSIÓN FANTAGRAPHICS DE NIJIGAHARA HOLOGRAPH

Los seguidores de Fantagraphics y de Inio Asano están de enhorabuena. La editorial norteamericana, especializada en cómic underground y alternativo, ha lanzado una edición completamente renovada de Nijigahara Holograph, una de las sensaciones del manga del siglo XXI. La traducción corre a cargo de Matt Thorn y el precio es de treinta dólares. Este es el vídeo promocional del lanzamiento.

En Fantagraphics vieron la luz obras como Acme Novelty Library, de Chris Ware, Ghost World, de Daniel Clowes o Love and Rockets, de los Bros Hernández, fundamentales todas para comprender el cómic contemporáneo. La editorial ha afrontado varias crisis en los últimos tiempos que ha logrado superar gracias al apoyo económico de sus aficionados. En 2013 murió de cáncer Kim Thompson, vicepresidente, co-editor y uno de los hombres claves de Fantagraphics. La editorial se vio obligada a iniciar una campaña de financiación a través del portal de crow-funding Kickstarter; la comunidad de aficionados se volcó y se superaron con creces los 150.000 dólares previstos al inicio de la campaña.

En cuanto a Inio Asano, se ha convertido en una de las estrellas indiscutibles del alternativo japonés. Es reconocido ante todo por Solanin, manga de 2005 que obtuvo el premio Eisner y el Harvey, ambos en su edición de 2009. En España solo se ha traducido Nijigahara Holograph –a cargo de Ponent Mon-, por lo que la figura de Asano aún es relativamente desconocida. La versión Fantagraphics de este espléndido manga añade alternativas al mercado inglés y, teniendo en cuenta la calidad media de los lanzamientos de esta editorial, seguramente no decepcionará a sus seguidores. En la página oficial se incluye una previa de 29 páginas.

http://www.flickr.com/photos/fantagraphics/sets/72157640053778274/show/

Fuente: Fantagraphics Books y Comics Grinder



¡¡¡La noticia del mes!!! MEMES, SUBARU Y EL ATAQUE DE LOS TITANES
__________________________


Es difícil exagerar la popularidad de El Ataque de los Titanes en Japón, que se traduce en todo tipo de publicaciones, eventos y merchandising. Una de las últimas modas relacionadas con la serie nos servirá para mostrar hasta qué punto los titanes se han infiltrado en la cultura mediática japonesa. Bien podríamos denominar a esta moda “el ataque de los memes”.

shingeki meme 1

shingeki meme 2

shingeki meme 3

La red está llena de este tipo de fotos que juegan con la perspectiva para recrear, con bastante gracia, situaciones propias del manga de Hajime Iyamasa. Muchas marcas comerciales intentan aprovechar esta popularidad, pero nos interesa especialmente el caso de Subaru porque su último lanzamiento ha servido para que conozcamos el aspecto visual del esperado live-action de Shingeki no Kyojin. De hecho, la campaña de promoción del Subaru Forester se ha creado en estrecha colaboración con la versión en imagen real del manga. Esta imagen muestra cómo cuatro horas de maquillaje han convertido a la actriz protagonista del anuncio en un gigante.

maquillaje titan

El anuncio lo ha dirigido Shinji Higuchi, que será también responsable de la película, a estrenarse en 2015. La estrecha relación entre Subaru y la productora asegura que los efectos especiales del spot serán, poco más o menos, los que puedan disfrutar los japoneses en la gran pantalla. Llama la atención especialmente el titán que aparece en los últimos segundos del anuncio, una maqueta de dos metros manejada por siete personas.

Desde que el 24 de Enero se estrenase el anuncio el canal de Youtube oficial de Subaru reporta más de seis millones y medio de visita. La franquicia de Shingeki no Kyojin no da señales de agotarse.

Titan Gigante

Fuente: Cinema Cafe y Kotaku


Volver al Índice General

4. Reseña de Golgo 13 de Takao Saitô, por Jordi T. Pardo

 

Guión: Takao Saitô
Dibujo: Takao Saitô
Edición España: EDT (2006)
Contiene: Golgo 13 Reader´s Choice Vol. 1-2 JAP (Big Comic / Shōgakukan, 2002)
Formato: 2 Tomos cartoné. 1340 páginas
Colección: Clásicos Manga
Precio: 10,00€/u
Valoración:

 

La historia y cultura japonesa ha gozado siempre de una interesante mitología, con sus propios héroes, dioses y villanos, y el manga no ha sido más que un reflejo de ello a lo largo de las décadas, desde los relatos de samuráis, al primer apogeo del manga de corte infantil de los años veinte del pasado siglo XX, o las posteriores historietas protagonizadas por mechas, yakuzas o shinigamis. En ocasiones cuesta creerlo, pero a pesar de todo la influencia del cómic estadounidense o el cine occidental tuvieron también un generoso impacto en la evolución del manga, tanto en las primeras décadas del siglo XX, cuando las tiras de prensa como Educando a papá de George McManus o Hogan’s Alley de Mickey Dugan, aportan innovaciones de fondo y forma dentro del cómic japonés, como después de la Segunda Guerra Mundial, cuando Osamu Tezuka provocaría un auténtico terremoto en el mundo del manga y el anime tomando con trabajos inspirados en los Estudios Fleischer y Walt Disney. Por lo tanto, la cultura japonesa no es tan cerrada como muchas veces pueda parecer, menos aún en su época moderna, simplemente hablamos de una sociedad acostumbrada a reformular y reinterpretar a su personal idiosincrasia el mundo que intuye y atisba más allá de sus fronteras. En este sentido, Golgo 13 de Takao Saitô, una obra perteneciente al género meitantei o policíaco, supone una muestra más de esto, siendo uno de los más mangas más extensos y longevos de la historia del manga en Japón. Este título comenzó a publicarse en 1969 en la revista Big Comic de la editorial Shōgakukan como alternativa al James Bond de Ian Fleming, muy popular por aquellos tiempos a nivel internacional por sus aventuras cinematográficas en James Bond contra el Dr. No, Desde Rusia con amor, Goldfinger, Operación Trueno o Sólo se vive dos veces.

La creación de Takao Saitô, aunque la idea original sería de Kazuo Koike, pronto adquirió su genuina e intransferible personalidad, comparándose a menudo sus historias con las obras de John le Carré o Frederick Forsyth, y convirtiéndose casi en una institución en Japón como atestiguan sus más de 500 episodios y 150 tomos recopilatorios publicados de Golgo 13 y los 200 millones de ejemplares vendidos hasta la fecha de sus aventuras. La historia de Golgo 13 nos cuenta pasajes de la vida de este implacable e infalible asesino a sueldo de férreo rostro cuya verdadera identidad, nombre y origen, siguen siendo un total y absoluto misterio después de tantos años. Este hombre de carácter frio y calculador, sin aparente moral pero con una ética personal inquebrantable, se descubre como un tirador de primera, lleno de recursos y un imán para las mujeres. Ha aceptado misiones de todo tipo de contratistas, sean particulares, organismos gubernamentales, departamentos de inteligencia o de cualquier cliente capaz de pagar por sus servicios, aunque sus objetivos siempre son criminales y asesinos, nunca bajo ningún concepto inocentes, alimentando así para muchos la creencia y suposición de que Golgo 13 sólo es una leyenda. En sus relatos Takao Saitô ha jugado muchas veces a revelar la verdadera génesis de su personaje pero nunca se ha llegado a confirmar realmente la misma, pudiendo haberse leído a lo largo de los años varias interpretaciones y versiones totalmente opuestas y contradictorias entre sí de su verdadera historia, es decir, pistas falsas.

Lo único contrastado hasta el momento ha sido el tono de género negro del que nunca se ha apartado Golgo 13, muy relacionado con la cultura yakuza, unas historias llenas de personajes flemáticos y curtidos, con un sentido del thriller muy arraigado y escenas de acción siempre medidas y limitadas por una narración sobria y elegante marcada por relatos y sagas autoconclusivas en las que no son habituales los personajes secundarios fijos. Para el público occidental comprender el éxito de Golgo 13 puede ser un reto, pero parte de la explicación podría encontrarse en la misma carrera de su padre, un Takao Saitô contemporáneo de Leiji Matsumoto, Shōtarō Ishinomori o Fujio Fujiko. Para este autor todo comenzó en los años cincuenta, cuando la corriente gekiga, enfocada a un público adulto, impactaba con fuerza en el mercado del manga, convirtiéndose nuestro protagonista en uno de sus pioneros con sus primeros trabajos en la revista Kage y similares. Pronto formaría junto a algunos compañeros el estudio Gekiga Kobo y, posteriormente, Saitô Productions en las tocaría todo tipo de géneros e historias siempre con la intención de realizar obras populares y cercanas al público. Entre todos los títulos en los que trabajó durante los años sesenta se encuentran ya antecedentes al género policíaco abordado en Golgo 13 como Taifu Goro, 0011 Napoleon Solo o, sobre todo, sus adaptaciones al manga de las novelas de James Bond de Ian Fleming cuyas versiones cinematográficas, como decíamos al principio, causaban furor a nivel internacional, incluyéndose también Japón.

golgo_13_Takao_saito
Todo el mundo teme a Golgo 13

Por lo tanto, Golgo 13 no deja de ser un hijo de su tiempo, uno bastante desconocido en nuestro país, aunque hemos podido comprobar algo de su talento gracias a la labor, primero de Ediciones Glénat, y luego de Editores de Tebeos, con la publicación de un recopilatorio en dos volúmenes de las mejores historias de este aparentemente inmortal personaje en Las 13 Mejores Historias de Golgo 13, una edición especial japonesa en la que se encuentran algunas de las mejores aventuras de Golgo 13 elegidas en votación por los mismos lectores y aficionados de la revista Big Comic. Estos tomos, publicados en 2007 en nuestro país, han estado saldados más recientemente por la editorial de Joan Navarro, pudiendo todavía encontrarse en el mercado, por un precio muy ajustado, un auténtico pedazo de historia del manga con las andanzas y misiones de un Golgo 13 que este mismo año cumple 45 años al pie del cañón, una hazaña con la que pocos personajes más podrían siquiera soñar o imaginar. Por supuesto, en Japón Golgo 13 ha trascendido más allá de las viñetas, protagonizando sus propias novelas, un anime bastante reciente dirigido por Shunji Ôga, varios videojuegos, algunas producciones animadas y un par de filmes live action, Golgo 13, estrenada en 1973, dirigida por Junya Sato y protagonizada por Ken Takakura, y Golgo 13: Assignment Kowloon de 1977, con Yukio Noda delante de las cámaras y Sonny Chiba encarnando al famoso y letal asesino a sueldo.

Volver al Índice General

5. Reseña de Bakuman de Tsugumi Ōba y Takeshi Obata, por Enrique Ríos

 

Guión: Tsugumi Ōba
Dibujo: Takeshi Obata
Edición España: Norma Editorial (2011-2013)
Contiene: Bakuman Vol. 1-20 JAP (Shōnen Jump / Shūeisha, 2008-2012)
Formato: 20 Tomos manga rústica de 176-208 páginas
Precio: 7,50€/u
Valoración:

 

Ahora que Bakuman ha finalizado su publicación en nuestro país es el momento ideal para echar la vista atrás y reflexionar un poco sobre lo que ha significado esta serie para sus lectores. Empecemos por recordar la historia… Bakuman nos narra las aventuras de dos jóvenes quinceañeros que toman una de las decisiones más importantes de sus vidas: van a convertirse en mangakas. Hasta aquí, todo normal. Ese es un sueño que cualquiera puede tener mientras es joven. Lo que no es tan habitual es que uno de los chicos se confiese a la chica a la que ama y llegue a un acuerdo con ella: triunfará en el mundo del manga y conseguirá que hagan un anime de su serie porque así ella será la actriz de doblaje de la protagonista, pues el sueño de ella es triunfar en ese otro mundo. A partir de ese momento, el sueño se convierte en una necesidad y los jóvenes autores se ven obligados a hacer de todo para cumplir su promesa. Y sus contrincantes no parecen dispuestos a ponerles las cosas fáciles…

Desde luego, Bakuman no es un manga muy normal. Se mete de lleno en una historia repleta de estadísticas y decisiones arriegadas a la vez que describe a la perfección el complicado mundo editorial y el sistema de trabajo japonés (que aquí cuesta de entender…). Los protagonistas viven, sufren, se enamoran y, sobre todo, conocen a otros mangakas que enriquecen su vida y les hace mejorar como autores. Seguramente es en los secundarios donde Bakuman encuentra su mejor baza ya que cada uno de ellos genera una subtrama que enriquece una historia que, sin batallas ni efectos espectaculares, podría ser extremadamente aburrida. Sin embargo, a la que leemos las historias de amor de los sencundarios, o sus problemas para llevar sus series, Bakuman gana unos cuentos enteros en entretenimiento.

Leída en su totalidad, Bakuman sufre un poco. Los primeros 16 volúmenes tienen un ritmo lento pero adecuado. La historia progresa poco a poco, y las subtramas se toman el tiempo que necesitan. Bakuman es una serie que respira, pero que en ocasiones tiene el defecto de pecar de repetitiva… A partir del volúmen 17 o 18, los acontecimientos se precipitan y los argumentos principales y secundarios se solucionan, algunos de ellos de una manera poco satisfactoria. Y no es que esos últimos cuadernos estén mal. Para nada. El problema es que el cambio de ritmo nos pilla por sopresa y, claro, parece que estemos ante otro Bakuman. Aun así, la lectura sigue siendo ampliamente satisfactoria y, rápido o lento, se agradece que los autores nos proporcionen un buen final para la historia.

En resumen, Bakuman es un manga entretenido que nos dibuja un mundo lejano pero que en realidad nos debería ser bastante cercano. El guion está cuidado al milímetro, igual que el dibujo. Y recomendarlo es tan fácil como decir: leed el primer número. Si os gusta, os encantarán los siguientes.

Volver al Índice General

6. Links de interés

En nuestras anteriores entregas:

Zona Manga – Introducción a los tipos de manga: ¡Guía de supervivencia del Salón del Manga! Noticias y reseñas de Happy!, Fullmetal Alchemist, Kamen Rider, Aristocracia Campesina, La nueva isla del Tesoro… ¡¡¡y muchísimo más!!!

Para los despistados, estos fueron nuestros artículos introductorios, básicos para entender el manga:

Zona Manga – Introducción a los tipos de manga: en el que ordenamos los mangas por tipos y clases, pero teniendo en cuenta también la manera de entender el cómic japonés por parte de los españoles. Si no sabéis cómo encontrar un manga que se adecúe a vosotros, este es vuestro artículo.

Zona Manga – Radiografía de las editoriales japonesas: en el que os explicamos cómo funciona el sistema editorial japonés y cuáles son las editoriales más importantes, así como los títulos que éstas publican.

Zona Manga – Las series más vendidas: en el que hacemos un recorrido por los mangas más vendidos, tanto en Japón como en España. Si queréis ir a lo seguro, cualquiera de los mangas aquí citados han hecho felices a millones de personas.

Y no nos olvidemos de las anteriores entregas de Mangazine:

Zona Manga – Mangazine #1: ¡Guía de supervivencia del Salón del Manga! Noticias y reseñas de Happy!, Fullmetal Alchemist, Kamen Rider, Aristocracia Campesina, La nueva isla del Tesoro… ¡¡¡y muchísimo más!!!

Zona Manga – Mangazine #2 – Noticias, especial fansubs y anime, y reseñas de Rurouni Kenshin Restauración y Dr. Inugami.: Todo lo que necesitas saber sobre manga a un solo click.

Zona Manga – Mangazine #3 – Especial 2013, Kaoru Mori y Terra Formars.: Manga, manga y más manga.

Volver al Índice General

7. Y nosotros somos…


Alberto de Sosa: Presentándome como uno de los más jóvenes del equipo, empecé a colaborar en el proyecto Zona Negativa en octubre de 2011 gracias a una recomendación del propio Marc Bernabé. Actualmente cubro –o intento cubrir– todo lo que tiene que ver con el manga publicado en España, tratando tanto noticias como reseñas. Mis andanzas en el mundo del cómic nipón empezaron relativamente tarde, aproximadamente en septiembre de 2007. Sin embargo, rápidamente me desvinculé de lo que serían los gustos típicos de los aficionados al manga. Actualmente soy un apasionado del manga clásico y con cada lectura intento no sólo entretenerme, sino aprender un pedazo de la historia del cómic nipón en todas sus vertientes: autores trascendentes, obras padres de cada género, etc. Y, con más o menos éxito, estos conocimientos que adquiero son los que intento trasladar a mis textos.

Enrique Ríos: Originario de Badalona o Barcelona según como se mire, publiqué mi primer artículo para Planeta DeAgostini, por pura casualidad, en 2006 y desde entonces no he parado de escribir tanto para esta editorial como para ECC. Mi especialidad son los tebeos norteamericanos y me apunté a Zona Negativa en 2012 para hablar de aquellos temas que aún me quedan pendientes.

Jordi Querol: De Barcelona de cuando aún existía el régimen anterior, empecé a interesarme por Japón gracias a ordenadores como el MSX y compañías como Konami. Aunque incompleta, ese entretenimiento me transmitió una forma distinta de ver y hacer las cosas. Cuando jugabas un juego japonés se notaba. Otro aspecto que me interesó fueron los dibujos animados de la época (Harlock, etc), tan distintos a lo que provenía de otros países. Y de ahí al manga, con el boom de Dragon Ball y las primeras colecciones en comic book. Y desde entonces no lo he dejado. Ahora mismo me interesa más el seinen, aunque una buena historia lo es sin mirar las etiquetas. También me gusta el cómic español y algo de independiente americano o europeo. Empecé en ZN a principios de 2006 ya que en ese momento era muy activo en webs y foros. A años luz de la gente que realmente escribe bien.

Jordi T. Pardo: Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Mi obsesión por las novelas de misterio y aventuras facilitó mi acercamiento al cómic con los Clásicos Ilustrados que adaptaban historias como El Escarabajo de Oro o La Isla Misteriosa. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-man y Dragon Ball. Descubrí las posibilidades del medio con autores como Alan Moore, Neil Gaiman o Kurt Busiek desarrollando mi ecléctica pasión por la viñeta: cómic estadounidense, europeo, manga y webcómics. En la actualidad, colaboro como reseñista y articulista en mi segunda casa, Zona Negativa, hablando de cómics y cine.

Julio C. Iglesias: De pequeño sufría mucho por Donald. ¿Qué había hecho aquél pobre patito para que todo le saliera tan mal? Estaba seguro de que había algún tipo de sentido perverso en sus desgracias pero… ¿cuál? Tantos años después sigo pensando en la lógica del cómic y aún creo que el mundo le debe a Donald una explicación. Vivo en Asturias -aunque quisiera estar en Japón- y paso el rato con fútbol, ciclismo, literatura, cine y mucho heavy metal. Historiador, por cierto. Sí, una carrera muy útil.

Oriol Estrada Rangil: De Mataró de toda la vida, nacido al mismo tiempo que la década de los ochenta. Mi primer recuerdo comiquero es tener un Superman de Byrne en las manos (sin saber leerlo aún), después vino Bruguera, Marvel, y finalmente un chaval con cola de mono que me cambió la vida; le dediqué un documental llamado Songokumanía. Algunos me consideran un experto en manga y cultura japonesa, y puede que tengan parte de razón, pero como lector de cómics no me cierro a nada (sigo siendo un Marvel Zombie). Hablo de Todo Lo Que Mola en mi blog, en la radio, y desde 2013 en Zona Negativa.

Raúl López: Nací en Sabadell (Barcelona) en 1978, mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.

Artículo anteriorBatman: El Caballero Oscuro – Testamento
Artículo siguienteHistorietas desde Latinoamérica #12 – Noticiero de enero
De pequeño sufría mucho por Donald. ¿Qué había hecho aquél pobre patito para que todo le saliera tan mal? Estaba seguro de que había algún tipo de sentido perverso en sus desgracias pero... ¿cuál? Tantos años después sigo pensando en la lógica del cómic y aún creo que el mundo le debe a Donald una explicación. Vivo en Asturias -aunque quisiera estar en Japón- y paso el rato con fútbol, ciclismo, literatura, cine y mucho heavy metal. Historiador, por cierto. Sí, una carrera muy útil.
Originario de Badalona o Barcelona según como se mire, publiqué mi primer artículo para Planeta DeAgostini, por pura casualidad, en 2006 y desde entonces no he parado de escribir tanto para esta editorial como para ECC. Mi especialidad son los tebeos norteamericanos y me apunté a Zona Negativa en 2012 para hablar de aquellos temas que aún me quedan pendientes.
Presentándome como uno de los más jóvenes del equipo, empecé a colaborar en el proyecto Zona Negativa en octubre de 2011 gracias a una recomendación del propio Marc Bernabé. Actualmente cubro –o intento cubrir– todo lo que tiene que ver con el manga publicado en España, tratando tanto noticias como reseñas. Mis andanzas en el mundo del cómic nipón empezaron relativamente tarde, aproximadamente en septiembre de 2007. Sin embargo, rápidamente me desvinculé de lo que serían los gustos típicos de los aficionados al manga. Actualmente soy un apasionado del manga clásico y con cada lectura intento no sólo entretenerme, sino aprender un pedazo de la historia del cómic nipón en todas sus vertientes: autores trascendentes, obras padres de cada género, etc. Y, con más o menos éxito, estos conocimientos que adquiero son los que intento trasladar a mis textos.
De Mataró de toda la vida, nacido al mismo tiempo que la década de los ochenta. Mi primer recuerdo comiquero es tener un Superman de Byrne en las manos (sin saber leerlo aún), después vino Bruguera, Marvel, y finalmente un chaval con cola de mono que me cambió la vida; le dediqué un documental llamado Songokumanía. Algunos me consideran un experto en manga y cultura japonesa, y puede que tengan parte de razón, pero como lector de cómics no me cierro a nada (sigo siendo un Marvel Zombie). Hablo de Todo Lo Que Mola mi blog, en la radio, y desde 2013 en Zona Negativa.
Barcelona (Septiembre, 1980). Mordido por una viñeta adquirí un asombroso interés por el mundo del cómic y sus galaxias cercanas. Los Clásicos Ilustrados que adaptaban novelas de misterio y aventuras fueron mi primer pasaje a este universo. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-Man, Dragon Ball y V de Vendetta. Para comienzos del siglo XXI había desarrollado una ecléctica pasión por el medio. En la actualidad, disfruto especialmente del cómic independiente estadounidense y el manga. En está, mi segunda casa, colaboro como reseñista y articulista hablando de cómics, cine y series.

8
Déjanos un comentario

Please Login to comment
8 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Enrique RíosMathieuMr. Xjudehsamanosuke Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Mr. X
Lector
Mr. X

He leído unas pocas cosas de Inio Asano y todas me han gustado muchísimo.
Y una nota importante, N. H. ya no es la única publicación en español. http://www.milkywayediciones.com/mw/la-chica-a-la-orilla-del-mar-vol-1
Lo compré ayer y aún no lo he empezado, pero tiene una pinta buenísima.

samanosuke
Lector

Entre mis tareas pendientes, están hacerme con Bakuman, que me llama muchísimo por su temática a pesar de que no acabé del todo contento con Death Note, y Patlabor, de la que vi la serie por Canal 2 Andalucía y me moló mucho, a ver si puedo conseguir los DVDs dobles que sacaron junto a KOR y las películas, de las que sólo tengo una que vi tirada de precio (WXIII) pero aún no vi. Aunque supongo que en este momento tiene que estar todo esto bastante jodido de encontrar, no me da a mí que tuviese demasiado éxito…

judeh
Lector
judeh

Hoy he ido a por el Inio Asano y ni lo habian recibido… habra que esperar entonces.

Respecto a Bakuman. Yo al menos le pondria 4 estrellas de 5. El dibujo es dificil mejorable y han sido capaces de hacer una buena serie en su conjunto. Teniendo el final, eso si, algo precipitado. Otra cosa son los dos tomos adicionales… por cierto me parece una serie muy superior a Death Note. La cual la tengo con un marca paginas en el tercer tomo… siendo incapaz de avanzar.

Mr. X
Lector
Mr. X

“judeh
ha comentado el 30 enero, 2014 a las 18:04h
Hoy he ido a por el Inio Asano y ni lo habian recibido… habra que esperar entonces”

Judeh, el de La chica junto al mar ha aparecido durante varios días en la web de milky way como agotado, a punto de sacar una nueva edición… supongo que habrán sacado una edición muy pequeñita para ver qué tal y sólo con la preventa por internet y las grandes superficies se ha agotado. Hoy ya venía como “disponible”, así que estará a punto de llegar donde compres habitualmente.

Mathieu
Lector
Mathieu

Si alguien le interesa un cómic sobre manga, “Una vida errante” de Tatsumi del que por cierto me acabo de enterar que tiene peli de animación. Lo demás me parecen cómics de adolescentes sin gracia ni substancia.

Enrique Ríos
Lector

Gracias por los comentarios!!!

Pues como habéis sacado el tema de la puntuación de Bakuman me he dado cuenta de que no cambié las estrellitas que me venían de base… O sea que mi nota no es de tres estreillas y media, sino de cuatro. En una escala del 1 al 10 le pondría un 8.5, pero como no hay 4,25 estrellitas se tiene que conformar con solo 4.

Mr. X
Lector
Mr. X

Por cierto, anoche empecé a leer La chica a la orilla del mar de Asano, llegué a la mitad del primer tomito antes de que tuviera que irme a la cama.
Y…
Para mí, un serio candidato a cómic +++ favorito de 2014.
Y a los que no les suele gustar el dibujo del manga… que lo abran y echen vistazo… ya verán.

samanosuke
Lector

¿El dibujo del manga? Bah, eso no nos interesa, en ZN aquí nos preocupa lo realmente importante: que sea en sentido de lectura occidental!