#ZNSeries – WandaVision. Episodio 4 – Interrumpimos este programa

Hablamos del cuarto episodio de WandaVision que nos ofrece algunas respuestas a los misterios que se habían planteado en entregas anteriores. ¿Pero lo sabemos todo...?

wandavision-poster

Género: Ciencia Ficción, Comedia, Acción, Aventuras
Creador Jac Schaeffer y Matt Shakman.
Reparto: Elizabeth Olsen, Paul Bettany, Debra Jo Rupp, Fred Melamed, Kathryn Hahn, Teyonah Parris, Kat Dennings, Randall Park, Jolene Purdy, Asif Ali, Emma Caulfield Ford, Shane Berengue, Shaun MacLean.
Producción: Marvel Studios / Walt Disney Television.
Canal: Disney +

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación podría contener spoilers y detalles argumentales de los dos primeros capítulos de WandaVision (Bruja Escarlata y Vision), por lo que si estás interesado en esta serie mejor detenen tú camino en este punto y vuelve más tarde. ¡Hazlo por los niños!

WandaVision (Bruja Escarlata y Visión en castellano) mezcla el estilo de las comedias de situación clásicas con el universo cinematográfico de Marvel Studios. Wanda Maximoff y Visión, una pareja de superhéroes que tienen una vida ideal en una zona residencial, empiezan a sospechar que no todo es lo que parece. Matt Shackman es el director de la nueva serie y Jac Schaeffer, la guionista principal. El tercer capítulo de nueve de esta miniserie tiene por título Interrumpimos este programa. En esta entrega veremos lo que ha estado pasando el en mundo real, fuera de la realidad en la que están atrapados Wanda y Visión. La serie está protagonizada por Elizabeth Olsen y Paul Bettany que recuperan sus papeles dento del universo de Marvel Studios. En el reparto también aparecen Teyonah Parris, Kat Dennings, Randall Park y Kathryn Hahn. La serie se ambienta en la continuidad del universo cinematográfico de Marvel Studios después de los acontecimentos de Vengadores: Endgame. ¿Ya has visto el último capítulo? ¿Qué te ha parecido?

WandaVision. Episodio 4 – Interrumpimos este programa

El show de Wanda, por Ángel García

Desde el primer capítulo, se nos ha mostrado que la acción de la serie se divide en dos grandes puntos de vista, el de nuestra familia de Vengadores, por un lado, y el de los, a falta de un término mejor para definirlos, moradores, puros espectadores que permanecen atentos a cada gesto de Wanda y Visión a través de viejas pantallas de televisión.

Los primeros tres capítulos se han centrado casi exclusivamente en los primeros, de tal manera que hemos ido viendo los quehaceres diarios de la pareja, sus primeros problemas para encajar con el vecindario, la exhibición de magia en el recital y, finalmente, el embarazo y parto de los dos nuevos retoños de la familia. En ese sentido, el guion ha sido muy inteligente, dándonos pequeñas pistas, mensajes e intervenciones que no encajaban con la tónica general, preparándonos de ese modo para lo que viniera a continuación. Una nueva vecina, Geraldine, desencadenó la primera gran revelación al final del episodio pasado. Con su expulsión de la ciudad veíamos, al fin, al campamento montado a las afueras de la idílica ciudad de Westview.

¿Qué dirección tomaría la serie a partir de entonces?

En primer lugar, tenemos una escena en retrospectiva en la que se revela la identidad de Geraldine, no siendo otra que Monica Rambeau, la hija de Maria, a la que ya pudimos ver en Capitana Marvel. La inteligencia del libreto, en esta ocasión, pasa por el modo de revelarlo, al devolvernos a un escenario conocido por cualquier fan del UCM, el fin del lapso y la vuelta a la Tierra de aquellos afectados por la empresa genocida del Titán Loco. Al introducirla de este modo en la acción, ya resulta un personaje perfectamente integrado con el resto del Universo Marvel, sin necesidad de agotar minutos de pantalla creando un conflicto inicial para Monica.

A continuación, no obstante, se nos lleva por un camino francamente irregular. En lugar de mantener vivo el suspense y misterio acerca de muchas de las escenas presentadas con anterioridad en la serie, se va desgranando una por una casi toda duda que pudiera haber acerca de Westview, su origen, situación e identidad a ojos del mundo, así como la identidad de miembros del destacamento policial. Es un modo de romper con la magia y encanto de los episodios pasados que, a falta de un mayor conocimiento de lo que ocurrirá en próximas entregas, no se acoge, de primeras, a la idea que la serie parecía plantear.

wandavision-4

Tenemos, eso sí, contribuciones estelares, como la reaparición de Jimmy Woo, personaje de Agentes de Shield Y Ant-man y la Avispa, que ayuda a dar cohesión al Universo, dando paso a su vez, al regreso de otra vieja conocida de Thor, Darcy Lewis, que se erige como la protagonista principal del episodio. Considero que, si bien ambos resultan correctos, se ven afectados por cargar con tantos minutos de trama en su primera aparición en la serie.

La dirección de Matt Shakman se mantiene adecuada a lo largo de todo el episodio, con referencias atractivas a producciones como Perdidos, en concreto al final de la primera temporada y a ese impagable comienzo de la segunda, estableciendo a su vez una cercanía no solo visual, sino también temática: las dudas acerca de lo que se encuentra al otro lado, el desconocimiento sobre lo que ocurre para el aparente enemigo, así como la sensación continúa de que lo que se ve no es ni la mitad de lo que está sucediendo.

En último lugar, de vuelta al vecindario, tenemos un momento sobrecogedor para Wanda, que parece revelar, al fin, tanto las intenciones de esta nueva realidad, en la ficción, como las que tienen los propios creadores de cara a la planificación de la serie.

En conclusión, aceptando que esta pueda variar con el visionado completo de la obra, tenemos un capítulo desigual. Aunque no sea tan atractivo como los anteriores, tiene unos minutos finales impactantes que, de ser desarrollados de forma correcta, harán de las delicias del aficionado de Marvel.

Comunication Breakdown, por Juan Luis Daza

Cuarto episodio, We Interrupt This Program, que rompe radicalmente con la propuesta establecida hasta el momento por el proyecto. La acción comienza justo cuando termina el “Lapso” que mediante el chasquido de Thanos portando el Guantelete del Infinito hizo desaparecer a la mitad del universo, siguiendo los pasos de Monica Rambeau volviendo a la realidad y reicorporándose a SWORD para más tarde volver a desaparecer. En la realidad paralela al universo ficticio en forma de sitcom mutante se confirman muchas de nuestras sospechas y para exponerlo las guionistas Jac Schaeffer y Cameron Squieres utilizan como recurso narrativo a la Darcy Lewis de una Kat Dennings felizmente recuperada para el Universo Cinematográfico Marvel. Un pueblo aislado de New Jersey, llamado Westview, es el punto neurálgico desde el que Wanda Maximoff está ejerciendo lo que parecer ser una poderosa cantidad de energía mediante la que ha creado el mundo alternativo que hasta ese momento habíamos experimentado con los tres primeros episodios.

De esta manera, y mediante el personaje de Lewis o sus colaboradores, vemos lo acontecido en las tres anteriores entregas desde el “otro lado de la pantalla” desvelándose que aquellas disrupciones repartidas por el metraje en las que el idílico “decorado” en el que habitan Wanda y Visión se veía interrumpido abruptamente se debía a los intentos por parte de SWORD y otras divisiones militares de recuperar a Rambeau y conocer cuál es la naturaleza de esa emisión de una comedia de situación que en el mundo real sólo puede verse adecuadamente con antiguos televisores con tubo de imagen. Una vez los agentes descubren la forma televisiva de esta forzada fantasía entra en escena la metaficción cuando descubrimos la personalidad real del “reparto” de actores a los que Wanda ha asignado los personajes secundarios de la que ahora es su vida autocontenida. Una alarde narrativo que da una dimesionalidad nueva a la propuesta de Marvel Studios haciéndola parecer un episodio de The Twilight Zone.

wandavision-3

La puesta en escena de Matt Shakeman cada vez más cuidada y minuciosa, los medidos giros a golpe de guión de Schaeffer y su equipo de escritores que conectan cada vez más la miniserie con el UCM, la labor de todo el reparto o un clímax final con apuntes de terror y rematado por Voodoo Child de Jimi Hendrix suponen el el cierre perfecto para el que hasta ahora es el mejor episodio de WandaVision, hazaña más meritoria si cabe teniendo en cuenta el alto nivel de los anteriores. Varios de los implicados en su producción, entre ellos el mismo Paul Bettany, comentaron que este We Interrupt This Program iba a volarnos la cabeza y a fe de un servidor que lo consigue, no sólo con las revelaciones planteadas, también con un agradecido afán por el detalle y la alegoría sintetizado en esas paredes que Wanda “repara” como intentando curar una herida cuyo tamaño es cada vez mayor. A partir de ahora se presuponen algunos capítulos en los que volveremos a la construcción por medio de las sitcom, pero sabiendo ya lo que nos ha sido expuesto las ganas de que el devenir de acontecimientos se acelere no hacen más que aumentar exponencialmente.

No se vayan todavía: aún hay más, por Luis Javier Capote Pérez

El cuarto capítulo de la serie dedicada a la Visión y la Bruja Escarlata supone, al mismo tiempo, una interrupción en la narración planteada en las entregas precedentes y algo de luz respecto de la sucesión de misterios que supone la historia. Con todo, mi opinión sobre esta entrega es muy positiva, porque deja patente un producto cuidado y plenamente integrado en el universo marveliano audiovisual.

El primer punto que me gustaría reseñar es la presencia de Monica Rambeau, ya plenamente revelada, como agente de SWORD. La niña de Capitana Marvel es aquí una adulta cuya elección profesional está relacionada en su legado familiar. Desde cierto punto de vista, su origen resulta más integrado en la mitología de la capitanía marveliana que el de su contrapartida de los tebeos, más orientada a la conservación de una marca, pero me estoy yendo por las ramas. Su presencia, así como la de la doctora en Astrofísica Darcy Lewis -proveniente de la franquicia asgardiana- contribuye a reflejar esa idea de universo compartido que tantos buenos éxitos ha dado a los tebeos de la casa de las ideas durante sus sesenta años de vida. Con unas pocas escenas, sabemos lo que se necesita saber y, para una persona que tiene en la señora Rambeau a la Capitana Marvel de su generación, nos quedamos con ganas de más.

El segundo punto es que, de forma más sibilina, continúan los homenajes a la historia de la tele. Así, si los primeros capítulos eran claros trasuntos de comedias de situación de pareja de los cincuenta –Te quiero, Lucy-, los sesenta –Embrujada- y los setenta –¿Mork y Mindy? Podría ser- aquí se aprovecha el contexto explicativo de la trama para introducirnos en lo que bien podría ser un telefilme modelo Desenlace inesperado o La dimensió desconeguda: sobre un contexto de relativa normalidad, hay algo inquietante, casi grimoso, que subyace y que anuncia la posibilidad de un giro inesperado, de los que dejan mal cuerpo. En este episodio se afronta, verbal y visualmente, uno de los elefantes de la habitación, que es el del estatus de la Visión al final del díptico cinematográfico que cerró la tercera fase del universo audiovisual marveliano. Como una imagen vale más que mil palabras, tenemos una visión -valga la redundancia- impactante que deja patente que el equipo responsable de la serie se ha leído bien la historia de la pareja, incluyendo los apartados más siniestros.

En conclusión, debo decir que el cuarto capítulo me ha gustado, me ha entretenido, me ha intrigado y, lo más importante, me ha dejado con ganas de más. En un negocio donde las películas empezaban a parecer salidas de una cadena de montaje, es grato y refrescante comprobar que aún hay espacio para hacer experimentos, aunque sea en la tele.

wandavision-2

Un Giro Inesperado, por Raúl Gutiérrez

El caos se desata en un hospital. La habitual falta de camas se convierte en un problema aún mayor cuando montones de enfermos en tratamiento vuelvan a la ubicación que tenían asignada en el centro médico… hace cinco años. Mucho se hablará (y nosotros lo escribiremos) sobre el chasquido de Thanos y lo que ello supuso en el Universo Marvel que con tanto mimo se está construyendo en el celuloide (y ahora en televisión), pero poco o nada se habla de lo que supuso la vuelta de aquellos que se marcharon.

Y es que, es evidente que perder a tus seres queridos de la noche a la mañana puede volverte loco, o incluso llevarte a la tumba, pero volver en un mundo que no es el tuyo, de repente, y cinco años después, no es moco de pavo. El día del chasquido, muchos coches y helicópteros se quedaron sorpresivamente sin conductores o pilotos, generando accidentes por doquier. Pero el día del retorno, cuando Los Vengadores salvaron el día, la mitad de la humanidad tuvo que volver a aprender a vivir, en un mundo que ya se había acostumbrado a su marcha.

Así de fuerte y de sorprendentemente comienza el episodio de Bruja Escarlata y Visión, un capítulo que no es el homenaje a la sitcom de los 80 que esperábamos, si no que funciona aquí como bisagra, como transición narrativa entre lo que hemos visto y lo que vendrá para otorgarnos aquellas respuestas que como espectadores parece que necesitamos.

wandavision-1

El juego del espectador lo hace aquí un personaje nuevo al que sin embargo conocimos de niña y dos viejos conocidos que nos demuestran como el MCU no es si no una máquina bien engrasada en la que todo se aprovecha, y nada se tira.

Por la parte de la novedad, tenemos a Mónica Rambeau, la primera Capitana Marvel de las viñetas, y la llamada a ser la sucesora de Carol Danvers en la gran pantalla, que tras volver a la vida (resulta ser una de las víctimas del chasquido) y descubrir que su madre murió del cáncer que supuestamente había superado al venirse abajo por su pérdida (genial ese homenaje a una de las muchas identidades superheroicas de Mónica, atribuyendo al sobrenombre Fotón a María, su madre), vuelve a su puesto en SWORD, la división paranormal de SHIELD para descubrir qué ha pasado con Westwiew, un pueblo que supuestamente ya nadie recuerda.

En cuanto a lo que ya conocemos, la tronchante Darcy Lewis, protagonizada por esa Kat Dennings (Dos Chicas sin Blanca) que tanto nos hizo reír en Thor y Thor: Dark World (quizás el único personaje que se salva de tan nefasta secuela) se une al Agente Jimmy Woo (Randall Park) que conocimos en Ant Man, convirtiéndose los dos en ese espectador que fuimos nosotros al comienzo de la serie, y que nos ayudan a descubrir de qué va todo este homenaje a la sitcom televisiva que se está montado en Westwiew.

La respuesta: La que ya conocíamos sin necesidad de que nos la contaran; todo es una creación de Wanda, que ante el trauma por la muerte de su amado, ha decidido crear una realidad en la que nada de esto ocurrió, y en la que puede llevar con Visión la vida que siempre soñó y que Thanos le arrebató. Wanda tuvo que ver morir a su amante, dos veces, y gracias a su locura, lo volverá hacer una tercera, y hasta puede que una enésima.

En ese sentido, no podemos dejar de quitarnos el sombrero ante la escena en la que Visión se muestra como la última vez que lo vimos, sin la Gema de la Mente incrustada en su cabeza herida de gravedad, mostrando la cara de la muerte, desprovista de todo sentimiento y por tanto, de vida. Pero el gato al agua se lo lleva aquí una vez más Elisabeth Olsen, que nos recuerda que puede llegar muy alto como actriz, y que es capaz de pasar de la alegría, a la tristeza y a la ira en tan solo segundos, al terminar este capítulo con la parte que non se nos permitió ver al final del anterior.

Pero ahora vayamos con lo malo, con aquello que lastra este episodio, que por otro lado resulta fantástico pero que, a mi juicio es el peor de los cuatro vistos hasta ahora. En primer lugar, al venir de un homenaje a la sitcom de los años 50, 60 y 70, como el realizado en los tres primeros capítulos de la serie, descender repentinamente a un capítulo más convencional, más propio de lo que el MCU ya nos ha mostrado en cine, no deja de resultar anticlimático. No obstante, entiendo que esto es necesario, que la fantasía de Wanda en algún momento debía dejar paso a la realidad, y a la conexión de todo esto con ese Universo Compartido que tanto nos gusta y que tan bien se construye desde Iron Man.

El problema es que, se aprovecha este episodio más convencional, para tratar (una vez más) al espectador como un auténtico dummy al que se le tiene que mascar y explicar todo lo que ocurre, dejando poco o ningún lugar a la reflexión. ¿Era necesario que nos dijeran que Westwiew es una creación de Wanda? ¿Que Visión está realmente muerto?

Está claro que la serie necesitaba de este puente entre lo fantástico y lo real, pues es de suponer que en los cuatro capítulos que quedan existirán además de los correspondientes homenajes televisivos más interacciones con esa realidad extramuros del pueblecito feliz que poco a poco resquebrajara los delirios de Wanda. Simplemente, creo que se podría haber contado lo mismo con un poco más de misterio y dejando al espectador que pensara un poco más por sí mismo.

Sin embargo, no debemos de olvidar que estamos ante un producto que es parte del MCU y que, por muy experimental que sea, está dirigido al gran público, un público del que Hollywood, sigue presuponiendo su estupidez.

Abriendo el foco, por Samuel Secades

Tres capítulos después de presentarse en sociedad, WandaVision ha decidido comenzar a enseñar sus cartas y dejarnos echar un vistazo por primera vez a lo que hay tras el telón, y curiosamente ha conseguido un efecto doble: por un lado, dar la razón a los que apuestan por la emisión semanal de capítulos antes que por la temporada completa, con un episodio que premia la paciencia ante la revelación de giros argumentales bien guardados en los tres primeros fragmentos de la temporada; y por el otro, atraer de nuevo al grupo de espectadores que a punto estaban de darse por vencidos con una propuesta tan rompedora como la que nos propusieron en esos primeros episodios de sitcom pura y dura sin más contexto que el intuir que la Magia del Caos y el desequilibrio de Wanda ante la muerte de Vision podrían estar detrás de esta nueva realidad; porque esa parte podía ser intuida por los que somos aficionados al cómic y conocemos el historial de Wanda, pero imaginaos el espectador casual o el mero aficionado al MCU sin contexto comiquero que ha tenido que vérselas para intentar comprender esta nueva narrativa. Pero si hay algo que hace bien Marvel Studios es tenerlo todo bien pensado, y este cuarto episodio demuestra que estamos ante las bases de un nuevo plan para una nueva Fase que, de momento, parece que va a superar en complejidad y escala a sus predecesoras.

Porque el cuarto episodio no se limita a ofrecernos respuestas parciales a los misterios de WandaVision, sino que nos coloca ante una nueva y estimulante perspectiva como espectadores: y es que ver a Kat Dennings (siempre bienvenida aunque nadie le ponga un café) y a Randall Park (al fin aprendió ese truco con las cartas) ante una televisión antigua haciendo de nosotros mismos ante los primeros episodios de WandaVision y siguiendo los episodios con sus risas enlatadas y su anacronismo, me parece uno de los juegos de espejos más inteligentes que ha puesto ante nosotros Marvel Studios; sumado al espectacular arranque con el regreso de los eliminados por el chasqueo de dedos de Thanos en una fantástica escena con Teyonah Parris como Monica Rambeau buscando a su madre recién operada, hace de este cuarto episodio uno de esos que te mantiene su escasa media hora (quién lo diría) al borde del asiento, y eso es precisamente lo que esperábamos al fin de la rama televisiva del MCU, episodios acontecimiento donde los giros, las revelaciones y todo el crisol de personajes que tiene a su disposición interactúen como en la rama cinematográfica: ahí es donde lo episódico y semanal juega completamente a favor de una serie que cada viernes está en todas las conversaciones y que nos puede dar muchísima diversión en sus episodios restantes.

wandavision-5

Llegados a este punto, me gustaría destacar un concepto en el que pensaba al ver el episodio a pesar de que no me gusten los símiles deportivos (por no gustarme el deporte en general): el de banquillo. Veréis, cuando Endgame llegó a su final y nos despedimos (en cierto modo) de personajes como Iron Man o el Capi, muchos pensaron que Marvel Studios lo tendría, una vez más, muy difícil para seguir adelante sin sus primeras espadas: es un debate que ya surgió cuando vimos por primera vez el tráiler de Guardianes de la Galaxia (yo también pensé que sería un fracaso), cuando le dieron su película a Ant-Man o al presentarnos la magia y su universo de posibilidades con Doctor Extraño. Pero no, todas esas propuestas triunfaron a su modo y contribuyeron a enriquecer el MCU y a expandir sus límites: toda esa inversión a priori a fondo perdido (menuda metáfora extraña en esta semana de inversiones en bolsa) ha demostrado ser una inversión inteligentísima en ese descomunal fondo de armario del Universo Marvel que ahora sigue dando frutos, y es que en este cuarto episodio podemos prescindir durante casi todo el metraje de los protagonistas de la serie y darles el relevo con tres secundarios (cada uno venido de una película diferente) y aun así darnos uno de los mejores episodios de la temporada; eso es algo que muy pocas franquicias se pueden permitir y que es producto de un trabajo de orfebrería a la hora de construir un universo. Puede que WandaVision nos lleve de la mano hacia el Multiverso de la Locura del Doctor Extraño o puede girar hacia las tierras inexploradas de los Mutantes. Pero cuando termine su temporada, nos llevará de cabeza a las aventuras del Halcón y el Soldado de Invierno, diametralmente opuestas a la Magia del Caos, los universos alternativos y las comedias de situación pero sobre las que, seguro, nos abalanzaremos ávidos de nuevas historias. Llámalo banquillo, llámalo fondo de armario… o llámalo aprovechar como pocos la increíble riqueza de un universo legado de las viñetas que, por suerte para nosotros (o por el buen hacer de sus responsables) sigue enamorando incluso a todos aquellos que no han abierto un cómic en su vida. What a time to be alive.

¡Es la hora de la encuesta!

¿Qué te ha parecido el cambio de tono de este capítulo?

  • Excelente. Las respuestas y misterios están bien hilados. (48%, 118 Votes)
  • Notable. Me ha tocado la patata ese inicio. (24%, 60 Votes)
  • Bien. La cosa va mejorando progresivamente. (14%, 35 Votes)
  • Regular. Se han apresurado en las respuestas para mi gusto. (11%, 27 Votes)
  • Mal. Ni los primeros capítulos ni este me han convencido... (3%, 8 Votes)

Total Voters: 248

Cargando ... Cargando ...

wandavision-00

En capítulos anteriores…

WandaVision. Episodio 1 – Filmada con público en directo
WandaVision. Episodio 2 – No cambie de canal
WandaVision. Episodio 3 – Ahora en color

Género: Ciencia Ficción, Comedia, Acción, Aventuras Creador Jac Schaeffer y Matt Shakman. Reparto: Elizabeth Olsen, Paul Bettany, Debra Jo Rupp, Fred Melamed, Kathryn Hahn, Teyonah Parris, Kat Dennings, Randall Park, Jolene Purdy, Asif Ali, Emma Caulfield Ford, Shane Berengue, Shaun MacLean. Producción: Marvel Studios / Walt Disney Television. Canal: Disney…
Ángel García - 6.5
Juan Luis Daza - 10
Luis Javier Capote Pérez - 8
Raúl Gutiérrez - 6.5
Samuel Secades - 9

8

Resolutivo

La redacción sigue respaldando las aventuras de Wanda y Visión después del cuatro visionado de este capítulo que salda algunos misterios planteados en los primeros capítulos. Alguno de nuestros redactores lamentan este cambio de rasante y lo sobreexplicativo del mismo, pero en general están satisfechos con las relevaciones y la manera de hilarlas con lo anteriormente contado en la serie y en el universo cinematográfico de Marvel Studios.

Vosotros puntuáis: 3.9 ( 200 votos)
Artículo anteriorHabía otra vez… El lado oscuro de los cuentos infantiles, de Carlos Trillo y Alberto Breccia
Artículo siguienteJóvenes Titanes: Segunda temporada – Problemas paternales
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis... mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.
Jurista. Mi historia comienza con una grapa del Ultimate Spiderman de Brian Michael Bendis y Mark Bagley. Dieciséis años después, el interés por las viñetas sigue intacto. Esta gran afición me ha llevado a expandir los límites de mi curiosidad y a ser creativo, a librarme de prejuicios a la hora de conocer obras y a saber que, por muy mal que vayan las cosas, siempre habrá una nueva aventura esperándome en la estantería.
Nací en Linares (Jaén) en 1982, desde bien temprano sentí la llamada del cine y los cómics. En 1994 mi vida cambió cuando Philadelphia de Jonathan Demme me hizo interesarme por primera vez por la gente que había detrás de las cámaras. Mis directores favoritos son Luis Buñuel, David Cronenberg, Paul Verhoeven, Oliver Stone, Stanley Kubrick, Terry Giliiam, David Lynch, Quentin Tarantino o Roman Polanski entre otros. Dentro del mundo de las viñetas guionistas como Alan Moore, Grant Morrison, Warren Ellis, Frank Miller o Garth Ennis me iniciaron en el cómic de autor que me trajo a Zona Negativa.
Tengo 40 años, nací en Asturias pero vivo en un pueblecito de Alicante, aunque suelo cruzar el Bifrost y vuelvo a Asgard de vez en cuando. Leo cómics desde que tengo uso de razón, comencé con DC y Superman pero como soy un entusiasta me encanta casi todo lo que cae en mis manos. Mis otras dos pasiones son el cine y escribir, así que no he podido aterrizar en mejor lugar.
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Empecé mi relación con el mundo de la viñeta leyendo las adaptaciones de clásicos ilustrados. Más tarde, conocí a personajes icónicos de la historieta nacional como Mortadelo y Filemón, Superlópez y Pafman, entre otros muchos. Las publicaciones de Forum me introdujeron al mundo de los superhéroes, Dragon Ball me brindó una puerta de entrada al manga y con V de Vendetta descubrí las posibilidades reales del cómic. En la actualidad, el cómic independiente y el manga son mis principales intereses como lector. Colaboro en Zona Negativa hablando de cómic y otras galaxias cercanas. También participo en otras publicaciones del medio como Comicmanía y Otaku Bunka
16 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
30 enero, 2021 19:29

Para mi este capítulo debería llamarse “Bienvenidos a Disney+!!!”. Venían tan bien y lyncheanos, para de repente pasar a todo el nolanismo explicativo posible y convertirlo en un producto UCM más. Y si, a ver si perdían suscriptores por hacerse los valientes, faltaban los chistecitos de cafecín y truquitos…a quien le quedan ganas de seguir viendo la secuencia sitcom por década cuando ya te explicaron cosa-por-cosa todo lo que vimos? Vamos a tener un capítulo 8 igual para las décadas 80, 90 y 00? Todavía le tengo mucha fe, pero me decepcionaron.

Alejandro Ugartondo
Autor
31 enero, 2021 0:15

Yo creo que en el fondo todos esperábamos que un capítulo como éste iba a llegar tarde o temprano. Por muy buena que fuera la propuesta “lyncheana” no hemos de olvidar que esta es una serie del UCM y que éste tiene su público y éste espera ciertas cosas de las obras circunscritas a este universo.

Yo creo que han jugado bien sus cartas, han ofrecido unos buenos capítulos con guiños para los fans de los cómics y con este capítulo enganchan con los fans más “generalistas” del UCM. Y como encaje con el UCM me parece que lo han hecho muy bien, enlazando con acontecimientos de las películas y trayendo personajes de las mismas.

Quizás la pega que le veo es que hubiera dejado las revelaciones para un poco más adelante y seguir jugando con el misterio y la metaficción, pero con suerte el giro de este capítulo indique que todavía queden muchas cosas por descubrir y mucha acción por ver

alienigena100
alienigena100
Lector
31 enero, 2021 1:45

No sé…creo que los frikis ( y lo digo con orgullo) no sabemos ni lo que queremos. Sigo pensando que guionistas o directores no nos deben el más mínimo caso.
Si los tres primeros episodios de WandaVisión son raritos, la gente se echa encima porque son aburrido; si luego pasamos a un episodio más convencional, es que se han vendido a Disney…
Hagan lo que hagan siempre decimos lo contrario que estábamos diciendo hace dos minutos.
Otro ejemplo: si el Capítulo VII de Star Wars es un calco del capítulo IV es que Disney no innova; si capítulo VIII se va por peteneras los fans se quejan de que han roto el canon original; si en el capítulo IX vuelven a la esencia original, es que se han vendido ….Madre mía, no sabemos ni lo que queremos!!!
Y ojo, los frikis somos muy ruidosos pero somos un mínimo porcentaje del público general.

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
En respuesta a  alienigena100
31 enero, 2021 15:09

Seguro, como cualquier “colectivo” es una gran bolsa de gatos, y siempre habrá opiniones que (por cantidad o por mayor peso del que opina) se imponen más en el tiempo. Eso más las contradicciones de cada individuo es lo que hace interesante a este intercambio. Pero bueno, en este caso y teniendo solo como referencia este blog y otro similar(no tengo ninguna red social, es lo único que sigo al respecto) pensé que veníamos bastante de acuerdo en que venía muy bien. Ni idea que opinarán lo’ pibe’ tiktok.

Pedro Luis
Pedro Luis
Lector
En respuesta a  alienigena100
2 febrero, 2021 20:22

Muy acertado lo que escribiste. Yo amplio diciendo que la gente en general no sabe lo que quiere y por eso los creativos involucrados en algún producto no deben tener la opinión del público en cuenta, por ningún motivo. Al fin y al cabo que los “geeks” somos una ínfima minoría y siempre lo seremos por muy masificados que se encuentren los juegos de vídeo y los personajes de historieta /ciencia ficción/terror/acción en la cultura popular. Tampoco es que vayamos a ser mejores que los creativos sólo porque “nos lo creamos”.

ipso_facto
ipso_facto
Lector
31 enero, 2021 10:28

Sentimientos encontrados. Coincido con los que opináis que este cuarto capítulo es harto convencional a la par que sobrexplicativo, y que rompe con la magia de los episodios anteriores. Es cierto que todo los que se revela en este episodio era necesario mostrarlo en un momento u otro, pero creo que podrían haberlo hecho de una manera más diluida, más espaciada a lo largo de la serie, manteniendo el misterio por más tiempo.

Los homenajes a las series de televisión volveran a partir del 5º episodio. En diversos avances hemos visto a Wanda con un cardado capilar a lo Flashdance y una fiesta de Halloween que recuerda mucho a la de E.T., así que el homenaje a los 80’s está a la vuelta de la esquina. La lástima es a partir de ahora afrontaremos el visionado de WandaVision ya advertidos, y por lo tanto con menor margen para la sorpresa.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
31 enero, 2021 13:27

Pues a mí este episodio me ha parecido la recompensa a todos esos fans que nos vimos los episodios 1 y 2 y nos quedamos un poco sin estar seguros de si nos habían tomado el pelo o qué y que luego vimos como con el 3 la cosa se empezaba a poner más interesante. Ahora es cuando yo estoy realmente enganchado. Y sí, ya nos han revelado gran parte del pastel, pero estoy seguro de que aún queda tela que cortar. Seguro que si hubieran esperado hasta el último capítulo para revelarlo todo la gente se habría quejado de que las explicaciones eran muy decepcionantes, o que se habían dejado esto o aquello sin explicar y habría pasado lo que con Perdidos.

De todas formas, a los que les ha parecido que con este capítulo volvían a ser un producto convencional y tal ya les voy advirtiendo de que según Kevin Feige los últimos 3 capítulos van a ser más largos y van a ser totalmente como una película del UCM.

Dr. No
Dr. No
Lector
31 enero, 2021 15:52

De acuerdo con el grueso de apreciaciones, pero no olvidemos que los lectores de zona negativa cargamos con un bagaje extra de conceptos y data sobre los personajes de la serie que nos permite valoraciones diferentes a las del público general y/o seguidores del UCM, pero no de los cómics.
Más allá de esto, también me pareció sobreexplicado.
Me quedo con las valoraciones positivas: el peso protagónico del episodio en personajes secundarios (que no habían aparecido en la serie) le dio un poco de aire a nuestros protagonistas absolutos de los primeros tres, y los nuevos interrogantes que se plantean: por qué la forma hexagonal? Quien es el testigo protegido de woo? Por qué no logran identificar a Agnes entre todos los vecinos de westview?
Vamos, que hay entretenimiento para rato!
PD: bien por el retorno de los episodios semanales!!

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
En respuesta a  Dr. No
1 febrero, 2021 12:56

Agnes es porque seguramente no es nadie del pueblo, de hecho es más que probable (y esto no es spoiler, es una teoría, aunque mayoritaria) que sea AGatha HarkNESs.

Mario Soto Molina
Mario Soto Molina
Lector
31 enero, 2021 17:11

Yo sigo muy interesado en la serie, aún hay muchos misterios por resolver (lo que nos explicó este episodio 4 fue solo calzar algunas piezas, aún quedan muchas interrogantes)

Les molesta SWORD? Pero si siempre ha habido una organización que sirva de hilo conductor a todo un universo tan diverso, y si tenemos un área donde ocurren cosas desconocidas, a quien vas a recurrir? A la policía?? Hay que llamar a los expertos obviamente

Por otro lado se quejan que este episodio explicó y masticó todo para los espectadores… por favor! Los lectores de comics antiguos sabemos que en los 70-80 en las viñetas nos relataban TODO, incluso lo que veíamos en el dibujo… Claremont era sobre-explicativo siempre, Stan Lee también pero le ponía un poco más de humor, Roy Thomas también ponía cuadritos explicando todo. Cúantas veces el villano de turno nos recapitulaba TODAS sus acciones hasta llegar al momento presente de la batalla final?

Esta serie es genial porque tiene easter eggs para los que conocemos datos de los comics de Marvel (nadie que haya llegado por las películas tendrá mínima idea de Agatha Harkness por ejemplo… o de como Wanda puede distorsionar la realidad a lo House of M… o como “creó” a sus hijos que luego fueron Jóvenes Vengadores). Así que OBVIO que deben explicarles algunas cosas, luego de romperse la cabeza con suposiciones en los 3 primeros episodios

Pedro Luis
Pedro Luis
Lector
En respuesta a  Mario Soto Molina
2 febrero, 2021 20:24

Son un grupito ruidoso de amargados que se quejan por quejarse, bueno, en general la gente sí se queja por quejarse en diferentes rubros. Y nunca acabará.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
31 enero, 2021 17:44

Esta no es la Wandavision de tus padres. Nah, la serie sigue rayando a gran altura, solo que este cap llegó algo pronto para los que estábamos embelesados con ella. Están dibujando una Wanda absolutamente temible, como regresada de aquella prisión de espejos. No puedo esperar a ver a la Capitana Marvel en acción

Dr. No
Dr. No
Lector
En respuesta a  AlbierZot
31 enero, 2021 20:37

De a pequeños grandes momentos están erigiendo a la primera gran “villana” de la fase 4

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
En respuesta a  Dr. No
1 febrero, 2021 12:54

Estoy casi convencido de que Wanda va a ser la gran villana al menos de la primera parte de la fase 4. Por de pronto es prácticamente seguro que será antagonista en Dr Extraño 2.

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
En respuesta a  Staple
30 enero, 2021 20:56

Jeje totalmente ya debe haber algun gif asi por ahi