#ZNSeries – Falcon y el Soldado de Invierno. Episodio 1 – Nuevo orden mundial

Nuestras primeras impresiones sobre el primer episodio de la miniserie de Disney Plus protagonizada por Anthony Mackie y Sebastian Stan

falcon-soldado-invierno

Género: Ciencia Ficción, Comedia, Acción, Aventuras
Creador Malcolm Spellman y Kari Skogland.
Reparto: Anthony Mackie, Sebastian Stan, Emily Vancamp, Daniel Brühl, Desmond Chiam, John Gettier, Miki Ishikawa, Erin Kellyman, Adepero Oduye, Wyatt Russell, Shane Berengue, Neal Kodinsky, Eric Anthony, David Bowles.
Producción: Marvel Studios / Walt Disney Television.
Canal: Disney Plus

Aviso de spoilers: Este es un mensaje de “¡ojito cuidao!” porque el artículo que sigue a continuación podría destriparte el episodio de esta semana de Falcon y el Soldado de Invierno. Si estás interesado en esta serie no sigas adelante, date la vuelta y vuelve cuando te hayas puesto al día. ¡No dejes que te adelante por la izquierda! ¡Ahí queda dicho!

Falcon y el Soldado de Invierno es la segunda miniserie de Disney Plus sustentada en el universo cinematográfico previo de Marvel Studios. En ella Anthony Mackie y Sebastian Stan recuperan respectivamente sus papeles de Sam Wilson, alias Falcon, y Bucky Burnes, también conocido como el Soldado de Invierno, vistos en las películas de la franquicia. La producción está desarrollada por Malcom Spellman y dirigida por Kari Skogland que tiene una larga experiencia en televisión trabajando en The Walking Dead, Vikings, House of Cards, Banshee y otras muchas cabeceras. La serie constará de seis episodios en la que Sam y Bucky se verán obligados a emprender juntos una aventura alrededor del mundo que pondrá a prueba sus habilidades y su paciencia. El gran enemigo a batir es Helmut Zemo que ha regresado para acabar la misión que se había impuesto en el pasado: acabar con los superhéroes. La serie se ambienta en la continuidad del universo cinematográfico de Marvel Studios después de los acontecimentos de Vengadores: Endgame. ¡Comenta el primer episodio de la serie!

Falcon y el Soldado de Invierno. Episodio 1 – Nuevo orden mundial

We are living in America, por Jordi T. Pardo

La segunda serie de Disney Plus enfocada en las leyendas del universo cinematográfico de Marvel Studios mantiene el nivel en lo que a intenciones y factura técnica se refiere. Lo que teníamos claro era que Falcon y el Soldado de Invierno tendría un tono y planteamiento distinto al de WandaVisión, pero en su primer episodio también confirmamos que estas producciones pueden jugar con ideas y profundizar en ciertas cuestiones imposibles de abordar en las películas. Tal como pasaba con Wanda y Visión, los personajes de Sam Wilson y Bucky Barnes no habían tenido un espacio muy destacado en su versión cinematográfica. Habían sido opacados por el halo del Capitán América. Esto casi es una idea metatextual respecto a lo que nos propone esta miniserie que comienza por todo lo alto, con una escena de acción de Falcon que deja claro porque en principio esta iba a ser la propuesta elegida para presentar en sociedad el concepto de continuidad expandida de Disney Plus.

Sobre Sam y Buckey habíamos visto retazos en las películas, pero nunca habían dejado de ser secundarios que bailaban al son del drama protagonizado por los principales espadas de la ficción de Marvel Studios. Pero el final de Endgame ya apuntaba que estos dos personajes debían tener un rol más destacado en el futuro una vez el Capitán América dejaba el escudo a un lado. El encuentro de Sam y Bucky en Capitán América: Civil War nos había dejado buenas vibraciones y es ahí donde también está el origen de este proyecto. Anthony Mackie y Sebastian Stan desprenden esa química tan clásica y acotada de las buddy movies de los años ochenta y noventa que bien vale la pena explorar. En el primer episodio de Falcon y el Soldado de Invierno nuestros héroes todavía no han retomado el contacto, pero esto se aprovecha para echar un vistazo a su situación actual, la que se deriva de su desvanecimiento durante cinco años a raíz del chasquido de Thanos en Infinity War.

falcon-1

Esto nos permite conectar muy rápido con los problemas de los dos personajes: la necesidad de Sam de conectar de nuevo con su familia y su renuncia al legado de Steve Rogers al no considerarse a su altura, y la de un Bucky cuyo trauma después de décadas de control mental le han dejado secuelas casi irreversibles. En este episodio también nos ponen en conecto sobre la deriva de ese mundo que salvaron Los Vengadores y necesitado de nuevos héroes. Es un mundo donde los más desfavorecidos han salido todavía más perjudicados y sus condiciones de vida se han endurecido. Es significativo la aparición en la historia de un nuevo movimiento social que busca a través de la violencia un cambio sustancial para el mundo: romper con las fronteras y los nacionalismos. Esta simple idea ya nos ofrece un punto de partida bastante gris que de ser bien desarrollado puede dar mucho juego de cara al futuro.

Por lo demás, este primer episodio parece seguir la línea marcada por las producciones del Capitán América que para muchos son de las más interesantes de Marvel Studios y las que han servido tradicionalmente para dar un empujón adelante a la continuidad de la franquicia. Pero siendo sus protagonistas los secundarios de aquellas, podemos casi entender esta Falcon y el Soldado de Invierno como una historia de orígenes enfocada en el tópico de dos personajes opuestos que juntos deben encontrar su lugar en un mundo convulso. No es un punto de partida original, y en parte su atractivo se debe al bagaje previo que ya tenemos sobre estos personajes, pero la aventura acaba de comenzar y seguro que alguna sorpresa nos espera por el camino. El único defecto que podemos señalar sobre esta producción es lo horriblemente mal que le queda el casco a Wyatt Russell en su encarnación del U.S. Agent, pero habrá que verle ya rodado y una vez veamos reunidas todas las piezas ahora dispersas de la trama.

La leyenda viviente, por Juan Luis Daza

Sin mucho tiempo para haber digerido el impacto producido por la sobresaliente WandaVision y todavía con la resaca de la epatante y mastodóntica La Liga de la Justicia de Zack Snyder Disney + y Marvel Studios vuelven con el primer episodio de The Falcon and the Winter Soldier, la serie protagonizada por los alter egos superheróicos de Sam Wilson y James Buchanan “Bucky” Barnes a los que dan vida los actores Anthony Mackie y Sebastian Stan respectivamente. De la escritura y desarrollo de la miniserie se encarga Malcom Spellman (Empire, Hip Hop Uncovered), con el respaldo de Derek Kolstad (John Wick), y de dirigir todos los episodios se responsabiliza la canadiense Kari Skogland (Marvel’s The Punisher, The Walking Dead). El resultado de este episodio piloto es más o menos el esperado sin distanciarse demasiado, por ahora, de lo expuesto en los trailers con poco más de 45 minutos que toman el rol de primera toma de contacto con los espectadores.

Aunque era algo fácil de vaticinar y todo el material promocional apuntaba claramente a ello The Falcon and the Winter Soldier sigue la estela conceptual, visual y narrativa de las dos películas del Capitán América rodadas por los hermanos Anthony y Joe Russo. Esa primera y potente secuencia de acción centrada en el personaje de Anthony Mackie ya nos retrotrae de manera explícita al tono de cine de espionaje high tech de la impresionante El Soldado de Invierno y la remarcable Civil War, algo que se confirma con el pasaje dedicado al pasado de Bucky Burns en forma de ensoñación por parte del personaje de Sebastian Stan. Pero, como es lógico, no sólo de este tipo de situaciones vive la serie de Disney + y Marvel Studios, ya que ambos protagonistas comienzan a interactuar con los personajes secundarios que componen su entorno más cercano y de ello surgen situaciones cayendo un poco más en los tópicos dramáticos propios de estas ficciones, siendo los de Falcon bastante más obvios que los de Winter Soldier, posiblemente también porque Stan es un actor bastante más resuelto y versátil que Mackie sabiendo exprimir el material que los guionistas ponen en sus manos.

falcon-2

Un servidor estaba seguro de que después de la originalidad y atípica naturaleza de WandaVision, The Falcon and the Winter Soldier iba a resultar un producto más convencional que, en cierta manera, nos supiera a poco, al menos en sus primeros compases. Pocas quejas por mi parte, ya que el guión de Malcolm Spellman es tan procedimental como efectivo, la realización de Kari Skogland evidencia sus años de directora curtida en series de primer nivel sin mucho que envidiar técnicamente a lo que hicieron los hermanos Russo en las ya citadas El Soldado de Invierno y Civil War, aunque seguramente, y al igual que aquellos, recurriendo mucho a la segunda unidad para rodar las secuencias más dinámicas; mientras los actores cumplen sobradamente con roles que ya conocen perfectamente por llevar interpretándolos durante años. Sólo me deja un poco frío lo estereotipado de algunas subtramas, principalmente la de la hermana de Sam Wilson, que espero no desemboquen en el manido discurso lacrimógeno puramente estadounidense. Ojalá que la llegada del U.S. Agent, Sharon Cater o Zemo y esa amenaza terorista enmascarada den empaque al proyecto y me hagan tragarme mis palabras en este sentido.

The perks of being a wallflower, por Samuel Secades

Pensé que íbamos a tener mucho menos con lo que trabajar, la verdad; y esta es una de esas ocasiones en las que me alegro profundamente de estar equivocado. Con todos esos tráilers y spots donde primaba la acción catatónica y nerviosa, y con dos personajes del MCU que, al contrario que sus contrapartidas de las viñetas, me causaban más indiferencia que otra cosa, pensé en algo que tengo que reconocer que me asalta cada vez que veo la promoción de un nuevo proyecto relacionado con el MCU, y que, aunque sé y se me ha demostrado una y otra vez que no existe, sigo invocando de manera bastante tozuda. Son esas tres palabras que estáis esperando con el ansia de la audiencia de Krusty el Payaso cuando aparecía Bart en el escenario a recitar su “Yo no he sido”, así que allá va: La Fórmula Marvel. Ah, la fórmula marvel, el argumento final, la escalera de color del crítico despistado (yo mismo, en más de una ocasión) con la que intenta ir de farol cuando sabe que la mano que lleva es una porquería o cuando no se ha pensado muy bien que el tipo que tiene enfrente, de apellido Feige y con la gorra calada, te lleva un par de jugadas de ventaja.

Porque, una vez más, si algunos pensábamos que este Falcon y el Soldado de Invierno (el título spanglish, lo peor hasta el momento con diferencia) iba a ser un refrito de Capitán América: El Soldado de Invierno sin más pretensión que repetir el estilo narrativo y las piruetas visuales, menudo guantazo nos hemos llevado con este modélico primer episodio de la serie donde, como en el caso de la reciente WandaVision, se coge a dos secundarios de potencial desaprovechado y se les coloca el foco encima; y, de nuevo como en la serie de la Bruja Escarlata, no nos fascinan tanto sus heroicidades y golpes de efecto como sus miserias y el amargo trasfondo de su historia: en el caso de Sam y Bucky, a la sombra del eterno Capitán América de Chris Evans (qué acierto de casting en perspectiva por el que nadie dio un duro -o un centavo, para respetar la idiosincrasia del personaje- en su momento); pero no sólo a la sombra del Capi como amigo y héroe de referencia, sino de su pasado y su futuro: el pasado de Bucky, con el que intenta hacer unas cuentas que son tan interminables como inasumibles, y el futuro de un Sam que se encuentra con un fascinantemente autoimpuesto techo de cristal a la hora de recoger el testigo del escudo que, si es desarrollado de una manera adecuada, puede darnos una de las mejores metáforas de la idiosincrasia estadounidense cuando un afroamericano decide dar un paso adelante, y que puede ser mucho más poderosa que la de cierto héroe de Wakanda. Dos ramas narrativas que, pardiez, llamaron mucho más mi atención en este primer episodio que la parafernalia paramilitar o la difusa amenaza de enmascarados, porque este Falcon y el Soldado de Invierno ha comenzado poniendo los cimientos adecuados: los de los pequeños momentos que definen a los personajes, como esa partida al Hundir la Flota entre preguntas y tragos o esa incomodísima visita al banco de dos personas abandonadas por su comunidad con el selfie como único reconocimiento.

falcon-3

Ahora mismo, el mayor estímulo que tengo con Falcon y el Soldado de Invierno es no saber por dónde va a tirar la serie, y es uno de esos vacíos del estómago ante un vértigo emocionante que te hacen desear seguir viendo algo, porque las semillas plantadas no podían ser mejores. Sí, la Fórmula Marvel me ha vuelto a abofetear cuando estaba mirando hacia otro lado, como aquel hilarante gag de Terence Hill con la pistola y las bofetadas a aquel pobre infeliz en la barra del Saloon; de momento, Falcon y el Soldado de Invierno me ha robado la cartera y se ha ganado mi confianza a base de meterme de cabeza en el equipo de estos dos personajes a los que, desde ya, no quiero que les pase nada malo. Cuando los títulos de crédito arrancaron, ya estaba en su equipo. Qué buen reclutamiento. Steve estaría orgulloso.

Héroes con pies de barro, por Sergio Fernández

Tras un 2020 marcado por la pandemia en el que quedamos huérfanos de grandes estrenos, el primer trimestre del presente año está siendo un no parar. WandaVision, La Liga de la Justicia de Zack Snyder, Falcon y el Soldado de Invierno… estrenos en la pequeña pantalla a la espera de que las salas de cines vuelvan a recobrar la tan ansiada normalidad. Ya hemos venido advirtiendo por activa y por pasiva que la apuesta de Marvel Studios por la plataforma Disney + es firme y los primeros ejemplos están sirviendo para constatar que nada tienen que envidiar a sus hermanos (largometrajes) mayores.

Si bien WandaVision descolocó por su apuesta arriesgada a pesar del maravilloso resultado, lo cierto es que Falcon y el Soldado de Invierno es un producto mucho más convencional. Sin embargo, el hecho de que conozcamos la fórmula aplicada no exime de que podamos disfrutar de sus bondades. Eso sí, la tan cacareada “buddy movie serie” tendrá que esperar. Por el momento, los caminos de Sam y Bucky no se han vuelto a cruzar aunque sabemos que el primero ha hecho multitud de llamadas al otrora Soldado de Invierno.

Como presuponíamos, la historia estará cargada de acción y espionaje. El mundo es un lugar peligroso y se necesitan agentes de campo que neutralicen las amenazas. Tunez, Suiza, Nueva York, Washington… el primer episodio ha dejado bien a las claras que la diversidad de escenarios estará a la orden del día. J.J. Abrams marcó el camino a seguir con Alias, aquella serie de comienzos de siglo en la cual Jennifer Garner hizo las veces de agente secreta.

Uno de los elementos comunes que están teniendo todas las producciones post Fase 3 es el tema del lapso provocado por Thanos al final de Vengadores: Infinity War. Un suceso tan traumático debe de tener sus consecuencias y comprobamos como la vuelta de la población mundial tras cinco años en el olvido ha provocado turbulencias en el sistema financiero. Sam tiene dificultades para mantener el negocio familiar y ni siquiera Falcon es suficiente para doblegar a la banca, el peor enemigo al que se puede enfrentar. Ídolos de barro. A pesar de ser archiconocido por sus heroicidades, los problemas del día a día no dan tregua a Sam. El sueño americano, trufado de abusos y racismo, se convierte en pesadilla para todo aquel que se descuelga del sistema imperante.

falcon-4

Bucky, por su parte, como le ocurriera a Steve, trata de amoldarse a un tiempo que no es el suyo. 106 años son muchos y más si vives con remordimientos. Los actos (involuntarios) que cometió como Soldado de Invierno continúan atormentándole, impidiendo su completa redención. Amy Aquino (Bosch) da vida a la terapeuta que trata de ayudarle con la compleja tarea.

Hasta la fecha, Sam Wilson y Bucky Barnes habían sido personajes periféricos de Steve Rogers. Ha llegado el momento de recoger el testigo para protagonizar sus propias aventuras. Sin embargo, Falcon no se considera digno de llevar el escudo y decide devolverlo para recordar al eterno Capitán. Las personas están por encima de los símbolos. El Departamento de defensa acepta de buen grado sabedores de que tienen un as en la manga con el que se sienten más cómodos, probablemente, por su color de piel. Así pues, en los instantes finales del episodio se nos presenta al nuevo Capitán América: un Wyatt Russell que nos mostrará el lado más oscuro de las barras y las estrellas.

Empieza a no ser una novedad que se nos ofrezcan productos televisivos con hechuras cinematográficas. Tanto la puesta en escena como la factura técnica es de primerísimo nivel consiguiendo que, por ejemplo, la persecución en el espacio aéreo tunecino se convierta en la mejor escena de acción de lo que llevamos de 2021. Por el momento ni rastro de Zemo ni de Sharon Carter, aunque quien sí ha aparecido es James Rhodes (Don Cheadle) muy en su línea como rey de los secundarios en el MCU. La amenaza viene de la mano de un grupo terrorista que quiere un mundo unificado, sin fronteras. ¿Será el misterioso hombre enmascarado un clon de Bucky?

El primer capítulo ha servido para colocar las fichas en el tablero. Sebastian Stan y Anthony Mackie cargan con el peso de la trama a sus espaldas y sus personajes han conseguido una profundidad de la que, por el momento (sobre todo Sam), carecían. La partida pinta bien, veremos si el viaje cumple con las expectativas.

¡Es la hora de la encuesta!

¿Qué te ha parecido el debut de Falcon y el Soldado de Invierno?

  • Notable. Está muy bien planteado y puede darnos grandes momentos. (47%, 143 Votes)
  • Excelente. La cosa pinta espectacular... ¡es como una película de Marvel Studios! (22%, 69 Votes)
  • Bien. Está bien para pasar el rato. (20%, 61 Votes)
  • Regular. No me acaba de convencer lo que he visto... (7%, 21 Votes)
  • Mal. Ahora tenemos también la fórmula en sus series... ¡El horror! (4%, 13 Votes)

Total Voters: 307

Cargando ... Cargando ...

Género: Ciencia Ficción, Comedia, Acción, Aventuras Creador Malcolm Spellman y Kari Skogland. Reparto: Anthony Mackie, Sebastian Stan, Emily Vancamp, Daniel Brühl, Desmond Chiam, John Gettier, Miki Ishikawa, Erin Kellyman, Adepero Oduye, Wyatt Russell, Shane Berengue, Neal Kodinsky, Eric Anthony, David Bowles. Producción: Marvel Studios / Walt Disney Television. Canal: Disney…
Jordi T. Pardo - 7
Juan Luis Daza - 7.5
Samuel Secades - 9
Sergio Fernández - 7

7.6

Inspirador

La redacción de cine y series adscrita a Zona Negativa se muestra entusiasmada con el prometedor arranque de esta extensión de los planteamientos expuestos en El Soldado de Invierno y Civil War, celebrando que otra pareja de secundarios en la sombra del UCM vayan a encontrar aquí el terreno perfecto para desarrollar sus identidades mientras se ven envueltos en mucha acción y espionaje internacional.

Vosotros puntuáis: 2.24 ( 200 votos)
Artículo anteriorYondu: Mis Dos Yondus
Artículo siguienteUn cesto lleno de cabezas
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Empecé mi relación con el mundo de la viñeta leyendo las adaptaciones de clásicos ilustrados. Más tarde, conocí a personajes icónicos de la historieta nacional como Mortadelo y Filemón, Superlópez y Pafman, entre otros muchos. Las publicaciones de Forum me introdujeron al mundo de los superhéroes, Dragon Ball me brindó una puerta de entrada al manga y con V de Vendetta descubrí las posibilidades reales del cómic. En la actualidad, el cómic independiente y el manga son mis principales intereses como lector. Colaboro en Zona Negativa hablando de cómic y otras galaxias cercanas. También participo en otras publicaciones del medio como Comicmanía y Otaku Bunka
Nací en Linares (Jaén) en 1982, desde bien temprano sentí la llamada del cine y los cómics. En 1994 mi vida cambió cuando Philadelphia de Jonathan Demme me hizo interesarme por primera vez por la gente que había detrás de las cámaras. Mis directores favoritos son Luis Buñuel, David Cronenberg, Paul Verhoeven, Oliver Stone, Stanley Kubrick, Terry Giliiam, David Lynch, Quentin Tarantino o Roman Polanski entre otros. Dentro del mundo de las viñetas guionistas como Alan Moore, Grant Morrison, Warren Ellis, Frank Miller o Garth Ennis me iniciaron en el cómic de autor que me trajo a Zona Negativa.
Tengo 40 años, nací en Asturias pero vivo en un pueblecito de Alicante, aunque suelo cruzar el Bifrost y vuelvo a Asgard de vez en cuando. Leo cómics desde que tengo uso de razón, comencé con DC y Superman pero como soy un entusiasta me encanta casi todo lo que cae en mis manos. Mis otras dos pasiones son el cine y escribir, así que no he podido aterrizar en mejor lugar.
Bilbao (1982). Licenciado en Sociología. Soy, desde que tengo uso de razón, un amante empedernido del Cine gracias a Hitchcock y Kubrick. Criado en Corleone, visité la puerta de Tannhäuser como tripulante de la nave Nostromo. Tras una breve etapa en Tatooine y Mordor decidí regresar a Twin Peaks, desde donde disfruto de mis otras pasiones: los cómics, la música y los videojuegos.
8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
AlbierZot
AlbierZot
Lector
20 marzo, 2021 22:25

Uf algo flojo este arranque, no? Es decir, bien las secuencias de acción y tal pero de ahí pasamos a… el barco de Samquete? En serio? Buckie y su compa el celeschino? El nuevo Capitán América es ahora Mr Magoo? Por momentos creí estar en una de las peores producciones Netflix. Ojalá mejore con la química entre ambos

kursal
kursal
Lector
20 marzo, 2021 23:35

Yo me aburrí bastante con el primer capítulo. No sé si es que a los personajes les falta carisma o que prácticamente no contaron nada, pero se me hizo larguísimo.

Billy Pilgrim
Billy Pilgrim
Lector
21 marzo, 2021 0:04

Mediocre con momentos interesantes. La serie empieza bien sin mas y si tiran por la parte más centrándose en el espionaje y la acción, pues seguramente acabe siendo una serie entretenida del montón. La escena inicial de Sam mola mucho y Bucky en la psicóloga también, todo lo demás pues aburrido y sin mucha gracia, pero bueno, es una serie de unos 30 minutos, suele ocurrir esto en las series así y al no durar mucho pues tampoco duele. Sigo viéndole potencial y creo que los siguientes capítulos pueden mejorar, sobre todo porque parece que este capítulo es más presentación que otra cosa.

Staple
Staple
Lector
21 marzo, 2021 3:02

¿Todo el rollo (Y digo rollo porque ese argumento es un soberano plomo) del Buba Gump Shrimp se lo han inventado? Siempre pensé en Sam Wilson como neoyorquino de pro y ahora resulta que es de New Orleans.

Ignacio Yebra
Ignacio Yebra
Lector
En respuesta a  Staple
21 marzo, 2021 8:51

¿Esto te parece un soberano plomo y la JLA de Snyder una muy buena peli de superhéroes? Curioso…

Staple
Staple
Lector
En respuesta a  Ignacio Yebra
21 marzo, 2021 10:44

Bueno, entre una escena de lucha entre un Superman malvado y la JLA y otra escena entre una señora y su hermano que van al banco a ver si les renuevan la hipoteca, pues sí, me parece más divertida y emocionante la 1a escena.
Que por cierto es un poco mezclar churras con merinas por tu parte Ignacio Yebra, ¿Comparas un argumento puntual y secundario sin acción ni efectos visuales del 1r capítulo con una película entera de 4 h?

Last edited 22 días atrás by Staple
Mario Soto Molina
Mario Soto Molina
Lector
22 marzo, 2021 20:23

A mí me gustó en general, es bueno que sea una miniserie (ojo con eso, porque no se alargará artificialmente). Falcon no deja de ser un personaje secundario, incluso el actor no me parece muy empático (su hermana tiene mucha más presencia). Bucky por otro lado es un personaje más interesante, con un pasado quebrado y un presente complejo al sentirse bastante solo. Aun no hemos visto ni a la Agente 13 ni a Zemo, este primer episodio sembró varias subtramas. Al menos yo seguiré, serán pocos capítulos y ya veremos si estos personajes de segunda línea logran destacar… aunque la sombra del Cap es muy larga

Johnrevenge
Johnrevenge
Lector
23 marzo, 2021 11:58

Un comienzo bastante bueno que sirve para establecer en que puntos se encuentran los personajes. No esperaba el cameo de Don Cheadle, pero su escena con Sam me gustó.