#ZNDayTimSale – Biografía

Tim Sale (1956-2022)

Por
1
573

Tim Sale nació en 1956 en Ithaca, Nueva York, dentro de una familia de clase media-alta. Su padre, al igual que su abuelo paterno eran profesores universitarios de Humanidades lo que indica un entorno familiar idóneo para desarrollar inquietudes artísticas. Es precisamente su padre quien compra a Sale sus primeros cómics siendo todavía un niño. A los 6 años, la familia se mudó de Massachussets a la Costa Oeste, específicamente Seattle, donde Sale residiría hasta los 20 años, cuando marcha a Nueva York para trabajar en el estudio de John Buscema al mismo tiempo que estudia en la prestigiosa (y privada) Escuela de Artes Visuales.

Dentro de sus primeras referencias, Sale mencionó en varias ocasiones el impacto que tuvo en su decisión de dedicarse a la ilustración el trabajo de Steve Ditko en El Asombroso Spiderman, que homenajearía en varios paneles de Spiderman: Azul. Marvelita convencido en su adolescencia, buscó precisamente trabajar con John Buscema tras quedar fascinado por el dibujo de éste en Estela Plateada. El hecho de descubrir que era daltónico le hizo también centrarse mucho en la obra y el trabajo en blanco y negro de Dave Sim y Alex Toth. En el estudio, donde recibiría clases también de gente como John Romita Sr. y Marie Severin, Sale aprendió el oficio de dibujante pero decidió volver a Seattle al no sentirse lo suficientemente bueno.

En 1983, su primer trabajo profesional fue como entintador de un cómic escrito y dibujado por Phil Fogio llamado Myth Adventures, basado en una serie de libros de fantasía del mismo nombre. Entre 1985 y 1987, Sale se encargaría del dibujo, entintado y rotulación de Thieves’ World, de nuevo una adaptación en cómic de otra serie de novelas de fantasía. Este sería su primer trabajo como dibujante.

El gran salto de Sale viene de la mano del agente Mike Friedrich, quien le permite introducirse en el circuito del cómic USA independiente. Gracias a formar parte del círculo de Friedrich, Sale comenzará a relacionarse con las mentes detrás de la editorial Dark Horse de finales de los 80 y principios de los 90: Diana Schultz, Barbara Randall (Kesel de casada) y sobre todo Matt Wagner. Todos ellos serían importantes para el futuro de Sale. Schultz escribiría Grendel: Devil Child; Randall le pondría en contacto con Jenette Khan en DC quien, a su vez, le sugeriría trabajar con un tipo que venía del mundo del cine llamado Jeph Loeb; y Matt Wagner le abriría la puerta para colaborar en Grendel.

Sale comenzaría a ser conocido por los aficionados gracias a su trabajo en Grendel con Matt Wagner. Sale dibujaría la serie (no consecutivamente) entre los #20 y 40 del volumen 2, publicados entre 1988 y 1990. La saga más conocida de su etapa en la colección ha sido recopilada posteriormente con el nombre Devil’s Reign (#34-40). En los años en Dark Horse, Sale unió fuerzas con Steven T. Seagle para publicar una miniserie de tres números, Amazon, en la que se mezclaba un discurso ecologista con elementos fantásticos; y con la escritora Sarah E. Byam junto con la que creó Billi 99, 4 números centrados en un justiciero pulp en una historia con toques sociopolíticos.

En 1991, Sale inicia su larga y fructífera relación profesional con Jeph Loeb en Challengers of the Unknown vol. 2 #1–8. Entre 1992 y 1996, Sale trabajaría principalmente para DC dibujando varias historias de Batman como Legends of the Dark Knight #32-34 (1992), Shadow of the Bat #7-9 (1992-1993), Batman: Legends of the Dark Knight Halloween Special #1 (1993), Batman: Madness A Legends of the Dark Knight Halloween Special #1 (1994), Batman: Ghosts Legends of the Dark Knight Halloween Special #1 (1995). Estos tres últimos especiales están incluidos en el Omnibus Batman: Halloween Oscuro – La saga completa publicado por ECC en mayo de 2022.

Su única participación en Marvel de la época sería de nuevo con Loeb en la miniserie Lobezno/Gambito: Víctimas, de 1994. Años después, tanto guionista como dibujante confesarían que aceptarían este encargo únicamente por el dinero. El propio Sale afirmaría que solo con el dinero generado por este cómic, pudo pagarse el alquiler en verano de una casa en la playa de Malibú. También de 1994 data su colaboración con Image en Deathblow, primero entintando a Jim Lee y después siendo el dibujante de la serie entre los #4-13.

Sale y Loeb darían el pelotazo en 1996 con su maxiserie de 13 números Batman: El Largo Halloween, reeditada en nuestro país en múltiples ocasiones y en toda clase de formatos. El éxito continuaría en 1998 con Superman: Las Cuatro Estaciones (4 números), obra por la que Sale recibió, en 1999, su primer y único Premio Eisner como dibujante. Ya como estrellas en el comic-book USA, Loeb y Sale entregarían Batman: Victoria Oscura (13 números entre 1999 y 2000) para, a continuación, dar el salto a Marvel donde realizarían Daredevil: Amarillo (6 números, 2001-2002), Spiderman: Azul (6 números, 2002-2003) y Hulk: Gris (6 números, 2003-2004).

El duo dinámico volvería a DC en 2004 para publicar Catwoman: Si vas a Roma, mientras que en 2005, Sale trabajaría en la serie de televisión Héroes, proporcionando los dibujos que uno de los personajes realiza dentro del show. En 2007, con Loeb en Marvel con un contrato en exclusiva, Sale buscó la compañía un artista como Darwyn Cooke para quien ilustraría 6 números de la fallida colección Superman Confidential, dedicada a contar historias del pasado del Hombre de Acero.

El último gran trabajo de Loeb y Sale sería Capitán América: Blanco, una obra cuya concepción estuvo plaga de problemas y retrasos debido tanto a problemas de salud del dibujante como a la trágica muerte del hijo del guionista. Iniciada en 2008, sus 6 entregas no terminarían de verían la luz hasta 2015. Fue precisamente la muerte del hijo de Loeb la inspiración para el que Sale considera su trabajo favorito como profesional: la historia corta publicada en Superman/Batman #26 (2006), “La Historia de Sam”, que funcionaba como complemento de Superman: Las Cuatro Estaciones en la que un joven Clark Kent tiene que lidiar con la enfermedad de un compañero de clase.

Además de estas obras de gran recorrido, Sale también dibujó historias cortas para antologías como Solo, Batman: Blanco y Negro, Buffy Cazavampiros: Historias de Cazadoras o JSA All-stars. En cuanto a su labor como portadista destaca el trabajo realizado para la franquicia de Batman, siendo sus portadas para Detective Comics #777–796 entre 2003 y 2004, su etapa mas duradera en este rol.

Tim Sale falleció el 16 de junio de 2022 a los 66 años en un hospital de Seattle a causa de un fallo renal. Nunca se casó ni tuvo hijos pero al menos pudo estar acompañado en sus últimos días por su familia y su pareja. Una tristísima pérdida para todos los aficionados al cómic que hemos podido disfrutar su trabajo. Descanse en Paz.

1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
qwerty
qwerty
Lector
5 julio, 2022 11:45

Muchas gracias por esta serie de artículos (que parecen haber pasado desapercibidos por Las Guerras Bagley)