#ZNCine – Crítica de Valérian y la Ciudad de los Mil Planetas, de Luc Besson

Reseña de Valérian y la Ciudad de los Mil Planetas, la adaptación que Luc Besson ha realizado del mítico bande desinée ya convertido en clásico del medio.

Por
10
3445
 
valerian

Dirección: Luc Besson
Guión: Luc Besson basado en el bande dessinée de Pierre Christin, Jean-Claude Mézières, y Évelyne Tranlé
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Thierry Arbogast
Reparto: Dane DeHaan, Cara Delevingne, Clive Owen, Ethan Hawke, Rihanna, Herbie Hancock, Rutger Hauer, Kris Wu, Emilie Livingston, Aurelien Gaya
Duración: 137 min
Productora: EuropaCorp / Fundamental Films / Grive Productions
Nacionalidad: Francia

 

Adaptación a imagen real del célebre bande desinée Valérian: Agente Espacio-Temporal, que mantendría ese título hasta 2007 pasando a llamarse Valérian y Laureline, uno de los más longevos y famosos del cómic franco-belga ideado por el guionista Pierre Christin, el ilustrador Jean Claide Mézières y la colorista Évelyne Tranlé. Publicado por primera vez en el número 420 de la famosa revista Pilote el 9 de Noviembre de 1967 (y allí se vieron publicadas sus historietas hasta 1980) para más tarde pasar al formato álbum por mediación de la editorial Dargaud a partir de 1970 hoy Valérian y Laureline es todo un clásico de la historieta del país vecino y su vida editorial se extiende hasta los cuarenta años y más de una veintena de álbumes. Luc Besson acariciaba el proyecto de realizar una superproducción de las aventuras espaciales de tan peculiar pareja desde hace años y por mediación de su compañía Europa Corp (impulsora de sagas como Transporter, Taxi, Taken o Yamakasi y una de las productoras que más cine de acción rueda en el viejo continente para posteriormente exportarlo al extranjero) lo ha conseguido sin escatimar presupuesto, poniendo de por medio toda la maquinaria que tiene a su disposición para crear un universo riquísimo y vasto hasta el delirio y juntando un reparto internacional en el que podemos ver a Dane DeHaan (The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro) Cara Delevingne (Escuadrón Suicida), Clive Owen (Hijos de los Hombres), Ethan Hawke (Gattaca) Rihanna (Battleship) o Rutger Hauer (Blade Runner) entre otros.

Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas está inspirada en los álbumes Valérian y El Imperio de los Mil Planetas y El Embajador de las Sombras (ambos recopilados recientemente por Norma Editorial en un tomo, como nos recordó mi compañero Diego García Rouco con su excelente reseña) dos de los primeros publicados relacionados con el protagonista y su inseparable compañera, pero del primero prácticamente sólo toma parte del título y algunos apuntes puntuales y se basa casi en su totalidad en el argumento del segundo, aunque tomándose las consabidas licencias tanto narrativas como estéticas. En esta traslación a imágenes la princesa del pacífico planeta Mül, perteneciente a la raza pearl, manda antes de morir y ver cómo se extingue su civilización un mensaje psíquico treinta años en el futuro que es recibido por Valérian (Dane DeHaan) un Agente Espacial, que junto a su compañera Laureleine (Carla Delevingne), se ocupa de mantener el orden en los territorios humanos de la galaxia en el Siglo XXVIII. Desde ese mismo momento los dos personajes se verán envueltos en una enorme aventura que los llevará a Alpha, la Ciudad de los Mil Planetas, y a descubrir una enorme conspiración a nivel intergaláctico en la que están implicadas siniestras organizaciones que operan desde las sombras.

valerian3

La última producción del director de El Profesional (León) o Juana de Arco muestra desde el minuto uno la total implicación de este con un proyecto en el que ha puesto todo su cariño y dinero, porque el despliegue técnico de Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas es sencillamente abrumador, dando buena muestra de cómo el cineasta francés ha sabido invertir adecuadamente los millones que gana escribiendo y produciendo los films de acción genérica de su compañía Europa Corp. Besson es fiel a la estética del delicioso e imaginativo trazo de Jean Claide Mézières y lo extrapola con respeto desde un punto de vista conceptual, pero evidentemente luego lo hiperboliza todo por medio de unos CGI brutalmente compactados y ejecutados al más puro estilo Siglo XXI, dejando en pañales a los de blockbusters estadounidenses recientes como los de Wonder Woman o Spider-Man Homecomimg. Sólo el prólogo con la presentación del planeta Mül y los pearl o todo el pasaje en el mercado (casi un cortometraje autocontenido dentro de la misma película) ya se revelan como muestras del poderío visual del que va a hacer gala el director de Malavita o Angel-A a lo largo del metraje para convertir su propuesta en un experiencia estilística de primer orden.

valerian1

Por suerte todo el microcosmos creado por Besson a partir de la imaginación de Pierre Christin, Jean-Claude Mézières y Évelyne Tranlé tiene verdadera personalidad y forma parte del contexto de la historia sin devorarla mostrando una galaxia de proporciones infinitas habitada por un interminable bestiario de criaturas alienígenas que apelan a la multiculturalidad de la que hacía gala la obra original en viñetas y que aquí el director de Lucy ha tomado como suya. El problema de tener a mano una maquinaria tan mastodóntica reside en que a la hora de mostrar el universo que el francés ha creado como narrador (recordemos que escribe y dirige el proyecto en solitario) hace que tanto él como sus colaboradores tomen en ocasiones la decisión de lucir excesivamente tan epatante diseño de producción. Por eso a lo largo del metraje encontramos pasajes dedicados exclusivamente a hacer alarde del poderío visual que contiene un producto como Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas con el recurso de continuos travellings digitales con la intención de que el espectador viaje a lo largo y ancho de las localizaciones del largometraje.

valerian7

Aunque Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas es una adaptación de los cómics en los que se basa como obra cinematográfica, por parte de Luc Besson parece un homenaje a todas aquellas piezas icónicas adscritas a la ciencia ficción, en distintos medios, que le influenciaron en su juventud, realizando así un interesante efecto retroactivo ya que muchas de estas piezas ya bebieron en origen de las historietas del mismo Valérian. Como es evidente viniendo del autor de El Quinto Elemento las referencias a Jean Giraud “Moebius” o Alejandro Jodorowsky se hacen notar, pero tampoco se eluden alusiones argumentales o visuales a piezas como Tron en los trajes espaciales con luces de neón de los protagonistas, Avatar con el diseño de los pearl muy similar al de los na’vi del film de James Cameron, Dune reflejada en las localizaciones desérticas de proporciones mastodónticas, sagas como Star Wars o Star Trek en las secuencias de batallas espaciales y hasta Mouline Rouge tiene cabida en la amalgama referencial del film gracias al pasaje en Paradise Alley centrado en Rihanna y su personaje. Todo el conjunto se convierte en una oda a géneros como la fantasía, la aventura o la space opera, e incluso el mundo del videojuego, pero sin que el guión pierda la compostura a la hora de ejecutar un relato de reminiscencias tan sencillas como clásicas y recordando que todo el origen viene de las manos de Christin, Méziéres, Tranlé y la obra secuencial primigenia.

valerian9

Posiblemente la elección de los dos actores protagonistas para dar vida a Valérian y Laureline haya sido la más polémica por parte de Luc Besson y la misma tiene sus luces y sombras, indudablemente. Vaya por delante que quién venga buscando dos contrapartidas fieles a los personajes de los cómics va a llevarse una considerable decepción no sólo por la estética y el estilismo del vestuario que portan, sino también por su aspecto físico o personalidad adaptada al presente siglo. Mientras en los cómics Valérian parecía la voz más razonable y Laureline la despreocupada en esta ocasión se invierten los roles totalmente siendo un personaje más pendenciero el de él y profesional el de ella ella. No vamos a negarlo, Dane DeeHan es un considerable fallo de casting, el estadounidense ha demostrado su valía en otras ocasiones como con su papel en la recuperable Chronicle o hasta con un rol mudo en aquel capricho audiovisual por parte de la banda Metallica llamado Through the Never, pero está muy lejos, no sólo de ser el adulto y cabal Valérian que conocemos de las viñetas, sino también un rompecorazones intergaláctico. Por otro lado Cara Delevingne tampoco tiene mucho que ver con la Laureline de los cómics, pero en esta ocasión la actriz británica eclipsa totalmente con su carisma, simpatía y saber estar delante de la pantalla a su partenaire revelándose como la mejor elección de un reparto en el que vemos la cumplidoras caras de Clive Owen, Ethan Hawke, un Rutger Hauer en modo cameo y a la cantante Rihanna con un personaje con más peso del que parece en su innecesariamente aparatosa presentación.

valerian2

El que esto firma no es un gran fan de Luc Besson más allá de su cuento de hadas contemporáneo protagonizado por Jean Renó, Natalie Portman y Gary Oldman, una de las películas de mi adolescencia, o el evocador biopic de la rivalidad entre los dos apneistas Jacques Mayol y Enzo Maiorca que desarrolló en El Gran Azul, el resto de sus films me parecen algo más que entretenimientos simplemente aceptables, por eso esta Valérian y la Ciudad de los Mil Planetas y su efectividad han sido toda una sorpresa. Como sucede también con las adaptaciones al celuloide de Marvel o DC el espectador debe enfrentarse al visionado sabiendo que no va a encontrar una traslación totalmente fiel de la obra de Christin, Méziéres y Tranlé a la pantalla grande, pero el director de Subway o la trilogía animada de Arthur ha puesto toda su profesionalidad como artesano y cariño como fan de la fantasía, la ciencia ficción y las aventuras para ejecutar una superproducción repleta de momentos memorables, secundarios animados inolvidables (¡el trío de Doghan Daguis!) una historia en contra de la intolerancia o el imperialismo necesaria en los tiempos que corren y todo presentando en un envoltorio vibrante e inabarcable que por desgracia ha sido recompensado con unos raquíticos resultados en taquilla, poniendo en duda el futuro de lo que pudo haber sido el inicio a una franquicia europea que poco tendría que envidiar a las de las traslaciones cinematográficas americanas relacionadas con el noveno arte.

  Dirección: Luc Besson Guión: Luc Besson basado en el bande dessinée de Pierre Christin, Jean-Claude Mézières, y Évelyne Tranlé Música: Alexandre Desplat Fotografía: Thierry Arbogast Reparto: Dane DeHaan, Cara Delevingne, Clive Owen, Ethan Hawke, Rihanna, Herbie Hancock, Rutger Hauer, Kris Wu, Emilie Livingston, Aurelien Gaya Duración: 137 min Productora:…
Dirección - 8
Guión - 7
Reparto - 7
Apartado visual - 8
Banda sonora - 7.5

7.5

Valérian y la Ciudad de los Mil Planetas es uno de los mejores blockbusters del verano, Luc Besson se apoya en un diseño de producción brutal y un universo tan rico como inabarcable para llevar al siglo XXI las aventuras de los Agentes Espaciales más famosos del bande desinée franco-belga

Vosotros puntuáis: 6.2 ( 34 votos)

10
Déjanos un comentario

Please Login to comment
8 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
ArconteJuan Luis Dazajuan-manFletcherGarrac Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
frankbanner49
Lector
frankbanner49

Aprecio el mix visual que se marca Besson con esta primera (¿única?) entrega, pero a mí me ha dejado más bien frio.
No sé si porque no conozco el material de base o por la pareja de protas, o por yo que sé…
Pero, vamos, que debe ser una cosa mia, porque tampoco me parece una mala película en absoluto, eso es cierto.

sibaix
Lector
sibaix

La película podría ser muy buena pero tiene varios lastres uno el actor protagonista infumable y otro algunas partes de la película son ridículas una cosa es divertido y otra ridículo.

Igverni
Lector

Gracias Juan Luis por tu crítica.

El problema es que Luc Besson es un buen visionario, en el sentido de poner imágenes a una historia, pero ¡¡sus películas son muy malas!! Creo que desde Leon (de 1994) no ha hecho una película que me hiciera salir del cine diciendo “OLE! “. Por eso aunque sé que esta es una película para ver en pantalla gigante, se que el nivel de ridiculeces por minuto me van a mosquear.

El fracaso de taquilla de esta Valerian creo que se explica por esto mismo. Cuando en la publicidad te venden la película como “Del director de Lucy o el Quinto Elemento”, recordaron a la audiencia que ¡son 2 malísimas películas!!! Lucy directamente un horror ridículo que se benefició de poner a Scarlett en una película de acción cuando el público la quería ver haciendo de Viuda Negra. Y el Quinto Elemento fue resultona en su día pero no aguanta un visionado actualmente. Lo que provoca que nadie picara por muy buena pinta que tenga el trailer.

Krokop
Lector
Krokop

Estos no son Valerian y Laurelen, sino unos dobles a lo Manuel Bartual.
Conste que estéticamente la peli está muy conseguida, el ritmo también y tiene ese subtexto antiautoritario del cómic. Quizá por eso pegan aún menos estos protagonistas rígidos, pánfilos, enamoradizos en el peor sentido y rompepelotas en el único posible.
Para quien todavía no conozca el cómic, los de verdad son unos cachondos a la francesa sesentayochista. Sobre todo en la primera mitad de la serie, hasta “Metro-Chantelet dirección Casiopea” y sus continuaciones con el cambio de tercio que suponen.
Nada posesivos entre sí, díscolos, descocados, bromistas, con ganas de vivir… Poco que ver con estos que parecen una joven pareja de mormones con problemas intestinales. Valerian es capaz de enlechuzarse mientras anda de misión al principio de “El país sin estrella”, o de partirse de risa al final de “Bienvenidos a a Alflolol”; Laurelen es más lista que el hambre que parecen haber pasado los actores de esta peli, sus reproches mutuos son chispazos de ingenio y no amarguras varias…
Aquí les han puesto como una arquetípica pareja del tipo Hollywood juvenil actual, y eso no pega. Arruina la cinta, porque precisamente uno de los atractivos del cómic es la personalidad de este par, que contrasta con los arquetipos habituales, como se mostraba en “Los héroes del equinocio”, donde se enfrentaban a versiones hiperbólicas de personajes de acción de entonces.
Mi idea es que Besson ha intentado hacerles de modo que sean aceptables para todo el mundo, cuando si hubiese mantenido la personalidad de estos dos, habría resultado mucho más llamativo y sorprendente entre los productos cinematográficos actuales.

Garrac
Lector
Garrac

Totalmente de acuerdo, salvo en el aspecto visual. Me sobra en una pelicula de Valerian ver navecitas explotando.

La gran victoma ademas probablemente sea Laureline, que se parece al personaje de la peli solo en el nombre. Le han cambiado el color del pelo, la han puesto una actriz que se pasa toda la peli con un palo metido por el culo, se han cargado su relación ambigua con Valerian, ni es divertida, ni na, todo para sustituirla por un personaje hipocritamente misoginista que hemos visto en mil pelis. Una lastima

Al menos el principio, antes de que aparezcan los propios protas, es interesantillo.

Fletcher
Lector
Fletcher

Para mi fue una decepcion enorme esta pelicula. No lei de chico Valerian, o tal vez si un poco, pero le tenia ganas a esta pelicula… casi me dormí! Aburrida, inconexa, conversaciones infantiles (lo de empezar la pelicula y ya pedir matrimonio no lo trago), momentos que no se a que vienen ( De verdad hay que montar una fila de platos y esclavos para que un rey encuentre lo que le apetezca comer todos los dias!?)… eso si, visualmente muy bonita, pero se queda en eso… ya esta!

Fletcher!!

juan-man
Lector
juan-man

Lo que le pasa a Valerian es que las space operas de Luc Besson no dejan de ser enormes mamarrachadas con guiones que parecen salidos de la cabeza de un niño de 8 años que juega con sus figuritas de acción. Ocurría ya con El quinto elemento, que por algún motivo se elevó a no sé bien qué altares, y ocurre ahora. La película es aburrida, aburridísima, porque su premisa es tan endeble que todo lo que ocurre entre el detonante y la resolución es puro deambular sin rumbo. No hay más que pensar en la larguísima sección en la que Valerian se dedica a rescatar a Laureline después de que a esta la “pesquen” (como a una vulgar damisela en apuros). ¿En qué avanza eso la trama? Absolutamente en nada. Ni los personajes evolucionan. Y puede que esa parte se lleve fácilmente 30 minutos de película.

La historia de amor entre los protagonistas no solo está construida (y dialogada) de manera pueril y torpe… es que además tiene un trasfondo vomitivo, con una noción de amor romántico tan conservadora como machista. No en vano un cómic llamado “Valerian y Laureline” se ha convertido aquí en “Valerian” a secas, porque la relevancia de la mujer (salvo, de nuevo, para ser damisela en apuros) brilla por su ausencia.

Y el aspecto visual, pues bueno… por muy conseguido que esté el CGI, si la visión que hay detrás (es decir, el -nulo- talento de Besson) no está a la altura, el resultado es una horterada de proporciones cósmicas. Que todo lo que tiene que ver con los Pearl (y esa espantosa introducción) parece más bien una versión espacial de La vida de Pi y su estética de salvapantallas de Windows.

Vamos, que Besson ha querido hacer Star Wars y se ha quedado en una versión pretenciosa y New Age del Flash Gordon de Dino de Laurentiis. Por mi parte, me habría conformado con un John Carter.

Fletcher
Lector
Fletcher

Muy de acuerdo… Defines la historia de amor a la perfeccion. La escena ESA de los 30 minutos donde la pescan y hay que rescatar es un sinsentido… Y los diseños de algunos personajes (como el multiforme que no deja de ser mas que una demostracion de pereza a la hora de diseñar algo) es a veces atroz, el bicho que caga perlas a mi me daba grima, no me parecia tierno ni nada por el estilo…
Lo voy a dejar aqui por que cada vez que hablo de esta pelicula me caliento, para mi, la mayor decepcion del año…

Fletcher!!

Arconte
Lector
Arconte

No puedo ni empezar a descubrir lo vertiginosamente mala que es Valérian y la Ciudad de los Mil Planetas. El guión funciona a golpes de Deux ex Machina, los actores son atroces, lo primero que vemos de la protagonista es el culo, Valerian la acosa constantemente y le propone casamiento (?), los errores de los protagonistas provocan muertes innecesarias, los diseños de personajes y criaturas pasan de lo realista a lo cartoon sin que venga a cuento. Una atrocidad que merece haber perdido cada millón que perdió.
Yo no se que quien les escribe los guiones a esta gente, no aprobarían un final en ninguna universidad de cine.
Aclaro que no conozco el material en que se basa así que improbable que tenga prejuicios o expectativas al respecto.