#ZNCine – 10 razones para tener fe en la película de Deadpool

Por
4
1725

La primera incursión del bueno de Wade Wilson en la gran pantalla no pudo ser más decepcionante. Por no utilizar palabras mayores y expresiones más duras, sinceras y soeces como “¡Vaya puta mierda!”. La aparición de Deadpool en X-Men Orígenes: Lobezno fue toda una patada en toda la boca, no ya a los lectores y aficionados del personaje, sino también al espectador medio, por lo unineuronal de una propuesta que parecía estar pensada para tener a Hugh Jackman arrodillado durante hora y media -malpensados- mientras gritaba dramáticamente compungido de dolor. La historia, supuestamente inspirada en Arma-X de Barry Windsor-Smith y en Lobezno: Origen de Paul Jenkins y Andy Kubert, presentaba a Deadpool como un sujeto que despreciaba las armas de fuego y acababa siendo convertido por un menos viejo William Stryker en un engendro de lamentable aspecto, y con un revoltijo de poderes mutantes de oferta, capaz de poner en aprietos a Lobezno y Dientes de Sable. Todos nos sentimos como Charlton Heston al final de El Planeta de los Simios: sucios, humillados y cabreados por haber pagado por esa película que había destrozado todo lo bonito que había en el mundo. Más o menos.

Después de tanto padecimiento pocas esperanzas, y aún menos ganas, quedaban por ver un posible spin-off en solitario del personaje y muchos nos encerramos en un férreo y cómodo escepticismo sobre cada una de las bienintencionadas declaraciones de Ryan Reynolds, el único que verdaderamente parecía creer en el proyecto de biopic de nuestro canceroso antihéroe. Pero el mundo puede dar muchas vueltas, lo que hace un tiempo era negro, ahora empieza a tomar un tono más rojizo; las noticias, novedades, imágenes y material filtrado, que no nos ha dejado de llegar en los últimos meses entorno al filme dirigido por el novato Tim Miller, nos han hecho replantearnos nuestras convicciones y fe en la humanidad. Las buenas vibraciones nos la han transmitido también los asistentes de la pasada Comic Con de San Diego que pudieron ver en exclusiva el primer tráiler de esta producción. ¡Malditos ellos!

Mientras nosotros esperamos poder disfrutar de ese avance, que al parecer será liberado muy pronto, nos preguntamos ahora si hemos sido un poco injustos con esta producción y sí con todos los datos sobre la mesa de los que disponemos tenemos suficiente hoy para saber si Deadpool puede ser, después de todo, una agradable sorpresa. Hay varios puntos para ser optimistas y hoy vamos a intentar resumirlos. ¿Hay motivos para tener fe? Puede que no haga falta mientras hayan balas y katanas de por medio.

1 – El test footage que nos hizo creer que deadpool podía dibujar

La primera prueba a favor de la viabilidad de un proyecto como Deadpool la encontramos en el ya famoso test footage interesadamente filtrado por algún asociado de la producción; al que nunca podremos dar suficientemente las gracias si la cosa bien, y al que no dejaremos de pedir su cabeza si al final la producción acaba siendo un fiasco. En un par de minutos reconocemos a nuestro adorable y psicótico antihéroe de las viñetas: su diarrea verbal, su sentido del humor, las katanas, las armas de fuego y las patadas a la cuarta pared. Todo está reunido en una rápida secuencia en la que Deadpool hace gala de todas sus habilidades y, contrariando a las grises tonalidades de la saga X-Men de 20th Century FOX, vistiendo con elegancia el rojo para que los chicos malos no le puedan ver sangrar. Después de ver el test footage muchos empezamos a sentir remordimientos pues la película por entonces no había recibido luz verde… ¡pero el poder de internet lo hizo posible! De haber contado con el apoyo de las redes sociales y change.org en los años setenta seguro que podríamos haber disfrutado también de esa serie de televisión del Doctor Extraño protagonizada por Peter Hooten que nunca llegó a hacerse realidad. ¡Fuck!

Deadpool
Escena ya mítica del famoso test footage

2 – ¡Ponte traje… pero ni verde, ni animado!

En unas declaraciones recientes Ryan Reynolds comentaba que en su opinión el traje de Deadpool era uno de los más fieles que se habían visto hasta la fecha en ninguna producción superheroica. Es algo con lo que el actor está francamente entusiasmado, tanto que según comenta el director Tim Miller y él mismo llorando al verlo por primera vez. No deben seguir Juego de Tronos porque de ser así estarían esterilizados a este tipo de emociones y sentimientos. En cualquier caso, en un medio como el cinematográfico, donde los estudios y directores se empeñan constantemente en enmendar la plana a los cómics y los diseños originales de sus personajes -solo hace falta ver las primeras imágenes de X-Men: Apocalipsis– resulta reconfortante cuando inesperadamente podemos disfrutar de un proyecto en el que parece que no existe tanta alergia al color. Es cierto que el traje de Deadpool en principio no debería suponer ningún problema para ser trasladado fácilmente a la gran pantalla pero no sería la primera vez que apelando a un mayor realismo y credibilidad la moda superheroica se haya acabado resintiendo.

Para muestra tenemos casi todas las películas de la franquicia de los X-Men que acorde con su tono sobrio y oscuro nunca se ha atrevido a arriesgar en temas de vestuario. De hecho, entre los espectadores que fueron a ver X-Men: Primera Generación se registraron en su día casos de epilepsia y quemaduras de retina al no ir prevenidos contra la irrupción de ese intenso amarillo que Matthew Vaughn introdujo en los uniformes de los personajes. En Deadpool tenemos en cambio a un personaje que con el traje y la máscara parece sacado directamente de los cómics. No sabemos todavía si el Mercenario Bocazas volverá a compartir universo con los mutantes, en las subsiguientes secuelas de las producciones de X-Men, o como miembro de los X-Force de Jeff Wadlow, pero de ser así esperemos que Bryan Singer no se acerque con su cinta métrica a menos de veinte metros del irresistible trasero de Wade Wilson.

Deadpool-2
El traje hace hombre, y más aún al mercenario

3 – Los mercenarios de la palabra

La historia siempre es lo más importante de cualquier película, como bien saben Michael Bay y los guionistas de la saga Resident Evil. La caracterización y la interpretación del reparto son básicas para atrapar al espectador pero sin una trama que logre mantener su atención la partida está claramente perdida. En el caso de Deadpool nos enfrentamos además al reto que supone un personaje con habilidades narrativas fuera de lo común, con su tendencia a romper la cuarta pared, y un humor absurdo y de brocha gorda que hace necesario que los responsables implicados en este proyecto estén tan mal de la cabeza como su criatura. En este sentido, resulta útil el talento de Ryan Reynolds con su aparente carencia de sentido del ridículo, muy agudizado si tenemos en cuenta que se ha prestado a “rodar cosas” como Green Lantern, Blade Trinity o R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal.

Pero aparte de alguien dispuesto a dejarse la dignidad en casa Deadpool necesita igualmente de unas buenas cabezas pensantes y nadie duda que el estadounidense Paul Wernick y el canadiense Rhett Reese puedan hacer ese trabajo. Esta pareja de guionistas apenas han aterrizado en Hollywood pero su Zombieland fue un inesperado sleeper de lo más divertido y descacharrante -aunque Jesse Eisenberg seguro que nos arranca más risas en Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia– con muchas de las características que podrían funcionar en una película de Deadpool. También han firmado el libreto de G.I. Joe 2: La Venganza, cosa que no es necesariamente buena pero que deja claro que también saben lidiar con las escenas de acción, un punto destacado en cualquier historia en la que esté implicado nuestro querido Mercenario Bocazas porque al final esto va de matar mucha gente*. ¡Con mucho kétchup, gracias!

* Por el tema de las nuevas leyes de regulación de internet y las redes sociales queremos dejar claro que en ningún momento pretendemos hacer apología de la violencia. Todos sabemos que nadie sufre daño en los rodajes de la películas de Hollywood, salvo los dobles de las estrellas, Jason Statham y Jackie Chang. Todos la industria aprendió mucho con Brandon Lee, excepto Alex Proyas que acabó rodando Señales del Futuro con Nicolas Cage.

4 – La clasificación R: Sexo, sangre y humor negro garantizados

Para poder hacer un retrato fidedigno de un personaje tan demente como Deadpool el encorsetado tono de las producciones mutantes de 20th Century FOX no era el pasto más adecuado para recoger frutos. No tendría cabida en ese mundo terriblemente gris y austero, con un sentido del humor comedido, con esa aura de trascendencia impostada y esa violencia estética y más limpia que los chorros del oro. Todo lo opuesto a lo que una historia en solitario del Mercenario Bocazas necesita para ser feliz y hacernos felices a nosotros. Por ello el anuncio de la clasificación de la película protagonizada por Ryan Reynolds era tan importante, y el actor consciente de ello supo reírse del tema a costa de nuestros corazones para, finalmente, dejarnos claro que el equipo iba en serio y Deadpool tendría licencia para salpicar, rebanar cabezas y hacer el gamberro. ¡La mejor noticia del año! Por otro lado, lo ajustado del presupuesto de la película, similar a lo que se podrían gastar en 20th Century FOX en el “catering en una película normal de X-Men”, lejos de ser en esta ocasión un problema, nos asegura su acercamiento a un necesario tono de serie B y una libertad creativa que no le irá nada mal a esta producción.

5 – Una imagen vale más que mil balas

Muchas veces no hay mejor declaración de intenciones por parte de una producción que su primera imagen oficial. Ya sabéis: una imagen vale más que mil palabras y hablando de Deadpool sabemos que vamos a tener (o deberíamos tener) mucho de esto último en su película. En este caso, la sensación transmitida por esa primera imagen fue inmejorable pues capta a la perfección la personalidad y el espíritu del personaje, tanto a nivel de caracterización como de fondo con su conexión con la cultura popular estadounidense. La irreverente y mortalmente sexy instantánea se inspira en la histórica fotografía del actor Burt Reynolds cuando en los años setenta posó en pelota picada en un póster central para la revista Cosmopolitan, alegrando la vista a miles de mujeres y algún que otro hombre y causando todo un escándalo en la sociedad de la época. Estos estadounidenses no han cambiado nada con los años. La única diferencia con la imagen de Deadpool es que sabemos que en este caso el oso sí lo ha cazado él mismo. En cualquier caso, una referencia muy bien hilada con un personaje que resulta toda una fuente de sabiduría sobre estas cuestiones como demuestran sus habituales citas y descacharrantes replicas a celebridades como Bea Arthur, Oprah Winfrey o las Gemelas Olsen.

La primera y sexy imagen oficial de Deadpool
La primera y sexy imagen oficial de Deadpool

6 – No puede ser peor que X-Men Orígenes: Lobezno

Este punto puede ser el más importante de todos porque al final, aunque sea feo, todos acabamos tirando de comparaciones en la vida y muchas veces sirven para enunciarnos la cruda verdad. No hace falta entrar en detalles sobre lo que vimos en X-Men Orígenes: Lobezno, no resulta conveniente remover hechos tan dolorosos y puede haber niños leyendo para utilizar según qué vocablos. Pero, con lo poco que hemos podido ver de la nueva producción de Deadpool, ya sabemos que Tim Miller y compañía no pueden, ni aun intentándolo con todas sus fuerzas y encomendándose, como nuestros políticos, a la Virgen de Guadalupe, caer tan profunda y desagradablemente bajo con su película. También contamos con un voluntarioso Ryan Reynolds que ha sabido rectificar y defender el cambio con uñas y dientes consciente de que esta es su última posibilidad para la redención. Pero cuidado, nunca infravaloremos las capacidades de anti-producción de 20th Century FOX, porque Lobezno Inmortal aunque subió algo el nivel estuvo ahí, mano a mano, codeándose con las peores y más vergonzantes momentos de X-Men Orígenes: Lobezno. ¡Y ya veréis que risas nos vamos a echar con la “no-adaptación” de El Viejo Logan!

zndeadpool
Sí, definitivamente, hay margen de mejora

7 – El arte de romper paredes

Lo pudimos ver en el test footage filtrado, lo hemos comprobado en el tráiler también filtrado de la Comic Con de San Diego del que nosotros no sabemos nada * y el aspirante a ídolo de masas Ryan Reynolds lo ha asegurado constantemente en sus declaraciones: Deadpool romperá la cuarta pared. Ese elemento ya clásico de las historias del personaje que le hace especial y más impredecible que cualquier otro de sus compañeros de Marvel Comics es una seña de identidad que no hemos visto en ninguna otra adaptación del género, al menos al estilo propio Deadpool, y puede dar mucho juego a poco que el guion este inspirado y sus responsables se atrevan a llevarlo hasta el límite. Es un recurso humorístico más sobre el que construir la historia y ya la promoción de la película nos ha dejado buenas pistas sobre la manera en la que esta producción podría utilizar dicho concepto. ¿Habrá chistes a costa de las películas de los X-Men? ¿Hará Deadpool coñas sobre Hugh Jackman? ¿De Bryan Singer? ¿De las películas de la competencia? Las posibilidades son tantas que esperemos seleccionen al menos las más divertidas.

* Véase nuestra explicación en el siguiente punto. Por cierto, con tanto filtrado, si la tendencia sigue, la película de Deadpool se acabará filtrando unos meses antes de su estreno. Teniendo en cuenta el filtrado en su día de X-Men Orígenes: Lobezno en su “modo a prueba de fallos de Windows” no parece tan descabellado.

8 – El tráiler filtrado de la Comic Con de San Diego

En los despachos de 20th Century FOX son muy celosos sobre el material del se habla y publica en internet sobre sus producciones, por lo tanto, si alguien pregunta, este punto no existe y no sabéis nada de él *. No queremos en la redacción despertarnos con una cabeza de cabello en la cama (aunque bien sea cierto que más de uno no hemos despertado con cosas muchos peores al lado). Pero reconduciendo el tema… El proyecto Arma-X. Rosie O’Donnell. El Mercenario Bocazas con su traje de faena. Stan Lee en lo que parece un local de striptease. El gag a costa de Green Lantern. Las acrobacias de Deadpool. La interacción con otros personajes. Los tacos y los golpes. Deadpool exhibiendo a cámara sus poderes de regeneración. Comadreja. La verborrea intrínseca al personaje. El humor negro y políticamente incorrecto. Blind Al. El arte de Deadpool para el dibujo. La cara debajo de la máscara. Las katanas y las armas de fuego. Todo eso podemos ver forzando un poco la vista en el ya mencionado tráiler filtrado de la Comic Con de San Diego. Y todo resulta muy fiel a lo que conocemos del personaje, por lo que a falta de poder degustar esta masterpiece oficialmente, las buenas sensaciones no dejan de acompañarnos.

deadpool-comic-con

* Ya lo habíamos anunciado en el punto de más arriba pero no cuenta como spoiler.

9 – Tiene el sello de aprobación de Rob Liefeld

Nadie conoce mejor a Deadpool que su padre por lo que si Rob Liefeld dice que su película va por buen camino no hay más que añadir. No hay debate. El famoso aspirante a dibujante comentó hace un tiempo sobre el guion de la producción que era único y, más importante, no recomendado para menores de 18 años. “Lo siento chicos, también tengo hijos y tampoco van a poder verlo”, explicó el incombustible Rob en unas declaraciones a Comic Book de hace unos meses, “Deadpool es bastante hardcore y alucinante. Cuando lo leí por primera vez pensé ‘esta es la voz de Tarantino en una cinta sobre un comic’, lo que es perfecto porque Deadpool está más orientado a los delitos e inmoralidades que a la acción, obviamente, y Tarantino tiene un gran sentido del humor”. Es un alivio que Rob Liefeld mencione a Quentin Tarantino y no a Terrence Malick, Sofia Coppola o Woody Allen. ¿Imagináis lo incómodo que hubiese sido?

Deadpool-1
Imagen promocional para Deadpool.

10 – That’s all folks!

En realidad, no teníamos diez puntos preparados, ¿pero quién hace una lista con solo nueve? Eso no luce nada y resulta una cagada de marketing. Todavía podríamos hablar del reparto de Deadpool, con fichajes tan interesantes como los de Morena Baccarin, Gina Carano, T.J. Miller, Ed Skrein o Brianna Hildebrand, la gracia que nos hizo descubrir el twitter de la película que solo seguía la cuenta oficial de Hello Kitty, o hacer una recopilación de las reacciones que ha suscitado esta producción entre los aficionados y algunas personalidades del mundo del cómic. Pero estamos cansados y hay hambre (¿por qué hablo en plural si esta mierda la he escrito yo solo?) así que lo dejaremos para una próxima ocasión y, a modo de créditos, arreglamos este punto con un copia y pega con los datos de producción.

La nueva película de Deadpool producida por 20th Century FOX nos contará las aventuras del mercenario bocazas creado en los años noventa por Fabian Nicieza y Rob Liefeld en las páginas de The New Mutants #98, y personaje al que ya vimos en el cine con el rostro de Ryan Reynolds en X-Men Orígenes: Lobezno. El filme relacionado con la franquicia cinematográfica de los X-Men será dirigido por el debutante Tim Miller mientras Rhett Reese y Paul Wernick (Bienvenidos a Zombieland) se encargan de firmar el guión. En el reparto, en el doble papel de Wade Wilson/Deadpool, regresa Ryan Reynolds (Green Lantern, R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal), y le acompañan Morena Baccarin (Firefly, Gotham) com Copycat, T.J. Miller (Cloverfield, Big Hero 6) en el papel de Comadreja, Gina Carano (Fast & Furious 6) que hará lo propio con Angel Dust, Brianna Hildebrand como Negasonic Teenage Warhead y Ed Skrein (The Transporter: Refueled) que encarnará al villano de la función. El estreno está programado para el 12 de Febrero de 2016 en Estados Unidos y el 19 febrero 2016 en las salas de cine de España.

deadpool-the-end
THE END

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
frankchalmersJauriJauriJauriJordi T. PardoJagermeister Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Jagermeister
Lector
Jagermeister

A mi el trailer de la Comic Con me decepcionó un poco, si bien las partes en las que sale con el traje son cojonudas y las coñas me gustaron, veo muchos minutos la cara de Reynolds, y me sobra el interés amoroso, temo que al final solo lleve el traje en la secuencia del puente. Espero equivocarme.

JauriJauriJauri
Lector
JauriJauriJauri

Muy fan de este artículo. Yo añado otra razón: el villano es Ajax, que solo sale me uba

frankchalmers
Lector
frankchalmers

¿Fe? Ninguna. 2 razones: Fox + Ryan Reynolds.