ZN Series – Especial Trigésimo aniversario de La bola de cristal

Por
41
786

El pasado 6 de octubre de 2014 se cumplieron treinta años de la primera emisión de un programa que, con el tiempo, se ha convertido en parte de las señas de identidad de la generación que, en 1984, vivía la infancia, la adolescencia o la juventud: La bola de cristal.

Hace treinta años, la programación infantil y juvenil se caracterizaba por la repetición constante de ciertos formatos bajo distintas denominaciones. Las marionetas de la factoría Henson, los payasos de la tele, Torrebruno o María Luisa Seco conformaban la práctica totalidad del sector de la producción propia de una televisión española que, como decía en el artículo de ayer, era Televisión Española. La irrupción en aquella mañana de sábado de La bola de cristal supuso una auténtica revolución, porque se trataba de un programa con múltiples lecturas que no estaba dirigido únicamente a las personas diminutas a las que se refería Casimiro.

La principal responsable del espacio en cuestión no era otra que María Dolores Rico Oliver, Lolo Rico, la directora del mismo. Bajo su batuta se configuró un programa en el que la audiencia no era tratada con la displicencia que había caracterizado los productos dirigidos a la infancia hasta el momento. La bola de cristal removía los pensamientos de la audiencia con frases como “Sólo no puedo; con amigos sí” o “Si no quieres ser como éstos, lee”. Promovía un planteamiento un tanto ácrata de la vida al “desenseñar a desaprender cómo se deshacen las cosas”. Metía el dedo en el ojo cuando criticaba descarnadamente las políticas de Ronald Reagan o Margaret Thatcher. Todo ello envuelto con la estética y la música de la movida madrileña, que contó en este programa con uno de los mejores medios de difusión.

El programa estaba estructurado en su versión definitiva en cuatro apartados que, teóricamente, estaban dirigidos a distintas franjas de edad:

En primer lugar llegaban los Electroduendes, unas marionetas de estética tributaria del momento e inspiración tecnológica (los primeros ordenadores personales y vídeos domésticos estaban llegando a los hogares españoles) que primeramente compartieron espacio con dos intérpretes de carne hueso (Isabel Bauzá y Gerardo Amechazurra) para luego convertirse en dueños de ese espacio (contando además con un programa independiente de reposiciones en las tardes de los martes) y variar el sentido de sus aventuras. De ser unos seres con tendencia a hacer todo tipo de trastadas pasaron a convertirse en vehículos para la crítica social y el ataque inmisericorde a las políticas neoliberales imperantes en Estados Unidos o el Reino Unido. Tampoco había concesiones para el Gobierno de España, lo que en la segunda mitad de su historia se tradujo en ciertas presiones para bajar el nivel de críticas y sátiras. Maese Cámara, Maese Sonoro, el Hada Vídeo, la Bruja Truca y, sobre todo, la Bruja Avería, introdujeron en el vocabulario de la época expresiones como “¡Viva el mal! ¡Viva el capital”, “ir de culombio” o “gilivatios”, al tiempo que dieron otro sentido a algunas ya existentes como la de “meapilas”.

Después le llegaba el turno al Librovisor, un espacio en el que Alaska introducía alguna historia proveniente de la literatura o la mitología, la cual era interpretada de forma surrealista por Pedro y Pablo, los integrantes de un dúo humorístico que más tarde desarrollarían carreras separadas como Pedro Reyes y Pablo Carbonell. Como dato curioso hay que citar la participación en la primera temporada de Miguel Ángel Valero en el papel del detective Mantequilla, en la que sería una de las últimas actividades como actor del intérprete del mítico “Piraña” de Verano azul. Pronto, las historias clásicas compartieron espacio y dejaron paso a otros contenidos, como las parodias de las teleseries tipo Falcon Crest o Dinastía, las cuales causaban furor en aquellos tiempos.

Seguía al anterior la Banda magnética, un contenedor para las series de producción extranjera que Rico decidió recuperar del pasado cinematográfico y televisivo. La pandilla, La familia Monster y Embrujada fueron las escogidas, gozando (especialmente la segunda) de una renovada popularidad.

Por último, y ya para un público netamente adulto, llegaba Javier Gurruchaga con La cuarta parte. El inclasificable artista abordaba con su inimitable estilo todo tipo de temas, sin cortarse demasiados pelos, lo cual atrajo ciertas iras por parte de quienes consideraban que contenidos como aquél no eran adecuados para un programa de la mañana de los sábados. No hay que olvidar que, pocos años antes, un espacio de esa misma franja –Caja de ritmos- había sido cancelado por causa de una actuación musical a la que se hubiera considerado sumamente escandalosa).

En este improvisado repaso es inevitable mencionar el aspecto musical del programa. Dejando aparte las canciones interpretadas por los Electroduendes o por Alaska, hay que indicar que por el programa pasaron bastantes nombres del panorama “movidero” del momento, como Santiago Auserón o Kiko Veneno.

Treinta años después, La bola de cristal sigue siendo un programa tan recordado como inviable. En un mundo contaminado por el germen de lo políticamente correcto, la ácida sátira propuesta por Lolo Rico y su equipo entraría directamente en el campo de la ciencia-ficción, pero siempre quedarán la nostalgia y el catálogo de programas pretéritos en la página oficial de TVE.

41 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Daniel Gavilán
14 octubre, 2014 10:19

Entre lo de José Ramón Sánchez ayer, y La Bola de Cristal hoy, estamos a un paso de ser irremediablemente abducidos por los ochenta. Y el caso es que son tantos los recuerdos enterrados que afloran con estas cosas que cuesta resistirse

jorgenexo
jorgenexo
14 octubre, 2014 10:54

Ya. Ahora resulta que todo pichi pata veía La bola… cuando en la época sólo nos gustaba a cuatro tarados.

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
14 octubre, 2014 13:09

Esta bola te adivinaaaa
pone música divinaaaa
¿Qué tiene esta bola
que a todo el mundo le molaaa??

Wenas, nada que pasaba por aquí y escuché algo de tarados y eso, bueno, que aquí estoy.
Pues ya somos 3, debe de quedar solo uno por entrar, no?
😉

Rockeros Saludos

blumini
blumini
Lector
14 octubre, 2014 13:15

Te sientas en frente es como el cine
todo lo controla es un alucine
es como un ordenador personal
es la bola de cristal!!

Je, je en este tipo de entradas siempre estamos los mismos carrozas. Aquí otro que se tragaba La bola de cristal muy a gusto

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
14 octubre, 2014 13:21

Hala, con Mr.Blumini ya estamos los cuatro y con Capote que también la veía y se ha currado
la reseña cerramos el cupo y, además lo sobrepasamos.
Luis Javier, chapa que aquí no cabe nadie más ya!
😉

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
14 octubre, 2014 13:27

Ah, no, cony!!!
Luis Javier, espera, no cierres. Abre, que fijo que entra Franky!!!
Luego, si eso, ya vas chapando

Authority
Authority
Lector
14 octubre, 2014 13:43

Joder, si se metían hasta con la misma tele.
Épica la frase “si no tienes imaginación, a lo mejor deberías ver menos la tele”.
Sí, soy viejuno, lo confieso.

jorgenexo
jorgenexo
14 octubre, 2014 14:00

Yo lo decía en serio: ¿vosotros recordáis que en vuestro entorno viera tanta gente de forma seguida La bola de cristal? ¿Vuestros amigos madrugaban para ver a Pedro Reyes y Pablo Carbonell haciendo sketches sobre mitología o el Librovisor? ¿Se tragaban aquellos mensajes de “Si no quieres ser como estos, lee”? No se: yo tenía bien localizado en mi entorno, por comentarios, quien veía La bola y quien no y… la mayoría de la gente no lo veía, les parecía un puto rollo o simplemente tenían m¡l cosas mejor que hacer que ver el programa un sábado por la mañana (deporte escolar, por ejemplo).

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
14 octubre, 2014 14:25

Venga, ahora en serio.
Pues la verdad es que no, Jorge, no llegué a conocer yo a tanta peña que viera La Bola.
Yo mismo me perdí bastantes programas por tener entreno los sabados.
Luego, mis dos mejores colegas de aquellos años, que la veían siempre si o si, me explicaban.
Con el paso de los años si que he llegado a conocer a más gente de nuestra quinta, años + -,
que la veían también. Por ejemplo, en mi trabajo.
En mi caso, guardo un gran recuerdo del programa, de Alaska, Los Electroduendes…,
bueno, de todo el programa en gral. Quizás, especialmente, de Gurruchaga, que ha sido para
mi un artistazo y un showman como la copa de un pino y uno de los hombres que más entienden
de Rock en este país. Y, claro, el y su sección me ayudaron a conocer más y mejor a muchos
de los grandes del Rock, entre otras cosas.
Y, por supuesto, Los Monster, enorme serie, que al pasar los años pude comprar
y ahora he visto ya ni me acuerdo las veces. En inglish, eso si, que el doblaje de los dvd
no trae el español que utilizaron para La Bola, con el gran Valeriano Andrés como Herman
a la cabeza, sino el llamado español neutro. Una pena.

En fín, como siempre decimos, ya tenemos una edad

Rockeros Saludos

Antoine
Antoine
Lector
14 octubre, 2014 14:26

“Yo lo decía en serio: ¿vosotros recordáis que en vuestro entorno viera tanta gente de forma seguida La bola de cristal?”

A mí me pilló de muy ñajo y la verdad no entendía nada. Eso sí, me gustaba La Familia Monster, pero el caso es que, al no haber más cadenas, era eso o nada. Imagino que la audiencia que tenía sería de varios millones.

AD
AD
Lector
14 octubre, 2014 14:33

A mi me gustaban los Monster y los electroduendes (aunque no pillara la mitad de sus mensajes), el programa les gustaba más a mis hermanas (mayores, claro).
Hace unos años (para el 20 aniversario, creo) Lolo Rico sacó un libro contando la historia del programa, no estaba mal, pero me dio la sensación de que estaba encantada de conocerse.

Daniel Gavilán
14 octubre, 2014 14:42

Yo también era bastante pequeño y recuerdo que lo veíamos en casa y en casa de mi primas. De hecho, lo que más recuerdo de la serie es a mi madre -que era quien nos ponía a verlo de ñajos- diciendo lo de “No te rías, no te rías, de la bruja Avería” cada vez que nos entraba la risa después de una trastada

ross andru
ross andru
Lector
14 octubre, 2014 14:51

A mí me gustaba la familia Monster y La pandilla. Los electroduendes y la bruja Avería no me gustaban, era muy niño tendría 5 ó 6 años y Javier Gurruchaga tampoco por aquel entonces, sobre todo cuando hacía el chiste recurrente de beberse un vaso de leche y dejarla caer por su labio inferior poniéndose perdido y manchando su manta de cuadros. Tengo más recuerdos de Cajón desastre con Miriam Díaz Aroca que ya me pilló un poco más mayor.

molon labe
molon labe
Lector
14 octubre, 2014 14:51

Yo es que era mas de Mazinger y Comando G, ademas de pequeño me daba mucho miedo Alaska, ahora ya de adulto solo me lo da su marido.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
14 octubre, 2014 15:10

Pues a mi La Bola de Cristal NUNCA me gustó, a mi hermano le encantaba y a todos mis amigos, pero yo no le pillaba la gracia. El raro era yo porque al resto le ENCANTABA.

Ya ves, Jorgenexo, supongo que esto irá por zonas geográficas o barrios porque en mi entorno a TODOS les gustaba menos a mí y a 3 gatos más.

Ianu
Lector
14 octubre, 2014 16:11

#jorgenexo: No sé en otros lados, pero en mi entorno TODOS veíamos la Bola de Cristal (los niños de mi edad y hasta 3 años por debajo de mí). Obvio, es lo que había. Todos mis amigos conocen hasta la última de las canciones y muchos de los sketches.

Con respecto al irrepetible enfoque, decir que visto con perspectiva,programas como La Bola de Cristal, otros de los programas de entonces (El Planeta Imaginario) y, posiblemente el Xabarín Club de la TVG acertaron en no tratar a los niños ni como objetivo de consumo ni como miniadultos limitaditos (a diferencia de los canales infantiles de ahora)

Supongo que un niño sólo disfruta de la parte que disfruta y se pierde las referencias más adultas (como puede ocurrir ahora con Hora de Aventuras, también bastante poco políticamente correcta por cierto), pero la verdad es que a nivel artístico e imaginativo, ganamos mucho habiendo visto programas como estos.

Pikodoro
Pikodoro
Lector
14 octubre, 2014 18:47

En general, veíamos La bola porque no gabía otra cosa, aunque no la disfrutáramos. Yo no aguantaba a los electro duendes, la parte de Alaska me gustaba día sí día no, esperaba con ansia LA PANDILLA y LA FAMILIA MONSTER (que no tenían un horario específico, lo que te obligaba a ver buena parte del programa anterior) y me movía entre el rechazo y la fascinación ante LA CUARTA PARTE. Como el programa me acompañó desde la infancia hasta el inicio de la adolescencia, el rechazo dio paso a la fascinación (tengo grabado a fuego el video de CENA RECALENTADA que emitían cada sábado, y recuerdo con una enorme sonrisa las entrevistas que hacia Lolo Rico con su patito).
Y esa mezcla de sentimientos la compartíamos la mayoría. Pero luego el programa cerró, y ya desde la adolescencia, su recuerdo se tiñó de un aura de maravilla,que en general como niños no disfrutábamos. Es un programa que en general se recuerda mejor que se veía, quizá porque a veces no nos trataba como niños, y tuvimos que dejar de ser niños para apreciarlo.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
14 octubre, 2014 19:04

pues puedo prometer y prometo(guiño-guiño-codazo)que yo si era uno de esos tarados que no se perdian un solo programa de LA BOLA DE CRISTAL.es más,no es la primera vez que declaro mi gusto por las series “retro”,así que ver series como LOS MONSTERS,la muy “camp” EMBRUJADA,ó la maravillosa LA PANDILLA(the little rascals)fué para mí un autentico festín.lo juro.

a dia de hoy tengo los 16 videos que se han editado en dos temporadas(bueno,así las han editado,no es cosa mia)los dos packs de LA FAMILIA MONSTER,y un montón de episodios de EMBRUJADA,procedentes de youtube(bendita youtube).así que mí añoranza sobre el formato está algo atemperado.

aparte,cualquiera puede acercarse al programa a través del archivo de rtve(lleno de autenticas joyas,lo garantizo)a través de rtve/alacarta.incluida esta bola que a todo el mundo le mola,of course.

y que decir del programa.

pues que este no era el programa de leticia sabater.aquí no se trataba a los niños como imbeciles,ni se les ninguneaba.lolo rico,con su voz cadenciosa a lo gloria fuertes,siempre declaró que nunca creyó que estuviesen haciendo un programa para niños.que eso seria limitarse a sí misma.y los hechos la daban la razón.

era un cajón-contenedor tan rico,tan diverso,que cuesta creer que la idea saliese adelante tal como fué planteada.un formato didactico que,además,resultaba divertidisimo.lolo rico hizo un trabajo fabuloso.

a mí me flipaba casi todo.me encantaba los textos en imágenes,los monográficos sobre estrellas de cine como chaplin ó fred astaire,la banda mágnetica(lo dicho, esas tres estupendas series)la estupenda quimica entre el puñado de actores que lograron reunir con una gran vís cómica(esos pablo carbonell y pedro reyes) que hacia que escribiesen sus propios sketches fruto de lo comprometidos que estaban con el producto,con hacerlo avanzar.

y,por encima de todo,los acordes en espiral.toda esa música de las bandas que estaban en boga en aquel momento en españa,y que se beneficiaban,además,de los medios que ponia televisión española en muchos de ellos para crear un estilo visual único en aquel momento.porque muchos de aquellos videoclips clásicos tuvieron su puesta de largo en aquel programa.la selección,además,era estupenda.de hecho,si “tirais de hemeroteca”,y echais un vistazo a la mayoria de enlaces que he colgado de bandas en español,una mayoria procede de los archivos de LA BOLA DE CRISTAL.para mí de lo mejorcito de donde tirar.

aunque mí parte favorita del programa seimpre fueron los noticiarios de javier gurruchaga de LA CUARTA PARTE.maravillosa sección donde las haya.ma resultaba hipnótica la voz de javier en aquellos cortes sobre “los niños maravillosos”,”la noche”,”gordos”,delgados”,y un montón más(que tengo reunidos en un solo dvd ¡albricias¡ 🙂

al final llegó el inevitable final.lolo rico,hastiada trás cuatro años de emisión,y quemada del formato decidió dar carpetazo,y se acabó.

pero,joder,que cuatro años.gloria bendita,oygan.

luego se encargó de adaptar otro formato clásico,los SPITTING IMAGES(¿alguién se acuerda de aquella maravilla?).se cabreó con parte de la cúpula imperante en aquel entonces de rtve,y puerta.s´acabó.

seguro que la señora era de traca.pero,ostias,cuanto talento atesoraba aquella testa….

y,desgraciadamente,lo que dice luís, es una verdad como un templo.un fenomeno como ese en la actual coyuntura JAMÁS tendria cabida.no recuerdo un tiempo de mayor corrección politica que aquella en la que vivimos actualmente.aunque siempre hay un bastión de irreductibles,afortunadamente.

joder,que lastima.

lo mejor que puedo decir de este mítico programa facturado con enorme inteligencia,y que iba mucho más allá de ese supuesto segmento al que iba dirigido,es que a aquellos que lo vimos nos hizo mejores personas,y sobre todo individuos más libres.

que luego,con el tiempo nos maleasemos…ahí ya….. 🙂

p.d: una pasada aquel momento con LAS VULPES,sí 🙂 🙂

Cybercontroller
Cybercontroller
Lector
14 octubre, 2014 19:17

yo era muy pequeño ( soy de abril del 81), pero recuerdo verlo con mi hermano mayor y mis primas mayores en la casa de mi abuela en lleida. No me acuerdo mucho, pero la imagen de la bruja averia nunca la olvidaré.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
14 octubre, 2014 19:27

Pues a mí no me gustaban mucho los Electroduendes ni Alaska, de hecho me los solía saltar. Pero lo que sí que no me perdía era La Familia Monster y sobre todo la parte de Gurruchaga. Allí fue la primera vez que ví actuaciones de los Who, Sex Pistols, The Damned, etc. Obviamente, flipé. Vamos, que parte de lo impresntable y macarra que soy la tiene este programa.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
14 octubre, 2014 20:44

A mi me pasaba que lo único que me gustaba eran los Monsters, lo demas lo veía a cachos mientras esperaba que empezaran.

db105
db105
Lector
14 octubre, 2014 21:09

A mí no me gustaba. Posiblemente me pilló algo pequeño, aunque creo que también hay algo de lo que decía Pikodoro de que es una serie que se recuerda mejor por sus intenciones que por la ejecución.

Antoine
Antoine
Lector
14 octubre, 2014 21:12

frankbanner49: “es una verdad como un templo.un fenomeno como ese en la actual coyuntura JAMÁS tendria cabida”

Ese es el problema, que teniendo una televisón pública sin publicidad, que se supone que no debe competir por audiencias, no hay nada ni remotamente parecido a esto. Eso sí, tenemos cumplida información tres veces al día de las andanzas de Chabelita y Alberto Isla.

Ya sé que están pelaos, pero tan difícil -ni tan caro- no será hacer un buen programa infantil los fines de semana, un buen programa de música (ahora solo existe Cachitos de hierro y cromo, que está muy bien, pero es otra cosa), incluso por soñar, un contenedor donde se hable de cómics, algo tipo Página 2. Casi me conformo que pongan Días de cine a una hora decente.

Mr. X
Mr. X
Lector
14 octubre, 2014 21:17

A mí también me pilló de chavalín, pero me acuerdo muy bien de los Monster, de Embrujada -que le gustaba a mi hermana- y de las canciones, así que verlo, lo veía.

jorgenexo
jorgenexo
14 octubre, 2014 21:59

Bueno; parece que mi percepción respecto a la audiencia de La Bola, era bastante más restringida de lo que creía.

A mí me pilló ya con 14 y realmente lo único a lo que no terminaba de pillarle el punto es a Los Electroduendes. Pero como tenía dos hermanos seis y ocho años menores que yo, a lo largo de la mañana (siempre había que hacer alguna comprilla en el mercadillo que mi madre había olvidado, o bajar a por el pan y la leche, así que entero rara vez lo veía -¿recuerda aquí la gente cuando los niños colaborábamos haciendo compras en los establecimientos del barrio, algo hoy impensable?) veía espacios de todo tipo.

El programa lo ha definido Franki de cojones, así que no me detendré demasiado en sus contenidos, pero era una mezcla cojonuda y, además, ¡total o casi totalmente exenta de temas deportivos, concursos, competiciones absurdas…! Una gozada. Recuerdo que sólo me jodía cierta tendencia a repetir cosas “Sólo no puedes, con amigos sí” y acabé un poco hasta la polla de Kiko Veneno a lo Herman cantando aquello de “Me siento tan feliz por que ella se ha enamorado de mí, ella se ha enamorado de mí, será por mi mirada, será por mi estatura o por mi traje de cura, me siento tan feliz” ; pero en definitiva era un gran programa, muy divertido. Al menos para algunos.

De todas formas, que no os moleste, pero os recuerdo que quienes por aquí pululamos somos gente con “gustos” un tanto especiales, así que no sé si seríamos una muestra representativa de la audiencia de los críos de aquella época: de mis colegas del pueblo, por ejemplo, juraría que no veía La Bola ni uno.

“Será por mi moderno peinado, a Carl Lewis se lo he copiado, o por el brillo de mis tornillos, me siento tan feliz. Me rechinan los baudios cuando la miro, no quiero que por mí sea desdichada, voy a llevarle las flores y olvidaré a las niñas pavas”

Nada, que hoy toca sesión de regresión a la preadolescencia.

ross andru
ross andru
Lector
14 octubre, 2014 22:15

Ostras, Planeta imaginario, ese programa si que lo recuerdo, pero no me acordaba de su nombre. Ese sí me gustaba pero mi favorito era… Barrio Sésamo (excepto el conde Draco, que me asustaba mucho).

Enrique Doblas
Autor
15 octubre, 2014 3:18

Mi grupo de amigos si que la veíamos, pero empiezo a pensar como Antoine, que al ser lo único que había la cuestión es más si te gustaba o no, más que verla o no. Y, macho, jorjenexo, si precisamente en tu entorno se la perdían por hacer deporte u otra actividad lúdica, pues estaban siguiendo uno de los consejos de la bola.
En fin, yo recuerdo verla con mis hermanas mayores y cada uno disfrutaba su parte. Aunque es sólo ahora cuando veo esos fragmentos y me doy cuenta de los pedazo de mensajes que mandaban.
También recuerdo más modestamente que los who, un gran concierto de los toreros muertos que me iluminó por completo.
Si, nostalgia… como la colonia de Veidt.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
15 octubre, 2014 8:33

Más o menos como con lo de José Ramón Sanchez. Sé que la veía (y, probablemente, no siempre), pero lo que tengo son recuerdos vagos más que otra cosa.

TheBaldRocker
TheBaldRocker
Lector
15 octubre, 2014 10:19

¿Ves, Jorge, como al final los tarados eramos unos cuantos más de los que tú te pensabas?
Y, como no, apareció Franky -guiño-guiño-codazo…collejón! 😉 como yo dije al principio.
Que, por cierto, que bien ha definido el cabronazo -guiño-guiño-codazo…otro collejón!-
lo que fue La Bola y lo que llegó a representar para unos cuantos de nosotros,
esos con “gustos tan especiales”. Si señor. Y aquí seguimos

Rockeros Saludos

frankbanner49
frankbanner49
Lector
15 octubre, 2014 10:29

¡si es que ya me tienes “mú calao”,compa. 🙂

Truvor
Truvor
Lector
15 octubre, 2014 22:45

Pues a mi, mas que la bruja Avería, la que me llamaba la atención era Alaska. Era bastante pequeño, pero a mi me molaba mogollón, puede que no sexualmente, pero me resultaba fascinante su estética. Nunca me gustaron mucho los electroduendes (aunque lo de ir de culombio y gilivatios queda para nuestra particular historia), y termine hastiado de tanta repetición, aquel Kiko Frankenstein me termino cargando cosa mala.
Pero adoraba las series, la Familia Monster pero sobre todo la de la pandilla. Había uno que llevaba el pelo aplastado con un mechón de punta, me parecían graciosisimos. Vaya pechás a reír que me daba!

frankbanner49
frankbanner49
Lector
16 octubre, 2014 10:18

la Alaska actual me resulta casi insoportable.es lo que tiene volverte de derechas y tener a semejante señor como partenaire,pero la Alaska de los 80,a mí si me gustaba.

hay,por cierto,un videoclip suyo que no localizo(más que nada por que no sé el titulo de la canción) en la que enseñaba pechamén,y menudas tetazas gastaba la muchacha.era como una camiseta que ella se arrancaba…..y no me acuerdo de mucho más.

yo lo que sé es que aquel videoclip me dejó descolocao,y con un calentón del 15.

perdón por el desbarre mañanero.es que aún no me he tomado el “sombrita”,y estoy algo “nublao”. 🙂

Eme A
Lector
16 octubre, 2014 11:38

frankbanner49, hablas de Descongélate

https://www.youtube.com/watch?v=eunIs9IJPAo

jorgenexo
jorgenexo
16 octubre, 2014 12:30

“Había uno que llevaba el pelo aplastado con un mechón de punta”

Alfalfa. Y si quieres flipar, busca su biografía para enterarte cómo terminó sus días ese niño tan graciosísimo…

frankbanner49
frankbanner49
Lector
16 octubre, 2014 17:23

¡ ey,es cierto ¡.

¡ gracias eme A¡. llevaba tiempo detrás de ese video.muy agradecido. 😉

Truvor
Truvor
Lector
16 octubre, 2014 23:03

Cojona, Eme A, que gran video!

Cojona, Jorge, vaya historia la de Alfalfa! Y tú como sabias eso? Hay que ser un friki muy concienzudo para investigar algo así…

Henro
Lector
17 octubre, 2014 10:35

A mi me pilló un poco joven (yo en el 84 ni siquiera había nacido todavía) así que La bola de cristal no tiene esa carga nostálgica para mi. Pero cada vez que veo trozos del programa, entiendo por qué tuvo tanto éxito. Era especial, distinto, creativo y crítico. No me extraña que os gustara tanto.

Los de mi generación tuvimos una de cal y otra de arena. Por una parte, todos vimos aquellos dibujos de “Erase una vez la vida” y aprendimos muchísimo de ciencia. Por otra parte, mientras que en los 80 veíais La Bola de Cristal, en lo 90 nos tuvimos que conformar con Leticia Sabater. Bien pensado, creo que salimos bastante bien para lo que podría habernos pasado… 😀

jorgenexo
jorgenexo
17 octubre, 2014 10:56

“Hay que ser un friki muy concienzudo para investigar algo así…”

Hay que ser un friki muy concienzudo para llegar a tener el conocimiento de todas las tonterías de las que lo tengo yo: si algún dia descubro cómo sacarle rentabilidad económica, me forro. Pero seguro que si dieran pasta no me interesarían, así soy yo.

“todos vimos aquellos dibujos de “Erase una vez la vida” y aprendimos muchísimo de ciencia”
¿Si te digo que no hay peña pequeñita desplazándose en navecitas por tu organismo te llevas mucha desilusión?

Henro
Lector
17 octubre, 2014 19:27

Anda ya, Jorgenexo, entonces ¿cómo se desplazan los sonrientes glóbulos blancos cuando hay una infección? ¿a pie? xD

No, pero en serio, gracias a esos dibujos aprendimos más biología que en toda la educación Primaria. 😀