ZN Series – The Killing: Almas solitarias en la Ciudad Esmeralda

Por
30
817
Aviso de Spoilers: Se ha incluido en la reseña de la serie algún spoiler indefenso y de poca importancia, evitando en todo lo posible los de más relevancia. Aún así estáis advertidos.
 
znkilling

Género: Drama, thriller, policíaco
Creador: Veena Sud
Dirección: Daniel Attias, Nicole Kassell, Keith Gordon, Agnieszka Holland, Brad Anderson, Patty Jenkins, Lodge Kerrigan, Jonathan Demme
Guion: Veena Sud basado en la serie Forbrydelsen de Søren Sveistrup
Reparto: Mireille Enos, Joel Kinnaman, Michelle Forbes, Bill Campbell, Liam James, Annie Corley, Jamie Anne Allman, Q’orianka Kilcher, Brandon Jay McLaren, Eric Ladin, Kristin Lehman, Peter Sarsgaard, Chad Willett, Richard Harmon, Katie Findlay, Raj Lal, Gharrett Patrick Paon, Seth Isaac Johnson, Evan Bird, Elias Koteas, Joan Allen
Producción: AMC, Fox Television Studios
Canal: AMC y Netfix
País: Estados Unidos

 

“Hay momentos en los que tienes que hacer elecciones imposibles”

Homeland, Shameless, House of Cards, The Office, Ugly Betty o la futura The Mysteries of Laura son ejemplos de algo que en Hollywood está al orden del día, pero no tanto en la televisión estadounidense. Nada más y nada menos que series remakes, productos catódicos que adaptan para el público norteamericano programas de distintos países como Israel, Reino Unido, España o Colombia. The Killing, la serie de la guionista y productora canadiense Veena Sud, que comenzó su andadura en AMC (Breaking Bad, The Walking Dead, Mad Men) y la terminó hace poco en Netflix (Arrested Development, Orange is the New Black) hizo lo propio con el serial danés Forbrydelsen de Søren Sveistrup con un humilde pero meritorio seguimiento de telespectadores fieles y un éxito más que considerable de cara a la opinión de una prensa especializada que supo reconocer los hallazgos y méritos estéticos, artísticos o narrativos de esta revisión en cuatro temporadas, divididas en dos bloques, de la producción nórdica, de la que se desvincula (de manera muy inteligente) argumentalmente a partir de la tercera tanda de episodios.

Durante esas cuatro temporadas Veena Sud, con la ayuda de su equipo de guionistas y directores y un dúo protagonista superlativo que comandaban un reparto de distintos y eclécticos secundarios a cada cual más memorable, dio forma a un magnífico producto de una más que contrastada calidad en todas sus vertientes, que bebiendo en muchos aspectos del programa en el que se basaba dio su propia visión, sacando a relucir las dicotomías a las que daba lugar el choque entre vida y muerte en la ciudad de Seattle, sustentando su esqueleto argumental en tres casos de asesinato que permitieron a sus autores retratar el lado más oscuro del ser humano y los tortuosos caminos mal asfaltados de un sistema en el que la política, la pena capital, la paupérrima condición en la que viven los adolescentes huérfanos o las estricta disciplina de una academia militar ofrecen por fin una cara que no es la que habitualmente nos vende la, supuestamente impoluta, sociedad estadounidense que prefiere guardar sus propios esqueletos en armarios cerrados con cuádruple candado por miedo a las apariencias y a alterar su estado de bienestar, ese que debería de ser el mismo para todos los estratos sociales o razas sean de la índole que sean, algo, por desgracia, muy alejado de la realidad.

The Killing Primera Temporada: ¿Quién mató a Rosie Larsen?


Una detective de homicidios de Seattle que se enfrenta a su último caso antes de abandonar la ciudad con su hijo, el sustituto que la relevará en el cargo y que deberá descifrar el crimen, un suéter encontrado en un bosque a las afueras, el cadáver de la dueña de la prenda localizado en el maletero de un coche previamente sumergido en un lago, una familia destrozada por el terrible hecho y un político local de considerable importancia como principal (pero no único) sospechoso del asesinato. Con esta twinpeaskiana premisa (practicamente la misma de la versión danesa) daba su primer paso el 3 de abril de 2011 en la cadena AMC The Killing, alargando su travesía durante 13 soberbios episodios. Veena Sud y sus huestes se ocuparon de que el tono recuperara ese ambiente gélido propiamente nórdico del producto nacido de la mano de Søren Sveistrup y que la milimétrica puesta en escena recordara a la mano de David Fincher y Jonathan Demme, autores de dos de los mejores thrillers de la historia del cine (Seven y El Silencio de los Corderos) y el último en un inesperado giro de acontecimientos futuro director de dos de los más brillantes episodios de la tercera y cuarta temporada de la serie.

znkilling1
Mireille Enos y Joel Kinnaman son los detectives Sarah Linden y Stephen Holder

Esta primera temporada sirve para tejer el entramado sobre sospechosos, falsas pistas, dobles juegos y medias verdades con las que el espectador se vea imbuido en una clásica historia de búsqueda del autor de un brutal asesinato que puede ser cualquiera de los personajes que pueblan el programa. Pero Veena Sud principalmente se ocupa de que sus protagonistas y secundarios sean cercanos y creíbles, seres de carne y hueso llenos de dudas, miedos y prejuicios de todo tipo. Son feos y con cuerpos delgaducho el uno y menudo la otra. La Sarah Linden de una impresionante Mireille Enos (Sabotage, Guerra Mundial Z) es una mujer seria por dentro y por fuera (las contadas ocasiones en las que la vemos sonreír siempre nos pilla de sorpresa) de andares patosos, ojos profundos pero estrábicos y voz siempre susurrante. El Stephen Holder (Robocop 2014, la saga Dinero Fácil) de un carismático Joel Kinnaman es un espigado policía de modos barriobajeros, verborrea incontrolable y una simpatía que oculta más de un trauma pasado. Antagónicos en personalidad y modus operandi como detectives, les une el hecho de ser dos animales heridos castigados por vidas llenas de obstáculos tanto físicos como abstractos, unos Mulder y Scully con los pies en la tierra que se complementan y hasta necesitan pero que, gracias a los guiones, eluden (casi siempre) cualquier atisbo de relación física de pueril comercialidad de cara a la galería.

znkilling2
Brent Sexton, Michelle Forbes y Jane Ann Allman son los pilares de la familia Larsen.

Los guiones también se ocupan de mostrar los estragos que el asesinato de Rosie produce en el núcleo familiar, especialmente en el cabeza de familia Stan su mujer Mitch o Terry, la hermana de esta y a su vez tía de, no sólo la adolescente fallecida, también de los dos hermanos pequeños de esta que se convierten en víctimas colaterales de tan terrible asesinato. Por otro lado comenzamos a sumergirnos por medio de personajes como Darren Richmond, Jamie Bright o Gwen Eaton en el mundo de las campañas electorales estadounidenses y toda la inmundicia e intereses que las mismas arrastran. Por el camino la trama criminal se va recrudeciendo y cerrándose cada vez más al ir descartando sospechosos mientras Holder y Linden se implican con más visceralidad en el caso (convirtiéndose el mismo en un asunto personal para ambos, sobre todo para ella) llegando este a un cliffhanger final que disgustó a algunos por no resolver el crimen y agradó a otros porque sirvió para la renovación de una segunda temporada. La confirmación como gran serie de The Killing ya era un hecho por aquel entonces, pero compartir parrilla con exitazos catódicos como The Walking Dead o Hijos de la Anarquía siempre eclipsó sus no pocas virtudes, algo que se convertiría en la tónica habitual a lo largo de todo el recorrido del programa.

The Killing Segunda Temporada: Se cierra el círculo


El 1 de abril de 2012 AMC inició la segunda temporada de la la producción catódica. Como hemos comentado la primera temporada de The Killing acabó, no sólo sin sacar a la luz quién fue el asesino de Rosie, también dejando en el limbo la permanencia de algún personaje importante y una traición que podía cambiarlo todo con respecto a la investigación de lo sucedido con la primogénita de los Larsen. Pero como siempre, cuando nos referimos a la profesionalidad de Veena Sud, todo estaba pensado milimétricamente y la no resolución del crimen sirvió como excusa a la guionista y productora de Caso Abierto para enfatizar la morbidez que rodea a todo lo referido con la ejecución de Rosie, mostrando el lado más oscuro de la psicología humana, ahondando en la guerra sucia implícita en las elecciones políticas, incluso en las locales, en las que cualquier acto polémico o hecho del pasado puede hundir a un candidato con un simple chasquear de dedos.

https://www.zonanegativa.com/imagenes/2014/08/zmkilling3.jpg
Billy Campbell da vida a Darren Richmond.

Pero la misión principal de la canadiense, su único fin, es profundizar en el magnífico estudio de personajes al que llevaba dando forma desde los primeros pasos de la temporada inicial del programa de AMC. Mientras vamos conociendo de manera cada vez más esclarecedora los fantasmas internos de Holder (problemas con el alcohol y las drogas) y Linden (antiguos traumas psicológicos por los cuales pasó tiempo internada en un sanatorio mental) viendo como poco a poco Mireille Enos y Joel Kinnaman van ofreciendo cada vez más matices y pequeños detalles a sus criaturas son Brent Sexton (Deadwood, Justified) y Michelle Forbes (True Blood, En Tratamiento) como Stan y Mitch Larsen o Jamie Anne Allman dando vida a Terry los que ganan enteros como roles de carne y hueso formando un triunvirato que expone de manera analítica la descomposición total de un núcleo familiar que más tarde descubriremos está podrido por dentro. Pasando por el pasado en la mafia del marido, la crisis de personalidad de la mujer y los trapos sucios de la hermana de esta última Veen Sud y su séquito de escritores desarrollan un contenido y soberbio fresco de cómo la institución familiar debe liberarse de sus demonios internos para pasar por el purgatorio existencial que les permita poder seguir adelante dando inicio a una nueva etapa.

znkilling4
En la segunda temporada se resuelve el caso del asesinato de Rosie Larsen.

Con la resolución del asesinato de la joven Rosie Larsen y la muestra de un atisbo de lo que será el futuro de todos los implicados en el mismo (familiares, amigos, sospechosos cuplables e inocentes de serlo) se cierra la segunda temporada de The Killing y su primera etapa a modo de antología o novela literaria. A partir de ese momento el porvenir del programa se pondrá continuamente en entredicho y se confirmará la desvinculación total con la versión danesa de Søren Sveistrup. AMC decide cancelar la producción dejándola como una serie cerrada de dos temporadas, pero un acuerdo con otra cadena de televisión por cable como Netflix permitirá el rodaje de una tercera temporada con un reparto de secundarios prácticamente nuevo y en la que Stephen Holder y Sarah Linden investigarán un caso completamente distinto al del asesinato de Rosie Larsen. El resultado de esta tanda de episodios número tres será el menos esperado tanto por la crítica como por la audiencia adicta a las correrías de los dos detectives de Seattle. Veena Sud decide alejarse de su fuente de inspiración y la jugada se convierte en el mayor acierto que pudiera haber tenido el programa.

The Killing Tercera Temporada: A sangre fría


La tercera temporada de Juego de Tronos de la HBO con su impactante Boda Roja o la segunda mitad de la quinta de Breaking Bad con la resolución de las (des)venturas de Walter White (aka Heisenberg) Jesse Pinkman y compañía, eclipsaron con su impacto y (para qué negarlo) calidad mas que contrastada la tercera y mejor temporada de The Killing que pasó casi desapercibida por las pantallas de medio mundo cuando podía rivalizar con la cabeza muy alta con las series de David Benioff y D.B. Weiss o Vince Gilligan, algo que también podría decirse de la sexta temporada de Hijos de la Anarquía de Kurt Sutter, pero de eso hablaremos en un futuro próximo. Con un renovado plantel de actores de reparto con secundarios de lujo (a los que en Hollywood todavía no ha reconocido su más que considerable talento) como el canadiense de origen griego Elias Koteas (La Delgada Linea Roja, Crash, Defendor) el norteamericano Peter Sagaard (Jarhead, Green Lantern, Blue Jasmine) o el también estadounidense Gregg Henry (Doble Cuerpo, Firefly, Guardianes de la Galaxia) Veena Sud da forma a una pequeña obra maestra de la televisión moderna, una de las reflexiones más sutiles, elegantes y críticas sobre la pena de muerte jamás plasmadas en ficción dentro de Estados Unidos, un país en el que más de 32 estados se aplica pena capital.

znkillng7
Elias Koteas interpreta al detective James Skinner.

El 2 de junio de 2013 llegó esa tercera temporada en la que se investiga el caso de un asesino múltiple cuyo modus operandi es igual al de uno llamado “el flautista” al que Linden mandó al corredor de la muerte años atrás y que amalgama la crítica tan visceral como analítica del Truman Capote de A Sangre Fría (adaptada magistralmente al celuloide por un Richard Brooks pletórico tanto en la escritura como la dirección en el año 1967) la mirada hacia los desamparados Charles Dickens de Oliver Twist adaptado a pleno siglo XXI y el estilo del Atom Egoyan elegante, contenido en su exterior pero intenso en el interior, de El Dulce Porvenir fusionandose en una sola y poliédrica mirada que paradójicamente exhala tanto uniformidad como personalidad. Veena Sud consigue lo que parecía imposible, no sólo demostrar que esta tercera temporada puede mantener la compostura con respecto a las dos anteriores, sino superarlas considerablemente con el mejor trabajo de dirección de toda la serie (Jonathan Demme y Nicole Kassel ejecutan dos capítulos finales sencillamente apabullantes) los mejores secundarios de todo el recorrido del programa (Elias Koteas está soberbio como siempre dando vida al misterioso James Skinner, pero es Peter Sasgaard el que llena de rabia, verdad y fuerza a su Ray Seward en el que es a día de hoy el mejor papel de su carrera) los dos mejores trabajos de Joel Kinnaman y Mireille Enos como el dúo protagonista (la obsesión de ella con el caso y su relación con Skinner son dos de los mejores apuntes de la temporada) y algunos momentos que se encuentran entre los mejores de la televisión reciente como ese hombre que acepta finalmente su destino después de mirar por una ventana o esas últimas palabras aparéntemente vacuas que nos confirman que nadie merece morir y que un sistema que ejecuta a hombres inocentes en un país del primer mundo es algo de lo que muchos deberíamos avergonzarnos, no sólo los estadounidenses.

znkilling5
Peter Sasgaard ofrece un verdadero recital de interpretación como Ray Seward.

Con su tercera temporada The Killing toca el cielo de su producción, sus creadores regalan a los seguidores televisión de alto nivel gloriosamente ejecutada en todos sus apartados, pero el único fallo que podemos reprochar a esta season finale es el que tiene la culpa de que la despedida que hace un año podía haber sido triunfal ha sido este 2014 bastante buena, pero no perfecta. Por desgracia la tercera tanda de episodios del programa de la AMC concluye con un cliffhanger de manual que no cierra una de las tramas que implican directamente al porvenir de Holder y Linden para que se pudiera rodar una cuarta y última temporada. Aunque la sombra de la cancelación volvió a sobrevolar el futuro de la serie de Veena Sud esta vez fue Netflix (recordemos que en la tercera temporada este canal llegó a un acuerdo con AMC para la producción del programa) la que se ocupó del estreno y posterior emisión de los últimos seis episodios que confirmarían esa cuarta temporada que serviría para cerrar finalmente el ciclo vital y profesional iniciado por los agentes Linden y Holder con la investigación del caso del asesinato de Rosie Larsen.

The Killing Cuarta Temporada: Kyle cogió su fusil


Si las tres primeras temporadas de The Killng daban forma a dos relatos puramente literarios, la cuarta vendría a ser el epílogo de los mismos, un regalo para los fans que habían seguido con ávida (y adictiva) fidelidad las correrías de Stephen Holder y Sarah Linden en las calles de la ciudad de Seattle. Esta cuarta entrega constó de seis episodios de una hora de duración, se estrenó íntegra en streaming el 1 de Agosto del presente 2014 y supuso la temporada menos sobresaliente del show, pero hablando en los terminos de calidad del programa en ningún momento podemos referirnos a ella como menos de seis horas de televisión brillantes. Algunos cambios se producen a lo largo de dichos capítulos y tienen más que ver con el paso de un canal a otro (al igual que otras cadenas por cable como Showtime o HBO, Netflix sí permite la inclusión de la palabra “fuck”, que está prohibida en otras como FX Network, A&E o la misma AMC en la que nació el producto que nos ocupa en esta entrada y la sensación de extrañeza se hace notable, pero sólo en el primer episodio, ya que luego Holder lo coge gusto a la expresión y la utiliza con su particular labia) que con otros aspectos, los mismos que convirtieron la versión de americana de Forbydelsen en un producto de referencia por su calidad.

znkilling8
Joan Allen es la Coronel Margaret Rayne.

La cuarta temporada de The Killing comienza justo donde acabó la anterior y dejándonos claro desde el primer minuto que los actos llevados a cabo por Linden y Holder en aquella serán el núcleo central de todo el entramado argumental que será sobrevolado por la posible caída en desgracia de los dos detectives de Seattle. Pero una vez más nuestros ojos se dirigirán hacia un caso de asesinato múltiple, el de una familia adinerada cuyo hijo mayor (y principal sospechoso con amnesia temporal producida por el hecho traumático) es miembro de una estricta y selecta escuela militar dirigida da por la Comandante Margart Rayne (una intachable Joan Allen confirmando que es una de las mejores actrices de su generación). La historia es una intriga de corte militarista que bebe de producciones de Hollywood como Algunos Hombres Buenos de Rob Reiner (con guión del prestigioso Aaron Sorkin) La Hija del General de Simon West o la memorable En el Valle de Elah de Paul Haggis, films que tejen una intriga en la que la investigación de un crimen en ambiente castrense ocupa todo el exoesqueleto de la historia, normalmente repleta de medias verdades, falsos culpables y conspiraciones colectivas que ponen en entredicho muchos de los métodos de adiestramiento del ejército de los Estados Unidos que convierten a sus soldados en insensibles y automatizadas máquinas de matar.

znkilling9
Holder y Linden investigan en la cuarta temporada su último caso como pareja.

Esta cuarta temporada condensa toda la esencia del programa desde que diera sus primeros pasos. Competente y gélida puesta en escena, escritura sólida y milimétrica, unos actores brillantes desde sus dos protagonistas hasta el extra que aparece en un rincón dando vida a un soldado haciendo flexiones bajo la lluvia y una visión nihilista del ser humano y sus más bajos instintos. Por desgracia Veena Sud sabe que está despidiendo el programa definitivamente y decide por ello intensificar las emociones de sus dos actores principales, sobre todo las de Mireille Enos como Linden, que habíamos visto a lo largo de las tres anteriores temporadas como una mujer contenida que en pocas ocasiones dejaba mostrar su estado mental al exterior y que aquí peca en algunos momentos de cierta sobreactuación (siempre moderada) que no pega demasiado con el personaje. También se fuerza cierta concatenación de momentos forzadamente trascendentes que en un recorrido de sólo seis episodios (por mucho que cada uno de ellos bordee o supere la hora de duración) se antojan algo precipitados o ejecutados bruscamente. Pero la intensidad con la que Mireille Enos y Joel Kinnaman se agarran a unos roles sobresalientes que ya conocen como las palmas de sus manos, la enorme labor en la realización (Jonathan Demme vuelve para cerrar la serie rodando el último episodio) de los distintos directores, el control que Veena Sud mantiene sobre su equipo de libretistas y la magnífica interpretación de Tyler Ross, Stearling Beaumon y Levi Meaden como los cadetes Kyle Stansbury, Lincoln Knopf y A.J Fieldong respectivamente consiguen que la despedida de The Killing merezca la pena consiguiendo que una temporada innecesaria mantenga muy dignamente la compostura, aunque su epílogo demasiado obvio quita enteros a un cierre que podría haber sido mucho más memorable si se hubiese prescindido de esos autocomplacientes minutos finales.

Valoración general

Sin ocupar un lugar de capital importancia como otros productos televisivos de esa impagable nueva edad de oro que estamos viviendo desde hace más de diez años dentro de las series americanas como The Wire, A Dos Metros Bajo Tierra, Los Soprano o Mad Men, la versión americana de The Killing, ideada y desarrollada por Veena Sud, puede considerarse fácilmente y sin controversia alguna una obra de culto, un producto de una brillantez considerablemente contrastada con los suficientes alicientes como para jugar en las grandes ligas de las producciones más destacadas de la parrila internacional. De la innecesaria revisión de una serie europea nació un ejercicio de narración, realización y e interpretación actoral sencillamente intachable. Podríamos hablar de la labor destacada de actores como Billy Campbell dando vida a Darren Richmond, Eric Ladin como Jamie Wright o Jewel Staite dando voz y cuerpo a Caroline Swift (con genial referencia a Firefly/Serenity incluida) de la de directores como Nicole Kassel (El Leñador), Daniel Attias (Ray Donovan, House) Brad Anderson (El Maquinista, The Shield), Patty Jenkins (Monster) o la de guionistas como el hoy muy prestigioso Nic Pizzolatto (True Detective) Brett Conrad (Hijos de la Anarquía) o Dawn Prestwich (Carnivále) o la del de cualquier miembro de los equipos artístico o técnico. Pero quedémonos con Linden y Holder, el cielo gris y el clima siempre lluvioso de Seattle, esa cara oculta de la ciudad en la que se comenten crímenes inhumanos por culpa de nuestros pecados como sociedad o individuos y con esos pequeños resquicios de luz que nos permiten aferrarnos a la esperanza de un futuro mejor, aquel que parece oculto debajo de toneladas de podredumbre económica y moral pero que permanece latente a la espera de ser descubierto.

Aviso de Spoilers: Se ha incluido en la reseña de la serie algún spoiler indefenso y de poca importancia, evitando en todo lo posible los de más relevancia. Aún así estáis advertidos.   Género: Drama, thriller, policíaco Creador: Veena Sud Dirección: Daniel Attias, Nicole Kassell, Keith Gordon, Agnieszka Holland, Brad…

Review Overview

Dirección - 95%
Guión - 95%
Reparto - 100%
Aspecto visual - 95%
Banda sonora - 90%

95%

Vosotros puntuáis: Be the first one !
30 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mr. X
Mr. X
Lector
29 agosto, 2014 8:14


la versión americana de The Killing, ideada y desarrollada por Veena Sud, puede considerarse fácilmente y sin controversia alguna una obra de culto, ”

Y yo digo: ¡NO!

Por ahí no paso, Sr Tamzarian, digo, Sr Daza, no porque The Killing no tenga algunas virtudes, sino porque no deja de ser un remake aguado de una de las mejores series de la historia, de Forbrydelsen, así de claro.

Y Mireille Enos, por muy bien que lo haga, está a años luz de la Sarah Lund interpretada en la serie danesa por Sofie Grabol.

Por así decirlo, es como comparar el Old Boy original con el remake de Spike Lee.

Mathieu
Mathieu
Lector
29 agosto, 2014 13:26

The Killing ha sido una buena serie. Sus dos primeras temporadas fueron de mi gusto. Peros es a partir de la tercera cuando la cosa se tuerce ( como paso con todas las series cuando se alargan innecesariamente). No es que no me gusté el inicio de la tercera temporada, es que el desenlace (me refiero al asesino) me parece rebuscado en exceso. Aun así esta temporada tendría un pase si no fuese por la cuarta, que aunque empieza muy bien (por momentos el estado de Linden le angustia a uno mismo) la forma en como se desarrollan los acontecimientos y como se revelan los hechos es bastante simplón y el comportamiento de ambos policías a veces es contradictorio. Por no hablar del desenlace, lo que menos entiendo es que se pretenda dar un digno final para los fans, puesto que la serie es relegada a Netflix solo para ellos, y se les da ese final AVISOMINISPOILER tan decepcionante por edulcorado Por no hablar del momento Deus ex machina del alcalde justificando pobremente su decisión. Una pena.

El tema de las puntuaciones es muy subjetivo y respetable. Pero para mi si The Killing mereciera un 9.5, The Wire rebasaria el 10 de mucho.

Es interesante el tema de la “Edad de oro” de las series que yo daría por concluido o cuesta abajo. Como ha sucedido en el cine, cuando el fenómeno series se vuelve de masas la calidad pega un bajón importante. El objetivo es la audiencia y no el producto de calidad para un publico exigente. En resumidas cuentas, hay mucha mierda, y mucha serie que empieza bien, acaba mal, muriendo de éxito.

Mr. X
Mr. X
Lector
29 agosto, 2014 13:34

Sr M, cuando este año se ha estrenado True Detective y Gomorra no lo daría por terminado, lo de la edad de Oro de las series, ni mucho menos (y otras cuatro o cinco que están bien, sin llegar a la obramaestrisidad de esas dos).

Mathieu
Mathieu
Lector
29 agosto, 2014 15:15

Pues tengo entendido que Gomorra es una buena serie como lo fuese “Roma criminal”, ambas pendientes para mi. True Detective por desgracia se desinflo de sobremanera cuando tuvo uno de los inicios más prometedores de los últimos tiempos. Una lástima. Mi desconfianza por las nuevas series va en aumento. Muchas empiezan bien, seguramente a partir de una gran idea que se desmorona en su desarrollo. Para mi ya ni la HBO es garantía de calidad. El primer espisodio de Leftlovers me pareció un mojón.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
29 agosto, 2014 17:39

ahora mismo estoy con tres fijas de momento:THE STRAIN(que disfrute con esta,oygan)EXTANT,y THE LAST SHIP.cuando acabe,presumiblemente en cosa de un més,más ó menos,creo yo,me pondré con la muy recomendada FARGO, la última temporada de SHERLOCK….e iba a incluir las dos últimas de HOMELAND,hasta que he leido el articulo de juan luis en el que cuenta que la segunda temporada de THE KILLING resuelve el enigma de la famosa muerte en la serie.me encanta saber,además,que la tercera supone un cambio de tercio.lo que me deja la opción de bajarme del barco ó no.asi que a por THE KILLLING que me voy…..

porque,lo cierto,es que yo me quedé en la primera temporada que emitieron por la tele.y aunque me pareció chula(esa fascinante criatura llamada mireille enos),ya sabeis lo que pasa,te surgen otras cosas por el camino y acabas dejandotela atrás.

vuelvo a HOMELAND.he leido por ahí que en una de las dos últimas temporadas finales,la cosa baja preocupantemente de intensidad.¿alguien que la lleve al dia,y lo confirme?.¿vale la pena ponerse con las dos últimas temporadas que me faltan,o mejor paso?.

último,y acabo.cuidadito con soltar destripes,amigos,que yo me quedé en la cuarta,y la tengo pendiente,¿vale?.juego limpio.pero he visto esto por ahí(lo que ya me supone un spoiler,la verdad)y me parece que a los que si la habeis visto os puede resultar curioso.

http://www.vertele.com/video-articulo/desvelado-el-verdadero-final-de,´tony-soprano´

Mathieu
Mathieu
Lector
29 agosto, 2014 20:07

Yo vi los tres primeros de Strain y me pareció que estaban relentizando la trama en exceso.
Extant, después del 4 episodio pensé “la van a cancelar”. Vi hasta el 6 que parecía mejorar pero me enteré que la cancelan. Me bajo también.
Y Homeland muere de éxito, lo peor de la última temporada son la incongruencias en las que cae la protagonista por la puñetera manía de alargar las series. Me niego a ver más Homeland.
Ahora mismo lo único pasable es Orphan Black, porque en realidad uno no espera mucho de ella más que echar el rato i Orange is the New Black que aunque en la última season ha habido algunos movimientos que no me han convencido, me vale.
Debería repescar Sherlock Holmes?
Ahora estoy viendo Entourage a saco. Me ha gustado mucho la serie de Silicon Valley y son ambas el mismo tipo de producto con diferente trasfondo.
La gente me recomienda mucho Mad Men pero he de reconocer que me da pereza empezarla ahora.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
29 agosto, 2014 20:48

tengo ahora mismo para ver mañana THE STRAIN 6 y 7.los anteriores me han hecho disfrutar un montón,ya digo.tiene un tono muy ligero,y pasan cosas en cada episodio.pocos quebraderos de cabeza.justo lo que busco en segun que dias.

de EXTANT “acaban de caer” los capitulos 9 y 10.y si no caen mañana,raro será.¿¡ que se la cargan¡?.¡¡no¡¡ venga ya¡ es cierto que a veces parece que van dando bandazos,pero sigue estando muy bien.toda la trama del crio robot me mola bastante.más ahora que se nos ha puesto en “modo lucy”.y lo del personaje de la berry,en fín….me callo,que ya hablo demasiado. y spielberg anuncia serie de “minority report”.se cierrra el circulo.

en estos tiempos del ébola,y sin pretender frivolizar lo más minimo,ojo,pues que vuelvo a recomendar la estimable THE LAST SHIP.o como sobrevivir al comportamiento erratico de un virus letal.

y sí,mathieu,creo que deberiamos “repescar” SHERLOCK.

MAD MEN lo he visto a “golpetones” cuando se ha emitido en la tele,y aunque le reconozco su calidad,támpoco es lo mio,coincido contigo.pero si que parece buena serie,sí.

recomendé en su momento un piloto de una nueva serie de sony llamada SATISFACTION.visto dicho episodio…. me la “envaino”.¡¡menuda basura sobre la vida de unas señoritas de alto standing¡¡ infumable.ni os acerqueis.

con HOMELAND leí hace tiempo que habia pegado un bajonazo en la tercera,ó así(aparte de que por lo visto los dos protas se llevan a matar,y el pelirrojo queria dejar la serie,creo),y que despues se recuperaba en la cuarta…no sé.tengo que averiguar algo más sobre ello,que no me gusta perder el tiempo viendo una serie que no me lleva a ningún sitio.

frankbanner49
frankbanner49
Lector
29 agosto, 2014 20:55

y,sr. daza,WAYWARD PINES con el michael night shamalyan de director,y matt dillon de prota.

serie anunciada para 2015,que algunos comparan con TWIN PEAKS.

ganazas.a ver si recuperamos la mejor versión de shamalyan.que ya es hora.

Liponidas
Liponidas
Lector
29 agosto, 2014 23:32

Mr X., es “conseguible” la serie original danesa? Me refiero a si puedo encontrarla con subtítulos.

soho1974
soho1974
Lector
30 agosto, 2014 0:55

A mi The Killing siempre me ha dejado con la sensación de que se podía haber hecho muuuuucho mejor.
Los protas me gustan, creo que hay química. La fotografía, la ciudad – ese Seattle gris, siempre bajo la lluvia – la música.
En las dos primeras temp sobran la mitad de episodios y tramas. El final de la tercera es de traca, para saltar por la ventana. La cuarta, está bien – con algunas licencias, claro.

Una pena, vamos.

Mr. X
Mr. X
Lector
2 septiembre, 2014 13:18

Pues ya que estamos de series, aquí vuelvo a recomendar http://www.notodo.com/tecno/tv/6334_gomorra_rase_una_vez_el_crimen.html

Antoine
Antoine
Lector
2 septiembre, 2014 15:13

Armin: “Con respecto a si dura a día de hoy esa nueva edad de oro de la tv americana, yo pienso que sí. Que series como True Detective, Sons of Anarchy, Juego de Tronos, The Killing, Mad Men, Shameles o Californication hayan estado compartiendo parrilla hasta hace nada es sintoma de que algo siguen haciendo bien los yanquis con sus seriales televisivos.”

Se siguen haciendo cosas buenas, muy buenas algunas, pero me da la sensación que se ha perdido (por lo menos en las grandes cadenas) la idea de salirse de lo típico que se había hecho hasta ahora. Han vuelto las comedias con risas enlatadas, las adapatciones de pelis y los procedimentales policiacos (ninguna de esas cosas tiene porqué ser mala, pero ya no hay ganas de meterse en follones y en encontrar nuevos enfoques como en la famosa temporada del 2004)

Mr. X
Mr. X
Lector
2 septiembre, 2014 15:23

Se siguen haciendo series muybuenas e, incluso, diría que se sigue innovando, lo que pasa es cada vez surgen más productos clónicos e imitativos.

Por ejemplo, XD, ¿cuántas series tendremos que ver más protagonizadas por una polícia/agentesecreta/investigadora/loquesea zumbada, “rarita”, perturbada o, al menos, con serios problemas para comunicarse con el resto?

Antoine
Antoine
Lector
2 septiembre, 2014 15:44

Se sigue innovando, pero eso ha quedado para los canales de cable.

Dicho esto, mi serie favoriita ahora mismo es The Good Wife, serie de abogados y en una cadena generalista.

Mr. X
Mr. X
Lector
2 septiembre, 2014 15:50

“Good Wife”

Hum, pues vi los dos primeros episodios y me pareció una serie de abogados normalita. A lo mejor tendré que revisitarla.

Además, después de que haya acabado Silicon Valley, Penny Dreadful, Gomorra, True D –y hasta que empiece La que se avecina, qué demonios ;)- tengo hueco…

zape
Lector
2 septiembre, 2014 16:25

Denle un vistazo a The Knick. No está nada mal. Un fresco sobre el progreso médico en la Nueva York de principios del XX. Sórdida e hiperestilosa por igual. Le falta definirse en cuanto a historia, pero es un magnífico entretiempo..

Mr. X
Mr. X
Lector
2 septiembre, 2014 16:37

Vi el piloto, pero no fue del agrado de mi señora, Sr Zape, y ver series es una de esas cosas que hacemos en pareja 😉

zape
Lector
2 septiembre, 2014 16:47

No me extraña. la secuencia inicial no es para flojos de espíritu (ni de estómago).

Mr. X
Mr. X
Lector
2 septiembre, 2014 16:50

Bueno, mi señora suele tener mucho aguante, lo que pasa es que probablemente la van a operar por un problema (de estómago, precisamente) antes de que acabe el año y no tiene ganas de ver series de médicos.

zape
Lector
2 septiembre, 2014 17:00

Y menos con semejante lujo de detalles!

Antoine
Antoine
Lector
2 septiembre, 2014 20:27

“Hum, pues vi los dos primeros episodios y me pareció una serie de abogados normalita. A lo mejor tendré que revisitarla.”

Empieza como una serie de abogados de las de toda la vida (de esas mi preferida sigue siendo “The Practice”, que aquí se llamó, simplemente “El abogado”), pero luego pasa a ser mucho más. Algo parecido a lo que pasó con The Wire, que empezó como una serie policiaca y acabó yendo mucho más lejos.

“Denle un vistazo a The Knick.”

Me la apunto. Además, vveo que está metido Steven Soderbergh y protagonizada por Clive Owen.

Yo sigo con dos decentes (The Strain y Extant) y he visto el piloto de Outlander, la nueva serie de Ron D Moore, el creador del remake de Galactica. Le daré otra oportunidad por ser de quien es, pero no parece una serie para mí (me da la sensación que es una serie orientada más al público femenino)

Mr. X
Mr. X
Lector
2 septiembre, 2014 20:57

“Yo sigo con dos decentes (The Strain y Extant) ”

¡Vea Gomorra y deje de golfear, leñe! 😉

Khonshu
Khonshu
Lector
2 septiembre, 2014 21:14

“Empieza como una serie de abogados de las de toda la vida (de esas mi preferida sigue siendo “The Practice”, que aquí se llamó, simplemente “El abogado”)”

Qué buenas son las primeras temporadas de The Practice. Una serie emblemática del miniboom de series de finales de los 90 y que fue precursora de muchas que forman parte de la era dorada de las series actual.

Al final se volvió muy culebrónica y rocambolesca, pero esa visión original en plan “el lado oscuro de la Ley de los Ángeles” fue muy rompedora. Y salía Lara Flynn Boyle en su mejor momento de morbosidad!!

Antoine
Antoine
Lector
2 septiembre, 2014 23:26

“Qué buenas son las primeras temporadas de The Practice. Una serie emblemática del miniboom de series de finales de los 90 y que fue precursora de muchas que forman parte de la era dorada de las series actual.”

De cuando todavía se veían las series en la tele, esta la echaban en Canal plus en abierto, por las tardes creo recordar. Creada por David E. Kelley (escribía también la mayoría de los episodios), que en aquella época tenía la mirada del tigre y todo lo que hacía era bueno. Además, casado con Michelle Pfeifer.

El abogado formaba parte parte de esa remesa con Buffy, El ala Oeste, A dos metros bajo tierra o Las chicas Gilmore. Antes de la explosión de Perdidos, que fue la que comenzó el boom.

Por cierto, Jimi Berluty, el abogado bajito y regordete, siempre me pareció inspirado en Foggy Nelson.

http://images.popmatters.com/features_art/h/huff-practicev1-i-7.jpg

“¡Vea Gomorra y deje de golfear, leñe! 😉 ”

Le he hecho caso y he visto el primero.

Muy bueno.

Seguiremos informando.

Mr. X
Mr. X
Lector
2 septiembre, 2014 23:36

Me apunto El abogado, que esa se me escapó. Por cierto, ¿veíais una sitcom que se llamaba Sigue Soñando (dream on) protagonizada por un pringado que trabajaba en una editorial, atormentado por su jefe y su ex, y que todo lo asociaba con las pelis que había visto en su infancia? A mí me encantaba.

Khonshu
Khonshu
Lector
2 septiembre, 2014 23:45

Sigue Soñando era estupenda en sus inicios.

Pero luego bajó de nivel y se les fue un poco la bola, haciendo que el prota se tirase a cada jaca por episodio que no se lo creía nadie (si el tío era un feo pringado). Fue una de las primeras series que vi que tiraba por la vía del desnudos y el sexo bastante explicito para decantarse por una adiencia adulta.

Me encantaba el jefe, que era un hijoputa. Y la secretaria siempre me recordó a Ofelia, la de Mortadelo y Filemón.

A mí de esa época, en plan sitcom, me gustaba la más amable y hoy bastante olvidada Caroline en la Ciudad, con la madre de Marty McFly haciendo de autora de una tira cómica.

jorgenexo
jorgenexo
3 septiembre, 2014 9:48

Qué buenas series nos brindó Canal + en su ya pretérita época con parte de la programación en abierto… Las dos que citáis se dejaban ver muy bien.

Mr. X
Mr. X
Lector
3 septiembre, 2014 10:09

Je, es cierto lo que señala el Sr. Caballero Luna, de repente el prota de Dream On pasaba de ser un pringadillo entrañable a un pringadillo/picha brava. Pero en aquella época yo era aún muy chavalillo y la verdad es que se agradecía la carnaza.

samanosuke
samanosuke
5 septiembre, 2014 4:39

Yo antes que The Killing tengo pendiente la original, y también tengo el ojo echado a Bron, pero la pones tan bien Armin que sube automáticamente puestos en la lista (que sigue estando a rebosar de series).

A mí, si bien entiendo lo que comentáis lo de la comercialidad, me parece que la edad de oro sigue en marcha y en plena forma. Las obras maestras siguen saliendo a cada temporada, y hay unas series de perfil muy alto sobresalientes. ¡Coñe! Si hasta se están haciendo maravillas con los jodidos remakes: Fargo es genialérrima sin desmerecer para nada y a la par de la calidad de la película de los Coen, y Hannibal supera con mucho a todo lo hecho con el personaje en la pantalla tras El silencio de los corderos. Y por aquí el propio Armin puso bastante bien Bates Motel. Hay cuerda para rato, creo que hay mucho talento bruto en el panorama televisivo USA y, aunque más olvidado, por todo el resto del mundo (Orphan Black, Peaky Blinders, Sherlock, Utopia, Romanzo Criminale, Gomorra, las mencionadas Forbrydelsen o Bron…).