#ZNCine – Crítica de Un noche para sobrevivir, de Jaume Collet-Serra

Por
2
182

 

Dirección: Jaume Collet-Serra
Guión:Brian Ingelsby
Música: Junkie XL
Fotografía: Martin Ruhe
Reparto: Liam Neeson, Joel Kinnaman, Ed Harris, Vincent D’Onofrio, Genesis Rodríguez, Boyd Holbrook, Holt McCallany, Common, Malcolm Goodwin, James Martinez
Duración: 114 minutos
Productora: Warner Brothers Pictures / Energy Entertainment / Vertigo Entertainment
País: Estados Unidos de América

 

El tándem compuesto por el director barcelonés Jaume Collet-Serra y su actor-fetiche Liam Neeson ha brindado en este año 2015 una nueva entrega cinematográfica en la que, por lo que parece, el intérprete norirlandés se consolida como estrella de acción. Después de ‘Sin identidad’ y ‘Sin escalas’, estos dos caballeros han brindado a la parroquia cinematográfica una noche para sobrevivir en la forma de una película correcta pero inferior a los títulos precedentes.

El filme comienza presentando a Jimmy Conlon (Neeson), un antiguo asesino a sueldo conocido como “el cavatumbas”. Alcoholizado e insomne de naturaleza crónica, es apenas una triste sombra de lo que fue. Despreciado y ridiculizado por sus paisanos, se mantiene a duras penas por la caridad que le brinda Shawn Maguire (Ed Harris) su mejor, más antiguo y único amigo (amén de líder del clan del crimen organizado en el que Conlon ganó su infame apodo). Las vidas del jefe y el sicario han discurrido paralelas: ambos se alistaron en el ejército para ir a Vietnam; ambos son padres de hijos únicos, pero allí donde Shawn ha triunfado (ha limpiado los negocios familiares y vive como un respetable empresario) Jimmy se ha hundido (es viudo y encadena una borrachera tras otra en un apartamento de mala muerte). El hijo de Maguire, Danny (Boyd Holbrook) es un inútil con patas que aspira a impresionar a su escéptico progenitor; el vástago de Conlon, Mike (Joel Kinnaman) ha formado su propia familia y vive modestamente, abjurando cada día de una figura paterna a la que ha vetado el acceso a su existencia. Una sucesión de desafortunadas casualidades unirá los destinos de estos jóvenes y enfrentará a sus progenitores en un duelo a muerte que se desarrollará entre el ocaso y el alba.

La película brinda unas dos horas de entretenimiento en las que se cuenta una historia que no es precisamente original pero en modo alguno aburrida. La historia narrada es una mixtura donde entran todo tipo de conflictos: entre padres e hijos; entre amigos del alma que pasan a ser enemigos acérrimos; entre creyentes en el sistema y escépticos pragmáticos frente al mismo; entre la lealtad a la sangre y el deber hacia el grupo… Danny desea la bendición de su padre a toda costa, pero su ausencia de entendederas desencadenará la tragedia; Mike reniega constantemente del suyo y hace todo lo posible por mantenerle alejado de su familia. Sean se pregunta cuándo se torció su heredero; Jimmy da por perdido a su descendiente, pero hará todo lo posible por salvarle. ¿Cuántas películas de equipos conformados contra la voluntad de sus integrantes podrían llegar a enumerarse? ¿cuántas amistades inquebrantables han derivado en cruento conflicto en el celuloide? Aquí tienen ustedes un ejemplo más.

Jimmy Conlon, el personaje interpretado con el arte habitual por Liam Neeson, recuerda bastante al de Bill Marks (el agente de seguridad estadounidense de ‘Sin escalas’): ambos malviven una existencia deprimente, pero el matón irlandés da un paso más (y de gigante, además) en la senda de la miseria humana. Los primeros compases presentan a un personaje patético en sus carencias: alcohólico tembloroso, insomne que se duerme en cualquier parte, grosero en sus formas y abandonado por casi todos. Sólo su antiguo camarada y jefe (un sobrio y efectivo Harris) le brinda apoyo, en parte por amistad, en parte por cariño y en buena medida porque reconoce el papel del “cavatumbras” en la construcción de su imperio. Esa lealtad al soldado caído en vida es un rasgo del liderazgo del que su hijo carece. Su sosegada y afectuosa relación contrasta con la que viven sus respectivos hijos: Danny responde perfectamente al canon de “hijo tonto” que echará por tierra el trabajo de su progenitor tan pronto como tenga la oportunidad de hacerse con el poder; Mike (un Kinnaman que parece haber olvidado y hecho olvidar su participación en la flojísima nueva versión de ‘Robocop’) se ve golpeado de bruces por un mundo del que había huido y que se había merendado a su padre. Los destinos de estos cuatro hombres se deciden en medio de una sucesión de persecuciones, tiroteos, incendios, explosiones y trompazos en excusados. El drama intergeneracional está bien, pero aquí se ha venido a lo que se ha venido: a repartir.

El punto más débil de la cinta lo constituyen ciertos fallos en el guión que acaban redundando negativamente en el conjunto. El principal viene dado por la participación de dos personajes que, siendo la espoleta que hace estallar el conflicto, pasa a ser olvidada por completo. Quizá las implicaciones de su presencia hubieran dado más de sí de haber contado con más metraje, pero su omisión resulta demasiado evidente como para no resultar incómoda. Por otra parte, la correcta realización y las buenas interpretaciones no permiten que olvidemos el hecho de que el filme transcurre por terrenos ya transitados en no pocas ocasiones.

El punto más fuerte, por el contrario, se encuentra en el reparto de la cinta. Conlon y Harris captan la mayor parte de las atenciones; Kinnaman y Holbrook están correctos y, como colofón, encontramos ejerciendo papeles secundarios a intérpretes de auténtico lujo como el veterano Nick Nolte, el sólido Vincent D’Onofrio o el bigotudo Bruce McGill.

El resultado final es una película de acción entretenida de las de ver y olvidar.

  Dirección: Jaume Collet-Serra Guión:Brian Ingelsby Música: Junkie XL Fotografía: Martin Ruhe Reparto: Liam Neeson, Joel Kinnaman, Ed Harris, Vincent D’Onofrio, Genesis Rodríguez, Boyd Holbrook, Holt McCallany, Common, Malcolm Goodwin, James Martinez Duración: 114 minutos Productora: Warner Brothers Pictures / Energy Entertainment / Vertigo Entertainment País: Estados Unidos de América…
Dirección - 7.1
Reparto - 8.5
Guión - 6.3
Banda sonora - 6
Apartado visual - 7.6

7.1

Vosotros puntuáis: 7.2 ( 1 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Sicarioigverni Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Igverni
Lector

Película directa para ver en casa.

Aunque sus películas de género suelen ser correctas y entretenidas, creo que Liam Neeson necesita descansar un poco para no saturarnos. De hecho, un poco ya lo estamos…

Caminando entre las tumbas Octubre / Nov. 2014
Taken 3 Enero 2015
Una noche… Mayo 2015
3 pelis en 8 meses son demasiadas!!

Sicario
Lector
Sicario

De Collet-Serra me gusta todo: La Huérfana, Sin escalas y la magistral Sin Identidad… Coño, si hasta me gustó “La Casa de Cera”, en la que salía Paris Hilton. Ésta no me la pierdo.