Ni puta gracia

Por
1
1591
 
Ni puta gracia v01 Joscha Sauer_Planeta_cubierta

Edición original: Nichtlustig (Carlsen Verlag GMBH, 2003-2005).
Edición nacional/ España: Ni puta gracia (Planeta, 2007-2009).
Guión, Dibujo y Color: Joscha Sauer.
Formato: Tomo cartoné 64 págs.
Precio: 10’95€.

 

Conocí a Joscha Sauer en uno de esos diarios gratuitos que proliferaron a principios del siglo XXI y que han sido prácticamente fulminados por la crisis. Y me sorprendió. El autor, nacido en Fráncfort del Meno (Alemania) en 1978, con un estilo de dibujo evocador del Jim Davies de Garfield (aunque con personajes estrábicos y de semblante idiotizado), provoca la carcajada con ingeniosas situaciones surrealistas e irónicas. Sauer, inseguro sobre el tirón comercial de su creación, empezó la publicación de las viñetas en su propia web Nichtlustig.de. En España se presentó de la mano de Planeta DeAgostini en pequeñas antologías tituladas Ni puta gracia, de las que han llegado a aparecer cuatro volúmenes (el último, publicado por ECC) .

Llamo la atención sobre la obra de Sauer por una razón muy sencilla. Alguna de sus viñetas las tengo en la memoria conceptuadas entre los mejores gags que he leído. Pongamos un ejemplo:

Ni puta gracia v01-Joscha Sauer_pag01

Un chiste delicioso, inmediatamente inolvidable. El humor se deriva del giro absurdo dentro del absurdo general del planteamiento. Al contrario que muchos gags, no parte de una situación aparentemente convencional en la que se juega con el contexto, sino que es una vuelta de tuerca audaz sobre un escenario que no tiene ningún sentido de partida. A mi juicio, Sauer logra así los momentos más descacharrantes, como en este otro, de truco similar:

Ni puta gracia v01-Joscha Sauer_pag02

La realización es tan efectiva que se puede volver una y otra vez sobre la viñeta, sin que decaiga la sonrisa.

Sauer puede ser también descarnado, con muestras de genuino humor negro, como los lemmings -personajes recurrentes que buscan suicidarse en cada aparición-, el robot homicida que aspira a encargarse de una guardería, o insistentes bromas en torno a mutilaciones, como la del payaso que sirve para ilustrar el primer volumen. Hela aquí:

Ni puta gracia v01-Joscha Sauer_pag03

Como en toda antología, el nivel de cada propuesta es dispar. Tomados en su conjunto, la fórmula puede volverse repetitiva; individualmente, algún sketch nos puede resultar indiferente. Pero cuando acierta -y es bastantes veces- las piezas son brillantes, originales y, sobre todo, hilarantes. Se trata de libros más para hojear y reír, en pequeñas dosis que imiten su publicación diaria original, como pudieran ser las recopilaciones de El Roto (De un tiempo a esta parte), que tiras a las que favorezca la lectura continuada, como el Calvin y Hobbes de Bill Watterson.

En 2013, tras los tres tomos publicados por Planeta, ECC prosiguió con la serie en un cuarto volumen, que no he leído. En Alemania ya van por el sexto, amén de calendarios y otros productos especiales. Sauer va construyendo un universo de seres irreverentes y bobalicones, progresivamente conectados entre sí, aunque su fuerte sea -ya se ha dicho- el ramalazo extravagante, con un pizco de genial locura.

Ni puta gracia v01 Joscha Sauer_Planeta page04

  Edición original: Nichtlustig (Carlsen Verlag GMBH, 2003-2005). Edición nacional/ España: Ni puta gracia (Planeta, 2007-2009). Guión, Dibujo y Color: Joscha Sauer. Formato: Tomo cartoné 64 págs. Precio: 10'95€.   Conocí a Joscha Sauer en uno de esos diarios gratuitos que proliferaron a principios del siglo XXI y que han…
Guion - 8
Dibujo - 8
Interés - 8

8

Vosotros puntuáis: 7.08 ( 7 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro Ugartondo
Autor
4 mayo, 2015 10:20

Me alegra ver que hay más gente que disfruta de esta obra absolutamente genial y desternillante. Hay algunas viñetas con las que me rio sólo con recordarlas por lo bestias y absurdas que son.

El problema de esta obra es el precio que tanto planeta como ecc le han puesto, totalmente desorbitado y encima ECC decidió cambiar el formato del cuarto tomo pasando del cartoné a la rústica y reduciendo el tamaño