ZN Cine – Crítica de ‘Poltergeist’, de Gil Kenan

Por
2
534

 

Dirección: Gil Kenan
Guión:David Lindsay-Abaire
Música: Marc Streitenfeld
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Reparto: Sam Rockwell, Jared Harris, Rosemarie DeWitt, Saxon Sharbino, Kyle Catlett, Kennedi Clements, Jane Adams
Duración: 109 minutos
Productora: 20th Century Fox, Fox 2000 Pictures, Metro-Goldwyn-Mayer, Ghost House Pictures, Vertigo Entertainment
País: Estados Unidos

 

Uno de los pequeños grandes placeres de la vida es el de departir con las amistades sobre las aficiones comunes (vulgo “friquerías varias”). De un tiempo a esta parte, la oferta de las salas de cine ocupa un lugar preponderante, pero en un contexto en el que parecemos un puñado de jubilados que lamentan que “ya no hay cine como el de antes”. De un tiempo a esta parte, parece que sólo tenemos películas de superhéroes y revisiones de clásicos que rara vez llegan a la suela de la chola del original. Franquicias que encadenan tres partes en otros tantos años (o casi) y continuaciones de películas que amenazan con destruir este o aquel mito de la infancia. En esta misma página se han publicado las reseñas de un buen número de títulos cuya principal y quizá única virtud (amén de principal defecto) ha sido la bebida en unas fuentes que no necesitaban ser actualizadas. Así pues, el anuncio de una nueva versión de ‘Poltergeist’ disparó en mi cabeza todo tipo de alarmas.

De unos años para acá, el género cinematográfico del terror parece vivir un momento saludable. Películas “minimalistas” como ‘Sinister’ han inaugurado franquicias que han recuperado la tradición añeja de los Jason Voorhes, Freddie Krueger o los fantasmas cabreados de la propia ‘Poltergeist’. Todos los años un puñado de pelis de susto y brinco en butaca se asoma a la cartelera con éxito dispar, pero la afición incondicional siempre tiene algo con lo que alimentar las emociones. Así pues, casi era inevitable que en un momento determinado uno de los referentes del género fuera revisitado. Sin embargo ¿era necesario? Vayamos por partes.

La película calca en su desarrollo al original, empezando por la mudanza y terminando por ese final que todo el mundo conoce, pasando por la mítica frase “ya están aquí” (que, en esta ocasión, la dobladora pronuncia carente del retintín de su colega de 1982). Los espíritus del más allá están muy cabreados porque los especuladores del más acá han perturbado su sueño eterno. Las novedades –dejando aparte las obvias relativas a efectos especiales en el apartado visual- son como mucho secundarias: la familia protagonista no se ha mudado a una moderna urbanización sino a un barrio deprimido de casas un tanto desvencijadas. No representan el éxito de un sector pujante sino a las consecuencias de una crisis que se ha llevado por delante el empleo del esposo. El cambio de residencia no simboliza una mejora sino una venida a menos. El “cuele” de la casa construida sobre un cementerio ya no es consecuencia de un pelotazo urbanístico sino de la picaresca desesperada de un mercado inmobiliario que no vende una escoba.

El cambio más ostensible respecto del original lo encontramos en la figura del “médium” o “exorcista” que en 1982 interpretara la singular Zelda Rubinstein. En esta ocasión, su puesto es ocupado por Jared Harris, un experto en la materia de “limpiar” viviendas que ha convertido su talento en parte de un espectáculo televisivo. Su estilo, cínico y un tanto socarrón, añade a la cinta unas pequeñas “diócesis” de humor que rompen un poco con la solemnidad inherente al terror en su dimensión más clásica. Esta sucesión de mini-golpes de efecto humorístico (que se hace extensiva a todo el reparto) es la que permite que el respetable eche unas risas fáciles a costa de la película, extendiéndose al epílogo y a la inevitable escena entre créditos.

En conclusión, tenemos una nueva versión innecesaria y olvidable, pero entretenida y bastante más sincera en sus planteamientos que muchos ‘remakes’ hechos a bombo y platillo. Sólo queda comprobar si en esta ocasión el curioso efecto de lo que no existe volverá a justificar en el sector magufo una nueva “maldición”.

  Dirección: Gil Kenan Guión:David Lindsay-Abaire Música: Marc Streitenfeld Fotografía: Javier Aguirresarobe Reparto: Sam Rockwell, Jared Harris, Rosemarie DeWitt, Saxon Sharbino, Kyle Catlett, Kennedi Clements, Jane Adams Duración: 109 minutos Productora: 20th Century Fox, Fox 2000 Pictures, Metro-Goldwyn-Mayer, Ghost House Pictures, Vertigo Entertainment País: Estados Unidos   Uno de los…
Dirección - 6.9
Reparto - 6
Guión - 7.1
Banda sonora - 5.5
Apartado visual - 6.7

6.4

Vosotros puntuáis: 4.76 ( 2 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
frankbanner49edgar Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
edgar
Lector
edgar

Ayer la vi y no me pareció tan mala, obviamente fui arrastrado por mi novia a verla y tuvo escenas buenas.

Me gusto mas esta pelicula que avengers age of jokes.

SaluDCs

Buen trabajo en la reseña tío¡

frankbanner49
Lector
frankbanner49

pero que necesidad…

los remakes solo deberian estar permitidos para mejorar peliculas malas.o para “leer entre lineas” del original aportando datos nuevos que desconociamos.
pero,para este viaje…