Wonder Woman 1: desglose y valoración

Por
16
754

El primer número de la Wonder Woman de Allan Heinberg le debe mucho a los Dodson. Es un cómic, como los que ha guionizado Heinberg para los Jovenes Vengadores, que se lee en un suspiro y deja con ganas de más. De lectura agradable, con unos personajes lo suficientemente definidos a través de cartuchos de texto y escasos pero acertados diálogos, encuentra su más grande atractivo en el uso constante del giro argumental sorprendente. Cada pocas páginas Heinberg nos depara una nueva sorpresa, una pequeña o gran revelación que nos pilla desprevenidos y que consigue emocionarnos, poco o mucho. Con fruición, pasamos las hojas del cómic con celeridad porque, reconozcámoslo, tampoco las páginas ofrecen mucho en lo que detenerse, sino es en los atractivos dibujos de los Dodson.

Al final, la sensación es de entrada positiva. Heinberg ha captado nuestra atención hasta el final y lo que nos ha contado nos gusta… ¡¡pero es tan poco!! Cuando lo consideramos con atención, vemos que este viaje acelerado que nos ha supuesto el cómic ha dejado poco tras de sí. Sólo sorpresas que dejan de serlo en una segunda lectura… y alguna que otra frase inspirada que, por suerte, sí que es susceptible de sedimentarse en nosotros y en los personajes porque los define con acierto.

Por suerte, ahí están los dibujos de los Dodson para capturar nuestra mirada, para enlentecer nuestro ritmo de lectura, para disfrazar la liviandad del argumento. Los Dodson consiguen eso simplemente a través de la belleza de sus dibujos y de “su Wonder Woman“, por fin de nuevo preciosa mujer. Abundan las grandes viñetas en las que les resulta fácil lucirse, seguramente también factor considerado por Heinberg al planificar tan poco desarrollo argumental por página.

Queda así una cierta ambivalencia, un agradable sabor de boca que demasiado pronto parece desvanecerse… pero que sin duda nos llevará a esperar ansiosamente la próxima entrega.

Después de lo dicho, permanece claro que el desglose de este número, en principio el único que desglosaremos de la serie, permanecerá por entero bajo la etiqueta de spoiler, al ser constante el baile de sorpresas con los que Heinberg nos entretiene. Podemos decir, no obstante, que el motivo argumental de esta nueva presentación de Wonder Woman gira entorno al hecho de que su misión, de luchar por la paz en un mundo en guerra, es una misión imposible.

Aviso de Spoiler

En la primera página unos breves textos de apoyo acompañan unos primerísimos planos de los elementos principales del traje de Wonder Woman. Aunque todo en ella parece anunciar que se trata de la Wonder Woman clásica, al girar la página descubrimos que en realidad se trata de Donna Troy, antigua Wonder Girl, en su día miembro de los Jovenes Titanes, vestida ahora con el traje de guerra amazónico que otras veces hemos visto portar a Diana.

En la antigua embajada de Themyscira unos terroristas han cogido como rehén a Steve Trevor, Secretario de Defensa, demandando que se persone ante ellos “la verdadera Wonder Woman“, Diana.

DC/Dodson

Donna penetra en la embajada y eso sirve a Heinberg para ofrecernos un flashback sobre la historia de ambas portadoras del legado de las amazonas, llegando hasta el fatídico momento en el que Diana ejecutó a Maxwell Lord para después pasarle su manto a Donna.

Cuando Donna encuentra a Trevor atado y amordazado, parece ser atacada por Cheetah, convertida en una bestia totalmente inhumana y ya sin ningún rastro de raciocinio. En realidad no es así, y Cheetah ha podido recuperar su aspecto humano sin perder sus poderes y pudiendo ahora controlar a la bestía que acababa de atacar a Donna, así como a otros dos leopardos. Cheetah interroga a Donna sobre el paradero de Diana pero ésta niega conocerlo. Aparece entonces Giganta, otra enemiga clásica del personaje, que confiada espera que Diana aparezca si mantienen como rehenes a Donna y Trevor. Por supuesto, Donna no está dispuesta a dejarse confinar y consigue escapar de la Embajada llevándose a Steve consigo. Atrayendo a sus enemigas hasta un parque alejado de posibles victimas, Donna esconde a Steve y vuelve a la lucha contra Giganta y Cheetah. La batalla es breve y Donna es reducida por ambas villanas. Cuando Cheetah está a punto de acabar con la vida de Donna a golpe de espada, hace su aparición Diana en todo su esplendor.

DC/Dodson

Diana reduce a Cheetah en dos golpes y se dispone a matarla cuando es detenida por Donna. Es éste un momento particularmente interesante, bien llevado por Heinberg, en el que vemos como Diana vuelve a ser víctima de su temperamento y nos parece caida ya para siempre en la senda de la violencia extrema, hasta el punto de acabar matando a la propia Donna.

DC/Dodson

Aviso de Spoiler

En realidad no se trataba de Diana, sino de una ilusión mental generado por el Dr. Psycho.

DC/Dodson

Después de que los tres villanos se hayan hecho con Donna, vemos como tampoco Steve Trevor era él en realidad, sino un agente del Departamento de Asuntos Metahumanos llamado Némesis al que no conozco de nada y que aparenta ser una suerte de Cristopher Chance capaz de impostar a cualquiera. Némesis se muestra dispuesto a rescatar a Donna pero el Sargento Steel, jefe del Departamento, le informa de que va a tener que contar con una ayudante para hacerlo: Diana Prince!! . Este alterego de la princesa amazona dejado de lado en la versión post-crisis de Pérez retorna así a la continuidad ataviada como cuando el personaje perdió sus poderes allá por principios de los setenta.

DC/Dodson

Artículo anteriorDescarga de rumores y noticias breves DC
Artículo siguienteNovedades Recerca para Julio
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
16 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Eugenio
21 junio, 2006 19:26

Nemesis era un espía al estilo de Christopher Chance al que perdí de vista cuando Zinco publicaba el Escuadrón Suicida… la verdad, a menos que sea una nueva versión, creía que estaba muerto, pero vamos…

Muy interesante la reseña.

shingo
21 junio, 2006 19:32

Pues así esta buenaaaaazaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

Raúl López
Admin
21 junio, 2006 19:41

Los dos lleváis razón. Al parecer Némesis murió en la serie de Catwoman y ciertamente WW tiene el aspecto que siempre debería tener. Esperemos que los Dodson sigan cuando Heinberg se vaya.

WWfan!
WWfan!
21 junio, 2006 20:47

El primer número mola mucho.
Y WW por fin dibujada como Dios manda.

meekss
21 junio, 2006 20:52

Nemesis fue miembro del escuadron suicida… y aparentemente lo tenemos de vuelta… lo cual me volo la head… excelente primer numero.

JotaceDT
21 junio, 2006 21:26

Noatámal, pero la mia fue mejor (coughSPAMcough!):D

http://jotacedt.blogspot.com/2006/06/yo-tambin-s-resear-ww-1.html

don nogal
don nogal
21 junio, 2006 22:47

parece que no todo es grande en giganta 😉

alpargatus
alpargatus
22 junio, 2006 10:34

En cuánto a muertos y tal, siempre podemos invocar a Superboy Prime, Superboy Prime…

José Carlos
José Carlos
22 junio, 2006 11:32

Comparo estos dibujos con los de la serie de WW que esta publicando Planeta ahora mismo y se me cae el alma al suelo, mira que son malos…

superdiscochino
22 junio, 2006 14:51

¿Que empeorarán?
No estoy en absoluto de acuerdo. Sean Phillips, Rag Morales y Cliff Richards son muchísimo mejores que Drew Johnson.

WWfan!
WWfan!
22 junio, 2006 17:22

Sean Philips hace uno.
Y Rag Morales empieza bien, pero luego lo hace como si se lo hubieran encargado a falta de un día de la fecha de entrega.
Si alguien espera encontrarse con el Rag Morales de Hawkman o Identity Crisis se va a llevar un chasco de aupa.
El Cliff Richards es otro dibujante del montón que no hace justicia al personaje.
El único que salva lo que queda es el dibujante español.

superdiscochino
22 junio, 2006 18:17

Ah, sí, me olvidaba del monstruo de David López.
Juer… ¡¡¡menos mal que empeoraban los dibujos!!!

Y Cliff Richards será un dibujante del montón para ti, que a mí me parece uno de los artistas más interesantes del panorama USA. Cuando le dan tiempo para trabajar está muy bien.

Raúl López
Admin
22 junio, 2006 18:25

Yo hablo por los dos números que tengo, ambos de James Raiz, no precisamente buenos.

WWfan!
WWfan!
22 junio, 2006 19:00

El aspecto gráfico es lamentable.
Y Cliff será la leche, pero en WW es uno más.
Del montón.