Vertigo Especial. Último número

Por
8
612

Hola a todos, desde la sección Vertigo nos sumamos a las celebraciones del 10º Aniversario de Zona Negativa dedicando el Vertigo Especial en exclusiva a la conclusión de Young Liars. Además de un pequeño repaso a esta colección USA, inédita todavía a fecha de hoy nuestro país, conoceremos algunas claves de la misma. También tendremos un análisis de los sustanciales motivos que han podido conducir a la serie a la cancelación

Por otra parte, hoy llega a su final Vertigo Especial. De manera que el artículo finalizará, aparte de con una exposición de las circunstancias por las que tal cosa sucede, agradeciendo a todos los lectores que mes tras mes acudían a la cita con la actualidad editorial USA de nuestro querido sello.

La historia de Young Liars

En 2007, el autor completo David Lapham creaba para Vertigo el volumen unitario Silverfish. Al resultar la experiencia satisfactoria por ambas partes – al igual que ha sucedido en otras ocasiones con G. Willow Wilson o Jeff Lemire – a Lapham se le propuso desarrollar una serie abierta. La sugerencia inicial de la editora Shelly Bond (conocida por editar en universo Fábulas) sería la de actualizar el personaje Bullet Girl, aunque DC rechazó desde un principio la idea al contar en su universo con un personaje que en ocasiones respondía al apodo de Bullet Girl. Tal acaecimiento permitió a Lapham crear a su antojo una serie de acción que contaría con una heroína principal al estilo de Amy Racecar (personaje destacable de Balas Perdidas, también del autor) pero ubicada en el mundo real. La idea siguió evolucionando. Entonces, al autor se le antojó interesante contar las aventuras de un grupo no convencional de adolescentes o jóvenes; de manera que tomando como inspiración la canción Take A Walk On The Wild Side de Lou Reed (fantástica pieza inspirada a su vez en la fauna que deambulaba por The Factory, el estudio de Andy Warhol, en los años 60 – 70) para crear un elenco de veinteañeros perdedores que acompañaran a la inicialmente gestada Sadie Browning.

La cuadrilla quedó definitivamente de la siguiente manera:

  • Sadie: La hija adinerada y rebelde de un magnate del gremio del bricolaje que se marcha de casa para vivir una vida independiente. Por circunstancias que más tarde se conocerán, la chicha recibe un balazo en la cabeza que le causa una lesión terminal. Como efectos secundarios de esta grave situación, Sadie pierde toda medida de inhibición y disfruta de una vida paradigmáticamente salvaje. Este personaje posiblemente se trata también como a Loreli, una chica sumisa que aparece en el último tramo de la colección.

  • Danny: Un joven que abandona su ciudad natal para huir a la gran ciudad y convertirse en estrella del rock. Este chico sufre una obsesiva fijación con Sadie, y a lo largo de la obra advertiremos que su estado mental es de lo más cuestionable. En el transcurso de la colección, Danny adoptará diversas identidades, del ex músico Johnny Jukebox o de periodista. Aunque tampoco se confirma, puede que la superestrella Danny Duoshade sea otra personalidad de sí mismo.

  • CeeCee: Se trata de una jovencita atractiva y libertina, cuya finalidad en la vida aparentemente es casarse con una estrella de rock que la mantenga. Durante la colección descubrimos que pudo ser violada por Danny.

  • Donnie: Un transexual cuya personalidad insegura le conduce a menudo a abusar de la heroína. A medida que avanza la trama lo vemos como un ser leal e inteligente, aunque endeble.

  • Runco: Este es un chico de familia bien, seducido por completo por la cultura del pelotazo de hacerse rico al instante. Fiel tan sólo a sí mismo, esta persona no titubea en incluso traicionar a sus amigos si para ello consigue sus objetivos.

  • Annie X: De nombre real Jackie, Annie es la mejor amiga de Sadie a la vez que una ex modelo infantil venida a menos. Sufre de bulimia aguda, al detestar por completo toda la carne de su cuerpo. Durante la trama, la chica mantiene un romance con Danny, a la vez que adopta roles muy distintos (enfermera, agente de las arañas) que hacen al lector dudar de su verdadero origen.

  • Puss Bag: El último en unirse al grupo. Estamos hablando de un inglés fanático del punk que se une a la fiesta durante el paso de los chicos por Ibiza. Puss Bag termina por abrazar el rol de escudero de la Sadie más guerrera, al contar él también con una naturaleza violenta y elemental.

La conclusión de la serie

Tras un arranque ferozmente ágil y directo, repleto de peleas urbanas, persecuciones callejeras, más algún que otro viaje; la colección comenzó a hacer gala cada vez con más frecuencia de una suerte de incoherencias y extravagancias que pronto pondría seriamente a prueba a sus seguidores. Un humor en muchas ocasiones indecoroso, y una trama sorprendente pero que daba la impresión de no llegar a ningún lugar tampoco ayudaban a la ficción. De manera que, pese a contar con el apoyo de medios como Comic Book Resources o los elogios que Brian Azzarello proclamó en una convención, la conclusión de Young Liars se anunciaba el pasado mes de abril.

Pese a la fatal noticia, la serie continuó firmemente en el mismo ritmo y tono, aunque encaminando sus pasos hacia el final de la historia. Y de esta manera llegaba el #18, donde se reúnen los personajes principales nacidos en estas páginas para contar una historia complicada, que incluso incluyó las palabras disimuladas de propio Lapham dirigiéndose a la audiencia. La colección ha terminado comprometida a los principios de los que hizo gala en su segunda mitad; solucionando a medias sus incógnitas y dejando que el lector decida por sí mismo si en realidad llegó a existir la conspiración invasora de las arañas de Marte que los cabezas de serie se pasaron tanto tiempo impidiendo. Por cierto, el final no podría ser de lo más inquietante. Durante una exigua escena, presentada casi sin palabras, el lector participa de un instante de locura, calma contenida y desconcierto. Y es que nunca se llegará con certeza a saber tampoco si Danny estaba simplemente loco y construyó esta historia a fuerza de mentiras; o si por otra parte fue el único lúcido de este drama, terminando finalmente por sucumbir.

Consecuencias y causas de la cancelación

David Lapham se mostraba tristemente apenado por el final de Young Liars. Sus declaraciones al respecto no pueden parecer más sinceras:

“Sigo adelante, porque debo hacerlo, pero honestamente adoraba este cómic. Sé, por su naturaleza, que la serie ha perdido a gente que necesitaba una historia más directa. Pero a otros les ha encantado que hiciéramos explotar sus cabezas en cada número. No se encuentra cada día una obra que contenga lo que Young Liars significaba. Balas Perdidas no lo tenía. Cada vez que me sentaba a escribir era muy feliz. Podía abrir mi mente y ser tan creativo como me viniera en gana, buscando conexiones en el caos, e indagando en interesantes formas de desarrollar a Danny como personaje. Estoy muy satisfecho con esta obra. Disfruté mucho trabajando con mi editor y con el colorista.”

No cabe duda de que las palabras de más arriba suenan completamente francas, pero cuesta comprender la sorpresa del autor ante el cese de la serie. Para empezar, los datos de las ventas eran más que aclaratorios del camino que había tomado la colección; pero no es sólo eso, llegados al #07 el cómic sufre un cambio de rumbo más que notorio y se encamina en una ruta bastante desemejante. Es comprensible que aquel lector que se entusiasmara en sus inicios con la aventura ágil y atrevida, se sintiera engañado al tomar la obra una forma totalmente abstracta. No es una cuestión de calidad, la cual para aquellos que la han continuado nunca ha dejado de existir, sino más bien de que el autor cambió por completo de idea sobre el sentido mismo de la obra y lo reflejó sin pudor. Pero también sin compromiso para con sus lectores. Y es que en Young Liars podrían haber tenido cabida todos, aquellos que les gustaba la primera etapa, junto a los que disfrutaron con su psicodélica y turbadora permutación. Tan sólo hubiera sido cuestión de administrar con pulso firme la dosis con la que se aplicaban los ingredientes esenciales. Tal vez así, de haber representado un drama más contenido y comprensible, sus lectores no hubieran huido despavoridos, sentenciando irrevocablemente la colección.

Y hasta aquí el análisis de lo que ha dado de sí la colección a lo largo de su corta trayectoria. En opinión de este articulista, de cara al momento de su publicación en nuestro país, sugiero que si al lector le llama la atención la pruebe al margen de la opinión de otros. Porque si le gusta, encontrará una lectura de verdad sorprendente. Pero si por el contrario no le convence, que no intente darle demasiadas oportunidades; porque se trata de una colección muy extremada.

Enlaces recomendados:
  • Entrevista de presentación de la colección (Newsarama).
  • Algunas de las claves de la colección, con especial incapié en su final (Comic Book Resources).
  • Entrevista a David Lapham a propósito del final de la serie (Newsarama).
  • Artículo de la wikipedia en ingles. Ojo, todo él un spoiler (Wikipedia)
  • Young Liars en castellano (DeVertigo)

Para los que deseen estar al día del autor:

Despedida de Vertigo Especial

Y ha llegado el momento de hablar del cese de este espacio. La verdad es que todas y cada una de las entregas de Vertigo Especial se han planteado como un reto a la información, a la sorpresa y la calidad, con el consiguiente desgaste que tal hecho conlleva. Confieso con sinceridad que para realizar la sección, servidor se leía todas las series publicadas en el mes (a excepción de Jack, de la que afortunadamente Fabletown Post me libró); en ocasiones hasta dos veces. Todo para ofrecer una información que después de todo se puede obtener visitando la misma página web del sello. De manera que un cierto cansancio y sobre todo la firme determinación de emplear el tiempo disponible de una forma más provechosa para todos, me conducen a decir adiós a Vertigo Especial.

Sencillamente me gustaría dar las gracias a todos los que no han faltado cada mes a esta ración de información servida directamente desde los EE. UU.

8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mythos
2 octubre, 2009 11:10

Pero vais a seguir publicando artículos sobre la línea Vertigo, ¿no? El trabajo que haces tú Raúl, junto a José en ocasiones, es de lo mejor de la página. Se nota siempre que hay mucho trabajo detrás y da gusto leerlo siempre hablando con propiedad y bien documentados. Una lástima la sección de Vertigo Especial porque aunque hablases de alguna serie que pudiese no interesarme los artículos lo tenían por su propia cuenta.

Visperas
2 octubre, 2009 11:36

Una lástima el cierre de la sección pero así es la vida.

Gibarian
Gibarian
2 octubre, 2009 12:02

¿Pero Planeta tiene pensado publicarla?

Blade Runner
Blade Runner
Lector
2 octubre, 2009 16:40

Bueno, mejor que lo dejes por falta de ganas que por otra cosa más grave, hombre… ^_^U
En fin, se echará de menos la sección…

curioso
curioso
Lector
3 octubre, 2009 10:51

buen analisis de la conclusion de young liars

una cosa había que admitir, era la unica serie surrealista, irreal, desconcertante que te dejaba una sensación extraña tras leer cada número.

en fin… ¿Raul eso de que se cancela tu sección, significa que apenás tendremos ración de cómics vertigo en zona negativa?

espero que no.

bueno, saludos.

Raúl Martin
Lector
5 octubre, 2009 8:48

Curioso,
Lo que finaliza este mes es solo el espacio de Vertigo Especial. El resto de artículos sobre la línea Vertigo (novedades, reseñas al material nacional, noticias destacables… ) continuarán apareciendo con normalidad. Como siempre, el número de artículos dependerá de las novedades que Planeta publique ese mes, o de si se produce algún hecho USA a destacar (cancelaciones, anuncios, etc.) . Pero no temas, que Vertigo sigue contando con su espacio habitual en Zona Negativa.