V de Vigilantes: Stan Lee, señor y dador de vida

Por
19
739

“Si tú sigues leyendo yo seguiré escribiendo”. Con esta frase cierra uno de los más míticos diálogos de Mallrats; a mi gusto, una de las películas más memorables de Kevin Smith (si no la habéis visto, hacedlo). El diálogo en concreto es entre el protagonista, Brodie (interpretado por Jason Lee), un amante empedernido de todo el noveno arte, y Stan Lee, el rey del cómic, el creador de muchos superhéroes que han cautivado a grandes y pequeños de todo el mundo y que siguen haciéndolo hoy día, sesenta y nueve años después de que él entrara a trabajar, como chico de los recados, en una editorial llamada Timely.

Comentario

Hace poco se supo en que consistiría su obligado cameo en la segunda película de Iron Man. Stan Lee hará en esta ocasión de presentador de un late night, papel que le viene como anillo al dedo, ya que siempre ha sido un showman. Este detalle me hizo plantearme, semanas atrás, que en una de mis columnas, en uno de mis textos futuros, me dedicaría a hablar sobre “El Hombre”, el hombre que comenzó como chico de los recados y terminó revolucionando la industria del tebeo americano. Éste es mi particular homenaje a Stan Lee, señor y dador de vida, y os invito a sumaros, por medio de vuestros comentarios, compartiendo con los demás cuál de los héroes o villanos creados por él son vuestros favoritos.

Comentario

“Mis tebeos favoritos son los de los años 60… ¡Aunque quizá no sea imparcial, porque esos son los que yo escribí!”. Así comienza Stan Lee el prólogo del primer número de la Biblioteca Marvel de Los Vengadores. “Aún recuerdo esas primeras historias de Los 4 Fantásticos, igual que las de Los Vengadores y el Capitán América. Cuando empezamos a publicar esas series, nunca imaginábamos que un día iban a ser populares en el mundo entero, con ediciones traducidas a prácticamente todos los idiomas, y con juguetes, juegos, películas y series de televisión basadas en esos personajes”, continúa.

Nunca imaginó la repercusión de sus creaciones. Cuando el 28 de diciembre de 1922 nació Stanley Martin Lieber (su nombre real) nadie se imaginaba lo que le auguraba el destino. En 1940, cuando sólo contaba con 17 años de edad en su haber cronológico entró a formar parte de la familia laboral de la editorial Timely como chico de los recados. Hasta 1961, noviembre para ser más exactos, no llegaría su primer éxito. Fue entonces cuando se publicó un tebeo titulado Los 4 Fantásticos firmado por Stan Lee y Jack Kirby, había surgido el germen del Universo Marvel.

“Así que, desde el principio, los consideré como personas de carne y hueso, como la clase de gente que tú o yo podríamos conocer o ser parientes”. La clave de sus creaciones quizá sea lo que más ha perdurado en la retina y en la memoria de los aficionados, sus personajes eran héroes con pies de barro, todos tenían puntos débiles, no siempre eran felices ni afortunados. En realidad eran un poco como los hombres y mujeres de a pie, tenían sentimientos, sufrían, vivían y morían (aunque la muerte en el Universo Marvel sea un concepto extraño…). También se caracterizó por dejar muchísima libertad a sus dibujantes, el proceso del equipo de trabajo entre dibujantes y guionistas, como un mecanismo bien engrasado, tiene su comienzo aquí, como no podía ser de otra forma, al principio.

Llegados a este punto me gustaría recoger unas declaraciones del propio Lee para una entrevista que le hizo Fernando Goitia para el suplemento de ABC, el XLSemanal del 20 al 26 de abril de 2008. El periodista le preguntaba por sus comienzos y Stan contestaba sin reparos: “Mi padre estaba en paro, así que, mientras estudiaba, yo hacía todo tipo de trabajos. Acabé el instituto y pensé que era hora de buscar un empleo, digamos, serio. Un tío mío me dijo que buscaban a alguien en Timely, donde él trabajaba. Me pareció interesante trabajar en una editorial y aprender, algo temporal. Hablé con Joe Simon y me contrató como chico de los recados por ocho dólares semanales. Por aquel entonces, nadie respetaba a los que hacían cómics”.

Nadie respetaba a los que hacían cómics. Una frase dura que por suerte ejemplifica una actitud que, poco a poco, ha ido desapareciendo. Yo mismo añadiría que hasta hace unos años tampoco se respetaba del todo a los que leíamos tebeos. Con el tiempo, Stan Lee, hijo de inmigrantes rumanos, pasó de ganar ocho dólares semanales a ser uno de los pocos millonarios en el mundo del cómic.

Desde entonces, desde Timely, y pensando en que su trabajo sería temporal Stan Lee siempre ha estado vinculado a la misma empresa (Timely, Atlas y Marvel, en los sesenta, ha cambiado de nombre, pero es la misma). Siempre recordaré el mítico epígrafe “Stan Lee presenta…”, muchos de los cómics que atesoro en mis estanterías lo mantienen en su cabecera.

Me dejaré de añoranzas y de recuerdos emotivos para seguir con paso firme por la biografía del maestro. Pasó de chico de los recados a editor. Cuando Simon y Kirby se fueron, Martin Goodman (su tío político) le ofreció el puesto hasta que encontrar a otra persona, y se mantuvo ahí durante más de treinta años. En aquella época era el responsable de todo lo que publicaban y era director de arte (ya desde entonces se dieron cuenta de que los dibujos y la historia debían estar en igualdad de importancia). “Durante 20 años hice todo lo que mi jefe me pedía; básicamente repetir fórmulas de éxito […] De todo menos arriesgarse a crear algo nuevo”.

Martin Goodman quería historias simples (quizá intentando orientar sus ventas a niños y adultos poco exigentes por igual) y Stan Lee hacía lo que le ordenaban. “Él pensaba que los lectores no eran capaces de recordar el hilo de un mes para otro. ¡Imagínese!”, exclama en la misma entrevista del XL Semanal.

En 1961 creó el primer número de los 4 Fantásticos, para él era la manera de resarcirse, de crear algo original. Lo lanzaron sin decirle nada a Goodman, que prefería un cómic sin diálogo, donde primara la acción, y la historia funcionó. Después de esto todo vino de seguido. El primer villano que creó fue el Doctor Muerte (siempre ha declarado que le encanta crear villanos), más tarde apareció Hulk y el tercer superhéroe que lanzó fue Spider-Man. Desde Spider-Man el hilo de la madeja se siguió tejiendo. Fueron momentos de total libertad. Apareció Thor, Daredevil, Doctor Extraño, los X-Men…

Comentario

Parece que Stan “The Man” Lee nunca tuvo miedo a la hoja en blanco, en aquellos años todos los pliegos de papel de Marvel Cómics comenzaban a estar poblados de extraños personajes con superpoderes. Como avanzaba un poco más arriba, hace unos párrafos, en este mismo texto, la clave era el binomio guionista-dibujante. “Le contaba mi idea al artista y les dejaba dibujar. Yo los coordinaba y, cuando acababan, agregaba los textos, era la única forma de sacar tantos álbumes. Todos ganamos, eso hizo mi vida más fácil, ellos desarrollaron su talento y las historias mejoraron”.

Desde luego que las prácticas que Stan Lee fue impulsando resultaron una revolución en la industria del cómic book americano. Aunque siempre tuvo otras inquietudes como la de ser actor, faceta que lleva demostrando a todos sus fans durante unos años, desde que participa en las versiones cinematográficas de sus creaciones.

Comentario

En 1989 comienza su periplo en la pantalla con The Trial of the Incredible Hulk. Después ha aparecido en X-Men, en Spider-Man, Spider-Man 2 y Spider-Man 3, en Hulk, en Daredevil, en la tercera parte de X-Men, en las dos de Los 4 Fantásticos, en Iron Man, y El Increíble Hulk. También narró una de las aventuras del Vengador Tóxico para Troma, ha participado en la serie Héroes e incluso ha tenido su versión amarilla en Los Simpson. Ha aparecido en videojuegos y películas relacionadas con el mundo del cómic, como Mallrats, la citada obra de Kevin Smith. Son tantos sus cameos que sería una locura enumerar aquí todos ellos, aunque os invito, como siempre, a citar los que se os ocurran y a mí se me escapen.

De seguro todos recordaréis el capítulo titulado “Estoy amarillo de furia”, que se estrenó en la temporada de 2002 de Los Simpson. Stan Lee aparece en la tienda de cómic de Springfield y ante la pregunta de si ha vuelto Stan Lee, él responde: “Stan Lee nunca se ha retirado”. A lo que sumo mi alegría.

Comentario

Y la sumo porque es una declaración del todo cierta: Stan Lee, a sus 87 años de edad está muy lejos de retirarse. Actualmente es presidente emérito de Marvel Cómics Group, sigue siendo el mejor fan de la editorial y tiene su propia empresa, POW! Entertainment, desde la que sigue creando nuevos personajes (El Condor y Mosaic, por ejmemplo). Ha sabido diversificar sus intereses y sus obras, desde POW! ha tocado la animación tradicional, la animación digital, las películas de acción real y el manga. Y en estos años, incluso se ha embarcado en un par de proyectos de lo más bizarros.

Comentario

Uno de ellos tiene por nombre original Who Wants to be a Superhero? y se trata de un reality show que se emitió en SciFi durante las temporadas de 2006 y 2007. Tengo mi propia opinión sobre los realitys; son el tipo de programa orientado a cumplir la función de saciar nuestros más bajos instintos, los de la curiosidad y el morbo. Creo que han tomado el relevo de los circos romanos y no me extrañaría que en una próxima edición de Gran Hermano metan, por fin, elefantes y leones, desde luego ya llevan años metiendo payasos y gladiadores.

Stan Lee, consciente de la evolución lógica de este tipo de programas pensó uno en el que los concursantes se visten como los superhéroes de cómic que ellos mismos han creado. Como idea me parece estupenda. Una nueva vuelta de tuerca al género de los reality shows, algo más alejado del drama o la mera convivencia, pero sin llegar a tomarse tan en serio como Supervivientes. Además, el propio Stan presentaba el programa. Digno de ver, sin duda.

Comentario

El segundo proyecto bizarro de Stan Lee fue Stripperella: un cómic y una serie de televisión en la que trabajó en conjunto con la ex vigilante de la playa Pamela Anderson. La asiliconada actriz prestaba sus rasgos a una superheroína atractiva, sexy y algo excesiva. “¿Quién no querría ver una versión en cómic de Pamela, una de las mujeres más deseadas? Fue muy divertido trabajar juntos. Ella sabe bien lo que el público quiere”, afirmaba el afamado guionista y editor.

Comentario

No sólo Pamela Anderson sabe lo que el público quiere; Stan Lee también conoce bien lo que los aficionados queremos. Y lo que queremos es tenerle aquí, en nuestras series favoritas, en nuestras películas sobre superhéroes, y en las estanterías de nuestras casas, porque su esencia forma ya parte de los cómics, tan necesaria como la tinta, las viñetas o las palabras.

Comentario

Me gustaría terminar esta columna, este pequeño homenaje a Stan Lee retomando el mítico diálogo de Mallrats con el que comenzaba y parafraseando a Brodie (el protagonista, interpretado por un jovencísimo Jason Lee): “No puede creer que esté hablando aquí contigo, eres el creador de los más grandes. Eres Dios”. Gracias Stanley Martin Lieber. Gracias Stan Lee, señor y dador de vida; gracias por todo.

Si tú sigues escribiendo, yo seguiré leyendo. Sino, releeré lo que escribiste antaño.

Excelsior!.

19 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Saltodemata
Saltodemata
Lector
15 julio, 2009 8:23

Y que dure tanto como la tía May!!!

Roger
Roger
15 julio, 2009 9:24

Sin duda ETERNIDAD debería tener el careto de Stan Lee

el mono araña
el mono araña
15 julio, 2009 9:40

es un genio, un caballero, una gran persona y toda una leyenda. Stan es Dios y Celso su profeta. Excelsior!!

Erik Lensherr
Erik Lensherr
Lector
15 julio, 2009 9:45

Stan Lee es inmortal, es el mayor creador de superhéroes de toda la historia del cómic mundial, y se merece que le hagan un homenaje ya¡¡¡¡¡¡……
EXCELSIOR¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

John Keating
John Keating
15 julio, 2009 10:33

Sin embargo hay que tener cuidado con los reality shows basados en superhéroes…la última vez que hicieron uno desembocó todo en una Guerra Civil de imprevisibles consecuencias. Exelsior!!

Perdido
Perdido
15 julio, 2009 13:17

Habria que ver lo que opinan unos tipos llamados Steve Ditko y Jack Kirby. A mi siempre me ha parecido un  tipo que supo aprovecharse del talento de dos grandes del comic. De hecho me gustaria ver un wath if ¿Y si Jack Kirby y Steve Ditko no hubiesen trabajado para marvel?

Spiderterry
Spiderterry
Lector
15 julio, 2009 13:19

Stan Lee es un genio de eso no hay duda (ya podría darle un par de collejas a más de uno por lo que están haciendo).Genial el artículo, pero debo puntualizar que el primer villano de Stan Lee fue el Hombre Topo (aparecido en FF #1) y no el Doctor Doom (que apareció en el FF#5).  También ha participado como Executive Producer en todas las series de animación basadas en sus personajes y  no podemos olvidar su cameo en X-Men e incluso en la serie de animación de Spider-Man de los 90, en la que el propio Spider-Man le recogía en la oficina de Marvel Cómics y se lo llevaba a dar una vuelta. Me encantó el comentario que dijo cuando Peter lo deja en lo alto de un edificio: “Esperaré que los 4 Fantásticos me rescaten”. Genial.Lo dicho, buen post.Excelsior!

Scarecrow
Scarecrow
15 julio, 2009 14:31

Yo lo siento, señores, pero no hay hombre al que mas admire que ha Stan Lee

Su carisma, su obra, su influencia, su actitud respecto a los fans… lo tiene todo ¿Habeis leido el libro “5 Decadas de Fabulosos Comics Marvel”? Pues es increible todo lo que hicieron Stan, Kirby y Ditko con los fans. No solo tenian talento, encima eran unos tios cojonudos, que disfrutaban con su trabajo (aunque las cosas acabasen torciendose) y con un gran cariño al publico  (no como ahora)

Genial articulo

John Space
John Space
15 julio, 2009 17:08

Lo mejor de Lee es que sus historias de súpers siempre son divertidas, no grimdark o descomprimidas o EXTREEEME (o todo eso a la vez).

“A mi siempre me ha parecido un  tipo que supo aprovecharse del talento de dos grandes del comic.”
Hay una leyenda al respecto, sobre Lee, la mujer de Kirby y el pecado, hermanos, de adulterio…

Franz
Franz
Lector
15 julio, 2009 20:14

Stan Lee es el más grande representante de la industria comic norteamericano de todos los tiempos, es indudable, no hay otro como él. Gracias por tantas décadas de fantasía, por Spidey, por los 4F, etc etc etc!!!

Superman95
Lector
15 julio, 2009 21:53

Muy buen articulo, breve y muy bien redactado. Sin ser pesimista, pero cuando llegue el día en que Lee parta hacia una nueva dimension, este podría ser un muy buen articulo de despedida.

Y no olviden el cameo de Stan en el último episodio de la serie animada de Spider Man de los 90, donde tiene un encuentro con Peter Parker. Como todo queda en familia, Joan, la esposa de Lee hace un papel en la serieÑ nada menos que la enigmática Madame Web. Excelsior.

Spiderterry
Spiderterry
Lector
16 julio, 2009 1:58

Diego, pensé en que te referías a eso, pero el friki que llevo dentro no pudo resistirse a la puntualización. No deja de ser un gran articulo

Bernardo
Bernardo
Lector
16 julio, 2009 4:37

Bart – ¿Stan Lee volvio?

Gordo de las historietas – Stan Lee… nunca se fue…y empiezo a  dudar de sus capacidades mentales

Bernardo
Bernardo
Lector
16 julio, 2009 4:38

Stan Lee.- “ese no es un hombre verde…les demostrare que es un hombre verde… arrghh uuughh gyaaah…hmmm.. lo hice en el 68 lo juro”

Destroyer
Destroyer
16 julio, 2009 22:09

En ese episodio no nos olvidaremos cosas como poner un comic de los X-Men delante de uno de Superman o intentar encajar un muñeco de La Cosa en el Batmovil. XD

Grande LEE,los viejos rockeros nunca mueren como el.¡¡¡El es Eternidad ahora y siempre!!!