V de Vigilantes: Bibliografía especializada (XX)

Por
5
344

A lo largo del tiempo, en esta columna se han ido citando diversos libros que considero de cabecera. Obras de autores (españoles y extranjeros) que han dedicado parte de su labor docente, investigadora, analítica… o simplemente teórica o divulgativa a hablar de los cómics, a pensar en ellos y a abordarlos desde varios puntos de vista. Como os avancé en el primero de los textos dedicado a la bibliografía especializada, era necesario hacer algo para compilar todas esas obras; una especie de guía que, sin ser demasiado extensa, sirviera para hacer una idea sobre lo que trata cada libro, de qué ámbito provienen sus autores y cuáles son sus puntos fuertes y débiles (si los tiene).

Hoy aparecerá aquí una nueva ficha (la número veinte y parece que fue ayer cuando empezábamos…). Os recuerdo, queridos lectores, que a la hora de enfrentarme a este tema pensé que lo mejor sería crear una especie de ficha de cada ejemplar, donde aparecieran su título, su autor, su editorial, el año de publicación y el lugar (son datos básicos para luego buscarlos); además de algunos detalles biográficos de sus autores y una reseña explicativa de sus índices y discursos.

Esta vez os traigo un libro muy gratificante centrado en las relaciones entre las páginas publicadas en la prensa de las primeras décadas del siglo XX (con autores como McCay, King, Herriman o Eisner) y las actuales novelas gráficas. Su autor es José Manuel Trabado, profesor de la Universidad de León.

Cómic Antes de la novela gráfica. Clásicos del cómic en la prensa norteamericana

Autor: José Manuel Trabado

Editorial: Cátedra, Madrid, 2012
Nº de páginas: 288

“Grandes autores de la novela gráfica actual como Art Spiegelman, Chris Ware, Eddie Campbell o Seth han reclamado la importancia de aquellas páginas publicadas en la prensa en las primeras décadas del siglo XX. Winsor McCay, Frank King, George Herriman o Will Eisner no solo fueron pioneros en la exploración de un lenguaje que estaba buscando su identidad, sino que, además, gozaron de la aprobación popular. Aquellas historias, devoradas con fruición por miles de personas, fueron también una vanguardia que sigue siendo la inspiración de los creadores más arriesgados. Es hora de abordar sus secretos gráficos y sus logros estéticos”, se apunta en la contraportada del nuevo libro de Cátedra.

Con título Antes de la novela gráfica, el profesor de la Universidad de León José Manuel Trabado (responsable de un curso de verano sobre cómic y cine de animación en dicho centro y al cual ya hemos tenido por otro “V de Vigilantes” en una ocasión anterior) pretende aportar luz y a la vez homenajear a los “clásicos del cómic en la prensa norteamericana”, tal y como reza en el subtítulo de esta obra. Estamos ante un libro completo y riguroso, escrito con precisión científica y con un lenguaje claro y didáctico, mezcla de investigación y pasión lectora.

Trabado se centra en autores clásicos de reconocido prestigio (Winsor McCay, Frank King, George Herriman y Will Eisner) que entregaron sus inspiradas creaciones a la montaña de páginas de la prensa estadounidense, tanto en tiras diarias como en páginas dominicales.

El discurso del autor en este libro se va desarrollando sobre la idea de que muchos de los hallazgos atribuidos a las modernas novelas gráficas tienen como precedente o están influidos por las obras en prensa de los autores antes citados. El estudio que realiza tiene corte semiótico-filológico (hay que recordar que él es profesor de la asignatura de Filología Hispánica). De sus palabras se aprecia una reivindicación de los formatos, tal y como se aprecia en el primer párrafo de la introducción de este libro:

De ordinario se presta poca atención a los soportes en los que una obra de arte toma forma. Frente a los estilos, artificios narrativos, personajes, etc., éste parece pasar inadvertido y, como es bien sabido, el soporte condiciona en gran medida el mensaje. Esto es más evidente, si cabe, en el campo del cómic, en el que la poética y las posibilidades expresivas dependen en gran medida del espacio que se les deje para desarrollarse. Los formatos del cómic norteamericano –la tira diaria y la página dominical en la prensa, el comic-book y, el más moderno, de la novela gráfica- se presentan a sí mismos como algo que los vuelve reconocibles pero, también, ese mismo formato ofrece un cauce de representación que condiciona las posibilidades expresivas”.

Por ahí va su tesis, por los soportes, por las formas de leer las páginas y por sus contenidos semióticos. En esta obra aparecen análisis de Little Nemo, Krazy Kat, Gasoline Alley o The Spirit, demostrando que, en los clásicos, aún hay mucha vida, todavía hay mucho que decir sobre ellos, porque para ver lo que ha de venir, hay que observar todo lo que ha aparecido antes.

Trabado lleva mucho tiempo trabajando e investigando sobre estas obras, sobre estos autores, sobre estos formatos y sobre estas etapas de la historia del medio. Como divulgador activo, este profesor de filología es un habitual en cursos, seminarios y congresos sobre cómic, siempre reivindicando las denominadas “vanguardias del cómic norteamericano”. “El cómic se ha hecho muy visible gracias a una etiqueta: la de novela gráfica (que no todos los autores de cómic dan por válida). Antes de la novela gráfica había cosas maravillosas. Las novelas gráficas de ahora y de siempre beben directamente de los comics strips, que son el nacimiento del cómic asociado a la prensa”, compartía en una ponencia impartida en Salamanca. En ella ya se apreciaban las ideas que han fructificado en este libro, incluso se puede leer una frase que es, a su vez, el mismo título del volumen.

La editorial Cátedra es la encargada de publicar este estupendo ensayo científico-teórico y lo hace en una cuidada edición en rústica, dentro de su colección “Signo e imagen”, donde ya había incluido otros trabajos relacionados con el noveno arte. Antes de la novela gráfica comparte así “casa” con El cómic hispánico, de Ana Merino; El cómic underground español, 1970-1980, de Pablo Dopico; El diccionario de onomatopeyas del cómic, de Luis Gasca y Román Gubern, o El discurso del cómic, también de Gubern y Gasca.

Ediciones Cátedra fue fundada en 1973. Algunos años después, en 1997, le fue otorgado el Premio Nacional a la mejor Labor Editorial Cultural. Es líder de ventas de clásicos anotados gracias a sus colecciones “Letras Universales” y “Letras Hispánicas”. Su campo, más allá de la literatura, se extiende a la lingüística, las humanidades, el feminismo, la comunicación, la música, el cine, el arte, el ensayo filosófico y el pensamiento político contemporáneo. Su volumen de publicación es enorme, llegando a una media de cien novedades al año, repartidas entre las de interés general y las más académicas. Sus libros mantienen siempre un característico signo de rigor y prestigio.

288 páginas conforman estes Antes de la novela gráfica, un libro repleto de ilustraciones seleccionadas con maestría para ilustrar los nueve capítulos, repartidos en tres grandes apartados: 1) Arquitecturas narradas. Gramáticas dibujadas; 2) Más allá del entretenimiento. Fórmulas de legitimación del cómic, y 3) Arqueologías de la novela gráfica.

En la primera parte se incluyen los capítulos: I) Little Nemo o cómo soñar la realidad; II) Más allá de la viñeta. El espacio ágora en Gasoline Alley; III) Variaciones sobre un tema. Minimalismos líricos o el blues de Krazy, y IV) Tras los ojos del asesino: Spirit y el género negro. En la segunda, aparecen los capítulos V (“Metalenguajes del cómic”) y VI (“Narración gráfica vs. narración literaria”. Para terminar con una tercera parte y los tres últimos capítulos: “Mauschwitz o Nemo en el World Trade Center” (el séptimo); “Nostalgias de un coleccionista de cómics” (el octavo) y “La formación del artista. Autorretratos con cartoon al fondo” (el noveno). El libro se corona con una extensa bibliografía en la que se combinan los cómics y las novelas, con cortos de animación y estudios.

Nos encontramos ante un libro trabajado desde la profesionalidad, la investigación y el cariño. Realizado por un autor meticuloso y cercano. Cuya lectura, a pesar de la densidad de algunas partes, resulta atractiva y amena. José Manuel Trabado sabe de lo que habla y de lo que escribe; y eso se nota. Al terminar con “Antes de la novela gráfica”, a los lectores se les queda parte de ese conocimiento, quizá se deba a su formación como profesor, pero es algo de agradecer.

Comentario

Con esta libro de hoy continuamos formando nuestra particular biblioteca. Todos los ejemplares que en ella vamos colocando tienen en común el formar parte de un corpus específico sobre teoría, divulgación e investigación, con el cómic como eje de su discurso cultural. Libros que poner, como digo siempre, en nuestras estanterías, junto a nuestros tebeos. Unos libros mejores y otros peores, pero todos de cierto interés.

Aquí os dejo el vínculo de la tercera actualización del listado provisional que he elaborado, con vuestra ayuda, claro está, con todas las demás obras que intentaré localizar para ir, poco a poco, reseñando y apuntando por aquí (algunas de ellas ya han sido “fichadas”). De nuevo, y como de costumbre, vuelvo a invitaros a todos vosotros, queridos lectores, a añadir vuestras aportaciones bibliográficas. Sigamos con la búsqueda.

Nos leemos.

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
5 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Little Nemo's KatDeke RiversDaniel Rodas M.El Asombroso EspaidermanToni Boix Recent comment authors
Recientes Antiguos
Toni Boix
Lector

Habiendo disfrutado enormemente del artículo sobre Juillard que José Manuel Trabado escribió para Dolmen Europa 4, imagino que este libro valdrá mucho la pena

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

 Buena reseña, me gusta que este autor escriba desde una base científica y cariñosa.

Dany04
Lector
Dany04

Hola Diego Matos, sabes si puedo conseguir este libro en México, o de que forma lo consigo de este lado del charco.

Felicitaciones por tu nota.

Deke Rivers
Lector
Deke Rivers

No me gusta el titulo. Suena condescendiente.

Little Nemo's Kat
Lector

Excelente reseña para un libro excelente, Diego.