V de Vigilantes: Bibliografía especializada (X)

Por
7
270

A lo largo del tiempo, en esta columna se han ido citando diversos libros que considero de cabecera. Obras de autores (españoles y extranjeros) que han dedicado parte de su labor docente, investigadora, analítica… o simplemente teórica a hablar de los cómics, a pensar en ellos y a abordarlos desde varios puntos de vista. Como os avancé en el primero de los textos dedicado a la bibliografía especializada, era necesario hacer algo para compilar todas esas obras; una especie de guía que, sin ser demasiado extensa, sirviera para que todos pudiéramos hacernos una idea sobre lo que trata cada libro, de qué ámbito provienen sus autores y cuáles son los puntos fuertes (y débiles, si los tiene) de cada obra.

Hoy aparecerá aquí la ficha de otra obra. Os recuerdo, queridos lectores, que a la hora de enfrentarme a este tema pensé que lo mejor sería crear una especie de ficha de cada ejemplar, donde aparecieran su título, su autor, su editorial, el año de publicación y el lugar (son datos básicos para luego buscarlos); además de algunos datos biográficos de sus autores y una reseña explicativa de sus índices y discursos.

Continuamos en esta ocasión con una selección de textos con la filosofía aplicada o buscada en el mundo del cómic. Una obra que ha sido coordinada por Tom Morris y Matt Morris, quienes se han reunido con todo un plantel de teóricos, filósofos, guionistas, escritores… ¡Dieciséis en total! La verdadera importancia de este libro es la conjunción de las ideas de todos los que participan en él. Se trata de intentar atisbar la base filosófica que coexiste detrás de todas las grandes tramas superheroicas; porque éstas siempre han tenido que ver con cuestiones primordiales a las que el ser humano se ha tenido que enfrentar. Un librito tremendamente recomendable para hacerse una idea completa del fenómeno del cómic desde el marco filosófico. Que, además, se puede leer de seguido o artículo por artículo.

Los superhéroes y la filosofía

Autores: Tom Morris y Matt Morris (Ed.)

Editorial: Blackie Books
Barcelona, 2010

Nº de páginas: 432

El cómic se está normalizando. Cada vez es más natural hablar y oír hablar de tebeos, incluso en los ambientes universitarios. Hay vida más allá del propio medio. Ya es un hecho, las viñetas saltan, vuelan o se teletrasportan a cualquier parte; a todas partes. “Leer un tebeo en el metro ha dejado de ser causa de que se cambien de asiento las abuelitas para convertirse en algo tan común (déjenme la hipérbola, nos entendemos) como leer el Marca. Nuestra afición llena las páginas de los periódicos y revistas e incluso en alguna televisión se atreven a entrevistar a autores de historietas cual estrella mediática”, asegura Álvaro Pons en el prólogo del libro de Juan Royo, Un tratado de cómics (que reseñaré por aquí en las próximas semanas). Y tiene razón. Cada vez es más natural hablar y oír hablar de tebeos, incluso en los ambientes universitarios.

El presente libro es un gran ejemplo de este tipo de hechos. Dieciséis filósofos de varias universidades americanas, ayudados por influyentes críticos y artistas del mundo del cómic, se reúnen entre sus páginas para examinar las “temáticas más profundas que se extraen de esas narrativas hiperbólicas y de las acciones sobrehumanas del mundo de los superhéroes: las definiciones del bien y del mal, los límites de la violencia, los problemas de la justicia más allá de la ley, el determinismo, el libre albedrío, la identidad personal o la definición de la humanidad”.

Bajo la edición y la coordinación de Tom y Matt Morris se juntan personalidades de la talla de Mark Waid, Jeph Loeb, Dennis O’Neil, con los profesores y filósofos Aeon J. Skoble, Charles Taliaferro, Craig Lindahl-Urben, Rebecca Housel, James B. South, Chris Ryall, Scott Tipton, Michael Thau, Jeff Brenzel, C. Stephen Evans, Christopher Robichaud, C. Stephen Layman, Felix Tallon, Jerry Walls, Kevin Kinghorn y Richard Hanley. Hablemos un poquito de cada uno de ellos.

Jeff Brenzel dirige la Asociación de Alumnos de Yale, donde se graduó, y es doctor en filosofía moral por la Universidad de Notre Dame. C. Stephen Evans es profesor de Filosofía y Humanidades en la Universidad de Baylor, además de ser autor de muchos libros de filosofía de la religión en general y sobre Kierkegaard en particular. Richard Hanley es profesor en la Universidad de Delaware y ha escrito sobre viajes temporales, sobre la ficción y la ficción científica en la ética; aunque lo que más le interesa es investigar las teorías metafísicas de la identidad. Rebecca Housel es profesora de escritura y literatura en el norte de Nueva York e investiga en la Universidad de Nueva Gales del Sur. Ha escrito en varias revistas y ha publicado cinco novelas infantiles. Keven Kinghorn es tutor de filosofía en la Universidad de Oxford y está doctorado. C. Stephen Layman ejerce como profesor de filosofía en la Universidad de Seattle Pacific y es autor de varios libros. Craig Lindahl-Urben se licenció en filosofía en el Reed College y en la actualidad es investigador independiente en el St. Olaf College. A Jeph Loeb no hace falta presentarle: guionista de cómic y productor de cine y televisión. Ha tratado (algunas veces “maltratado”, incluso) a varios de los personajes más conocidos de las viñetas. En la actualidad se encarga de los coloridos líos de los Hulks. Dennis O’Neil también es de sobra conocido; editor y autor de cómics, periodista, crítico, guionista de televisión y novelista. Christopher Robichaud está doctorándose en filosofía en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Chris Ryall trabaja como redactor en IDW Publishing. Aeon J. Skoble es profesor asociado de filosofía en el State College de Bridgewater, Massachusetts. James B. South es el catedrático de filosofía de la Universidad de Marquette, en Milwaukee. Charles Taliaferro es profesor de filosofía en el St. Olaf College, además de ser autor y editor de siete libros. Felix Tallon está realizando su doctorado en la Universidad de St. Andrews, en Escocia, donde estudia la interrelación entre las artes y la teología. Michael Thau estuvo vinculado durante muchos años a la UCLA y es doctor en filosofía por la Universidad de Princeton. Scott Tipton es graduado en la Universidad de California, editor de la revista de cultura y entretenimiento MoviePoopShoot.com y autor de una columna semanal sobre la historia de los cómics, “Comics 101”. Jerry Walls es graduado en Houghton, Princeton, Yale y Notre Dame. Él cierra la lista de autores.

El dibujo de la portada fue realizado por Craig Rousseau y J. D. Smith aportó el fabuloso color que aporta la calidad que se observa al final. Todos ellos se han unido bajo el estandarte de Tom Morris (uno de los filósofos públicos más activos) y Matt Morris (cuya carrera académica le ha llevado a Chapel Hill, a Harvard y a Wilmington) que demuestran conocer a la perfección el tema que pretenden desarrollar (tanto ellos como los demás autores implicados).

“Los autores que han contribuido con este volumen aprecian el poder de los superhéroes por dos razones: por su capacidad de deleitarnos y por su capacidad de hacernos pensar”, explican en la introducción del libro, que lleva un sugerente título: “Hombres con mallas brillantes entablan combates volantes, raudos, e impresionantes, ¡y también algunas mujeres extraordinarias, claro está”.

Y continúan: “En estas páginas el lector hallará algunos ensayos provocativos de algunos de los más brillantes aficionados al cómic que cabe encontrar en el mundo académico, así como aportaciones asombrosas de algunos de los mejores pensadores que cabe hallar en el mundo de los cómics. Profesores de filosofía, grandes editores de cómics, autores perspicaces, historiadores y aficionados se reúnen en el presente volumen para luchar con algunas de las más apremiantes cuestiones que despiertan tanto las páginas de los cómics como las películas de superhéroes más recientes. Confiamos en que estas incursiones en la filosofía de los superhéroes contribuirán a las reflexiones del lector, mientras disfruta de las aventuras de estos hombres y mujeres con mallas brillantes que entablan combates volantes, raudos e impresionantes”. Toda una declaración de intenciones que consiguen cumplir de manera sobresaliente.

Durante sus más de 400 páginas, este libro se va acercando a personajes, conceptos, impresiones, matices cristianos, al poder en estado puro, revisa mitos, habla de la moral, al igual que de la mujer en el cómic de superhéroes, e intenta, por medio de las palabras de cada uno de sus participantes llegar a puntos tan interesantes como los relacionados con la identidad (y con la crisis de identidad) y la metafísica del superhéroe.

Se trata, entonces, de una publicación especializada sumamente interesante que en España ha editado Blackie Books (en un estupendo volumen de tapa dura y papel y acabados de calidad) y que mezcla teorías y pensamientos filosóficos con las ideas de fondo de lo superheroico, intentando responder a preguntas como: “¿Es cierto que Superman siempre antepone la necesidad propia a la ajena? ¿Cómo ponderaría Aristóteles la relación desigual entre Batman, superior, y Robin, el súbdito inferior y alienado?, ¿Y cómo explicaría Kierkegaard la virtuosa educación que Charles Xavier procura a sus pupilos, los X-Men?”. Páginas y páginas repletas de meditaciones y de pensamientos, en las que se usan referencias populares para ilustrar las teorías complejas, algo que en filosofía se ha intentado hacer desde sus comienzos: desde Sócrates en las calles de Atenas llevando su mensaje a la gente, llegando a ellos con cercanía, tanto en el trato como en los ejemplos. No se pretende en este libro enseñar la filosofía de los cómics, sino usar la historieta para acercarse a la filosofía. Ya es un hecho, las viñetas saltan, vuelan o se teletrasportan a cualquier parte; a todas partes.

“¡Miren! ¡Allí arriba, en la pantall! ¡O por allá, en la estantería! Es un superhéroe, superhéroes a porrillo, superhéroes por cientos. ¡Santa cultura pop! ¿Qué está pasando aquí? El país entero se está enterando del secreto que había mantenido con vida, durante muchos años, un pequeño número de aficionados a los cómics: las historietas clásicas de superhéroes –que continúan creando algunos de los mejores escritores artistas de nuestro tiempo- pueden ser extraordinariamente divertidas y emocionantes, mantenernos en suspenso o incluso movernos a reflexionar con hondura. Al igual que Platón y Aristóteles, Superman y Batman han llegado para quedarse. También Spider-Man, Daredevil, Los 4 Fantásticos y la Patrulla X, entro otros héroes míticos con mallas”. Así empieza.

Comentario

Con esta nueva obra de hoy continuamos formando nuestra biblioteca especializada particular. Todos los ejemplares que en ella colocaremos tendrán en común el formar parte de un corpus específico sobre teoría, divulgación e investigación. Libros que poner, como digo siempre, en nuestras estanterías, junto a nuestros tebeos.

Aquí os dejo el vínculo del listado provisional que he elaborado, con todas las demás obras que intentaré localizar para ir, poco a poco, reseñando y apuntando por aquí (algunas de ellas ya han sido “fichadas”); además, vuelvo a invitaros a añadir vuestras aportaciones bibliográficas. Sigo con la búsqueda.

Nos leemos.

7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Erik Lensherr
Erik Lensherr
2 febrero, 2011 16:02

Y es que leer un cómic de superhéroes , es uno de los mayores placeres de la vida, como ir al cine, escuchar un buen concierto o ver un gran partido de fútbol…..

otelo75
otelo75
2 febrero, 2011 17:24

¡¡¡¡excelente recomendacion!!!! los comics en general son un reflejo de los tiempos en que se publican… y la portada no podria estar mas certera…

Iván
Iván
2 febrero, 2011 20:58

Pscheeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
 
El libro es correctito, pero que nadie se espere una maravilla. Yo voy por la mitad y me está recordando más a una introducción a la filosofía para chavales de instituto que a un libro serio sobre el tema. Las implicaciones filosóficas las trata muy por encima.
 
Lo bueno que tiene es que se lee muy bien y que los aficionados al comic lo disfrutaran, pero para alguien que no esté metido en el mundillo no me parece gran cosa.

Eobar
Eobar
2 febrero, 2011 23:31

Mi opinión es que el libro conjuga bastante bien la filosofía con el cómic. No creo que se limite a una mera introducción a la filosofía. Hay capítulos que profundiza más. Bien es cierto que en obras como estas siempre te puedes encontrar la posturas de aficionados al cómic que crean que se profundiza demasiado en los superhéroes y que en el fondo no son tan complicados, así como la postura opuesta del Doctor en Filosofía que considera que es como una “ofensa” hablar de la cultura pop. Lo se porque yo estudié filosofía y el profesor que me daba Estética (filosofía del arte) en la Universidad de Granada, llegó a decir que no hablaba de la Cultura Pop porque le daba vergüenza. ¡Bonita excusa! Eso no es vergüenza sino prejuicios en su sentido negativo. Alguien que se dedique a enseñar filosofía no debería tener miedo a hablar de nada.
Otro docente, el de Filosofía Antigua, también dijo, a modo de broma que él conocía los héros clásicos pero de los contemporáneos no sabía nada. En fin, si se hubiera molestado, podría haber visto las conexiones entre los héroes clásicos y los contemporáneos. Sólo hay que leer las tragedias de Eurípides para saber de donde viene el héroe trágico de pies de barro.
Bien es cierto que el libro se pasa, más bien algunos autores se pasan, en sus artículos, al hablar de superhéroes y filosofía, utilizando a los primeros para justificar sus posturas filosóficas pero son los menos. Creo recordar que es el que analiza Kindong Come. Ahí se les va mucho la olla.
En mi humilde opinión, habiendo estudiado filosofía y siendo un aficionado al comic-book de superhéroes, te puedo decir que el libro en general merece la pena y es un tirón de orejas a quien desprecia la Cultura Pop.
Gracias por la lista.

Cole
Cole
Lector
3 febrero, 2011 20:44

Acabo de empezar a estudiar filosofía (estoy en bachiller) y me siento bastante atraída por ella aunque aun no conozco casi nada, es por lo que me gustaría lanzar la pregunta abierta de que si me recomiendan este libro para nutrirme un poco en la matera, ya que soy una asidua lectora de cómics.
Gracias de antemano!

Eobar
Eobar
4 febrero, 2011 0:38

Hola Cole. Yo te lo recomendaría. Es una manera tan buena como cualquier otra de iniciarte en la filosofía. Y si ya eres lectora de cómics, pues mejor.