Tanya Spears, la nueva Power Girl

Por
4
1221
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

DC Comics tiene un problema. Bueno, rectificamos: DC Comics cree que tiene un problema. Y dicho problema son los sidekicks adolescentes, que forman parte de un legado de un personaje conocido. ¿Y porque esto debería ser un problema? Porque por lo general, eso hace que dichos personajes sean mayores. Y no vendieron su alma a Nerón, para que luego los personajes-franquicia sean personajes maduros que pasan de los 30, en vez de ser sex-symbols anclados en los veintitantos. Y es que los personajes no deberían envejecer. Y es un pensamiento que ha pasado por la mente de grandes autores, aunque eso significa sacrificar toda noción de continuidad, o tener graves problemas con ello – el ejemplo más evidentes son Los Simpson -. Pero incluso con los amantes de reiniciarlo todo, para quitar toda la “morralla” intermedia, saben que esto es una quimera. Lo cual no quita que con los Nuevos 52, se liaran la manta a la cabeza e intentaran salir vivos de otro rodeo.

Tenemos un Superman al cual le acaba de llegar su prima Supergirl. Un Batman que no sabe donde meter a tantos Robins con tan poco margen de historia. Una Wonder Woman “secuestrada” por Brian Azzarello. Volvemos a tener a Barry Allen como único The Flash. Con todo esto, hay que sacar una serie de Teen Titans. Bien, se podría elegir una formación con el mínimo de relación posible con los superhéroes mayores. Se hubiera podido sin duda. ¿Problemas? A tutiplen al parecer. ¿Nightwing? Ponerle al frente podría considerarse “involución”, y bastante está ya Dan DiDio marcado de muerte por los fans de Dick. ¿Cyborg? No no, hay que cumplir “cuotas” y le ascendemos directamente a miembro de la Liga de la Justicia. ¿Starfire? Nah, mejor lo ponemos junto a Arsenal – otro que podría ser un Titan, y que tiene mucho sentido su existencia con la regresión en el personaje de Green Arrow… – al lado de Red Hood, y nos montamos unos No-Titanes.

¿Raven? Oye, pues ya que evolucionamos a Vic, ¿que tal si aprovechamos que existe algo llamado la Liga de la Justicia Oscura? No, ella mejor la ponemos más tarde, al igual que Beast Boy – quien jamás se ha aclarado oficialmente porque antes era rojo, ahora verde -, en los Titanes y demás grupos adolescentes. ¿Y Garth? Que va, hay demasiado marketing puesto para mostrar que Aquaman mola, no hay espacio para más atalantes. Y mejor ni mencionemos a Kaldur. Y si los jóvenes de los 80 no están disponibles, vayamos a por personajes de la última década. Empecemos. ¿Blue Beetle? Quita quita, demasiado ocupados cargándonos el buen trabajo hecho con la anterior serie. Y así sumando, y mejor no continuar…

Así presentaban la nueva Power Girl diseñada por Kenneth Rocafort
Así presentaban la nueva Power Girl diseñada por Kenneth Rocafort

Así pues, ¿a quien metemos en la nueva formación de los Teen Titans? Superboy, Red Robin, Wonder Girl y Kid Flash. FUCK LOGIC. Pero claro, los editores no querían que se escribiera a los Titanes, sino a los mutantes adolescentes de los 90. Así que pusieron al cargo a Scott Lobdell. Que hubiera sido genial si hubiera habido cierta continuidad y lógica de por medio. Pero los editores no tenían claro que querían, y acabamos teniendo un Superboy siendo un clon – no a nivel fanboyada Geoff Johns -, nivel fumada Marvel de los 90, de su lado más turbio. Una Wonder Girl conectada a Trigon, que no a Raven, porque algo chungo había que hacer. Kid Flash que acaba siendo más Inertia que otra cosa, y de paso desgraciamos a Solstice más allá del diseño chungo de Brett Booth – antes era demasiada “blanda” al parecer… -.

Y Red Robin, que para justificar la nueva linea temporal, e intentando que no fuera tan Gary Sue, lo tenían allí más que nada para “justificar” el no darle una serie propia. Vamos, un desastre todo, básicamente dado por NO querer legados pero SI querer los nombres para asociarlos a la serie, con la única intención de intentar vender más. Y para más inri, luego si veíamos a personajes adolescentes en otras formaciones adultas. Tener a Amethyst en la Justice League Dark tiene sentido, y tener a Firestorm brevemente en la Justice League principal puede ser lógico. A fin de cuentas, su nivel de poder es inmenso. ¿Pero Vibe y Stargirl en la Justice League America? ¿Y luego Stargirl, Supergirl y Equinox – aunque esta está creada por Jeff Lemire – en la Justice League United? ¿Porque aún no existe un equipo de adolescentes aprobado por el gobierno USA, en alas de la propia seguridad y protección de los mismos? Que se podría llamar, no sé, Young Justice

Hay muchas cosas que a día de hoy siguen sin tener mucho sentido. Como, aunque se que algún compañero mío discrepará con fuerza, tener a Paul Levitz escribiendo Worlds’ Finest. Si, al principio muy bonito y muy nostálgico, con las páginas intercaladas entre George Pérez y Kevin Maguire. Que gracia hacía que justamente, el nuevo traje siempre se rompiera en la parte del pecho, para mostrar a Karen con el clásico escote. Pero los números iban pasando, y la evolución y caracterización de los personajes tendía a 0. Más de 2 años para que la única evolución de la trama, fue que al final Karen y Helena regresaran a Earth-2. Bueno, miento un poquito. Hubo algo más. Antes de volver a casa, Karen le dejó el nombre legal de Power Girl a Tanya Spears, una genio de 16-17 años quien trabajaba ya en Industrias Starr, y que era hija de su mejor amiga, fallecida a manos de DeSaad.

Omitiremos el efecto Michael Jackson que sufrió la pobre Somya, aunque no el efecto Minnie Mouse en Tanya. Y es que durante su aparición en el último arco de Karen y Helena, llevaba el pelo liso. En el último, cuando Tanya descubre sus poderes, sin lógica ni explicación llevaba 2 moños en la cabeza. Otro claro ejemplo del “gran nivel” que pueden llegar a tener algunos editores. Luego aparecería para intentar ayudar a la clásica Power Girl en el número del Futures End de la serie, donde lo único reseñable sería que lucía el clásico escote, algo corregido al ser en el presente una menor. Pero discrepancia visuales aparte, lo cierto es que en Tanya Spears se ha encontrado una forma de dar legado sin “envejecer” a otros personajes en el proceso.

Fuerza, cambios de peinado y cerebro. Tanya Spears en Teen Titans #6 por Scott HepburnFuerza, cambios de peinado y cerebro. Tanya Spears en Teen Titans #6 por Scott Hepburn
Fuerza, cambios de peinado y cerebro. Tanya Spears en Teen Titans #6 por Scott Hepburn

Podríamos decir que con Tanya Spears, DC Comics intenta crear su propia Kamala Khan, aunque la parte musulmana ya había sido “cubierta” por el Green Lantern Simon Baz. Aunque no dejan de haber ciertas similitudes, ya sean intencionadas o no. ¿Que puede aportar Tanya a los Teen Titans? Es difícil saberlo, puesto que sus poderes aún están por definirse, y como los ha adquirido es un misterio. ¿Fue a raíz de la explosión del portal? Quizás fue un detonante, y Vibe – y su hermano mayor – también obtuvo poderes de un Boom Tube. Pero ella misma es consciente que resistió las influencias, por dos veces, del malvado DeSaad. Que Karen le dejara lo que le quedase de fortuna a Tanya tiene sentido, pero no también el nombre, si no supiera que pudiera darle un buen uso.

Vio mucho más que un gran cerebro, un reflejo de ella misma, y de ahí en parte que le dejara también su legado superhéroico. ¿Es Tanya Spears humana? En Earth-0, sólo constan 2 cohetes que escaparan de Krypton. El del bebé Kal-El y el de la adolescente Kara. Pero en Earth-2, salieron 4, sumados al de Val-Zod y otro que quizás nunca sepamos. ¿Podría ser Tanya la cuarta kryptoniana? Es improbable, además de repetir el esquema de ¿prima? con Val, no tendría sentido que sus poderes se hubieran activado/despertado de esta forma. Además, que de momento sólo está la fuerza y la resistencia, nada de volar y otros poderes típicamente kryptonianos. ¿Que puede aportar la nueva Power Girl a los Titanes?

Para ser más exactos, a la actual formación de Will Pfeifer. Porque precisamente de fuerza bruta ya van bastante sobrados – y más con el inminente regreso de Superboy, aunque no queda claro si será Kon o sólo juegan al despiste -, y encima Power Girl tiene su lazo y puede volar. Esto es cierto, pero también que el músculo más entrenado, es el cerebro. Y en este sentido, vendrá muy bien. Ciertamente el cerebro debería ser Tim Drake, pero limitar esto a un único personaje siempre me ha parecido un error. Quitas el “Batman” del grupo, y el resto, ¿como pollos sin cabeza? Además, tener a alguien que además de pensar puede pelear de tu a tu, hace que se puedan resolver situaciones de forma más efectiva. Aparte de esto, es sangre nueva en la formación. Algo muy de agradecer, puesto que sólo habíamos tenido a Bunker, quien sin embargo es una de las mejores adquisiciones de los Nuevos 52.

Su entrada al grupo significa dar otro punto de vista de como se hacen las cosas, algo que vemos implementado en el último número de Teen Titans. La historia seguramente acabará mostrando que en parte Tanya tenía razón, en parte Tim y los demás. Y aunque los editores sigan anclados en mantener una formación a lo “Liga de la Justicia”, esto puede abrir la puerta a nuevas incorporaciones. Ya sea de personajes introducidos previamente, o de personajes nuevos/pendientes de re-introducirse. Quizás no tengamos nunca unos Teen Titans como los de Marv Wolfman – salvo quizás en Earth-One -, pero Tanya Spears puede ser la primera piedra para tener unos Teen Titans propios de los Nuevos 52, y que terminen de hacernos olvidar los horrores vividos no hace mucho tiempo.

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
orco05
Lector
26 enero, 2015 17:25

Entonces, es la hija de “Powerman” Luke Cage, ¿no?

Tandazo
Tandazo
Lector
27 enero, 2015 16:07

Ya me cree un perfil para poder comentar 😀 :v me amara y odiaran señores….

MrCervero
Lector
28 enero, 2015 14:00

A mi de primeras no me gustó el estilo del personaje, pero lo cierto es que esta muy bien hecho y me ha terminado gustando. Otra cosa es el tema del contexto y los guiones, yo aun no he tocado nada con esta señorita por el medio así que cuando pueda echaré un vistazo a ver que tal jeje 😉

Un saludo.