Saboteando a Shakespeare, de Max

Por
0
538

Edición original: Saboteando a Shakespeare ESP (Salamandra Graphics, Marzo 2021)
Autor: Max
Realización técnica: Sergi Pujol
Formato: Cartoné. 160 páginas. 19€

Un homenaje a la cultura desde la visión crítica y el humor.

A finales de marzo Salamandra Graphic publicó Saboteando a Shakespeare, una selección de 154 tiras de la serie de humor Trampantojo, que Max lleva publicando semanalmente desde el 20 septiembre de 2014 en Babelia, el suplemento cultural de El País que se entrega con el periódico todos los domingos. No es el primer recopilatoria que se ha publicado de la serie, ya que en 2017 con motivo de una exposición sobre la tira la Universidad de Alcalá publicó Las aventuras de Guillermo & Miguel y otros trampantojos literarios, un volumen que recopilaba 53 tiras, todas las protagonizadas por Miguel (Miguel de Cervantes) y Guillermo (William Shakespeare) que también incluía gran parte de las que trataban sobre todo temas relacionados con la literatura. Ninguna de las que aparecieron en este tomo están incluidas en el nuevo tomo de Salamandra, así que aproximadamente ya están recopiladas dos terceras partes de la serie.

Según la RAE un trampantojo “es una trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es”, el origen de la palabra proviene del francés trompe-l’œil, que significa engaña el ojo. Y tal y como dice Max “Engañar al ojo es, al fin y al cabo, lo que pretendemos todos los dibujantes” lo que hace que el cómic sea el medio ideal para el juego que nos propone Max en la serie, que no es otro que hacer una crítica y un sentido homenaje a la cultura y al arte en todas sus formas desde el humor. El domingo pasado apareció la entrega número 323 y a pesar de los años ya transcurridos la tira sigue en plena forma. No cuenta con personajes fijos, aunque hay algunos recurrentes como los ya mencionados Miguel y Guillermo también aparecen en varias ocasiones otros artistas y escritores como Picasso, Dalí, Dante o Virgilio, entre otros. otros de los personajes recurrentes son creados para la tira entre los que destaca el gurú del vertedero y además cuenta con una aparición especial de Bardín, el personaje creado por Max que le valió el Premio Nacional de cómic hace unos años.

Evidentemente en las tiras encontramos una cierta irregularidad ya que son muy diversas y es muy difícil mantener la inspiración a lo largo de seis años, pero al ser una selección el nivel medio es altísimo, con algunas realmente magistrales. En los últimos años de su carrera Max a dotado a sus obras de mucho humor, cultivando cualquier registro que consiga sacar una sonrisa a sus lectores, desde gags muy sutiles hasta humor negro y muy directo y esa misma mezcolanza está presente en sus tiras, aunque siempre tiene en cuenta el medio en el que aparecen. Aquí no nos vamos a encontrar a un Max tan punk como en Manifiestamente anormal (La Cúpula), pero sigue teniendo el espíritu contestatario que le permite diseccionar la realidad con total clarividencia.

Al tener total libertad para publicar lo que quiera, los temas tratados en las tiras recopiladas son muy variados, aunque siempre nos dejan ver la opinión del autor sobre diversos temas de actualidad, habitualmente relacionada con la cultura, pero no siempre, ya que hay algunas que aborda temas políticos o sociales. Así que entre la critica a algunas de las contradicciones de la cultura y el arte, se cuelan otras que tratan el auge de la extrema derecha (con una representación gráfica de Trump acertadísima) o la reciente crisis sanitaria generado por el COVID-19. Pero sobre todo abundan temas relacionados como la cultura como la visión que tenemos de la cultura y el arte, la fórmula para conseguir el éxito en cualquier disciplina artística, de donde surge la inspiración y las ideas, las nuevas formas de arte y cultura o la cíclica polémica con la denominación novela gráfica. Además de referencias irónicas, pero muy respetuosas, a múltiples obras y creadores, en un repaso por lo más destacado de la cultura mundial en el que todo cabe, desde Mortadelo y Filemón hasta Joyce.

Como últimamente en todas sus obras Max demuestra que en lo grafico menos, es más. En las tiras vemos como su estilo cada vez es más sintético con líneas cada vez más definidas y limpias, dibujando únicamente los elementos necesarios para que la tira tenga sentido y prescindiendo de todos los elementos accesorios, incluso haciendo tiras en las que solo hay texto.

La edición de Salamandra Graphic es realmente buena, con una gran reproducción y diseño, quizás el único pero que se les puede poner es la ausencia de fechas en las tiras.

Saboteando a Shakespeare es una fantástica recopilación de algunas de las mejores tiras que Max ha realizado para Babelia. En ellas vemos el amor que profesa por el arte y la cultura, pero sin que ello sea óbice para que hago una crítica a algunos aspectos que son discutibles. Una gratísima lectura, mientras esperamos su nueva obra que estará protagonizada por un pájaro y el viento y en la que no habrá diálogos ni textos, solamente onomatopeyas.

Lo mejor

• El finísimo sentido del humor de un Max que no da puntada sin hilo.
• La variedad de temas que se tratan.
• Un trazo aparentemente muy simple, pero con una capacidad de síntesis perfecta para lo que cuenta.

Lo peor

• Se echa de menos las tiras no estén fechadas.

Edición original: Saboteando a Shakespeare ESP (Salamandra Graphics, Marzo 2021) Autor: Max Realización técnica: Sergi Pujol Formato: Cartoné. 160 páginas. 19€ Un homenaje a la cultura desde la visión crítica y el humor. A finales de marzo Salamandra Graphic publicó Saboteando a Shakespeare, una selección de 154 tiras de la…
Guión - 8
Dibujo - 8
Interés - 9

8.3

Humor y cultura

Una gran muestra de la capacidad de análisis del mundo de la cultura y el arte que tiene Max y una demostración de estamos ante uno de los humoristas gráficos más agudos del momento.

Vosotros puntuáis: 8.68 ( 3 votos)
Artículo anteriorOUR DINING TABLE, de MITA Ori
Artículo siguienteRonda de Noticias DC USA – Nuevo Black Lantern y regresa Connor Hawke
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments