Mundo independiente: ROM #1

Reseñamos el esperadísimo primer numero de ROM; un nuevo comienzo para un clásico personaje de Marvel, retomado y redefinido ahora por otra editorial.

Por
4
2216
 
ROM IDW-Portada

Edición original: ROM #1 USA, IDW Publishing.
Guión: Christos Gage, Chris Ryall.
Dibujo: David Messina.
Entintado: David Messina, Michelle Pasta.
Color: David Messina, Michelle Pasta.
Formato: Grapa USA, 40 páginas.
Precio: 4,99 $.

 

“Muy muy lejos, en otra galaxia, los caballeros de la orden de Solstar, defensores de la justicia y de la verdad, han sido emboscados por unos malignos magos, los Espectros. La orden de Solstar ha conseguido prevalecer y ahora busca a sus dispersos enemigos.

Uno de estos caballeros ha seguido el rastro de los Espectros Malignos en dirección a La Tierra. Éste es al que más temen los Espectros. Éste los ha perseguido y mantenido en la clandestinidad durante siglos. Solo éste puede barrerlos de la faz de la creación. Él es ROM.

ROM, señor de la orden de Solstar.

ROM, el exterminador de Espectros.”

No me voy a extender mucho sobre quién es ROM. Para los recién llegados, comentar sucintamente que se trata de un personaje creado a partir de un juguete, cuya licencia de publicación adquirió Marvel durante los años ochenta. El escritor Bill Mantlo y el dibujante Sal Buscema usaron el texto que abre este escrito (que no era sino el críptico audio del anuncio televisivo del robótico muñeco) para dotar al caballero espacial de un trasfondo, unos enemigos, un objetivo y un origen, y por lo demás se inventaron casi todo sumergiendo a ROM de lleno en el universo Marvel. Aquí pueden ustedes leer sobre el asunto con mucho más detalle y extensión. Recomiendo la lectura de ese texto enfervorecidamente.

El caso es que el año pasado sobre estas mismas fechas IDW Publishing anunciaba en la San Diego Comic Con que se había hecho con los derechos del personaje, y unos meses después, en otra convención, la de New York, contaba que lanzaría una serie con un competente equipo creativo: Christos Gage y Chris Ryall escribiendo, y David Messina dibujando, redefinirían al personaje segregándolo del universo Marvel, y partiendo de la misma base que Mantlo y Buscema (ese ominoso audio televisivo), lo llevarían en otra dirección. Y todo esto nos hizo mucha ilusión a los lectores veteranos que disfrutábamos de las aventuras del cyborg de Galador de pequeños. En parte porque, no mintamos, de ese modo parece algo más posible que se reedite de una vez la añorada serie ochentera. Pero narices, también había ganas de ver qué tal resultaba el reboot del personaje de cara al siglo XXI. El rediseño de ROM mostrado en avances se nos antojaba bueno, evocando al clásico de forma muy reconocible pero modernizándolo con gusto. La verdad es que el muñeco original era un tanto kitsch y grotesco, y aunque le tuviésemos mucho cariño al look algo mas estilizado que se usaba en los cómics Marvel, hay que reconocer que parecía un cruce entre una tostadora y un robot propio de una película de ciencia ficción de bajo presupuesto de los años 50. Así que por ese lado, en realidad parecía que habíamos ganado. ¿Y en el resto? Pues veamos.

ROM IDW-1ROM IDW-2ROM IDW-3ROM IDW-4ROM IDW-5ROM IDW-6ROM IDW-7ROM IDW-8ROM IDW-9ROM IDW-10ROM IDW-11

La primera entrega de ROM, aparecida hace justo una semana, tiene la gentileza de incluir el número cero, una pequeña historia introductoria que fue lanzada en el pasado Día del Cómic Gratuito Estadounidense. En ella éramos testigos de cómo ROM llegaba a La Tierra, más concretamente, claro, a Estados Unidos. A su encuentro acude una alarmada patrulla de la policía y un pequeño y apremiado destacamento de un misterioso cuerpo militar. Entre ambos grupos hay tanto humanos normales, atónitos ante este contacto con un alienígena, como miembros infiltrados de la también extraterrestre especie de los Espectros, los enemigos jurados de ROM. Éstos han venido a acabar, si es posible, con su adversario ancestral, pero el metálico héroe es capaz de ver a través de su disfraz metamórfico con uno de los clásicos artefactos del caballero espacial, el analizador. Con otro de estos, el neutralizador, el señor de la orden de Solstar puede aniquilar a sus oponentes. Y aunque al principio los humanos presentes piensen que están asistiendo a cómo un robot extraterrestre está masacrando a personas, rápidamente los Espectros se revelan como cambiaformas que adoptan terroríficos y repugnantes aspectos para sacrificar a los terrestres y así conseguir más poder arcano con el que luchar con su enemigo.

Con esto, ya podemos enumerar algunas diferencias respecto a la versión Marvel a pesar de las grandes similitudes entre las historias: Primero, ninguna mención al nombre de Galador, el planeta del que provenía el protagonista en el añejo relato de Mantlo. Probablemente aquella denominación fuese uno de los elementos creados por ese guionista y sus derechos se hayan quedado en Marvel. Además, ROM es nombrado ahora de forma reiterada como un Caballero de la Orden de Solstar, rescatando un término que nunca fue usado en la anterior encarnación comiquera. Segundo, el rediseño de la armadura y de sus característicos artilugios (el analizador, el traductor, el neutralizador) parece estar pensado para ser más orgánico, de manera que estos surgen de aquella de una forma concreta en lugar de ser invocados desde el subespacio. Y digo parece porque da la impresión de que el proceso mecánico por el que esto sucede está muy clarito en la mente del dibujante David Messina, pero éste no consigue plasmarlo de forma satisfactoriamente comprensible en sus viñetas. Más sobre esto mismo luego. Tercero, ROM ya no destierra a un limbo dimensional a los Espectros, sino que su neutralizador directamente los mata. Por otro lado, en lugar de a Brandy Clark, tenemos como representante femenino de la especie humana a una mujer policía de color. El signo de los tiempos, supongo. Y no, no me refiero, como algunos habrán pensado, a la “corrección política” de que sea afroamericana, ni mucho menos, sino a esa tendencia post 11-S a que todo personaje con el que hay que identificarse sea miembro de algún cuerpo de seguridad o militar. Ya no hay sitio en la ficción para las historias de “civiles”, de gente normal atrapada en situaciones extraordinarias excepto precisamente en algunos revivals ochenteros como Paper Girls o Stranger Things, supongo. En este, sin embargo, no ha tocado. Robert A. Heinlein estaría orgulloso de esta sociedad del siglo XXI en la que los únicos ciudadanos que merecen ser tomados en consideración son los que sirven al establishment, portan armas y están entrenados en su uso.

Al margen de eso, una vez concluida la parte correspondiente al Free Comic Book Day asistimos a lo que les sucede a las personas que sobrevivieron al encuentro entre ROM y los Espectros. Estos extraterrestres, como en la versión original, están infiltrados en el gobierno y el ejército, y aprovecharán esa circunstancia para que en próximos números ROM deba enfrentarse a héroes del nuevo universo compartido ficticio en el que vive en sustitución del de Marvel. Sí, recordemos que a partir del próximo evento Revolution, las series que IDW publica con licencia de la juguetera Hasbro (Transformers, GI Joe, Micronautas, Action Man, MASK) pasarán a estar interrelacionadas en un cosmos común, y ROM es parte del mismo.

El guion de Gage y Ryall es correcto, aunque claro, en esta primera entrega no les da tiempo a hacer más que establecer los elementos que era lógico e inevitable que estuviesen presentes en la serie. Poca emoción, pero bastante oficio y no demasiado que objetar. Por otro lado, el trabajo de Messina en el apartado gráfico produce sentimientos contrapuestos. Y es que aunque sin duda estamos ante un gran dibujante y su trabajo está bastante bien en la mayor parte de sus escenas, la narrativa durante los enfrentamientos es nefasta. Cuando los combates se producen, todo es confuso aunque paradójicamente estático, no se nos transmite la más mínima emoción ni hay ninguna espectacularidad. Y considerando que no estamos precisamente ante una novela gráfica que toque temas personales y relevantes, sino ante un tebeo sobre un robot espacial que lucha contra brujos alienígenas multiformes y otras horrendas criaturas, esto es un error muy grave. Junto al aprobado poco mas que justo del guion, el aspecto visual contribuye a hacer de esta presentación de la serie de ROM un objeto inerte, que no nos dice nada, cuando debería estar cargada de emoción y disfrute genuino.

Una auténtica pena. Para comparar y ofrecer ejemplos, el reboot de Micronautas, con sus carencias y sin ser gran cosa, salía mejor parado, así que extrapolen ustedes. Si visitan el enlace a esa reseña, verán que muchas de mis impresiones son clavadas, pero que la nota es peor. En fin, que a pesar del carismático protagonista, poco interés suscita esta nueva andadura (que no encarnación, que tiene posibilidades) de ROM a juzgar por su debut. Pero la verdad es que con todo, y con un poco de mala leche, le deseamos éxito: después de todo quizás como decíamos al principio, gracias a ello y en virtud a la aparente buena relación entre Marvel e IDW, podamos ver reeditada serie original. O incluso tal vez en las próximas entregas esta actual mejore. La esperanza nunca se pierde.

  Edición original: ROM #1 USA, IDW Publishing. Guión: Christos Gage, Chris Ryall. Dibujo: David Messina. Entintado: David Messina, Michelle Pasta. Color: David Messina, Michelle Pasta. Formato: Grapa USA, 40 páginas. Precio: 4,99 $.   "Muy muy lejos, en otra galaxia, los caballeros de la orden de Solstar, defensores de…
Guión - 5.5
Dibujo - 5
Interés - 6

5.5

Vosotros puntuáis: 3.8 ( 1 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
silfredoDreadstar_TFE Recent comment authors
Recientes Antiguos
Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Pues espero que los siguientes números mejoren, si nos atenemos a tu crítica Sergio Aguirre.

Seguramente nos llegará en formato recopilatorio con el primer arco argumental, si es que esta serie llega a España.

Una vez más narrativa descomprimida, no contar mucho en los números mensuales para justificar la compra de un tomo recopilatorio.

Todo muy Bendis.

Y sí, sería todo un regalo que reeditaran la serie de Marvel, que era una pequeña maravilla y tenía los dibujos de un Sal Buscema en plena forma.

silfredo
Lector
silfredo

Por desgracia, como tambien ocurre con Micronautas, Marvel practicamente tuvo que crear un huevo de personajes para la serie, los cuales si le pertenecen, ademas de que la serie de Rom estaba integrada en el universo Marvel, por lo que una reedicion solo se podria hacer con un acuerdo. Ademas de que creo que algunos tipos de fantasmas espaciales fueron creados tambien en la Marvel y cuando se rompio el acuerdo, a estos se le ven de vez en cuando en alguna coleccion para renovar derechos, vamos como el caso de Bicho en Micronautas.

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

¿Por desgracia? dirás por fortuna 🙂

Rom y Micronautas eran dos grandes series de los ochenta de Marvel.

Una época que para mi es dorada, porque Marvel no se dedicaba sólo a superhéroes y diversificaba su oferta al máximo: Transformers, GiJoe, Conan, The !Nam….

En la variedad está el gusto, dicen…

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Estoy seguro que reeditarán Rom, porque con los Transformers Marvel permitió la reedición completa de todos los números a IDW, si bien es verdad que habían menos números con apariciones de personajes Marvel.

Pero con dinero de por medio, todo se puede solucionar, sobre todo si sale adelante alguna película de Rom, que están proyectando ya.