Mujeres de Salem

Crónica de una caza de mujeres libres.

Por
0
1118
Portada Mujeres de Salem Dibbuks Thomas Gilbert

Edición original:Les filles de Salem FRA, Dargaud
Edición nacional/ España:Dibbuks
Guion:Thomas Gilbert
Dibujo:Thomas Gilbert
Formato:Cartoné, 208 Páginas
Precio:28€

¿Qué infierno? ¿El de no poder caminar con la cabeza alta? ¿El infierno de ser juzgada por lo que no soy? ¿El de haber nacido mujer en Salem? ¡Ya estoy en el infierno!¿El infierno es este pueblo de hipócritas!

En Mujeres de Salem, Thomas Gilbert nos cuenta su versión de los juicios por brujería en la colonia británica de Salem (Massachussetts) a finales del S. XVII desde una perspectiva de género. En esta pequeña localidad fueron ahorcadas diecinueve personas, catorce de ellas mujeres, entre las más de doscientas que fueron acusadas. Fue algo más un proceso de histeria colectiva que no tuvo ninguna garantía jurídica. Es el caso más conocido ya que fue convertido en obra de teatro por Arthur Miller con el título El crisol o Las brujas de Salem que contó con una adaptación cinematográfica en 1996. Los casos de brujería asolaron las Colonias Británicas a finales del siglo XVII en Connecticut, Boston, Springfield (de Nueva Inglaterra), Essex, Ipswich, Andover, Suffolk y Massachusetts, pero era algo que venía desde Europa ya que durante los siglos precedentes se habían dado infinidad de casos y ningún país europeo quedo libre de ellos. Edita Dibbuks con su buen hacer habitual.

Thomas Gilbert es un historietista francés nacido en 1983. Debutó en el cómic en el año 2009 con dos series Oklahoma Boy en la que es autor completo y Bjorn le Morphir con guiones de Thomas Lavachery. A estas obras le siguen otras como el tercer álbum de la serie Mastadar, la recreación del viaje de Ulises en Odyssée con guion de Michel Honaker y Roger Seiter, Vénéneuses y Sauvage ou la sagesse des pierres. En 2018 aparece el primer álbum de la adaptación de la segunda novela de La materia oscura que está dibujando con guiones de Stéphane Melchior. Su último trabajo es el segundo álbum de la serie Nordics con guion de Fabien Grolleau. Por desgracia Mujeres de Salem es su único trabajo publicado en España.

Abigail Hobbs es una niña de trece años que lleva una vida feliz en la colonia puritana de Salem. Pero su vida da un cambio de ciento ochenta grados el día que un amigo le regala un burro de madera. Algo que en la sociedad tan hermética y machista en la que vive es considerado como su paso a la edad adulta y al pecado. A partir de ese momento su vida se verá regida por unas normas injustas que la obligan a no hablar en público con los hombres, mirar al suelo cuando se cruza con ellos e incluso le cortan el pelo para que resulte menos atractiva, que reducen a las mujeres a la invisibilidad. Esta opresión hace que busque de manera desesperada algo de libertad y la encontrará en su relación de amistad con un indio. La parte del bosque donde se reúnen se convierte en un espacio de libertad al que también irán algunas de sus amigas. Algo que choca con la ignorancia, los prejuicios y la intolerancia que predica el reverendo Parris. Sin embargo, el mismo no se comporta siguiendo los preceptos que predica, así que para autojustificarse culpabiliza a las mujeres, desatando la furia de la ciudad contra ellas. El resultado será el que todos conocemos.

En Mujeres de Salem no vemos en ningún momento ni magia ni elementos sobrenaturales, lo que busca Gibert es darnos una visión lo más aproximada a la realidad de lo que sucedió en el año 1693. El autor francés está mucho más interesado en ahondar en los motivos que llevaron a esta catástrofe que en el desenlace de los juicios, poniendo el foco sobre las mujeres asesinadas. La protagonista de la historia es Abigail Hobbs, pero también es la historia de Elizabeth Parris, Tituba, Sarah Good o Bridget Bishop. Los casos de brujería asolaron las Colonias Británicas a finales del siglo XVII, pero de dieron por todo el mundo occidental y ningún país europeo quedo libre de ellos. Ellas son un reflejo del trato que se les ha dado a las mujeres durante los últimos 4000 años en una sociedad patriarcal que las ha relegado sistemáticamente para acallar sus voces. Negándoles la libertad, la independencia, la educación y hasta la vida.

Arthur Miller se sirvió de los hechos acaecidos en Salem para lanzar una dura crítica a la caza de brujas que se produjo en EEUU durante el McArthurismo, en cambio Gilbert lo hace para demostrar como el patriarcado ha sometido a las mujeres gracias a todos los medios a su disposición y lo sigue hhaciendo. Vemos como el reverendo usa la ignorancia y el poder que le da religión para tapar sus propias faltas y satisfacer sus ansias de poder, pero como los matones siempre ataca al eslabón más débil de la cadena que en este caso son las mujeres. Vemos como una sociedad que en lugar de abrazar el progreso y la ciencia decide usar como guía los preceptos de una religión creada hace diecisiete siglos. El resultado es una sociedad que teme a todo lo distinto y lo que no comprende, que se ve expuesta a todo lo peor del ser humano como la envidia, la corrupción del poder, el machismo, la xenofobia, etcétera. Algo que podemos ver todos los días en la televisión con partidos que miran con nostalgia los años del franquismo y que únicamente son capaces de propugnar odio, además de ser capaces de negar la violencia machista o el cambio climático.

En el apartado gráfico estamos ante una obra prodigioso, en la que el dibujo y el color están al servicio de la narrativa. Al comienzo de la obra los colores son brillantes y llenos de vida, pero según va avanzando la historia los colores se vuelven más oscuros y la atmosfera se torna cada vez más claustrofóbica, gracias al uso de claroscuros. Lo mismo que sucede con los personajes que habitan Salem cuyos rasgos se vuelven más inhumanos a medida que lo hacen sus actos. El único oasis para la vida es el bosque, que parece esconder magia, pero que en realidad es pura vida libre y virgen. Consigue que sus personajes sean muy expresivos siendo capaces de transmitir en todo momento sus emociones y consiguiendo dotarlos de humanidad. El estilo de Gilbert recuerda al de autores de la nouvelle bd como Bastien Vivès con algo de la estilización y deformación de autores manga como Taiyo Matsumoto.

Dibbuks hace una buena edición con buen papel y reproducción. Como extra el cómic cuenta con postfacio de la filósofa Celia Amorós titulado La cuarta ola del feminismo y páginas extras de ilustraciones y bocetos inéditos del autor. Ojalá que este tomo haya sido un éxito y pronto podamos disfrutar de alguno de los anteriores trabajos de Gilbert.

En Mujeres de Salem Thomas Gilbert explora los porqués de la locura que invadió la colonia inglesa poniendo el foco sobre el machista trato a las mujeres de la época y el miedo a lo desconocido. Una obra sobresaliente que nos debería llevar a la reflexión ya que muchos de los problemas que aborda todavía siguen vigentes y están siendo azuzados por la extrema derecha en todo el mundo.

Edición original:Les filles de Salem FRA, Dargaud Edición nacional/ España:Dibbuks Guion:Thomas Gilbert Dibujo:Thomas Gilbert Formato:Cartoné, 208 Páginas Precio:28€ ¿Qué infierno? ¿El de no poder caminar con la cabeza alta? ¿El infierno de ser juzgada por lo que no soy? ¿El de haber nacido mujer en Salem? ¡Ya estoy en el…
Guión - 9
Dibujo - 8.5
Interés - 9

8.8

Joya

Mujeres de Salem es una historia sobre el machismo, la xenofobia, el egoísmo, la ignorancia y los abusos que se perpetran en nombre de Dios y el miedo.

Vosotros puntuáis: 5.38 ( 8 votos)
Artículo anteriorCómic europeo 2019. Repaso a un año intenso
Artículo siguienteCaricatura
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments